Divinos Rollos Telepáticos

MENSAJE TELEPÁTICO DEL PADRE ETERNO AL MUNDO TERRESTRE; MENSAJE SEGUNDO; EL PRIMER MENSAJE FUE OCULTADO AL MUNDO POR LA ROCA RELIGIOSA.-

Sí hijos; se nace buscando la verdad; se inicia para el mundo del conocimiento, la revelación esperada por siglos y siglos; vuestro Creador se vale de doctrinas vivientes para hacer avanzar a los mundos; en el pasado os envió la ley Mosáica; le sucedió la doctrina Cristiana; la tercera la que se inicia, es la doctrina del Cordero de dios; Esta doctrina será llamada también Ciencia Celeste; su principio está en los elementos mismos de la naturaleza; la escritura telepática es el medio de comunicación que se vale el Creador del universo; siempre a sido así; en el pasado las doctrinas de los profetas, se recibían por telepatía; porque todas las cosas tienen un principio y una causa de ser; la doctrina del Cordero de dios, no tiene término; porque el universo no lo tiene; y por lo mismo, se extenderá por toda la Tierra; será traducida a todos los idiomas del mundo; su influencia será tal, que hará caer al materialismo explotador; porque nueva moral viene al mundo; la moral propia del Milenio de Paz; las doctrinas del Padre eterno, siempre transforman a los mundos; tal como sucedió en el pasado de la Tierra; la nueva Revelación fué pedida por los actuales espíritus humanos; y se os concedió; todo instante vivido en vuestras exsistencias, lo pedísteis y se os concedió; la nueva revelación es la continuación de las sagradas escrituras; una cosa es ser estudioso de las escrituras, y otra ser religioso; lo primero es eterno porque vuestro espíritu busca siempre su propio orígen; lo segundo es comercio de la fé; las religiones son las primeras en ser acusadas ante el mundo; en la doctrina del cordero de dios; las llamadas religiones en su moral humana han dividido al mundo de la fé; no tienen derecho a hacer tal cosa; han olvidado que sólo exsiste un sólo dios nomás; una sola verdad; sólo satanás se divide así mismo; los espíritus religiosos son los mismos fariseos de la época romana; pidieron al Creador nacer de nuevo y enmendar errores del pasado; y se les concedió la prueba; no olviden los religiosos del mundo, que todo espíritu es probado en el destino que eligió; vosotros espíritus de la roca, hicísteis lo mismo en lejanos mundos; dividísteis otros rebaños; dejásteis la confusión espíritual en otras criaturas; llenásteis de templos materiales muchos planetas; y volvísteis a hacerlo en la Tierra; es por eso que seréis juzjados los primeros; vosotros al violar la ley, os convertís en los mismos anti-cristo; y todo violador de los Mandamientos, de hecho lo es; vosotros decís la santa madre iglesia; yo os digo que nadie en este mundo es santa ó santo; la verdadera humildad no necesita de títulos que son desconocidos en el Reino de los Cielos; hasta vuestro microscópico planeta lo es; sólo el Padre y ciertos profetas conocen el planeta-polvo llamado Tierra; la causa de ello es que el universo viviente del Padre Jehova no tiene fín; y quien se cree grande, no lo es; por vosotros se escribió la palabra ramera; porque comercíais con mi divina ley; ciegos guías de ciegos; que transmitís a otros ciegos, vuestros errores; al extenderse la nueva doctrina, se dividirá vuestra roca de egoísmo espíritual; la palabra roca no simboliza eternidad de nada; la Tierra es relativa y no eterna; vosotros creéis que vuestra iglesia es eterna; los acontecimientos que vendrán, os sacarán de este error; sólo los humildes de corazón, tienen ganada la eternidad; no, los que enseñan la moral dentro de la inmoralidad; cuando mi Hijo Primogénito dijo en el pasado de la Tierra: Sobre esta roca construiré mi iglesia, lo dijo viendo el futuro de la humanidad; porque la Trinidad Solar está en todas partes; está también en los tiempos vivientes: pasado, presente y futuro; ¿y qué es lo que vió? vió todas vuestras violaciones; vió como perseguíais a inocentes criaturas; porque no compartían vuestras ideas; vió como las mandábais a las hogueras; vió como perseguíais a grandes estudiosos y escritores; por el sólo hecho de haceros ver el error; vió como coronábais reyes terrestres; sabiendo vuestra roca egoísta, que sólo exsiste un rey de reyes; el divino Padre; el que dá y quita la vida; el título de rey es del mundo celeste; al demonio se le llama espíritu-rey; los Mandamientos no enseñan hacerse rey; ellos mandan ser humildes por sobre todas las cosas; vió como bendecíais las armas conque se matan los hijos del Padre; sabiendo vosotros demonios, que el divino Mandamiento dice: No matarás; vió el comercio de la fé; y vió toda inmoralidad en vuestros espíritus; más os valdría no haber pedido nacer de nuevo antes de caer de nuevo en violación; vuestras religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; y es desconocida toda moral que pretenda dividir la fé de los hijos del Padre; el único templo conocido en el Reino, es el templo del trabajo; el trabajo es el mandato más antiguo que exsiste; antes que naciera vuestro microscópico planeta, el trabajo era y es practicado en colosales mundos; el templo del trabajo jamás se reduce a polvo; vuestros templos materiales, sí que se vuelven polvo; y con ello desaparece en este planeta, la adoración material; una adoración que nunca debió enseñarse; por esta adoración que descansa en la hipocrecía, tenéis atrasado en veinte siglos al mundo; en su plano moral y espíritual.- Sí hijito; este dibujo celeste significa que toda justicia sale del mismo modo como se reproducen los seres; todos los espíritus humanos vieron esta justicia en el Reino de los Cielos; porque a todos les fué dado ver su propia justicia; todo exsiste en el Reino de los Cielos; nadie viene ciego al mundo en cuanto a lo espíritual; la justicia se amolda a vuestros actos; porque cada uno prometió hacerse su propio cielo; la justicia tiene su ley en los Mandamientos vivientes; que son la misma vara conque seréis medidos; cada una de vuestras ideas posee una intención; y toda intención se vuelve física y viviente en el Reino; la intención es jusjada cuando el espíritu a cometido violación con ella; el cuerpo humano es producto de leyes magnéticas; salidas del macrocosmo; y llamadas leyes divinas; quien niege ser divino en lo microscópico que representa, niega al Padre; que quiere lo mejor para sus hijos; y quien niega al Padre, niega su propia eternidad; porque en infinitos cielos le leen la mente; y cuando esas criaturas celestiales, leen en los espíritus, lo hacen juzjando; quien niege al Padre, los cielos vivientes también le niegan la entrada; lo que se hace abajo, repercute arriba; y a donde vaya vuestro espíritu, la ley es la misma; mis mandatos son iguales tanto arriba como abajo; lo que cambia es la filosofía que por un instante se vive; vuestra justicia es y será espíritual; lo material no queda en vuestra sal de vida; en vuestro conocimiento; la realidad única para todo espíritu, es la eternidad que vive; no es lo efímero; que sintió cuando poseía cuerpo físico; cuerpo de carne que solicitó; y le fué concedido; conceder un cuerpo físico, no es como conceder una cosa cualquiera; el cuerpo es viviente que momentáneamente pidió también tal geometría física; y le fué concedido; la herencia es igual para todos; materia y espíritu tienen derechos iguales; ambas piden; se fusionan leyes espírituales y leyes materiales; conocida en el Reino de los Cielos, como arca de las alianzas; porque la materialización de un espíritu, no se hace a la suerte; se hace con responsabilidad; decir lo contrario, es menospreciarse así mismo; y quién se menosprecie, al Padre menosprecia; que se encuentra en él; ¿no se os enseñó que vuestro Creador está en todas partes? ¿en lo imaginado y lo inimaginado? ciertamente que lo sabéis de boca; más, no por conocimiento propio; por esfuerzo propio; por sudor de frente; por mérito propio; el que busca encuentra; porque es premiado en el grado que empleó en la más grandiosa búsqueda; porque podéis buscar muchas cosas en vuestras exsistencias; y si no buscáis al Padre que os dió la vida, no entraréis al Reino de los Cielos; nunca han entrado los ingratos; sólo los humildes; los que soportaron sus propias pruebas en la vida; porque fueron pruebas pedidas por ellos mismos, en el Reino; toda prueba que se pasa en la vida a cada instante, a cada segundo, se pidió; y se os concedió; hasta la forma y característica de vuestras muertes, lo pedísteis; y dentro de vuestras pruebas, pedísteis cumplir la más elevada moral; la única; porque sin ella no entraréis jamás al Reino de los Cielos; y pedísteis que tal moral, os fuera enseñada en la Tierra; y se os concedió los divinos Mandamientos; ellos son la vara; porque por ellos seréis juzjados; y así será hasta la consumación de este planeta; bién podrían los espíritus humanos, no estudiarme nunca; más, el no vivir en la moral de mis Mandamientos, eso es tiniebla; porque nunca entraríais donde está el Padre; es tan inaudito el tiempo que estaríais lejos de la luz, que tendríais que nacer de nuevo para leer la cifra; lo que no está en vuestra microscópica evolución; la justicia que pedísteis, comienza por lo más microscópico que vuestra mente pueda concebir; así fué, porque lo chiquitito, lo humilde, son primeros en todo; primeros en el Reino de los Cielos y su divina justicia; y primeros ante el divino Padre Jehova; y lo más microscópico que vuestra mente puede concebir, son vuestras ideas; las mismas que generáis a diario; las mismas que pedísteis en el Reino; las mismas que sentís y que no véis; todas vuestras ideas, viajan físicamente al espacio; ellas tienen el mismo derecho que vosotros; vosotros pedísteis nacer en la materia; ellas iguales; vosotros pedísteis vivir en un tiempo y en un espacio; vuestras ideas, igualmente; lo de arriba es igual a lo de abajo; la herencia de los pedidos es igual en todos; piden los gigantescos y piden los microscópicos; pide la materia y pide la nada vivientes; y todo lo concede el Padre; porque es infinito; vuestras ideas recorren en el espacio, distancias inauditas; distancias que jamás calcularéis; sólo el Padre sabe; vuestras ideas son conocidas en el Reino, como semilla galáctica; porque de ellas nacen vuestros mundos de vuestro propio cielo; escrito fué en mi libre albedrío: Cada uno se hace su propio cielo; porque todos tenéis en forma microscópica, la herencia del Padre; lo que posee el Padre, lo poseen los hijos; tal como ocurre con los padres terrestres; sus características hereditarias son transmitidas a los hijos; lo de arriba es igual a lo de abajo; la herencia que os dió vuestro Padre, fué de inocencia y carente de filosofía; porque es vuestro libre albedrío el que escoge; y todo lo que habéis sido, es mérito vuestro; porque todo se gana con el sudor de frente; con el esfuerzo espíritual; nada hay en la creación del Padre, que no cueste; todo cuesta y costará; porque sin el mérito espíritual de cada uno, no se puede entrar al Reino de los Cielos; las comodidades de vuestro mundo, nada valen en el cielo; toda comodidad disfrutada en el mundo, es premio ya disfrutado; y es por esto que fué escrito: y obtuvieron su recompensa; todo disfrute material, no es mérito en el cielo; y mucho menos cuando tales disfrutes, son producto de una filosofía que para nada tomó en cuenta, los Mandamientos del Padre; tal filosofía tiene sus días contados; porque el Creador dá y quita; vuestra filosofía materialista, será cortada en su expansión; porque todo tiene su tiempo; porque todo es relativo a los Mandamientos del Padre; una relatividad que vosotros mismos pedísteis en vuestra prueba de vida; la caída de vuestro propio sistema de vida, es la caída de vuestro propio yugo; será el más grande acontecimiento para los humildes; los explotados y despreciados; porque todos son iguales ante dios; nadie nació rico ni nadie nació pobre; tal situación la crearon los espíritus ambiciosos; los que sólo viven un sólo presente; los espíritus más atrasados en su evolución; con este pensar efímero frente a la eternidad, no han hecho otra cosa que subyugar al mundo; todos estos demonios, serán juzjados por el mismo mundo; porque nadie quiere la condenación de su alma; la luz de la doctrina del Cordero de dios, transformará al mundo; porque así está escrito en el Reino de los Cielos; el mundo Tierra a hecho lo contrario a lo que le fué mandado; por siglos y sigos mi divino mandato le viene diciendo que los humildes son los primeros; en todo orden de cosas; ¿y qué habéis hecho con el mandato celestial? ¿Gobiernan mis humildes el mundo, puesto que son los primeros en todo? ciertamente que no; porque veo que todo humilde es despreciado; no puede figurar en esa inmoralidad que llamáis alta sociedad; ¿y con qué derecho habéis creado tal sociedad? ¿está acaso en mis escrituras? de verdad os digo demonios de la vanidad, que todo árbol filosófico que no plantó el Creador, de raíz será arrancado; así es toda evolución viviente; ¿y quién os creó e hizo reyes? ¿no sabéis que sólo el divino Padre es el Rey de reyes? y el título rey no es de este mundo; pertenece al mundo celeste; a satanás se le llama espíritu-rey; los divinos Mandamientos enseñan ser humildes por sobre todas las cosas; no enseñan hacerse rey; de verdad os digo demonios de la maldita nobleza, que ninguno de vosotros entraréis al Reino de los Cielos; y junto con vosotros, tampoco entrarán vuestros hijos hasta la tercera generación; porque en el universo viviente del Padre Jehova, toda herencia se transmite; nadie debió ser vanidoso ni un microscópico segundo de tiempo; porque basta un segundo ó menos de violación, y no se entra al Reino de los Cielos; malditos reyes del mundo; la inocencia de vuestros hijos, os maldecirán; porque por vosotros, no entrarán en el Reino; y junto a ellos, todo aquél ó aquélla que os sirvió en vuestra maldita filosofía; ningún demonio llamado noble entrará al Reino; porque en el Reino sólo se conoce el mérito del trabajo; la filosofía universal; la que pidió todo humilde y todo honrado; los que fueron y son reyes en la Tierra, fueron y son espíritus ilusionados en la vanidad; tienen en sus espíritus, la influencia galáctica de otras exsistencias; exsistencias donde todo era brillo material y nada de intelectualidad; una sal de vida propia de las tinieblas; y no exsiste demonio que no haya sido rey en algún mundo; esta filosofía la encabeza el mismo satanás; desde el mismo instante en que se rebeló; y toda la legión que con él se rebeló; todos los espíritus humanos que pidieron tener un rebaño, una nación, con un rey a la cabeza, pertenecen a la legión de satanás; porque todos salísteis del cielo; y hasta el demonio salió de él; estando en el cielo, los espíritus adquieren costumbres de otras criaturas; tal como ocurre entre vosotros; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; los imitadores de satanás, están repartidos entre los religiosos, ricos, reyes y los malditos que crean filosofías de fuerza; más, ningún demonio quedará; la palabra viviente del divino Padre, todo lo depura; todo lo transforma; tal como transformó al mundo antiguo con la ley Mosáica; y posteriormente con la doctrina Cristiana; ahora lo hace con la doctrina del Cordero de dios; nada más fácil para el Creador del universo, que transformar a los mundos de la carne, con su palabra viviente; la misma palabra que hace unos instantes celestes dijo: Hágase la luz y la luz fué hecha; la misma palabra que creó toda escritura sagrada; la misma palabra que os dió los Mandamientos; y la misma palabra que os juzja por intelectualidad primero, y por leyes físicas después; porque todo espíritu lo pidió así; pidió ser probado en el mismo juicio final; como pidió ser probado en todo instante en la vida; empezando con las dificultades en interpretar mis escrituras; todo absolutamente todo lo pedísteis; hasta los más mínimos detalles de la Ciencia del Cordero de dios; esto os dá una idea de que hasta lo invisible para vosotros, es controlado desde el Reino de los Cielos; vuestras sensaciones desconocidas; la justicia es para vuestro pensar; vuestras ideas; vuestras intenciones; vosotros mismos lo pedístéis así en el Reino; y también pedísteis el olvido que tenéis de vuestro orígen; la forma y detalles en que fuísteis creados; más, todo lo sabréis; porque pedísteis conocer en la Tierra, la luz del Cordero de dios; pedísteis ser consolados en el conocimiento; pedístéis nueva doctrina; y pedísteis la sorpresa en la llegada de esta doctrina; la doctrina del Cordero de dios, debió ser conocida hace ya mucho tiempo; la incredulidad y el materialismo de la roca religiosa, os ocultó la verdad; ellos tienen Planos del Cordero; los primeros Rollos fueron puestos en sus manos; porque fueron probados; todo espíritu es probado; estos demonios que enseñan una fé en que ni ellos creen, pidieron ser los primeros en tener conocimiento de la verdad; y se les concedió; el porqué ocultaron la verdad, se debe a que han cultivado una roca egoísta en sus corazones; son los que menos creen; están influenciados por las leyes de la adoración material; herencia faraónica; que lleva a enaltecer a la persona; de verdad os digo demonios de la adoración, que ningún falso de mi palabra, entrará al Reino de los Cielos; ninguna roca egoísta entrará; maldecidos seréis por esta generación y las venideras; por vosotros demonios, esta humanidad no entrará en el Reino; porque todos los segundos de vida transcurridos, fueron tiempo viviente en violación; basta un segundo ó menos de cualquier tipo de violación, y no se entra al Reino de los Cielos; y al ocultar la verdad al mundo, más alejásteis a esta humanidad, del Reino; porque más perpetuásteis el erron; mucho mayor es el número de segundos vividos en error; cada segundo de violación, es un cielo que se le cierra a la criatura; todos debéis sumar los segundos que contiene un minuto, una hora, un día, una semana, un año, y el número de segundos de vuestros años vividos; y todo cálculo debe hacerse desde los doce años; antes de esa edad, todo espíritu es inocente ante dios; y todo aquél ó aquélla que haya maltratado de hecho ó de palabra durante un segundo ó menos, a uno de mis inocentes, los tales no entran al Reino de los Cielos; porque ellos en otras exsistencias, se quejaron en el Reino, cuando siendo inocentes, fueron maltratados; es por eso que fué escrito: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; por lo tanto ningún mal padre ó madre ó padrastro ó madrastra ó encargado ó encargada que tuvo niños a su cargo, no entran a mi Reino; sus destinos están sujetos a la justicia de mis inocentes; porque todo pequeño es grande en el Reino de los Cielos; ¿no se os enseñó que todo humilde es primero ante el Padre? esto significa que todo microscópico es primero en la justicia del Padre Jehova; por lo tanto vuestro espíritu no es el primero en el Reino; primeros son todos aquéllos que vuestro espíritu despreció en la Tierra; vuestros espíritus no pueden pedir ser los primeros; porque se os mandó ser humildes por sobre todas las cosas; el último es siempre humilde; no se dá importancia para sí mismo; de verdad os digo que todo aquél ó aquélla que se dió importancia en la vida, no entra al Reino de los Cielos; aunque esa importancia indebida, haya durado un segundo ó menos de un segundo; y todo mal pensado que lo haya hecho en la misma medida de tiempo, no entra al Reino de los Cielos; la caída de esta humanidad, se debe al concepto falso y mundano, que os inculcó la falsa moral de la roca religiosa; esta ramera que por siglos y siglos a comerciado con la fé, a hecho las cosas según sus intereses pasajeros; no tomó en cuenta al humilde; el humilde no se rodea de lujos; no se falsea así mismo; porque todo humilde a pasado por lo que están pasando los que buscan el deslumbramiento; todo materialista es un espíritu atrasado; que se ilusiona con un microscópico presente; más aún; son ignorantes de las leyes del espíritu; tal es la característica de los llamados papas; cabeza de la ramera; estas criaturas son desconocidas en el Reino; porque ninguno a entrado; sólo los humildes y sencillos entran; y toda religión también es desconocida; y hasta vuestro planeta-polvo lo es; esto se debe a infinitas leyes; una de ellas es que el universo es infinito; tan infinito que toda fantasía se vuelve realidad; la otra ley es que cada uno se hace su propio cielo; y es así que los llamados papas y sus seguidores, que alimentaron una filosofía de adoración materialista, se crearon ellos mismos sus mundos con tal filosofía; porque todo mundo está rodeado de un cielo; y cada uno se hace su propio cielo; la adoración materialista no es árbol plantado por el divino Padre; y no se conoce en el Reino; como no se conoce ninguna doctrina ó ciencia o secta, que no hayan tomado en cuenta a mis humildes; porque en verdad os digo, que este planeta debió ser gobernado por los humildes porque ellos son los primeros en el Reino; son primeros arriba, y deben serlo abajo; y se ha hecho todo lo contrario; gobiernan este mundo, los que no lo pidieron en el Reino; los espíritus de las tinieblas os gobiernan; porque en sus puestos, no lo hacen en nombre de la luz; no me mencionan en sus discursos; la meta de ellos no es el Creador; es lo efímero; lo que sólo dura un suspiro frente a la eternidad; leo sus mentes; veo sus cálculos; porque estoy en todas partes; veo que ellos mismos se construyen sus mundos de tinieblas; de verdad os digo gobernantes orgullosos y vanidosos, que ninguno de vosotros quedará; y no quedará nadie que no haya tomado en cuenta mis mandatos; sí los humildes hubiesen gobernado el mundo desde un principio, os aseguro que este mundo no tendría necesidad de un juicio; son los violadores los que crean los juicios; ningún violador entrará al Reino del Padre; la ley está en vosotros mismos; siempre a sido así; basta pensar y estáis creando vuestro juicio; materia y espíritu piensan en sus respectivas leyes; porque nadie es desheredado; todos tienen los mismos derechos; nadie es menos ante el Padre; estos derechos se manifiestan en todas las formas imaginables; toda forma que véis en el mundo que pedísteis, vosotros presenciásteis el pedido de ellos; porque antes de venir a las moradas planetarias, se hacen primero alianzas con los elementos de la futura naturaleza; y todo cuanto vuestros ojos han visto, durante vuestra exsistencia, lo pedísteis en divinas alianzas; es por eso que en el universo viviente del Padre Jehova, la materia y el espíritu tienen derecho a pedir justicia; la materia y el espíritu, poseen un libre albedrío; independientes el uno del otro; si así no fuera, no habría perfección en la justicia; no habría equilibrío en los derechos de cada uno; la justicia del Padre siendo una misma, se manifiesta en infinitas formas; porque nada en él, tiene límites; toda justicia nace de los mismos actos realizados por la criatura; es la sal de la vida, la que le dá forma a su justicia; la sal de la vida es el mismo conocimiento aprendido en una exsistencia; y en virtud de su libre albedrío los espíritus no avanzan iguales en el logro del conocimiento; unos primeros y otros despues; esta ley explica la desigualdad física entre vosotros; cada conocimiento ó sal de vida adquirido, se perpetúa en vosotros; más, todo es relativo en grado infinito; vosotros mismos creáis la cualidad y la calidad de vuestras relatividades vivientes; la cualidad os dá la filosofía de vuestro pensar; y la calidad vuestra jerarquía espíritual en el Reino de los Cielos; la mayor calidad se logra con la humildad; seguida de la alegría y el trabajo; he aquí el complemento del comunismo celestial en el Reino de los Cielos; un comunismo celestial, con filosofía de niño; el que no cultivó la alegría durante su vida, no entra al Reino de los Cielos; ningún idiota de carácter entrará; aunque la idiotez ó enojo, haya sido de un segundo ó menos; todos prometísteis en el Reino de los Cielos, ser alegres en la vida; imitando al mismo cielo; prometísteis ser alegres bajo cualesquiera circunstancia; no pedísteis ser idiotas de carácter; porque sabíais que eso es desconocido en el Reino; y sabíais que de ser idiotas, no entraríais en él; si en vuestras exsistencias tuvísteis enojos, se debe al sistema de vida injusto que escogieron los hombres; y los Creadores de tal sistema, deberán pagarlas en este juicio; porque así lo pidieron; y así se les concederá; sobre los demonios que crearon el capitalismo explotador, caerá todo el peso de la divina justicia; estos demonios de la ambición y el predominio, le prometieron al Padre eterno ensalzar su divina ley en este mundo; no, en convertirse en sus propios verdugos; porque este sistema de vida, cuyo producto es la ciencia del bién y la comodidad, es el yugo de este mundo; un yugo que llega a su fín; porque el principio de los nuevos tiempos llegaron; mundo nuevo con tiempo nuevo; moral nueva, con destino nuevo; ¿no se os enseñó que el Creador renueva todas las cosas? el juicio final se inicia con la doctrina del Cordero de dios; un final doloroso; porque toda violación a la ley del Padre, sólo trae dolor; tal como habéis experimentado la injusticia en vuestras vidas; injusticia nacida de un sistema de vida que no creó el divino Padre; y que es desconocido en el Reino de los Cielos.-

DIVINAS PARÁBOLAS Y SU RELACIÓN CON EL DIVINO JUICIO FINAL; EN LAS PARÁBOLAS ESTÁ LA CAÍDA DE LOS QUE DIVIDEN LA FÉ DE LA HUMANIDAD; SÓLO SATANÁS DIVIDE Y SE DIVIDE ASÍ MISMO.-

