Divinos Rollos Telepáticos

JUICIO FINAL; A LAS NACIONES RICAS DEL MUNDO; DEBÉIS ENTREGAR LA MITAD DE VUESTRAS RIQUEZAS, A LOS MISMOS QUE EXPLOTÁSTEIS; CON LA VARA QUE MEDÍSTEIS SERÉIS MEDIDOS.-

Sí hijito; con la vara que se midió, se es medido; esto es para el espíritu y la materia; para la criatura y las naciones; para las ideas y los actos; y de verdad os digo explotadores del mundo: Toda nación que llegó a ser potencia economica, deberá devolver a los que explotó la mitad de sus riquezas; porque de verdad os digo, que estáis en la ley de maldición; si no obedecéis al Padre Jehova, terminaréis viviendo aisladas del mundo; y de verdad os digo, que tendríais que enfrentar la furia de mi naturaleza viviente; de verdad os digo, que os pasaría, lo que le sucedió al antiguo Egipto; desapareceriáis como desapareció la maldita Era faraónica; y de verdad os digo, que vuestros ciudadanos os abandonarán; porque nadie quiere morir de hambre y aislado; y de verdad os digo, que los rebaños de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, son las tres bestias del yugo humano; por vosotros se está escribiendo juicio material; al rebaño mayor, al que colmé de abundancia, y no me comprendió, le será quitado todo; el Padre Jehova dá y quita; y de verdad os digo, que el rebaño del águila de rapiña, deberá sacar dos tercios de la mitad, y entregarlo al sufrido rebaño de Viet-nam; y un tercio a los explotados rebaños de Laos, Camboya y Tailandia; y de verdad os digo, que la otra mitad os corresponde por vuestro trabajo; vuestro sudor de frente; vosotros os anulásteis; porque nunca debísteis explotar a nadie; por haberlo hecho, vuestros pueblos no entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que por vosotros, ninguna criatura humana entrará; porque ilusionásteis a mis hijos y los dividísteis en ricos y pobres; ningún espíritu dividido entra al Reino; tal como se salió se entra; sólo satanás se divide así mismo; y de verdad os digo, que por vuestras culpas gobernantes del capitalismo, ninguno de vuestros ciudadanos que os legalizaron, serán resucitados en carne nueva; no volverán a ser niños de doce años en este mundo; porque de verdad os digo, que el año 2001, serán resucitados a niños, a todos los que sin misericordia, explotásteis y matásteis; porque la resurrección es para vivos y muertos; y de verdad os digo, que esta tragedia caerá en vosotros mismos; vosotros mismos creásteis vuestra caída como naciones; nadie os mandó violar mi divina ley; vosotros fuísteis vuestro propio demonio.- Sí hijito; el dibujo celeste enseña que las ideas influyen en los mundos; las filosofías se componen de ideas; y cada idea es responsable ante el Padre Jehova; cada idea se vuelve gigantesca en el Reino de los Cielos; cada idea exige en el Reino, lo que exigió cada espíritu en la vida; lo que fué para sí lo es también para la eternidad; el materialismo es filosofía condenada; porque dividió a mis hijos en ricos y pobres; la justicia divina no puede ir en contra, de quienes teniendo todo el derecho, nada tuvieron; la felicidad de un mundo está en que cada uno sea justo con el otro; lo que no sucedió en este mundo; y todo lo que siendo del Padre, y no es respetado, no queda; tarde ó temprano cae; es lo que os sucederá, a vosotras naciones ricas del mundo; devolver lo que nunca le a pertenecido, es principio de arrepentimiento; poseer fué vuestra debilidad; y no faltaron los imitadores; que perpetúaron la violación creada por vosotros; vuestro Creador os dejó que se consumara todo; porque pedísteis ese tiempo de consumación de filosofías; tiempo de la prueba de la vida; el mundo clamaba en sus oraciones, la justicia del Padre; y la justicia os llegó; y la justicia comienza por los que tuvieron más, dominaron más, influyeron más, hicieron historia; las grandezas de la Tierra están primero en la divina justicia; porque de verdad os digo, que por estas grandezas, se escribió juicio final para este mundo; por vosotros debe intervenir el Padre; y nó por causa de los humildes; de verdad os digo, que siempre los ambiciosos y explotadores, han dado que hacer al Creador; y no hay mundo, que no los haya soportado; y en todos llegado el juicio, no queda ninguno; y es lo que ocurrirá en este mundo; de verdad os digo, que de vosotros no quedará nada; y de verdad os digo, que vuestra herencia es la última; porque el principio fué vuestro; el fín será de los que explotásteis; ellos no os explotarán; más, os despreciarán; y de verdad os digo, que esta generación será la primera; todas las naciones que estuvieron sometidas a vosotros, se unirán formando una sola; y ya no tendréis a quien explotar; y de verdad os digo, que vuestra filosofía pasará a llamarse filosofía de ramera; que se compra ó se vende al que dá más; he aquí en lo que terminaréis grandezas del mundo; vosotros os creísteis que vuestra ciencia era única; que la humanidad no tenía otro camino que seguiros; de verdad os digo, que ahora os toca a vosotros seguir a otros; ilusionásteis al mundo, por nada; puesto que por culpa de vosotros, nadie de este mundo entrará al Reino de los Cielos; lo que vuestros ojos presenciarán, os llenará de espanto; porque la fuerza eterna que mueve a la naturaleza, salió de una filosofía opuesta a la vuestra; de esa filosofía, salísteis vosotros; y de verdad os digo, que nada podréis contra ella; muchos de vosotros soñáis con dominar el mundo; pero resulta que el mundo os dominará a vosotros; y el mundo que os dominará, no será explotador como vosotros; y dad gracias al eterno, que no os exterminan; porque no serán de la fuerza; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros será importante, en los futuros acontecimientos del mundo; vosotros fuísteis importantes en el mundo del dinero; el mundo que se vá; el mundo de la ilusión; el mundo corrompido; el mundo que no dió importancia al Creador; el mundo de lo incierto; de verdad os digo que ninguno que se dió importancia ni ninguno que ilusionó a los demás, entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que mi Hijo Primogénito, no pisará vuestras tierras; porque son cabezas de violación planetaria; vuestras naciones explotadores del mundo, os exigirán la entrega de lo que no os pertenece; porque nadie quiere ser maldito y vivir aislado por el resto de su vida; así ocurrió con los endurecidos del pasado; de verdad os digo, que por vosotros se estremecerá este mundo; la avaricia os perdió; una avaricia que no reconoció ni patria ni dios; vuestro dios es el oro; y de verdad os digo, que también será juzjado con vosotros en el Reino; vuestro reinado, reinado de dolor e injusticia es; y de verdad os digo, que hasta el microscópico dolor que causásteis a mis humildes, lo pagaréis; de verdad os digo, que vuestras familias que todo lo tuvieron, quedarán en la más completa pobreza; así como hicísteis a otros pobres, así seréis ahora vosotros; con la vara que medísteis, así seréis medidos; de verdad os digo, que el mundo seguirá sin vosotros; el mundo del futuro no será mundo de explotadores ni de explotados; el mundo del futuro será un mundo de inocencia; y de verdad os digo que vosotros siendo adultos, no tenéis filosofía que ofrecer a las futuras generaciones; porque vuestros conceptos permanecen en la materia; son de un sólo presente; sóis los más atrasados que salieron del Reino de los Cielos; no tenéis ni la menor idea, de lo que vendrá; los hijos espírituales lo saben en diferentes grados; ellos son más antiguos que vosotros; están menos apegados a las riquezas; y de verdad os digo demonios de la ignorancia, que tendréis que pagar hasta el último poro de carne, de todo humilde que fué corrompido por vosotros; nadie pidió corromper a nadie; y vosotros demonios del oro, corrompísteis a este mundo; de vuestro maldito oro salen las calamidades de este mundo; os habéis enseñoreado de algo que creó el Padre; le habéis dado importancia al extremo de aplastar vuestros sentimientos; miráis a mis hijos, como máquinas de producción y nó como criaturas de dios; de verdad os digo, que todo aquél que se dejó dominar por la tentación en el oro, no entrará al Reino de los Cielos; y todos vosotros seréis juzjados arriba y abajo; en esta tierra y en el cielo; en esta tierra la pagaréis viviendo la misma pobreza que causásteis a otros; ¿no se os enseñó: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen? de verdad os digo, que todo el que hizo daño en cualquiera forma imaginada, no entrarán al Reino de los Cielos; y las causas de cada daño hecho en este mundo, recaerá sobre vosotros demonios del oro; porque no hay daño que no lleve la amargura, sembrada por vosotros; son siglos y siglos de abuso; de inmisiricordia; de verdad os digo, que ahora os toca a vosotros; lo que hicísteis sentir a otros, lo sentiréis vosotros; y no creáis demonios, que sólo aquí en la Tierra pagaréis vuestros pecados; sólo es el principio; el fín termina en otras exsistencias que cumpliréis fuera del Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que en lejanos mundos, os moriréis de hambre; los mismos sufrimientos que causásteis en este mundo, los viviréis en otros; en cualquier punto del universo, os espera la justicia del Padre ¿no se os enseñó que el dios viviente está en todas partes? de verdad os digo, que todo arrepentimiento de la forma que sea, se toma en cuenta en el Reino; de los arrepentidos es la luz; y de los nó arrepentidos, las tinieblas; de verdad os digo, que el mundo que creásteis, se derrumbará; un mundo que jamás debísteis haber creado; un mundo-infierno; porque de verdad os digo, que todo mundo que se aleja de la luz del Padre, es mundo de las tinieblas; y todo el que participó en las creaciones de tales mundos, las pagarán; y de verdad os digo, que tenéis otras deudas pendientes con el Padre; deudas que no son de este mundo; deudas de otros mundos; de otras exsistencias; porque todo espíritu nace de nuevo; este nuevo error que cometísteis en este mundo, se añade a los del pasado; y de verdad os digo, que vosotros mismos perpetuáis vuestro alejamiento del Reino de los Cielos; cada segundo que transcurre en la violación, es una exsistencia que se vive fuera del Reino; el mundo os compadecerá y os despreciará; porque ellos fueron compadecidos y despreciados; muchos de vosotros os suicidaréis creyendo con esto escapar a la justicia del Padre; craso error peor aún; porque mi divino Mandamiento dice: No matarás ni matarse; y de verdad os digo, que seréis como muertos en vida; porque ya no reinaréis; ya no podréis disponer a vuestros antojos, de los derechos de los demás; ya no podréis cultivar vuestros caprichos; que son inmoralidades vivientes; ya no perseguiréis con vuestro maldito oro; ya no intrigaréis contra mis rebaños; ya no pagaréis asesinos a sueldo; ya no mandaréis matar; ahora a vosotros os tratarán de matar; quien mata a espada, muere a espada; quien empleó la fuerza y la violencia, cae por lo mismo; vosotros demonios, aprobásteis la intriga contra otros; ¿la aprobaréis para con vosotros? queráis ó nó queráis, el mundo querrá pagaros con la misma moneda; de verdad os digo, que el que la hace la paga; y con mayor razón, quienes ostentaron el poder; todo poder que no salió, de lo que era del Padre, terminan igual; tal como terminan los déspotas; este mundo es mundo de ciegos por vuestra culpa; vuestras malditas ansias de poder, perdieron al mundo; no os controlásteis; vuestra maldita manera de ver el mundo, contagió a las generaciones; frustrásteis al mundo; porque este mundo no entra a la eternidad del Padre; hubiera entrado al Reino de los Cielos, si no os hubiese conocido a vosotros; porque no habrían sido divididos ni en ricos ni en pobres; la desdicha mayor de este mundo, es el haberos conocido; y la felicidad mayor, el de no haberos conocido; el mundo os soportó porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; y todo tiempo que se pide se cumple; tal como se os cumplió, el tiempo de vuestro reinado material; de verdad os digo, que fuísteis los ciegos mayores; no exsiste mayor ciego, que el que no vislumbró su propia caída; todos los ciegos de los mundos, caen ciegos; caen con la misma ignorancia; ven la ley y no la comprenden; la influencia de un mundo que nace, los hace cambiar exteriormente; más, la ignorancia evolutiva permanece intacta; todos vosotros demonios, tenéis en grado sumo, la astucia y el engaño; no os digo, que no tuvísteis inteligencia; la tuvísteis y muy grande; más, de verdad os digo, que es más fácil que entre un tonto que no violó la ley del Padre al Reino, a uno que fué el más grande sabio y que violó la ley; vuestra sabiduría servidores del oro, es sabiduría interesada; es desconocida en el Reino de los Cielos; por vuestras obras, sóis desconocidos en mi Reino; vuestras obras que sirvieron a dos señores, se dividen y se pierden en las tinieblas; todo el que fué interesado en la vida, se divide entre el interés que le dominó y lo que creyó correcto; y lo que creyó correcto, era incorrecto desde el punto de vista de la ilustración; porque el sistema de vida, es la negación de los mandatos del Padre; es la violación legalizada por los intereses del mundo; y vivís en una ilusión que salió de vosotros mismos; después de una ilusión viene la realidad; no os prohibo la ilusión, siempre que no viole lo que es del Padre; lo que es del Padre, es eterno; lo que es de los hombres es efímero; y siendo vosotros efímeros y microscópicos, os dí una oportunidad; como se la doy a todo mundo; esa oportunidad estaba en que conocísteis mis escrituras; y no os obligué; os dí a elegir; libre albedrío tuvísteis en la vida; tiempo de sobra tuvísteis para reconocer los derechos del Creador; si caísteis fué por vosotros mismos; nadie os mandó ser usureros; nadie os mandó dividir a mis hijos en ricos y pobres; nadie os mandó explotarlos y engañarlos; nadie os obligó; fueron vuestras malditas inclinaciones al oro, lo que creó el yugo de este mundo; fueron vuestras imperfecciones; que siendo ignorantes y pocos inclinados al conocimiento de lo espíritual, os atrevísteis a regir los destinos de este mundo; ese fué vuestro craso error; y vuestro Creador os dijo: Sólo los humildes son los primeros; quise deciros en otras palabras: Sólo los sabios, los que han vivido más, los que no tienen la debilidad por el oro, los que no están encerrados sólo en un presente, son los primeros para gobernar este mundo; nunca lo entendísteis; ni nunca quisísteis entenderlo; el sólo hecho de que todo humilde sea primero en el Reino de los Cielos, lo dice todo; si se es primero arriba, también se es abajo; arriba jerarquía mayor y abajo jerarquía menor; de verdad os digo, que ningún engrandecido de ningún planeta, es primero en mi Reino; no entra a la gloria del Padre; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros se juntará con sus seres queridos; porque ese premio no lo merecéis; es un premio para los que se lo merecen; y de verdad os digo, que ninguna herencia de vosotros quedará en este mundo; os pasará como les pasó a los reinos y dinastías del pasado de la Tierra; todos esos demonios gimen en las tinieblas; siempre se dejaron lo mejor para ellos; ¿y mis humildes? las migajas; tal como lo hicísteis vosotros; y de verdad os digo, que los demonios de la antiguidad y vosotros explotadores, sóis de una misma roca; sóis de las tinieblas; todo el que se dejó lo mejor para sí y lo peor para su semejante, es un demonio; porque tal actitud no se conoce en el Reino de los Cielos; y vosotros malditos que gobernásteis este mundo, sin que os correspondiera, hicísteis lo mismo; y de verdad os digo, que todo aquél o toda aquélla, que se dejaron lo mejor y lo peor para sus semejantes, no entrarán al Reino de los Cielos; sólo entran los que compartieron por igual, los bienes que el Creador les puso en el camino de la vida; ningún egoísta entrará; ni jamás han entrado; y de verdad os digo, que todos los que construyeron bancos para almacenar dinero y oro, ninguno entrará al Reino de los Cielos; ni los que trabajaron en ellos; ni los que depositaron en ellos; sólo los humildes que tuvieron el puesto de trabajo más despreciable según los hombres, están a salvo de esta ley; tales como los aseadores y porteros; ¿no se os enseñó que todo humilde es primero? imaginad todo lo despreciable que a salido de vuestra mente; eso que salió de vosotros, es lo primero ante el Padre; vosotros no os gustó ser actores de lo que el mundo despreció; y lo que este mundo despreció, es lo que ahora se ensalzará; envidiaréis a los que despreciásteis; porque lloraréis vosotros demonios, implorando un poco de aprecio; el mismo aprecio que negásteis a otros; y todo lo que negásteis a otro, os será negado a vosotros; ojo por ojo y diente por diente; ¿no os gustó explotar este mundo? os toca ahora a vosotros; soportad, lo que vuestros esclavos obligados soportaron por muchos siglos; y de verdad os digo, que vuestra cualidad y calidad es infinitamente inferior al de los humildes; de verdad os digo, que la comodidad y la vida de príncipe, no fortalecen el espíritu; lo hunden; porque ningún cómodo ni ningún príncipe, entrarán al Reino de los Cielos; sólo el Hijo del Hombre salva; el hijo del trabajo; el hijo del mandato en el Padre; y nó el hijo del mandato de su espíritu; porque es más fácil que se equivoque un hijo que un padre; aunque a veces ocurre lo contrario; de verdad os digo, que todo hijo del hombre, será premiado; y muchísimo más premiado el hijo en el Padre; porque muchos trabajan por trabajar; trabajan porque otros trabajan; otros trabajan porque mi mandato lo dice; los últimos son hijos en el Padre; más de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que trabajó por trabajar, a uno que nó trabajó; y mucho más fácil aún, uno que trabajó porque el mandato del Padre lo decía; he aquí una verdad que hara llorar a casi todo el mundo; vosotros demonios explotadores sóis los culpables; moldeásteis las mentes de mis hijos, según vuestros efímeros conceptos que tuvísteis del universo; los ilusionásteis; hicísteis de ellos a trabajadores que se crearon un camino que no conducía al Reino del Padre; sino que conducía fuera del Reino de los Cielos; son hijos arrebatados del Reino, por vuestras malditas influencias; porque basta vivir un segundo ó menos de tiempo en violación a los mandatos del Padre, y no se entra al Reino de los Cielos; cuando este mundo vea las glorias de mi Hijo Primogénito, querrán también ir al punto del universo, en donde se crean tales glorias; y por causa de vosotros malditos, no podrán entrar en aquél lugar; este hecho hará que mares humanos os persigan; como quien persigue a un demonio; y habrán otros que arrancarán de vosotros, como quien arranca de una peste; vuestro nombre de ricos, será sinónimo de maldición para las futuras generaciones; de verdad os digo, que envidiaréis a los muertos; este mundo al sacaros de encima, habrá logrado lo que millones y millones de seres del pasado no lograron; porque no estaban en el tiempo; todo debe madurar en el universo; los acontecimientos de los mundos, son como el desarrollo de una criatura; empiezan bebés y terminan dominando a otros; este proceso es la prueba de la vida; y de verdad os digo como os dije en mi Reino: No os conviene que nascáis en el mundo Tierra; porque váis a caer; muchos me hicieron caso; otros nó; éstos últimos sóis vosotros; insistísteis en nacer de nuevo en este mundo; y ya sabéis a donde os condujo vuestras obras; de vosotros mismos salió vuestro destino; porque cada uno se hace su propio cielo; y de verdad os digo, que vosotros traficantes y explotadores hicísteis vuestros propios infiernos; porque de todo hay en el rebaño del Padre; vuestras violaciones pasan a ser vuestros destinos hechos universos; porque según la cualidad y calidad de vuestras ideas, así serán vuestras futuras reencarnaciones ó naceres de nuevo; todo espíritu nace de nuevo.-

FÍN DE LOS SIGLOS; TIEMPO MATERIAL DE LA PRUEBA DE VIDA HUMANA; NACE UN TIEMPO CUYA UNIDAD ES EL NUEVO CONOCIMIENTO; TIEMPO E IDEAS SON UNA MISMA COSA; TIEMPO TRINO.-

