323

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, NADIE IMAGINÓ QUE LO QUE ELLOS MISMOS PIDIERON A DIOS, ESTABA ENTRE ELLOS; FUÉ EL EXTRAÑO PENSAR, DE LOS QUE CONOCIERON Y VIVIERON, DE UN EXTRAÑO MUNDO EGOÍSTA; LOS TALES OLVIDARON QUE LO DE DIOS, SIEMPRE SE VALE DE LO HUMILDE, SENCILLO Y NATURAL; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO DE LOS CIELOS, UNO QUE SE ESFORZÓ EN IMAGINAR, DE COMO SERÍA EL DIVINO JUICIO FINAL; A QUE PUEDAN ENTRAR LOS QUE NINGÚN ESFUERZO MENTAL HICIERON; PORQUE EL MÁS MICROSCÓPICO ESFUERZO MENTAL, ES INFINITAMENTE PREMIADO POR DIOS.-