Si hijito; en las mismas escrituras está todo; como se hicieron las cosas; y como son juzjados todos; la Ciencia Celeste que es la Doctrina del Cordero de Dios, es la continuación de las escrituras; toda escritura es pensamiento del libre albedrío del Padre Jehova; el divino Padre posee lo que sus hijos poseen; lo de arriba es igual a lo de abajo; el Padre lo posee en grado infinito; y los hijos en grado microscópico; es por eso que nadie es mayor, sino el Padre; la divina Revelación viene al mundo por sorpresa; porque así fué escrito; cada hecho escrito, es un acontecimiento del futuro; el divino Padre está en todas partes; está en el futuro de los hechos; todo futuro es para él un presente; y todo presente es un pasado; es decir que el Padre está antes de que creara los actuales tiempos de los mundos; cada molécula que tiene el globo terráqueo, vive un tiempo diferente del otro; y poseen cada una, leyes diferentes a la otra; muchas parábolas explican en forma indirecta, la constitución del universo; de como fueron hechas las cosas; la psicología divina prueba a la criatura humana a cada instante de la vida; hasta las escrituras son probadas; la Revelación fué creada a propósito así; porque así lo pidieron los espíritus humanos; todo destino se pide en el Reino de los Cielos y se concede.- Universo Expansivo Pensante.- Es el único universo viviente creado por el Padre Eterno; y dentro de él, están todos los demás; todos los que la mente pueda imaginar; todo exsiste; es tan infinita la creación, que la fantasía se vuelve realidad; este universo se expande en forma infinita; los planetas nacen microscópicos; nacen de las mismas ideas que generan las criaturas; es por eso que fué escrito: Cada uno se hace su propio cielo; porque los mundos así creados, nacen con espacio circundante; nacen con cielo; como la Tierra lo posee; este universo por lo infinito, no tiene ni tendrá jamás forma; su expansión es constante y eterna; a medida que las criaturas más piensan, más mundos nacen; no sólo de la Tierra; sino de todos los mundos del espacio; porque escrito fué, que nadie es desheredado; la divina herencia del Padre está en todos; no sólo de los que os creéis inteligentes; sino que también en todas las criaturas de la creación; incluyendo los microbios; nadie tiene la exclusividad de la inteligencia; eso es egoísmo y limita el poder del Creador; la eternidad está dentro de la misma criatura; y se expande hacia el exterior; es decir que las ideas físicamente viajan al espacio; y estando en el espacio, empiezan a madurar; como maduraría cualquier fruto de la Tierra; lo de arriba es igual a lo de abajo; porque ambos se iniciaron en forma humilde y microscópica; la materia y el espíritu son una misma cosa; cumplen la misma ley; quien no naciere de nuevo no vé el Reino de Dios; nadie nace grande; cuando estáis en el vientre de vuestra madre ¿lo sabe alguien? en los primeros instantes ni la madre se dá cuenta; de tan microscópicos que sóis; este proceso que ocurre en vuestro mundo de carne, ocurre también arriba; en los colosales soles; escrito fué en la parábola del grano de mostaza; que después de sembrado, crece y se expande y se hace la mayor; echa grandes ramas y las aves del cielo, pueden morar bajo su sombra; quiere decir que los mundos forman familias galácticas; las aves del Cielo son las naves plateadas; que vosotros llamáis platillos voladores; lo de arriba es igual a lo de abajo; la escencia de estas naves, es la misma escencia conque fueron creados los seres de carne; en el universo viviente del Padre Eterno, materia y espíritu son una misma cosa; salidas de un sólo Dios y manifestadas en infinitas formas; materia y espíritu tienen libre albedrío; son criaturas que salen del Padre y vuelven al Padre; retornan al mismo punto de donde salieron; el universo expansivo pensante no tiene límites; ni lo tendrá jamás; y cada criatura aunque lo niege, aporta en forma igual a su eternidad; todo lo que se niega y se afirma, termina en idea viajando al espacio; siempre a sido así; tanto arriba como abajo; la Tierra que habitáis, es tan microscópica, que es casi desconocida en el Reino de los Cielos; el divino Padre conoce todos los cuerpos celestes; y algunos padres solares que fueron profetas en la Tierra, la conocen; la divina Madre Solar Omega fué la que fecundó la Tierra; cuando ésta era una chispita salida del sol Alfa; he aquí que hasta la Trinidad Solar, cumple con la divina parábola: Hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; pues de la microscópica chispita nació el actual planeta Tierra; esta divina parábola es para todos los mundos del universo; porque los divinos mandatos salidos del Padre, son para infinitos mundos; tanto arriba como abajo; el cálculo humano desaparece ante el cálculo divino; ningún planeta tiene la exclusividad de la vida; escrito fué que muchas moradas tiene el divino Padre; quiere decir muchos planetas habitados hay; el hijo terrestre habita ó mora en el planeta Tierra; los mundos habitados son como las arenas que contiene un desierto; el hombre cree saberlo todo; y no sabe nada; para decir tal cosa, debe saberse por lo menos, el como se hizo el propio orígen; muchos sabios a tenido la Tierra; y a ninguno le a sido dado saber el propio orígen; porque los espíritus humanos sin excepción alguna, así lo pidieron en el Reino de los Cielos; pues pidieron ser probados en una vida para todos desconocida; y se les concedió la prueba; y prometieron ser humildes por sobre todas las cosas; ante la grandeza del divino Padre, los espíritus todo lo prometen; porque la divina presencia del Creador, hace que toda criatura caiga en un éxtasis de fé viviente; y todos prometen complacerle; es una complacencia que repercute a lo largo de toda la eternidad del espíritu; ver al Padre Eterno, es saturarse de vida eterna; la la Ciencia Celeste ó Doctrina del Cordero de Dios, es la única doctrina que quedará en la Tierra; escrito fué que el divino Consolador aplastaría a sus enemigos; mi hijo Primogénito os dijo: Os enviaré un gran Consolador; quiso decir: Os enviaré una nueva Revelación ó Doctrina; después que seáis probados en la que os he dejado; la Santísima Trinidad Solar, se expresa por doctrinas para hacer avanzar a los mundos de la carne; tal como el espíritu que necesita avanzar naciendo de nuevo; la vida humana no es la única; no es la primera ni será la última; es una de las formas infinitas de vida, que exsisten en el universo; más aún; la vida humana es casi desconocida en el resto del universo; es por eso que fué escrito: Del polvo eres y al polvo volverás; quiere decir cuan microscópica es la Tierra; pertenece a los mundos polvos; así se conocen en el Reino de los Cielos, los planetas de la carne; el Reino de los Cielos es el Macrocosmo en su más infinita expresión; allí todo es gigantesco; allí todo exsiste; allí no se conoce lo imposible; no se conoce la muerte; allí todos se transforman según sus propias sales de vida; según sus poderes mentales; allí todo es fuego y a la vez materia; el Creador también es fuego; su divino libre albedrío se materializa en cada morada celeste; en cada planeta-paraíso; sus formas no tienen límites y a medida que el universo expansivo pensante se expande, el divino Padre adquiere a la vez, infinitas nuevas formas; él está antes que el estar se haga presente; conoce los mundos y soles, antes que éstos nazcan; conoce sus historias planetarias; antes que éstas se desarrollen; y él sabía la exsistencia del actual universo, antes que éste se materializara; como sabía de los que ya estuvieron en el espacio; cuyo número jamás será conocido por criatura alguna; si los mundos son por su cantidad como los granos de arena de un desierto, los universos lo son igualmente; porque ninguna cantidad es menos ante el Padre; ni lo finito, ni lo infinito; ambas rivalizan por toda eternidad, en un infinito que está dentro de otro infinito; es como un puntito que se vá multiplicando en otros más; y en cada nuevo puntito ocurre cosa igual; la multiplicación que se inicia con las mismas ideas, es herencia para todos; tanto arriba como abajo; nadie es menos ante el Creador de sí mismo; esta expansión no cesará jamás; para comprender la grandeza de la creación del divino Padre Jehova, basta estudiarse así mismo; todo vuestro pensar que vosotros llamáis destino, se expande en forma infinita; se materializa en universos; y esto ocurre en una cantidad tal, que ni vosotros que sóis el creador de esos universos, los podréis calcular; sólo con la divina ayuda del Padre es posible; sóis microscópicos arquitectos de vuestras propias moradas planetarias; toda futura creación se inicia cumpliendo la divina parábola: Hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; y es así que esto se viene cumpliendo desde el primer instante en que el divino Padre dijo: Hágase la luz y la luz fué hecha; este divino principio de mandato celestial no fué ni será el único; el divino Padre que es la eternidad viviente, lo a venido repitiendo en una cantidad tal de veces, como vuestra mente pueda calcular; los mandatos del Padre no tienen límites; son como las arenas de un desierto; y no es la única forma de mandato que posee su divino libre albedrío; sus formas de crear no tienen límites; hasta de la nada crea universos colosales; la nada en la evolución humana es materia; es filosofía; pues exsisten mundos cuya filosofía pensante es la nada; y sus criaturas no enseñan nada; son los más grandes perezosos del universo; el no saber su propio futuro, es una filosofía de nada; las primeras criaturas del mundo, sí que vivían en la nada; todo les era tinieblas; una nada viviente; la nada de ahora, es nada razonada; pero igual que en el pasado, cargada de ignorancia; el hombre nada sabe de su nada; a cada exsistencia que se vive, la criatura conoce una nada; hay nada arriba y nada abajo; el universo expansivo pensante es relativo; en el espíritu y en la materia; puesto que se nace de nuevo; es una relatividad viviente y eterna; la misma idea tiene en sí misma su propia relatividad en su propia filosofía pensante; en cada exsistencia y en cada mundo, la materia y el espíritu forman alianzas; todo espíritu no está sólo en su constitución; el espíritu humano se compone de 318 virtudes diferentes; cada virtud posee un libre albedrío, como lo posee el espíritu; y no es sólo el espíritu el que debe cultivar la moral para poder entrar al Reino de los Cielos; sino, que también sus virtudes; que pidieron alianza con un espíritu-sol; con los mismos derechos, que todo espíritu reclama.- Sobre esta roca construiré mi iglesia.- Esta divina parábola, no es lo que la iglesia creyó y aún cree; no olviden los espíritus religiosos, que todos sóis probados en la vida; con y sin religión; el divino Padre juzja vuestras intenciones a lo largo de vuestra vida; así a sido siempre; en el mundo antiguo y en el mundo de ahora; os diré que es lo que ocurrió, cuando mi hijo Primogénito dijo: Sobre esta roca construiré mi iglesia; y sobre ella no prevalecerá los poderes del infierno; cuando él dijo esta profecía, todo lo veía; escrito está que la Trinidad está en todas partes; en lo imaginado y en lo inimaginado; está también en todos los tiempos; en lo pasado, presente y futuro; cuando él dijo tales palabras, lo dijo viendo el futuro de la humanidad; vió todo lo que vosotros estáis viendo y viviendo; vió el comportamiento de la roca; ¿qué es lo que vió? vió todas las violaciones de vuestros espíritus; vió como se mandaban a las hogueras a muchos inocentes; vió como se perseguía a grandes inteligencias que pidieron venir a la vida, a sacaros del error y la falsedad; vió como coronábais a falsos reyes; sabiendo vosotros que sólo exsiste un sólo rey de reyes; el que dá y quita la vida; y no hay otro; mis divinos Mandamientos no mandan hacerse rey; ellos mandan ser humildes por sobre todas las cosas; el título de rey es del mundo celeste; al demonio se le llama espíritu-rey; vió como la roca bendecía las malditas armas; conque se matan mis inocentes hijos; sabiendo la roca que mis divinos Mandamientos, ordenan no matar; vió como la adoración material se extendía por todo el mundo; vió el planeta cubierto de lujosos y caros templos; sabiendo la roca que mi divina ley dice: No adorarás imágenes ni templos ni semejanza alguna; ¿qué semejanza? ninguna que se acerque a lo pasajero; a lo efímero; en otras palabras que no cayérais en lo que caísteis; en la adoración material; en la adoración de imágenes; vió como vuestra roca de egoísmo espíritual, comerciaba con la divina palabra del Padre; y os llamó la gran ramera que comercia con el mejor postor; vió como dividíais la fé del mundo; vió como los hombres desilusionados de todas estas violaciones, buscaron la verdad por otros caminos; crearon nuevas religiones; nuevas rocas de egoísmo espíritual; perpetuando la división de la humanidad; nunca hicísteis un exámen de conciencia; nunca os preguntásteis: ¿qué estamos haciendo? si sólo exsiste una sola verdad; un sólo Dios nomás ¿por qué estamos divididos? ¿por qué somos ciegos guías de ciegos? todo esto lo vió mi Hijo Primogénito; y aún viendo la futura caída de la futura doctrina, dijo mentalmente: aunque así sea, todo espíritu es probado en su filosofía; así lo manda mi divino Padre; hágase su divina y santa voluntad; el único templo eterno es el trabajo; el esfuerzo; el conocimiento; el mérito espíritual; y su filosofía es más antigua que el mundo mismo; surgió de antes que naciera el actual universo; viene de otros planetas tierras; que por su antiguedad, ya no están en el espacio; el trabajo fué anunciado por el divino Padre: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; el templo del trabajo jamás se reduce a polvo; de su filosofía nace la sal de la futura vida; los demás templos se vuelven polvo; en el Reino de los Cielos donde todo es amor y unidad, sólo se conoce la filosofía del trabajo; allí la causa del trabajo es el universo mismo; allí se desconocen las llamadas religiones; allí nadie se divide ni se persigue; como igualmente no exsiste la ambición; porque jamás a entrado rico alguno; en el Macrocosmo que es el mismo Reino, exsiste el Comunismo Celestial con Filosofía de Niño; allí se desconoce la palabra: esto es mio; ni exsiste la posesión privada; lo privado en lo material, es la máxima expresión del egoísmo; es propio de las criaturas de los mundos-polvos; que recién comienzan a sentir la posesión con filosofía de dominio; así comenzó satanás; hasta querer lo que era y es del Padre; quiso dominar el universo; es por eso que toda escritura salida del Padre, es combatida por los ambiciosos; así ocurrió en el pasado de la Tierra; cuando envié al mundo la Ley Mosáica; la Ley Cristiana y ahora la Ley del Cordero de Dios; tres divinas doctrinas que fueron pedidas por los espíritus humanos; y se les concedió; toda doctrina sale de la palabra viviente del Padre; por el fruto intelectual de ella se dá a conocer; por sus enseñanzas que sólo conducen al bién, se conoce el árbol; el árbol es una planta ya crecida; y quiere decir que toda doctrina viviente crece hasta convertirse en galáxias; porque toda doctrina contiene ideas expansivas; hay ideas arriba y las hay abajo; y todas se vuelven planetas; es por eso que fué escrito: Que lo de arriba es igual a lo de abajo; las divinas palabras del Padre eterno: Hágase la luz y la luz fué hecha, son palabras divinas-mentales; sus propias expansiones aún no cesan; porque el universo sigue expandiéndose; y lo seguirá por siempre jamás; este divino mandato es el mayor de todos; es la máxima expresión del macrocosmo; las expresiones ó palabras dichas en las vidas por las criaturas, son expresiones microscópicas; son cielos en su estado de infancia; que recién están cumpliendo con la ley universal: Hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; el amor nunca podrá estar representado por la dureza de una roca; roca es en el reino del Padre, egoísmo intelectual; dureza de corazón; desprecio hacia los humildes; mi divina ley dice que todo humilde es primero en el Reino de los Cielos; y no habéis meditado nunca sobre este mandato; deberíais haberos dicho: Si todo humilde es primero ante el Padre, también debe serlo en el mundo; ¿por qué los preferidos del Padre no gobiernan el mundo? ¿puesto que deben ser los primeros en todo? puesto que el mismo Cielo lo proclama; ¿y qué habéis hecho para que el divino deseo del Padre, sea una realidad en la Tierra? ciertamente que nada; y vosotros mismos falsos profetas de la verdad, lanzásteis la primera piedra; anunciásteis al mundo el primero de los Mandamientos: Adorarás a tu Dios, Señor y Creador, por sobre todas las cosas; por sobre toda filosofía; por sobre todo destino; por sobre ustedes mismos; vuestro error fué el no poner por cabeza a ningún humilde del mundo; si así lo hubiéseis hecho, os aseguro que este mundo, no tendría necesidad de un Juicio Final; jamás debísteis entrar en alianzas pasajeras; porque con ello contribuísteis a la ilusión de la vida; nunca debísteis haber tenido pactos con la bestia del materialismo; nunca debísteis haber coronado a sus reyes; ni bendecido sus armas; con ello perpetuáis la abominable explotación a que son sometidos millones de mis hijos; os aseguro demonios que por vosotros mismos, empezará el llorar y crujir de dientes; así como habéis dividido la fé de mis hijos, así seréis divididos en lejanos mundos entre la luz y las tinieblas; escrito fué que no se puede servir a dos señores; ó se sirve a Dios ó se sirve al materialismo; servir a dos filosofías opuestas, confunde y pierde a los hijos; se es ó no se es; no puede haber sinceridad dividida; por vosotros demonios, exsisten millones y millones de falsos profetas; porque habéis alternado en sus vidas, dos influencias: La duda y la ilusión; ¿comprendéis ahora el significado de la parábola: Ciegos guías de ciegos? vosotros tendréis que pagar hasta la última desdicha que habéis causado a cada destino humano; ellos en el Reino de los Cielos, no pidieron ser divididos en su fé; pidieron vivir como hermanos; unidos; porque esa unidad la presenciaron en el Reino de los Cielos; sabían los espíritus humanos, que sólo satanás divide; es una de las tantas leyendas celestes; el mundo del futuro os llamará, lo que siempre habéis sido: rocas del egoísmo humano; y vuestro corto reinado será olvidado; porque escrito fué que todo árbol que no plantó el divino Padre, de raíz será arrancado en la evolución humana; las filosofías que han creado los hombres sin tomar en cuenta mi divina ley, son esos árboles; y entre muchos, están las llamadas religiones; las religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; lo único que cuenta en el reino, son las virtudes que cada uno practicó; la máxima gloria de toda virtud es sublimarse en el trabajo; en el conocimiento; que es la sal de vida; de todo lo aprendido, el espíritu saca su futuro modelo de exsistencia como criatura; quien vive explotando no tiene sal de vida; no tiene futuro destino; porque no tiene mérito; nadie se preocupa de él en el reino; nadie desea hacer alianzas con un espíritu que poco ó nada avanza; y mucho menos con los violadores de la ley; ninguna virtud viviente desea unirse a un explotador ó comerciante; porque sufriría su influencia; los espíritus religiosos que hacen de la fé un comercio, están en las mismas condiciones; el poder material de la iglesia los condena; nunca debieron tener tal poder; olvidaron la divina parábola que dice: Es mas fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de los Cielos; esta parábola es una advertencia para todo ambicioso; hay muchas clases de riquezas; porque de todo hay en la viña del Señor; de todas las riquezas, la más despreciable ante el Creador, es aquélla que se ha logrado explotando a los demás; en cualquiera forma que sea; todo interesado que por un interés material viola la divina moral del Padre, no entra al Reino de los Cielos; que está poblada por criaturas desinteresadas; estas criaturas también fueron imperfectas; nadie nace perfecto; ni arriba ni abajo; los que ahora son desinteresados, fueron interesados y hasta explotadores en lejanos mundos; pasaron lo que ahora están pasando los explotadores e interesados; y llegará un instante en la eternidad, en que os transformaréis; seréis lo opuesto; porque al nacer de nuevo en cuerpo nuevo y mundo nuevo, habréis dejado atrás una imperfección; una tiniebla; persistir en las tinieblas, es dividirse así mismo; pues los poros de la carne, siguen sus libres impulsos; libre albedrío tienen; y buscan la luz; quedando el espíritu abandonado a su suerte en sus propias tinieblas; para volver a tener nuevo cuerpo de carne, el espíritu debe pagar todo daño hecho a sus poros; son trillones y trillones; y cada uno reclama justicia por separado; porque siendo microscópicos y humildes, son grandes y gigantes en el Reino de los Cielos; adquieren proporciones que llenan de pavor al mismo espíritu culpable; cuando el espíritu no tiene culpa alguna, esta sorpresa no es de pavor; es de admiración; porque según sea el grado de conciencia conque se entra al Reino de los Cielos, así serán los sentimientos que experimenta el espíritu; los espíritus explotadores no entran jamás; sólo de lejos contemplan la gloria eterna; su futuro es continuar naciendo en mundos materiales; porque su puntaje celestial no le dá para más; su propio conocimiento se amolda a la materia de sus inclinaciones; su sal de vida sólo posee cualidad y calidad para eso; el puntaje celestial es la divina añadidura conque el Creador premia a sus propias creaciones; todos sin excepción alguna en la naturaleza, poseen el derecho a la añadidura; muchos confunden la divina añadidura, con la abundancia material; la primera es espíritual y la segunda es un pedido hecho en el Reino de los Cielos; nadie sale del cielo, sabiéndolo todo; pedísteis olvido del pasado y se os concedió; cuando se está en los Cielos, se vive la justicia y la igualdad; nada se sabe de riquezas ni de religiones; porque ambas son desconocidas; nunca los ambiciosos y los que dividen los rebaños en los planetas han entrado al Reino de los Cielos; allí presenciásteis la vida que lleva la Trinidad; aprendísteis que allí se vive el comunismo celestial con filosofía de niño; la misma filosofía que unirá a los humildes del mundo, en una gran nación; será la más grande potencia del mundo; su poder no se comparará con ninguna; desde la creación de la Tierra hasta su fín, el mundo de los humildes, no tendrá comparación; de ellos es la gloria en la Tierra y en el Cielo; escrito fué que los humildes son primeros en todo lo imaginado ante el Creador.- Y surgirá un mundo donde manará leche y miel.- Quiere decir que de las naciones que el egoísmo humano llama sub-desarrollados, nacerá un nuevo mundo; con otra moral; otras costumbres; este mundo se caracterizará por la alegría universal; todos serán niños; pues serán los premiados en la resurrección de toda carne; todos volverán a ser niños de doce años; el que tuvo fé en la resurrección de la carne, aún sin comprenderla, lo merece; los que no creyeron en ella, no la tendrán; cumplirán su ciclo de vida, según esa creencia; jamás en el Reino de los Cielos, los incrédulos son premiados; el que cree en sus propias ideas, se vá tras ellas; las pequeñas y explotadas naciones, se unirán y formarán la más grande nación que haya exsistido en la Tierra; he aquí el significado material de la Parábola: Los humildes son los primeros; ó bién los últimos que despreció el materialismo, serán los primeros; y sus hijos se multiplicarán, como las arenas de un desierto; manará leche y miel, significa el principio de una nueva alimentación para el nuevo mundo; una alimentación que vosotros llamáis vegetariana; esta alimentación no viola la ley; vosotros espíritus atrasados os coméis a vuestros hermanos; los que vosotros llamáis animales, no son animales en el reino; son vuestros hermanos; con los mismos derechos a que tenéis vosotros; es mil veces preferible que jamás hubiéseis probado tal carne; porque os hacéis cómplices de los que los matan; mi divino Mandamiento dice: No matarás; y esta ley es para todos; nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; vosotros espíritus humanos, prometísteis ante el divino Padre, no matar; porque eso no os gustaba para vosotros mismos; corresponde a la parábola que dice: No hagas a otro lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; los que vosotros llamáis animales, también lo prometieron; en sus respectivas filosofías y con arreglo a sus leyes; porque nadie es desheredado; todos nacéis con los mismos derechos; todos aquéllos que sabiendo la exsistencia de los divinos Mandamientos y comieron carne, no entrarán al Reino de los Cielos; porque deberéis pagar en lejanos mundos, hasta el último poro de carne que os comísteis; esta revelación os causará un llorar y crujir de dientes; el mismo llorar que se os venía anunciando a través de los siglos; y que bién poca ó casi nada de importancia le dísteis; esta revelación está también anunciada en la parábola que dice: Ojo por ojo diente por diente; y vuestro Creador agrega: célula por célula; poro por poro; que corresponden a todos los órganos en la carne que os comísteis; por cada porito de carne, deberéis tener que cumplir una exsistencia, cuya filosofía será la misma que sentísteis, en los mismos instantes en que comíais la carne de un destino que no os pertenecía; muchos espíritus ignorantes que nunca se preocuparon de las escrituras, preguntarán: ¿y cómo antes comían carne? los espíritus de antes, sea la época que sea en el mundo antiguo, también violaron la ley; y pagaron y aún pagan, la falta, en proporción a sus ignorancias; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; ellos pidieron la prueba de estar expuestos, a tentarse en comer la carne de sus semejantes; y prometieron vencer tal tendencia; y el mismo pedido hicísteis vosotros espíritus humanos, del llamado mundo contemporáneo; con vosotros se pone fín a una filosofía demoníaca; porque a todos los que os comísteis, fueron y son ángeles; si todos son hijos de un sólo Dios nomás, todos nacéis con una misma inocencia; y se cuenta en el reino en medio de infinitas fábulas y leyendas vivientes, que en un remotísimo y microscópico planeta llamado Tierra, sus criaturas se comen unas a otras; y es así que los ángeles se llenan de horror, cuando el divino Padre les muestra en colosales pantallas de television solar, como son descuartizadas sus propias creaciones; y las lágrimas brotan, en tan divinas criaturas; y los ángeles preguntan: ¿y por qué divino Padre? ¡ah, hijitos! ese por qué se remonta a otros cielos; a otros mundos que exsistieron y ya no están en el espacio; los espíritus cuando desean en sus arrepentimientos, pagar deudas del pasado, piden al divino Padre, que les dé la misma forma que tuvieron sus víctimas; y pagarlas ojo por ojo y diente por diente; y como nada es imposible para el Creador del universo, les concede; hay infinitas formas de pagar una deuda; como infinitas formas de premiar; cuando no se paga una deuda en una exsistencia, se paga en otra; cuando no se recibe un premio en una exsistencia, se recibe en otra; escrito fué que todo espíritu nace de nuevo; vosotros espíritus humanos, en virtud de esta ley, vivísteis en el pasado de la Tierra; y en otros mundos; exsisten mundos, que son réplicas de otro; nada exsiste en el Padre, que sea limitado; es por eso que aún conserváis vuestros instintos carnales; todo instinto vá desapareciendo, a medida que se nace de nuevo; todo instinto se enseñorea en la carne; es por eso que fué escrito: Débil es la carne; porque débil es el instinto; cuando un instinto vá desapareciendo, la carne también cambia de forma a medida que vá naciendo; el espíritu a medida que se purifica, se crea un cuerpo diferente al que tuvo; y tendrá nuevas formas físicas, en futuros mundos; se dice débil es la carne, porque no conserva la misma forma en su eternidad; las obras del espíritu la dan nueva forma; y así será por siempre jamás; la perfección de los espíritus no tiene límites; ni lo tendrá jamás; el espíritu violador de la ley, paga su deuda y sigue siendo eterno; nadie tiene un fín o un término; eso es atributo único del Creador de la vida; el divino Padre da y quita; pero nunca destruye sus propias creaciones; son las soberbias espírituales y relativas, las que se destruyen así mismas; pues al no entrar al reino, se eternizan fuera de él; de un mundo pasan a otro; observando desde lejos, la gloria que reina en el Reino de los Cielos; este alejamiento del reino, es proporcional a la falta cometida; constituyéndose la misma conciencia, en un inmenso imán; que se repele ó se atrae; la justicia divina es instantánea; algo así como un desprendimiento de líneas magnéticas de un imán; esta comparación es material; porque hasta el imán es juzjado en sus leyes; y todo objeto material es también juzjado; cuando la mente crea algo, este algo se convierte en idea; pues sin idea no hay creaciones; si vuestro Creador no hubiera dicho: Hágase la luz y la luz fué hecha, estad seguros que ni vosotros ni el universo que contempláis, exsistirían; pues no habría principio de idea; la mente en neutro; nada se crea; silencio en los cielos; en los cielos del macrocosmo, y en los cielos del microcosmo; silencio arriba y silencio abajo; pues todo piensa; la materia y el espíritu; las grandes lumbreras solares, y las microscópicas lumbreras mentales; lo de arriba es igual a lo de abajo; hay creaciones arriba como las hay abajo; nacer de nuevo es viajar de arriba para abajo, y de abajo para arriba; todos viajáis por vuestra línea solar; una línea ó Cordón umbical que os acompaña desde el sol Alfa; la Línea Solar os enseña, los lugares ó mundos que vuestro espíritu ha visitado; vuestras escenas; las formas físicas que tuvísteis en tales mundos; toda línea solar recorre inauditas distancias; siempre está en vosotros; no os abandonará jamás; una parte ó porción de vuestra línea solar es la electricidad que recorre por vuestro cuerpo; y no hay quien no la haya sentido; cuando dejáis vuestros cuerpos de carne en la transformación llamada muerte, vuestro espíritu inicia su retorno al espacio, por su propia línea solar; el otro extremo le lleva al punto de donde salió; recorre el mismo camino que recorrió, cuando sintió el llamado del vientre de una madre; esta revelación es única; a nadie le ha sido dado a conocer de como se viene al mundo; más, en todo hay un primero; con alguien se inician las grandes verdades; el mundo del futuro verá sus líneas ó cordones solares; esto corresponde a: Los cielos se abrieron; pues en cada cordón solar, están fotografiados todos los cielos recorridos por el espíritu; es una verdadera television microscópica, de infinitos colores; como cada espíritu no es igual al otro, en cuanto a sus experiencias y vivencias galácticas, surgirán en el conocimiento del mundo, leyendas inmortales; todo niño del futuro, será un genio en potencia; el mundo del futuro será un mundo en que se nacerá para prepararse y viajar al cosmos; la meta no serán las posesiones materiales; como ocurre en el tiempo presente; será una meta en busca de más conocimiento; un conocimiento que nunca debió ser detenido; porque la Tierra tenía otro destino, en el concierto de los mundos; el destino de la Tierra fué desviado desde el mismo instante, en que demonios encarnados enseñaron a los terrenales, a adorar al oro; con ello empezó el fenómeno de la posesión; se creó la filosofía materialista; el peor de los yugos para el espíritu humano; porque la sensación que contiene excesiva posesión, desequilibra la perfección; la cualidad y la calidad del que exageradamente se dejó influenciar por el oro, cae en valor; lo que equivale a decir, que el futuro espíritual del mismo, son mundos mediocres en evolución; porque de cada idea desequilibrada, nacerá un mundo desequilibrado; la humanidad al escoger sistema de vida, no debió haber escogido el sistema de la posesión; y los hombres fueron tremendamente ciegos; pues escogieron un sistema de vida, que con anterioridad ya había sido sentenciado por Dios; la divina parábola dice: Es mas fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de los Cielos; porque no entra ni el rico, ni el sistema que producía ricos; al escoger los hombres al llamado capitalismo, como su sistema de vida, lo que hicieron los hombres, fué darle la contra a Dios, segundo por segundo, durante la prueba de la vida; fué un error que duró siglos, hasta el instante mismo, del divino inicio del divino Juicio Final; los hombres fueron rocas de dureza mental, hasta el fín de sus propios tiempos; es por esta extraña dureza, que el hijo de Dios le dijo al mundo de la prueba: Sobre esta roca construiré mi iglesia; quiso decir: Sobre estos duros para comprender, los probaré una forma de fé, que de ellos mismos saldrá; porque cada uno elige la propia forma de fé; es el libre albedrío humano, el que decide que camino tomar, para comprender a Dios; y la prueba de la vida consistía, en no equivocar el camino; los que escogieron un camino de fé, que incluía la división mental entre los seres, erraron el camino; porque Dios no divide a sus hijos; él los unifica a través de leyes igualitarias; el extraño sistema de vida de los hombres, basado en la rapiña y el entreguismo, impidió que en el mundo surgiera un sistema de vida con leyes igualitarias; el hombre no supo ó no quiso desprenderse del extraño complejo de la posesión; y tal cosa constituye su tragedia; tragedia que fué escrita como: el llorar y crujir de dientes; porque así como le dió la contra a Dios, segundo por segundo, a través de las costumbres de su propio sistema de vida, así también, al hombre se le descontará segundo por segundo, molécula por molécula, idea por idea, de todo lo malo que hizo dentro del extraño y desconocido sistema de vida; como la moral participa en todas las cosas que la criatura hace, es que el extraño sistema de vida llamado capitalismo fué descrito en el divino evangelio de Dios, como extraña moral; los que se complacieron en vivir en el llamado capitalismo, y no protestaron, a ellos el hijo de Dios les llamará extraños; y ningún extraño entrará al Reino de los Cielos; el término extraño se debe a que nadie pidió a Dios, el llamado capitalismo; porque nadie pide a Dios cosas injustas; el capitalismo es obra de hombres y no de Dios; es obra del libre albedrío del hombre; por lo tanto, los que a Dios culpan, por las injusticias del extraño capitalismo, cometen injusticia en contra de la divinidad; a ellos se les juzjará por no profundizar sus propias obras, que vivieron en la prueba de la vida; el llamado mundo cristiano que surgió durante el extraño reinado del capitalismo, se caracterizó por su extraña complicidad, para con un sistema de vida injusto; casi nadie protestó porque los hombres habían creado un sistema de vida, que era contrario a la infinita justicia de Dios; y que su no complacencia, había sido escrita en las mismas Biblias que el extraño mundo cristiano, había leído en la vida

Y DIOS DIJO: DEJAD QUE LAS LUCES SEAN TESTIGOS DE MI INFINITO PODER; Y DEJADLAS QUE SE MANIFIESTEN POR LOS SIGNOS, Y POR DíAS Y POR AÑOS.-