Sí hijito; los tiempos son ideas; cada idea que sale de vosotros, posee su tiempo; porque nadie es desheredado; el tiempo material de la Tierra es una idea que se inició microscópica; maduró y se expandió junto con los demás elementos de la Tierra; el tiempo es viviente como lo es el espíritu; materia y espíritu son vivientes; los siglos que fueron calculados por mentes humanas, son ideas de cálculo; interpretaron al tiempo, según el conocimiento; hubo época en que nadie se preocupó del tiempo; porque sus alianzas en el espíritu fueron hechas así; el tiempo estando en el Reino como lo está el espíritu, conversa y hace planes con los seres pensantes; exsisten infinitas clases de tiempo; según sus cualidades y calidades; no podéis vivir sin hacer uso del tiempo; porque así lo pedísteis en vuestros destinos; exsisten mundos en que el tiempo no es tiempo como vosotros lo concebís; vuestro tiempo envejece a sus criaturas; exsisten tiempos que son a la inversa; dan eternidad a sus criaturas; así es el tiempo en el Reino de los Cielos; allí todo desarrollo físico se detiene; y la eternidad tiene otras creaciones que son diferentes, a las creaciones de los universos materiales; todo tiempo es variable como lo es una individualidad; el estado mental de vosotros cambia junto con el tiempo; son alianzas que se hicieron junto con los demás elementos; cada porito de vuestra constitución física, es un mandato microscópico hecho en el Reino; hasta vuestros microbios hicieron alianzas con el tiempo; tiempo, espacio y filosofía, se reducen a tiempo de infinitos colores; cada idea que sale de vosotros, es un tiempo microscópico que llegará a ser el tiempo de un colosal planeta; porque hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; y todo grande del infinito, fué microscópico; el tiempo es un fluído magnético que acelera o atrasa el proceso de toda molécula; y de verdad os digo, que todo tiempo juzja a los que se sirvieron de él; he aquí uno de los hechos que ocurrieron, después que Adán y Eva violaron el mandato del Padre Jehova; el tiempo de su paraíso, no los envejecía ni les pedía cuentas; a todo violador de la ley del Padre, los elementos del universo, se asimilan al juicio ordenado por el Creador.- Sí hijito; el tiempo nació en los mismos soles Alfa y Omega; en el dibujo celeste se ven los fluídos solares; que son fuerzas magnéticas que crean elementos planetarios; el tiempo es un fuego que rodea a cada molécula; este fuego hace que todo madure con ritmo geométrico; si las moléculas no tuviesen tiempo, nada tendría transformación; sería todo inerte; un mundo muerto y microscópico; nada tendría expansión las criaturas pensantes serían microbios; porque al no tener tiempo, no tendrían el desarrollo como herencia; el tiempo es una virtud viviente; en el Reino de los Cielos participa en los planes divinos de lejanas vidas, que se desarrollan en lejanos planetas; la forma del tiempo no tiene límites; se expresa a la criatura, tal como la criatura lo siente; si vosotros sintiérais otros tiempos, vuestro espíritu se sobrecoge; porque tiene un olvido pasajero que cumplir; este olvido lo pedísteis vosotros mismos; está incluído en vuestra forma de vida; una de las infinitas formas de vida que exsisten; ¿no se os enseñó que vuestro Creador es infinito? ¿que nada tiene límites en él? eso significa que no sóis los únicos; jamás lo habéis sido; ni lo seréis; si en lo del Padre, nada tiene límites, las formas de las exsistencias son infinitas; y de verdad os digo, que todo aquél que dudó del poder del Padre, no entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todo aquél que se autodenominó cristiano y dudó de la exsistencias de otras criaturas, no entrará al Reino de los Cielos; el verdadero cristiano nace estudiando al Padre por sobre todas las cosas; los falsos cristianos nacen y se dejan ilusionar en lo mundano; se entretienen el conocimientos efímeros salidos de hombres; de verdad os digo, que todo aquél que se dejó influenciar por cosas del mundo, no entrará en mi Reino; porque le fué enseñado: el que busca encuentra; los que buscan al Padre por sobre todas las cosas, son en verdad, espíritus avanzados; y los que se dejan ilusionar por un presente pasajero, son espíritus atrasados; viven la etapa de la entretención espíritual; la mayoría de los gobernantes de vuestro mundo, pertenecen al último grupo; ¿cuál de ellos gobierna, alabando al Creador? ninguno; más les valdría no haber pedido ser gobernantes, si con ello cayeron en ingratitud hacia el Padre; se olvidaron de la promesa que hicieron en el Reino: y por sobre todas las cosas; por sobre todas las cosas proclamaremos tu gloria; es lo que significa; más, no lo cumplieron; porque sirven a las cosas pasajeras del mundo; de verdad os digo, que todos aquéllos que prometen y no cumplen, no entrarán al Reino de los Cielos; el tiempo viviente así como vuestras 318 virtudes de vuestro pensar, os acusarán en el Reino, de incumplimiento en vuestras promesas; porque sin el uso del tiempo y de virtudes, no habría promesa; y de verdad os digo, que cada acto que creásteis en la vida, es juzjado en el Reino; hasta vuestros suspiros y respiraciones, son puestos en tela de juicio; toda justicia a vuestras ideas, se transforma en otro tiempo que debe ser vivido en otra exsistencia; la cualidad y la calidad de vuestras ideas, influye en el futuro tiempo a vivir; de vuestras ideas nacen espacio, tiempo y filosofía; en otras palabras, vosotros mismos aportáis los elementos de vuestra futura reencarnación; o de vuestro nacer de nuevo; es lo mismo; una ley se puede expresar de muchas maneras; y no deja de ser la misma ley; sin la reencarnación, ninguno de vosotros exsistiría; porque vuestro espíritu no entraría a carne alguna; reencarnación significa reentrada a una carne, cuyo número forma una nación; la reencarnación es producto de la voluntad humana; cada cual escoge su pareja; en vuestras relaciones sexuales, provocáis reencarnación; ¿no nace un bebé de carne? de verdad os digo, que todos aquéllos que negaron su propia ley, no entrarán al Reino de los Cielos; así también serán negados ellos; la reencarnación es una de las infinitas formas de crear, que posee el Padre; exsisten tantas formas de venir a las vidas planetarias, como mundos exsisten en el universo; millones y millones de vosotros lloraréis, porque no dísteis importancia en la vida, al estudio de las escrituras del Padre; porque ningún ignorante de ellas, entrará al Reino; y de verdad os digo, que todos pertenecen al llamado cristianismo; he aquí la mayor tragedia del mundo de la ilusión; porque fuísteis guíados por ciegos; por los espíritus más atrasados del Reino; por los llamados religiosos; y de verdad os digo, que nunca jamás criaturas algunas, serán tan maldecidas, como vuestros guías ciegos; por la roca religiosa que dividió vuestro espíritu, ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; sólo satanás se divide así mismo; vuestros guías hicieron con vosotros, lo que satanás hizo en el Reino; el demonio dividió a mis ángeles; una división que aún continúa; los espíritus religiosos imitaron a satanás, porque fueron influenciados por el maldito; esto explica la dureza espíritual de los miembros de la roca; el término roca fue impuesto a vuestros guías, por el egoísmo espíritual, que les a caracterizado a través de los siglos; de verdad os digo, que estos falsos profetas de mi palabra, serán los primeros en ser juzjados; y los primeros en caer en el juicio final a este mundo; el ser culpable de que una humanidad no vuelva a su punto de orígen, es uno de los pecados más grandes del espíritu; las llamadas religiones desaparecerán del mundo; porque no son del Padre Jehova; es producto de mentalidad humana; por las religiones fué escrito: todo árbol que no plantó el divino Padre, de raíz será arrancado; arból significa filosofía; toda filosofía parte de la interpretación que las criaturas dan a la vida; las religiones interpretaron las escrituras, violando las mismas; y de verdad os digo, que basta no tomar en cuenta una letra de las mismas, y no se entra al Reino de los Cielos; el mundo fué engañado porque no entra al Reino; nunca le agradó a vuestro Creador, la adoración material; la que nada enseña al mundo; por el contrario; este mundo tiene un atraso de veinte siglos en su plano moral y espíritual; es cierto que al Padre hay que agradecer y pedir; y no es menos cierto, que también se os enseño: No adorarás imágenes ni templos ni semejanza alguna; ¿lo tomó en cuenta la roca? ciertamente que no; al contrario; llenó de templos el planeta; tal como ocurrió en la era faraónica y romana; la verdad en el Padre, debió enseñarse en la más inconcebible sencillez; porque la humildad y la sencillez, son una misma cosa; lo que debió haberse hecho, es que cada hogar debió ser un templo; ¿no se os enseñó que dios está en todas partes? y si vuestro Creador está en todas partes, ¿qué necesidad tenía la humanidad de templos? también estoy en todas las mentes; en vosotros mismos están los templos; en vuestras conciencias; de verdad os digo que todos aquéllos que entraron a templo material alguno, no entrarán al Reino de los Cielos; porque hicieron lo contrario al mandato; si hubiérais dedicado la vida al estudio de mis escrituras, muchos de vosotros entraríais al Reino; más, al pisar los templos, os alejásteis más y más; porque debéis de sumar todos los segundos en que estuvísteis en los templos; ni el más microscópico tiempo es menos ante el Padre; ¿no se os enseñó que vuestro dios viviente está en todas partes? estoy también en los microscópicos tiempos; y en todo tiempo invisible; la justicia del Padre es una justicia que marcha paralela al desarrollo de sus criaturas; desde el mismo instante en que se nace, hasta el último instante vivido; cada segundo vivido, queda grabado por toda eternidad; cada segundo de vida es una parte de vuestra sal de vida; la sal de la vida es un todo de todo lo que pensásteis en la vida; y cada acto ejecutado queda grabado alrededor de vuestro cuerpo físico; de verdad os digo, que cada acto se representa ó se reproduce en el Reino, en presencia del espíritu y de la Corte Solar; vuestro regreso al mundo celeste, es observado con infinito interés; los mismos que prepararon vuestra partida al lejano planeta Tierra, os reciben al regreso; la partida y el retorno, ocurre en un mismo punto de la galaxia Trino; en Trino galaxia de la carne solar, se efectuó vuestra creación; los soles Alfa y Omega, pertenecen a la galaxia Trino; y la divina palabra Trinidad deriva de Trino; Trino es todo lo que os rodea; y de verdad os digo, que jamás conoceréis sus límites; porque todo es expansivo en el universo viviente del Padre Jehova; los soles Alfa y Omega, son unos de los infinitos soles de Trino; su número es como el número de arenas que contiene un desierto; las glorias del Padre Jehova, no se miden en cálculo mental de sus criaturas; nadie en el universo, conoce límite alguno del universo mismo; sólo el Padre sabe el límite; más, ningún límite es estacionario; todo límite es también expansivo; todo conocimiento planetario, busca lo que es superior a su capacidad; es la ley del progreso con esfuerzo; una ley que hace que todo conocimiento sea del conocimiento; sea propio de los que lucharon; porque les pertenece; todo lo que nada costó, no es propio; y lo que no costó esfuerzo, nada vale en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todo cómodo que rehuyó el sudor de frente, no entrará al Reino de los Cielos; ¿no se os enseñó: te ganarás el pan con el sudor de tu frente? los mandatos del Padre son para cumplirlos; vuestro sistema de vida os condenó a no entrar al Reino de los Cielos; porque vivísteis divididos en ricos y pobres; ¿no se os dijo en las escrituras, que sólo satanás se divide así mismo? quiere decir que sólo satanás conduce a la tragedia; y de verdad os digo, que toda filosofía ó conocimiento que no fué para todos, sus creadores no entrarán al Reino de los Cielos; porque las leyes del Padre no dividen a sus hijos de los mundos; y vosotros prometísteis al Padre, complacerlo e imitarlo en lo posible en su manera de ser; y no lo cumplísteis; rompísteis el acuerdo-promesa; prometísteis en el Reino, no dejaros ilusionar; y caísteis; porque el oro os fascina; ¿no es acaso el oro, la base de vuestro sistema de vida? de verdad os digo, que todo aquél que se sirvió del oro, no entrará al Reino de los Cielos; nunca vuestros guías debieron haberse guiado por el oro; el oro a perdido a todas las generaciones de la Tierra; desde la maldita era faraónica; el oro produce en el espíritu escenas ambiciosas; y basta un instante de este pensar, y no se entra al Reino de los Cielos; sé hijito que piensas en una escena de tu pasado; Así es divino Padre Jehova, por tu divina Gracia; veo al Hijo Primogénito golpeando a unos mercaderes, fuera de un templo; Así es hijito; mi Hijo Primogénito Solar Cristo, leía el futuro; y vió en estos comerciantes de la necesidad ajena, el peor yugo de tu mundo; estos demonios olvidaron que el mandato del Padre dice: te ganarás el pan con el sudor de tu frente; y para estos malditos, es como si hubiera dicho: te ganarás el pan, explotando a otros; de verdad te digo, que ningún comerciante del mundo, entrará al Reino de los Cielos; y de verdad te digo, que si no hubiesen comerciantes en tu mundo, la Tierra sería un paraíso; no habrían ambiciosos; sería todo común; no exsistiría el egoísmo de lo privado; y de verdad os digo, que todos los que tuvieron propiedades explotando en cualesquiera de sus formas, no entrarán al Reino de los Cielos; los que se construyeron sus hogares con el esfuerzo de su trabajo individual, son grandes en en el Reino del Padre; es más fácil que entre al Reino, uno que trabajó y sudó, que uno que explotó; la divina justicia se aplica en infinitas formas; la intención no expresada por el interesado, es juzjada igual; todo ignorante es juzjado por sus intenciones; y todo sabio igual; y de verdad os digo, que es más fácil que entre un ignorante al Reino de los Cielos, que un sabio; porque las violaciones en un sabio, fueron con conocimiento de causa más ilustrada; y todos aquéllos que tuvieron ilustración superior, sabiendo que millones de sus hermanos no la tuvieron, no entrarán al Reino de los Cielos; es inmoralidad viviente; y todo disfrute que otros no tuvieron, es inmoralidad; y de verdad os digo, que los causantes de esta inmoralidad, no entrarán al Reino de los Cielos; todas vuestras violaciones, se derivan de vuestro sistema de vida; los demonios que lo crearon, os ilusionaron; e hicieron de la inmoralidad, una moral ilusoria; que no es moral; puesto que no se tomó en cuenta, lo que es del Padre; no se tomó en cuenta la escritura; ¿no prometieron complacer al Padre, por sobre todas las cosas? ¿por sobre todo sistema de vida? y de verdad os digo, que el único sistema de vida, es el sistema comunista de los divinos Mandamientos; porque es más fácil que entre al Reino una intención que fué común a todos que una intención que sólo fué para ella; ignorancia hay en lo último; los que en la vida defendieron intereses materiales, no se llevan ni un gramo de tales intereses al mundo espíritual; al contrario; con sus egoísmos y ambiciones, dejan un yugo para el mundo; millones de imitadores; millones y millones, que no entran al Reino de los Cielos, por imitadores; porque ningún egoísta conocerá el Reino del Padre; los que os dieron el sistema de vida, debieron haber creado uno en que no excitara la ambición de nadie; nunca debieron haber permitido la posesión; pues por causa de ella, ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que nada tuvo en la vida, a uno que algo tuvo en la vida; toda posesión material, viola la ley de igualdad del Padre; no es que prohiba la propiedad; pues libre albedrío habéis tenido; vuestro error deriva de que os dísteis un sistema de vida, partiendo del error; ¿y acaso, el no tomar en cuenta los mandatos del Padre, no es el más grande de los errores? puesto que comprometéis vuestro futuro espíritual; el futuro no os conduce a la morada del Padre, de verdad os digo, que en medio de un llorar y crujir de dientes, maldeciréis a vuestras costumbres y a sus creadores; a vuestros propios padres; y éstos a sus padres; toda mala costumbre ó hábito que salió de vuestra ilusión, es suficiente para no entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ningún ser humano entrará al Reino; y de verdad os digo, que de vosotros mismos, saldrá la caída de vuestro propio sistema de vida; vosotros mismos os sacaréis el yugo de muchos siglos; haréis, lo que los revolucionarios quisieron hacer; porque todo revolucionario que luchó por mis humildes, grande es en el Reino del Padre; es más fácil que entre uno que fué revolucionario al Reino, que uno que nada hizo por remediar una injusticia; el último es un espíritu cómodo; que todo lo espera de los demás; todo cómodo que se protegió tras el dinero, no entrará al Reino de los Cielos; escrito fué: todo humilde será ensalzado y todo rico y poderoso, despreciado; si vuestro Creador les permitió en la vida, fué porque pidieron una oportunidad; pidieron probar sus filosofías; y fueron probados ellos mismos; la filosofía de cada uno, fué probada; porque todo espíritu es probado en la vida; todo lo malo que tiene vuestro mundo, es salido de vosotros mismos; y de verdad os digo, que se os cumplió el tiempo; porque toda prueba tiene principio y tiene fín; tiene su alfa y su omega; tanto arriba como abajo; porque arriba y abajo exsisten infinitos mundos; nada tiene límite en el Padre; sus mandatos no son sólo para un mundo; lo son para infinitos planetas tierras; no sóis los únicos; sólo el Padre es único; y todos los que proclamaron que sólo esta Tierra era la habitada, limitaron el poder infinito del Padre; ¿no se les enseñó a estos espíritus ignorantes, que muchas moradas tiene el Padre? de verdad os digo, que ninguno de éstos ignorantes, entrarán al Reino de los Cielos; puesto que limitaron el poder creador del Padre, no les corresponde ver la gloria del Padre; puesto que la negaron; en otras exsistencias, hicieron lo mismo; son espíritus poco evolucionados; ni la presencia de lo infinito, los conmueven; de verdad os digo, que todos aquéllos que no se conmovieron ante el universo infinito, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque todos prometísteis antes de venir a la vida, alabar las creaciones del Padre, por sobre todas las cosas; la alabanza al Padre es premiada en el Reino de los Cielos; atañen en forma directa, al libre albedrío del Creador; y el premio no tiene igual; porque lo que es del Padre, no tiene límites; y de verdad os digo, que todos aquéllos que proclamaron mi divino nombre en las calles del mundo, entrarán al Reino a recibir sus recompensas; y de verdad os digo, que aunque estuvieron en caminos erróneos, premiados serán; porque es más fácil que entre al Reino, uno que aclamó al Padre, que uno que no lo aclamó; el primero fué leal a su propia promesa: a mi dios y Señor, por sobre todas las cosas; el segundo se dejó ilusionar por las cosas mundanas, al grado de olvidar su promesa; vuestro Creador premia lo mínimo y castiga también lo mínimo; sé hijos de la Tierra, que muchos de vosotros que os hacéis llamar cristianos, os burláis de los que me proclaman en las calles; ¡falsos e hipócritas cristianos! porque ninguno de vosotros entrará a mi Reino; porque es más fácil que entre uno que fué respetuoso hacia lo que es del Padre, a uno que fué irrespetuoso; jamás insolencia alguna a sido premiada; el llamado mundo cristiano, es el falso profeta de mi palabra; porque servís al oro y tratáis de servir a dios; ¡hipócritas! ¿no se os enseñó que no se puede servir a dos señores? quiere decir que no se puede servir a dos ideas; porque una de ellas es falsa; y la verdad es una; la falsa es vuestra manera de pensar; pensáis según vuestro sistema de vida, que también es falso; y en medio de esta ilusión, dáis las migajas a vuestro Creador; sé que otros demonios mayores, os obligan; más, ¿en qué medida os esforzáis por salir de la prueba? muchos entráis en alianza con el demonio; os compran vuestras conciencias; de verdad os digo, que ninguno que se hizo comprar, entrará al Reino de los Cielos; prometísteis en el Reino, no hacer alianzas efímeras; pues todo lo efímero, rinde cuenta ante el Padre, tarde ó temprano; por vosotros hijos de la vida de los monitos humanos, se escribió: que se cuide la izquierda de lo que hace la derecha; quiere decir: que los humildes del pueblo, cuiden su moral de las inmoralidades de los ricos; porque el poder del oro corrompe; ¿no se os enseñó que ningún rico entra al Reino de los Cielos? porque es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico al Reino de los Cielos; este divino aviso es para todo rico; y ningún rico a hecho caso de el; de verdad os digo, que ninguno de estos demonios entrará al Reino por eternidades; deberán sumar todos los segundos de sus vidas, desde el mismo instante en que se hicieron ricos; pues la divina advertencia lleva siglos y siglos; ni con un trillón de vidas, entráis a mi Reino; porque por cada poro de vuestra carne, corresponde igual número de segundos; ¿no se os enseñó, que todo chiquitito y humilde, es grande en el Reino de los Cielos? cada porito de vuestra carne es viviente; tiene los mismos derechos a que tiene vuestro espíritu; un porito ó un segundo de tiempo material, tiene la equivalencia a una exsistencia; ya sea en mundos de la luz ó mundos de las tinieblas; el segundo es también viviente; el porito y el segundo, se quejan delante del Creador, cuando el espíritu violó la ley del Padre; el espíritu arrastra con su influencia, a todas sus virtudes que hacen un todo con él; esto se llama Arca de las Alianzas; un divino acuerdo hecho en el momento de vuestra reencarnación; cuando sóis espíritus libres, sóis llamados al macrocosmo; muchos los llamados y pocos los escogidos; porque al retornar de lejanos planetas, traéis con vosotros las violaciones; cada exsistencia que pide vuestro espíritu, es una transformación magnética; vuestra sal de vida, sufre cambios; porque todo cuesta; la magnetización sale del arca de las alianzas; en vuestra reencarnación participan infinitos soles; sóis saturados por sus fuegos; la gloria del Padre Jehova, ejecutada por sus hijos primogénitos; la sublime revelación de como se crea una vida; el alfa y la omega de vuestra búsqueda; la revelación suprema de todas las revelaciones; el principio de como se hicieron todas las cosas; todo nacimiento es un fluído ó fuerza solar; espacio, tiempo y filosofía forman el tiempo trino; la psicología de vuestra vida humana; vuestro destino es una trinidad de tres líneas magnéticas solares; y sobre vuestro orígen, se alió el olvido momentáneo del mismo; porque pedísteis el olvido de vuestro pasado; para que vuestra prueba de la vida, fuera más completa; hay pruebas de vida, que recuerdan su pasado; porque de todo hay en el rebaño del Señor; el olvido del pasado es el creador de vuestras filosofías, que tratan de explicar el más allá; cuando sepáis vuestro orígen del Reino de los Cielos, todas vuestras filosofías desaparecerán del mundo; formaron parte de vuestra propia prueba de vida; consecuencia de vuestro libre albedrío; que también pidió pruebas; de verdad os digo, que ninguna de vuestras filosofías quedará; porque ninguna alaba al Padre como sus creadores lo prometieron; y todas vuestras filosofías y pensamientos, están influenciadas por vuestro sistema de vida; de verdad os digo, que ningún influenciado por violación alguna, entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que siendo mi universo expansivo y pensante, por cada idea que generásteis en la vida, es otra tanta justicia; las ideas reclaman lo que el espíritu violó; porque si un espíritu es condenado, sus ideas corren la misma suerte ó el mismo destino; salvo las ideas que generásteis en vuestra inocencia; de verdad os digo, que vuestro sistema de vida, debió ser uno que os conservara vuestra inocencia; porque habríais entrado al Reino; al Reino se entra, tal como se salió; se sale del Reino a cumplir mandatos del Padre, a lejanos planetas; sin que ninguna microscópica parte de vuestra inocencia, sea sacrificada; ese fué el error craso de los que os dieron el sistema de vida, basado en el oro; corrompieron vuestra inocencia; la ilusionaron; la dividieron en filosofías que no son del Padre; os desviaron del camino de la verdad; ¿no se os enseñó que ningún rico entra al Reino de los Cielos? ¿por qué entonces, estos demonios os dan un sistema de vida basado en el oro? de verdad os digo, que los sostenedores de vuestra tragedia, gritarán golpeándose el pecho, la tragedia de ellos; porque sólo la intervención de mi Hijo Primogénito, los salvará de la ira del mundo; maldecidos serán por esta generación y las siguientes; de verdad os digo, que los que crearon el llamado capitalismo, son los mismos demonios salidos de la legión de satanás; que pidieron ser probados en un mundo de la luz, llamado Tierra; y de verdad os digo, que no exsiste otra explicación, para estas criaturas de las tinieblas; y de verdad os digo, que de ellos, no esperéis jamás la unidad del mundo; porque han nacido para explotar y dividir; tienen la astucia de la serpiente; y son los espíritus más atrasados en lo que a espíritualidad se refiere; no conciben la grandeza del Padre; viven un limitado presente; no ven más allá; de ellos nació el materialismo; que como la palabra lo dice, mata las ideas del espíritu; la cualidad y la calidad del materialismo, es ilusionar que algo queda; de verdad os digo, que habéis edificado sobre arenas movedizas; porque por causa de estos demonios, tenéis que volver a empezar como criaturas humanas; volver de nuevo, a ser una criatura de carne en un planeta Tierra; y tenéis que hacerlo en una cantidad tal de veces, como segundos vivísteis ilusionados; he aquí la causa de vuestro llorar y crujir de dientes; una causa que empezó desde hace muchos siglos atrás; cuando unas criaturas galácticas llamadas faraones, fascinó al mundo con la posesión del oro; enseñaron al pueblo mayor de israel, que poseer oro, era eternidad; y así nació la codicia cuyo producto es la injusticia y la ilusión.-

