230

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, CADA INSTANTE VIVIDO, CONTABA PARA EL PROPIO PUNTAJE DE LUZ; PORQUE CUANDO EL ESPÍRITU PIDIÓ LA VIDA, LA PIDIÓ INSTANTE POR INSTANTE, MOLÉCULA POR MOLÉCULA, SENSACIÓN POR SENSACIÓN; EN QUE NI UNA PARTÍCULA DE ELLOS, ERA MENOS PARA EL DIVINO JUICIO; LA MISMA CRIATURA PIDIÓ A DIOS, QUE SU PROPIO TODO SOBRE EL TODO, FUESE JUZJADO POR SOBRE TODAS LAS COSAS.-

Puede que también te guste...