Significa que el eterno Padre Jehova, está en todas partes del infinito; pues todas sus infinitas criaturitas del universo expansivo pensante llevan también su divina herencia eterna; es decir la divina espíritualidad pensante; pues la materia infinita piensa y vibra, como piensa también el monito humano; significa que lo que el hombre cree que no es, es; pues el hombre sólo cree en él; cree que sólo él exsiste; reduciendo la gloria infinita del Padre Eterno, a un microscópico pensar egoísta; los tales se llenarán de pavor; pues al negar la divina exsistencia de otras infinitas criaturas, se niegan así mismo; pues cada infinito gérmen del espacio, contribuye a la misma exsistencia de todos los seres pensantes; pues lo uno repercute en lo otro; pues de cada pensamiento, se emana un fluído que corresponde a la misma individualidad en acción; es decir que la mente humana obra en espacio y tiempo; y a la vez crea otros espacios y tiempos que lo esperan en la eternidad futura; pues cada criatura según sus propias acciones, se hace su propio cielo ó su propio infierno; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos.- Significa que toda criaturita que ha preferido gozar en su totalidad de la ciencia del bién, hasta el grado de olvidar al infinito Creador de su propia vida, no entra en el Reino de los Cielos; pues escrito está, que todos serán juzjados según sus propios actos; la llamada ciencia del bién, se refiere a las comodidades y placeres que brinda el maldito materialismo; pues ilusiona a mis hijitos por un camino que no los conduce a la eternidad; pues es una filosofía que los conduce a las tinieblas; pues la calidad de la acción pensante, no es mérito suficiente para llegar a la luz de la divina verdad; pues las divinas virtudes de que están compuestas las individualidades, no han recibido la divina instrucción, como el divino Padre enseñó en sus sagradas y divinas escrituras; pues exsiste en cada gérmen humano una divina luz; esta divina luz, puede achicarse ó agrandarse, según el divino número de encarnaciones, que tenga en su historial galáctico; pues toda acción emprendida por todo espíritu, es divinamente pesada en las divinas balanzas solares; que representan la más perfecta justicia, que mente alguna pueda imaginar; pues ellas representan en una infinita television de colores, lo más mínimo que la criatura llevó a cabo en el planeta que acaba de dejar; estas divinas balanzas solares, funcionan desde toda eternidad; de muchísimo antes que surgiera el divino gérmen de la especie de monitos humanos; pues ellas representan la misma y divina eternidad del Padre Jehova; que es el primero en toda eternidad; significa también que si bién todo espíritu lleva en sí mismo su propia eternidad, no es menos cierto que también lleva el divino castigo de sus propios yerros y su propia soberbia; pues escrito está, que todo espíritu es probado; no en una exsistencia; sino que en infinitas exsistencias; pues esto también significa: Hay que nacer de nuevo para ver reino de Dios; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que ninguno de los llamados grandes del mundo, entrará al Reino de los Cielos; pues los tales olvidaron por sobre todas las cosas, que sólo hay un solo grande en el infinito universo; y ese grande es el Padre creador de todas las cosas; las conocidas y las desconocidas; y es por estos soberbios que fué escrito: Habrá llorar y crujir de dientes; en sus enloquecidas mentes; pues el espanto más grande, hará presa en ellos cuando vean la divina luz, que ellos desecharon por un suspiro de tiempo de placeres y orgías; que para nada sirven en la eternidad del futuro; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que el divino año del 2001, no serán resucitados a niños de doce años; pues su propia filosofía, producto maldito de una ciencia maldecida por tu divino Padre Jehova, hace eternidades atrás; cuando la Tierra vivió la divina dimensión del paraíso terrenal; pues yo, tu divino Padre Jehova, dije a los primeros padres de la cimiente humana: Podéis comer de todo lo que hay en el Edén; más, del árbol de la ciencia del bién, no comerás; me refería al futuro; me refería a los hijos del género humano; pues yo, tu divino Padre Jehova, sabía desde eternidades atrás, que la maldita serpiente faraónica tentaría a mi divina hijita Eva; divino ángel de categoría espíritual de sol Azul; pues en su divino vientre deposité el divino gérmen de la nueva cimiente galáctica; que eternidades más adelante, sería el género humano; yo sabía hijo divino que la maldita ciencia del bién faraónica, subyugaría a mis hijitos terrestres; pues escrito está, que tu divino Padre Jehova, ve el futuro y el destino de los mundos, desde infinitas eternidades atrás; desde muchísimo antes que los mundos y soles, surjan a la vida material; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; por lo tanto los primeros padres terrestres fueron echados del paraíso terrestre; pues allí sólo moraban criaturas angelicales con infinita filosofía de niños; la misma filosofía que volverá a la Tierra, ó mundo prometido; después de la divina resurrección de toda carne; pues el ser humano se transformará de nuevo en un niño de doce años terrestres; pero con divino gérmen eterno; es decir no morirá físicamente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijito que escrito fué: Dejad que los niños vengan a mí; porque de ellos es el Reino de los Cielos; esto significa que toda criatura que ha cumplido con mis divinos pensamientos, será recompensada según sus propias obras que llevó a cabo durante su encarnación; es esto lo que significa que los humildes serán los primeros en ser niños eternos; y no los malditos ricos y poderosos de la Tierra; porque ellos ya tuvieron su recompensa en la vida material; pues con su soberbia disfrutaron de todo placer; sabiendo que exsisten mis divinos Mandamientos; pues mi divina ley es para todos; pues todos son mis hijos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; los ricos se engrandecen en la Tierra, y se achican en los cielos; pues se alejan de mi divina ley que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; y no explotando a mis hijos con el maldito dinero; que ellos usan a su regalado gusto; pues el dinero en sí mismo, es un medio imperfecto para lograr el pan de cada día; lo que lo rebaja es la desmedida ambición de unos pocos; pues es una filosofía creada por hombres ambiciosos, que han llegado al extremo de negar mi divina exsistencia; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; pues junto con la divina resurrección, habrá también mundo nuevo con tiempo nuevo; pues los divinos siglos pertenecen al hombre mortal; y el tiempo nuevo al hombre eterno; significa también que de ellos serán el llorar y crujir de dientes; pues espantados quedarán cuando vean que la divina resurrección de la carne, no se logra con ningún poder terrenal; pues estos demonios encarnados están acostumbrados a satisfacer todos sus malditos caprichos con el poder efímero de sus malditos dineros; producto maldito de la maldita explotación del hombre por el hombre; sí hijo divino; los ricos llegarán a maldecir mil veces haber nacido; pues dignos de lástima serán en toda la galáxia; pues mientras que los humildes y mansos de corazón son resucitados y eternizados en sus cuerpos físicos, los ricos llegarán a ser los más tristes y despreciados ancianos; cuya meta será el divino cementerio; y todo por haber sido soberbios; y no cultivar las divinas virtudes con mi divina ley del trabajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Del polvo eres y al polvo volverás.- Significa que de la eterna materia sale la espíritualidad pensante; pues el más microscópico elemento encierra fuerzas magnéticas que son eternas vibraciones solares; pues de todo emana una divina dosis de magnetismo; lo que se cree que no exsiste, exsiste en grado infinito en las lejanas galáxias; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa el divino principio de toda criaturita viviente; pues todo tiene eternidad, con un divino principio de partida, según la divina evolución alcanzada; pues escrito está que toda divina cimiente tiene sus tiempos solares; es decir que todos los soles en su infinito conjunto se expanden en medio de su propio tiempo celeste; que es un tiempo también material; pero que a la vez se vive la divina eternidad; pues allí no se experimenta el mañana ó el pasado pues allí no se envejece; es el mismo tiempo material que tendrá la Tierra en la nueva era; pues después de la divina resurrección de toda carne, se vivirá otra divina filosofía pensante; pues todo en grado infinito, es infinita alianza ó pacto pensante; pues los divinos querubínes, son los obreritos que están en todas partes; son divinas fuerzas magnéticas-espírituales, con un divino pensar que constituye su propio destino; pues en divino libre albedrío se auto-determinan; pues son divino producto de la divina herencia solar; pues ellos en la eternidad de los tiempos, llegarán a ser como Jesús de Nazareth; es decir brillarán como un sol de infinita sabiduría; significa también que el hombre terrenal posee una filosofía pasajera; producto de la maldita desobediencia de los dioses malditos llamados faraones; pues legaron en la primera semilla ó cimiente humana, la maldita filosofía de la fuerza; con ello violaron un divino pacto amoroso; cuya maldita violación del mismo, empezó cuando la maldita serpiente faraónica, tentó y engañó a Eva en el lejano paraíso terrenal; fué una desobediencia propia de paraísos ó moradas divinas; donde no se conoce la muerte; donde las divinas leyes son infinitamente diferentes, a las leyes terrestres ó humanas; la maldita filosofía de la fuerza es por lo tanto originaria del maldito engaño; es decir los malditos dioses faraones, tuvieron que llegar a eso, para llevar a cabo, lo que ellos malditamente consideraban una prueba filosófica; en contra-partida con mi propio infinito; pero se engañaron así mismos; como se han engañado infinitos dioses solares; pues los monitos faraónicos, desaparecen ante otras jerarquías solares; creían saberlo todo, y no sabían nada; sí hijo divino; así fué y así será hasta la consumación de los siglos; es decir hasta la consumación del polvo de la ignorancia; pues el intelecto divino, se traspasa a todo espíritu, cuando éste, no es más que una microscópica motita, en la divina eternidad, del infinito universo expansivo pensante; por lo tanto quien cree saberlo todo, nada sabe; en lo que se refiere a su propio orígen y la eternidad misma; sólo se sabe en su respectivo grado ó jerarquía espíritual; y mientras que este saber no afecte a su propia moralidad; cuya mayor potencia está en las divinas y Sagradas Escrituras; pues al hombre no le es dado saberlo todo; pues la divina luz cega cuando llega antes de tiempo; el planeta Tierra es un mundo de la infinita categoría de los mundos imperfectos; de los mundos que aún necesitan de la divina moral; pues los hijitos terrestres son las primeras semillas del árbol galáctico; significa también que el espíritu humano no puede traspasar su propio tiempo ni su propio espacio; pues para llegar a conocer su propio gérmen ó su propio orígen, es necesario el divino concurso de infinitos querubínes; pues todo conocimiento infinito, es divino acuerdo, de infinitos libres albedríos y de infinitas filosofías; todo esto fué divinamente representado en la divina alianza ó divino tabernáculo en el pasado terrestre; significa también que la materia y el espíritu tienen un mismo punto de partida; y por lo tanto un mismo destino; pero irradian por diferentes caminos; en virtud de sus propios libres albedríos; libre albedrío, que jamás debe ser violado; ni tu divino Padre Jehova jamás ha tocado el divino libre albedrío de sus hijitos; es por eso, que toda divina escritura posee infinita psicología de amor; jamás recomienda la maldita fuerza en ninguna de sus formas; ni jamás ha recomendado la maldita explotación del hombre por el hombre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pero a pesar de esto, la maldita ambición de unos pocos, hace atrasar el divino avance de cada terrestre; pues consciente ó inconscientemente ponen trabas a sus hermanos de encarnación; desviándolos del camino recto; de la sana conciencia; presentándoles un futuro efímero; y haciéndolos vacilar en su propia virtud; los tales maldecirán haberlo hecho; pues cada mínimo daño, ocasionado a los humildes de corazón, les será descontado de su propia eternidad física; cumpliendo la divina ley de: Ojo por ojo, diente por diente; significa también que llegó la divina hora de saber el divino orígen universal de la divina semilla galáctica ó cimiente humana; una de las infinitas que se han desprendido del divino árbol galáctico; al saber la criaturita humana su propio orígen, debe ser juzjada según sus obras; para recibir su castigo ó su premio; según la divina intención que tuvo a lo largo de su vida; así está escrito en muchas sagradas escrituras; llegó la sublime hora de rendir divina cuenta; ya no están los tiempos para predicar; sino para juzjar; es por eso hijo divino, que tú le dirás al mundo: Yo no he venido a perturbar al mundo; yo he venido a juzjar al mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también, que del polvo salió toda vida conocida y desconocida; pues siendo el planeta Tierra una microscópica chispita eléctrica salida del sol Alfa, exsistieron infinitas criaturas que ya no están; pero que volverán al divino llamado de la Santísima Trinidad, cuando se inicie el divino Juicio Final de la actual evolución humana; pues regresarán despertando del divino sueño viviente en las lejanas galáxias; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de la materia sale la materia; pues escrito está, que de la costilla de Adán, salió Eva; pues en el infinito universo expansivo pensante, todos los infinitos querubínes son divinamente solidarios; ellos son el alfa y la omega de los mundos materiales; quien los tenga de su parte, me tiene a mí; tu divino Padre Jehova; pues siendo ellos pequeñitos é inocentes, son grandes en el Reino de los Cielos; por lo tanto la divina inocencia constituye el más grande poder material, que mente humana pueda imaginar; es por eso que el divino corderito de la pureza solar, representa la única salvación del mundo pecador; pues en él, están concentradas las más infinitas vibraciones del universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todos tuvieron por punto de partida, la divina inocencia celestial; la única inocencia salida de los lejanos soles; que en su infinito constituye la Santísima Trinidad; significa también que todo el rebaño terrestre volverá a ser lo que fué antes; es decir una criatura pura de un paraíso terrenal; momentáneamente interrumpido por una divina y maldita falta de desobediencia al eterno Padre Jehova; el único eterno Creador de infinitas eternidades; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de las tinieblas sale la luz; pues los lejanos soles se oscurecen cuando deciden cambiar de filosofía solar; es decir que toda infinita revelación en las humanidades infinitas, son consecuencias, de las divinas determinaciones en los pensares solares; según su divino libre albedrío; no hay que olvidar nunca que en los lejanos soles y galáxias, es otra en grado infinito la ley magnética de la materia; pues la infinita perfección es infinitamente relativa en su propio avance galáctico; esto significa que antes del polvo terrestre, estaba el polvo ó ceniza solar; producto divino de los gases solares; y éstos a la vez salen de los fluídos solares; los que a su vez son productos de los divinos gérmenes solares; los que a su vez, son productos de las individualidades solares; los que a su vez son producto divino de infinitas creaciones solares; las que están divinamente subordinadas a las infinitas vibraciones del divino fuego del Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- La fé mueve montañas.- Significa que todas las infinitas virtudes necesitan ser probadas; pues todo espíritu también es probado; no sólo en tentación; sino que de infinitas maneras; pues toda criatura pasa de la imperfección a la perfección mediante el mérito individual; del propio gérmen de cada cual, sale la divina semilla que causará los infinitos incidentes de su propia experiencia, como criatura humana; no hay ni habrá excepción alguna en esta divina ley; pues hasta tu divino Padre Jehova la pasó; en mundos y soles que ya no están; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todo padre para llegar a serlo, tuvo que ser hijo; es decir hay que pasar por las experiencias y viscisitudes de los pequeños; así fué la divina perfección de tu eterno Padre Jehova; yo, fuí hijito, todo cuanto la mente humana puede imaginar; y lo fuí en grado infinito; de un infinito que ninguna criatura viviente puede calcularlo; ningún hijo del mundo que sea, podrá jamás encontrarme debilidad ó imperfección alguna; mi divina perfección es de un grado tal, que todos me deben la vida; y no exsistirá jamás otro Creador superior a mí; pues si bién mis hijitos del universo infinito avanzan en grado infinito, tu divino Padre Jehova más inaccesible se hace; más infinito en perfección me eternizo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todos los que creen en mí, sin verme con sus ojos carnales, serán los primeros en ser premiados; pues han cumplido con una divina intención; intención divina que es una infinita intuición de su propio espíritu; que recuerda en forma vaga, la gloriosa morada celestial; de donde salió momentáneamente a cumplir un divino mandato de perfección infinita; todos los espíritus terrestres me recuerdan en diferentes é infinitos grados de sentimiento espíritual; muchos me olvidan por las entretenciones que les brinda la maldita ciencia del bién; creándoles ilusiones pasajeras que nada valen en los divinos premios que el eterno Padre les reserva en su infinita añadidura, según las acciones de cada uno; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también la suprema fé que el divino Primogénito tiene en su Padre Jehova; pues ha pasado por pruebas espírituales, que enloquecerían a cualquiera; cumpliendo con la divina ley de que todo espíritu es probado; sí hijo divino así es; es divinamente probado según su ilustración alcanzada; pues esto está en divina relación con mi infinita añadidura; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de la divina fé mental-espíritual surge la divina potencia magnética para obrar sobre toda materia; pues los divinos querubínes siempre reconocen a su señor; ellos son infinitos poderes vibrantes superiores a toda molécula material; son fuerzas magnéticas invisibles al ojo humano; pues actúan en otro espacio y otro tiempo; y otra divina vibración; pertenecen al infinito universo expansivo pensante; ellos actuaron cuando el divino profeta y dios solar de la divina galáxia Centauro, abrió las aguas del Mar Rojo en la época faraónica; y ellos mismos actuaron siendo tú el divino Jesús de Nazareth; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda criaturita posee el divino gérmen de todos los poderes; los mismos poderes que asombró al pueblo romano; cuando fuístes Jesús de Nazareth; lo que sucede es que no todos poseen la misma madurez espíritual, para poner en divina práctica estos poderes; pues el cuerpo humano madura según lo aprendido por el espíritu, en otras reencarnaciones; significa también que esta divina madurez es proporcional a su propia antiguidad, como gérmen solar, entre los infinitos soles creadores; sí hijo divino así es: Cuando tú dijiste siendo Jesús de Nazareth: Adonde yo voy, ustedes no pueden ir; significaba y significa que cada criaturita se forja su propio cielo en las inmensidades del espacio; cielos solares donde llegan infinitos primogénitos, de infinitos mundos de infinitas purezas solares; si a esos divinos soles fuera una criaturita humana, sencillamente desaparece en un infinito silencio; pues sus divinas vibraciones no corresponden a las divinas vibraciones del respectivo sol; pues allí exsiste otro tiempo y otro espacio; que su espíritu como humano no alcanza a comprender; jamás ha llegado humano alguno a ningún sol; ni llegará jamás; sólo con la divina pureza del divino corderito, puede hacerlo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda criaturita pensante podrá llegar a los infinitos soles, con su propio esfuerzo; cumpliendo con mis divinas leyes que están en mis divinas escrituras; por algo les fué anunciado la divina gloria; por algo se sacrificaron innumerables profetas; por algo fuístes sacrificado al mundo; pues con tu divino ejemplo de sacrificio infinito, enseñaste al mundo, que todo mayor debe dar divino ejemplo a todo menor; esto significa que todo grande del mundo terrestre debe darse todo por mi divino rebaño; esto significa que los malditos políticos que han explotado al pueblo por ambición personal, maldecirán mil veces, haberlo hecho; pues todo pecado, es descontado de su propia eternidad espíritual; según el divino grado de cada intención, es como la divina balanza solar se atrae al espíritu; es decir es divinamente atraído ya sea a mayor luz, ó mayor tinieblas; es por eso que fué escrito: Es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, que un rico al Reino de los Cielos; pues todo rico padece de cierto grado de ambición; y anula la divina honradez; esto significa que ningún rico gozará del premio divino; pues la riqueza es maldito producto de un sistema de vida, creada por la ambición misma; que ha llegado a explotar a mis hijitos, por siglos y siglos; esto se llama: La maldita explotación del hombre por el hombre; producto maldito que recibió por maldita herencia mi primer pueblo elegido; ó primera semilla galáctica; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todos los ricos del planeta Tierra tendrán que devolver hasta el último centavo que han ganado por medio de cualquier explotación; pues todo arrepentimiento está divinamente enlazado con el divino mecanismo que operará para resucitar toda carne; esto significa que toda acción mental, sea buena ó mala, repercute en el infinito; es decir en las divinas leyes del universo expansivo pensante; significa también que los verdaderos condenados son ellos; pues por ellos, se escribió el llorar y crujir de dientes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también, que todos recibirán su divino premio, según el grado de fé alcanzado; pues si la divina fé, mueve montañas, significa que cada cual tendrá divinos poderes, según su verdadero y sincero deseo de llegar a tenerlos; y esto está íntimamente relacionado con toda infinita fé; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- La maldición a la higuera seca.- Significa que toda ciencia que no produzca divina herencia, no es grata a tu divino Padre Jehova; la divina higuera en sí misma no es maldita; pues ninguno de mis hijitos de la infinita creación lo son; ella se prestó para tan sublime prueba; cumpliendo con la divina ley, de que todo espíritu es probado; pues las divinas plantas piensan en sus propias leyes; por algo la cimiente humana también fué planta en sus infinitas encarnaciones; en el pasado terrestre; cuando la Tierra era un microscópico mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda filosofía ó pensamiento que no dé producto amoroso, maldita es ante tu divino Padre Jehova; en estas condiciones están los malditos ricos; pues de su filosofía materialista, sólo se destila odio, ambición é hipocrecía; ellos mismos se encierran en la vida mortal; pues tienen cerradas las puertas a la vida eterna; por algo fué escrito: Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; sí hijo divino así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todo conocimiento aprendido debe tener por intención una causa de bién; pues en divina justicia nada queda al azar; toda la infinita individualidad, es divinamente pesada; en la divina balanza solar, en las lejanas galáxias; a donde todo espíritu debe de llegar; en esta divina justicia, la más perfecta y sublime que mente alguna pueda imaginar, se toman en cuenta todas las infinitas virtudes que posee cada espíritu; las cuales tuvieron un divino mandato, antes de unirse al cuerpo, en los lejanos soles; y que estando unido ya, se lo indiqué una vez más, en mis divinas y Sagradas Escrituras; me refiero hijo divino a la divina orden celestial: Te ganarás el divino pan con el sudor de tu frente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todas las infinitas virtudes son divinas inteligencias vibrantes, que pidieron divina encarnación a tu divino Padre Jehova; pues todo espíritu es como un divino Padre celestial microscópico, para infinitas inteligencias que acompañan a toda individualidad en su divina evolución por los mundos materiales; son divinas criaturas sin ciencia alguna; sólo en los grandes genios, ellos poseen cierta ciencia del divino saber; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda ciencia tiene un libre albedrío, una divina advertencia y un divino juicio; es por eso que yo, tu divino Padre Jehova, advertí a los primeros padres de la Tierra, del peligro que encerraba la maldita ciencia del bién faraónica, en un futuro de la divina evolución humana; pues esta maldita ciencia no sólo explotó y esclavizó a mi pueblo elegido; sino que le transmitió al género humano su maldita filosofía de falso lujo y maldita fuerza; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el mundo hijo divino, los ha imitado por siglos y siglos; ellos tenían la divina misión de dar luz al mundo; pues ellos cumplían divinas leyes solares; eran dioses ó padres celestiales; tenían una divina telepatía con tu divino Padre Jehova; ellos también conocieron al divino corderito de la divina pureza solar; pero fueron rebeldes; fueron tentados por el maldito dios Osiris; Osiris es el mismo Luz Bella; es la misma serpiente faraónica, que tentó a Eva en el divino paraíso terrenal; es el mismo satanás, que ha venido esclavizando al mundo; pero que fué vencido por tí hijo divino; en esas divinas pruebas espírituales, que habrían enloquecido a cualquier ser humano; pero tu infinita fé en tu divino Padre Jehova, salvó al mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que los malditos dioses faraones, serán llamados en el día del Juicio Final; pues su maldita ciencia al igual que la divina higuera seca, no produjo una causa de amor; es por eso que juzjada será; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que la maldita ciencia del bién, del maldito materialismo también será juzjada; pues es maldito producto de un abominable sistema de vida planetario; la maldita explotación del hombre por el hombre; la misma que crearon los malditos dioses faraónicos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la única diferencia radica en que el maldito materialismo deja vivir con un eterno hambre pasivo; pues millones y millones de mis hijos mueren mucho antes, del divino tiempo calculado, en los lejanos soles; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también el ajusticiamiento de la maldita secta vaticana; que al igual que los malditos dioses faraónicos, se han rodeado de un maldito lujo, que averguenza al divino Padre Jehova; yo, tu divino Padre eterno soy la mar de sencillez; así lo expreso también en mis divinas y Sagradas Escrituras; además esta maldita roca del egoísmo humano, ha entrado en maldito pacto con la maldita ciencia del bién; es por eso que no tiene ascendencia moral en la Tierra para lograr la divina paz; pues se ha convertido en una vulgar ramera; vendiendo mis divinos Sacramentos al que mejor pague; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto fué anunciado en mis divinas escrituras, con siglos de anticipación; partiendo de la misma divina advertencia hecha a Eva; antes que fuera tentada por la maldita serpiente faraónica en el divino paraíso terrenal; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que el divino fruto dado por la maldita secta vaticana al mundo, será juzjado por el divino Primogénito; pues escrito está que juzjaría a la maldita roca del egoísmo humano; es decir que se le juzjará por el engaño filosófico a que llevó al mundo; haciendo que las malditas cabezas de la gran bestia, abusarán con los pequeños rebaños del mundo; sí hijito; te he leído una vez más, tu divina mente; la llamada gran bestia de mis Sagradas Escrituras, se refiere al maldito poder económico de las llamadas grandes potencias; y los pequeños rebaños, son las pequeñas naciones, que han sufrido el maldito egoísmo de la gran bestia; pues la bestia siempre ha sustentado la maldita filosofía de la fuerza; pues sólo ha sobrevivido explotando las mismas malditas guerras; y también provocándolas; para vender sus malditas armas; ¡¡pobres malditos!! ¡¡no saben lo que les espera!! jugar con el divino libre albedrío de mis hijitos, es un pecado infinito; sólo lástima provocarán para sí mismos; pues el divino día que se inicie la divina resurrección de toda carne, estos malditos, que comercian con la divina vida de mis hijitos, maldecirán haber nacido; el mundo rezará por ellos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; estas criaturas productos de malditas filosofías pasadas, sabrán su propio maldito pasado; pues toda maldita herencia será juzjada; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Y estando en el medio de la muchedumbre preguntó: ¿quién me ha tocado?.- significa que toda pureza espíritual repercute en el divino universo expansivo pensante; cada criaturita es un divino foco vibrante; la divina fé, también lo es; ambas actúan en sus propios tiempos y espacios; sintiéndose atraídos mutuamente por los divinos querubínes de la atracción mutua; la divina fé es fuerza que sólo ha esperado por determinados tiempos, para ser escuchada; es un divino premio que se pidió, en exsistencias atrás, para poner a prueba con ello, infinitas virtudes más; creando para eternidades más adelante, infinitas clases de fé; la divina perfección de la fé, la reduce a un divino deseo de sólo tocar; ó sólo pedir con ello pone en divino juego infinitas leyes del universo expansivo pensante; en este divino mecanismo invisible, figuran divinas inteligencias, llamadas divinos querubínes; que actúan en divino tiempo celeste; pues el divino tiempo celeste es del espíritu, trabaja para el espíritu, y se vá con el espíritu; siendo el tiempo material para la carne; es decir se acaba para el espíritu, cuando perece el cuerpo físico; es por eso que fué escrito: Débil es la carne; débil en su divino plano físico, mental y material-espíritual; significa esto que la materialidad entrando por los ojos, se posesiona del espíritu; el que esta divinamente saturado por el divino tiempo celeste; es por eso que todo espíritu jamás está conforme y feliz, con los placeres materiales; pues todas las filosofías del materialismo, son ilusorias; y la divina intuición acusa en sus finas fibras, esta divina limitación; aunque ignora su propio orígen de la misma; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina pregunta encierra el divino acuerdo filosófico entre infinitas criaturas, cuyo placer está en actuar y perfeccionarse, en otros espacios y tiempos; diferentes al espacio y tiempo en que se perfecciona un ser humano; es por eso que nadie tiene el mismo grado de fé; pues cada cual a creído en estas divinas inteligencias, según su propia evolución planetaria; en las exsistencias pasadas; es por eso que en medio de una muchedumbre sólo una, ó unas pocas, reconocen a su maestro; pues todo padre solar, como lo fuístes tú, hijo divino, encarnado en Jesús de Nazareth, por infinita telepatía universal, te comunicastes con los divinos querubínes de la divina fé; que emanaba de uno de tus propios hijitos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; hay que distinguir en forma infinita, la verdadera fé, y la falsa fé; la verdadera fé una vez ganada, jamás abandona al espíritu en su infinito peregrinar por los infinitos mundos; la falsa fé, es vacilante; titubea ante cualquier influencia; sobre todo las influencia del mundo; la que brinda placeres inmediatos; pero que en nada contribuyen al divino desarrollo de la verdadera fé; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la maldita secta vaticana, ha jugado con la divina fé de mis hijitos; pues los engañó, al explotar malditamente mis divinas leyes; por su maldita causa, mis hijitos de la Tierra, han buscado la divina verdad, en otros falsos árboles; me refiero hijito, a las innumerables iglesias, que los hijos que buscan la divina verdad, han levantado en mi santo nombre; la culpable; que es la gran ramera, nada ha sentido por este hecho; sólo le preocupa la maldita riqueza, con la cual se viste su maldito representante; no sabe aún que toda posesión quitada a mis humildes hijos, les será devuelta; me refiero hijito a las enormes extensiones, que esta maldita secta ha usurpado al mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los hijos que influenciados por esta maldita secta, han buscado otros caminos, no son culpables de haber procedido así; al contrario; serán ensalzados en los cielos; pues para tu divino Padre Jehova, sólo cuenta la divina intención; y según el divino grado de fé, que ella irradie; pues la maldita secta vaticana tiene atrasado al mundo, en veinte siglos; en su plano espíritual y moral; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues ha cambiado el divino destino, que yo, tu divino Padre Jehova, ordené en mis divinas y Sagradas Escrituras; yo, deseo siempre lo mejor para todos mis hijitos de los infinitos mundos; al escribir las divinas y Sagradas Escrituras, lo que yo, tu divino Padre Jehova deseaba, era darle el divino gobierno patriarcal; el único con divina filosofía de niños; el único que hace de la criatura, divinos ángeles; el único que rige en los mundos paraísos; el único que abre la divina puerta a los lejanos mundos; el único que sustituirá al divino comunismo material; hermano divino del gobierno patriarcal; y el único que conduce al mundo celestial; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos

OJO POR OJO; DIENTE POR DIENTE.-

Significa la divina justicia, según la divina intención de cada espíritu; pues a todos se les ajustarán los divinos méritos; pues toda criatura que vá a los mundos materiales, ha prometido cumplir un divino destino antes que su propio espíritu, se una al cuerpo físico; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todo se pagará; no habrá excepción alguna; pues mis divinas leyes son infinitas y no conocen la excepción; esta divina palabra es hijita del maldito materialismo terrestre; el que tiene sus días contados; pues sólo le quedan 30 años terrestres; que corresponden a los 3 días conque tú, hijo divino anunciástes al mundo antiguo, la destrucción de Jerusalem; lo que significa un divino cálculo solar, y una divina filosofía futura; es decir que en divinas ciencias celestes, exsisten infinitas comparaciones; que en los mundos dejan un misterio pasajero; este misterio de la destrucción de Jerusalem, debería estar yá solucionado; pero la maldita iglesia católica, lo quiso así; al no cumplir con mi divino mandato; pues mis divinas escrituras lo explican todo; y todo conocimiento adquirido en los mundos materiales, repercute en el mundo celeste; quiero decirte hijito que toda desviación filosófica que no esté de acuerdo con la divina verdad, que son mis Sagradas Escrituras, cortado es de la galáxia infinita; esto significa que es dejado fuera de la luz; en el mismo grado conque desvió el divino camino a mis hijitos; pues la divina verdad de las Sagradas Escrituras representan el divino libre albedrío del Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que cada deuda individual es pesada en la divina balanza solar; esto significa que todo el pensar de cada uno que tuvo en la vida material, se le es reducido a su propia porción de cielo; que por sus propias acciones, se ganó; esto quiso decir el divino San Juan: He llegado al séptimo cielo; significa séptimo avance espíritual; y a la vez séptima encarnación humana; pues escrito está que para ver el reino de Dios, hay que nacer de nuevo; significa también séptimo planeta pensante de la séptima línea magnética solar del sol Alfa; significa también una séptima revelación al mundo terrestre, de actual dimensión; esto significa que han habido y hay, infinitos planetas tierras; de igual, menor y mayor dimensión; pues los divinos soles Alfa y Omega aún siguen produciendo soles y planetas; y seguirán hasta la consumación de los siglos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que el total puntaje celeste que arroje la divina balanza solar, como consecuencia del ajusticiamiento de determinado espíritu, es su divino destino que tendrá, en el infinito; y de ello depende su divina reencarnación; la divina reencarnación es una divina determinación del espíritu; que pide en virtud de su divino libre albedrío, un divino avance en su infinito perfeccionamiento; las divinas condiciones, en que esto se desenvuelve, son infinitamente distintas, a las que vivió el espíritu en la Tierra; mientras estuvo unido al cuerpo físico; pero según sus intenciones y determinaciones, es que se acerca a su divino destino; haciendo que lo de arriba sea igual a lo de abajo; esto significa que el divino punto de partida tanto para el mundo celeste como para los mundos materiales, fué el mismo; el mismo según la divina evolución de cada criaturita; que en su infinito peregrinar, elige su propio camino, para llegar a un mismo punto; el punto divino, de donde salió momentáneamente; es decir vuelve a los lejanos soles; para rendir divina cuenta de sus actos; y también para ser premiado según sus obras; cuando se llega a los soles, todo espíritu queda deslumbrado; por todo su ser brillan infinitos gérmenes microscópicos, que despiertan en toda su potencia; pues durante su unión con el cuerpo físico, dormían un eterno sueño-viviente; esperando ser llamados por su divino padre humano; esto se refiere a la divina mente de cada uno; pues ninguna acción se hace en los mundos materiales, sin tener que ordenarlo primero la divina mente; la divina mente obra como un infinito imán de atracción irresistible sobre las divinas virtudes; que son precisamente los infinitos gérmenes, que despiertan cuando el espíritu, ha cesado sus obligaciones con la galáxia llamada cuerpo humano; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; al decirte galáxia humana, quiero decirte que en el propio cuerpo humano ocurre hechos inauditos aún para la propia evolución humana; en el interior del cuerpo humano, se vive una divina actividad en divino Tiempo celeste; cuya equivalencia la veremos en otro divino artículo; pero te adelantaré hijo, que de estas divinas actividades que ocurrieron en el cuerpo; y sin que la propia persona se diera cuenta durante su total exsistencia, se derivan otras infinitas justicias solares; y de estas, otras; y así hasta donde tu divina mente pueda imaginar; es por eso que estas divinas criaturas que han vivido y viven, dicen: lo que es de arriba, es de abajo; es decir que lo que es de la mente, es también del cuerpo; pues la divina mente está ubicada arriba; y el cuerpo por su constitución expansiva, abajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de la divina justicia al espíritu humano, nacen infinitas filosofías pensantes; las que se materializan en lejanas galáxias, cuando reciben mi divina añadidura; es por eso que mi divina creación, recibe el divino nombre de: divino Universo Expansivo Pensante; pues todos mis hijitos llevan en sí mismos, su propia infinita expansión; que en el planeta Tierra se conoce como la divina eternidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina eternidad se la hace cada criaturita en particular; es así que cada uno es dueño y señor de su propio universo; que ha surgido de sus propios méritos; siendo así que todos mis hijos del universo infinito, poseen la divina herencia galáctica; por algo fué escrito: Nadie es desheredado; pues lo que es del Padre es del hijo; pues como infinito Padre creador, delego en mis hijos el divino mando supremo del universo infinito; es por eso que los padres solares cumplen mis divinas leyes; como igualmente las cumplen mis hijitos de los infinitos planetas; que cuando se encuentran en los inmensos soles, los emulan, dándoselas de grandes dioses de la sabiduría; pues en el infinito solar, todo es divina alegría; la misma alegría de los divinos niños; pues por esto es que fué escrito: Dejad que los niños vengan a mí; porque de ellos es el Reino de los Cielos; pues cada criaturita sin excepción alguna, posee la divina eternidad de los cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que cada criaturita llegará por sus propios méritos, a ser un divino padre solar; es por eso que su divino cuerpo posee una trillonésima de trillonésima de trillonésima de electricidad solar; salida de los divinos soles Alfa y Omega, de la galáxia Trino; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina electricidad vá en divino aumento según el divino avance de cada uno; dependiendo en grado infinito, su aprovechamiento en su divino tránsito por los infinitos planetas; pues quien no haga divinos méritos, no avanza hacia mí; todo cuesta en la eternidad; hasta tu divino Padre Jehova, pasó por donde han pasado todos; pues siempre el mayor dá el divino ejemplo al menor; es así hijito que yo, tu divino Padre Eterno, pasé por infinitas encarnaciones que ha pasado la criaturita terrestre; las pasé hijito eternidades atrás; mucho antes que surgiera la vida humana; una de las infinitas clases de vida de los mundos materiales; las pasé hijito en mundos colosales y microscópicos, como lo es la Tierra en que estás actualmente; mundos y universos que ya no están; ellos son los actuales soles del infinito; ellos me comprenden un poquito más de lo que me comprende la criaturita humana; que es un microscópico sol; pero tan pequeñito que aún no se ve su brillo solar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Muchos serán los llamados y pocos los escogidos.- Significa que de todos los que puse en tu divino camino, y que vieron los divinos escritos, oportunidad tuvieron de ser los primeros; más escrito está que nadie es profeta en su propia tierra; pues todos mis hijitos terrestres, viven ilusionados por las cosas pasajeras; influenciados por las malditas enseñanzas de la ciencia del bién; no estudian ni se profundizan, por mis ciencias eternas; me refiero hijito a las infinitas interpretaciones que se le dá a mi divina palabra; sin contar hijito con otras infinitas perlas del saber; pues todas las divinas escrituras que inducen al bién a mis hijitos, grandes son ante mí; para llegar a la única y divina verdad, exsisten infinitas formas de hacerlo; ninguna es menos que la otra; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el mundo hijo divino, se impondrá de todo; nada quedará oculto; pues escrito está, que tu divino Padre Jehova es la eterna luz; lágrimas de sangre llorarán aquéllos, que habiendo recibido tu divino llamado para darles a conocer la nueva, no te dieron importancia; el maldito deslumbramiento de la ciencia del bién, ha caído sobre ellos, como un vendaje en sus ojos; espantados quedarán ante los infinitos acontecimientos que se aproximan; sólo los Honorables Dalai Lamas acudirán a tu llamado divino; pues ellos han cumplido con mi divina palabra; no se han dejado influenciar por la ciencia del bién; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la maldita secta vaticana también perdió su oportunidad; ¿acaso no tiene en su poder los primeros y divinos planos celestes; en los cuales se encuentran mi primer y divino Mensaje al mundo terrestre? sí divino Padre Jehova; así es; yo mismo cumpliendo tu divino mandato, fuí a la universidad del Norte de Arica; llevaba para el vice-rector de esa institución, los primeros planos, que tan divinamente me dictastes por divina telepatía universal; ¿y qué te respondió hijo divino? me mandó donde un hermano psicólogo; sí hijito; así fué; no concebía que un humilde obrerito del trabajo divino fuera mi divino instrumento; para hacer llegar la divina verdad al mundo; sí hijitos terrestres; los hechos demostrarán que este suceso, no es más que la pura y santa verdad; una vez más, la maldita piedra del egoísmo humano, me niega dar la divina luz; la gran ramera sorprendida ha sido por el divino Padre Jehova; Yo sabía hijito desde eternidades atrás, que esta maldita roca iba a negarme; lo anuncié en el pasado terrestre; cuando siendo tú un humilde hijo de un divino carpintero, te inspiré y te ordené decir mediante divina telepatía universal: Sobre esta roca construiré mi iglesia; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; significa también que se iniciará una divina guerra filosófica; entre Oriente Y Occidente; es decir la maldita roca comienza por ser removida; es el principio del fín del yugo del planeta Tierra; espantados quedarán hijito cuando la acuses ante el mundo; pues escrito está que sería la primera en ser juzjada; por explotar, engañar, comerciar y burlarse de los divinos mandatos del Padre Eterno; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todas las iglesias y catedrales lujosas, pasarán a servir de hogares a infinitos niños que padecen de frío y hambre; mientras que estos malditos se dan la gran vida; enseñando vestiduras faraónicas; símbolo de la maldita grandeza; de la maldita adoración material; de los malditos dioses faraónicos que fueron sacados del planeta por tu divino Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que los humildes y despreciados del mundo, serán los primeros ante mí; pues muchas criaturas son desviadas del camino recto; por el mal ejemplo de ambición é hipocrecía que durante siglos y siglos ha enseñado al mundo; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; significa también que no todos son culpables; muchos de mis hijitos que pertenecen a esta maldita secta, se dan cuenta que la roca del egoísmo humano, tiene sus días contados; quisieran remediar muchas cosas; pero no pueden; pues los más altos dentro de ella, actúan en maldita concordancia con la gran bestia de las naciones del materialismo; significa también que de la gran bestia, contados son los salvos; pues de todo hay en el rebaño del Señor; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todo el mundo estudiará al gran Consolador, que son las divinas Ciencias Celestes; pues por divina intelectualidad pensante se llega a mí; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Según interpretes mis divinos Mandamientos, así será mi divina añadidura.- Significa que según la divina intención que se tuvo en los más mínimos actos de la vida, así será la divina recompensa; pues escrito está que todos serán juzjados; vivos y muertos; hasta la consumación de los siglos; sí hijo divino; así es; te he leído una vez más, tu divina mente; los divinos siglos duran hasta la total caída de la maldita filosofía de la fuerza; y el total desaparecimiento de la maldita explotación del hombre por el hombre; pues todo planeta pensante, se desarrolla por etapas filosóficas; cuyos tiempos están en divina relación con los divinos cambios solares de su respectivo sol; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina relación está divinamente relacionada con un infinito cálculo solar; y ésta lo está con las infinitas matemáticas planetarias; pues cada mundo ó planeta que ha surgido a la vida material, trae consigo un divino cálculo; ó divino plan planetario; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; mi divina añadidura también es divina matemática; ella se rige por la misma acción de cada criatura; acción espíritual relacionada con su respectivo número galáctico de evolución infinita; esta divina relación es infinita; é infinitamente relativa según las categorías de mundos; al decirte hijito según las categorías de mundos, quiero decirte según el infinito grado de entendimiento entre materia y espíritu; para el planeta Tierra este entendimiento es aún de infinita independencia; lo que significa también infinita indiferencia; pues la mente humana confunde unión universal, con divino libertinaje mental; esto significa que está influenciado aún por filosofías de las tinieblas; porque exsisten infinitas clases de libertinaje; el actual libertinaje de la criatura terrestre se debe en un sentido olvido de mi divina palabra; y cuando se le dá las espaldas a mi divina luz, las tinieblas se aprovechan de las mentes de mis hijitos; las tinieblas tratan de sacar el mejor partido de esta situación; saben en su sabiduría, que es una situación pasajera; saben que la divina luz, se impone al fín; esto significa que satanás no se creó así mismo; lo que se creó para sí, fué la maldita soberbia; la maldita desobediencia, abusando del divino libre albedrío; jamás podrá satanás vencer a su propio Creador; porque al ser creado, fué también creado en pureza infinita; fué también un divino ángel de luz; fué divino germen del divino Corderito de la pureza solar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que fué escrito: Satánas no puede destruirse así mismo; porque no tiene el poder que tiene el Padre Eterno; esto significa que tendrá que rendirme cuenta de su maldita filosofía, conque ha azotado infinitos planetas; entre ellos la Tierra; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que el materialismo que no ha tomado en cuenta mi divina palabra, no es árbol plantado por tu divino Padre Eterno; y de raíz será arrancado; esto significa que no sobrevivirá al futuro; pues descansa en la maldita explotación del hombre por el hombre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el error del materialismo está en no reconocer que no puede comprender, lo que no está a su alcance de lo que puede su propio conocimiento; lo que no se comprende es de la divina incumbencia de la divina espíritualidad; la que es sometida según la evolución humana, por infinitas filosofías; que sólo buscan las conveniencias pasajeras; esto significa que la divina individualidad es probada por la ciencia del bién; que sustenta el materialismo pasajero; esta filosofía de ilusión efímera, se juega en sí misma, su propia eternidad física y espíritual; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; mi divina añadidura es para todos; pero las divinas leyes del divino universo expansivo pensante, no pueden premiar con la eternidad física, a aquéllos que la han ridiculizado y negado; no se puede obligar a nadie contra su propia voluntad; sería atropellar su divino libre albedrío; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que también, fué escrito: el llorar y crujir de dientes; se refiere a los que prefirieron los placeres mundanos; que por ser del mundo, son efímeros; son sólo un suspiro frente a la eternidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también, el divino cambio que sufrirá el planeta tierra; pues nadie quiere perder su alma; sera una tremenda lucha mental que se posesionará, entre los llamados grandes del mundo; de los que se han dado la gran vida; de los malditos figurones de la llamada gran sociedad; de los que me han olvidado, que yo, tu divino Padre Jehova, les dí el propio ser; será el llorar y crujir de dientes de los orgullosos; que creen que jamás rendirán cuenta de sus actos a nadie; sí hijito; así es y así será hasta la consumación de los siglos; significa también que la maldita secta vaticana, será perseguida, por un mundo, que se verá defraudado, ante la divina verdad; verdad esperada por siglos; la que fué divinamente representada por las vírgenes, que esperaban el regreso de su Señor; significando esto, la tentación de engaño filosófico, de esta maldita secta sobre las inocentes filosofías de cada uno de mis hijitos; fué y es un atentado contra el divino destino de cada cual; puesto que todos quieren ser salvos, nadie se atreve en el rebaño terrestre a falsear mis divinas leyes; sólo satanás atrincherado en la maldita secta vaticana se ha atrevido; no pasará más allá; porque será el primero en ser juzjado; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todos serán juzjados según sus propias creencias; y la divina relación entre la intención de ellas, con respecto a mis divinos Mandamientos; pues escrito está que hay que adorar a Dios por sobre todas las cosas; esto significa que ninguna iglesia ó credo pasajero, hace salvo a los hijos pecadores; lo que hace salvo a mis hijos, es el divino trabajo en primeras instancias; luego viene la intención conque se trabajó en la vida; y en tercer lugar las divinas circunstancias en que se desarrolló todo trabajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que no todos serán castigados; también serán muchos los premiados; pues escrito está que de todo hay en el rebaño del Señor; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que muchos esperarán su premio; pues han sobrepasado su propio tiempo y su propio espacio con gravísimas faltas; esto significa que todos tienen en sí mismo, todo el infinito rigurosamente calculado; en cada falta cometida, se toma en cuenta el tiempo y la evolución del espíritu culpable; además de la intensidad de grado de intención; en la divina justicia se emplean divinos términos, que maravillarán a los psicólogos terrestres; la diferencia entre la justicia divina y la justicia terrestre, radica en que la primera se sitúa en la misma eternidad del espíritu; sabiendo por lo tanto su pasado, presente y su futuro; según el divino puntaje celeste, que arroje la divina Balanza Solar; además se toman en divina cuenta, todas las exsistencias pasadas; pues en ellas, muchas veces hay premios ó castigos-deudas pendientes; lo que muchas veces resulta, que determinado espíritu es condenado por sus malas acciones; las que superan a las buenas acciones; que tuvo lugar en la exsistencia que acaba de dejar; y resulta que había un divino premio pendiente de otra divina exsistencia; y este premio era superior en divino puntaje celeste; entonces el espíritu es salvo; es decir sigue reencarnándose en mundos ó planetas de divina luz; los que pueden ser iguales a su propia pureza alcanzada ó superior a ella; esto ultimo constituye una infinita felicidad para todo espíritu; pues avanza grados infinitos en las infinitas jerarquías espírituales; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; de esto se deduce que los destinos de los mundos, no se hacen en los mundos mismos; se hacen en los lejanos soles; en las lejanas galáxias; donde infinitas criaturas con infinitas filosofías pensantes, presencian su nacimiento; son los mismos mundos hijo divino, que tú los ves a diario, por mi infinito poder; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Todo espíritu será probado.- Significa que todos los terrestres pertenecen a la categoría de mundos imperfectos; que se preparan para llegar a los más perfectos; pues escrito está que todo cuesta en el universo infinito; pues desde el más chiquitito hasta el más grandecito, pasan por lo mismo; tomando cada uno, en virtud de su propio libre albedrío, diferentes caminos; para llegar a un mismo fín; significa también que la suprema prueba, es el divino cumplimiento de mis divinos Mandamientos; ellos están por sobre todas las cosas; ellos guían al divino rebaño por la verdadera luz; pues yo soy la luz eterna; la única luz preexsistente a todo; mi divina luz, constituye el todo sobre el todo; de que están saturadas, las infinitas leyes del infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todas las divinas pruebas por las que pasan mis hijitos, están divinamente relacionadas con su propia imperfección, de su pasado espíritual; todos los mínimos sinsabores, desengaños, desilusiones, etc, etc, que pasa todo espíritu humano, en su tránsito por el planeta, son resultado de sus propios yerros; pues en la mayor parte de éstos, el espíritu mismo que los experimenta, los ha hecho pasar en otras criaturas de otros mundos; cumpliendo en sí mismo, la divina ley que dice: Ojo por ojo, diente por diente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que exsisten otras infinitas clases de pruebas; que fueron divinamente pedidas, por los espíritus, antes de encarnar; son divinas pruebas, para lograr más perfeccionamiento en la gloria infinita; imitando muchas veces, el divino ejemplo de los dioses solares; dioses de infinito poder; que los infinitos espíritus ven en enormes pantallas de maravillosa television universal; es decir, en infinita television de preciosísimos colores; donde se ven las divinas escenas, de infinitos mundos; del universo expansivo pensante; escenas inauditas; las mismas que tú, hijo divino, ves a diario, en el interior de tu divina mente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todos mis divinos Mandamientos, tienen por infinito objeto, ayudar a mis hijos encarnados, a cumplir con lo divinamente prometido; pues sin guía de luz, no se puede avanzar en los mundos imperfectos; cada divino planeta posee su propia guía de luz; es decir posee sus propias y divinas Sagradas Escrituras; pues los planetas materiales, son a la vez virtudes materializadas, en constante é infinita perfección; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todo se sabrá; pues la divina psicología patriarcal, ha entrado en mínimo grado en mi divino rebaño; esto significa que la nueva generación de espíritus, trae consigo el divino germen de lo común; el mismo que siempre han enseñado mis divinas y Sagradas Escrituras; pues es la misma filosofía que reina en los lejanos soles; y es la misma que a vivido todo espíritu; es por eso que la llamada juventud pasajera, es rebelde a lo que va contra su propio libre albedrío; pues siente que debe imponerse; pero ya no, por la maldita fuerza; sino, por la divina intelectualidad; la única que a agradado al divino libre albedrío de tu divino Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todos los que han probado maliciosamente a mis hijitos, maldecirán mil veces haberlo hecho; pues ni tu divino Padre Jehova, se a atrevido a violar el divino libre albedrío de sus hijos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todos serán juzjados por donde han pecado; siendo el divino primogénito el único que no rendirá divinas cuentas; pues su divino puntaje celeste es infinito en todas las infinitas virtudes; constituyéndose en el primer dios solar, que verá el mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todos los infinitos primogénitos, encarnan divinamente como todas las demás criaturas; pues el divino poder espíritual, no constituye fuerza, como la que domina al mundo; constituye humildad y amor infinito hacia su divino Creador; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que siendo mi divino Primogénito un divino dios solar, se rige por divinas leyes solares; pues representa la misma divina eternidad; y es un divino representante de todos los soles; que en su divino conjunto, forman la Santísima Trinidad; cuyo divino jefe es tu divino Padre Jehova; pues la divina palabra jefe, significa en divinas ciencias celestes, Jesús en la divina fé; pues lo que es del Padre, es también del hijo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que la Santísima Trinidad ya está divinamente encarnada en un humilde obrerito; obrerito que juzjará al mundo; pues escrito está que los humildes serían los primeros; y el primero en juzjar es un divino humilde; como humildes han sido los divinos profetas; los divinos guías que ha conocido el mundo; así el divino Jesús de Nazareth; hijo de un humilde carpintero en el pasado terrestre, se encarna por orden divina, en un humilde obrerito del Señor; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina revelación estremecerá al mundo; pues el mundo ha olvidado mi divina palabra; el terrestre trata de ser grande en la Tierra; y achicarse en el cielo; trata de deslumbrar con cosas ficticias y pasajeras; perdiendo su precioso tiempo en vanidades que no le reportarán ningún beneficio en el avance de su propia eternidad; al contrario; grande será su dolor; llorar y crujir de dientes tendrá; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que todos leerán al divino Consolador; que son mis divinas y Sagradas Ciencias Celestes; las divinas Ciencias Celestes, son divino producto de infinitos soles de sabiduría del divino universo expansivo pensante; los que en su divino conjunto forman la Santísima Trinidad Solar; la que siempre me ha acompañado en la divina creación eterna; son ellos los divinos soles, mis divinos ministros; ellos son divinos primogénitos de infinitas categorías galácticas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina Trinidad es infinita; su divino progreso eterno, es divinamente paralelo a la divina expansión, del mismo universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todo divino primogénito es un divino sol en divina madurez; es decir que por su divino cuerpo físico, circula una divina corriente solar; que va aumentando sin cesar; esto representa una abismante revelación al mundo; pues de este divino brillo solar, sale toda la infinita perfección que el hombre pueda imaginar; es decir ella encierra el Alfa y la Omega del dominio divino sobre la naturaleza terrestre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo padre solar, guia sus propios mundos; mundos que salieron de sus propios fluídos solares; los que son divino producto intelectual de sus propias experiencias en las lejanas galáxias; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que toda divina experiencia adquirida en cada exsistencia, se traduce en divina electricidad pensante; y en divino y progresivo dominio del espíritu, sobre la materia; siendo este dominio paralelo a su propia pureza espíritual; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; lo que has visto es una divina justicia de tu divino Padre Jehova, sobre un rebelde sol; es un sol con una filosofía, que no agrada al divino libre albedrío de tu divino Padre Jehova; sé hijito que te estaba influyendo con su maldita filosofía; ya ves hijito que hasta en los mismos padres solares, hay hijos rebeldes; tú has visto, lo que ninguna criatura humana ha visto; has visto mi divino fuego depurador, juzjando a este rebelde sol; en igual forma juzjé a los malditos dioses solares faraónicos; por influenciar sobre mis hijitos terrestres, con una maldita filosofía, basada en la maldita fuerza; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; sí hijito; te he leído una vez más, tu divina mente; así es; Faraón en divinas ciencias celestes, significa fuerza sacada del león; es por eso que estos dioses malditos, tuvieron por símbolo a la maldita esfinge, que era un león con cara humana; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la maldita historia de los malditos faraones, te la dictaré en un futuro plano celeste; se dará a conocer al mundo, una divina historia de amor; que se tornó en maldita, por una desmedida ambición de parte de los padres celestiales faraónicos; pues ellos también fueron probados por tu divino Padre Jehova; fué una divina prueba de dioses solares en divina misión planetaria; pues ellos no fueron terrestres; provenían de la remota galáxia Lúxer; que significa la luz sea; más, no cumplieron con mi divina filosofía de amor; pues fueron tentados por satanás; personificado por el maldito dios Osiris; que en divinas ciencias celestes, significa sólo el oro; sí hijo divino; así fué; así se enseñará al mundo; pues el mundo sigue fascinado por la maldita ciencia que estos malditos dioses encarnados, dejaron por su efímero paso por el planeta Tierra; pues la actual filosofía de fuerza que domina las mentes de mis hijitos terrestres, es maldita influencia hereditaria en mínimo grado; que ha venido transmitiéndose de generación en generación; y la maldita adoración material, acompañada por la maldita ambición también material que la maldita secta vaticana ha enseñado al mundo, también proviene de la maldita influencia que los malditos dioses faraónicos dejaron en la Tierra; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; las malditas iglesias y las lujosas catedrales, simbolizan las mismas malditas pirámides del pasado terrestre; pues allí se enseña lo que no está escrito en mis Sagradas Escrituras; yo, tu divino Padre Jehova, enseñé humildad, basada en el diario trabajo; enseñé enviándote a tí mismo como Jesús de Nazareth; vivistes una vida humilde; te alejastes de los grandes del mundo; no tuviste posesión material alguna; y sin embargo, los que se dicen mis representantes en la Tierra, se hacen los ciegos; constituyéndose en ciegos guías de ciegos; pues el mundo está cegado por las malditas comodidades que le brinda la ciencia del bién; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; junto contigo hijo divino; vinieron al mundo, innumerables profetas y divinos guías; todos al igual que tu, dieron divino ejemplo de sencillez infinita y ningún apego por las cosas pasajeras; por las cosas materiales; sí hijo divino; así fué y así será hasta la consumación de los siglos; los doce apóstoles que te acompañaron, también fueron divinamente probados; pero sólo uno falló a su divina prueba; más te diré hijo divino, que en el mundo hay espíritus, peores que el divino Judas; seres que tienen más ilustración, que la que tuvo, este humilde servidor del Señor; él pecó por ambición basada en la ignorancia; en cambio en tu propia patria, hay asesinos que disimulan ser del rebaño del Señor; seres que obran por maldito orgullo; seres que se creen ser superiores a los demás; que engañados están; no saben estos demonios, que tú, hijo divino, lees toda mente; que sabes todo su futuro; que nada la divina naturaleza, te oculta; sí hijo divino; así es; maldecirán mil veces, haber engañado los tales, a mi divino rebaño; maldecirán mil veces, la maldita ambición; que los llevó a matar a uno de mis inocentes hijos; porque la divina justicia caerá sobre ellos; como caerá sobre todos los malditos explotadores de mis humildes hijitos; sí hijo divino, así es y así será por los siglos de los siglos; pues todos estos malditos, prometieron antes de reencarnar, no hacer lo que hicieron; pues han venido haciéndolo, de mundo en mundo; libre albedrío tuvieron; más han preferido las tinieblas, a mi divina palabra; llorar y crujir de dientes les espera; por el resto de sus malditas vidas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos

