475

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, HABÍA QUE ESTAR PENSANDO SIEMPRE EN DIOS; HABÍA QUE HABER SABIDO CULTIVAR, EL DIVINO SELLO DE DIOS EN LA PROPIA MENTE; SIN PRONUNCIAR PALABRA ALGUNA, HABÍA QUE ACOSTUMBRARSE AL HÁBITO, DE TENER SU DIOS MENTAL; LOS QUE ASÍ HICIERON EN LA PRUEBA DE LA VIDA, CUMPLIERON CON LO QUE ELLOS MISMOS Y TODO EL MUNDO PIDIÓ A DIOS; TODOS LE PROMETIERON QUE LO DE ÉL, ESTARÍA EN TODO LO IMAGINABLE; AUN EN LA NADA; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, LOS QUE CUMPLIERON LO QUE PIDIERON Y PROMETIERON EN EL REINO DE DIOS; A QUE PUEDAN ENTRAR, LOS QUE LO OLVIDARON.-