ESTADO DE DERECHO; SÓLO LOS HUMILDES TIENEN SU DERECHO GANADO; LOS DIVINOS MANDAMIENTOS NÓ SE TRANSAN; EL PEQUEÑO TIENE EL PRIMER DERECHO.-

Sí hijito; te hablaré del estado de derecho; todo derecho nace en el Reino de los Cielos; junto con el derecho a tener un cuerpo de carne y a disfrutar de una vida, en algún lejano planeta; todo derecho nace no en la Tierra; sino que en el cielo; porque todos fueron creados allí; no exsiste nadie en el universo, que no sea del Reino de los Cielos; todo derecho no nace de filosofías efímeras; que ni saben de su propio orígen; y sólo crean leyes, con arreglo a las propias comodidades; aparentemente parecen como si en realidad, defendieran derechos; más, no defienden nada; porque la propiedad privada, no se conoce en el Reino; sólo se conoce la igualdad; la misma que os fué enseñada en mis Mandamientos; si en vuestros tratados de derechos, hubiéseis tenido en cuenta, mis escrituras, os aseguro que os anularíais en vuestras intenciones; porque toda creación de ley lleva una intención; ó muchas intenciones; vuestros tratados de derechos, son tratados de injusticia; porque la moral de la que proceden, no es la moral del Padre; puesto que no lo habéis tomado en cuenta; y todo tratado de la clase que sea, y que no tomó en cuenta las leyes del Padre, de raíz serán arrancados en la evolución humana; porque la ley del Cordero de dios, os aplastará; escrito está, que todo árbol que nó plantó el Padre, de raíz será arrancado; el derecho único que quedará en este mundo, es el derecho de todo humilde, a ser el primero; porque el derecho que tenían los humildes, fué usurpado por vuestros tratados de derecho; probados fuísteis en vuestras filosofías y pensares; porque todo espíritu es probado en la vida; y esto también es un derecho; porque vosotros mismos lo pedísteis y se os concedió; no exsiste más derecho, que el mismo derecho a reclamar lo que corresponde, según vuestro grado de humildad; y si no sóis humildes, no tenéis ningún derecho en la Tierra; como no lo tenéis en el cielo; porque nadie que no haya sido humilde, entrará al Reino de los Cielos; y todo aquél ó aquella que participó en la creación de cualquier tratado de derecho, no entra al Reino de los Cielos; el único tratado valedero, es el trabajo; hecho con honradez y con miras a lo colectivo; el trabajo para sí mismo, nada vale en el Reino de los Cielos.- Sí hijito; todo derecho es una justicia; y todos los derechos que los hombres y mujeres de este mundo, han creído tener, son pesados en el Reino de los Cielos; en el dibujo celeste se ven las Balanzas Solares; y en su interior las ideas humanas; todo cuanto pensó la criatura, vá a éstas Balanzas; son de fuego viviente; y las criaturas pueden conversar con ellas; estas balanzas juzjan no sólo a los espíritus, sino que a todos los elementos de la naturaleza; porque todos tienen derechos por igual, a la divina justicia; materia y espíritu son iguales en derecho ante dios; nadie es menos ante el Creador; ni la materia ni el espíritu; porque un Padre que a creado todo, no menosprecia ni en lo más microscópico su divina obra; el derecho a nacer es uno de los primeros derechos; y a todos por igual les concede el Padre; y todo nacer de nuevo, es un pedido del mismo espíritu; que acepta todas las consecuencias de la vida; cada acto de vosotros, es un derecho hecho en promesa al Creador; y cada virtud de vuestro pensar, posee un derecho por derecho filosófico; porque nadie es desheredado en sus derechos; vuestro espíritu tiene el mismo derecho que vuestras virtudes; porque poseéis un libre albedrío, que puede que los libres albedríos de vuestras virtudes escojan; durante la vida, las virtudes están subordinadas a vuestro espíritu; porque así lo pidieron en el Reino; vuestra vida es una vida responsable; y toda responsabilidad tiene una causa; si no la tuviera, seríais irresponsables; la responsabilidad es un derecho que todos pedísteis; y su variedad es tan infinita, como lo son vuestras individualidades; el derecho parte por la actitud de sí mismo; la actitud de cada uno de vosotros, es la que os dá vuestros derechos; de vosotros mismos sale el futuro cielo; el futuro destino; los derechos humanos son derechos que se disfrutan en la Tierra; y son efímeros; aprended a distinguir los derechos; exsiste derecho de eternidad y derecho a vivir; y lo uno y lo otro, salieron de una misma ley; de un mismo Padre; y como todos tienen los mismos derechos, la eternidad y la vida también lo tienen; tienen su cualidad y su calidad; su filosofía y su jerarquía; así como vivísteis, así será la jerarquía de vuestra espíritualidad; y según el derecho que os dísteis, es la moral que os corresponde; y todo pensar humano tiene al final de su exsistencia, dos caminos: la luz ó las tinieblas; porque no se puede servir a ambas; no se puede servir a dos señores; significa que todo destino tiene a la vez destino; porque pidió el derecho a tenerlo; este derecho se comprende, en la medida que la criatura lo quiso; escrito fué que el que busca encuentra; ¿el que nunca se preocupó de su porvenir, qué derecho le asiste para cobrarlo? ciertamente os digo que todo aquél ó aquella que no me buscaron en la vida, no tienen derecho a entrar al Reino de los Cielos; esta búsqueda que os exige el Padre, vosotros mismos la pedísteis en el Reino; porque usásteis de vuestros derechos; esta búsqueda debió salir de vosotros mismos; porque mayor es el mérito; la influencia exterior a las propias ideas, tiene menos mérito, que la búsqueda salida del corazón; salida de vuestros propios espíritus; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que me a buscado por su propia cuenta, que uno que me buscó impulsado por otros; ciertamente que tiene su mérito; pero es mucho menor; el primero es un espíritu avanzado y los segundos, espíritus mundanos; me buscan porque el resto me busca; y si éstos no exsistieran, ellos no me buscarían; esto es la característica del llamado mundo cristiano; he aquí los falsos profetas de mi palabra; y no otros; he aquí los anti-cristos y no otros; El cristianismo sirve a dos señores; trata de servir a dios y al oro; ¿no está basado su sistema de vida en el patrón oro? este último es el otro señor; ciertamente que necesitáis un sistema para vivir; más, no es menos cierto, que por sobre todo sistema de vida, están las leyes del Padre? y vosotros mismos prometísteis en el Reino, respetar el derecho del Padre, por sobre todos los derechos que vuestra mente pueda imaginar; es por eso que pedísteis la ley sobre la Tierra que dice: Adorarás a tu Señor y Creador por sobre todas las cosas; el término todas las cosas, lo dice todo; nunca debieron los hombres ciegos y ambiciosos, crear un sistema de vida, que violara la ley del Padre; porque os condenaron a todos; a no entrar al Reino de los Cielos; en vuestros derechos, así lo pedísteis; fué un pedido de justicia salido de vosotros mismos; dijísteis ante todo el universo viviente: divino Padre, si nos dejamos ilusionar por doctrina alguna, que no sea la tuya, cortados seamos de tu Reino; y se os concedió tal pedido; porque en el Reino del Padre, todo se concede; no se conoce el límite en nada; vuestro sistema de vida, creado por los demonios de vuestro mundo, es conocido en el Reino, como la ciencia del bién; ¿no os dá bienes materiales? ¿No os ilusiona momentáneamente? ¿Qué es una vida humana cargada de bienestar, frente a la eternidad? ciertamente no os niego, el derecho a disfrutar del Bienestar; puesto que he permitido que lo conozcáis; más, no es agrado del Padre, que por bienestar alguno, se viole la ley; los que crearon a ricos y pobres, ¿por qué no consultaron mis escrituras? ¿en qué quedó la promesa hecha al Padre: Te adoraremos por sobre todas las cosas? que basta una microscópica ilusión, y echáis al olvido la promesa al Creador del universo? si vosotros violásteis la promesa-ley, ¿qué podéis esperar ahora? ciertamente que no será un premio; ha de ser, lo que vosotros mismos sembrásteis; porque en medio de un sistema de vida, que no es árbol del Padre, hubo otras violaciones; que evidentemente fueron influenciadas por el sistema de vida inmoral; porque si es castigado un pecador, mayormente es castigado aquél ó aquéllos por el cual surgió un pecador; esto se debe a que el universo viviente del Padre, está unido por cordones invisibles; cualquiera violación por microscópica que sea, repercute en el todo sobre el todo; todo derecho que el espíritu reclama, repercute en los elementos de la naturaleza; porque todos pidieron derecho a saberlo; este conocimiento es relativo a los mismos pedidos hechos, por los elementos de la naturaleza; el derecho está en el todo sobre el todo; y toda violación hecha a la ley del Padre, repercute en el todo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; y el derecho es igual dentro de la jerarquía espíritual de cada uno; la justicia y el derecho son una misma cosa; se nace por derecho de eternidad y se hace justicia por derecho a vivir; la vida es la unión con cierto tipo de materia; que cada espíritu escogió; y junto con ello escogió sus derechos; y este pedido incluía a los elementos de la naturaleza; el encuentro espíritu-materia no es casual; sino causal; porque todo espíritu nace de nuevo; una exsistencia provoca otra; es como el mismo universo; expansivo y jamás se detiene; si se llegara a detener, tampoco se acabaría; los mundos se repetirían en sucesión interminable; así ocurre también con los derechos; si el espíritu no reclama sus derechos, son los derechos los que reclaman al espíritu; porque todo es viviente en el Reino de los Cielos; todo derecho es una alianza entre materia y espíritu; porque sóis ambas cosas; tenéis espíritu y cuerpo de carne; y cada virtud y cada porito de vuestro ser, tienen sus derechos; aparte de los derechos de vuestro espíritu; el derecho a nacer inicia todos los derechos; más, como traéis infinitas filosofías en vuestro pensar, es que surgió el derecho de propiedad; un derecho desconocido en el Reino de los Cielos; y quien haya vivido en filosofías que son desconocidas en el Reino, no entra al Reino; porque del Reino se sale inocente y se debe volver igual; son los sistemas de vida y de gobierno, en los lejanos planetas, lo que impide la entrada de infinitas humanidades al Reino de los Cielos; porque así como las leyes y mandatos del Padre son infinitas, así también las violaciones lo son; mandatos, obediencia y violaciones, son como el número de arenas que contiene un desierto; todo derecho es defendido en el Reino de los Cielos; la corte celestial ó solar es una realidad; decir lo contrario, es quedar indefenso en el Reino de los Cielos; porque los derechos del Padre son infinitos; y la de la humanidad microscópicos; y negar aunque sea una microscópica parte de lo que es del Padre, es anularse así mismo; porque esa microscópica parte que se le negó al Padre, representa un infinito que jamás nadie alcanzará; porque todo lo a creado; así como vosotros tenéis cortes de justicia, así también las tiene el Padre en el Reino; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; y quien defiende los derechos de los humildes y explotados de abajo, así es defendido arriba; porque todo humilde es primero tanto arriba como abajo; el que vuestro sistema de vida, no cumplió el mandato, de que todo humilde está primero por sobre todas las cosas, es algo que se debe pagar; porque eso representa, la máxima usurpación del derecho ocurrido en vuestro mundo; y todo derecho que se a creado en la Tierra, no quedará si en ellos no están los humildes; así es y así será por siempre jamás; todos aquéllos ó aquéllas que hacen verdaderos experimentos con la filosofía del derecho, no entrarán al Reino de los Cielos, sino han tomado en cuenta a mis humildes; más aún: Los humildes debieron ser los creadores de todo derecho conocido; porque el destino que tenían mis humildes, según las escrituras, era la de gobernar la Tierra; porque vuestro Creador se fía más de un humilde, que de un soberbio ó explotador; no puede valerse de demonios, que a cada instante y por sus propias ambiciones, dividen al rebaño; sin importarles su felicidad; y que a pesar se les advirtió que ningún rico entraría al Reino de los Cielos; todo derecho termina cuando la criatura a violado sus propios derechos; que son los derechos del Padre que lo creó; porque sin el Padre, no exsistiría nada; ni el derecho a nacer; y desde el mismo instante en que se violó la ley, se pasa a ser un salvo en espera de juicio; y se es salvo cuando exsiste arrepentimiento; si no exsiste arrepentimiento, se sigue siendo un demonio; porque se sigue sirviendo a la violación; y todo salvo arrepentido está a salvo de sus propios errores, que le perderían para siempre; ningún salvo entrará al Reino de los Cielos; sólo entran los bienaventurados; los que en la vida, sirvieron a un sólo señor; y no se dividieron entre la luz y las tinieblas; como los salvos; un bienaventurado no necesita juicio alguno; y puede ir donde le plazca en el Reino de los Cielos; y escoger futura exsistencia en cualquier mundo del universo; sólo el bién conduce a la felicidad; y el mal aleja a las criaturas del Reino de los Cielos; todo derecho venido de criaturas de lejanos mundos, cesa cuando se llega al punto de su creación; las formas de llegar a su punto de orígen, son infinitas; porque los mundos son infinitos; y las formas de desprendimiento, igual; vosotros tenéis la muerte; otros la traslación; otros la desaparición; otros la transformación instantánea; otros se convierten en astros; etc. vuestra muerte es una transformación lenta; en que vuestro cuerpo de carne se vuelve polvo; y el espíritu parte al espacio, sin envoltura física; la que a abandonado, como un vestido ya usado y pasado de moda; con la muerte, se deshacen las alianzas entre vuestro espíritu y las virtudes; y lo que queda de vosotros, es un brillo; es un sol microscópico; lo de arriba es igual a lo de abajo; y ese sol brillante se conoce por la sal de la vida; y su brillo es de todos colores; la sal de la vida es el conocimiento adquirido en vuestra exsistencia; y quien estudió y trabajó toda la vida, ese posee una sal de vida, suficiente para nacer en otro mundo; un mundo mejor que la Tierra; porque las mismas virtudes lo defienden ante el Padre; y como todo humilde y microscópico es primero en el Reino, el Padre concede los pedidos hechos por los humildes; la sal de la vida es el supremo derecho del espíritu a pedir nueva forma geométrica de vida; un nuevo nacer a la vida; conocer distinto mundo; porque de todo hay en el rebaño universal del Padre; ir a un nuevo mundo, es hacer nuevas alianzas con nuevos elementos y nuevas virtudes; es poseer nuevos derechos; nuevas cualidades y calidades; y es tener nuevas leyes que cumplir; todo derecho es relativo a una corta exsistencia; porque todo espíritu nace de nuevo; y al nacer de nuevo trae otras determinaciones; y entre muchas, está la de pagar deudas espírituales; deudas pendientes de otras exsistencias; y también premios pendientes; he aquí las mil facetas que presenta vuestra vida humana; unos en una ley y otros en otra; y dentro de sus leyes, variedad infinita; es por eso que a cada instante sóis cambiantes dentro de vuestras individualidades; vosotros no notáis el cambio; porque así lo pedísteis en vuestros derechos; todo derecho está en la forma de ser; una forma que corresponde a la otra sal de vida, de la última exsistencia; porque la ley es la misma en toda la eternidad; vuestra sal de vida, llegará a ser como un colosal sol; porque tenéis el derecho a serlo; los grandes soles Primogénitos, fueron también como vosotros; fueron chiquititos y humildes; para llegar a ser, grandes en el Reino de los Cielos; y quien en sus derechos, no fué chiquitito, nunca será grande; todo grande, es grande porque precisamente fué chiquitito; allí radica su eterno mérito; todo derecho de grande, es derecho subordinado a derecho de chico; porque de todo chico, es el Reino de los Cielos; es la eterna sucesión de cielos; una nueva historia para el mundo; en que los cielos se abren al intelecto humano; una historia galáctica que quedará en el mundo; y no habrá otra; porque cuando los cielos hablan, todos callan; y ese todo es la historia viviente jamás contada; una historia que estremecerá al mundo de la fé, y provocará la caída de todo tirano en la Tierra; caerá todo yugo viviente; todo árbol que no es del Padre; toda cimiente de satanás; y estas cosas ocurrirán en esta generación; porque escrito está, que la verdad viviente llegaría por sorpresa; como la sorpresa que provoca un ladrón de noche; en vuestros derechos, así lo pedísteis; y se os concedió; esta sorpresa esta jalonada de muchas historias que ya ocurrieron en este mundo; despreciada fué la verdad; por la roca vaticana; y como escrito está, que con la vara que mides, serás medido, también ellos serán despreciados; despreciados por los humildes que creyeron en ellos; satanás los dividió; y ahora satanás será dividido; la ira de un mundo caerá sobre la roca del egoísmo humano; una roca que se creyó eterna; como que es el mismo demonio que se creyó más que el Padre; la divina justicia comenzará por la roca; porque es un derecho que ella misma reclamó en el Reino; y se le concedió; las llamadas religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; y toda filosofía que divida a los rebaños del Padre; en el Reino de los Cielos, el maldito dividió a los ángeles; y formó legión; en la Tierra, una parte de la legión, dividió la fé de los hombres en muchas creencias; habiendo un sólo dios nomás; El satanás de arriba es el mismo de abajo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; todo derecho conquistado abajo, nada vale arriba; puesto que se os anunció juicio final; el juicio comienza con lo intelectual, y termina con lo material; la resurrección de toda carne, el año 2001, marca la fecha suprema para esta humanidad; porque se inicia el Milenio de Paz; el prometido al mundo; cae el materialismo explotador; cae el yugo de satanás; cae la ramera que comerció, con mis escrituras; cae la filosofía de pruebas de todo un mundo; cae la ciencia alfa; comienza la era de la verdadera espíritualidad; comienza la ciencia Omega; la única que debió haber exsistido en el mundo; porque el Padre no divide a sus hijos; son los hijos que se dividen entre sí; y todo dividido, no entra al Reino del Padre; en el Reino de los Cielos, sólo exsiste el comunismo celestial con filosofía de niño; exsiste el comunismo entre materia y espíritu; la más elevada expresión del amor; porque no la empañan los intereses; todo interesado de la categoría que sea dentro del capitalismo, no entra al Reino del Padre; porque sería un desconocido; y sería un tormento espíritual muy grande, vivir en el Reino; todo derecho nace desde el mismo instante, en que se tiene conciencia de sí mismo; todo derecho esta subordinado al destino de todo espíritu; le acompaña durante la vida, y muchas veces por muchas exsistencias; sólo el Padre sabe cuando un derecho debe cambiar a otro destino; porque él vé el futuro el un grado imposible de alcanzar; vé lo que otros no ven; todo derecho vuelve al derecho del Padre; porque el Padre lo creó; y todo derecho forma universos y galaxias, cuya filosofía es el derecho; y en esos mundos, el que no tiene derechos, es mirado como un hijo de las tinieblas; más, se le respeta; y cuando esa criatura que no tuvo derecho en su filosofía de vida, muere, nadie le sepulta porque no tiene derecho; no le contradicen ni en la muerte; esto dá un microscópico ejemplo, de lo que es el derecho; un ejemplo distinto al de vuestro mundo; donde el derecho del Padre representado en los humildes, fué usurpado.-