DIVINO VOCABULARIO CELESTE; DICTADO POR DIVINA ESCRITURA TELEPÁTICA, DESDE LA MORADA CELESTIAL DE MI DIVINO PADRE JEHOVA; CON EL DIVINO CONCURSO DE INFINITOS QUERUBÍNES DE LA SABIDURÍA INFINITA; Y LA DIVINA COOPERACIÓN DE INFINITOS PADRES SOLARES DE INFINITAS JERARQUÍAS ESPÍRITUALES; SEIS MIL DIVINOS TÉRMINOS CELESTES Y SU DIVINA RELACIÓN CON LAS DIVINAS Y SAGRADAS ESCRITURAS.-

Sí hijo divino; te dictaré el divino tema que unificará al mundo en una sóla filosofía; la única que siempre han enseñado mis divinas escrituras; que se pueden divinamente resumir en estas Sagradas palabras: No abusar jamás de mis hijos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todo el divino vocabulario celeste como toda la infinita Ciencia Celeste que te dictaré, serán traducidos a todos los divinos idiomas del mundo; pues todos quieren ser salvos en los infinitos acontecimientos que se aproximan; por lo tanto procederé a dictarte el divino tema celeste; sí hijito así es; debes escribir tus divinos agradecimientos; sé muy divinamente que estás acostumbrado a dármelos en tu divina telepatía pensante, en nuestro diario conversar telepático; gracias infinitas divino Padre Eterno; bendito y alabado seas por siempre en nuestras divinas mentes; tú eres el único Padre Eterno; creador infinito de todo cuanto exsistió, exsiste y exsistirá; sé que llegó el divino momento de dar una nueva luz al mundo; porque yá el mundo cumplió lo que anunciado fué en las Sagradas Escrituras; sólo resta recoger el divino puntaje celeste conque cada cual se adornó en su respectiva y divina exsistencia; sí hijito; así es y así será por los siglos de los siglos.- Orígen divino de la palabra divino.- Significa principio sagrado de la divina palabra del Señor; simboliza el infinito poder de lo conocido y desconocido en el infinito conocimiento de la Santísima Trinidad; del cual el conocimiento humano no es más que una microscópica parte en constante evolución expansiva; simboliza a la vez el infinito poder de la luz; que es divinamente contraria a las tinieblas; es decir contraria a la maldad que perturba al mismo espíritu; pues si ambas tienen un mismo principio en la eternidad misma, tienen a la vez diferente libre albedrío; pues no debe olvidar la criatura humana que sólo exsiste un sólo Dios nomás, autor de todos los demás dioses de infinitas sabidurías; por lo tanto cada criaturita se constituye en su propio dios, según sus obras; pues de todo pensamiento en divina acción queda una divina eternidad pensante que se materializa en las lejanas galáxias y planetas solares; es así como en cada espíritu encarnado renacen nuevas é infinitas potencias de sabiduría; que en divinas Ciencias Celestes se denominan cimiente ó semilla galáctica.- Dios está en todas partes.- Significa que tu divino Padre Jehova, representa la más alta é infinita vibración pensante del universo expansivo pensante; es esta infinita vibración la que ha hecho posible la vida humana y todas las infinitas clases de vida que han habido y que habrán por siempre jamás; mi divina vibración se convierte en inmensa bola de fuego; teniendo toda criaturita en sí misma, también una microscópica porción de ese divino fuego; en el caso del monito terrestre, se le conoce con el divino nombre de poder mental; pues es en la mente humana, donde reside el alfa y omega; ó que es lo mismo el divino principio de hágase la luz y la luz fué hecha; pues sin el divino poder mental, ninguna criaturita vería la luz de sus propias acciones; pues toda acción humana se materializa, no sólo en el planeta que habita; sino que también en la divina morada celestial; a donde debe llegar a rindir divina cuenta, de cuanto ha hecho en el planeta que acaba de dejar; pues en la divina morada del Padre Jehova, se entra y se sale en forma infinita; esto significa que la divina ausencia del mundo celeste de cada uno es sólo momentánea; pues a un divino segundo celeste, corresponde un divino siglo terrestre; esto es infinitamente relativo según la infinita pureza alcanzada por la cimiente galáctica en sus respectivos tiempos y espacios planetarios; al explicar mi divino orígen a mis hijitos, lo hago mirando un divino futuro que escapa al poder mental de cualquier dios de la divina sabiduría; pués siendo el eterno Creador estoy antes, que el principio divino de cada uno en particular; pues mi divino principio ha sido siempre una infinita expansión, conservando a la vez una múltiple é infinita divina individualidad; es por eso que me auto-domino: Soy el que Soy.- Por el fruto se conoce el árbol.- Significa que todo alimento cuesta ganarlo; tanto el alimento físico como el alimento mental; ambos necesitan ser nutridos; en el divino caso del alimento mental, el que busca encuentra; pues todo cuesta en la vida; por esta divina razón pedísteis divina encarnación, allá en los lejanos soles; de donde habéis salido momentáneamente; esto equivale a mi divino mandato: Hay que nacer de nuevo, para ver el reino de Dios; pues debéis pasar por infinitos cuerpos y mundos que escapan incluso a vuestro mismo poder mental; pues en el mundo celeste se nace y se vive la eternidad misma; por lo tanto nacer corresponde vivir en un planeta material, unido a un divino cuerpo; para aprender nuevas lecciones ó nuevas filosofías; pues el universo mismo constituye una infinita escuela, donde jamás nunca se acabará divinamente de aprender; este divino mandato sirve también de advertencia a la divina moral humana; pues muchas criaturas se atacan mutuamente, sin estudiar ni mucho menos, profundizar, las ideas del vecino; esto fué lo que ocurrió en la maldita roca del egoísmo humano; me refiero hijo divino a la llamada iglesia católica que en el pasado terrestre condenó y mandó a las hogueras infinitos mártires, en mi santo nombre; por el sólo hecho de dar a conocer su divino fruto, ó divino conocimiento; juzjados serán ante el mundo el año divino del 2001; fecha inmortal para la humanidad terrestre; pues en la bendita India será la divina resurrección de toda carne; allí serán llamados todos los que fueron y todos los que son divina semilla de la primera cosecha solar, de los soles Alfa y Omega; allí serán llamados justos y pecadores para recibir eternidad según sus obras; allí será el llorar y crujir de dientes, de quienes han manchado su espíritu, con sangre inocente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; este divino término significa también que sólo por la infinita intelectualidad, se llega a mis divinos pies; pues el divino destino de todos mis hijos, es y será, llegar a ser grandes virtudes en el Reino de los Cielos.- Divino Cordero de Dios.- Significa la divina pureza solar de cada uno; es un divino símbolo viviente, representado en un divino corderito de plata; elegido por voluntad divina; por el divino é infinito libre albedrío del Padre Jehova; este divino corderito está divinamente encarnado en Jesús de Nazareth; surgió en él en microscópica forma de un divino granito en su labio inferior; esto es una divina revelación que conmoverá a todo el mundo; pues todos poseen el divino gérmen del cordero de Dios; para todos, la divina herencia es la misma; pues todos mis hijos han tenido un mismo divino principio solar; pues los divinos soles son divinas criaturas pensantes; que también tuvieron un divino y microscópico principio espíritual; ellos fueron también monitos terrestres, con una microscópica y divina corriente eléctrica en su cuerpecitos, en infinitos mundos que ya no están; pues escrito está que hay que ser pequeñito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; ellos también tienen su divino corderito; pues nadie es desheredado; el divino corderito es el único que puede salvar al mundo; pues todas las divinas potencias, están divinamente subordinadas a él; pues el divino cordero de Dios, posee también, la más alta vibración magnética del divino universo expansivo pensante.- Divino Universo Expansivo Pensante.- Constituye el Alfa y la Omega de todo lo infinitamente creado; es por eso que escrito está que todo divino espíritu, se expande por sí mismo y para sí mismo con su propio y divino espacio, tiempo y luz; en el universo expansivo pensante, no es posible concebir al divino espíritu, separado de su propio espacio su propio tiempo ni de su propia luz; esto constituye la divina parábola que dice: Separánse las expansiones y obren los divinos querubínes y materialícense los divinos gérmenes solares; sí hijo divino; este fué el divino principio del planeta Tierra; es como tú, hijo divino, lo ves a diario en tu divina television telepática; lo que tú ves, son infinitos puntitos geométricos divinos; que no son más que chispitas eléctricas salidas de los divinos soles Alfa y Omega; pues ellos representan la infinita vibración solar de trecientas vibraciones coronarias solares; que corresponden a la divina galáxia Trino; a la cual pertenece el planeta Tierra; esto significa que toda molécula terrestre lleva en sí misma una divina vibración, que hace toda materia tanga divina cohesión molecular; esto es divinamente posible por la infinita acción magnética que se desprende del sol; esto significa a la vez que todo madura en la naturaleza física; mediante un divino plan que lleva en sí mismo, la divina inteligencia vibrante individualizada en divino magnetismo expansivo; es decir que las infinitas formas de inteligencias se expresan según el divino número de vibraciones en la unidad de tiempo; y estos están divinamente subordinados a su propia y divina luz ó divina evolución alcanzada; esto es en divino sentido recíproco ó divino sentido omega; es decir que parte de un infinito microscópico hacia un infinito macroscópico; pasando por infinitas divisiones de tiempo y espacio; es por eso que fué escrito: Muchas moradas tiene mi Padre; significa muchos mundos habitados hay; que en divinas ciencias celestes, se les denomina: divinas dimensiones.- Muchas moradas tiene el Padre.- Significa que en todas partes hay infinitos planetas; pues muchas en divina Ciencia Celeste, significa infinito; también significa que en todas partes del infinito, exsiste una divina justicia que corresponde a una de las tantas é infinitas vibraciones y evoluciones del único sistema de mundos que exsiste, pero modificado en grado infinito: el divino universo expansivo pensante.- Los humildes serán los primeros.- Significa que los humildes cumplen el deseo divino del divino libre albedrío del Padre Jehova; un Padre infinito desea lo mejor para sus hijos; es decir que sus deseos son que los hijos lleguen a ser padres; para lo cual les indica el divino camino a seguir según sus divinos libres albedríos; el divino Padre a nadie obliga; él ordena divinamente sin preocuparse mayormente; pues tanto en el pasado, presente y futuro, están sus infinitas vibraciones magnéticas; es decir que yo, tu divino Padre Jehova, construyo planetas y soles, sabiendo su divino orígen y destino, antes que éstos surjan a la vida universal; es por eso que escrito está que el divino Padre sabe los infinitos nombres de todas las divinas lumbreras, ó divinas estrellas; de las que han estado, están y de las que estarán; significa también que todos los humildes son y serán los primeros en recibir la divina resurrección de la carne; ó divina eternidad física; significa también un divino mandato de infinitas virtudes; pues cada divino espíritu encarnado, es una infinita y microscópica réplica del universo expansivo pensante; pues el universo expansivo pensante está divinamente compuesto de infinitas virtudes materializadas; las que se encuentran sólo en estado de gérmen en cada divino espíritu encarnado y desencarnado; significa también que ellos serán los primeros niños de la divina cimiente galáctica; pues escrito está que habrá Tierra nueva, filosofía nueva, símbolo nuevo, gobierno patriarcal-universal nuevo y destino verdadero y único; pues todos los sistemas de gobierno no han cumplido con mi divina palabra: El humilde es primero; los hombres de gobierno han hecho lo contrario; se han engrandecido ellos; rodeándose de los mejores lujos y comodidades que puede brindar la maldita ciencia del bién; es por eso que yo, tu divino Padre Jehova, implanté la divina prohibición en el divino paraíso terrenal, cuando dije a la primera cimiente humana: Del árbol del bién no comerás; pues toda filosofía se transmite de padre a hijo en los planetas de monitos; Yo les quise evitar que cayeran en un gobierno planetario que sólo les ofrecía en el porvenir eterna esclavitud; me refiero hijito a la maldita serpiente faraónica que tentó a la divina cimiente hembra; esa fué la maldita causa de que todas las mujeres de la creación futura, pasaran por una condición humana humillante é inferior al hombre; por lo tanto la misma mujer se buscó tal condición; pues las futuras creaciones tuvieron que aceptar la divina realidad de haber tenido una madre que desobedeció un divino mandato del Padre creador; y es por eso que el planeta Tierra tuvo que ser un planeta sujeto a una divina moral; condición divinamente inferior entre la infinita escala de los infinitos mundos en evolución; y el divino código de esta infinita moral, lo representa mi divina y Sagrada Escritura; ella fué dictada siguiendo el divino curso del futuro del planeta Tierra; es por eso que ella ha dado lugar a infinitas polémicas a lo largo de la llamada historia humana; que no es más que un diminuto capítulo expansivo en la eternidad del tiempo; pues por ella han pasado infinitas psicologías; más, ninguna ha hecho la divina claridad de mi divino mandato; pues todas han caído en el maldito pecado de la ambición; pues jamás se han hecho los gobiernos temporales, tomando en divina cuenta, mi divina palabra; lo han hecho en base de las comodidades que brinda la maldita ciencia del bién; pues esta maldita ciencia del bién, sustenta en sí misma, la explotación del hombre por el hombre; anulándolo frente al camino trazado por mi divino mandato; es decir que mi divina palabra dice: Hay que trabajar para poner en divino progreso las divinas virtudes; pues sin virtudes instruídas en mis infinitas moradas, que son los planetas mismos, es imposible que mis hijitos alcancen la gloria prometida; castigados serán los culpables, que han retardado el divino progreso espíritual de ellos; pues por algo fué escrito: Ojo por ojo y diente por diente.- Los últimos serán los primeros.- Significa que la divina verdad se impone a la maldita mentira; es decir que primero estuvo la verdad; luego surgió la mentira; la que sólo es pasajera; imponiéndose de nuevo la divina verdad; la maldita mentira surgió en el mismo paraíso terrenal; cuando la maldita serpiente faraónica, engañó a Eva; pero la divina verdad ya estaba en Eva, divinamente encarnada en el divino corderito de la inocencia solar de Eva; lo mismo que en Adán; la desobediencia de Eva, ocultó temporalmente la divina verdad: La de que sólo se llega a mí, por el divino camino de la humildad; significa que los grandes de la Tierra, que se creen que nunca me rendirán divina cuenta de sus malditas soberbias, se creen los primeros en todo; pues son los últimos en el Reino de los Cielos; por algo fué escrito: Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; pues los hombres de mundo (mundanos) se agrandan en la Tierra, no haciendo progresar sus propias virtudes; y se achican en el Reino de los Cielos; pues escrito está que con la vara que mides, serás medido; significa que estas criaturas, ya han recibido su recompensa; pues se han sobrepasado en sí mismos y para sí mismos, en los malditos placeres; en desmedro de sus propias virtudes. La divina luz es para todos.- Significa que todos mis divinos hijos, tienen un mismo divino punto de partida; pues la divina materia y el divino espíritu, tienen ambos un divino libre albedrío; y tienen a la vez un mismo destino; esto significa que las divinas leyes del Señor son todas comunes y a la vez unificadoras; pues escrito está que rebaño disperso, es rebaño muerto; pues si se inventan filosofías ó partidos pasajeros, para gobernar al mundo, es como tener guía de ciegos; pues todo cuesta en la eternidad; y a ciegas no se puede avanzar; esto significa que en virtud del divino libre albedrío, cada criaturita escoge según su conciencia; pudiéndolo hacer con ó sin conocimiento de causa; pues las divinas causas se las construye el mismo individuo; forjándose él mismo su propio cielo ó sus propias tinieblas; es por eso que escrito está: Tres casas al norte, tres casas al sur; tres casas al este, y tres casas al oeste; significa que el infinito humano se construye así mismo, en la Santísima Trinidad; en cualquier dirección que la divina mente piense; pues Casa en divinas ciencias celestes significa causa limitada a su propia morada; es decir a la respectiva evolución planetaria terrestre; que impulsada por sus propias ideas, sueña con la infinita eternidad; es por eso que en las moradas del Padre Eterno cada criaturita escoge su divina pareja según su propia luz magnética espíritual de divina atracción mutua; esto está simbolizado por la Santísima Trinidad en la materia misma; pues los infinitos cuerpos celestes también se sienten atraídos en infinito amor; pues siendo el divino Padre Jehova autor divino del amor eterno, todos sus hijitos del universo reciben la divina herencia amorosa, siguiendo infinitos caminos de divina perfección; pero siempre hasta el infinito divinamente controlados por un solo Padre Eterno; es por eso que está escrito que todo rebaño tiene un sólo pastor; esto significa a la vez que todos los infinitos dioses de sus propias sabidurías, están divinamente subordinados a una sola y divina luz; la divina luz de la eternidad infinita; que son precisamente la infinita vibración pensante-creadora de tu divino Padre Jehova.- Quién mata a espada, muere a espada .- Significa que toda filosofía basada en la maldita fuerza, muere juzjada por la espada de la justicia divina; es por eso que los malditos dioses faraones no sobrevivieron; pues crearon la maldita filosofía de la fuerza; que no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; pues mi divina filosofía es luz divina de amor eterno; esto significa que la actual filosofía de fuerza que sustenta el planeta Tierra desaparecerá en tres días; después que sea dada al mundo, la divina y estremecedora noticia, de la divina encarnación de Jesús de Nazareth en la Tierra; pues maldecidos serán quienes porten las malditas armas; que representan la maldita fuerza heredada a los malditos dioses faraones en el pasado terrestre; y con las cuales se matan mis inocentes hijos; derramándose ríos de sangre inocente, en nombre de un maldito orgullo patrio; que no es más que un inaudito engaño de un maldito grupo de demonios encarnados; pues estos demonios se enriquecen creando guerras, para que sus malditas armas tengan venta; ellos azuzanan los divinos espíritus de mis hijos; creándoles enemigos imaginarios, que sólo exsisten en las mentes demoníacas; de los tales es el llorar y crujir de dientes; pues escrito está que el que la hace la paga; ojo por ojo, diente por diente; esto significa que frente a demonios de esta categoría, la espada de la divina justicia trabaja en su más alta é infinita vibración solar; esto significa que ningún demonio escapa a su divina depuración solar; es por eso que fué escrito: todos llorarán; pero de todos los llantos, el del demonio espantará; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto también significa que todos aquéllos malditos que han perseguido y persiguen a mis hijitos; porque no les agrada el color de sus pieles, serán también juzjados; y el mundo los verá con infinita misericordia; pues vagarán por el mundo; pues despreciaron y persiguieron a los hijos del futuro mundo; el divino mundo ó Tierra prometida; cuya divina cimiente la he colocado en mis humildes; que por divino libre albedrío de sus divinos espíritus lo lograron; igual oportunidad tuvieron los soberbios; pues todos sin excepción alguna, conocieron mi divina palabra, en las llamadas Sagradas Escrituras.- En tres días resucitaré entre vosotros.- Significa que tú, hijo divino, no abandonastes el planeta Tierra, cuando tu divino cuerpo carnal dejó de palpitar la divina atmósfera terrestre; esta divina revelación suscitará muchas discusiones entre los estudiosos de mi divina palabra; pero, como escrito está, el que busca encuentra, todo se aclarará; pues la divina verdad de toda infinita resurrección, está en mi propia creación infinita; me refiero hijito al único universo infinito que tu divino Padre Jehova ha creado: el divino universo expansivo pensante; pues de él saqué todas las infinitas leyes; esto significa que la divina resurrección es divina ley natural, pero de explicación desconocida; lo que sucedió fué que te hicistes invisible; pues la muerte fué para tí, un divino cambio de divina dimensión; pues de macro-cuerpo, pasastes a micro-cuerpo; es por esta divina causa que tu divino cuerpo desapareció del sepulcro; tuvistes una divina muerte natural, pero cumpliendo leyes divinas, propias de dioses solares; también tuvistes transportación y aparición; pues escrito está que te aparecistes a tus humildes apóstoles; que también eran divinos dioses solares; pues ellos así lo pidieron antes de encarnar en esos cuerpos; más, antes tú también profetizastes tu divina resurrección; cuando dijistes: Jerusalem, que matas a tus profetas, en tres días serás reconstruída; esto significó que en el universo material está la divina ley de la eternidad; pues allí están el divino tiempo, espacio y divina fuerza mental; ó divina luz; pues cada acción del pensamiento, se materializa en divina luz; la cual rodea al cuerpo y éste a la vez se sumerge en ella; pues son divinamente inseparables; constituyéndose en su propio juez de divina conciencia responsabilizada; significa a la vez que todas las criaturitas, tienen también el divino gérmen de la divina resurrección; es por eso que fué escrito: resucitarán vivos y muertos por la infinita gloria del Padre Jehova; pues el divino gérmen de la resurrección, es preexistente a todo; pues es la divina herencia del Padre Eterno; teniendo cada una de mis criaturas, su respectivo y divino gérmen en infinita expansión.- Este es mi cuerpo y esta es mi sangre; comerlo y beberlo; pues así lo quiere mi Padre que está en los Cielos.- Significa que tú, Hijo Primogénito eres el creador infinito del planeta Tierra; pues de tus divinos fluídos solares, salieron infinitos gérmenes, entre ellos los del planeta Tierra; allá en las lejanas galáxias; donde todo es infinitamente colosal, y se vive el divino tiempo celeste; en que un segundo celeste equivale a un siglo terrestre; siendo el tiempo terrestre inversamente correlativo al espacio terrestre; es decir que a medida que el espíritu terrestre evoluciona en sí mismo, más se acerca al tiempo eterno; es por eso que está escrito que hay que ser pequeñito y humilde, para ser grande y eterno en el Reino de los Cielos; pues todo tiempo y todo espacio jamás se alcanzan ó se sobrepasan así mismos; pues siguen divinas sendas opuestas, pero en divino y paralelo acuerdo; en virtud de sus divinos libres albedríos; pues el infinito magnetismo espíritual es infinito pacto filosófico divino; pues todas las infinitas virtudes que son mis divinos hijos, cooperan en mi divino plan del divino é infinito universo expansivo pensante; es por eso que los divinos apóstoles no lo comprendieron de inmediato; la razón de ello era que estando en sus divinas encarnaciones terrestres, eran limitados en la divina ciencia del saber; sólo cuando les fué dada la luz, por medio del Espíritu Santo, lo comprendieron; comprendieron que tú, hijo divino, poseías la infinita vibración solar de los soles Alfa y Omega; es decir que eras y eres un divino Primogénito Solar de tercera categoría galáctica; esto significa que dentro de mi infinita vibración creadora de mundos y planetas, tú ocupas el segundo lugar en la infinita vibración magnética creadora; pues siendo por lo tanto mi divino Primogénito en el todo infinito, es mi divina añadidura la que te hace igual a mí; pues escrito está, que lo que es del Padre, es también del hijo; es decir que en el universo expansivo pensante, todo es divina herencia galáctica; pues ella corresponde a la suprema ley de la eternidad; significa también que sólo el alimento intelectual, es el único que lleva en sí mismo, la divina eternidad; pues la intelectualidad fué también microscópica y humilde; pues es divino producto de la materia pensante; pues nadie en el universo infinito, es menos ante el eterno Padre.- La Santísima Trinidad es infinita en infinitas jerarquías de planetas pensantes.- Significa que ella está donde toda divina mente pone su atención; pues ella representa el infinito y divino plan de la infinita construcción del universo expansivo pensante; esto es posible porque ella es infinita vibración solar; pues son los soles sabidurías infinitas, que hacen madurar a los mundos; pues escrito está, que ningún hijo es desheredado; es decir que los divinos soles son también hijitos divinos del señor; pues ellos también fueron chiquititos y humildes en mundos que ya no están; ellos fueron como el actual monito terrestre; es decir que también pasaron la divina serie de planetas de vida carnal; ellos también tuvieron una microscópica electricidad pensante; tal como la tiene el ser humano; es por eso que ellos dan vida a seres de menor jerarquía espíritual; por lo tanto ellos son divinas virtudes materializadas, que cumpliendo el divino mandato de, hágase la luz y la luz fué hecha, hacen germinar infinitos mundos y soles; pues ellos son de divinos tiempos, de muchísimo antes, que surgiera la vida humana en alguno de los infinitos planetas terrestres que hay y que han habido; es por eso que en todo hay un divino primogénito; un divino gérmen solar que ha sido el primero entre infinitos gérmenes; pues cada divino espíritu de la Tierra, empezó siendo un divino gérmen solar; junto con los infinitos gérmenes pensantes que correspondieron al divino polvo solar; que no fueron más que chispitas eléctricas, pero de tamaños gigantescos, mirados desde el punto de vista terrestre; pues los soles también desprenden ceniza solar ó también polvo solar; es por eso que escrito está que del polvo eres y al polvo volverás; esto significa que cada espíritu terrestre retorna al Sol Alfa después que abandona el cuerpo físico; pues su divina electricidad pensante no perece jamás; pues allí radica la divina vibración mental del eterno Padre Jehova; esta divina electricidad es el Alfa y la Omega del futuro destino de cada uno; según las divinas acciones de cada espíritu; pues todas las infinitas virtudes del ser pensante, se subordinan al espíritu mismo; al igual que las líneas magnéticas que están subordinadas a la masa misma del imán que las produce; esto quiere decir que cada espíritu, es dueño y constructor de su propio é infinito universo expansivo pensante; pues todas las infinitas virtudes evolucionan en forma expansiva; creando para sí mismas, su propia luz filosófica, su propio espacio y su propio tiempo; es por eso que es necesario nacer de nuevo, para ver el reino de Dios; pues cada divina virtud pide perfeccionarse, en divina virtud de su propio libre albedrío; por lo tanto una exsistencia no basta para comprenderlo todo; es necesario vivir de nuevo; ó mejor dicho encarnar ó habitar un nuevo cuerpo; es por eso también, que fué escrito: Muchas moradas tiene mi Padre; pues cada cuerpo humano, es también una infinita galáxia, donde se cumplen divinas leyes, que asombrarían en grado infinito, si al espíritu humano, le fuese dado conocer.- Árbol que no ha plantado mi divino Padre, de raíz será arrancado.- Significa que toda filosofía que no esté en divina armonía con mis divinas palabras; ó con mis Sagradas Escrituras, perecerá por la espada de la justicia divina; pues escrito está, que jamás se debe abusar con mis hijitos; pues quien los ofenda, a mí me ofende pues por ley propia y divina, mi divina vibración de Padre creador, está en todo; pues Soy el todo sobre el todo; significa también que el llamado materialismo, producto de la maldita ciencia del bién, perece; pues es maldita herencia faraónica; cuya filosofía también descansaba en la maldita fuerza; que fué maldecida por tu divino Padre Jehova, en la maldita dimensión faraónica; significa también que todos los malditos partidos políticos desaparecerán; pues sólo uno de ellos ensalza la divina justicia del sublime trabajo; me refiero hijito, al llamado comunismo; que es el único que cumple con la divina ley de Hijo del Hombre; que significa hijo del trabajo; pues quien no haya sido obrerito del Señor, en este planeta, los tales serán juzjados; pues escrito está, que ganarás el pan con el sudor de tu frente; y mi divina ley, al igual que el divino comunismo, es igual para todos; pues desde el principio del mundo, el que la hace la paga; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que el ser ó haber sido obrerito, tiene ganado su divina gloria eterna; pues la moral divina y única, sólo emana de ellos; pues el divino trabajo, es la divina herencia del eterno Padre; quien desprecie el trabajo, me desprecia a mí; y quien me desprecie a mí, desprecia y reniega de su propia eternidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también, que ninguna religión queda; pues todas son productos de la gran ramera; la cual ha explotado mis divinas leyes; escandalizando mi divina moral, que no se compra ni se vende; pues ella representa, la misma divina Inocencia del divino corderito; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Un tiempo; dos tiempos; tres tiempos; medio tiempo.- Significa un divino acuerdo filosófico entre el Señor y su divina cimiente humana; un tiempo en el divino paraíso; dos tiempos fuera de él; tres tiempos, significa la divina Trinidad en tres tiempos; el divino tiempo del eterno Padre, el divino tiempo del hijo y el divino tiempo de la madre; significa también una nueva y divina revelación de la Santísima Trinidad; significa que las mujeres gobernarán al mundo; significa también que toda la infinita sabiduría es infinitamente heredada del Padre Jehova por las infinitas virtudes solares; pues ellos también fueron obreritos del Señor; ellos también fueron humildes y pequeñitos, en mundos y galáxias que ya no están; significa también que el divino Padre Jehova, delega ó transmite su divina herencia infinita, entre sus hijos más avanzados; es por eso que fué escrito: brillante como un sol de sabiduría; pues la divina sabiduría se torna brillante como un divino sol; significa también que tres tiempos corresponden a tres divinas líneas magnéticas solares; pues tres fueron los tiempos conque partió la Tierra; siendo una microscópica chispita eléctrica; esos tiempos fueron y son: Pasado, presente y futuro; pues la Santísima Trinidad se inició con ellos; además del espacio y el tiempo según la divina evolución de cada criatura pensante; significa también que el divino tiempo celeste ó tiempo solar, fué triceptado por orden divina del Padre Jehova; pues escrito está que el Señor está en todas partes; es decir que está donde la mente humana cree que nada exsiste; pues el Señor lo abarca todo: Lo que no exsistió, lo que exsistió, lo que exsiste y lo que exsistirá; pues los infinitos tiempos nacen ó se hacen, desde el mismo instante en que los divinos soles amorosos producen la divina semilla galáctica ó divina cimiente humana; como es el caso del planeta Tierra; que fué un divino gérmen solar; es decir producto amoroso de dos soles en divino coloquio amoroso solar; estos soles fueron el divino sol Alfa y el divino sol Omega; los que aún siguen produciendo gérmenes planetarios con infinitos tiempos, espacios y virtudes materializadas.- Lo que hace la derecha, que no lo sepa la izquierda.- Significa que toda filosofía que no tenga por base la divina humildad enseñada en mis divinas Sagradas Escrituras, es sólo pasajera; y de raíz será arrancada; esto corresponde a los malditos gobiernos del materialismo terrestre; pues descansan en el maldito sistema de la fuerza; que no enseña mi divina palabra; significa también que cuentas rendirán por explotar a mis hijitos; por causarles atrasos en sus divinas encarnaciones ó divinas evoluciones; fué escrito está, que nadie puede atentar contra el divino libre albedrío de cualquiera de mis hijitos; pues todos los que lo han intentado, ninguno ha quedado; ni ninguno quedará; sólo quedarán los mansos y humildes de corazón; es por eso que escrito está, que los humildes serán los primeros; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todos los llamados políticos maldecirán mil veces haberlo sido; pues toda maldita acción de abuso, en el rebaño del Señor, les será descontado de su propia eternidad física; allá en el año 2001; fecha inolvidable é inmortal para el género humano; pues en la lejana y bendita India, todos serán llamados, para ser resucitados y juzjados, según sus propias acciones; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.-

