757

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, LA CRIATURA HUMANA SE ENCONTRÓ CON OTRAS INFINITAS MANERAS DE PENSAR; LA PRUEBA DE LA VIDA CONSISTÍA EN NO DESVIRTUARSE, POR LO QUE OTROS PENSABAN; HABÍA QUE CUIDARSE DE LOS DESVIRTUADORES DE LAS GRANDES VERDADES; PORQUE EL QUE SE CONTAGIÓ, LO PAGA POR SEGUNDO; Y CADA SEGUNDO DE DESVIRTUAMIENTO, CUESTA UNA EXSISTENCIA DE LUZ PERDIDA; Y BASTA ESTAR DIVIDIDO EN SU PROPIO PUNTAJE, PARA QUE LA CRIATURA NO ENTRE AL REINO DE LOS CIELOS; TODA DIVISIÓN SE CONSIDERA UNA EXTRAÑA IMITACIÓN A SATANÁS.-