269

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, MUCHOS ENSEÑARON A OTROS; EL QUE A OTRO ENSEÑÓ TENÍA QUE SABERSE DE MEMORIA, EL DIVINO EVANGELIO DE DIOS; POR SOBRE TODAS LAS COSAS; PORQUE ASÍ FUÉ MANDADO; TODA ENSEÑANZA QUE SALIÓ DE BOCA, CUYA MENTE NADA SABÍA DE LO DE DIOS, TAL ENSEÑANZA SE DIVIDE POR LA IGNORANCIA, HACIA LO DE DIOS; Y EL QUE RECIBIÓ LA ENSEÑANZA, SERÁ ACUSADO EN EL DIVINO JUICIO FINAL, DE SER CÓMPLICE CON UNO QUE NO QUIZO RECONOCER LO DE DIOS, EN LA PRUEBA DE LA VIDA.-