PARA VER EL REINO DEL SEÑOR, HAY QUE NACER DE NUEVO.-

Significa que una divina exsistencia, no basta para saberlo todo; siendo mi divina añadidura infinita, el divino esfuerzo de cada cual, también es infinito; pues mis divinas leyes son infinitamente expansivas; esto quiere decir que según como obre cada espíritu con su propio cuerpo, así es también la divina expansión de lo que se ha ganado; en su paso por los mundos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que cada criaturita tiene un divino avance geométrico a su propio pensar; es decir que su futuro plan de divino destino, es resultado, del divino juego, conque puso en divina acción sus propias virtudes; esta divina acción se denomina divina acción Alfa de la divina cuadratura solar; y significa que actualmente las divinas virtudes humanas, actúan en Santísima Trinidad, con respecto a su divina morada; esto es: alto, ancho y largo; con la divina aparición de mi divino Primogénito, la humanidad terrestre entra en una nueva y divina dimensión; que es: alto, ancho, largo y desprendimiento; esto significa que la futura generación levitará; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significará que la divina ciencia terrestre, entrará en una nueva y gloriosa era; la divina era y locura por los viajes espaciales; siendo así que no todos tendrán la dicha incomparable de viajar de mundo en mundo; pues se requiere una divina pureza que el terrestre está lejos de poseerla; debería tenerla; pero el maldito egoísmo de la maldita secta vaticana, retrasó su espíritualidad en veinte siglos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues no se cumplió mi divino mandato de amor entre mis hijitos; más pudo dentro de la evolución humana, la maldita ambición material de los que se dicen mis representantes en la Tierra; por lo tanto los divinos querubínes del divino universo expansivo pensante, no podrán rejuvenecer a todos; pues ellos leen la divina mente de cada criatura pensante; y ellos verán con divino horror, que los hijitos terrestres se comen a sus propios hermanos; pues has de saber hijo divino, que todas las infinitas criaturas de las naturalezas planetarias, han salido de un mismo Creador; todos son divinos hermanos, en infinita evolución; ninguna Sagrada Escritura enseña a comer a sus hermanos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la mayor culpable de que mis hijitos terrestres hayan violado tan divina ley, es la maldita ramera; la maldita roca del egoísmo humano; la maldita secta vaticana; que mis hijitos terrestres conocen como iglesia católica; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijo divino, que mis hijitos del occidente planetario los perseguirán; grande será el llorar y crujir de dientes de todos aquéllos que han comido y comen carne; si en el pasado terrestre, yo, tu divino Padre Jehova, autorizaba la divina inmolación del divino corderito, lo hacía como un divino acto de humildad y de divina enseñanza a la divina psicología reinante; a la divina fé, que el rebaño terrestre había alcanzado; otra era la divina intención del Padre Jehova; pues yo sé por qué lo hago; siempre deseo lo mejor para mis hijos; que por un divino instante olvidan su propio pasado, por su divino paso, por la divina materia planetaria; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que para que mis hijitos sigan el divino camino recto, es menester que cambien de tan bárbara costumbre; pues el divino orígen de cada uno, así lo exige; por lo tanto la humanidad terrestre, avisada está; y desde este mismo instante empieza a correr el divino puntaje celeste; ó su divino enjuiciamiento; pues exsiste una abismante diferencia, entre el haber cometido una falta por ignorancia provocada, y cometerla estando avisado; u obrar con divino conocimiento de causa; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también, que toda la humanidad entrará en una nueva y divina filosofía; cuyo divino jefe espíritual será el divino Padre Jehova y cuyo divino Primogénito, obrará como divino juez en la Tierra; pues escrito está que Jesús de Nazareth volvería a juzjar a vivos y muertos; pues todos son sus divinos hijos galácticos; y lo que es del Padre es del hijo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que nadie podrá entrar en mi santo reino, si no se arrepiente en forma sincera; pues la divina sinceridad, es divina parte, de la divina filosofía de niños que reina en mi divina morada; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; todas mis divinas enseñanzas conducen a eso; infinita alegría de niños; lo que resulta muy difícil de hallar, en la maldita filosofía de los ricos; pues ellos son rocas de egoísmo; viven en perpetua desconfianza; no dejan que a sus mentes entre mi divina luz; pues ellos mismos, con su desmedida ambición, alejan a las divinas inteligencias de la divina luz; es por eso que fué divinamente escrito: Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que nueva filosofía pensante, se inicia; significa nacer de nuevo; significa también que una nueva y divina moral, reinará en el mundo; la misma moral enseñada por mis divinas y Sagradas Escrituras; que la maldita secta vaticana, no cumplió, para la futura felicidad de mi divino rebaño terrestre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que los malditos, que siguen malditas filosofías pensantes; que no son árboles plantados por tu divino Padre Jehova, de raíz serán arrancados de la evolución humana; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; me refiero hijito; a aquéllos que por sus malditas ambiciones individuales explotan en diversas formas a mis hijos; partiendo por el mismo maldito materialismo; donde se ha atrincherado satanás, para esclavizar al mundo; tal como se atrincheró en la maldita filosofía de fuerza, de los malditos dioses faraones; del pasado terrestre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todos mis hijitos, conocerán su divina y respectiva jerarquía espíritual; ó divina jerarquía galáctica; pues todos serán divinamente agrupados en un sólo rebaño; pues mis divinas leyes son comunes a todos, sólo cuenta la divina superioridad espíritual; es decir que los humildes son y serán siempre los primeros; pues ninguna infinita sabiduría, es grande ante mí, sin la divina humildad; sí hijo divino; así es y así fué prometido por todos los espíritus terrestres, antes de encarnar en sus divinos cuerpos humanos; por lo tanto, todo hijito será premiado, según el divino grado de divina humildad, que tuvo en la vida; y también la divina voluntad y paciencia, que desplegó, para ser salva; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que para entrar en mi infinita gloria, se tomarán en divina cuenta, todas las exsistencias pasadas por mis hijitos, en otros mundos; pues escrito está que muchas moradas tiene el eterno Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda divina ciencia ó divina perla del saber, que ha enseñado tan divina ley, grande es ante mí; y glorificadas serán en la nueva era; pues han cumplido con la divina ley de toda divina sabiduría: nada es imposible para el señor; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que nada quedará sin que no se transforme; pues estando el divino Padre en todas partes, todo recibe la divina influencia del todo; pues mi divino pensar, abarca el infinito; en un grado tal que escapa a toda mente del universo infinito; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todas las divinas religiones, desaparecerán; pues son producto del no cumplimiento de mi divino mandato; pues hace ya veinte siglos que yo ordené a la maldita secta vaticana unificar mi divino rebaño terrestre; no lo logró; pues se tentó también, con la maldita riqueza; la misma que perdió a muchos de mis hijitos en el pasado terrestre; grandes potencias del mundo han caído; sin haber dejado a la humanidad terrestre, ninguna doctrina, digna de perpetuarse; todas sin excepción alguna, no tomaron en cuenta, la sublime doctrina, que ha emanado y emana, de mis obreritos del trabajo; todas han explotado y esclavizado a mis hijos; todas se han engrandecido, explotando y martirizando a la divina espíritualidad del divino rebaño; todas serán juzjadas según el atraso y la crueldad, conque se ensañaron con mis humildes hijos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que el planeta Tierra se prepara para recibir la divina justicia, el año divino del 2001; pues en este divino año empieza la divina resurrección de toda carne; carne eterna, con filosofía también eterna; pues las divinas ciencias celestes, que representan mi infinito es la divina sabiduría de los divinos soles; que en su divino conjunto, forman la Santísima Trinidad; pues toda divina sabiduría que se adquiere en cada divina reencarnación, se transforma en divina luz eterna; se transforma en divina electricidad pensante; que en la infinita eternidad de infinitas reencarnaciones, llega a convertirse en un divino sol de infinita sabiduría; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; toda sabiduría jamás se pierde; es divina herencia divinamente ganada; es el más sublime honor, que criatura alguna pueda brindarme; una divina vida de honrado trabajo, vale infinitamente más, que cualquier monumento que puedan levantarme; pues sin la divina ley del divino trabajo, nadie entra en el Reino de los Cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues por algo está escrito: Hijo del hombre; que significa hijo del trabajo; pues todo hombre debe ganarse el divino pan con el sudor de su frente; así fué escrito, y así será hasta la caída del maldito materialismo; cuya maldita filosofía es la maldita fuerza, el maldito comercio de las malditas armas y la maldita explotación del hombre por el hombre; sí hijo divino; así es y así será hasta la divina resurrección de toda carne; pues toda filosofía que no ha plantado tu divino Padre Jehova, de raíz será arrancada, pues se hace lo que el divino libre albedrío del eterno Creador quiere que se haga; pues los monitos humanos, nada saben; ó mejor dicho creen saberlo todo y no saben nada; basta ponerles una divina maleza, por divino problema, y se confunden todo; y sin embargo, se hacen llamar el rey de la creación; sí hijito, así es, sólo rey de las tinieblas, se puede ser; cuando por soberbia propia, no se sabe su propio orígen; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Y san Juan dijo: He llegado al Séptimo Cielo.- Significa que cada divina exsistencia representa un cielo, en infinita expansión; pues el divino espíritu es divinamente expansivo y consecutivo a sus propias acciones; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todos llegarán y llegan a un cielo; todos serán divinamente reconocidos, en la divina eternidad solar; significa que cada uno se hace su propio destino; divinamente inspirado de lo que vió en los lejanos soles; y nó de lo que vió en la Tierra, pues lo de la Tierra, es sólo pasajero; es como un divino suspiro frente a la eternidad solar; muchas veces el espíritu humano reniega de sí mismo; cuando habiendo llegado a mi divina morada solar, se dá cuenta de la poca importancia que tiene en el mundo celestial, la gloria terrestre; y mira desde lo alto, con infinita lástima, a los llamados grandes del mundo; a los que se creen que nunca rendirán cuenta a nadie; sí hijo divino; así es y así será hasta la total recuperación de la criatura terrestre; pues el mundo terrestre es un mundo expiatorio; que rendirá divina cuenta, de todo cuanto ha hecho; será uno, entre infinitos más; pues mi divina cimiente, está en todo el universo infinito; pues mi divina creación, no es sólo la divina especie humana; sino que son infinitas creaciones, que jamás podrán ser contadas, por mente alguna; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que no todos alcanzan la divina eternidad; pues el planeta Tierra es aún un planeta de monitos; es aún de carne; es aún imperfecto; es aún un divino microbio que se arrastra por el suelo; llevando en sí mismo, su propia pudrición; que espera cierta madurez, para provocar al espíritu la muerte de su unión con el cuerpo; creándole una incertidumbre, que ninguna ciencia humana, podrá remediar; pues el espíritu humano, vive olvidado de las divinas leyes, que le conducirían a su propio cielo; sí hijito; la principal causante de la tragedia humana, es la ciencia del bién; la maldita comodidad emanada de una maldita filosofía; me refiero hijito a la maldita filosofía de la fuerza; la misma que ha hundido a infinitos imperios en las lejanas galáxias; la misma que se hundirá así misma en el planeta Tierra; la que nunca comprendió, que tenía en sí misma, un divino punto de partida; la misma divina partida, que constituye la misma llegada; pues en el mundo celeste nada varía; todo es eternidad inmutable; sólo es variable dentro de la divina relatividad, el espíritu pensante y su divina filosofía de prueba; en su paso por las infinitas galáxias planetarias; pues planeta significa en divinas ciencias celestes, divino plan en divino trabajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también, un nuevo é infinito destino; pues a cada divina llegada, surge una nueva y divina salida a nuevos planetas, del universo material; pues escrito está, que hay que nacer de nuevo, en filosofía nueva, para ver el reino del divino Padre Jehova; esto quiere decir, que la divina encarnación, es la filosofía nueva; pues todo se renueva, en el infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina Revelación, espantará a quienes se han reído y hasta se han burlado de mis divinas leyes; ¡¡compadecéos de ellos!! pues al reírse y burlarse de algo que no conocen, se acortan ellos mismos su propia eternidad en la divina luz; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo el infinito del universo expansivo pensante, se cierran ante el espíritu, que ha hecho mofa, de sus respectivos libres albedríos; pues nunca jamás, la criatura humana debe olvidar que se nace y se vive gracias al divino comunismo espíritual, de infinitas inteligencias, que le observan y le han venido observando, desde eternidades atrás; aún de mucho antes que surgiera a la vida animal ó a la vida vegetal; sí hijo divino; así es y así será en todos los tiempos y espacios, del universo expansivo pensante; todos los pecadores del mundo Tierra, lágrimas de sangre llorarán; pues, no exsiste estado de ánimo más espantoso, que aquél, en que el espíritu, presiente su propio fín; me refiero hijito a su divino fín filosófico; pues el espíritu es eterno; pero el cambio de filosofía en él, es algo que hiela la sangre; pues se ha violado una divina promesa hecha en los lejanos soles; promesa, que aunque pasajera, repercute eternamente, en el propio espíritu; pues esa divina promesa, le ata a las infinitas inteligencias galácticas; que no lo abandonarán jamás; ya sea para premiarlo según su divina evolución planetaria, ó para castigarlo; según también su divino grado de evolución y según sus acciones materiales; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que el llorar y crujir de dientes será para aquéllos que en divina conciencia, se encuentren culpables; los primeros del mundo terrestre, serán los últimos en llegar a su propio cielo; pues en las divinas moradas, los que han sido humildes, son recibidos primeros; pues ellos constituyen la máxima grandeza y virtud en el cielo; pues si bién los llamados ricos, no entran en mi santo reino, no por eso podrán arrepentirse; libre albedrío tienen; muchos serán salvos; pues la divina intelectualidad está en todos; pues escrito está que toda roca de egoísmo humano sea del grado que sea, partida será por la divina sabiduría de mi divino Hijo Primogénito; que se aparecerá al mundo, brillante como un divino sol de infinita sabiduría; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que tu divina aparición, hijo divino, causará espanto, asombro, sorpresa, remordimientos, etc, etc; pues todo padre solar hace estremecer a sus propios hijitos; pues tu divina aparición remueve la naturaleza Tierra; cada divina molécula terrestre, vibra junto contigo; pues la Santísima Trinidad está en todas partes; el universo expansivo pensante, te reconoce donde tú vayas; ellos leen todas las mentes humanas; como la leerás tú también, hijo divino; pues tu divino primer gérmen planetario terrestre, vá en constante madurez; todo madura en las divinas naturalezas planetarias; pues ellas tienen un divino pacto filosófico con infinitas inteligencias; entre ellas el espacio y el tiempo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el espacio y el tiempo son también divinas criaturas; ellos son divinos Querubínes; que en divinas ciencias celestes significa rubíes que desean ser grandes dioses, como los espíritus del universo infinito; divino querubín en otras palabras, es querer llegar a ser; es un divino mandato de infinita herencia solar; herencia sublime que viene cumpliéndose desde mucho antes, que surgiera la vida humana; pues la vida humana pasará y nadie en los universos infinitos lo advertirá; pues los puntitos planetarios se cuentan como el infinito grano de arena del desierto; esto significa que jamás en infinitos mundos, se llegará a conocer la Tierra; pues mi divina inmensidad, hace que universos de universos infinitos lleguen a ser grandes creadores; pero jamás se han visto en sus propias eternidades; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pero te diré hijo divino, que sea el que sea el grado de perfeccionamiento de determinado mundo, tuvieron siempre por divino punto de partida, la divina inocencia solar; fueron divinos querubínes pensantes sin ciencia alguna; sin comprender aún su propia y divina exsistencia solar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el divino tiempo y el divino espacio, son también divinos querubínes de infinita inocencia; pues ellos permanecen inmutables, ante los desmanes y violación de mi divina palabra, en el mundo terrestre; su divina actitud obedece a su propio estado evolutivo; pues teniendo ambos un divino libre albedrío, éste está divinamente relacionado, con otros tiempos y espacios del divino universo expansivo pensante; la divina creación de tu divino Padre Jehova, es una divina creación expansiva; es decir que cada criaturita pensante, sea la que sea, se multiplica en el infinito mismo; es por eso que a infinitas criaturas, entre ellas el monito terrestre, les cuesta un mundo de divinas dificultades, llegar a comprender la eternidad; ninguna ciencia terrestre logra llegar siquiera cerca de ella; sólo mi divino Primogénito, lo hará; pues ya sembró parte de la divina verdad, cuando encarnó en el divino Jesús de Nazareth; toca ahora, recoger la divina ganancia ó enmendar a la divina pérdida; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todos recibirán mi divina añadidura, según lo que han sembrado en su propio espíritu; pues a cada uno según sus obras; el que no ha pecado, nada debe de temer; el que ha pecado, será castigado, según el grado é intensidad espíritual de la falta; pues al terrestre, le falta divina ilustración del propio universo en que vive, para comprender mi divina y suprema justicia; mientras no cambie su modo de vivir y sus costumbres, jamás logrará la divina eternidad; pues la divina ley de la divina resurrección de la carne, así lo pide; no sólo basta dar físico nuevo; también es necesario dar pureza nueva; ó bién filosofía pensante nueva; pues todas las divinas virtudes pensantes quieren lo mejor para sí; es por eso, que espantadas quedarán, cuando lean en la divina mente de cada cual, que por su propio libre albedrío, han comido la carne de sus propios hermanitos de prueba pasajera; los tales maldecirán, sus propias costumbres; y a los autores que le inculcaron esas costumbres; es por eso, que escrito está, que los hijos maldecirán a sus padres; y los padres a sus propios padres; y el universo pensante y creyente, maldecirá y perseguirá a la maldita secta vaticana, secta comercial malamente llamada iglesia católica; pues tuvo la misión divina de guiar mi divino rebaño terrestre, pero no fué digna de ello; la maldita ambición; la hipocrecía, el maldito comercio de mis leyes divinas, el maldito lujo, la falsa adoración material, han hecho de ella, la maldita ramera; la maldita roca del egoísmo humano; pues han derramado sangre inocente, por imponerse; y aún persigue a mis hijitos; que por la divina ilustración, tratan de llevarla a buen camino; al camino de la verdadera espíritualidad; al único camino, que debió haber seguido hace ya veinte siglos; sí hijo divino; así es y así será hasta su total desaparecimiento de la faz de la Tierra; pues escrito está, que árbol que no ha plantado tu divino Padre Jehova, de raíz será arrancado; esto significa que las malditas tinieblas se han atrincherado una vez más, en la que debería ser luz del mundo; pero tu divino Padre Jehova, siempre triunfa en amor infinito; pues escrito está que la maldita serpiente, se arrastrará por siempre jamás, a mis divinos pies; pues fué también una hijita solar; que ha caído temporalmente en divina rebeldía; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; ella ha atentado contra mi divino libre albedrío; pues tentó a la divina Eva en el paraíso terrenal; escrito está, que quien abuse con alguno de mis hijitos, conmigo abusa; pues mis divinas vibraciones, están en todas partes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que el planeta Tierra sube de divina categoría galáctica; pues al estar tú, Hijo Primogénito, se le abren al mundo Tierra, los infinitos cielos; entrando este planeta a la divina categoría de planeta terrestre de tercera categoría galáctica; esto significa un divino é infinito plan galáctico; pues la divina herencia planetaria es infinita; pues todos los planetas materiales descienden y ascienden en la respectiva dimensión y evolución; al decirte Hijo Primogénito, que el planeta Tierra asciende en la divina jerarquía de los mundos, quiero decirte que entra en una nueva y divina filosofía pensante; esta nueva filosofía pensante, corresponde a mi divina añadidura; pues a cada virtud, le corresponde también su divino premio celestial, pues son premiados el grande como el chico; son premiadas la divina criatura pensante, y su divina morada; que también es una divina virtud pensante, materializada, que tiene también un divino libre albedrío con sus divinos tiempos y espacios propios; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina ecuación celestial que te demuestra el divino ascenso del planeta Tierra en el divino universo expansivo pensante, es la siguiente: divino gérmen terrestre: = una divina vibración solar; = un divino tiempo y espacio, en infinita expansión; = divinos querubínes pensantes, en divina acción, de un divino magnetismo solar; = una divina línea solar magnética en divina expansión de infinita madurez; = pactos filosóficos en los lejanos soles; = lugar divino de gigantescos soles y planetas; = lumbrera mayor radiando al infinito material; = divinas escenas colosales, sólo vistas por el divino primogénito solar; = morada infinita de infinitos dioses galácticos, de infinitas filosofías pensantes; = divino punto de partida de la naturaleza terrestre y de infinitas naturalezas planetarias; = punto geométrico divino; hacedor de infinitos universos, de divina materia solar, en estado eterno de expansión; = un microscópico puntito terrestre de partida; atravesando infinitas lumbreras solares, de infinitos colores y mundos de infinitas y colosales dimensiones; = un divino principio eléctrico con una divina vibración pensante; y con un indeterminado libre albedrío; debido a su divina carencia de total ciencia y divino principio de la divina inocencia; = una divina creación solar en divina madurez expansiva; = una divina creación de los soles Alfa y Omega, de la divina galáxia Trino; = una divina morada planetaria para infinitas inteligencias, de infinitos pensares filosóficos; = leyes divinas y eternas para ver la divina morada del divino Padre Jehova; autor y divino creador de todo cuanto exsiste y exsistirá; = reunión infinita de padres solares, que viven el divino tiempo celeste y divino espacio solar; = criaturas con poder divino y colosal; de transformarlo todo con el sólo divino pensamiento; = divinos primogénitos de infinitos mundos y galáxias; = asimilación de divinos fluídos ó divinas individualidades solares, en una sola; = Santísima Trinidad expresada en infinita sabiduría de divina electricidad solar; = un infinito número de planetas tierras, con sus propias y divinas escrituras; = infinitas historias planetarias; divino producto de la divina imperfección; = inaudito viaje del puntito geométrico divino, a través del espacio planetario; = divinas dimensiones en constante é infinita transformación filosófica; = una divina y futura galáxia de infinitos mundos y soles; = un divino alfa y omega; principio y fín, de uno de los tantos períodos por los que ha pasado el planeta Tierra; = plan divino; divinamente concebido, por el divino Padre Jehova; y sus hijitos mayores; los divinos soles del infinito universo expansivo pensante; = una divina revelación yá divinamente anunciada, en el pasado terrestre; = un divino y nuevo principio filosófico, que trae en sí mismo, la divina resurrección de toda carne; = un divino principio galáctico; que hará desaparecer, todas las antiguas filosofías de la Tierra; = una divina y abismante revolución espíritual en el planeta Tierra; oriente contra occidente se disputan la divina sabiduría de mi Hijo Primogénito; todos los obreritos son salvos; constituyéndose en ser los primeros en mi santo reino; = una divina y perfecta justicia sobre la humanidad terrestre; = un divino gobierno comunista universal; = una divina similitud con el divino gobierno solar; donde reina el divino comunismo celestial con filosofía de niños; = un divino gobierno patriarcal; en que sólo gobernará el más sabio y el más humilde; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina ecuación es infinita; pues en el divino universo expansivo pensante, nada tiene término; todo enlaza el todo sobre el todo; todo sale de mí, y todo vuelve a mí; pues después de mí, nadie; antes de mí, nadie; sé hijito que esta divina explicación confundirá a muchos; esos muchos son aún más imperfectos dentro de los mismos imperfectos; pues los que me comprenden, en microscópico grado, grandes son en la divina espíritualidad; pues ya tienen en sí mismos, un avanzado gérmen de infinitas experiencias; pues en todo divino pensar exsiste una divina relación entre espíritu y materia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina ecuación de la divina fé según la evolución humana es la siguiente: divina fé; = una divina creencia ya vista y materializada en los lejanos soles; = una divina visión atenuada por la divina ley de la encarnación; un divino olvido divinamente impuesto por el divino Creador; = una divina luz en el divino entendimiento; = una divina filosofía adquirida por propia divina virtud; = un divino pensamiento en divina acción; = una divina electricidad pensante, con divina elección de su propia determinación; = un divino querubín pensante del divino universo de la divina espíritualidad; = una divina fuerza en divino estado de gérmen de tercera categoría intelectual; = una divina vibración de tres trillones de trillones de trillones, de un divino fuego solar, de divino sol enano amarillo; = una divina acción en la materia terrestre; = un futuro padre galáctico de planetas tierras; = una divina parábola: la divina fé mueve montañas; = una divina superioridad espíritual sobre divinos querubínes, de infinitas categorías pensantes; = una divina vibración de líneas magnéticas solares; = un divino movimiento de infinitas moléculas; = una divina vibración alrededor del cuerpo físico; = un microscópico sol de sabiduría infinita; = una divina vibración mayor que las divinas vibraciones moleculares; = una divina revelación para mundos y soles, dentro de la molécula; = un divino Mesías para los mundos microscópicos; = una divina revolución en la respectiva evolución y dimensión del divino Dios solar encarnado; = una divina abertura de infinitas aguas, de infinitos mundos; = una divina Revelación esperada por el divino mundo de la divina fé del planeta Tierra; = una divina y fascinante historia de amor en la naturaleza humana y terrestre; = una divina conmoción a los universos materiales y espírituales; = la única y divina filosofía de toda divina eternidad; = comprobación divina de la suprema ley: los humildes serán los primeros; = primeras acciones de los humildes; trabajar para cumplir con la divina palabra, dada por el eterno Padre en los lejanos soles; = única salvación en la hora suprema; = divina Revelación para todos los que creyeron sin ver; = divina revelación para los que se burlaron; espanto en sus espíritus; pues no dieron oportunidad a sus propios y divinos querubínes, a buscar la divina senda de la divina luz; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina ecuación es infinita; pues la divina sabiduría de la santísima Trinidad no tiene principio ni tiene fín en la comprensión y evolución humana; es por eso hijo divino, que tú escribirás por toda la eternidad; pues tú posees el primer divino germen de la eternidad; eternidad que se inició de mucho antes, que surgiera la vida humana, en el espacio actual; pues hasta los divinos espacios evolucionan, en el divino universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pasemos hijo divino a la siguiente hoja; pues es necesario avanzar para dar más luz al mundo; gracias infinitas mi divino Padre Jehova; hágase en mí, tu divina y santa voluntad por los siglos de los siglos

