2371

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, LOS OJOS MIRARON Y VIERON; TODO LO QUE SE MIRÓ Y SE VIÓ, SE JUZJA POR SEGUNDOS Y POR MOLÉCULAS, EN EL DIVINO JUICIO DE DIOS; ES MÁS FÁCIL QUE RECIBA TODO SU PUNTAJE DE LUZ, UNO QUE NI EN UN SEGUNDO NI EN UNA MOLÉCULA, DIÓ QUE HABLAR; ESTO ES ASÍ PORQUE TODOS PIDIERON UN DIVINO JUICIO POR SOBRE TODAS LAS COSAS; LO QUE EQUIVALE A PEDIR, UN DIVINO JUICIO SIN LÍMITES; ES MÁS FÁCIL QUE AGRADE AL HIJO DE DIOS, UNO QUE EN SU BÚSQUEDA Y EN SU FÉ, CONSIDERÓ QUE NADA ESCAPABA AL DIVINO JUICIO DE DIOS; A QUE LE AGRADE UNO QUE CAYÓ EN EXTRAÑO LÍMITE, DE UN JUICIO INFINITO QUE ÉL MISMO PIDIÓ.-

Puede que también te guste...