361

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, MUCHOS CAYERON EN SUS PROPIAS DESGRACIAS; LAS DESGRACIAS, LAS PIDIERON LOS MISMOS ESPÍRITUS A DIOS PORQUE DESCONOCÍAN LA SENSACIÓN DE LA DESGRACIA; Y TODOS LE PROMETIERON AL DIVINO PADRE, SUPERARSE EN SUS RESPECTIVOS PEDIDOS DE DESGRACIA; TODA PRUEBA PEDIDA A DIOS, SE DEBIÓ HABER PASADO CON HUMILDAD Y RESIGNACIÓN; PORQUE SEGÚN COMO SE LLEVÓ A CABO UNA PRUEBA PEDIDA A DIOS, ASÍ ES TAMBIÉN EL DIVINO PUNTAJE DE LUZ GANADO; ES MÁS FÁCIL QUE GANE PUNTAJE DE LUZ, UNO QUE FUÉ HUMILDE EN SUS PRUEBAS; A QUE PUEDA GANARLO, UNO QUE FUÉ SOBERBIO.-