556

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, HABÍA QUE CUIDARSE DE LOS QUE ENSEÑABAN LO DE DIOS, SIN SABERSE DE MEMORIA EL DIVINO EVANGELIO DE DIOS; PORQUE LA VERDAD PRINCIPIA POR SÍ MISMO; LOS QUE ESCUCHARON A LOS QUE NO SE SABÍAN EL DIVINO EVANGELIO DE MEMORIA, SERÁN ACUSADOS EN EL DIVINO JUICIO DE DIOS, DE SER CÓMPLICES CON LOS QUE NO CUMPLIERON, CON LO QUE ELLOS MISMOS, PIDIERON A DIOS; LOS QUE NO SE SABÍAN EL DIVINO EVANGELIO DE DIOS DE MEMORIA, NO CUMPLIERON CON LA DIVINA PROMESA HECHA A DIOS; ESTA PROMESA ERA QUE LO DE DIOS ESTABA PRIMERO, POR SOBRE TODAS LAS COSAS IMAGINABLES.-