2450

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, MUCHOS CREYERON EN LO QUE OTROS DECÍAN; ANTES DE CREER EN LO QUE OTROS DECÍAN, HABÍA QUE CERCIORARSE O ASEGURARSE, DE QUE LOS QUE ENSEÑABAN A OTROS, SE SUPIERAN DE MEMORIA EL DIVINO EVANGELIO DE DIOS; LOS QUE A OTROS ENSEÑARON LO DE DIOS, Y NO SE SABÍAN DE MEMORIA SU DIVINO EVANGELIO, SE LES LLAMARÁ FALSOS PROFETAS DE DIOS; PORQUE SE HABÍA PROMETIDO A DIOS, QUE LO DE ÉL, ESTABA POR SOBRE TODAS LAS COSAS; ESTO INCLUYE EL SABERSE DE MEMORIA TODO LO CONCERNIENTE A DIOS, EN LA TIERRA.-

Puede que también te guste...