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, SURGIÓ LA INFLUENCIA DEL PROPIO SISTEMA DE VIDA, SOBRE EL ESPÍRITU; EN EL DIVINO JUICIO DE DIOS, EL HIJO PRIMOGÉNITO CALCULARÁ EN CADA UNO, EL GRADO DE INFLUENCIA QUE LA POSESIÓN DE LAS COSAS, EJERCIÓ EN CADA UNO; ES UN DESCUENTO EN EXSISTENCIAS DE LUZ; Y PORQUE EL EXTRAÑO Y DESCONOCIDO SISTEMA DE VIDA LLAMADO CAPITALISMO, NADIE LO HABÍA PEDIDO A DIOS; PORQUE NADIE PIDE COSAS INJUSTAS A DIOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO DE LOS CIELOS, UNO QUE EN SUS IDEALES, JAMÁS APROBÓ UN SISTEMA DE VIDA INJUSTO; A QUE PUEDA ENTRAR UNO QUE LO APROBÓ.-

Así es hijito; tal como lo pensabas desde niño; el sistema de vida al que llamaron capitalismo, nadie lo había pedido al Creador; porque cuando los espíritus le hacen sus pedidos, tales pedidos son desinteresados; es decir que los pedidos humanos tenían la influencia del Reino de los Cielos; porque nada interesado existe en el Reino de donde se salió; es igual al medio ambiente en que se vive; la influencia del lugar influye en las ideas y en las determinaciones; el sistema de vida con posesión de cosas, no es de dios; y mucho menos en mundos de pruebas en donde todos están de paso; porque es un mundo que perpetúa por siglos y por generaciones, un extraño complejo que no conduce a nada; las criaturas son prisioneras de algo en que al morir, no se llevan ni una molécula; es una de las más extrañas sensaciones; la posesión material de las cosas, atrasa al espíritu con respecto a la ilustración; su avance hacia los planetas de ilustración, se hace lento; porque el interés mental se divide entre el poseer y el aprender; la entrega hacia el conocimiento no es completa; y sólo por el conocimiento se llega a dios; la humanidad escogió un sistema de vida, en que descuidó la perfección de sus propias sensaciones y virtudes; lo íntimo fué dejado de lado para dar lugar a una extraña psicología fría y calculadora; esta psicología la madre de los egoísmos, es la gran bestia que se introdujo en los espíritus humanos; esta bestia a la cual había que oponer resistencia mental, se mide en unidad de influencia; esta medida la dará el hijo de dios; es una medida que toma en cuenta todas las circunstancias del ser durante la prueba de la vida; porque cada uno es juzjado según sus obras; y los primeros que serán llamados a juicio, serán las llamadas autoridades, las que estaban a cargo de otros; a todos los individuos que fueron autoridades, más les valdría haber exigido leyes a los ciudadanos, en que se tomara en cuenta lo de dios; porque el que no lo hizo, sencillamente será considerado un traidor, de lo que él mismo prometió en el Reino de los Cielos; esto significa que todo lo que se pidió y se prometió a dios, antes de venir a la vida humana, se exige el haberlo cumplido en el divino juicio de dios; esto es lo que significaba la divina ley-mandato que decía: Adorarás a tu dios y Señor, por sobre todas las cosas; por sobre todos los puestos de autoridad que se tuvo en la prueba de la vida; este divino mandato incluye el todo sobre el todo de sí mismo; porque todo lo dió el Creador; y a todo le exige divina justicia; porque a todo lo transforma dándole destino; la humanidad al pedirle a dios la prueba de la vida, no le pidió influencias dañinas que con el correr del tiempo, los desvirtuarían a sus divinos ojos; nadie pide la perdición de sí mismo a dios; porque siendo El infinitamente amoroso, tal pedido no tiene sentido; la perdición de tantos seres del extraño sistema de vida llamado capitalismo, salió de hombres; no salió de dios; por lo tanto los creadores del capitalismo pagan su obra de corrupción; ellos debieron de haber sabido escoger el sistema de vida; la prueba de la vida consistía en no equivocarse; el término Prueba significaba una oportunidad con divino juicio; las oportunidades se piden a dios, tal como se le piden las formas de vida; y es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que consideraron que la vida humana era una prueba; a que puedan entrar, los que no lo consideraron así; porque escrito fué de que todo espíritu es probado en la vida; los creadores del extraño y desconocido capitalismo, no le dieron la debida importancia a la prueba de la vida; el extraño complejo al oro, los puso ciegos; y se entusiasmaron por un extraño y efímero imperio; producto del extraño complejo al oro; un complejo en sus individualidades, que ni ellos pudieron definir; era la bestia que se encarnó en ellos; era la extraña influencia que en el divino juicio de dios, se transformará en bestia; porque todas las sensaciones del espíritu, se materializarán en las leyes vivientes de dios; hasta las ideas generadas en la prueba de la vida se materializarán; lo injusto cuando se materializa, se vuelve una monstruosidad; lo justo se vuelve paraíso; la bestia es originaria de las galaxias de tinieblas; en cuyos mundos sus criaturas no han logrado aún superar la etapa del complejo de la posesión; para lograr tal desprendimiento, es que los espíritus que desean avanzar, piden a dios una oportunidad; piden una prueba de vida; porque para aspirar a los divinos premios de dios, hay que planear perfección en sí mismo; y hacerse cargo de tal perfección; lo salido de sí mismo es el más grande mérito delante de dios; el que en nada se esfuerza, nada gana; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que conoció el esfuerzo en la prueba de la vida; a que pueda entrar uno que no lo conoció; todo el esfuerzo del llamado capitalismo, es esfuerzo dividido; porque sus creadores no concibieron la unificación del planeta; la prueba de la vida consistía en unificarlo; el extraño complejo traído de lejanas galaxias, se los impidió; volvieron a caer en división de sus semejantes; el hecho de que el mundo se haya dividido en naciones, creencias, y el sometimiento a leyes desiguales; muchos dijeron durante la prueba de la vida, que era imposible unificar a la humanidad; los que así dijeron, ellos mismos hicieron lo imposible, por no entrar al Reino de los Cielos; ellos no representaban lo más evolucionado del género humano; y debieron darse cuenta de ello, antes de lanzar la primera piedra de pesimismo; porque estos seres maldecirán el haber tenido boca; ellos habían pedido boca, para unificar planetas y ganárselos para la luz; porque ellos ya sabían de la división de satanás en el Reino de los Cielos; la prueba de la vida consistía en no caer en pesimismo; porque se había venido a la vida, a medir las propias capacidades; se había venido a expandirlas; nadie vino a detenerse ni nadie vino a hacer, el papel de retrógrado; la extraña división salida de la bestia, desvirtuó el carácter humano; lo hizo mundano por comodidad; las ideas humanas generadas segundo por segundo, no ganaban cielos; ni ganaban existencias de luz; lo único que ganaban era división; segundo por segundo, la humanidad de la bestia, ganó lo que no era del Reino de los Cielos; ganó tinieblas que alejan a la criatura del Reino de dios; la caída ó alejamiento del Reino de dios, ocurría segundo por segundo; y por cada segundo se perdía una existencia de luz; porque lo de dios no tiene límites; la extraña influencia que el oro ejerció en los seres humanos, fué un extraño magnetismo que quedó escrito en el áurea humana; el descuento que los influenciados tendrán, será por segundos; en que por cada segundo de extraña influencia del oro vivido, equivale a perder una existencia de luz; esto significa que la humanidad, no debió de aceptar jamás, el extraño sistema de vida, llamado capitalismo; no debió de acptar jamás, un sistema de vida basado en leyes desiguales; no debió de aceptar una forma de injusticia perpetua; porque ni una molécula de las injusticias que produjo lo desigual, queda sin su justicia; el mundo se durmió en lo injusto y no luchó contra el; la prueba de la vida consistía en luchar contra lo injusto en cualquiera de sus manifestaciones; incluyendo al propio sistema de vida; el hijo de dios dió el primer ejemplo en el mundo; El fué el primero que les dijo a los ricos romanos y a los ricos judíos, de que ninguno de ellos, ninguno entraría al Reino de los Cielos; y tal divina advertencia no les gustó; y es por esto que intrigaron y le mataron; lo que hicieron los ricos y emperadores romanos, lo continuaron haciendo los ricos de todas las épocas, durante el reinado de la bestia; esto dió lugar a una muchedumbre de mártires; ellos serán los primeros en ser resucitados en el divino juicio de dios; y sus asesinos también; porque el divino juicio es individual, estando presente todas las partes; los mismos ricos de la era romana, eran los mismos ricos de todas las épocas; porque los espíritus vuelven a nacer de nuevo, para conocer vida nueva; el pedir nuevas existencias a dios, constituye la oportunidad de enmendar lo que se hizo mal en otras existencias; los culpables del presente, fueron los culpables del pasado; todos los ricos de la bestia, verán sus pasados en la television solar del hijo de dios; es por esto es que fué escrito: Todo ojo verá; verán sus pasadas existencias y verán la gloria y majestad del hijo de dios; verán como manda a los elementos del planeta y los que son fuera del planeta; la prueba de la vida consistía en crear un sistema de vida justo, y en no hacer sufrir a nadie; pero para tragedia de los seres humanos, los que se abocaron en crear el sistema de vida por todos conocidos, no principiaron por estudiarse ellos mismos; no se conocieron así mismo; proyectaron un sistema de vida, en el preciso instante en que la mayoría de sus virtudes dormían; fueron los iniciadores de un extraño sistema de vida desequilibrado; he aquí la tragedia inicial que se fué transmitiendo de padre a hijo y de generación en generación; lo desequilibrado se recibió como herencia y se le legalizó; y casi todos prometieron defenderlo con su propia vida; y para asegurarse, los llamados ricos crearon a las llamadas fuerzas armadas; el sentido del amor que ellos poseían, estaba basado en lo posesivo; y no pudieron vencer este extraño complejo, porque jamás nunca se estudiaron así mismos; no se interesaron jamás, por lo interior de ellos; no se conocieron así mismos; olvidaron el consejo del divino Padre Jehova; este divino consejo era la que ningún rico entraría al Reino de los Cielos; porque las divinas advertencias de dios, son también divinos consejos; lo de dios no es como lo humano y a la vez lo es; en la prueba de la vida, casi todos se desvirtuaron por culpa de la bestia; casi todos se durmieron en sus propios bienestares; nadie rechazó la extraña influencia del oro sobre los sentimientos; nadie vinculó el oro con las divinas advertencias de dios; esto fué el extraño dormir en la ciencia del bién; la ciencia que dejaba a todos satisfechos con un poco dinero; más, no los enriquecía en espíritualidad, para poder unificar el planeta; esta extraña ilusión de sentirse seguro con un poco de dinero, jamás fué entendida ni comprendida por la bestia; porque los individuos de la bestia, nunca se comprendieron ellos mismos; y todo complejo que ellos no comprendieron, lo arreglaban con el suicidio; la solución de los espíritus cobardes; ciertamente que los pueblos de la prueba de la vida, se dejaron mandar por seres que valían infinitamente menos que ellos; lo prueba el hecho de que jamás lograron unificar a la humanidad, disponiendo para tal logro, de miles de años; si hubiesen sido de mayor valía que los propios pueblos, habrían logrado la unificación del planeta Tierra; los pueblos no se tomaron el trabajo de estudiar a los que los mandaban; dejaron correr los segundos de los siglos; el desvirtuamiento de sus individualidades se constituyó en la ley normal; y trataron de perfeccionar una causa desvirtuada; este extraño perfeccionamiento salido de los hombres, jamás pudo vencer el desequilibrio emocional de sus individualidades; jamás lograron la unificación filosófica; tal fué la tragedia humana en la prueba de la vida; extraña tragedia que en el divino evangelio de dios, se escribió como el llorar y crujír de dientes; el dormir de la humanidad en prueba de vida, fué la de no darse cuenta, de que el propio sistema de vida, segundo por segundo, constituía la tragedia de no volver a entrar al Reino de los Cielos; porque cada segundo transcurrido, tenía la equivalencia de una existencia de luz; y constituía la unidad para poder volver a entrar al Reino; el mundo de la prueba desde el primer instante ó primer segundo, en que aceptó al llamado capitalismo, dió principio a su propia caída en los destinos de la luz; porque segundo por segundo, se fué alejando del lugar de su orígen; la humanidad al aceptar al llamado capitalismo, lo hizo en comodidad y no en perfección; principió con desequilibrio; los primeros creadores del llamado capitalismo, no se impacientaron ni relacionaron al naciente capitalismo, con el contenido del divino evangelio de dios; nadie se interesó por lo de dios; las extrañas leyes capitalistas no fueron comparadas con las divinas parábolas de dios; esto constituye la más extraña y la más demoníaca comodidad, en toda la historia de la Tierra; porque por culpa de esta extraña comodidad, la humanidad no entrará al Reino de los Cielos; esta extraña comodidad, los volvió a dejar sin la herencia del cielo; porque ya había ocurrido en otras existencias, en otros mundos; porque habiendo principiado como microbio, el ser humano vivió otras muchas existencias; y lenta y progresivamente, lo que fué microbio, se fué levantando del suelo; fué adquiriendo mayor tamaño; y estando en el tamaño humano, volvió a caer de nuevo; volvió a olvidarse de dios, al elegir una forma de sistema de vida, en la Tierra; las continuas caídas del espíritu en sus propias experiencias de vidas, hace que perpetúe su geometría microscópica; hace que la deuda por violación a la ley de dios, se efectúe de nuevo, en geometría microbio; es decir así como era el propio tamaño, cuando violó la ley de dios, así será también igualmente, el tamaño geométrico que tendrá su cuerpo de carne, al pagar la deuda; esto se llama en el Reino de los Cielos, seguir arrastrándose en los planetas polvos; esta ley se vuelve a cumplir en la criatura humana; porque una vez más, volvió a caer en la prueba de la vida; volvió a demostrar que sigue siendo una roca de dureza mental, en su propia evolución; adelantándose el hijo de dios, a esta extraña dureza mental, es que dijo: Sobre esta roca construiré mi iglesia; quiso decir: Sobre estos duros para entender, los probaré en una forma de fé, que ellos mismos eligirán; porque el hijo de dios siempre respetó el libre albedrío de la criatura; es así que su divina doctrina, en nada perjudicó al libre albedrío humano; al contrario, le indicó lo que más le convenía para acercarse a dios; lo que sucedió fué toda una tragedia; porque la bestia dió al mundo, un extraño libertinaje en que nunca se pusieron de acuerdo, con respecto al único dios viviente; este extraño desacuerdo cumplió ley expansiva; es decir que se transmitió de generación en generación, y de padre a hijo; la dispersión mental, se convirtió en lo legal; el desvirtuamiento de cada uno se hizo a través de un extraño dormir; es por esto es que fué escrito: Todo espíritu duerme; la extraña obra de la bestia, dejó sin unidad al mundo de la prueba; la bestia descubrió que manteniendo la división entre las criaturas humanas, lograba inmensas ganancias; con un mundo unificado, no ganaba nada; su extraño lema era: divide y reinarás; la bestia era el mismo demonio; porque antes que surgiera la bestia, ya se había escrito eternidades de tiempo atrás, de que sólo satanás divide; el mundo de la prueba en su extraño dormir de siglos, no comparó esta divina parábola, con el reinado del llamado capitalismo; los seres humanos no aplicaron el contenido de las divinas escrituras de dios, a su propio sistema de vida; si lo hubiesen aplicado, otra sería la historia de la Tierra; porque todos los derechos humanos, están contenidos en las enseñanzas de las divinas parábolas de dios; por siglos lo han estado; y por ellos, el hijo de dios, juzjará los derechos que los hombres se dieron en la prueba de la vida, a través de las leyes humanas; y es más fácil que tenga derechos, en el divino juicio de dios, uno que defendió sus derechos, en la prueba de la vida; a que los tenga, uno que no los defendió; y los que persiguieron a los derechos, más les valdría no haber pedido la prueba de la vida humana; porque de ellos se hará tal escarmiento, en el llorar y crujír de dientes, que ellos mismos maldecirán la propia vida humana; el castigo de los que persiguieron los derechos pedidos en el Reino de los Cielos, será llamado juicio a los jinetes del Apocalipsis; porque tales individuos pertenecían a las llamadas fuerzas armadas, que surgieron durante el extraño reinado de la bestia; se les llamará jinetes del Apocalipsis, porque ellos mismos se habían creado sus propios apocalipsis; ellos mismos se apocaron; y no habrá para ellos, ni una molécula de misericordia; porque ellos no la tuvieron; el drama de los jinetes del Apocalipsis, arrastrará a otros millones de seres, a sus propias condenas; serán aquéllos que aplaudían a los jinetes del Apocalipsis; serán los que aplaudían a los que se habían tentado en el uso de la fuerza; los dormidos de la vida, no sabían a quienes aplaudían; y cuando lo llegan a saber, es cuando se les dice que no entrarán al Reino de los Cielos; la prueba de la vida, consistía en descubrir el mal; no consistía en aplaudirlo ni en alabarlo; si el planeta Tierra no hubiese conocido a los que se tentaron en el uso de la fuerza, muchas generaciones de seres humanos, habrían logrado entrar de nuevo, al Reino