LO DE ARRIBA ES IGUAL A LO DE ABAJO.-

Significa que en todo el universo expansivo pensante, nadie es diferente a nadie; todos son divinamente creados de una misma ley común; pues escrito está que exsiste un sólo Dios nomás; pues en las lejanas galáxias a donde sueña llegar mi divino hijo terrestre, no exsiste la ignorancia y la desarmonía, conque los terrenales han convivido por siglos y siglos; haciendo caso omiso a mi divino mensaje de amor; que yo, tu divino Padre Jehova, puse en mis Sagradas Escrituras; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; las divinas y Sagradas Escrituras, fueron divinamente representadas en la sagrada Arca de la Alianza; cuya divina forma era rectangular; porque rectangular es aún la falsedad terrestre; pues la divina filosofía pensante, se mide en divinas ciencias celestes, con la divina geometría solar; geometría que fué creada por el mismo conocimiento solar; y es la misma que actúa divinamente, desde hace eternidades atrás; desde el divino y supremo instante, que tu divino Padre Jehova dijo: Hágase la luz, y la luz fué hecha; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el divino orígen de la divina Arca de la divina Alianza, salió de los divinos soles Alfa y Omega; padres solares del planeta Tierra; pues nadie es desheredado en el universo expansivo pensante; la divina Arca de la Alianza, fué un divino símbolo material, que correspondió a una antigua psicología terrestre; pues el divino entendimiento cumple leyes que la criatura terrestre ignora aún; pues aún no le es dado ver ni profundizar, lo que aún no se ha ganado; todo debe llegar, cuando la divina pureza lo exija; pues sólo la divina inocencia, puede lograr lo que parece imposible a todas las infinitas evoluciones; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; las divinas dimensiones de la divina Arca de la Alianza, corresponden a la divina vibración pensante, de la época pasada terrestre; y sus divinos querubínes que la compusieron, pidieron esa divina forma rectangular; pues ella representa el divino rectángulo solar; es decir la divina morada de sus propias ideas, que prometieron cumplir, antes de encarnar en los lejanos soles; donde se verificó un divino pacto filosófico; uno de los infinitos que se han escrito, y se escribirán en la divina Corte Solar; esto representó un divino avance intelectual para el género humano; pues de cada pacto filosófico, yo, tu divino Padre Jehova, otorgo mi divina añadidura; y mi divina añadidura, constituye el infinito; que se vá transmitiendo de sol en sol; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que para la eternidad misma, basta la divina comunicación solar; pues el divino magnetismo invisible aún para la criatura humana, se enlaza en la atmósfera misma de cada planeta; y este divino magnetismo es igual tanto como el de arriba, como el de abajo; esto significa que esto es valedero mientras viva la actual generación humana, y su modo de pensar; pues las divinas dimensiones de arriba y de abajo, no exsisten en el infinito; sólo exsisten en la divina inteligencia humana; la que varía según avanza su saber; avanza empleando el divino espacio y el divino tiempo; pues nada puede hacer el género humano, si no emplea espacio y tiempo; ni nada hará si no cuenta con sus divinos concursos; pues Alfa significa divino principio de todo lo que piensa; es decir la materia, y el espíritu; pues ellos son sacados del infinito mundo de la mente solar; la divina fuerza creadora expansiva y eterna; significa que todo es igual, al espíritu cuando abandonó el cuerpo; sólo sorpresa divina, encuentra el espíritu; sorpresa inaudita, de volver al divino lugar que abandonó momentáneamente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; este divino encuentro con su propio y divino cielo, le causa toda clase de infinitos sentimientos; que también reconocen su propia morada; iluminándolo todo, caen en una sublime lacsitud, ó divina contemplación amorosa, que no se puede explicar en lenguaje humano; hay que nacer de nuevo para sentirlo; lo que en la Tierra se dice: Hay que morir para llegar al santo cielo; la divina diferencia está que la incertidumbre hace que el espíritu pensante, tema a la misma muerte; siendo que la divina muerte es divina ley de los mundos imperfectos; pues después de ella, se nace para volver a la divina eternidad; de donde se salió por un microscópico instante; es por eso que escrito está: Para ver el reino del Señor, hay que nacer de nuevo; pues el que nace de nuevo, trae consigo experiencia nueva; la misma divina experiencia, que prometió cumplir, en los lejanos soles; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que lo de arriba como lo de abajo, vuelve a su mismo punto de partida; pues hasta las infinitas medidas y divinas distancias, son criaturas pensantes; y como tal, tienen también su divino destino de llegada; esto significa que todo infinitamente todo, se reduce a su causa más simple; todo depende de la divina luz, que cada uno se conquistó para sí; pues del total de sus propias acciones, sale una divina intención, cargada de divinas experiencias; que dá por divino resultado, una divina jerarquía espíritual pensantes; constituyéndose en sí mismo, en su propio dios, de sus futuros universos pensantes; pues mi divina herencia solar-creadora la llevan todos, en sus propios espíritus, del divino universo expansivo pensante; significa que la divina rama que se encuentra en lo alto, es la misma del tronco, que nació chiquito, de abajo; siendo una diminuta semilla pensante y creadora; esto significa hijo divino, que la primera semilla galáctica, ó primera cimiente humana, no fué única en la eterna creación; sino que fueron muchas las ramas del divino tronco creador; pues nada se hace al azar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que exsisten tantos planetas tierras, como multitudes de infinitas ramas hay; pues todos los mundos terrestres, han tenido y tendrán, un mismo y divino principio solar; todos fueron, lo son y lo serán, microscópicas semillitas, en constante evolución expansiva, que salieron de la divina lumbrera mayor; es decir salieron del divino Padre Jehova; pues Jehova significa en divinas Ciencias Celestes, jefe divino de la suprema hora; supremo y primero en dar vida, a los viejos y divinos troncos solares; pues a medida que crece una divina ramita, ésta, se hace divino tronquito; el que a la vez crea otras primeras y divinas ramitas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que nada se ha hecho sin tener divina relación con un divino pasado galáctico; un pasado en constante avance expansivo, del cual se formaron infinitos presentes; que se asimilan a uno sólo; pues las divinas leyes pensantes de la divina filosofía universal, del divino universo expansivo pensante, son todas vibrantes que tratan de llegar a su más alta vibración; y esa divina vibración soy yo, tu divino Padre Jehova; pues lo de arriba, que es mi divina vibración, es igual a lo de abajo; que es menor vibración; pero los de abajo heredan lo de arriba; y estando ya arriba, ven que lo de abajo, es igual que lo de arriba; pues hay que ser chiquitito y humilde para ser grande en el Reino de los Cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina Arca de la divina alianza, perteneció a un pasado de divino pacto filosófico; que tu divino Padre Jehova, pactó con sus hijos terrestres; pues los divinos pactos, son la divina escencia del mundo solar; que todo lo abarca en infinito é incesantemente expansivo; lo que al hombre humano le parece inmenso, no es nada ante el infinito solar; allí los divinos dioses de la sabiduría infinita, todo lo hablan por eternidades; el nacimiento y desarrollo de cualquier planeta del infinito, es sólo un divino instante de suspenso en el tiempo solar; la infinita distancia que separa a un mundo de otro, desaparece mirado desde el interior de los soles; pues mis divinas lumbreras de infinita sabiduría, todo lo penetran; comunicándose las divinas impresiones de sol a sol; pues ellos constituyen la Santísima Trinidad del universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que nada madura sin el divino concurso de ellos; pues desde la microscópica semilla humana, hasta los colosales mundos, han madurado, cumpliendo la divina ley; lo que madura arriba, igual madura abajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo divino planeta pensante, se comunica con las otras virtudes materializadas; pues ellas también poseen un divino libre albedrío, como el resto de mis hijos; ellos, los infinitos planetas, también son divinas individualidades, que empezaron siendo una microscópica semilla galáctica, en lejanas galáxias que ya no están; pues han ingresado a otras divinas formas de vida; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; en infinitos puntos del espacio, hay mundos que han entablado divinas comunicaciones galácticas; pues estos mundos han llegado a un grado tal, en su infinito perfeccionamiento; que una nueva y divina luz les llega; es mi divina añadidura, que en todas partes está; pues ella constituye las divinas dimensiones de mi divino fuego depurador; del cual salen infinitas vibraciones magnéticas, que saturan el infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina arca de la divina alianza representa a la vez todo lo que el eterno Padre ha prometido a sus hijos de dimensión terrestre; pues el divino rectángulo, producto de los divinos soles Alfa y Omega, se ha convertido en el divino cuadrado, salido de la divina corona solar; esto significa que el divino magnetismo materializante, avanza en divino sentido geométrico y paralelo, a toda evolución humana; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de este avance geométrico y paralelo a la evolución humana, surge la divina fuerza expansiva, creadora; cuya divina raíz, la constituyó la divina línea solar Alfa; y se complementó con la divina línea solar Omega; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; estas dos líneas solares, salieron de la lumbrera solar mayor; pues los soles Alfa y Omega, se fusionan y se hermanan, fluídicamente; constituyéndose ambos en el padre y la madre del divino principio del divino verbo universal; pues la Santísima Trinidad Solar, se asimilan a un sólo Dios nomás; pues la divina ley de divina atracción solar, es divinamente subordinada, a mi divino fuego depurador; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que escrito está, que lo que es del Padre es del hijo; esto significa que toda divina virtud es eterna; la divina madurez mental, crea también a la vez, cosas ficticias que le entretienen en forma momentánea; esto significa que es en realidad, lo que pertenece al Padre y al hijo; lo que es eterno; tanto arriba como abajo; el divino amor galáctico, de que está divinamente saturado todo espíritu, en su respectiva morada del cuerpo humano; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todo infinito amor se traduce en infinita filosofía pensante; y toda divina filosofía se convierte en divino fuego eléctrico-pensante; que en divinas Ciencias Celestes, se denomina fluídos solares; pues ellos representan fuerza amorosa salida de la Santísima Trinidad Solar; siendo la divina intelectualidad humana, la única filosofía de la eternidad; pues ella no perece jamás; al contrario, ella se vé divinamente aumentada, con mi divina añadidura; pues toda divina intelectualidad, es divino fruto del divino trabajo; pues escrito está, que quien no sea Hijo del Hombre, no es de mi divino fruto; ó divina filosofía intelectual, pues Hijo del Hombre significa hijo del trabajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; este divino Mandamiento es divinamente contrario a la maldita filosofía de los ricos; pues con ella jamás podrán entrar en mi santo reino; sólo las divinas filosofías, propias de niños podrán hacerlo; pues la divina filosofía de niños, es divino fruto que se conoce arriba como abajo; ni satanás puede contra ella; Lucifer vé en ella, a su propio y glorioso pasado galáctico; cuando él era un divino ángel de luz, con divina filosofía de niño; es por eso que escrito está: Por el fruto se conoce el árbol; significa que según la divina filosofía de cada uno, así satanás le distingue, si es de la divina luz, ó si es de las malditas tinieblas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; este divino fruto sólo se logra con el divino y honrado trabajo; pues así lo manda mi divino libre albedrío, en mis divinas escrituras: Te ganarás el divino pan, con el sudor de tu frente; cumpliendo mis divinos Mandamientos; que son los mismos, para arriba, como para abajo; pues mis divinas leyes son infinitas; ellas no conocen ni conocerán jamás, límite alguno; es por eso que divinamente se dice: Lo que es de arriba es de abajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el divino fruto es resultado divino, de todas las divinas virtudes, puestas en acción por el espíritu, que ha pedido un divino cuerpo; pues sin el cuerpo físico, es imposible que se constituya en su divino y propio artífice, de sus propios mundos ó galáxias; pues mi divina herencia exige, mérito propio en cada uno; y no explotación de unos pocos, sobre mi divino rebaño, que se dirige a la divina luz; pues mis divinas leyes, no son comerciales; pues la maldita riqueza, pone soberbio al hombre; lo aleja de mi infinito amor; y ello constituye la mayor tragedia a la humanidad; pues transmiten a sus hijos, lo que creen es una justicia; lo que hacen es desviarlos del verdadero fruto; alejarlos de la verdadera divina intelectualidad; creando malditas rocas de egoísmo humano; haciendo que mis hijitos del divino rebaño, se maten, peor que fieras; todo por la maldita ambición, de dominar empleando la maldita fuerza; la que condena al mundo, a las tinieblas; pues no hay cielo, en que ella entre; es por eso que ningún maldito rico, entrará en mi divina morada; pues ellos son símbolo maldito que tiene postrado a un divino planeta, llamado Tierra, en la infinita historia galáctica; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todos los planetas, hijo divino, tienen su divina historia; historia que habla de todas sus luchas, por llegar a mi divina justicia; todas tienen unas Sagradas Escrituras que cumplir; pues en la inmensidad del espacio, es tan infinita mi justicia, que lo que es de arriba, es igual a lo de abajo; según la divina evolución terrestre que aún no comprende mi divino infinito; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo es divinamente común; tanto arriba como abajo; pues las pasajeras imperfecciones, no son tomadas en cuenta, en el infinito mismo; desaparecen sin gloria alguna; en el universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que ninguno que se proclamó único en la Tierra, entrará en mi morada celestial; pues el divino comunismo, que reina en mi divina morada, se lo impediría; siendo atraído hacia un mundo, donde la divina filosofía, sería la única exclusividad de sí mismo; es decir un planeta de peor condición espíritual, a la Tierra; pues cada uno se hace su propio cielo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que ninguno de los que han violado mi divina ley de amor universal, entrará en mi divina morada; y es por eso que la llamada iglesia católica, cortada es de mis divinas galáxias de la divina luz; pues su maldita filosofía de ser la primera en maldita riqueza, hace que no sea un divino árbol plantado por mí; y sólo satanás se interesa por ella; pues allí, donde haya violación a mis divinos Mandamientos, allí estará el demonio; pues escrito está que la gran ramera, no tiene autoridad moral, para ser digna de mi divina añadidura; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Nadie es desheredado.- Significa que todos son mis divinos hijos; que todos son divina parte de la infinita creación; que a todos les toca por igual; ya sea en la divina luz, ó en la maldita tiniebla; según el divino grado de mérito ó de falta cometida; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que escrito fué: No pecar; pues quien peca, contra sí mismo lo hace; pues la divina contra, está en la misma naturaleza; está en la misma ley del pecado; significa esto que la criatura al pecar, se deshereda por sí misma; pues esto ya fué divinamente comprobado; cuando la divina Eva, cedió a la maldita tentación de la serpiente faraónica, en el paraíso terrenal; significa que la maldición provenía del pasado de la maldita serpiente; pues por una simple desobediencia, el eterno Padre Jehova, no maldice a sus hijos; sólo les advierte; pues mis hijos imperfectos, no ven el divino futuro; como lo vé tu divino Padre Jehova; pues lo que quiero decirte es que la intención oculta de la maldita serpiente, era y es llevar al mundo a una maldita filosofía, producto maldito, de la maldita soberbia; cuyo orígen se remonta a los divinos tiempos galácticos; cuando satanás, era un divino ángel de luz; pues escrito está que satanás es un divino ángel, en divina soberbia; esto significa que satanás posee una maldita filosofía, que no es árbol plantado por tu divino Padre Eterno; y de raíz será arrancado de este microscópico planeta Tierra; significa que el demonio es desheredado de la divina luz, por su propia voluntad; pues el demonio encabezó una maldita rebelión, en el mundo celeste; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todo maldito, contagia a otra criatura; pues exsiste divinas leyes de magnetismo espíritual, que el hombre aún no conoce; la falta cometida por la divina Eva, es falta de divina desobediencia, en divina inocencia sorprendida; pues avisada estaba que no comiera del árbol de la ciencia del bién; me refiero hijito a la ciencia que partiendo de la maldita riqueza, dá placeres y entretenciones; hasta el grado de olvidar y aún renegar de su propio Creador; tal como le sucedió al ángel de luz, Luz Bella; en el lejano sol Alfa; es por eso que ninguna criaturita con filosofía de rico, entrará a mi divina morada; pues al igual que la divina Eva, avisados han estado por siglos y siglos; pues ninguno es desheredado; pero hay que ganarse el divino premio de la divina eternidad; así lo quiere tu divino Padre Jehova, y así lo quieren también, infinitas inteligencias, que pueblan el universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que para llegar a mi divina morada, hay que pasar por infinitos cielos; sólo la divina humildad, es la llave que abre mis divinas puertas; pues quien haya desobedecido mis divinos mandatos, es transportado al cielo donde le corresponde; según el mérito que posea; y la importancia que le dió a mi suprema ley: Amarás al Señor por sobre todas las cosas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que de todas las herencias, mi divina añadidura es eterna; la que no perece; como perece la maldita filosofía de los ricos; que por un instante de ilusión acomodadiza, pierden su propia eternidad; llevando y transmitiendo a sus hijos, este maldito gérmen de perdición; pues por él, no pueden entrar a los cielos de la luz; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo rico juega y se burla por su modo ostentoso de vivir, de mis divinos mandatos; el Padre Eterno todo lo sabe; sabe el divino pasado de cada uno de sus hijos; sabe lo que le conviene a cada uno; sabe el futuro de cada criaturita pensante; y desea lo mejor para ellos; sí hijito; así es y así será por siglos de siglos; es por eso que avisados están, una vez más; pues les quiero evitar todo arrepentimiento; no quiero que ninguno pase el llorar y crujír de dientes; pues cuando vean la abismante realidad, muchos ricos tratarán de suicidarse; tanto peor para ellos; no tendrán tranquilidad en ninguna galáxia de las infinitas que hay; pues sólo las tinieblas serán su eterno consuelo; esto significa que todo rico maldecirá mil veces haber nacido; maldecirá a sus propios padres; maldecirá todo su mundo de vanas riquezas; sí hijo divino; lágrimas de sangre llorarán; es por eso que este divino aviso es el último; pues escrito está, que la maldita filosofía de explotación del hombre por el hombre; sustentada por los malditos ricos, no pasará del año 2000; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.- Lo que es del Padre es del hijo.- Significa que toda divina conquista espíritual, sale del Padre; significa que los hijos son hijos en divina carne y espíritu; que el hijo lo es por el Padre; sin él nada es; que los divinos derechos son divina herencia infinita; nadie en el universo expansivo pensante, tiene la exclusividad, de mi divino amor; nadie jamás la tendrá; hasta satanás será vencido por mi infinito amor; pues soy el eterno Creador de todo cuanto exsiste; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda infinita ley que sustenta el infinito universo, es divinamente transferida a toda criatura pensante; pues todos somos divinos participantes del todo; unos con más saber, otros con menos saber; y todo en una infinita relatividad; pues ninguna ciencia de mis hijos es eterna, todas avanzan sin detenerse jamás; y jamás llegarán a una meta; la única meta soy yo, tu divino Padre Jehova; pues soy el más antiguo de todos; te hablo hijito de una infinita antiguidad; cuando aún no estaba el género humano; pues la vida humana es de ahora; no es más que un nuevo polvito, surgido entre infinitos más; pues nadie en los colosales mundos del macro, conoce la Tierra; ni la conocerá jamás; pues cada morada, ó dimensión sigue su propia eternidad; eternidad sólo interrumpida por mi divina justicia; pues periódicamente todos vuelven al lugar de donde salieron momentáneamente; a rendirme divina cuenta de todo cuanto han hecho; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que cada uno en particular, tiene su propio poder en la materia que le rodea; esto dá divino lugar a que la morada planetaria, influya en la criatura que la habita; pues escrito está que según es el habitante, así es la morada; y según la morada, así es el que la habita; significa que la materia se ha subordinado al espíritu; y el espíritu se ha subordinado a la materia; significa que todo es divino pacto filosófico entre materia y espíritu; pues la Santísima Trinidad es vida eterna, dentro de otras vidas pasajeras; significa que todo conocimiento se materializa; y vuelve a ser lo que fué, espíritu con divino libre albedrío; pero con infinitas determinaciones; determinaciones subordinadas a su propio poder espíritual, sobre la materia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; te daré hijo divino, la divina ecuación que explica como cada uno de mis hijitos, es el propio dios de su propia sabiduría; y como ésta domina su propia materia; Gérmen Terrestre; = una divina vibración solar de 3 líneas magnéticas solares del sol Alfa; = una diminuta semilla ó cimiente galáctica; = un divino hijo del divino sol Omega; = 3 divinas líneas solares vibrantes; en constante expansión evolutiva; = 6 líneas magnéticas fusionadas y hermanadas por eternidades infinitas; = un divino querubín con ideas propias é inocentes; = una divina galáxia en formación infinita; = un futuro ser humano entre otras infinitas criaturas planetarias; = un divino gérmen en divina acción expansiva; = un divino querubín, con microscópica brillantez de electricidad pensante; = un divino cúmulo de líneas magnéticas-espírituales, con libre determinación; = un divino ángel de luz de la divina categoría de ángel Azul, pues cada criaturita vibra en sus propias ideas, según el color de su propia atmósfera planetaria; = un divino querubín de divina ascendencia solar, de color amarillo pálido; = una divina y amorosa jerarquía de futuros niños; = un divino querubín con filosofía de niño; = un divino y futuro padre celestial de tercera categoría galáctica; = un futuro poder sobre la materia planetaria; = un divino Primogénito que se inicia primero;= un divino y abismante poder sobre la materia terrestre; la primera fé que mueve montañas y abre las aguas; = un divino infante de Dios en Jehova; = una Santísima Trinidad encarnada; = un infinito de conocimiento, en constante rotación y expansión; = una divina jerarquía de padre solar; = un divino Primogénito Solar; = La Santísima Trinidad encarnada y materializada, según escrito estaba; = una divina Ciencia Celeste que todo lo explica; = un divino Consolador según Sagradas Escrituras; = una divina sorpresa a un mundo materializado en peligroso grado; = una divina Revelación esperada por siglos y siglos; = Jesús de Nazareth; = Juez de razas y naciones; = una divina y nueva cimiente solar en la Tierra; = total derrumbe del materialismo terrestre; = una nueva y divina filosofía universal; = Gobierno Patriarcal en el planeta Tierra; = divinas reencarnaciones en el planeta Tierra; = un abismante mundo que viaja a otros mundos; sí hijo divino; veo que esperabas otra divina ecuación; una ecuación en que entran esos complicados números terrestres ¿verdad? así es divino Padre Jehova; tú me has leído mi divina mente; así es hijito; la ciencia terrestre hijito, es divino producto de su propia inteligencia; y grande es ante mí; pero mi divina añadidura, es divino producto de mi divino libre albedrío; y es mi divino libre albedrío, el único que puede explicar a la criatura humana, su propia eternidad; pues escrito está, que sin el poder de su propio Creador, nada puede en cuanto a su propia eternidad se refiere; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijito, que en virtud de mi divino libre albedrío, de Padre creador, es que empleo mi propio sistema de divina explicación; tal como el hombre emplea el suyo, en su propia ciencia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; mi divina voluntad todo lo puede; más, yo elijo el divino medio que más convenga a mis divinos hijitos encarnados; siempre dejo divina oportunidad, a sus mentes, para que busquen, investiguen, estudien y perseveren; pues de otro modo, ninguno de mis hijitos tendría méritos ante mí; si yo, tu divino Padre Jehova, les diese todo listo, te aseguro hijito, que se detendrían, por infinitas eternidades, en su propio planeta; se eternizarían, en su respectiva categoría, ó divina jerarquía espíritual; sí hijo divino; tenlo por seguro que así sería; por lo tanto, debes irte acostumbrando, a mi divino modo de explicar mi divina creación; es por eso hijo divino, que las Sagradas Escrituras, fueron escritas por divinas parábolas; pues así lo quise yo, tu divino Padre Eterno; lo quise así, para que mis hijos terrestres, sacaran sus propias conclusiones; para que hicieran progresar todas sus infinitas virtudes pensantes; para que progresaran la divina intuición; la divina paciencia; la divina concentración; la divina tenacidad; la divina razón; la divina discriminación; el divino discernimiento; el divino respeto etc, etc, y todas las infinitas virtudes que acompañan al espíritu, desde su divina salida de los lejanos soles; pues son estas mismas virtudes pensantes, las que juzjarán al espíritu humano; cuando le toque rendir divina cuenta de sus actos; pues las divinas virtudes encarnaron con él, para progresar en el infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijito, que fué escrito: No sólo de pan vive el hombre; pues junto con él, siempre ha tenido, a estos dulces compañeros, que brillan como divinos rubíes; pues si la criatura humana, los viera con sus ojos carnales, se le paralizaría su propio corazón; pues son de una belleza tal, que nadie los resiste; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo lo que es del Señor, es también del Hijo Primogénito; pues Primogénito, significa el primero en todo, en mi divina añadidura; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; veo que no te agrada que se hable de tí; pues nadie es profeta en su propia Tierra; pues los que conviven contigo, no te creen el Cristo encarnado; a pesar que tú se los anunciástes; más, cuando vean a los Honorables Dalai Lamas, en tu divina y humilde pieza, se llenarán de temor; pues oportunidad tuvieron de ser los primeros en creerte; más, ellos así lo quisieron; pues ciegos están, por sus malditos negocios; pues más tarde, ellos mismos los maldecirán; pues se les caerá el vendaje, que por propia ambición se pusieron; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa hijo divino, que habrá muchas clases de llorar y crujír de dientes; pues las divinas virtudes, así lo demandan en su divino conjunto; pues algunas han progresado, y otras han decaído, y otras están por el olvido; y según el grado de sentimiento de cada una, así es como la divina individualidad se estremece; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; también significa que mi divina añadidura es divinamente proporcional, a las buenas obras, que cada criatura, ha hecho, en su vida encarnada; entendiéndose por ello el mayor desprendimiento, que hizo en bién de sus hermanos terrestres; pues escrito está que si alguien te golpea una mejilla, preséntale la otra; esto significa que siempre hay que ser caritativo, aunque nos paguen con el desprecio; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues todo será pesado; no sólo lo que el espíritu humano conoce por materia; y no sólo, por lo que su mente entendió lo que creyó era la vida; sino que también infinitas inteligencias, que en forma invisible, le rodean y le acompañan, desde que se desprendió desde los lejanos soles; pues todos encarnan divinamente y prometen mejorarse; pues mi divina ley para todos es igual; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que así como doy, así también quito; pues todo en el mundo celeste, se reduce a divinos pactos filosóficos; vigilados y observados por tu divino Padre Jehova; pues exsiste el divino acuerdo en todo; pues tu divino Padre Eterno, siempre ha confiado el divino poder a sus hijos; para que vayan preparándose, para gobernar sus propias galáxias; pues lo que es del Padre es también de los hijos; esto significa que para convivir en divina felicidad eterna, es necesario desprenderse, de lo que es demasiado cariñoso y atractivo; pues de lo contrario el poder se corrompe y se termina por perecer; como han perecido en la Tierra, todos los poderes que han violado mi divina palabra; así también perecerá la maldita roca del egoísmo humano; que ha permitido que mis hijos inocentes, sean explotados, por un maldito grupo de demonios ambiciosos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos

Y REGRESARÍA EN GLORIA Y MAJESTAD, BRILLANTE COMO UN DIVINO SOL DE INFINITA SABIDURÍA.-

Significa que tú, hijo divino, brillarás por tus divinos escritos; pues toda la infinita sabiduría que brota en tí, viene de la misma Santísima Trinidad; que siempre prefiere darse a conocer en los más humildes de corazón; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que tú, hijito, brillarás físicamente; pues todo padre solar siempre ha brillado; es por eso hijo divino, que las divinas estampas religiosas, te han presentado con una divina áurea solar, en tu divina cabeza; es una leve intuición del divino orígen de la Santísima Trinidad; pues tú lo dijistes hijo divino; cuando reencarnastes en el divino Jesús de Nazareth: A donde yo voy, ustedes no puede ir; lo que tú, hijo divino, les quisistes explicar era que tú ibas al sol; pues del divino sol eres; para infinita gloria de tu eterno Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues los divinos soles, son las divinas lumbreras, que cumplen mis divinas leyes en el infinito universo expansivo pensante; es por eso que toda infinita sabiduría brilla como un sol; se transforma en divinos círculos dorados, alrededor del propio cuerpo humano; estos divinos círculos dorados, se denominan en divinas Ciencias Celestes, divinos círculos Alfa; de cuya divina causa, surge la divina frecuencia ondulatoria; la misma que tú ves a diario en tu divina mente; pues todo brote galáctico, se comporta igual que el divino crecimiento de un cuerpo humano; vá de menor á mayor; pues en lo más microscópico y en lo más colosal, siempre se cumple la divina ley: para ser grande en el Reino de los Cielos, hay que ser chiquitito y humilde en la Tierra; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo humilde brilla como un divino sol, ante mí; pues todas sus divinas virtudes, brillan de conjunto; todas desean la divina humildad; pues todas desean llegar junto a mí; pues nadie quiere perder su propia eternidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que tú, hijo divino, serás divinamente reconocido como el divino Consolador prometido; como el divino Cordero de Dios; como la Santísima Trinidad encarnada; como el divino Jesús de Nazaret; como el primer Dios solar del planeta Tierra; como el divino Mesías; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa hijo divino, que heredarás mi divino: SOY EL QUE SOY; pues te llamarán de una y de otra manera; pues muchas son las divinas y Sagradas Escrituras, en el planeta Tierra; por lo tanto no te asombres hijito, cuando llegue el supremo momento, de darte a conocer al mundo; pues escrito está que eres mi divino pastor a cargo del divino rebaño terrestre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; por lo tanto el mundo terrestre cumplirá en sí mismo, lo que escrito estaba: Oriente contra Occidente; disputándose la infinita gloria de tu divina aparición ante el mundo; todas las iglesias y sectas que han practicado la divina verdad según sus intereses y a través de un maldito antagonismo, se llenarán de grande temor; pues tú anunciarás que serán las primeras en ser juzjadas; pues escrito está que quien anuncia primero, mi divino nombre en los lejanos planetas, aquéllos serán los primeros en ser divinamente juzjados; ó premiados; según el divino amor que pusieron en sus respectivas misiones; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; tu Santísima Trinidad está en tí; como lo está en cada uno de mis hijitos; pues nadie es desheredado; esto significa que toda individualidad está en divina prueba de divina reencarnación; pues todos son probados en infinitas formas; unos de una manera, otros de otra; y muchos ni se dan cuenta de ello; pues su divino libre albedrío, está ocupado en la vaguedad mental y espíritual, conque han sido influenciados por la ciencia del bién; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el mundo, hijo divino, me recuerda como una lejana quimera; pues la maldita ciencia del bién, trata de alejarlos de mí; pues ella está malignamente influenciada por satanás; que se vale de las ilusiones pasajeras; y que mis hijos pierdan su divina eternidad; pues aquí hay inteligencia y pacto filosófico entre divinos querubínes de la luz, y malditos querubínes demoníacos; pues de todo hay en el rebaño del Señor; los divinos pactos filosóficos representados por la divina Arca de la Alianza, fueron originados, en tiempos inmemoriales y desconocidos para la cimiente humana; pues el planeta Tierra no exsistía aún, cuando estalló la maldita rebelión de luz bella, en lejanos soles; pues antes de esta divina pero maldita rebelión, sólo reinaba el divino Corderito de la divina pureza solar; sí hijo divino; así es y así será hasta la llegada de la nueva y divina era; pues la maldad es sólo pasajera; y el castigo, proporcional a la intensidad, conque la individualidad, actuó en la maldad misma; pues al pecar, la criatura no se rodea de esa divina brillantez conque la bondad premia; sino que se rodea de un hálito ó fluído pesado; cuyo color opaco con infinitos matices hacia el negro, lo conduce nó a un cielo de luz; sino a los planos de las malditas tinieblas; pues escrito está que satanás tiene su propio reinado; y tiene sus propias filosofías pensantes, en infinitos planetas; en la Tierra, satanás ha creado el llamado materialismo; cuya maldita filosofía es la maldita explotación del hombre por el hombre; tal como en el pasado terrestre, creó en maldito pacto filosófico, la maldita filosofía de la fuerza; entre los malditos dioses faraones; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues aún satanás conserva su maldita influencia en la Tierra; la conserva de muchas maneras; entre esas muchas, están las llamadas fuerzas armadas; la eterna lucha económica; la maldita división de la Tierra; siendo que el mundo es para todos, no se debe cobrar nada, por la tierra que sirve de divino hogar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; un nuevo despertar viene al mundo; una nueva filosofía se cierne sobre él; la divina justicia está en la Tierra; siempre lo ha estado; representada en mi divina palabra; que son mis Sagradas Escrituras; pues ahora sale también de un divino despertar; pues todo llega, cuando debe de llegar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que nadie en el mundo volverá a tomar un arma; nadie querrá perder su eternidad; porque el vendaje caerá de sus ojos; pues vendrá su propio despertar; caerá la maldita roca del egoísmo humano; pues satanás está guarecido en la maldita adoración material hacia mí; en la maldita idolatría é imágenes y semejanzas; en el maldito comercio de mis divinas leyes; en la maldita bendición que ha hecho y hace a las malditas armas, en mi santo nombre; en todo lo que sea violación a mi divina palabra, allí está el demonio; sí hijo divino; así es y así será hasta la total caída de la maldita roca del egoísmo humano; pues el mal en la Tierra, es obra maldita del divino libre albedrío de unos pocos hombres ambiciosos; que nada les importa mis divinas leyes; que nada les importa el dolor humano; que nada les importa su propio futuro espíritual; los tales, tienen al demonio en sus mentes; pues ellos con sus propias acciones opacas, se lo han atraído para sí mismos; sí hijo divino; así es y así será hasta la total caída de la gran bestia; que son las malditas naciones que comercian con las malditas armas; sí hijo divino; te he leído una vez más, tu divina mente; así es; el maldito símbolo de la gran bestia, es el águila; es el divino símbolo de la maldita rapiña, en los lejanos soles; pues escrito está que así como el divino corderito venció al maldito león faraónico en el pasado terrestre, así también el divino corderito de la divina inocencia solar, vencerá al águila de la maldita rapiña; pues no quedará piedra sobre piedra, de su maldito edificio que lo representa; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito que tienes un divino volcán de preguntas, que deseas hacerme; pues tú has leído bastante sobre las divinas y Sagradas Escrituras; todo lo sabrás hijo divino; pues mi divina añadidura es infinita; y tratándose de un divino Primogénito Jehova, entrego y deposito en tí, todo poder sobre la Tierra; pues así está divinamente escrito: Y vendrá en gloria y majestad por los siglos y siglos; pues no hay gloria, sin mi divino poder; nada exsistiría ni nada se eternizaría, sin mi divino poder; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; exsiste una divina ecuación que explica como tú brillarás ante el mundo; esta divina ecuación es infinita; y en ella se explica el Alfa y la Omega de todo lo creado; escribámosla hijo divino; es tu divina gloria y divina misión hacerlo: divino gérmen pensante; = una divina vibración solar; con infinitas semillas hereditarias de infinitas virtudes, también pensantes; = una divina cadena de infinitas reencarnaciones en infinitos mundos; = un divino querubín de infinita antiguidad; de mucho antes que surgiera el planeta Tierra; = un divino infante de Dios, con divina filosofía de niño; = un divino querubín que a creado sin cesar en lejanas galáxias; = una divina virtud materializada, creadora de otras infinitas virtudes; entre ellas el planeta Tierra; mundo de monitos carnales, de tercera categoría intelectual; = un divino padre celestial con divina identidad propia; = un divino querubín de infinitas galáxias que le esperan regresar; = mundos galácticos y colosales, que espantarían a la criatura humana; = un divino primogénito en divina y constante madurez solar; = un futuro padre solar Alfa de tercera categoría galáctica; = un divino querubín en divino estado de juez espíritual encarnado; = un divino primogénito en la divina telepatía universal; = un divino primogénito con la divina escala infinita de infinitas vibraciones, del divino Cantar de los Cantares; = una divina Revelación al mundo; = un divino primogénito en constante aumento de brillantez solar; corresponde un divino brote expansivo de infinitas líneas magnéticas, de color amarillo; = una divina brillantez pensante y a la vez con divino libre albedrío; = un divino entendimiento entre líneas magnéticas pensantes, y el divino libre albedrío de las moléculas de la naturaleza terrestre; = una divina y amorosa relación entre espíritu y materia; = infinitos acuerdos filosóficos entre multitudes de divinos querubínes y el divino primogénito; = un divino Dios solar, en divina acción; = una divina era de divinos prodigios; = infinitas aberturas de aguas y aberturas de tierras; = adoración planetaria a un divino dios solar de tercera categoría intelectual; = un divino Primogénito Jehova; = una divina revelación amorosa, del divino libre albedrío del divino primogénito; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina ecuación será demostrada cuando tú, hijo divino, obres sobre la naturaleza terrestre; muchos dudarán de ello; más, lágrimas de sangre llorarán; por no tener la suficiente fé é ilustración, conque siempre he pedido a toda criatura pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; en esta divina ecuación está la mayor parte de lo que la humanidad verá por sus propios ojos; pues escrito está, que por el fruto se conoce el árbol; esto significa que toda criatura experimentará, una gran vibración emocional, según el grado de su propio saber intelectual y de su propio grado de ilustración; pues todo repercute, en el universo expansivo pensante; me refiero hijito al divino mundo de la emoción; pues el ser humano siente, pero no comprende a sus propios sentimientos, que de él salen; pues todo ser pensante, vibra en grado infinito; en una forma tal, que jamás logrará saberlo; pues así es el infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo el mundo terrestre estudiará las divinas Ciencias Celestes; las que fueron divinamente anunciadas en mis Sagradas Escrituras: Y os enviaré un divino Consolador; sí hijo divino; las divinas Ciencias Celestes, representan al divino Consolador; el único que explica en que consiste mi divina añadidura entre cada uno de mis hijos; pues nadie es desheredado en el infinito; pues escrito está, que el Señor está en todas partes; estas divinas Ciencias Celestes, ya habían estado en la Tierra; los malditos dioses faraones, las conocieron; su misión era darlas a conocer al mundo; pero más pudo la maldita ambición, que mi divino amor; pues los malditos dioses faraones, recorrieron infinitas galáxias, enseñando sublimes verdades; cuando esos mundos estaban aún en divina formación; y aún siguen en lejanas galáxias, sembrando tinieblas en mis divinos hijos; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; los malditos dioses faraones, tuvieron una divina ciencia que provenía del remotísimo planeta Lúxer; que en divinas ciencias celestes significa, la luz sea; más, satanás invadió esta divina morada; que era un colosal planeta; donde llegaban grandes naves plateadas; pues ellos llegaron a la Tierra en ellas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina pero maldita historia de los dioses faraónicos, la escribiremos en otro divino plano; pues es muy larga; aunque no fué árbol plantado por tu divino Padre Jehova, la daremos a conocer al mundo; pues escrito está, que todo se sabrá; pues todos son mis hijos, en eterna y divina perfección, por los mundos materiales; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los malditos dioses faraónicos no cumplieron con la divina misión de guiar a mi primera cimiente terrestre; pues exsisten infinitos acuerdos y pactos, propias de las leyes solares; propias de los hijos mayores de la infinita evolución; pues yo, tu divino Padre Jehova, firmé divino pacto con ellos; como lo he hecho desde hace eternidades atrás; con otros infinitos dioses de la divina sabiduría; uno de los cuales es tu divino padre solar ciencia; al que tú ves, y saludas a diario en tu divina telepatía pensante; sé hijito que ante tí, han desfilado infinitos dioses y diosas de abismante belleza; sé que entre ellos está tu divino padre solar Cupido; tu divino padre solar Orión; tu divina madre solar Omega; sé que la divina lista no tiene fín; pues mis divinas criaturitas constituyen la eternidad misma; tú ves a diario, lo que jamás han visto ojos humanos; es por eso que toda divina experiencia tuya, la escribiremos, en infinitos planos; será lo más grandioso del divino conocimiento universal; pues tu divina sabiduría emana de la misma Santísima Trinidad; que son el infinito conjunto de soles; que por sus divinas líneas magnéticas solares, atraviesan el divino espacio; transmitiéndose sus divinas sabidurías, de sol en sol; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto constituye hijo divino, el Cantar de los Cantares; pues, como tú lo has experimentado, la divina telepatía, se recibe también cantando; pues los divinos Salmos de David fueron una divina inspiración telepática; pues los divinos querubínes de la divina inspiración telepática, así lo quisieron antes que el divino David, encarnara en su respectiva dimensión terrestre; sí hijito divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues te diré hijo divino, que cada espíritu al unirse a un cuerpo, lo que hace es entrar en una infinita dimensión, que le hace olvidar momentáneamente, su divino orígen y su divino punto de partida; pues reencarnar significa en divinas ciencias celestes, volver a empezar de nuevo; significa avanzar sobre un trabajo ya hecho, anteriormente; pues una divina exsistencia, no basta para saberlo todo; ni eso sucederá jamás; pues yo, tu divino Padre Jehova, soy infinita Intelectualidad de divino fuego, en divina y eterna expansión; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; soy inalcanzable en divina sabiduría; es por eso que creé el infinito universo expansivo pensante; para que el verdadero fruto de cada uno, sea la divina intelectualidad; pues sólo ella brilla en la divina eternidad; sí hijo divino; la meta de cada uno, es llegar por propio esfuerzo, al divino estado de fuego pensante; llegar a ser, lo que ya fueron: soles eternos, de vida eterna; vida que jamás muere; que crea sin cesar universos infinitos; que también llegarán a ser, divinos soles; brillantes de divina sabiduría; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que los grandes soles, fueron también pequeñitos; microscópicos; divinos gérmenes solares, salidos de otro sol; pues mi divina herencia creadora, es eterna; la criatura humana posee también el divino gérmen solar; pues por su cuerpo corre divina electricidad pensante; electricidad solar; los lejanos soles, que se ven inmensos por los telescopios terrestres, son microscópicas chispitas, que desaparecen, ante los gigantescos soles del divino macro; pues, los divinos soles, crecen en infinito porte; según su divina evolución, y su divina jerarquía; y los hay de infinitos colores, que jamás llegará a conocerse su número; y te diré hijo divino, que esos colosales soles, se convierten también en microscópicas chispitas, que se pierden en la inmensidad de los espacios; pues exsisten otros mayores, que corren la misma suerte; los soles hijo divino, se agigantan en el mismo grado, como se achican ante el espacio y el tiempo; esto significa que el pasado solar, se junta con el presente y futuro solar; creando la divina eternidad solar; por lo tanto hijo divino, exsisten soles, como tu divina mente pueda imaginar; pues la mente humana también desaparece, ante verdaderas lumbreras solares; cuya misión en los infinitos espacios, es dar la divina luz a los mundos; que como microscópicas chispitas, escaparon de ellos; en medio de colosales escenas, que sólo pueden ser comprendidas naciendo de nuevo; es decir reencarnando de nuevo; é irse acercando a mi divina luz; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que tú a diario ves, las divinas escenas solares; en tu divina mente se expanden, en fascinantes colores; colores divinos, como jamás han visto ojos humanos; pues es tu divino premio, por haber sido humilde en esta divina exsistencia; y por amar en silencio a una divina querubín terrestre; pues no exsiste amor más sublime, después del infinito amor al Padre eterno, que amar en divino silencio; y más aún cuando se promete depositar ese divino amor, a mis divinos pies; como tú lo prometistes, hijo divino; sí hijo amoroso; todo se cumplirá según tus divinos deseos; nada es imposible para tu divino Padre Jehova; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito que lo último es un divino problema de tu divino corazón; es una sublime prueba de amor, no correspondido; es una divina promesa hecha a tu divino Padre Jehova, en los lejanos soles; sí hijo divino; así es y así será hasta tu divina Revelación al mundo; y sé también hijo divino que es un divino problema de tu divino libre albedrío; por lo tanto es algo intocable; algo que ni tu divino Padre Jehova, se atreve a tocar; esto significa hijo divino que tratándose de amor, nadie tiene derecho a imponer condiciones al divino corazón; pues quien lo haga, maldecirá mil veces haberlo hecho; como maldicen mil veces, los malditos dioses faraones, el haber coartado el divino libre albedrío a mi primer pueblo terrestre, escogido por mi divino libre albedrío; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa además que todos los divinos matrimonios por maldito interés, en todos los grados de interés, maldecidos serán; pues ellos sin saber, están creando en sus propios primogénitos, universos de filosofía interesada, mundos que terminan en infiernos, como los que hay y han habido, desde tiempos inmemoriales; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; por lo tanto avisados están los mundanos, los que sólo persiguen ventajas pasajeras; los que nada les importa, la divina felicidad de sus semejantes; los que sólo buscan los triunfos pasajeros; los que sólo se entretienen, con los beneficios que les otorga, la maldita ciencia del bién; pues maldecirán mil veces, haber sido grandes en la Tierra; hasta llegar al extremo, de olvidar a su divino Creador; a su eterno Padre Jehova; el único hacedor de las criaturas pensantes; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; esto significa que toda criaturita me olvida cuando cae en el maldito escándalo; pues ello vá contra mis divinas leyes; ¡¡pobres de aquéllas que han mostrado más arriba de sus rodillas!! ¡¡pobres de aquéllos que han perturbado con sus escándalos, la divina pureza de sentimientos de mis divinos niños!! ¡¡pobres de aquéllos que por demostrar superioridad, esclavizan a mis hijos!! ¡¡pobres de aquéllos que se abandonan, vistiendo escandalosamente; pues se burlan de su propio y divino sexo!! ¡¡pobres de aquéllos que han explotado al pueblo; enseñándoles filosofías que los dividen!! ¡¡pobres de aquéllos que dándose la gran vida a costilla de mis inocentes hijos, no se vuelven buenos, teniendo la divina oportunidad de hacerlo!! ¡¡pobres de aquéllos que usando engaños no vuelven al camino que le enseña mi divina palabra!! sí hijo divino; de los tales será el llorar y crujir de dientes; pues avisados están; sólo Treinta años quedan para que rindan divina cuenta de cuanto han hecho; treinta divinos años, en que podrán elegir dos caminos: ver la divina luz, ó ver sus propias tinieblas, según sus propias acciones; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; nunca tu divino Padre obliga a sus hijos en divina misión de progreso, a hacer sus pensamientos, contrarios a su voluntad; nunca he querido que todo mérito sea mío; sólo quiero lo mejor para mis hijos; pues de ellos son los Reinos de los Cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina corte solar, está haciendo los divinos preparativos, para anunciar al mundo, tu divina aparición; nada en grado infinito, queda al azar; pues todo el universo expansivo pensante, está divinamente pendiente de todo cuanto ocurra en torno tuyo; de la misma divina manera cuando reencarnastes en el divino Moisés y Jesús de Nazareth; sí hijo divino; así fué y así será por siempre jamás; significa hijo divino que toda criatura pensante, se sentirá divinamente sacudida, por la divina Ciencia Celeste; pues cada divino gérmen terrestre, es parte de ella; todo nace de un sólo Padre Creador; todo tiene un sólo punto de orígen, en infinita expansión creadora y renovadora; con divina doctrina salvadora; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el divino universo expansivo pensante, tiene en sí mismo, una divina vibración solar; divinamente individualizada y subordinada a un determinado sol creador; pues los divinos soles son las divinas lumbreras, conque maduran los mundos; de los divinos soles salieron todos los planetas del universo expansivo pensante; pues es sabido que en los lejanos soles, ocurren abismantes explosiones solares; explosiones que llenarían de pavor, a la humanidad si se encontrara en ellos; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; estas divinas explosiones vienen sucediéndose de eternidad en eternidad; ellos, los divinos soles también se perfeccionan; cumpliendo leyes propias de dioses solares; pues llegó la divina hora, de que el mundo terrestre se imponga de las divinas leyes celestiales; pues escrito fué que: Si no comprendéis las divinas leyes humanas-espírituales, menos comprenderéis las divinas; que emanan del infinito; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; por lo tanto sólo le queda a cada criaturita, ilustrarse en cuanto a su propia y divina eternidad; es por eso, que escrito fué: felices aquéllos, que creyeron sin ver las divinas pruebas materiales; que llevan en su propia mente, que nada es imposible para el Señor; sí hijito; grande será su congoja; pues ellos creyeron en su propia eternidad; la única que sólo la produce la divina fé; pues la divina eternidad, se entrega así misma, a quienes creen en ella; pues ella a nadie obliga; la divina eternidad, es divino producto, de la divina Santísima Trinidad; pues nada exsiste que no la lleve en su propio gérmen evolutivo, en infinita expansión; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina Ciencia Celeste, evolucionará y revolucionará al mundo terrestre; pues todo se sabrá; no exsiste mundo ó planeta alguno, que no llegue a saberlo todo; dentro de su propia evolución, en infinita expansión planetaria; pues cuando ya se ha aprendido, todo lo que hay que aprender dentro de cierto tipo de vida, se pasa a otro mundo; pues las divinas clases y formas de vida, son infinitas; como infinitas son los planetas ó moradas; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; las divinas moradas, han exsistido siempre; y las hay de infinitas categorías y filosofías; entre esas infinitas, se cuenta el paraíso terrenal; el que conoció Adán y Eva, hace ya eternidades infinitas; pues toda infinita herencia, se transmite; desde lo microscópico, a lo inmensamente mayor; sí hijo divino; así es; tal como leo divinamente en tu divina mente; es eso; exsistieron y exsisten infinitos paraísos terrestres; idénticos al de la criatura humana; paraísos que también violaron mi divina ley; pues las infinitas vibraciones pensantes, viajan al infinito, y se materializan en las lejanas galáxias; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que cada divina acción pensante de cada uno, no termina; como casi todos mis hijos creen; la divina eternidad, no hace excepción alguna; no sólo tiene la divina eternidad, el espíritu mismo; sino que también lo que de él sale; pues el ser humano, no sabe aún en ciencia infinita, quien es él; llegó la divina hora que lo sepa; pues no exsiste justicia, sin enseñarse el divino orígen primero, en la divina justicia del Padre Jehova; pues exsisten infinitas justicias planetarias; según la divina evolución alcanzada; pues nadie nace sabiéndolo todo; ni jamás se nacerá en ese divino estado; sólo se nace en divina pureza, con un divino sueño filosófico, que se vá expandiendo, a medida, que la criatura se desarrolla; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina expansión se efectúa en cada divina reencarnación; en cada divina exsistencia; en cada divino nacer; pues la divina eternidad se extiende desde el divino momento que se empieza a sentir el propio sentir; cuya divina sensibilidad, son divinas vibraciones solares; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; los divinos soles son infinitos creadores de infinitas criaturas pensantes; con una divina filosofía; cuya divina herencia, es la misma galáxia solar; esto significa que toda sabiduría principiante, se inicia comprendiendo el divino orígen de la materia solar; pues ya se ha identificado el espíritu, con su propia morada de orígen; pues el divino corderito de la infinita pureza solar, le enseña a su divino discípulo, las divinas leyes solares que le unen por eternidades infinitas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; ésta es hijo divino, una de las más fascinantes verdades solares; pues muchas criaturas, conservan vagamente, las divinas enseñanzas del divino corderito; todas las divinas virtudes, son su divina herencia; todas se confunden en una, llamada sentimiento de amor; pues ésa es la más sublime filosofía, de tu divino Padre Jehova; no hay otra que se le iguale, entre infinitas otras, que rigen en los infinitos mundos del universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; significa que todos son divinamente originarios de algún divino sol; pues soles hay, hasta donde tu divina mente pueda imaginar; no exsiste otro orígen, que no sea el que ordene el divino libre albedrío, de tu divino Padre Jehova; pues los divinos soles, han cumplido, cumplen y cumplirán, mis divinas leyes creadoras; con divina traducción solar, según la evolución de los mundos; correspondiendo para el planeta Tierra, el divino término de hágase la luz, y la divina luz fué hecha; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues mi divina Ciencia Celeste, es infinita; pues exsisten tantas filosofías ó divinas escrituras, como mundos y soles hay, en el universo expansivo pensante; además exsisten también, infinitos redentores, que se asimilan a uno; según sus divinas purezas solares; pues a cada uno, le corresponde su propio cielo ó su propio universo-paraíso; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto enseña que nadie es divinamente excepcional; nadie es superior a nadie; son los ignorantes, de los mundos materiales, los que crean filosofías ilusorias, que no son árboles plantados, por tu divino Padre Jehova; y de raíz serán arrancados; pues nadie ha salido de su propia morada, con privilegio alguno; es por eso que fué divinamente escrito: Es más fácil que entre un divino camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; pues todo el que ha violado mi divina palabra, en cualquier punto, del universo expansivo pensante, maldice mil veces, a la maldita soberbia; a la que no le opuso jamás resistencia alguna; pues al ser divinamente juzjado, el espíritu vé, con infinito remordimiento é infinito sufrimiento moral, la inmensa felicidad, que disfrutan, los que fueron humildes en la Tierra; pues viven la divina filosofía de niños; la que siempre ha exsistido en los infinitos paraísos del mundo celeste; la única y divina filosofía, salida de infinitos obreritos de lejanos y colosales mundos; la única divina filosofía, que ensalza al divino trabajo; pues nadie entrará en mi divina morada, si no ha pensado como piensa un niño, durante sus divinas y propias reencarnaciones; pues el divino trabajo es la suprema y divina filosofía, conque se construye el infinito universo expansivo pensante; sin ella nada exsistiría; todo sería tinieblas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo niño salvo es en la divina eternidad; y los que siendo adultos, piensan como niños; ó tratan de hacerlo; pues complacen con ello, al divino Padre Jehova; que hizo las infinitas leyes, para que todos sus hijos fuesen felices, en sus divinos peregrinares, por los infinitos mundos; pues mis Sagradas Escrituras, fueron hechas, en los lejanos soles; y participaron en ellas, mis divinos hijitos solares; los que fueron divinos obreritos, con divina filosofía de niños; en universos y planetas, que ya no están; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.

