594

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, HABÍA QUE INVESTIGAR LO DE DIOS, LO MÁS QUE SE PUDIERA; PORQUE EL DIVINO PREMIO ES SEGUNDO POR SEGUNDO; CADA SEGUNDO DE INVESTIGACIÓN A LO DE DIOS, REPRESENTA UNA EXSISTENCIA DE LUZ GANADA; IGUAL LEY CUMPLEN LAS LETRAS DEL CONTENIDO, QUE SE ESTUDIÓ; CADA LETRA QUE FUÉ LEÍDA, EQUIVALE A UNA FUTURA EXSISTENCIA DE LUZ GANADA; ES MÁS FÁCIL QUE SE HAYA GANADO UNA EXSISTENCIA DE LUZ, UNO QUE ESTUDIÓ TAN SÓLO UN SEGUNDO A DIOS; Y QUE HAYA RETENIDO TAN SÓLO UNA LETRA, DE LO LEÍDO EN EL DIVINO EVANGELIO DEL PADRE; A QUE SE GANE UNA EXSISTENCIA, UNO QUE NI UN SEGUNDO SE PREOCUPÓ EN LO DE DIOS.-