de los Cielos; porque cada segundo ocupado en la extraña práctica, del llamado militarismo, habría sido una existencia de luz, del cual el espíritu sería dueño; los que en la prueba de la vida, aplaudieron a los individuos que pertenecían a las llamadas fuerzas armadas, lo que hacían, era la de aplaudir, a su propia división del propio premio; porque no se podía servir a dos señores; no se podía vivir, aplaudiendo algo que nunca fué escrito, en el divino evangelio de dios; porque el llamado militarismo, no es árbol plantado por dios; los árboles de dios, son árboles con leyes de amor; no son árboles cargados de violencia ni de atropellos; los que aplaudieron a los individuos de la fuerza, aplaudieron a un extraño sistema de vida injusto; porque a los que aplaudían y proclamaban, pertenecían a un extraño y desconocido sistema de vida, que ninguno de la humanidad había pedido a dios; a los tales, el Hijo Primogénito les llamará extraños, y no los reconocerá como hijos de la luz; es más fácil que el hijo de dios reconoza como a hijos de la luz, a los que defendieron a la luz, durante la prueba de la vida; a los extraños les pesará un infinito el no haberse sacado la extraña indiferencia conque vivieron en la vida; porque tal indiferencia será considerada como un desprecio a dios; y tal desprecio se paga por segundos; cada segundo de extraña indiferencia equivale a perder una existencia de luz; esto provocará inmenso llorar y crujr de dientes, en millones de indiferentes y de orgullosos; cuando en un planeta de pruebas, como lo es la Tierra, surge un sistema de vida injusto, sus criaturas que lo viven, son saturadas en sus áureas, con un magnetismo de tinieblas; este magnetismo cada uno lo verá en la television solar del hijo de dios; es por esto es que fué escrito: Todo ojo verá; todos verán, lo que había dentro de ellos; y para evitarle cosas desagradables a la criatura humana, es que se dijo y se escribió: Conócete a tí mismo; porque fué la propia criatura en prueba de vida, la que se saturó en su propia áurea, al hacer en la vida, tal ó cual cosa; y todo lo que se hizo en el llamado capitalismo, absolutamente todo, estaba desvirtuado; por lo tanto las áureas de los llamados occidentales, son áureas desvirtuadas; la única esperanza que quedaba, era la de abandonar el sistema de vida capitalista; es por esto es que fué escrito: ¿Maestro, qué debo hacer para salvarme? deja tus cosas y lo que más quieres, y sígueme; esto equivale a decir: Si tu sistema de vida está corrompido, déjalo; el término: Sígueme, quería decir que en donde hubiesen leyes sanas, allí estaba la divina moral de Cristo; cada cual tenía la obligación moral en la prueba de la vida, de buscarse un ambiente sano para no dividir lo bueno; en el llamado mundo occidental, estaba lo peor del género humano; porque tenían la influencia del oro; y en donde hay influencia de ambición, surge en forma instantánea, la pudrición moral; el propio mundo es testigo de la triste caída de la bestia; millones de seres presencian la decadencia de los que se hicieron llamar en forma indebida, los reyes de la creación; la propia experiencia demuestra todo lo contrario; ellos fueron reyes de su propia pudrición moral; y es por esto es que se anunció llorar y crujír de dientes; porque la moral es la base de toda divina determinación de dios; la caída de los influenciados por el oro, fué inevitable; porque con siglos de anticipación, fué anunciada tal caída; y aquí estamos frente a lo más extraño; el extraño fenómeno de un olvido, por parte de las generaciones que vinieron a la prueba de la vida; generaciones enteras incluso habiendo leído al divino evangelio de dios, aplaudieron al capitalismo, que había sido sentenciado por dios; este extraño fenómeno no lo pudieron explicar los psicólogos de la Tierra; porque hasta ellos cayeron, en el extraño olvido; y dentro del olvido, había un extraño desvirtuamiento que atrapó a la criatura humana y ésta legalizó al llamado capitalismo, ensalzándolo como libre; esta actitud para con algo, que estaba sentenciado por dios, hace que los grandes del capitalismo, sean avergonzados y ridiculizados por el hijo de dios, y por las masas; el estado emocional de libre, se quejará en contra los creadores de la bestia capitalista; porque el llamado capitalismo no es del Reino de los Cielos; es extraño al Reino; y lo libre es del Reino de dios; los creadores de la bestia capitalista, nunca fueron libres; porque todos eran presos de sus propias pasiones, por poseer más que otro; el que nada anhela, por no perjudicar a otro, éste sí que es libre; porque no es prisionero de sus complejos; el drama de la bestia capitalista, consistió en que habiendo probado algo ilegal ante dios, le es quitado lo que probó y se queda con menudo descuento; porque escrito fué, de que Jehova dá y quita; a los llamados ricos, les quita el predominio que ejercían sobre otras criaturas; y los que antes los adulaban, ahora los desprecian; es decir que Jehova pone y quita sensaciones, en sus criaturas, para que se cumplan los pedidos que las propias criaturas le pidieron en el Reino de los Cielos; esta ley fué anunciada en la propia sagrada escritura: Y Jehova dios, puso enojo en faraón; y lo hizo para probarlo y para que se cumpliera la historia, salida del propio libre albedrío humano; la divina intervención de dios es silenciosa; siempre ha sido así; porque la propia criatura humana lo pidió a dios; la humanidad desconocía la intervención invisible de dios, en la Tierra; y lo pidió como una prueba; esta divina Revelación hará llorar a millones de seres, porque en una ú otra forma, renegaron de dios, porque no lo veían; estos seres son los indiferentes para con ellos mismos; son los vividores de la vida; y hasta se atreven a decir, que creen en dios sin estudiarlo jamás; ¡pobre de ellos! porque no volverán a tener otra oportunidad de burlarse de dios; porque toda extraña indiferencia y todo vacío mental hacia dios, se considerará como una burla hacia dios; pues se había enseñado, de que El era el divino Creador de todas las cosas; este divino anuncio era más que suficiente para que nadie se olvidara de dios; porque es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que ningún segundo de sus vidas, olvidaron a dios; el drama de los que olvidaron a dios, abarca a muchedumbres de millones de seres; cuyas mentalidades fueron limitadas por seres acomplejados por lo mismo que no entendían; los llamados religiosos eran miedosos de la verdadera espíritualidad; ellos temían a lo que era superior al propio pensar de ellos; ellos temían la ley común, la única ley que unifica desinteresadamente a los planetas; los acomplejados religiosos optaron por el camino fácil, optaron por la bestia y optaron mal; porque con la bestia ellos caen; la extraña alianza entre capitalismo y religión, tiene su trágico fín, en el llorar y crujír de dientes; los llamados religiosos jamás nunca excomulgaron a los fabricantes de armas; ni los tocaron; es por esto que el hijo de dios los llamará cómplices de la bestia; ellos engañaron a un mundo que por cómodos se dejaron influenciar por un falso guía; el llamado mundo cristiano fué reacio en buscar la verdad, por su propia cuenta; fué es y será un mundo sin mérito propio; eran simples imitadores de fé intuitiva; no eran de fé ilustrada; si hubiesen sido de fé ilustrada, el mundo cristiano no habría caído en el error de adorar imágenes; este extraño mundo de la fé, jamás nunca se preguntó, si lo que hacían, era ó no agradable a dios; fueron aventureros de su propia fé; porque la fé sin ilustración, es perder el tiempo; y la divina advertencia de esto, estaba en el contenido de la divina parábola que decía: el que busca encuentra; y toda búsqueda contiene una explicación que ante dios se vuelve ilustración; más, la búsqueda de los que se ilusionaron por el mundo, fué extraña búsqueda que contenía un extraño límite; límite que nadie había pedido a dios; y fué el propio dormir de cada uno, que creó su propio límite viviendo en una naturaleza infinita; la propia proyección de las cosas, fué empequeñecida por el excesivo apego a lo del mundo; el extraño concepto de la eternidad quedó reducido dentro de los límites de un planeta polvo; los que hicieron así, no volverán a entrar al Reino de los Cielos, porque ellos mismos no reconocieron a lo que no tenía límites, durante la prueba de la vida; los tales se empequeñecieron según el grado de indiferencia conque miraron al valor de la vida; la mayoría de este mundo, volverán a ser criaturas enanas, microscópicas, polvos en otras existencias, en otros mundos; el tamaño físico a tener en el futuro, depende de la propia obra mental de cada uno; y es más fácil que tenga la oportunidad de llegar a ser un gigante, uno que se agigantó en la interpretación del universo; a que lo llege hacer, uno que empequeñeció tal interpretación; escrito fué de que todo sería juzjado, según la obra; lo que el mundo de la prueba no advirtió en este divino mandato, fué que el divino juicio era molecular; lo molecular correspondía a la palabra humilde del divino evangelio de dios; porque ¿qué más humide por su tamaño, que una molécula? la deducción de esto, estaba también escrita en el divino evangelio de dios; lo humilde y lo pequeño, eran por igual, divinos mandatos sobre la materia y el espíritu; porque siendo dios infinitamente justo, El y sus divinas leyes, son igualitarios; porque nadie es menos delante de dios; ni la materia ni el espíritu; el que no lo pensó así en la forma de fé que cultivó en la prueba de la vida, cayó en la prueba; empequeñeció el divino poder de dios; falseó lo que no debió de ser falseado; el que cayó poniéndole límites a dios, no entra al Reino de los Cielos; la humanidad no debió de haber mirado en menos, a nadie; ni a la materia; porque nada era imposible para dios; a la criatura humana se le advirtió, de que dios todo lo podía; que de la materia sacaba vida y del espíritu, sacaba materia; el drama humano frente al divino poder de dios, estaba encerrado en esto; la concepción que cada cual tenía de dios, jamás nunca debió de haber tenido límites; porque tal límite, se viene en contra del que dejó que tan extraño y desconocido límite, lo influenciara; en el divino juicio de dios, millones de seres llorarán por culpa de este límite; y maldecirán a los llamados religiosos del mundo; porque habían recibido la influencia de ellos; estos extraños guías de la fé, jamás les hablaron del infinito cosmos, que había creado dios; ellos nunca vincularon lo infinito con la fé; y no lo hicieron, porque intelectualmente no eran capaces; y el que se atrevía hacerlo, ellos lo perseguían, y no lo dejaban a que expusiera sus ideas; si no lo perseguían, lo aislaban; tan extraño abuso en contra del libre albedrío de otros, se paga por segundos, molécula é ideas, en el divino juicio de dios; todo abuso se paga en presencia del hijo de dios; porque es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que jamás abusaron en la prueba de la vida; a que puedan entrar, los que se tomaron el extraño libertinaje de hacerlo; la secta religiosa ó roca religiosa, fué el artífice de la caída de generaciones de millones de seres; estas generaciones pecaron de cómodas; pues se confiaron en otros, lo que debió de haber sido una búsqueda propia salida de sí mismo; el drama humano descansaba en un reducido grupo de ignorantes, que habían interpretado el divino evangelio de dios, según sus conveniencias materiales; estos extraños intérpretes de la eternidad, nada especial tenían; ellos eran tan desequilibrados, como lo pudo ser cualquiera criatura mundana; hasta influenciados por el oro, eran; pues lanzaron la primera piedra, comerciando con los divinos Sacramentos; ¡y por siglos el mundo no despertaba! sólo despertó con la llegada de la divina Revelación del Padre Jehova; ¡bienaventurados los que despertaron mucho antes de la llegada del Cordero de dios! porque ellos volverán a ver la luz; porque sus esfuerzos por salvar el alma, ocurrió durante el tiempo de la prueba de la vida; ocurrió durante el tiempo de prueba, pedido a dios; el mayor mérito sucedió durante la vida; los arrepentidos de última hora, tienen menos mérito ante dios; los que despertaron a última hora, mayor daño causaron al mundo; porque el dormir de ellos duró más; cada criatura humana al recibir la influencia de la bestia, se hizo cómplice de ésta; sólo los revolucionarios que lucharon contra ella, no son cómplices de la bestia; y el primer revolucionario que luchó contra la bestia capitalista, fué el propio hijo de dios; fueron los burgeses romanos y judíos, los que complotaron para que el hijo de dios muriera; el hecho de que ningún rico del naciente capitalismo antiguo, no entraran al Reino de los Cielos, fué el acabose para ellos; no le perdonaron ni al hijo de dios; menos perdonan a los simples mortales, que tratan de enseñar al mundo, una justicia mejor y superior a la de la bestia; la causa por la cual matan los individuos pertenecientes a la bestia, es el extraño complejo a la posesión de las cosas; los llamados capitalistas acaparan mucho y no se estudian así mismos, del porqué acaparan; no le dan importancia a la filosofía, para poder entender a la vida; y al carecer de causa filosófica sus extraños acaparamientos, se tientan con facilidad en el uso de la fuerza; porque en el instante de acaparar, no pensaron en las necesidades de las criaturas del planeta; se hicieron individualistas en la lucha colectiva para ganarse el sustento para vivir; el drama de los extraños ricos, consistió en que los que los imitaron, reencarnaron dentro de sus individualidades, las demoníacas psicologías de la rapiña y la explotación; el principio de los extraños ricos, fué un principio totalmente carente de amor; pues ellos le dieron mayor importancia a la ganancia basada en el cálculo y la astucia; y en sus perfeccionamientos hereditarios, no renunciaron jamás a ello; fueron rocas de durezas mentales, hasta el fín; no quisieron poner en práctica, el conocerse así mismos, para rectificar los errores del espíritu; no le dieron importancia al divino consejo de dios; el divino Padre Jehova, ya lo sabía desde eternidades atrás; es por ello que El les anunció el drama a los ricos, hace ya muchos siglos; antes que éstos nacieran a la vida; el tremendo dormir de tantas generaciones, con respecto a la bestia, constituye el mayor de los dramas en la historia del planeta Tierra; drama que fué anunciado en el divino evangelio de dios, como el llorar y crujír de dientes; este extraño dormir de seguir y de imitar a un violador de la divina ley de dios, constituirá un misterio hasta para los afectados; un misterio de las tinieblas; porque la causa del dormir es una caída que cuesta explicar la causa; el dormir del que nadie escapó, a excepción de los niños, demuestra que los seres humanos vienen de las galaxias de las tinieblas; sus presencias en el Reino de los Cielos, fué un instante para que los reencarnaran, para poder conocer una forma de vida, que no conocían; fué la gran oportunidad de ser probados por dios; la prueba de la vida consistía en no caer en un sistema de vida injusto; y mucho menos, en un sistema de vida, que había sido sentenciado por dios, hace ya muchos siglos atrás; la sentencia divina es expansiva sín límites y alcanza también a los seguidores del capitalismo; alcanza a todas sus generaciones porque los divinos mandatos, consejos y advertencias de dios, no tienen límites; es una sucesión eterna de mundos, que no tiene ni principio ni fin; la más grande sorpresa dolorosa, la recibe la bestia capitalista; porque tres cuartas partes del divino juicio de dios, recae sobre la bestia; recae sobre los más poderosos de un extraño y desconocido sistema de vida; se dice extraño, porque el hijo de dios, no reconocerá al llamado capitalismo, surgido durante la prueba de la vida; porque siglos antes, su divino Padre Jehova, lo había sentenciado; los siglos entre Padre e hijo, representan sólo un instante, en sus respectivas trinidades; Trinidad Padre se comunica por telepatía viviente, con Trinidad hijo; y en virtud del divino libre albedrío de Trinidad Padre, el divino Padre Jehova no se deja ver; sigue probando al mundo de la prueba; y desde lo invisible, dicta su divina Revelación a su hijo más antiguo, porque nada es imposible para dios; la invisibilidad de dios, hizo caer a los que tenían ojos y no veían; ni remotamente pensaron estos caídos, que el Eterno sin materializarse, deja semillas de doctrinas, en infinitos planetas de pruebas; no lo pensaron porque estaban influenciados por extrañas creencias que incluían extraños límites al divino poder de dios; ninguno de los que tenían ojos y no veían, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de dios, los que fueron ciegos y que no escucharon que la divina Revelación, ya estaba en el planeta de pruebas Tierra.-

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, LAS LLAMADAS NACIONES POBRES, COMPRABAN LAS ARMAS A LAS MÁS RICAS; LAS MISMAS NACIONES POBRES AL COMPRAR ARMAS A LOS MÁS PODEROSOS, LOS HICIERON MÁS PODEROSOS AÚN; LAS NACIONES POBRES QUE SIEMPRE TUVIERON GUÍAS DE ESCASA MENTALIDAD, PERPETÚARON SU YUGO POR SIGLOS; TODOS LOS QUE PARTICIPARON EN LA COMPRA DE ARMAS, TODOS SERÁN CONDENADOS POR EL HIJO DE DIOS; EL ARMAMENTO NADIE LO PIDIÓ A DIOS; PORQUE TODOS LE HABÍAN PEDIDO LEYES DE AMOR; LOS COMPRADORES DE ARMAS Y LOS QUE LAS FABRICARON, PROVOCARÁN LA IRA DE JEHOVA; ES MÁS FÁCIL QUE EL DIVINO PADRE SE ALEGRE, POR LOS QUE ESCOGIERON EL CAMINO DEL AMOR, EN LA PRUEBA DE LA VIDA; A QUE SIENTA DIVINA ALEGRÍA, POR LOS QUE SE TOMARON EL EXTRAÑO LIBERTINAJE, DE FABRICAR COSAS PROPIAS DE LAS TINIEBLAS.-