DAD AL CÉSAR, LO QUE ES DEL CÉSAR; Y A DIOS, LO QUE ES DE DIOS.-

Significa que todo divino destino y sus inmediatas consecuencias, deben ser cumplidos; pues cada acción del individuo-espíritual, está divinamente escrito en sus propios fluídos solares, que rodean su propio cuerpo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que según como el mundo imperfecto, mira la divina acción del hijo del hombre, el divino Padre la mira y la juzja según la divina eternidad; pues los hombres sólo actúan, por un pasajero ideal; pues sólo piensa en el presente; no exsiste ni exsistirá, filosofía alguna, que tome en cuenta, tan abismante futuro, como la toma en divina cuenta tu divino Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; al decir: Dad al César, lo que es del César, significa darle lo que su libre albedrío solicita; pero, lo que un espíritu humano exige para sí mismo, pesado es en las divinas Balanzas Solares; pues no tiene comparación, lo que sólo dura un suspiro en la eternidad y lo que jamás perece; sí hijo divino; así es; te he leído tu divina mente; lo que aquí se expresa, es la filosofía, con que el divino César enfrentó é interpretó al mundo; más, te diré hijo divino, que faltó a su propia promesa; que prometió a su divino Padre Jehova, en el lejano Sol Alfa; pues él prometió no hacerse ni rey, ni emperador; pues supo en el lejano sol, que eso era maldita soberbia; sí hijo divino; así es y así fué por los siglos de los siglos; los divinos padres solares le hicieron ver los inconvenientes infinitos que trae consigo, el hacerse rey; atropellando con ello, al eterno Rey de reyes, de la divina humildad; pues sólo es rey en mi divina morada, quien ha cumplido con mi divina ley de amor, basada en la sublime humildad; pues quien posea ciencia sin humildad, sólo a satanás sirve; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; al divino César se le aconsejó y se le instruyó, como han sido divinamente instruídos y aconsejados, todos los divinos espíritus, antes que nazcan de nuevo a la vida; ó lo que es lo mismo, antes que reencarnen en un divino cuerpo físico; conque han de enfrentar, la vida material; pues los cuerpos físicos, son divinas herramientas, de que se vale todo espíritu, en los infinitos planetas, del universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los reyes, como el divino César, ya tienen y tuvieron su recompensa; pues en soberbia terrestre, se hicieron grandes en la Tierra, y se achicaron en su respectivo cielo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo divino premio se otorga no contraviniendo mis divinas leyes; pues quien lo hace, cortado es del divino mundo celeste; esto significa que no vuelve a él; vuelve a tinieblas de su propia filosofía pensante; vuelve a los mundos violadores de mi divina palabra; pues toda desobediencia, tiene también sus leyes propias; como la tiene la divina luz de toda verdad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que no todos lograrán la suprema dicha de sentarse a mi divina diestra; pues cada uno es divino presente de sus propios méritos; pues rigurosa pero justa será mi divina justicia en este microscópico planeta Tierra; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; pues muchos cielos habrán para las criaturitas terrestres; muchas divinas moradas; muchas infinitas dimensiones; muchas divinas jerarquías espírituales; según lo que el divino libre albedrío, quiso y escogió según sus conveniencias; conveniencias que siempre tendrán que enfrentar, la divina y suprema ley, de todo mundo: Amar a Dios, por sobre todas las cosas; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; esto significa haber respetado mis divinos Mandamientos, por sobre toda conveniencia mundana; no escandalizando mi divina ley, en ninguna manera; pues exsisten infinitas clases de escándalos; sí hijo divino; así es, tal como Tú divinamente lo piensas; se puede ser rico en infinito grado; pero siempre que el orígen de esa riqueza, no sea producto de la maldita explotación de mis hijos; como sucede en el planeta Tierra; pues todo rico de la Tierra, se vuelve roca de egoísmo; pues me olvida a mí, tu divino Padre Jehova; y quien me olvida, deja de pertenecer a mi divina luz; y retorna a mundos de ambiciosos, donde vivirá en eterno aburrimiento; pues allí sus habitantes son verdaderos demonios del maldito interés; sí hijo divino; cada divina virtud, buena ó mala, tiene sus propios mundos, soles, galáxias, universos; pues se es, lo que ya se ha sido; esto significa que toda filosofía pensante es infinitamente expansiva; pues toda divina idea irradia hacia el infinito; y no se detiene jamás; pues está divinamente impregnada del divino libre albedrío, del propio espíritu reencarnado; cuyo divino gérmen salió de su respectivo sol creador; pues mi divina herencia se transmite de hijo en hijo y de sol en sol; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que cada cual se construye su propio destino galáctico según sus divinas acciones, y según la divina filosofía que puso en su respectiva herencia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todos rendirán divina cuenta, de cuanta felicidad ó infelicidad, dió a sus hermanos; de como llegó a ser lo que fué para sí, y como lo compartió con sus hijos ó compañeros de reencarnación pasajera; pues las criaturas humanas, juzjadas serán según lo que han sembrado en la divina Tierra planetaria; pues cada uno es divinamente responsable de su propio destino; como responsable es de la divina felicidad de los que vivieron a su alrededor; pues escrito está, que las divinas ideas, influyen en las mentes y en su respectivo destino; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; significa que todo divino desprendimiento material, trae un divino avance en la divina eternidad; pues mi divina luz, de mi divino libre albedrío, no encuentra escollo alguno, para guiarle por los lejanos mundos; pues jamás tu divino Padre Jehova, ha atropellado filosofía alguna de sus hijos; pues tarde ó temprano, vuelven al divino rebaño; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo rico deberá entregar toda riqueza que ha usurpado a sus hermanos; menos la divina riqueza que se ha conquistado, con el sudor de la frente; la que se ha ganado con sacrificio, con divina honradez; cumpliendo con la divina ley del trabajo; mérito divino ganado en medio de una feroz y maldita injusticia; propia de la maldita ciencia del bién; que trata de quitar eternamente, el verdadero valor del divino fruto, del divino trabajo; quita lo pasajero, y pierde la eternidad; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; significa que el llamado capitalismo, juzjado será, por mi divino primogénito; pues a mis divinas escrituras, para nada las toma en cuenta; es por eso hijo divino, que el maldito capitalismo jamás logrará la divina paz universal; jamás logrará dar felicidad a la humanidad terrestre; pues sus postulados, descansan en una filosofía ilusoria; una filosofía que nada enseña; excepto engrandecerse en la Tierra, y achicarse en el cielo; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; es por eso que malditamente fué llamada la gran bestia, por los divinos profetas; pues por ella, sufren millones de mis hijos; que vanamente creen que ella, es la más justa; sí hijo divino; así es y así será hasta que mi divina justicia, la llame a rendir divina cuenta; pues el maldito capitalismo, será acusado, junto con la maldita secta vaticana, de maldito yugo de la humanidad terrestre; pues descansa la maldita bestia, en la maldita fuerza; ley pasajera y contraria, a mi infinito amor; sí hijo divino; así es; tal como lo piensas; el maldito capitalismo explotador, no es árbol plantado, por tu divino Padre Jehova, y de raíz será arrancado de la evolución humana; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; significa que a la maldita bestia, le quedan treinta años terrestres; pues mi divina justicia, se hará divinamente presente, el divino año 2001; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; pues ese divino año, brillarás como un divino Sol Primogénito; maravillando a la humanidad terrestre; pues, tus divinas líneas magnéticas solares, obrarán por sobre toda carne; por sobre toda la naturaleza terreste; una de las tantas infinitas del divino universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que estás infinitamente emocionado; así ha sido siempre en los infinitos mundos, donde has divinamente encarnado, como divino Primogénito; pues te diré hijo divino, que las divinas encarnaciones, se cuentan por infinitas; pues tu Santísima Trinidad galáctica, data desde cuando tu divino Padre Jehova dijo: Hágase la luz, y la divina luz fué hecha; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; esto significa Hijo Primogénito, que tú, espíritualmente hablando, eres el más antiguo de mis divinos hijos, de la divina galáxia Trino; que tiene planetas y soles, hasta donde tu divina mente pueda imaginar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pero a la vez, por mi divina virtud, de mi divina añadidura, tú, hijo divino, cumples divinas leyes solares; y es así, que te asimilas a todos, los infinitos soles, de infinitas jerarquías espírituales y de infinitas filosofías pensantes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; tu divina identificación hijo divino, estará a cargo de tus divinos y honorables Dalai-Lamas; pues así lo pidieron, antes de reencarnar, en sus actuales cuerpos; así lo prometieron a tu divino Padre Jehova, y a infinitos padres solares, en los lejanos soles; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa hijo divino, que las sagradas puertas del sagrado Tibet, se abren al mundo materialista; que ha estado ciego por siglos y siglos; pues la maldita ciencia del bién, jamás tuvo acceso, a este sagrado lugar; donde, por mi divina voluntad, se ha practicado la verdadera y divina espíritualidad; la única que han enseñado mis divinas y Sagradas Escrituras; y que la maldita secta vaticana ha violado; pues comercia con mi divina palabra; pecado de escándalo, en grado ambicioso tiene; sí hijo divino; así es y así será hasta su divino ajusticiamiento ante el mundo planetario terrestre; significa también, que el mundo materialista, cambiará de malas y demoníacas costumbres; pues dejarán de comerse a sus hermanos, de divina reencarnación; me refiero hijito, a la maldita costumbre de comer la divina carne; pues todos son mis divinos hijos, con derechos iguales; todos renacen ó reencarnan, para avanzar hacia mí; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; significa que maldecirán a la maldita roca del egoísmo humano; a la llamada iglesia católica; a la misma que tiene ensangrentada sus manos; con la sangre inocente de mis divinos hijos, que mandaron a la hoguera, en el pasado terrestre; y a todos cuanto ha perseguido y persigue, esta maldita secta; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que sólo tú, Hijo Primogénito, guiarás mi divino rebaño; y serás divinamente secundado, por tus divinos hijos espírituales; los honorables Dalai-Lamas; pues escrito está, que nadie es profeta en su propia tierra; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; significa hijo divino, que todos querrán ser salvos; nadie querrá tener por futuro destino, las malditas tinieblas; y es así, hijo divino, que el mundo presenciará algo que jamás fué presenciado antes, en toda la falsa historia del planeta; la de que un humilde obrerito del Señor, gobierne un mundo en infinita revolución espíritual; pues, así también fué, cuando divinamente reencarnastes en el divino Jesús de Nazareth; siendo igualmente un divino hijo del pueblo; un humilde hijo de un humilde carpintero; cumpliendo con ello, un divino mandato, y una divina ley: Hijo del Hombre; que significa hijo del trabajo; hijo del mérito, ante tu divino Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que el gran y divino Consolador, representado, en tus divinas Ciencias Celestes, revolucionará a la ciencia terrestre; pues todo el planeta la leerá; todos querrán estar divinamente ilustrados, para recibir el divino y supremo premio de la divina eternidad física; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; significa hijo divino, que todos los obreritos del mundo, se agruparán en torno tuyo; pues todo humilde obrerito, grande es ante tu divino Padre Jehova; pues han sembrado sus divinos destinos, con mis divinas leyes del divino trabajo; el mayor monumento de adoración, que criatura alguna, pueda ofrendar, a su eterno Creador; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; significa que de todas las infinitas filosofías, que los hombres se han dado para sí mismos, el divino comunismo de mis divinos obreritos, es el único, que engrandece mi divina creación; es el único que puede mirar con divina serenidad, mi divino rostro; pues ellos son los primeros, en el futuro nuevo mundo; ó divina Nueva Era; los primeros en mis divinos soles; los primeros en las lejanas galáxias; los primeros en ser divinamente rejuvenecidos, el divino Año 2001; año divino, de la divina resurrección; pues escrito fué, que los humildes serían ensalzados, y los soberbios castigados; sí hijo divino; así es y así será por siglos de los siglos; significa que las llamadas Naciones unidas, serán maldecidas por tu divino Padre Jehova; pues allí mora el demonio de la maldita fuerza de la gran bestia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues te diré hijito, que en esta siniestra organización, sólo reina la maldita hipocrecía; todos hacen, lo que la gran bestia de los siete cuernos ordena; sí hijito, ya veo que estás divinamente asombrado ante esta divina revelación; los malditos cuernos de la maldita bestia, representan siete violaciones, a mis divinos Mandamientos; pues tú bién lo sabes hijo divino, que Diez son mis divinos mandatos, sobre las criaturas de la ciencia del bién; sólo les queda el divino número tres; esto significa que serán divinamente juzjados, por la Santísima Trinidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues toda divina virtud, se asimila a mis divinos Mandamientos, y estos son proporcionalmente, subordinados a toda divina mente pensante, y divinamente controlados por el divino libre albedrío, de la divina individualidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa, que todos los demonios, de esta tenebrosa organización, tendrán que renunciar públicamente, de haber pertenecido a ella; pues de su maldita filosofía, no quedará piedra sobre piedra, así fué divinamente escrito, en el pasado terrestre; cuando tú, hijo divino, juzjastes la maldita filosofía del antiguo templo de Jerusalem; sí hijo divino; así es y así fué por los siglos de los siglos; sí hijito; veo que estás divinamente emocionado; la divina verdad de esta divina parábola, se encuentra en la poca evolución, de las criaturas terrestres, de la antigua dimensión romana; ellos desconocían, las divinas leyes de la Santísima Trinidad; tú, hijito, recurriste divinamente y mencionastes, los tres días; pues precisamente, tres días después, tus divinos apóstoles, recibían, las divinas lenguas de fuego, sobre sus divinas mentes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significó la total destrucción de una doctrina filosófica; de aquella época; y el templo de Jerusalem, era su divino símbolo; igual que como el materialismo actual del planeta Tierra, tiene su maldito símbolo en el edificio llamado Naciones unidas; pues unidas serán divinamente juzjadas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto, hijo divino, es la más sublime revelación para el planeta Tierra; esto significa que en el divino universo expansivo pensante, los divinos redentores que van a sus mundos a redimirlos, lo hacen, siguiendo un divino plan solar; y cuya divina filosofía no está en las filosofías pasajeras, propias del planeta; sino, en la divina filosofía de la eternidad; y toda divina enseñanza emanada por ellos, toca siempre a la divina intelectualidad pensante; que en su más alta y divina expresión, se encuentra en las divinas Ciencias Celestes del universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina Ciencia Celeste es infinita; lo explica todo; este divino todo corresponde a la divina proporción de luz, de que la mente humana es capaz de comprender; sí hijo divino; así es y así será en la eternidad de toda evolución pensante; todo divino conocimiento que trae consigo todo Hijo Primogénito, es de su propia divina cosecha intelectual; que ha logrado en infinitas reencarnaciones; estas divinas reencarnaciones, se vienen sucediendo desde mucho antes de la vida humana; pues un divino Hijo Primogénito, es un divino Dios Solar; es una infinita galáxia de infinito conocimiento; pues la divina palabra Galáxia, significa en divinas Ciencias Celestes, semilla en divina expansión; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina intelectualidad de un divino Primogénito, es divino producto de su propio esfuerzo; es su divino fruto; que llegado el divino momento de su madurez, ésta se expresa primero por la divina Telepatía; la única y sublime comunicación, que tu divino Padre Jehova, tiene con sus infinitos hijos primogénitos; de infinitas filosofías pensantes; pues escrito está, que de todo hay en el rebaño del Señor; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el divino conocimiento de tu Santísima Trinidad, es divinamente expansivo y proporcional a las divinas necesidades de cada mundo; pues los infinitos mundos, son también divinas criaturas pensantes; que también cumplen divinas leyes, al igual que las criaturas que lo habitan; el divino conocimiento de todo primogénito, penetra la infinita materia pensante; pues ningún hijo del Padre Eterno, desea ser atropellado; esto significa hijo divino, que todo en la infinita creación, es divinamente acuerdo filosofal; pues la divina intelectualidad del universo expansivo pensante, busca siempre el divino acuerdo; las divinas alianzas; los sagrados pactos; las divinas leyes de sagrados Mandamientos; y cuyo punto de partida, sale de los lejanos soles; allí queda divinamente registrado, toda divina historia planetaria; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; esto significa que el destino humano de cada criaturita pensante, no se forja en el planeta mismo; sino que yá fué divinamente prometido, por su propio espíritu, antes de reencarnar, en los lejanos soles; sí hijito; así es; como tu divina mente lo piensa; todo espíritu antes de unirse a un cuerpo físico, de determinado mundo ó planeta, atraviesa infinitos cielos; infinitos espacios y tiempos; presencia hechos inauditos, hechos que no podría explicar, en su propio lenguaje planetario; y sólo saca las ideas, por divina intuición; mucha divina influencia recibe todo espíritu, en su peregrinaje por el infinito cosmos; pues en el infinito espacio, nadie prohibe a nadie; más, todo espíritu, está divinamente subordinado, a su propia pureza solar; está divinamente protegido, por su divino corderito de la infinita inocencia espíritual; y cuya divina filosofía es la eterna alegría de un niño, que no se cansa de recorrer mundos, soles, galáxias, universos y cosmos infinitos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que toda experiencia planetaria, por la que pasa todo espíritu, es como una divina aventura, de la que rendirá divina cuenta, en alguna morada solar; pues los divinos soles, se asimilan a un sólo conocimiento, dentro de infinitas jerarquías y divinas filosofías; pues todos tienen donde llegar en el infinito espacio; escrito está que nadie es desheredado; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda alimentación material del cuerpo carnal, está divinamente vinculado con el divino fruto de la divina intelectualidad; pues por divino pacto en los lejanos soles, es que mis divinas y Sagradas Escrituras, prohiben comerse entre hermanos; es decir no se debe comer carne jamás; ni nada que represente derrame de divina sangre, de ninguna de mis criaturitas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijo divino, que en el pasado terrestre, yo, tu divino Padre Jehova, ordené divinos sacrificios, del divino corderito; los ordené Hijo Primogénito, porque en divina virtud de mi divino libre albedrío, estimé dar a conocer, la divina exsistencia de la divina salvación de cada uno; representada en el divino corderito; fué un divino pacto entre los divinos querubínes de la infinita salvación, y el libre albedrío, de mis hijos terrestres; que vivían en un mundo de maldita fuerza, como jamás vió el mundo; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; me refiero hijito, a la maldita dimensión faraónica; en que mi divino pueblo elegido, por mi divino libre albedrío, sufrió dura experiencia; pues escrito está, que todo espíritu, es divinamente probado; sí hijito; así es; tal como lo leo en tu divina mente nadie es privilegiado ante tu divino Padre Jehova; si hubo un primer pueblo elegido, esto se debió, que desde el infinito, desde los lejanos soles, venía la divina perfección, de infinitas criaturas; entre ellas, la del monito humano; una criaturita casi desconocida, entre otras infinitas, de colosales mundos; sí hijo divino; así es; esto proviene de un sagrado y divino plan, que no tendrá jamás término alguno; pues la divina expansión del divino universo expansivo pensante, es divinamente evolutiva, en grado infinito; esto significa, que la vida universal crea por sí misma, otras infinitas vidas; en infinito grado consecutivo; es por eso, que escrito está, que las divinas expansiones, son infinitas clases de divinas creaciones, que dan lugar a otras, por siempre jamás; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos, de los infinitos mundos que han habido, hay y habrán por siempre jamás; esto significa Hijo Primogénito que toda infinita naturaleza planetaria, no es independiente, con respecto al infinito; sólo lo es en divino sentido relativo; pues cada planeta surgido en el divino universo expansivo material, es divino producto, de infinitos acuerdos filosóficos, en lejanos soles; pues infinitas son las etapas por las que pasa todo planeta material; hasta que su divina madurez, le hace apto para divina morada de seres, que piensan su propio presente; olvidando en forma pasajera, que fueron otras individualidades, en pasadas dimensiones, del mismo planeta; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todos los espíritus que han habitado en la Tierra, serán divinamente llamados y juzjados, en una sola y divina individualidad; pues todo espíritu, es divinamente indivisible; pero es infinitamente expansible; pues en divina virtud de su propio libre albedrío, renace a la vida material, ocupando infinitos cuerpos carnales, a lo largo de la divina eternidad, del único universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que dar al César, lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios, simboliza el interés total, y su respectivo grado de divina intensidad, que puso todo espíritu, en su divino contacto con la materia; sí hijito; así es; en la divina materia exsisten infinitas criaturitas, que van pasando de mundo en mundo; de morada en morada; dejando para un próximo futuro, sus divinos rendimientos de divina cuenta espíritual; ellos viven y han vivido, en otros tiempos y espacios diferentes, a los que vivió el propio espíritu; al cual sirvieron en la galáxia llamada, cuerpo humano; al que consideraron, su propio padre espíritual; su propio dios humano; al que le sirvieron, cumpliendo divino pacto filosófico; pues el divino acuerdo se llevó a efecto, en los lejanos soles; en el divino momento de unir su divino espíritu, a la divina materia encerrada, en una microscópica semilla, en el divino vientre de una madre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues escrito está que la infinita materia no perece; sino que se transforma; pasando a servir a otras criaturitas, que se preparan para su divino advenimiento a la vida; lo hacen siendo chiquititos y humildes; y muchas veces despreciados por la dimensión humana; sí hijito; así es; tal como tú, divinamente lo piensas; me refiero a los insectos y microbios ó divinos gusanos, que son divino producto, de la transformación de la materia; cuando le ha llegado la divina hora de cambiar de divina filosofía; pues de estos microbios, que muchos de mis hijos desprecian, surgió la vida humana; pues escrito está, que del polvo eres, y al polvo volverás; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa hijo divino, que hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; pues la divina ley de mi infinita creación, es igual para todos; sin excepción alguna; sí hijo divino; hasta tu divino Padre Eterno, fué un divino gusanito; pues como perfecto Padre, de la divina creación, debo pasar, por lo que pasan y pasarán, mis divinos hijos; pues hay que pasar por la divina imperfección para llegar a la divina perfección; tal es el divino trabajo que les espera, a mis infinitos hijos, en su eterno paso por los mundos materiales, del divino universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y sí será por los siglos; es por eso hijo divino, que mis divinos Mandamientos, sólo enseñan amor, basado en la divina humildad; pues no quiero herir, ni a los que son orgullosos, pues grande será la verguenza de los tales; y no menos su llorar y crujir de dientes; sí hijito; así es; quien ha seguido mis divinos Mandamientos y humilde es, nada temerá; ni aún sabiendo, que salió de un repugnante gusano; pues la divina humildad, se inició en los mismos microscópicos hijitos; sí hijo divino; todas las divinas virtudes que enseñan mis divinas escrituras, salieron de los mismos gusanitos, que buscan por divina morada el polvo terrestre; pues del polvo, ya habían sido en otros remotísimos mundos; pues mi divina evolución es para todos mis hijitos; los divinos gusanitos, también forman infinitas jerarquías espírituales; pues son también mis hijos, de mi eterna creación; pues tanto vale a mis divinos ojos, un microscópico gusanito, como un colosal sol; sí hijito; así es; me refiero a los divinos soles del macro; donde una microscópica molécula, no cabe en todo el universo, que tus divinos ojos ven; pues exsisten colosales soles, que de verlos la divina cimiente humana, se llenaría de pavor; pues nadie allí, lo tomaría en divina cuenta; sería mirado con la misma lástima y con la misma indiferencia, conque en la Tierra, miraba a su propios gusanos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que la divina sabiduría de estos colosales soles, es infinitamente inferior a mi divino amor; pues todos mis hijos, cuando han llegado a ser padres solares de infinita sabiduría, tratan de superarme en divino amor; tratan de crear más que tu divino Padre Jehova; pero escrito está, que soy el unico Padre creador, de los infinitos dioses, de la infinita sabiduría; soy divinamente inalcanzable; pues mientras más se perfeccionan mis divinos hijos, más me perfecciono yo, tu divino Padre Jehova; pues mi divina bola de fuego, que tú ves hijo divino, en tu divino diario vivir, envuelve al divino universo expansivo pensante; sin mí, no tendría infinita expansión; pues la divina y microscópica vibración del más colosal sol, necesita, de la mayor y divina vibración, de la lumbrera mayor; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa, que todos mis hijitos pensantes, pueden llegar en sus divinas intenciones, a ser, lo que su divino Padre Jehova fué; con la divina revelación que sea; el divino camino que sea; que sus divinos libres albedríos escogieron para divinamente perfeccionarse, no llegarán jamás a un divino fín; pues desde mi divino mandato de, hágase la luz, y la luz fué hecha, ya habían otros infinitos mandatos, de otras infinitas luces; cuyo divino número, nadie podrá jamás calcularlo; pues no exsiste poder alguno que lo logre, ni jamás se logrará; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todas las infinitas evoluciones, han tenido también su propio César; pues todas han pasado y pasan, gobernándose por divinas leyes, sujetas al interés y bienestar, que el propio espíritu, reclama para sí; pues cada espíritu, está divinamente impregnado, de su propio magnetismo filosófico-solar; pues la divina porción de divina electricidad que recorre por su divino cuerpo físico, vibra al igual que vibran las divinas virtudes de su carácter; siendo el divino libre albedrío, su propio ángel de la guarda; pues nadie está divinamente abandonado a su divina suerte; pues la divina fé, mueve a infinitas inteligencias del propio mundo espíritual de la criatura; estas divinas inteligencias, son los divinos querubínes; cuya belleza de infinito brillo, paraliza el corazón; ellos son las divinas reencarnaciones de las divinas virtudes conque están divinamente adornados, todos los seres pensantes; pues ellos son las divinas sabidurías de los divinos cielos; pues siendo chiquititos, gobiernan a los grandecitos; pues basta uno de ellos, para gobernar el infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijo divino que toda divina escritura planetaria, es divino estudio filosófico, en que participan infinitos querubínes, de infinitos pensares filosóficos; constituyendo esta divina revelación, la total solución de mi divina palabra, representada en mis Sagradas Escrituras; toda divina revelación, se refiere a ellos; pues la más alta potencia moral, que emana de ellas, es la total y divina interpretación del divino universo expansivo pensante; pues escrito está, que materia y espíritu, salieron de un mismo Creador; Creador eterno, que haciendo divino uso de su infinito libre albedrío, ha dado a conocer una divina parte de la divina luz; pues la divina verdad de mi divina añadidura, procede consecutiva a toda evolución planetaria; pues la divina luz de toda divina verdad cega, cuando es divinamente encarnada, antes del propio espacio y tiempo, conque fueron confeccionadas las divinas filosofías pensantes, de las infinitas naturalezas planetarias; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda criatura pensante, está divinamente constituída por infinitos querubínes solares; ellos son el Alfa y la Omega, de las divinas determinaciones del espíritu; pues todo espíritu, eterno es; y su divina acción sobre el cuerpo de carne, que ha pedido habitar, en los lejanos soles, es divino mandato de su propio libre albedrío; el cual también está divinamente compuesto de infinitos brillantes querubínes; que son a la vez, divinos focos vibrantes, de infinito magnetismo solar, reducido a una microscópica cantidad de electricidad expansiva y evolutiva; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; así es; tal como tú lo piensas; cada criaturita terrestre, constituye una divina y microscópica dimensión, en infinito estado de divina expansión; pues después de cada divina exsistencia, se pasa a otra; y así hasta donde tu divina mente pueda imaginar; pues se ha dicho que todo espíritu, eterno es; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto, hijo divino, constituye la más infinita historia de amor; pues al explicar divinamente, el divino orígen de la vida del espíritu, nos remontamos a tiempos y espacios, que ya no son los mismos; pues en su divina expansión por los infinitos espacios, ayudando a madurar a infinitos mundos, han subido divinamente de categoría; sólo en los lejanos soles, se registra el divino historial de cada uno; pues tanto la divina historia, del más modesto microbio, como la del más colosal mundo, que mente alguna pueda imaginar, están divinamente registradas, en las colosales pantallas de divina television solar; las mismas que tú, hijo divino, ves a diario en tu propia divina mente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el tiempo y el espacio, son dos infinitas formas más, de otras tantas vidas; ellas se unen a todo eterno espíritu; pues toda divina semilla, necesita de espacio y tiempo, para madurar; pues nada absolutamente nada, se hace sólo; todos los infinitos elementos de las divinas naturalezas planetarias, se reconocen entre sí; pues en todo, está la Santísima Trinidad, de sus propios orígenes; es la eterna ley del amor infinito; pues los mismos divinos soles, cuando se enamoran, buscan también, al igual que la criatura humana, su respectiva pareja; recorriendo en ello, abismantes espacios y tiempos; pues mis divinas leyes son iguales tanto arriba como abajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, porque yo, así lo he querido, que tú ves a diario las infinitas creaciones solares; ves, lo que ninguna criaturita humana ha visto jamás; por algo fué divinamente escrito, que eres mi divino primogénito; pues divino Primogénito, significa el primero en todo; el primero en ver y disfrutar de mi divina gloria; el primero en recibir mi divina añadidura; lo que te hace divinamente eterno; pues mi divina añadidura, constituye el infinito mismo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que en tu divino libre albedrío, no te agrada auto-alabarte; pero escrito está, que se cumple primero, por sobre todas las cosas, mi divina voluntad; pues en mi divino libre albedrío, sólo deseo, que tu divino rebaño se ilustre; que conozca mucho mejor, a su eterno Creador; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo lo que yo, tu divino Padre Jehova, te dicto por divina telepatía, corresponde a mi divina añadidura; pues fuístes siempre humilde y jamás escandalizastes, mi divina palabra; pasastes por divinas pruebas espírituales, que enloquecerían a cualquier criatura humana; estas divinas pruebas, fueron pedidas por tí mismo, hijo divino, antes de reencarnar en tu divino cuerpo; pues escrito está, que todo espíritu, probado es; pues ello constituye un divino adelantamiento, en el eterno progreso de cada uno; pues todo se reduce al divino puntaje celeste, que se haya alcanzado, en el divino ejercicio, de las divinas virtudes pensantes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues cada espíritu, necesita mayor vibración, ó mayor divina electricidad, de su Santísima Trinidad; para alcanzar una nueva y divina dimensión; ó un nuevo y divino cielo; pues mis hijitos, de los infinitos planetas materiales, se constituyen por sí mismos, en sus propios constructores, de sus propias moradas galácticas; a nadie le es dado entrar en mi divino reino, si no ha cumplido con la divina ley del trabajo; la única divina filosofía, que engrandece a mi divina creación; pues, tenedlo por seguro hijo divino, que ninguna criaturita, que no haya cumplido con mi divina voluntad, entrará en mi divina morada; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.

