1889

SI UN GOBIERNO ACEPTÓ FUSILAR POR GOBERNAR, TODOS SUS MIEMBROS MALDITOS SON; Y TODOS AQUÉLLOS QUE APLAUDIERON SUS ACTOS, IGUAL LEY CUMPLEN; ACUSADOS SERÁN ANTE EL PADRE, DE VIOLADORES DE LA LEY Y DE CÓMPLICES; TODO DEMONIO QUE POCO LE IMPORTÓ EL DERRAME DE SANGRE, DEBERÁ GRITAR DELANTE DEL MUNDO SUS CRÍMENES Y VIOLACIONES A LA DIVINA LEY DE DIOS.-

Puede que también te guste...