Sí hijo; la cegera del género humano fué inaudita; el dormir que le causó la bestia fué su propia tragedia; la poca mentalidad y la casi nula profundidad en lo espíritual de los llamados presidentes y reyes de las llamadas naciones, hizo que el sueño ó dormir de sus propios derechos, fuera una piscología legal; lo ilegal de la prueba de la vida, se convirtió en legal; los que crearon las bases del propio sistema de vida, lo hicieron con una debilidad espíritual; en el instante supremo de crear sistema de vida, ellos estaban influenciados por una extraña concepción de lo que era la materia y de lo que era del espíritu; esta extraña concepción era una tiniebla; era un desequilibrio mental; era una magnetización cuya cualidad y calidad, eran de las tinieblas; el extraño sistema de vida surgido de las extrañas leyes del oro, fué extraño producto de acomplejados al oro; la posesión miró en menos al espíritu; y dió principio a un drama de injusticias que perduraría por siglos; y mareas de criaturas humanas, conocerían un extraño desequilibrio en que ninguna de ellas, ninguna lo había pedido a dios; la prueba de la vida se convertía en drama ó yugo de injusticia; el reinado de la bestia fué despiedado; lo que en un principio fué un complejo ó un desequilibrio, se transformó con el correr del tiempo en una bestia; en que ni sus criaturas que la recibieron por herencia, fueron capaces de sacársela; la bestia en su desesperación y en no poder vencer su extraño complejo al oro, perfeccionó a la fuerza; como todo cobarde, los influenciados por el oro, se valieron hasta del atropello de lo que antes era respetable; en el último tiempo degeneró la bestia; creó al demonio llamado ciencia atómica; un demonio sin destino filosófico; un extraño demonio salido de una extraña causa que era el miedo mental de los acomplejados al oro; un extraño demonio de fuego creado por desequilibrados mentales, cuyo dios era el oro; tales desequilibrados mentales, no pudieron vencer la fuerza irresistible que sale de la moral de los humildes; porque a los creadores de la bestia, les sorprendió el divino juicio de dios; el tiempo de la prueba de la vida se cumplió; la bestia perdió por falta de evolución; su perdición fué la de no haber tomado en cuenta a dios, cuando sus primeros antepasados, se tomaron el extraño libertinaje de crear sistema de vida, teniendo ellos en sí mismos, un desequilibrio mental llamado ambición; la caída de la bestia fué una caída semejante a la caída de sus primeros padres terrenales en el paraíso; ambos cayeron por lo más microscópico que la mente pueda imaginar; ambos cayeron por una microscópica e invisible sensación; en que exteriormente en Adán y Eva se expresó en una desobediencia hacia dios; y en la bestia en una extraña usura por la posesión; las caídas ante dios principian por lo más microscópico que tiene cada individualidad pensante; porque nadie es menos en la divina Justicia del Padre; el que no lo pensó así, no entra al Reino de los Cielos; porque fué divinamente enseñado de que todo humilde y pequeño, es grande en el Reino de los Cielos; los acontecimientos del divino juicio de dios, volverán a recordárselo al mundo de la prueba; recuerdo pedido por la humanidad misma al divino Padre Jehova.- Así es hijo tal como lo piensas; el dibujo celeste enseña que de los mismos elementos salen las ideas físicas que cada cual generó en la prueba de la vida; es así que hasta los elementos acusarán a los que habiendo generado ideas, lo hicieron pensando en los armamentos; el llorar y crujír de dientes que tendrán los que pensaron en armas, será inmenso; porque los elementos les negarán su concurso como tales, a todos los que se tentaron en el extraño libertinaje de valerse de las armas y que en el divino juicio de dios, pidan ser resucitados a niños ó niñas de doce años de edad; porque es más fácil que le sea resucitada su carne, uno que al generar idas, lo hizo pensando en el amor; a que sea resucitado uno que en sus pensamientos, se dejó influenciar por sensaciones de armas; los que se dejaron influenciar por las llamadas armas de fuego, recibirán fuego eterno; los que se dejaron influenciar por leyes de amor, recibirán amor; el amor es del Reino de los Cielos; las armas son de la bestia; y la bestia dió la contra a lo del Reino de los Cielos, durante su prueba de vida; los que se perfeccionaron en el uso de la armas, serán llamados cómplices de la bestia en el llorar y crujir de dientes; y ninguno de los que fueron cómplices de los que siempre le dieron la contra a dios, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; el darle la contra a dios, consiste en preferir el uso de la fuerza, antes que el uso del amor; la caída de los individuos que pertenecieron a las llamadas fuerzas armadas, durante el reinado de la bestia, se debió a que se durmieron; la bestia los ilusionó y les creó una extraña indiferencia hacia la humildad en los hábitos de los pueblos; las llamadas fuerzas armadas, sólo sirvieron a un minúsculo grupo de acomplejados al oro; porque mientras exsistió el llamado capitalismo, exsistió también el primitivismo llamado fuerza armada; todas las filosofías de la luz, son del Reino de los Cielos; la fuerza no lo es; y los sistemas de vidas interesados tampoco son del Reino de los Cielos; esto constituye el dormir de la humanidad; los seres humanos no se dieron cuenta a medida que pasaban los segundos de vida, que en ellos mismos iba acumulándose un extraño desvirtuamiento; y el divino juicio llegaría en un instante dado en que ellos serían sorprendidos viviendo este desvirtuamiento; la criatura humana es tomada por sorpresa en medio de su propia psicología que le dió la bestia; se produce el choque emocional entre lo que se creyó que era lo normal en el propio pensar, y la divina psicología traída por el hijo de dios; esta divina psicología es la misma que todos pidieron en el Reino de los Cielos; es la misma que está en el divino evangelio de dios; lo traído de arriba es igual a lo que estaba escrito abajo; el dormir momentáneo de la humanidad, fué provocado por las extrañas costumbres de la bestia; lo efímero será despertado por lo eterno; la importancia a lo efímero trae siempre llorar y crujír de dientes, en los planetas de pruebas; es más fácil que en sus futuras exsistencias tenga a la eternidad de su parte, uno que en sus sensaciones, no le dió importancia a lo efímero; uno que no se puso límite alguno; a que la tenga, uno que cayó en extraño límite; la prueba de la vida consistía en comprender lo de dios; en comprender lo que no tenía ni principio ni fín; porque todo límite hacia dios, será considerado como una negación y una falta de fé, hacia el infinito de dios; quien empequeñece a dios, se empequeñece así mismo; porque los empequeñecedores siempre tendrán exsistencias pequeñas; esta ley dura mientras dure en ellos, la extraña soberbia de empequeñecer a dios; todo lo mental realizado en la prueba de la vida, que se dejó influenciar por límite alguno, tal límite recae en la misma criatura; es así que los que escogieron la carrera de las armas, en la prueba de la vida, tendrán por destino, ya nó los planetas de la luz; tendrán por destino, lo mismo que ellos prefirieron en la vida; tendrán por destino planetas de las tinieblas; en donde jamás encontrarán ni la paz ni el amor; los influenciados por las armas, escogieron mal; porque el uso de la fuerza, no conduce a dios; ningún llamado uniformado perteneciente a las llamadas fuerzas armadas de la bestia, ninguno volverá a conocer, algún mundo de la luz; ellos perdieron una oportunidad más, en la prueba de la vida; el camino que cada cual escogió en la prueba de la vida, es el equivalente a su propio cielo; cada vida representa un cielo con sus propias características; como las llamadas fuerzas armadas no pertenecen al Reino de dios, es que todo uniformado no tiene herencia en dios; es más fácil que tenga herencia, uno que cumplió las leyes de amor de dios; a que tenga herencia, uno que escogió el libertinaje de hacer uso de la fuerza, y no haberla pedido a dios; porque ninguna forma de atropello se pide a dios; es cosa sabida en el Reino de los Cielos, de que el Eterno es infinitamente amoroso; es decir, que es una insolencia, el pedir a dios, sensaciones de atropello, como lo son los que escogieron el extraño camino de las armas, en la prueba de la vida; los que pertenecieron a las legiones de satanás, fueron traidores a dios; ellos le prometieron cumplir con las leyes de la luz; y la luz de dios, excluye toda forma del uso de la fuerza; hacer lo contrario a lo prometido, será considerado traición, en el divino juicio de dios; es lo que quiso decir la divina parábola-advertencia: No se puede servir a dos señores; porque en el Reino de los Cielos, se prometió servir sólo a uno; el que no lo comprendió así en la prueba de la vida, perdió en la prueba; es lo que les sucedió a todos los individuos pertenecientes a las llamadas fuerzas armadas, surgidas durante el extraño reinado de la bestia.-

DIVINO SIGNIFICADO DE LOS 7 SELLOS; LA DIVINA REVELACIÓN QUE CORRESPONDE A LOS TIEMPOS CELESTIALES; UNA DIVINA FORMA EN EL DIVINO LIBRE ALBEDRÍO DEL DIVINO PADRE JEHOVA; LA DIVINA INTENCIÓN SALIDA DE ÉL.-

