1888

LOS QUE GOLPEARON Y TORTURARON A OTRO, QUE CON EL TIEMPO FALLECIÓ, CULPABLES SON DE ASESINATO; CONTRIBUYERON A LA MUERTE DE TRILLONES DE POROS DE CARNE; MALDECIDOS SON POR EL PADRE JEHOVA; ESTOS DEMONIOS GRITARÁN EN LAS CALLES DEL MUNDO, SUS CULPABILIDADES; MIENTRAS QUE A SUS PIES, LA NATURALEZA TEMBLARÁ; Y SÓLO CESARÁ DE HACERLO, CUANDO EL ÚLTIMO DEMONIO DEL CRIMEN OCULTO, HAYA CUMPLIDO SU JUICIO PÚBLICO.-

Puede que también te guste...