267

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, MUCHOS CREYERON EN SUS PROPIAS IDEAS; PARA CREER EN SÍ MISMO, HABÍA QUE SABERSE PRIMERO, EL DIVINO EVANGELIO DE DIOS; TODA INDIVIDUALIDAD QUE NO SE LO SABÍA, SUS PROPIAS CREENCIAS SERÁN LLAMADAS EXTRAÑAS CREENCIAS, QUE EN LO MÁS ÍNTIMO, NO INCLUYERON A LO DE DIOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, LOS QUE ANTES DE CREER EN SÍ MISMOS, DIERON PREFERENCIA A LO DE DIOS; A QUE PUEDAN ENTRAR, LOS QUE NO LE DIERON LA PREFERENCIA.-