903

CADA DOLOR MORAL, CADA SEGUNDO DE HAMBRE, CADA MOLÉCULA DE LÁGRIMAS, SE PAGA POR IGUAL; POR CADA SEGUNDO DE INJUSTICIA VIVIDA, LO PAGAN LOS CULPABLES; Y CADA SEGUNDO DE SUFRIMIENTO HECHO A OTROS, SE PAGA CON UNA EXSISTENCIA, QUE DEBE CUMPLIRSE FUERA DEL REINO DE LOS CIELOS; POR DONDE SE PECÓ SE PAGA; LOS ESPÍRITUS EN SUS ARREPENTIMIENTOS Y EN VIRTUD DE SUS LIBRES ALBEDRÍOS, PIDEN AL PADRE, PAGAR SUS PECADOS, EN LA MISMA FORMA, COMO ELLOS PECARON.-

Puede que también te guste...