3499

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, DE CADA UNO DEPENDÍA AGIGANTAR O EMPEQUEÑECER SU PROPIO PREMIO; PORQUE EL MÉRITO SALE DE SÍ MISMO; EN EL
DÍA DEL ARMAGEDÓN, NADIE PODRÁ QUEJARSE, DE QUE NO TUVO OPORTUNIDAD DE
HACER MÉRITO; EL HABER HECHO EL BIEN DURANTE LA PRUEBA DE LA VIDA, SE LLAMA
AGIGANTAR EL DIVINO PREMIO; Y EL HABER HECHO EL MAL, SE LLAMA EMPEQUEÑECER EL DIVINO PREMIO; CADA UNO FUÉ SU PROPIO JUEZ EN LA MEDIDA DE LO QUE IBA A RECIBIR, EN EL FUTURO JUICIO DE DIOS.-

Puede que también te guste...