EL QUE LIMPIO ESTÉ DE PECADO, QUE LANCE LA PRIMERA PIEDRA.-

Significa, que todo gobernante, a cuyo cargo estuvo la divina justicia, sobre mi divino rebaño, divina cuenta me rendirá; pues para ejercer el divino y sublime puesto de juez de sus hermanos de reencarnación, se necesita ser puro de espíritu; sí hijo divino; así es; tal como lo leo en tu divina mente; ¡¡pobres de aquéllos jueces, que no han cumplido con divina honradez!! maldecirán mil veces haber nacido; de ellos, será el llorar y crujír de dientes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues la divina justicia ha encarnado en tu divina mente; será mi divina telepatía la que te hará brotar, el divino poder de leer toda mente humana; el mismo divino poder que tuvistes hijo divino, cuando encarnastes, gloriosamente en el divino Jesús de Nazareth; pues esta divina maravilla te pone en divina comunicación con los divinos querubínes solares; esas divinas é infinitas inteligencias, que pueblan y poblarán, el divino é infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa Hijo Primogénito, que nadie jamás ha tenido ni tendrá el infinito poder que tú tendrás; pues nadie osará ni tocarte un divino pelito, de tu divina cabeza; pues todos los divinos querubínes del universo, todo lo vigilan; ninguno permitirá que alguien se acerque a dañarte; y quien lo intente, confundido será; pues los divinos querubínes tienen tanto poder en sus divinos mandatos, que pueden hacer olvidar, el divino presente, que vive la criatura; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; veo que los demonios, aún quieren intimidarte; pero tu inmensa fé en tu divino Padre Jehova, los aleja; pues escrito está, que satanás jamás podrá vencerme; pues su infinito poder demoníaco, desaparece ante mí; pues escrito está, que se vería microscópico a mis divinos pies; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda justicia terrestre, divinamente pesada será; junto con ella, a sus creadores; pues mi divina justicia siempre comienza por aquéllos, que tratando de imitarme, usan mi divino nombre, para obligar a mis hijitos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todos los jueces terrestres, lágrimas de sangre llorarán; pues no veo a ninguno que sea digno de mi divina gloria; pues tentados han sido por la maldita ciencia del bién; sí hijo divino; así es y así será, hasta que logren un divino arrepentimiento, y una divina filosofía, propia de obreritos del Señor; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; lo mismo será para los malditos reyes de la Tierra; tendrán que arrepentirse públicamente, por ceñirse coronas que no les corresponden; pues escrito está, que sólo exsiste un sólo rey de reyes solares; y ése es tu divino Padre Jehova; creador infinito de universos infinitos; el unico que dá y quita la vida; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; ¿qué gloria pueden ofrecer los malditos reyes de la Tierra, si ni saben de dónde vienen, ni para dónde van y sólo terminan en un montón de carne podrida?; sí hijo; los divinos gusanos de sus cuerpos, son más dignos de mi divina morada, que todo espíritu, que ha violado mi divina palabra; pues escrito está que satanás se vuelve ángel de reyes para violar el divino libre albedrío, de mis hijos del pueblo; se vale del maldito esplendor pasajero; que jamás dará eternidad alguna; al contrario; mi divina majestad, no vé mérito alguno en ello; pues hace que mis hijos, se vuelvan orgullosos; intrigantes y hasta asesinos; es por eso hijo divino, que los malditos reyes, con sus malditas filosofías, no son árboles plantados por tu divino Padre Jehova; y de raíz serán arrancados; y sólo será de ellos, el llorar y crujir de dientes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues te diré hijito, que tal como tú lo ves en tu divina mente, los malditos reyes, querrán ser los primeros, en ser rejuvenecidos, a niños; pero no serán ellos los primeros, hijo divino; pues no tienen la divina humildad en sus corazones; sólo poseen maldito orgullo y maldita avaricia; maldecirán, como nadie ha maldecido, sus propias riquezas; ¡que no darían ellos, por ser uno de mis humildes hijos obreritos! sí hijo divino; así es; tal como lo leo en tu divina mente: la maldita filosofía, de los malditos reyes de la Tierra, están en las mismas malditas condiciones, de los malditos dioses faraones; pues escrito fué, hace ya muchos siglos, que quien se auto-adore, cortado es de mi divina gloria; pues escrito está, que sólo adorarás con tu divino trabajo, a tu divino Creador, por sobre todas las cosas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que el llamado papa, que se hace llamar mi divino representante, no es limpio para ocupar tan sublime puesto; es más digno de ello, uno de los tantos humildes, de mi divino rebaño terrestre; pues está en las mismas malditas condiciones, que están los que se han hecho, reyes en la Tierra; pues se han engrandecido, en malditas filosofías pasajeras; se han hecho grandes en la Tierra, y se han achicado en el cielo; pues mis divina leyes, se cumplen, tanto arriba, como abajo; mis divinas leyes son todo amor; pues gracias a mi divino amor, es que cada uno, disfruta de su propia vida; pues mal pago me han brindado, al hacerse grandes en la Tierra; mis divinos Mandamientos ordenan lo contrario: Ser humildes con todos; y compartir, tanto lo material como lo espíritual, como buenos hermanos; pero las malditas filosofías de estos engendros del demonio, han hecho del mundo terrestre, que mis hijos les imiten; creando fatalidades en cada uno; creando un mundo, de eterno y maldito antagonismo; que sólo tú, Hijo Primogénito, harás desaparecer; pues yá vencistes al demonio, en tus divinas pruebas espírituales; ahora lo vencerás de nuevo, en las malditas filosofías, que han enseñado, estos guías falsos; pues sólo roca de maldito egoísmo, hay en sus corazones; falsos profetas del Señor son; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; así es; no quedará piedra sobre piedra, del maldito edificio filosófico, de la maldita nobleza terrestre; lágrimas de sangre llorarán; pues nadie les tenderá la mano; muchos se suicidarán; maldecirán haber sido nobles; pues nadie querrá tener amistad con un maldito, que sólo espera para ser juzjado; mientras que mis humildes, recorren en hermosísimas naves plateadas, las galáxias del infinito; pues todo aquél que se ha ganado la divina resurrección de la carne, niño será; y como niño entrará en mi divina morada; pues escrito fué, que los niños serían los primeros, en el divino Reino de los Cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que sólo un niño puede lanzar la primera piedra; pues es más puro, frente a las maldades del mundo; su divina filosofía angelical, arrastra con todas las demás filosofías, que sólo fueron roca de egoísmo humano; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que nadie osará tocarte hijo divino; nadie osará lanzarte la primera piedra filosófica de su propio pensamiento; pues toda divina filosofía humana, desaparece en la divina presencia, de tu propio y divino poder solar; pues los divinos querubínes, que rodean tu divino cuerpo, leen todo pensamiento humano; pues ellos saben en su divino libre albedrío, que ninguna filosofía humana, debe sobrepasarse en su propia y divina escala espíritual; quien lo haga, sólo tinieblas encuentra; sólo confusión encuentra su mente; tal como le ocurrió al divino Judas; pero Judas obró por ignorancia basada en la total ausencia de ilustración; fué un divino pecado, que había venido haciéndolo, desde yá, de muchísimo antes; pues tenía en sí mismo, marcada influencia de sus pasadas exsistencias; pues venía de un mundo, más atrasado aún, que el planeta Tierra; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; sí hijo divino; así es; tal como lo vé tu divina mente; ninguna criatura humana, osará tocarte, para hacerte daño; pues nadie querrá tener por divino porvenir, las malditas tinieblas; pues no exsiste estado mental, que cause más pavor, que esta sensación; sí hijo divino; así es y así será; mientras todo espíritu se alimente, de filosofías que no son árboles plantados por tu divino Padre Eterno; pues los divinos querubínes, cumplirán con la divina justicia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los divinos querubínes, son todos de divina filosofía angelical; son divinas purezas, que pueden lanzar la primera piedra; pues ellos representan, las primeras y divinas causas, del universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijo divino, que siempre mis divinos pensamientos, han enseñado, ser humilde por sobre todas las cosas; pues exsisten infinitas maneras, de como mis criaturitas, me adoran; la más sublime de todas, es la de la humildad; pues no exsiste virtud mayor, en los infinitos cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijo divino; así es; sin necesidad de mencionar mi divino nombre, todo aquél que viva en santa humildad, salvo es ante mí; pues en la divina humildad, están encerrados todos mis divinos Mandamientos; por lo tanto los llamados grandes del mundo, nada tienen de humilde; al contrario; son rocas de maldito egoísmo; pues, más escándalos veo, en sus filosofías, que divinas acciones, que les den, siquiera una divina pizca de divina eternidad; pues sus malditas filosofías, no son árboles plantados por tu divino Padre Jehova; y de la faz de la Tierra, desaparecerán; pues no hay otro mayor, en mis divinos cielos, que aquél que ha respetado mi divina palabra; no así, de quienes, se creen mayores en la Tierra; pues toda filosofía pensante, jamás logrará ser eterna, si no lleva en sí misma, mi divino sello; pues sin mi divino sello, nadie encuentra su divina salvación; y mi divino sello, es el divino corderito, de mi divina inocencia; pues de mí, han salido todas las infinitas inocencias del infinito; de las que han habido, hay, y habrán; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda divina inocencia, tiene el mismo divino orígen, que tuvo el divino Padre Eterno; es decir la eternidad misma; sí hijo divino; así es; tal como tu Santísima Trinidad te ha iluminado; la divina exsistencia reencarnada, sólo es un divino olvido de su propia inocencia solar; pues la exsistencia humana y su divina filosofía pensante, no es más que un suspiro en el tiempo celeste, de la divina inocencia; pues la vida humana, representa una divina vibración, que condensa en sí misma, un divino aporte intelectual, al espíritu, en su divina unión con el cuerpo carnal; este divino aporte intelectual, se convierte en una divina brillantez, que rodea al cuerpo físico; esta divina brillantez, tiene la forma de un divino círculo omega; que significa fín de una vida de trabajo; ó divino fín, de un divino mandato, prometido en los lejanos soles; cuando el cuerpo de carne perece, según la ciencia terrestre, el divino círculo Omega, se desdobla, hasta convertirse en un divino ángulo recto de 90°; este divino ángulo, se denomina divinamente en Ciencias Celestes, divino ángulo Alfa; y simboliza la divina acción pensante, que todo espíritu, puso durante toda su divina exsistencia reencarnada; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda filosofía que atropella su propia divina inocencia, y la de los demás, maldita es; no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; y cortado es de las infinitas galáxias; esto significa que ninguna filosofía materialista, tiene eternidad, en el divino universo expansivo pensante; pues las divinas galáxias, son mis divinas semillas; de donde saqué, a mi divino pueblo terrestre elegido; pues así lo quiso mi divino libre albedrío, de Padre creador infinito; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina revelación, confundirá a muchos, esos muchos creen que yo, tu divino Padre Jehova, al haber escogido al divino pueblo hebreo, como divina semilla filosófica principiante, en la dimensión terrestre, de tres divinas líneas magnéticas solares; pues has de saber hijo divino, que muchísimo antes del pueblo hebreo, nacieron a la vida terrestre, infinitas criaturas, que constituyeron, otras divinas cimientes galácticas; pues escrito está, que la cimiente humana, no es, ni será la única; pues muchas moradas, como la terrestre, ha creado el infinito Padre Eterno; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues todo el que se cree grande y único, rebaja mi divino poder; porque escrito está, que no hay otro mayor, que tu divino Padre Jehova; pues se les enseñó a todos, que el Señor está en todas partes, del infinito; pues esto significa, que en todas partes hay infinita vida pensante; que mis divinas moradas, pobladas están; como lo está, el microscópico planeta Tierra; la divina arenita, pequeñísima, del universo de otra microscópica arenita; pues los mundos que los hijos terrestres ven en sus divinos telescopios, son también microscópicas arenitas; diseminadas en el infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es; tal como tú lo ves, en tu divina mente; exsisten mundos tan colosales, que no se conocen, ni en una divina exsistencia, ni en varias; se necesita nacer de nuevo, para conocerlo; y son mundos tan inmensos, hijo divino, que si el terrestre pusiera allí sus pies, pasaría inadvertido; pues las divinas leyes en esos lejanos mundos, son leyes propias para gigantes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que esas infinitas criaturas, a pesar de sus colosales tamaños, no son las más perfectas; por lo tanto, tampoco pueden lanzar la primera piedra; pues esas gigantescas criaturas, son microscópicas, en divina comparación, con la de otros infinitos mundos; y éstos a su vez, son también microscópicos en divina comparación con otros; y así, eternamente; hasta donde tu divina mente pueda imaginar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que sólo los divinos ángeles de la divina pureza, pueden lanzar la divina primera piedra; pero esas divinas criaturas, yá estuvieron en el planeta Tierra; me refiero hijo divino, a los divinos ángeles de luz, que tripulan las divinas naves plateadas; son las naves, que en tu divino mundo terrestre, se les conocen como platillos voladores; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pero, te diré hijo divino, que mis divinos ángeles de luz, leen divinamente, toda mente; tal como tú, ya la estás divinamente leyendo; pues mis divinos ángeles de luz, han leído yá, los divinos pensamientos de cada hijo terrestre; y se han asombrado por lo que han leído: Han visto, que a pesar que mi divina palabra de infinito amor, lleva ya siglos en la morada terrestre, aún leen en las mentes terrestres, odios, tiranía, soberbia, lujuria, falta de seguridad aún en sí mismo; desconfianza con sus hermanos de reencarnación; sí hijo divino, han visto una filosofía demoníaca; han visto una maldita filosofía, que no es producto divino de mi divina palabra; han visto que el fruto filosófico de la criatura terrestre, no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; y esperan, que sea arrancado de raíz; pues mis divinos ángeles de luz, son los divinos autores y creadores, de infinitas galáxias; son ellos los encargados, de dirigir, vigilar, y orientar en los infinitos espacios, toda divina cimiente planetaria, salida de los soles; de toda divina chispita solar, que ha abandonado, su divina lumbrera; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de de los siglos; esto significa que los divinos ángeles de luz, son mis divinos mensajeros, que siempre, por toda divina eternidad, han viajado por mi infinita creación; pues ellos son de muchísimo antes, de la divina aparición del monito terrestre; ellos son de mundos, que no son de carne; ellos son divinos padres solares; son iguales a tí, hijo divino; aunque son de menor divina jerarquía solar; pues ellos ya te han visto, desde sus maravillosas naves; yo, tu divino Padre Jehova, así lo he querido; pues ellos estarán siempre a tu divino lado; jamás te dejarán; pues ellos también fueron, seres de carne; en mundos que ya no están; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues escrito está, hijo divino, que para ser grande en el Reino de los Cielos, hay que ser chiquitito y de carne primero, en los divinos planetas terrestres; pues escrito está, que los humildes son los primeros, en mi divina morada; pues todo monito humano, llegará también a ser, un divino padre solar; un divino ángel de luz; ó un divino primogénito; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; así es; mi divina herencia es igual para todos; todos llegarán a ser divinos ángeles, de divina pureza solar; pero lo serán, únicamente, cumpliendo con mi divina ley del trabajo; con mi divina ley del amor; con mi divina ley de igualdad para todos; nó con malditas filosofías como la del maldito dinero; que hace que mis hijitos, se exploten unos a otros; sí Hijo Primogénito; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; todo maldito árbol filosófico, que no sea de infinito amor a mis obreritos del divino trabajo, de raíz serán arrancados, en medio de un llorar y crujir de dientes; pues todo grande de la Tierra, que haya olvidado mi divina palabra, maldecirá mil veces haber nacido; sí hijo divino; así es y así será hasta el divino Juicio Final, el divino año 2001; sí hijito; veo divina sorpresa en tu divino rostro; sé que nunca imaginástes, que el divino Juicio Final, fuera tan divinamente prematuro; así es hijo divino; es tan divinamente sorpresivo; como tu divina aparición ante el mundo; pues escrito fué, que tú, hijo divino, llegarías como un divino ladrón de noche; significa que toda la Tierra, se sentirá sacudida; pues las conciencias terrestres, presienten que ha llegado una divina luz al mundo; pues la oscuridad de la noche, está en las mentes de la criatura terrestre; y tú, hijo divino, llegarás en medio de sus tinieblas mentales; es por eso hijo divino, que habrá llorar y crujír de dientes; pues así reacciona todo infinito arrepentimiento; más, ¡¡pobres de los guías ciegos, que han guiado mi divino rebaño, usando malditas filosofías, de maldita explotación, entre mis humildes hijos!! sí hijo divino; así es y así será siempre jamás; esto significa que nadie escapa a la divina justicia; habrá igual confusión, como la hubo en el antiguo Egipto; cuando tú, hijo divino, reencarnastes, como el divino profeta Moisés; habrá igual confusión universal, cuando mis divinas naves plateadas, destruyeron Sodoma y Gomorra; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que mis divinas naves plateadas, han actuado en muchas divinas épocas, del planeta Tierra; las escribiremos más adelante; te las dictarán, las mismas criaturas, que vivieron en esas pasadas dimensiones, de la morada terrestre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; veo que a cada divino instante que pasa, más te maravilla el divino gozo que se siente en la divina telepatía; es tu divino premio hijito, por haber sido humilde en todas tus divinas pruebas espírituales; pues todo se sabrá hijito; nada quedará oculto; pues yo, tu divino Padre Jehova, soy sólo divina luz; la única luz que es preexsistente a todo; pues fuí primero en todo; incluso en lanzar, la primera piedra filosófica, que todo el mundo conoce; me refiero hijito a las divinas y Sagradas Escrituras, que todo planeta ó morada posee; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo aquél, que siendo grande en la Tierra, juzjado será, de como aplicó en el mundo, su importancia pasajera; pues hacerse grande en la Tierra, trae consigo un divino compromiso de conciencia y responsabilidad, ante tu divino Padre Jehova; es por eso, que fué escrito, que cada uno recibirá lo que en divino mérito merece; todos serán juzjados por la divina intención, que puso en sus propias acciones, a lo largo de su vida; pues juzjado será, el primer suspiro, como el último; pues todos son mis hijitos vivientes y pensantes; esto significa que la divina justicia, vá mucho más allá, que a las consecuencias morales, que se desprenden, de las acciones materiales de cada uno; la divina justicia al juzjar a un divino espíritu, está divinamente juzjando a la vez, a infinitas inteligencias, de las propias virtudes, del propio espíritu; pues la acción material que pone en divino juego, el espíritu reencarnado, repercute en el divino espacio y tiempo, del universo expansivo pensante; pues nadie es único en su propia exsistencia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que sólo es único, aquél que todas sus divinas vibraciones, son espíritualmente superiores, a su propio tiempo y espacio; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina revelación, vá divinamente acompañada de una divina ecuación; pues ella representa, la divina relación, entre un divino Primogénito, y sus hijitos terrestres; escribe en divino rojo, hijo divino; divino gérmen pensante; = un divino principio solar; = un divino concierto de divinas melodías magnéticas solares; = un divino orígen de vibraciones, en infinito estado de vibración; = un divino principio pensante con divina determinación; = un divino período de divina inocencia solar; = una divina y única oportunidad de lanzar la primera divina piedra; = un divino derecho a protestar y acusar, a otro divino querubín; = una divina Trinidad en divino estado de embrión solar; = un divino nacimiento de una eternidad pensante; = un divino principio, que se sucede infinitamente, en la divina eternidad solar; = un divino principio, de hágase la luz, y la divina luz fué hecha; = una divina materia con divino libre albedrío material-espíritual; = una divina y total ausencia de moléculas de divino orígen planetario; = un divino y microscópico sol; = una divina herencia planetaria-solar; = un divino querubín, dispuesto a probar, divina experiencia, en otras infinitas dimensiones, con diferente espacio y tiempo; = un divino querubín, dispuesto a escalar, la infinita serie de mundos carnales; = un divino querubín, con divino ensueño, de llegar a ser un gran dios de la sabiduría infinita; = una divina herencia del Padre Jehova; = un futuro y divino padre solar; con infinitos nombres galácticos; entre otros infinitos, Cristo ó divino Jesús de Nazareth; una futura y divina antiguidad galáctica; = un divino primogénito, salido de los infinitos amores, de los infinitos soles, del universo expansivo pensante; = una divina y única Revelación, del divino Jesús de Nazareth; = un divino Juez de razas y naciones; = un divino Mesías prometido; = una divina esperanza para la humanidad terrestre; = un divino Consolador, en infinita Ciencia Celeste, de sabiduría infinita y brillante como un divino Sol; = una divina transformación, en un divino cuerpo físico; una divina aparición solar, sobre un abismado mundo; = una divina parábola; = la divina fé mueve montañas, del universo expansivo pensante; = un divino proceso de madurez progresiva solar; = un divino principio telepático; = una divina transformación, a voluntad de divino libre albedrío; = una divina transformación social, de un soberbio planeta Tierra; = una divina revolución de millones de obreritos del Señor; = caída total, de árboles no plantados por el divino Padre Jehova; = caída total de la maldita filosofía del dinero; = tinieblas del mundo pasajero; = advenimiento de la nueva y divina era galáctica; = nace un nuevo mundo, que mana leche y miel; = principio del llorar y crujír de dientes, de los pecadores del mundo; = divino principio de una nueva semilla galáctica; = principio del divino paraíso prometido; una divina telepatía individual invade al mundo; una divina Revelación esperada; = transformación del planeta Tierra; sí hijo divino; así es y así será hasta la total consumación de los siglos; esta divina ecuación, como todas, son infinitas; pues todo es infinita ciencia; tanto en la infinita materia, como en el infinito espíritu; aunque con propio divino libre albedrío; pues por algo se escribió: Lo que es de la materia, de la materia es; y lo que es del espíritu, del espíritu es; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que exsisten divinos acuerdos filosóficos, entre los divinos querubínes, que son de mucho antes, de la divina aparición, de la más microscópica molécula, de la materia planetaria; pues escrito está, que todos mis hijos tienen un mismo derecho; y sus divinos destinos, no se escriben en la Tierra misma; sino que en los lejanos soles; de donde salió, la microscópica chispita eléctrica, que fué creciendo, hasta llegar al actual tamaño, gracias a mi divina añadidura; sí hijo divino; todos mis hijitos del universo expansivo pensante, tienen el mismo derecho; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que toda la divina materia, de que están compuestos los infinitos planetas, han tenido un mismo orígen solar; pero de diferentes composiciones físicas; pues libre albedrío tienen; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; además hijito, la divina composición de cada mundo, está divinamente relacionada, con la divina pureza solar de sus creadores, y de su infinita filosofía; pues la divina herencia se transmite de padres a hijos; de sol en sol; de mundo en mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los divinos planetas, son divinas virtudes materializadas; pues la criatura humana, lo es también; sí hijo divino; así es; en la infinita eternidad, todo se entrelaza; todo se armoniza entre los divinos querubínes; pues todos quieren progresar, y llegar a ser grandes dioses de la sabiduría infinita; es por eso, que en todas partes, se les vé; son mis divinos obreritos, constructores de mundos y universos; sí hijo divino; así es; hasta ellos mismos, cumplen con la divina ley del infinito trabajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; cada divino planeta, también me rinde divina cuenta, de su trabajo, en las inmensidades del divino espacio; pues escrito está, que la justicia, está en todas partes; es por eso hijito, que nadie se manda sólo; como muchos lo creen en tu planeta Tierra; cuando estos orgullosos, vean los divinos acontecimientos que se aproximan, lágrimas de sangre llorarán; pues ellos así lo quisieron; por ellos, se escribió el llorar y crujír de dientes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa, que en las lejanas galáxias, ocurren colosales batallas galácticas; con fuerzas de destrucción, que llenarían de pavor, a la criatura terreste; ellos también tratan de lanzar la primera piedra; pero sus infinitas evoluciones, distintas a la terrestre, hacen que sus divinas causas sean, también diferentes; pues, lo que se considera una divina causa en la Tierra, deja de serlo en las lejanas galáxias; pues este divino ejemplo demuestra, que toda eternidad, filosófica es; pues escrito está, que muchas moradas, tiene el divino Padre Eterno, en el universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que cada divina morada, cada planeta, cada divina dimensión, posee su propia filosofía; y su propia divina escritura; sus propios divinos redentores y jueces solares; pues la Santísima Trinidad, en todas partes está; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que en todo mundo exsiste un divino plan de infinita creación; al igual que la que exsiste en el planeta Tierra; sí hijo divino; leo en tu divina mente algo, que muchas veces ha intrigado a la ciencia de tu mundo Tierra; me refiero hijito de como la criaturita terrestre ha interpretado, a mis divinos elementos; de como ha tratado de perfeccionarlos, para servirse de ellos; muchos de mis hijos, desean que la naturaleza, les sirva, pero sin trabajo para ellos; desean ser servidos sin esfuerzo alguno, de parte de ellos; desean lo mismo, que los que gozan del maldito dinero; es decir lograr comodidades, sin cumplir con mi divino Mandamiento que dice: Te ganarás el pan, con el sudor de tu frente; sí hijito; así es; hasta los divinos querubínes, de que están divinamente compuestos mis divinos elementos, de todas las naturalezas planetarias, cumplen con mi divina ley del divino trabajo; pues ellos también logran divinos avances, en sus respectivos tiempos y espacios; pues ellos también desean mi divina añadidura; desean la infinita eternidad, de sus propias filosofías pensantes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es así como nada del universo infinito, queda sin mi divina justicia; pues en todas partes estoy; tal como fué divinamente escrito, hace ya siglos en este planeta; por lo tanto, todo aquél que haciendo una fechoría, oculto de la vista de sus hermanos, de pruebas, no está solo como él se imagina; es a mí, a tu divino Padre Jehova, a quien cree engañar; pues como te he dicho hijo divino, estando yo, en todas partes, también estoy en lo oculto; es por eso que fué escrito: Quien hace daño a uno de mis hijos del divino rebaño, a mí me hace daño; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa hijo divino, que todo terrestre ha pecado con divino conocimiento de causa; pues sabía que el Señor está en todas partes; sabía que si bién no era visto por sus hermanos terrestres, sabía que su Creador lo observaba; puesto que su conciencia aceleraba sus divinos impulsos; sí hijo divino; así es y así será, hasta el divino juicio de una maldita filosofía; que jamás debería haber gobernado en este planeta; pues tu divino Padre Jehova, quiere siempre lo mejor para sus hijos; sean estos planetas, soles ó microscópicas criaturas; sí hijito; así es; lo divinamente microscópico, es gigantesco ante lo que no se vé, pero que se siente; esto significa hijo divino, que todo estado de ánimo, que sólo se siente, se materializa en la eternidad del tiempo y el espacio, de las lejanas galáxias; pues de ellos, de lo más microscópico, que la mente pueda imaginar, salieron los mundos, soles, galáxias, universos, cosmos, del infinito universo expansivo pensante; esto significa que los chiquititos y humildes de un infinito pasado, son los grandes de hoy; y también significa que la maldita fuerza, en todas sus formas, no es herencia divina; pues es divinamente contraria, a mi divina luz; a mi divina creación; a mi divino libre albedrío; pues no se puede ser humilde, si a la vez, se ama la fuerza; la primera, divinamente representada por el divino corderito de la divina pureza solar, es la verdadera constructora, de toda divina ciencia; la fuerza es lo opuesto; es destructora; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda divina filosofía, también fué chiquitita y humilde; que partió también con divina inocencia solar; pues hubo época divina, en que ignoró su propio y divino orígen; pues todo tuvo este divino principio; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que sólo tú, hijo divino, lanzarás la primera piedra; pues limpio estás del pecado humano; del pecado de ser mundano por voluntad propia; pues todo aquél, que jamás me ha estudiado, según mandan mis Sagradas Escrituras, mundano es; pues ama las cosas pasajeras; las cosas del mundo; ama la maldita ciencia del bién; la que ha salido del demonio mismo; producto del maldito dinero; y los placeres del mundo, tocan a su fín; porque escrito fué, que juzjado sería; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que comienza para este mundo, el llorar y crujír de dientes; pues los divinos querubínes de la naturaleza terrestre, ya están divinamente preparados, para tu divina identidad al mundo; pues son ellos, los mismo que te acompañaron, en el pasado terrestre; cuando divinamente reencarnastes, en el divino Jesús de Nazareth; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina revelación dada al mundo, por tus divinos y honorables Dalai-Lamas, sacudirá al mundo; y se producirá hijo divino, lo que escrito estaba: Oriente contra Occidente; pero no será una guerra material; sino, que una guerra filosófica; empieza hijo divino, el divino juicio a los que se creyeron grandes en el mundo terrestre; a los que olvidándose de su propio y divino Creador, se ciñeron malditas coronas pasajeras; olvidándose, que sólo se debe adorar al Señor, por sobre todas las cosas; a los malditos explotadores de la divina fé; a la maldita secta vaticana; a la maldita ramera; que fué seducida por la maldita ciencia del bién; el maldito materialismo; la maldita bestia; que explota a mi divino rebaño de obreritos; los únicos que engrandecen con su divino trabajo, mi divino y santo nombre; llorar y crujír de dientes comienza hijo divino; maldecirán mil veces haber nacido; maldecirán mil veces, haber explotado con sus malditos dineros, a mis divinos hijos del divino trabajo; escrito está, que los humildes serían los primeros; que sólo a ellos, había que darles el divino mando, de sus propios destinos; pues sólo los humildes de corazón, entrarán en los Cielos; pues de ellos es la divina filosofía de niños; la única que reinará después de la divina resurrección de toda carne; pues, todo divino fín, vuelve a su divino principio, planetario-solar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17