Sí hijito; sé que estás intrigado por esta Revelación; también lo están los investigadores y estudiosos de la verdad; esta es una de las pocas revelaciones con contenido material; los siete sobres; los siete sellos; significan infinitas leyes; entre ellas está la que dice: todo espíritu es probado en la palabra de dios; los ejemplos materiales conque se expresa tu divino Padre Jehova, tienen esa intención; ¿como único Padre del universo infinito, ¿no puedo probar a mis creaciones? si los padres terrenales prueban las intenciones de sus hijos, como no ha de hacerlo el Creador de padres? la respuesta al contenido de los divinos sobres sellados, tiene infinitas revelaciones; no son secretos del divino Padre; el divino Creador no tiene secretos; tiene leyes; leyes que regulan el universo expansivo pensante; la filosofía del secreto, no es árbol plantado por el divino Padre; y de raíz será arrancado; todo secreto, se vuelve nada ante el divino Padre; ¿no estoy acaso en todas partes? ¿no estoy acaso en la mente, del que crea el secreto? todo secreto es pariente de otro árbol, que no plantó el divino Padre Jehova; me refiero hijito a las malditas ciencias ocultas; que es la soberbia hecha ciencia; ¡pobres de aquéllos que cultivan, lo que no plantó el divino Padre! de ellos son las tinieblas; de ellos salen los mundos de filosofías que no son de mi divina luz; así como un humilde se hace su propio cielo, así un soberbio se hace su propio infierno; son las ideas las que cuentan; de ellas nacen los futuros mundos y sus cielos; toda revelación sale del divino Padre; toda expresión que del Creador sale, no puede considerarse con el cálculo humano; el divino Padre cuando se dirige a un mundo, lo hace a la vez con infinitos otros; es uno y es infinito a la vez; toda revelación, sale primero de los tiempos celestiales; que son los tiempos normales en el Reino de los Cielos; luego se expresa en infinitos tiempos planetarios; empezando por los más humildes; empezando por los tiempos y espacios que reinan en las microscópicas moléculas; todo humilde es primero en saber las nuevas del Señor; no olvidéis que el divino Padre ha creado un universo viviente; donde el mayor es el menor; donde la verdadera gloria la posee el más microscópico, dentro de lo microscópico; es por eso que ninguna criatura humana sabe el contenido de los divinos sobres sellados; ahora lo sabrá.- Sí hijito; este dibujo celeste enseña que los siete divinos sobres de que hablan las sagradas escrituras, es un desprendimiento del divino pensar del divino Padre, un Padre puede expresarse de muchas maneras; sobre todo si ese Padre, es el divino Creador; ¿no se enseñó en este planeta que el Padre es infinito en todo? por lo tanto tratad de no hacer un misterio en esto; es cierto que mi divina intención, fué provocar curiosidad en las mentes de mis hijos; lo hice porque escrito está que todo espíritu es probado; y lo es, en una forma tal, que ningún espíritu se dá cuenta de ello; pero estad seguros hijos terrenales, que hasta vuestros suspiros son juzjados en el Reino de los Cielos; vuestros segundos vividos; vuestras infinitas ideas; una por una; todo sentimiento vivido a lo largo de la exsistencia; nada absolutamente nada queda que no sea juzjado; hasta vuestros microscópicos poros y células son juzjados; porque ellos son chiquitos y humildes; y la criatura humana sabe que todo humilde es grande en el Reino de los Cielos; allí lo microscópico adquiere proporciones colosales; y se torna vida viviente; porque pertenece al universo viviente de un dios viviente; y los poros acusan a todo espíritu que escandalizó con el cuerpo de carne; el espíritu no está sólo en la vida; nunca lo ha estado; todo es divina alianza en el universo; alianzas eternas; quien no sea amoroso con sus propios impulsos, no entra en el Reino de los Cielos; todo escándalo atropella toda moral; hasta la moral interna del propio espíritu; nada causa más pavor al espíritu escandaloso, que ser acusado por estos humildes hijos; que amorosamente acompañaron al espíritu a probar una forma de vida en determinado planeta; a acompañarlo en su propia perfección; el no recordarlo el espíritu durante la vida, constituye la suprema prueba espíritual; una divina prueba que impacta en forma abismante en su propio destino; de sus propias actitudes que tuvo el espíritu en la vida, depende su otra futura exsistencia; escrito fué para el mundo, que hay que nacer de nuevo para ver el reino de dios; sólo naciendo en infinitas formas de vida, se comprende la grandeza del Creador; el divino poder del Señor, no se reduce a un sólo mundo; porque muchas moradas tiene el divino Padre; que están diseminadas en un infinito, que se expande más y más; El divino poder no está sujeto a la especie humana; en el sentido que sea la única creación viviente; ¿y los mundos colosales del espacio que son? ¿no nacieron eternidades antes que naciera el polvito planetario llamado Tierra? y que es casi un desconocido en el Reino de los Cielos; las siete cartas y los siete sellos que ningún ser humano podría abrir, simbolizan que todo poder salido de todo libre albedrío, no es nada en comparación por la causa divina de que emanaron las divinas cartas y los divinos sellos; esto equivale a lanzar la primera piedra, sin saber su propio orígen; significa que la más grande ignorancia, juega con algo que no conoce; el interés en saber el contenido de los divinos sobres, es propio de la psicología de unos monitos de carne; el contenido de los divinos sobres, está en la nueva revelación; que es el divino juicio final y moral; de una generación que fué advertida de ello, muchos siglos atrás; la escritura telepática no tiene límite; es lo que no comprendieron los primeros elegidos; a pesar que lo supieron; llorar y crujir de dientes les espera; el puntaje divino perdido por esta actitud egoísta, es abismante; si estas criaturas que el mundo conocerá están en el Banquillo de los acusados, es porque ellos lo quisieron; ya habían hecho lo mismo; en otros mundos con otras escrituras; son los falsos profetas; que en la Tierra se hacen llamar cristianos; y no tienen la menor idea de mi divina palabra; jamás la han investigado; acusados de hipócritas serán en el Reino de los Cielos; ¡y son millones y millones los falsos profetas! que además de ser hipócritas y falsos con sí mismos, son ciegos guías de ciegos; es decir transmiten su propia ignorancia a sus propios hijos; transmiten el error; transmiten una forma de ser, que será maldecida por sus propios hijos; pues según las creencias que se tuvo en la vida, así será la eternidad ganada; y la forma de vivir que tienen los que adoran el oro, no presagia nada Bueno; al contrario; ningún rico sea nación ó criatura, entra en el Reino de los Cielos; y junto con ellos, arrastran a sus hijos; ¡pobres padres de la Tierra! ¡cómo maldeciréis el haber nacido! ¡cómo maldeciréis a vuestros propios padres! ¡cómo maldeciréis las comodidades de la vida! ¡sabiendo que se os cierran el Reino de los Cielos! ¡cómo maldeciréis el oro! ¡cómo maldeciréis la ciencia del Bién! ¡cómo envidiaréis a los pobres y humildes! y no os extrañéis; ¿acaso no fué escrito que todo humilde y explotado es ensalzado y todo grande y rico despreciado? la divina moral de los divinos Mandamientos, no mandan hacerse rico; ni mandan hacerse rey; mandan ser humilde por sobre todas las cosas; El modo de vivir repercute en las leyes del universo viviente; jamás estas leyes han sido acondicionadas, a los intereses de los espíritus; al contrario; se ordenó al mundo respetar la ley; la ley del divino Creador; la eterna; la infinita; no la ley del César; la ley pasajera; la que ha explotado a mis hijos, por siglos y siglos; es por eso que el divino Padre Jehova, deja al libre albedrío a los llamados revolucionarios; siempre que no traspasen la moral de sus propias conciencias; pues si esto sucede, son cortados como hijos de mi luz; y se transforman en demonios vivientes; como ya ha ocurrido en la Tierra; todas las guerras que ha sufrido el mundo, no ha salido del rebaño; no ha salido de los pueblos; ha salido de los que se hacen llamar gobernantes; gobernantes de sus propios errores; nadie en la Tierra debió iniciar guerra alguna; todos los espíritus que han salido del Reino de los Cielos, han prometido no matar en la prueba de la vida; no siempre cumplen los espíritus imperfectos; si es castigado en mi morada todo aquel que mata en nombre de su patria terrenal, más castigados son aquéllos, que son la causa de la caída de los demás; todo provocador de guerra y todo fabricante de armas, maldecirá haber venido a la vida; maldecirá atropellar mis divinos Mandamientos; ¿no le enseñan ellos, no matarás? ¿no se lo vienen enseñando aún, antes del nacimiento? igual enseñanza recibió el espíritu en el Reino de los Cielos; lo de arriba es igual a lo de abajo; la misma moral que enseñan los divinos Mandamientos, en la Tierra, es la misma en el Reino de los Cielos; por ella será juzjada la humanidad terrestre; toda filosofía humana que no contenga esta moral, de raíz será arrancada en el conocimiento humano; los siete sobres con sus sellos simbolizan también la intelectualidad de todo espíritu humano; los sobres llevan en su interior escritura; ellos están escritos en el Reino de los Cielos; y representan la divina psicología de la Santísima Trinidad; los divinos símbolos son infinitos; pues las humanidades también son infinitas; así como el sobre es conocido en la Tierra, es a la vez desconocido en otros mundos; donde las escrituras son desconocidas; en el Reino de los Cielos, todo mandato; toda profecía; toda revelación se explica por escritura; cuyo vehículo es la misma mente de fuego; allí se escribe a través de los ojos; el microscópico Brillo que poseen los ojos humanos, se transforma en la eternidad, en fuego viviente; divino fuego que escribe intelectualidad viviente; que es otro fuego; que se asimila con el fuego del espíritu; esto ocurre cuando el espíritu nace de nuevo a la vida; el conocimiento adquirido en cada exsistencia, anula las pasiones y también la carne; y la criatura se vuelve Brillante; escrito fué: débil es la carne; puesto que es anulada por el conocimiento viviente; nada resiste al conocimiento; madura al grado tal, que el espíritu se vé irresistiblemente obligado a tomar en divina alianza, otro cuerpo de carne; este cuerpo de carne, es sacado de la misma caloría del espíritu; que es como un microscópico sol viviente; aquí está el Alfa y la Omega del principio del género humano; mi divina palabra sólo ha explicado consecuencias morales, que provocó la primera pareja escogida; porque parejas como Adán y Eva, las había en un grado tal, como la mente pueda imaginar; todas las demás parejas vivieron su propia dimensión; tuvieron sus propias historias; sus propios juicios finales; sus propios destinos; y el hombre aún no aparecía; el hombre es la última forma de vida, en el plan divino; en lo que respecta al planeta; jamás el hombre en su condición de hombre, será único; ni el primero; se acabará la Tierra, y el planeta será recordado en los mundos de la eternidad, como un rebaño de monitos de carne; una de las infinitas formas de vida que hay en el universo; por lo tanto ser el primero, es sólo una quimera; el primero es el último frente al infinito; sólo el Padre es eternamente el primero; y lo será por siempre jamás; la caída de colosales mundos, es casi siempre por rivalidad de supremacía; esos mundos tratan de dominarse entre sí; para ellos exsiste la posesión del infinito; universos contra universos; y son mundos de tamaños tales, que llenarían de pavor al microbio humano; porque esa es la comparación; son los mundos del macrocosmos; si el hombre visitara uno de estos mundos, la propia exsistencia no sería suficiente, para recorrerlo; aunque viaje a una velocidad superior a la luz; y te diré hijo que esos mundos, son a la vez microbios en comparación con otros; cuando estallan guerras entre mundos y soles, pasan universos completos en sus respectivas evoluciones; pues cada mundo y cada sol, vive su propio tiempo; encerrado en su propia dimensión; exsiste en esto una eternidad, que es diferente a las otras eternidades; pero todas salidas de una misma causa; el Padre; que para muchos de estos colosales mundos, es desconocido; porque la misma evolución, trae consigo sus propias leyes de propia soberbia; todo está sujeto al todo en el todo; un todo viviente que es estacionario; que sólo dura, mientras duren los tiempos que se formaron en divinas alianzas en el Reino de los Cielos: todo acuerdo es consecuencia del avance del espíritu; a mayor conocimiento logrado por un espíritu, más avanzado será su futuro mundo; más sabiduría contendrá la filosofía de ese mundo; más cercano a paraíso será; y más lejano a un infierno; mayor jerarquía tendrá ese mundo en el concierto de los mundos; exsisten mundos que rivalizan en maravilloso conocimiento; Bastaría una microscópica parte de ese conocimiento, para transformar al conocimiento de la Tierra; pero escrito está, que todo conocimiento debe ganarse con esfuerzo; debe ganarse con el sudor de frente; así lo lograron esos colosales mundos; que en un instante dado, son grandes en el Reino de los Cielos; todo lo que vé la criatura humana, lo vé suspendido en un espacio; y este espacio es infinito; teniendo en sí mismo, todas las creaciones que la mente pueda imaginar; pero este espacio no es el único; los espacios están por así decirlo, unos dentro del otro; unos sujetos al otro; el número eterno de las dimensiones, jamás se sabrá; por la sencilla razón, que cada criatura viviente contribuye a expandirlo más; pues todos son creadores de ideas; todos son creadores de semillas de futuros mundos; no sólo de la Tierra; sino que de todo el universo viviente; es por eso que toda la creación del divino Padre, es infinitamente expansiva; las ideas viajan por el espacio, a una velocidad increíble; y sólo se detienen cuando son atraídas por las naves plateadas; que la humanidad terrestre ha dado en llamar platillos voladores; y que en antiquísimas sagradas escrituras, se denominaban Bolas de fuego; son las mismas que destruyeron Sodoma y Gomorra; ciudades del escándalo del mundo antiguo; cuyas criaturas las vieron; llenándolas de pavor; las naves plateadas, son ángeles de justicia; se les conoce en el Reino de los Cielos, como ángeles de luz; pues ni las tinieblas pueden resistirlos; esta divina jerarquía solar de los ángeles de luz, es una de las más nombradas; entre los colosales mundos, son ellos los que imponen el orden; cuando estos mundos entran en caos y destrucción; la divina jerarquía de los ángeles de luz, fusiona divinamente al espíritu y la materia; ellos ordenan a las moléculas con su propia mente; todas las divinas alianzas de divinos querubínes, de infinitas categorías y especialidades, se vuelven amorosamente subordinados; reconocen en un ángel de luz, la supremacía creadora; ven en ellos sus propios futuros destinos; ven la felicidad esperada en sus propias leyes; nada los detiene; sienten la atracción amorosa en magnetismo viviente e irresistible; sienten lo mismo que sintieron las moléculas vivientes de las aguas; que ordenó abrir el divino Moisés; escrito está que todo abuso de poder corrompe; los ángeles de luz, no son una excepción en esto; puesto que poseen libre albedrío; también se tientan; se vuelven tiranos en las lejanas galaxias; es lo que le ocurrió al ángel Luzbel; era un ángel de luz; uno de los infinitos que exsisten; que se tentó; quiso ser más que el Padre; llamó a la rebelión; y sus partidarios fueron legiones; legiones de naves plateadas; que tenían abismante poder destructor; satanás aún lucha por conquistar el universo de la luz; más, escrito está que nadie puede contra el divino Creador; siguen naciendo mundos, soles, galaxias y cosmos de la luz; sigue expandiéndose el universo; y el llamado satanás que se creyó único, se vuelve microscópico; y termina por desaparecer del concierto universal; el llamado satanás no ha sido el único en la soberbia; antes que él, ya habían habido infinitos demonios; que conocieron otros planetas tierras; y fueron demonios de un poder tal, que satanás de la Tierra resulta menos que un aficionado; es tan microscópico el demonio, que en la mayor parte del Reino de los Cielos es totalmente desconocido; nadie le dá importancia; pasó sin Brillo alguno en la gloria eterna; y la historia de los hechos… se repite una vez más; y se repite en número infinito; lo de arriba es igual a lo de abajo; en lo que respecta a la justicia divina; la Tierra está totalmente rodeada de dimensiones; en las que habitan criaturas en las que Bulle la vida; en las que ocurren acontecimientos; tal como ocurre en la vida de los monitos terrestres; esas dimensiones también poseen sus divinas escrituras; pues la herencia es igual para todos; ellas también conocen los siete sobres con sus sellos; y también suponen lo que deben suponer; también Buscan la verdad; se interesan por ellas; saben que en el tiempo y el espacio vendrá un Primogénito de jerarquía solar; Brillante como un sol de sabiduría; vendrá un hijo mayor del divino Padre Jehova; saben que vendrá un juicio moral; que será la caída de un mundo y sus costumbres; será el ajusticiamiento de todo acto que implique violación, a la moral de los divinos Mandamientos; ellos saben lo que es la divina justicia; porque lo más importante para ellos, no son las cosas e ilusiones que les Brinda su mundo; lo más importante para ellos, es el progreso espíritual; el espíritu y su destino; el espíritu y la eternidad; a través de la palabra de su propio Creador; en otras palabras, se preocupan de lo que realmente vale la pena; pues todo lo que ven los ojos pasa; sólo queda la actitud conque el espíritu se alimentó; sólo queda lo que la conciencia hizo; nada más; toda gloria de los planetas desaparece ante el eterno viaje del espíritu; que ya ha pasado infinitas veces por lo mismo; ya ha nacido de nuevo en otras moradas planetarias; no es la primera vez que pasa por una dimensión; sólo que retrocediendo en las mismas, llega al estado de microbio; pues hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande como un sol de sabiduría en el Reino de los Cielos; quien no ha sido humilde, jamás entra al Reino de los Cielos; sólo permanece en las tinieblas; se deja influenciar e influye en otros, con filosofías que no son del Reino de los Cielos; es por eso que cada mundo posee sus propios Mandamientos; sus propias divinas escrituras; los llamados árboles que no he plantado, son eso; filosofías que adoptó cada uno en la vida; esa es la sal de la vida; con esa sal, construirá el espíritu su propio destino; de sus ideas Brotará su futuro mundo; lo que equivale a decir, que cada cual es juzjado según sus obras; la materialidad del universo tiene ese principio; el más humilde; el que representa una microscópica e invisible idea; y no hay otra; escrito fué: hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; he aquí el orígen de toda creación; he aquí el Alfa y la Omega de todo sistema de vida; tanto arriba como abajo; he aquí la única y suprema filosofía; he aquí la continuidad de toda eternidad; he aquí el triunfo de lo divino sobre todas las filosofías de la Tierra; he aquí el divino principio de todo verbo; he aquí el destino que le espera a la humanidad terrestre; un destino inseparable de sus propias ideas; he aquí el divino significado: cada uno se hace su propio cielo; no exsiste cielo, que previamente y anteriormente no haya sido una humilde idea; toda idea nace de un ser pensante; perece el cuerpo de carne del ser pensante; pero sus ideas viajan al espacio infinito; y en un puntito del espacio se juntan con el espíritu del cual salieron; el generado se junta con el generador; y es tan inmenso el número de las ideas creadas por el espíritu, que el mismo espíritu se vé microscópico ante la grandeza de las ideas; esto se debe a que todo humilde y microscópico, se vuelve grande en el Reino de los Cielos; en otras palabras, las ideas crecen y se expanden; adquiriendo formas y proporciones colosales; que espantan al mismo espíritu; cuando el espíritu no tiene su conciencia muy limpia; cuando ha violado la ley de dios; no ocurre así con el espíritu que ha cumplido con los divinos Mandamientos; sus propias ideas le reconocen y le alaban; porque junto con avanzar el espíritu mismo, hace avanzar también a sus propias ideas; lo uno repercute en lo otro; es así que el espíritu hace avanzar ó retroceder su propio destino; son las obras y la intención en esas obras las que cuentan; son las microscópicas ideas, las que ponen en armonía al espíritu con su propio infinito; las humildes ideas le abren el camino al espíritu en su viaje al mundo celeste; lo guían al cielo que le corresponde; según sus obras; en el viaje de retorno, después de probar cierto tipo de vida, el espíritu Busca el puntito de donde salió; Busca por instinto espíritual más desprendido; ya no está encerrado en un cuerpo de carne; ya nada le ata; nada material le limita; avanza recordando su pasado galáctico; lo que nunca logró en la Tierra; se le levanta el olvido del pasado; que fué necesario en la Tierra; porque sin ese olvido, no habría vivido el espíritu un tranquilo presente; sería constantemente asaltado por su propia conciencia; recordando hechos que ocurrieron en otras vidas que tuvo el espíritu en otros mundos; todos sus anteriores nacimientos, le estorbarían y le restarían tiempo; que perjudicaría su propio progreso, en el presente hecho presente; pues todo espíritu ha vivido muchos presentes; que los experimentó en otros mundos; todo espíritu ha vivido otros tiempos; cuya unidad no son los siglos; conque se rige la Tierra; llegará un instante en el futuro, que el tiempo de la Tierra también se terminará; eso se denomina consumación de los siglos; pues los tiempos materiales son también criaturas vivientes; y también progresan; un tiempo reemplaza a otro tiempo; y este a otro; y así hasta donde la mente pueda imaginar; es por eso que se dice que el tiempo es relativo; dura mientras duran sus divinas alianzas; sus divinos querubínes del tiempo, poseen también su tiempo; el tiempo en el tiempo; dos criaturas vivientes pertenecientes al universo viviente; El universo viviente también es relativo en todas sus formas; sólo la sal del espíritu es eterna; es preexsistente a todo; la relatividad de las cosas, fué enunciada en la Tierra; pero esa relatividad tuvo mucho de demoníaco; había en ello principio de fuerza; la sal emanada de ello, produjo ideas vivientes que no entrarán jamás al Reino de los Cielos; de esa microscópica teoría, salió la mayor fuerza que ha conocido la evolución humana; pero los que perfeccionan aún esa diabólica fuerza, tendrán un llorar y crujir de dientes; porque no toman en cuenta para nada mi divina palabra; jamás se han preguntado, si lo que han descubierto es o nó agradable al Creador; ¿no se les enseñó acaso que primero está el divino Padre? ¿no saben que mi divina palabra es amor y nó fuerza? lo saben; pero les es más cómodo callar; ¡como maldecirán estos demonios de la fuerza, el tiempo de silencio! pues cada segundo transcurrido y empleado en el estudio por perfeccionar una de estas malditas Bombas, será un cielo menos para estos desdichados; muchos se defenderan diciendo que sus esfuerzos son por el Bién de la humanidad; de acuerdo; pero la energía atómica lleva también el gérmen de la destrucción; y por lo tanto hay violación de mis divinos Mandamientos; ¿no saben los sabios del mundo que hay un Mandamiento que dice: no matarás?; es mil veces preferible no conocer las leyes de la desintegración atómica, que violar aunque sea en una microscópica proporción mi divina ley; porque de esta maldita ciencia no quedará átomo sobre átomo; no quedará rastro alguno en este planeta, de laboratorio ó fabrica alguna; pues todo árbol que no plantó el divino Padre Jehova, de raíz será arrancado; toda ciencia que no tomó en cuenta el libre albedrío del Creador, pasará al polvo del olvido; mi divino libre albedrío está en los divinos Mandamientos; ellos son la más alta potencia moral que pueda conocer la evolución humana; ellos salieron del mismo libre albedrío, de que salieron todos los mundos; todos los espíritus; todos los soles; todos los cielos; todos los universos; y todo cuanto la mente pueda imaginar; los mandatos divinos no excluyen a los otros mundos vivientes; ellos también poseen la herencia; nadie es menos ante mí; todos son mis hijos; mundos y criaturas; todos salieron y saldrán de una misma causa; no exsiste la excepción en mi divina creación; exsiste la justicia divina; justicia viviente; hecha a imagen y semejanza de su Creador; nadie está fuera de mi divina justicia; la lleva en sí misma; la lleva en sus microscópicos poros y células; la lleva en su mente; en su conciencia; en su sangre; en sus suspiros; en sus cabellos; en todo lo que es y siente; es por eso que fué enseñado al mundo que el Creador está en todas partes; aún en aquellas que la mente humana ignora; cuando el espíritu vuelve de la vida; todo su ser se vuelve viviente; todos se entienden; todos los órganos del cuerpo humano se reproducen en el Reino de los Cielos; lo que dios destruye, lo crea de nuevo; es así que todo mutilado nace de nuevo; la misma ley que dá soplo de vida, es la misma que quita la vida; y es la misma que resucita la vida; toda vida vuelve al lugar donde fué creada; de donde saldrá de nuevo con destino nuevo; según sus obras; la escencia de toda vida es escencia tomada del mismo universo; lo de arriba es igual a lo de abajo; la divina expansión del universo pensante, la hace así; cada criatura con su mundo viven una determinada dimensión; la que no tiene fín; la que está infinitamente expandiéndose; puede acabarse un mundo ó un infinito de ellos como ocurre a cada instante; pero la dimensión a la cual pertenecieron, sigue inmutable; sin tomar en cuenta otras infinitas dimensiones; cuyo número jamás podrá ser calculado por ciencia alguna; todo mundo posee cielo; por lo tanto exsisten cielos como mundos hay; no hay que confundir esto con el Reino de los Cielos; El Reino de los Cielos es la máxima expresión del macrocosmos; Cristo el Primogénito Solar lo mencionó cuando dijo: de donde yo soy, ustedes no pueden ir; lo que quiso decir en otras palabras fué que los monitos de carne humana, se llenarían de pavor al ver tan colosales creaciones; la criatura humana sencillamente nadie la vería; nadie le haría caso; sufriría la criatura terrestre, el más terrible complejo de inferioridad; un complejo que lo enloquecería; y todos volverían transtornados a la Tierra; si es que resisten el choque emocional; sin contar las leyes del magnetismo de la pureza celestial; que destruye todo microbio extraño, en el más grandioso silencio; allí la criatura se vé transportada, sin saber como; pues allí la velocidad se convierte en materia; despertaría el espíritu humano en otra dimensión; en un mundo desconocido; que puede acarrearle la muerte; estas leyes ocurren en las lejanas galaxias; ocurren en sistemas de vida que son abismantemente antes de la creación de la Tierra; son universos gigantescos; que fueron primitivamente chiquitito y humildes; para llegar a ser grandes en su propia dimensión; fueron monitos de carne; fueron microscópicos; vivieron en mundos polvos; y nacieron en diferentes mundos, en una cantidad tal, que ni ellos mismos la pueden calcular; nacieron de nuevo, para ir comprendiendo mejor a su Creador; escrito está que hay que nacer de nuevo para ver el reino de dios; un divino reino que no tiene límites; que aunque se nazca de nuevo en todas las eternidades, jamás podrá alcanzarse; y a la vez, se vá disfrutando la gloria de vislumbrar la divina presencia del Padre; esto significa que dios está en todas partes; es decir en los infinitos mundos que han llegado a constituirse en paraísos, el divino Padre se aparece en infinitas formas; para algunos y según sus evoluciones, será fuego, agua, roca, viento, ruído, rayo, movimientos sísmicos, atmósfera, sol, señales en los cuerpos celestes; señales en los cielos; escrituras telepáticas; doctrinas revolucionarias etc. etc.- la lista de como se aparece el Creador en los mundos, es infinita; nada tiene límite en el divino Padre; y su divina preferencia es causar sorpresa en sus hijos; es por eso, que ningún acontecimiento divino tiene fecha; sólo conjeturas; aunque no es regla absoluta; en mundos más avanzados; en mundos angelicales, sus criaturas poseen infinitos conocimientos; esas divinas ciencias calculan en forma maravillosa, una visita del divino Padre; y aún así, el divino libre albedrío del divino Creador es impenetrable; es lo único que nadie puede penetrar; ¡pobres de aquéllos que lanzando la primera piedra de sus doctrinas soberbias, desvían el camino de un libre albedrío! ¡pobres de los falsos profetas! ¡pobres los árboles filosóficos, que no plantó el divino Creador!; ¡pobres las rocas del egoísmo humano! ¡pobres de las rameras que teniendo ilustración, no han trepidado en comerciar con mi libre albedrío; hecho escritura! serán las primeras en sentir el llorar y crujir de dientes.-

EN LA PRUEBA DE LA VIDA HUMANA, NACIÓ LA CIENCIA; ESTA CIENCIA DIFIERE DE LA CIENCIA QUE LOS HOMBRES PIDIERON A DIOS; LA CIENCIA DE LOS HOMBRES SE DESVIRTUÓ CON LAS PROPIAS VIOLACIONES INDIVIDUALES A LA LEY DE DIOS; LA CIENCIA DE LOS HOMBRES SERÁ LLAMADA EXTRAÑA CIENCIA, POR EL HIJO DE DIOS; EL LLORAR Y CRUJIR DE DIENTES, LE ENSEÑARÁ A LA HUMANIDAD EN PRUEBA DE VIDA, QUE NINGUNA CIENCIA TRIUNFA, SI SUS CRIATURAS NO CUMPLIERON CON LOS DIVINOS MANDATOS DE DIOS; PORQUE JEHOVA DIOS PONDRÁ OLVIDO PLANETARIO DE LO QUE FUÉ LA EXTRAÑA CIENCIA DE LOS HOMBRES; TODA CIENCIA PLANETARIA QUE EN SU EVOLUCIÓN INCLUYÓ LA VIOLACIÓN A LA DIVINA LEY DE DIOS, NO ES DEL REINO DE LOS CIELOS; Y NO SIENDO DEL REINO DE LO ETERNO, NO QUEDA NI EL RECUERDO DE ELLA, EN LOS LEJANOS PLANETAS DE PRUEBAS.-

Si hijo; la ciencia humana se engrandeció sin excluír la desigualdad en las leyes del propio sistema de vida; la prueba de la vida consistía en superar lo desigual salido de los mismos hombres; los creadores de la ciencia humana, ningún premio recibirán de parte de dios; porque toda ciencia que nada hace por la injusticia, nada recibe; el más microscopico acto mental humano, es inseparable de la psicología de la justicia; porque todos pidieron la justicia a dios; nadie pidió a dios, una justicia individualista; porque ello encerraba una forma de egoísmo; la humanidad pidió a dios, una justicia colectiva; porque en el Reino del divino Padre, no se conoce el egoísmo ni la división; lo colectivo, lo común, lo unitario es ley natural en el Reino de los Cielos; al mundo de la prueba le fué enseñado de que satanás intentó dividir al Reino de dios; más, fué echado fuera del Reino; así también los científicos de infinitos planetas de pruebas, cuyas ciencias fueron indiferentes a lo igualitario, son echados también fuera del Reino de los Cielos; porque en la infinita justicia de dios, toda imitación a satanás, se considera como una traición a las leyes de la luz; el hecho de defender lo injusto, es como elegir la ley de satanás; el defender lo justo de todos, era, es y será, lo primero en los requisitos para salvar el alma; porque ningún indiferente de lo justo, ninguno a logrado entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entren al Reino de dios, los que defendieron a la justicia en la prueba de la vida; a que puedan entrar, los que cayeron en una extraña indiferencia; es más fácil que vea a dios, uno que hizo de la justicia un todo propio; porque creó en él mismo, una microscópica réplica de la infinita justicia del eterno; es la imitación microscópica de la forma de ser de cada uno; el perfeccionamiento de los hábitos, engrandece a las leyes de la luz; y la luz le reclama en los divinos juicios de dios; el que cultiva la indiferencia ó la división que a otros perjudica, las tinieblas le reclaman; la prueba de la vida humana tenía dos opciones; ó la luz ó las tinieblas; tenía a dos señores; dependía del libre albedrío de cada uno, situarse en uno de los dos; porque se le advirtió al mundo de la prueba, de que no se podía servir a dos señores; el ejemplo tenía que definirse; porque nadie le pidió a dios, hacer las cosas a medias; y los llamados científicos las hicieron a medias; por un lado hicieron mérito y por otro se desvirtuaron; con sus conocimientos contribuyeron al extraño reinado de la bestia; la aseguraron en su poder; la contribución de los llamados científicos, perpetuó en el mundo de la prueba, el reinado de la división y de lo desigual; en el divino juicio final, el hijo de dios, dirigiéndose a las multitudes, les dirá: Los que en sus formas de fé, dividieron a lo de mi Padre, a la derecha; los que en sus formas de fé no dividieron a lo de mi Padre, a la izquierda; entre los primeros estarán todos los llamados científicos que sirvieron a la bestia; los que sirvieron a los más influenciados por el oro; porque en la prueba de la vida, había que saber a quien se servía; había que cuidarse al servir a otros, de no perpetuar la injusticia ni la división del mundo; había que cuidar las actitudes y las sensaciones, con las cuales se contribuía a la infelicidad de los demás; porque actitudes y sensaciones serán divinamente juzjadas molécula por molécula; esto se deberá a que la humanidad pidió a dios, un divino juicio en que la criatura humana, no se perdonaba ni una molécula de sí misma; si exsiste severidad inaudita en el divino juicio de dios, se debe a que esta severidad fué pedida por la propia criatura humana; el eterno es tan infinito en poder, que Él no tiene la necesidad de imponer; el divino Padre Jehova, no tiene límites ni complejos de poder; sencillamente a Él se le pide; es así que todos los que viven en planetas, lo pidieron a dios; y todos los que le pidieron los divinos juicios en sus respectivos planetas, le pidieron también, las características de sus juicios; entre las características que tiene el divino juicio para la humanidad, está incluída la severidad.- el dibujo celeste enseña que la divina ciencia conque el divino Padre Jehova creó al universo, es ciencia común a todos los cuerpos celestes; el universo expansivo pensante nació de un mismo divino mandato de dios; este principio aún está en desarrollo y expansión; y no cesará jamás de crecer; el movimiento eterno se encuentra en el mismo universo; tal como el crecimiento de la criatura, se halla en su propio cuerpo de carne; la Ciencia Celestial no incluye la división del universo; porque el universo posee continuidad sin fín; esto significa que toda ciencia que fué ciencia privada de ciertos individuos, ésta no tiene herencia ni en la Tierra ni en el universo; la ciencia surgida del extraño mundo salido de las extrañas leyes del oro, tendrá el mismo destino que tuvo en el pasado, la ciencia faraónica; su fruto será el olvido; porque ni el polvo quedará de la llamada ciencia del llamado capitalismo; esta verdad fué divinamente anunciada en el divino evangelio de dios; la parábola que dice: del polvo eres y al polvo volverás, anunciaba que toda obra humana que violara la divina ley del Padre, no quedaría en el futuro de la evolución humana; porque es más fácil que quede triunfante en la Tierra, lo que no violó lo de dios; a que pueda quedar, lo que lo violó; la llamada ciencia humana y todos los que a ella pertenecían, redujeron sus puntos de luz a polvo; es para ellos como si hubieran perdido el tiempo, en la prueba de la vida; y todo el que pierde su tiempo en su respectiva forma de vida, pierde también su entrada al Reino de los Cielos; los llamados científicos al servir y engrandecer a la bestia, sirvieron y engrandecieron a satanás; porque la bestia dividía para poder reinar; los científicos de la Tierra fueron ciegos voluntarios; sirvieron a la división del mundo a pesar que la advertencia estaba por siglos en el divino evangelio de dios; si los llamados científicos no hubiesen servido a la bestia, ellos sí que entrarían al Reino de dios; porque sus esfuerzos y trabajos, no tendría la división en contra; la ciencia y el trabajo que todos pidieron a dios, fué un pedido hecho en psicología igualitaria; porque nadie pide a dios, formas psicológicas que son propias de satanás; cuando se está en el Reino de los Cielos, se vive una divina psicología de hermano; allí nadie pensaba en naciones porque tal forma de pensar, incluía la extraña división, que satanás ejerció en los ángeles de dios; si en la Tierra se formó una organización que incluía a las llamadas naciones, se debió a que un grupo de acomplejados al oro, encontró en ello, una manera de alimentar la extraña sensación de poder y de dominio; la causa de que el mundo se haya dividido en naciones, se encuentra en complejos individuales; la prueba de la vida consistía en nó dejarse sorprender por los individuos acomplejados; a los primeros acomplejados al oro, los conocerá el mundo de la prueba, en la television solar; y a los primeros científicos que cayeron en división en la prueba de la vida; a los llamados científicos que sirvieron a la bestia, el hijo de dios no les perdonará ni una molécula; porque ellos se dieron la mejor educación, en un mundo con leyes desiguales; el divino Padre Jehova a nadie quita el derecho de perfeccionarse; lo que no acepta el divino Padre, es que los que todo lo tuvieron, educación y abundancia, hayan sido ellos tan indiferentes para los que poco ó nada tuvieron; porque es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que poco ó nada tuvieron en la prueba de la vida; a que puedan entrar, los que tuvieron mientras que otros nada tenían; el hecho de tener ó de poseer, implica una infinita justicia delante de dios; lo que se tuvo ya sea educación ó posesión material de algo, se rinde cuenta de ello a dios, por moléculas y por segundos; en el llorar y crujir de dientes, los llamados científicos se darán cuenta que nadie se manda sólo; que los que sirvieron a una extraña injusticia llamada bestia, tienen que pagarlas; porque fueron sus propios espíritus, los que pidieron pagarlas, si es que ellos se tornaban ciegos, durante la prueba de la vida; si es que no se daban cuenta, que al que servían, hacía sufrir a otros; y los llamados científicos de la bestia cayeron en cegera; fueron ciegos para con los derechos de los demás; todo científico al defender lo propio, hacía cumplir en sí mismo, la divina parábola-advertencia que dice: Ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el propio; los llamados científicos de la bestia, perderán todos sus derechos y propiedades en el llorar y crujír de dientes; ellos lo pidieron así en el Reino de los Cielos; en las pruebas de vidas planetarias, los que contribuyen con sus ignorancias, a que un sistema de leyes desiguales propage su reinado, serán llamados traidores a las leyes divinas, por el hijo de dios; la prueba de la vida humana consistía en engrandecer una justicia igualitaria; consistía en imitar aunque en forma microscópica, la divina igualdad del Reino de los Cielos; lo exsistente en el Reino es único; y siempre los espíritus pensantes lo proclaman, como lo único digno de imitarse en los lejanos planetas de pruebas; la bestia se engrandeció en forma limitada; este límite lo marcó la propia sensación limitada; la que se encerró en un efímero presente y que no quiso reconocer la exsistencia de la eternidad; el drama de la bestia lo comprobará todo el mundo de la prueba; porque la desesperación se apoderará de la bestia; en el llorar y crujir de dientes, los de la bestia caerán en una ola de suicidios, como jamás se vió ni se volverá a ver en el mundo; es el drama demoníaco de los que debilitaron su resistencia mental, negando la fé en el Padre; porque todo lo confiaron al poder del oro; la bestia y todos los influenciados por el oro, prepararon durante la vida y a cada instante, sus propias y débiles sensaciones que en el llorar y crujir de dientes, los colocarán al borde del suicidio; la verdadera moral se forja durante la vida; y la verdadera moral la poseen los sufridos y los experimentados de la actividad de la vida; la verdadera moral no la poseen los cómodos ni los mimados ni los influenciados por el oro; la verdadera moral la poseen los que habiendo sufrido en la vida, no decayeron nunca; la verdadera moral la poseen los que no conocieron el extraño mundo, que se regía por el oro; porque ellos poseían una psicología más elevada y menos interesada; la verdadera moral la poseen los niños; porque la bestia aún no los pervierte; porque aún sus sensaciones de niños, no han sido ilusionadas por el oro; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que sabiendo de la exsistencia de la bestia, rehuyó su influencia; porque prefirió seguir viviendo con sensaciones de niño; que son las sensaciones propias del Reino de los Cielos; porque es imposible que vuelva a entrar al Reino de los Cielos, uno que habiendo pedido una prueba de vida en un lejano planeta, se dejó influenciar por extrañas sensaciones, que en sus leyes como tales, incluían el límite, lo efímero, la incredulidad, y hasta la negación de la exsistencia de un Creador; las lejanas pruebas planetarias pedidas por los espíritus desde tiempos inmemoriales, siempre provocan dramas en los que las piden; porque el conocer vidas en los planetas, incluye la responsabilidad propia; toda responsabilidad propia está en relación directa con el propio destino; porque escrito fué de que cada uno se hace su propio cielo; y el cielo surge en cada uno, sensación por sensación, idea por idea, pensamiento por pensamiento; porque en la responsabilidad pedida a dios, cada uno se crea su propio futuro cuerpo de carne; y todo cuerpo de carne es obra propia hecha en otras exsistencias, en otros mundos; es el cumplimiento del divino mandato de dios que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; porque el ganarse su propio cielo, se ejecuta molécula por molécula; y es más fácil que se gane un cielo, uno que en su esfuerzo no violó ni una molécula siquiera; porque nadie pidió a dios, ni una molécula de una futura caída ó violación; es así que los llamados científicos de la bestia, no pieron a dios, poner sus ciencias al servicio de lo desigual ni mucho menos a lo injusto; el llorar y crujir de dientes será el espectáculo de un mundo, que creyó que servía a lo correcto y que de improviso se dá cuenta con pavor, que a satanás servía; desde el instante que se servía a un sistema de vida egoísta, se estaba sirviendo al demonio; y había que cuidarse de servir a satanás, en la prueba de la vida; satanás sorprendió al mundo de la prueba; pues satanás tomó la forma de extraño sistema de vida, desconocido en el Reino de los Cielos; los que vivían en la Tierra, debieron de advertirlo; pues tal cosa estaba dentro de las leyes de la prueba de la vida, pedida a dios; la humanidad debió de haber exigido a los creadores de su propio sistema de vida, la obligación del conocimiento del divino evangelio de dios; porque a todos se les enseñó, que lo de dios estaba por sobre todas las cosas; estaba también por sobre toda iniciativa de crear un sistema de vida injusto; más, pocos fueron los que advirtieron de que satanás tomaba la forma de un extraño sistema de vida desigual; estos pocos fueron los revolucionarios de la vida; estos espíritus son llamados profetas en el Reino de los Cielos; y es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que en la prueba de la vida, prefirieron ser revolucionarios, que lucharon contra un extraño sistema de vida, desconocido en el Reino de los Cielos; a que puedan entrar ciegos de sus derechos, que nada hicieron ante un mundo que les obligaba a vivir en desigualdad; ciertamente que los que se duermen en sus pruebas de vidas, no vuelven a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entren los que estuvieron despiertos en la lucha por la vida; si el mundo de la prueba no hubiese consentido a los creadores del llamado capitalismo, todos entrarían al Reino de los Cielos; porque las faltas cometidas serían mínimas; y porque es más fácil que Jehova dios dé oportunidad a uno que tuvo lo mínimo en faltas; a que pueda dársela a uno que se extralimitó; la bestia se extralimitó en sus extrañas leyes; pues la bestia se tentó con el uso de la fuerza; se apoyó en ella para imponer sistema de vida; es por este extraño libertinaje, que a la bestia se le juzjará con fuego solar; la prueba de la vida consistía en probar filosofías amorosas, que no violaran la divina ley de dios; y como la bestia hizo uso de la fuerza, utilizándola para matar a otros, es que la bestia dió cumplimiento en ella, a la divina parábola-advertencia que dice: el que mata a espada muere a espada; porque el que usa la fuerza perece por la fuerza; de la boca del Hijo Primogénito saldrá espada de fuego eterno, para juzjar a los que se tomaron el extraño libertinaje, de usar la fuerza en contra de otros, en la prueba de la vida; la bestia caerá en su propia ley; porque escrito fué: Con la vara conque medístes, serás medido; el fuego eterno ó fuego depurador del hijo de dios, está destinado a la bestia y sus seguidores; está destinado para los ciegos guías de ciegos; está destinado a los que no creyeron que exsistía un eterno Creador; está destinado a los más influenciados por el magnetismo de las tinieblas; porque la prueba de vida que pidieron en un planeta de la luz, tenía por objeto desprenderse de tales tinieblas; el hijo de dios ya está en la Tierra; y sus divinos poderes de fuego, están madurando en él; porque todo poder pedido al Padre Jehova, cumple las leyes de la naturaleza del respectivo planeta, en que se manifiesta; y de verdad os digo que a la bestia no se le dará tiempo para nada; así como sus malditos tiranos que a ella le sirvieron, empleando la astucia y la sorpresa para doblegar a los pueblos, así también a la bestia y a sus seguidores, se les sorprenderá con fuego, sismos, salidas de mar, lluvias de fuego; y de verdad os digo que de la extraña bestia no quedará piedra sobre piedra, en el llorar y crujír de dientes; porque fueron sus propias sensaciones cultivadas durante la prueba de la vida, lo que construyó tan trágico fín para la bestia; porque se enseñó que todo sale de sí mismo; pues se os dijo que por vuestras obras seréis juzjados; es por culpa de los influenciados por el oro, es que el mundo experimentará los horrores del llorar y crujir de dientes; culpad a todo orgulloso y a todo fabricante de armas, por la ira de Jehova dios; no serán los humildes, los sufridos, los desposeídos los que provoquen la ira de dios; siempre la provocan los abusivos, los que se toman extraños libertinajes; la bestia que son los mayormente influenciados por el oro, son los causantes del llorar y crujír de dientes; la bestia que es la cabeza de la serpiente llamada satanás, es la única culpable del pavoroso período que se cierne sobre la Tierra y que fué descrito en el divino evangelio de dios, como el Llorar y Crujír de dientes; los que se tomaron el extraño libertinaje de gobernar por la fuerza, son los culpables de que el hijo de dios los juzje también, con la fuerza de los elementos de la naturaleza.-

EL MAGNETISMO VIVIENTE DEL UNIVERSO EXPANSIVO PENSANTE DEL PADRE JEHOVA; CADA LÍNEA MAGNÉTICA SOLAR, ES UNA ALIANZA CON UNA VIRTUD DEL ESPÍRITU HUMANO.-

Sí hijito; el Magnetismo es un fluído que se manifiesta en infinitas formas de creación, entre ellas la fuerza; toda fuerza es un pedido de alianzas de moléculas que tienen por filosofía, espacio y materia; toda fuerza es espacio y toda materia fuerza; toda fuerza se crea; la fuerza física de vuestro cuerpo es creada en el Reino; y la fuerza creada por vuestra inteligencia y que mueve vuestras máquinas, es una fuerza dentro de la fuerza; y ambas nacen del espíritu; todo progreso salido de vuestra mente, es una herencia que viene de arriba; se pide ser el creador de tal ó cual invento y se concede; muchos fracasáis en vuestros intentos de crear; eso es pedido de prueba en la fustración creadora; pensar es fuerza mental; y antes de toda fuerza, está una idea mental; lo microscópico provoca a lo grande; vuestra mente siendo pequeña, crea enormes máquinas; toda fuerza así creada, es una reencarnación ó nacimiento de una idea, a una dimensión material; una máquina tendrá fuerza, según su creador; y el límite de las máquinas terrestres, es efecto de una causa espíritual; de la imperfección de la inteligencia y de la mortalidad de la criatura; materia y espíritu se alternan el poder creador; más, ambos son iguales ante dios; y llegan tarde ó temprano, a una misma evolución; la fuerza está en cada virtud del pensar humano; porque toda fuerza salida de la mente, es un todo magnético compuesto de 318 líneas solares; corresponde igualmente al libre albedrío vuestro; y cuando se piensa en un algo instantáneo, se está empleando las 318 líneas en una dimensión microscópica; estáis triceptando vuestra propia Trinidad; las 318 líneas solares están materializando un instante que en su calidad y cualidad, lleva la herencia solar; tres líneas magnéticas por sensibilidad de célula mental; este microscópico tiempo, es menos del que se emplea para una idea instantánea; es el reposo mental entre idea e idea; cada reposo es fuerza pasiva; y las 318 virtudes descansan; la expansión de vuestras expresiones, es un magnetismo que constantemente está conociendo la luz; cada onda sonora, sale a la atmósfera a materializarse; y eso es nacer de nuevo en la materia; así como vosotros sóis producto de muchas exsistencias, así las ondas sonoras son producto de muchas ideas que pidieron conocer nueva forma de vida.- Sí hijito; el magnetismo viviente del universo expansivo pensante, está dividido por líneas en el cuadrado expansivo hacia el círculo; quiere decir que toda línea magnética es una fuerza filosófica viviente con libre albedrío en su geometría; la línea magnética nace del fuego solar y se materializa en dimensiones; estas dimensiones avanzan por el universo y no se detienen jamás; y en su avance, materializan mundos; llegan al círculo; habiendo pasado antes del círculo, por infinitas geometrías; y es así que vuestro planeta Tierra, pasó por infinitas geometrías, antes de llegar a ser un globo; y al mismo tiempo el magnetismo preparaba la cualidad y la calidad de la materia, para iniciar la geometría de los seres de carne; el principio del mundo fué el fuego solar, en contínuo descenso; este descenso aún continúa y vuestro planeta tiene aún un fuego central que a medida que pasan los siglos, sigue su descenso; y seguirá hasta que la Tierra se convierta en un enorme carboncillo quebradizo; y se llene de grietas; tal como un anciano se llena de arrugas; las arrugas arriba y las grietas abajo; el Magnetismo es un fuego que en su cualidad y calidad, se transforma con la velocidad; y a mayor velocidad, mayor es la evolución de las criaturas, de los mundos que crea; exsisten velocidades que jamás alcanzaréis en la eternidad; el número de estas velocidades inalcanzables para vosotros, es como el número de los granos de arena que contiene un desierto; y os diré que cada grano de arena de vuestros desiertos, pasó por estas velocidades; vuestro mundo tomado en conjunto, es una velocidad dentro de la velocidad; y una montaña como su molécula, disfrutan de la misma velocidad, en la unidad de tiempo de su creación; porque la herencia está por igual en todos; muchos de vuestros científicos podrán decir lo contrario; más, es muy arriesgado decir una cosa, sin saber el orígen primero de la cosa; la cosa es la ley; y toda cosa y toda ley, es magnetismo; y el que la expone igual; el magnetismo material que contienen los elementos de vuestro mundo, hizo alianza viviente con el magnetismo de vuestro espíritu; y cada acto que hace vuestra mente, es alianza viviente; que se efectuó en el Macrocosmo; conocido por el Reino de los Cielos; estas alianzas tienen herencia; porque de cada acto que sale de vosotros, nace una idea; que es una creación; que lleva en sí misma, el magnetismo pensante de vosotros; y de vuestras microscópicas ideas, nacerá un microscópico mundo; porque cada uno se hace su propio cielo; vuestra idea es una onda física; es invisible a vuestros ojos; y tiene el principio de la espiral; nace por Alfa y termina por Omega; nace por geometría líneal y termina por círculo; Alfa y Omega es el principio de la única realidad viviente en la humanidad; no habrá otra ciencia que os explique el principio de vuestro orígen; y es el fín de todos los falsos conceptos del pensar humano; toda la era de falsos conceptos, cae derribada por la fé de la humanidad, en su espíritualidad; no es la fé que debió cultivar la humanidad; porque la verdadera fé, no se comercia; la fé humana fué dividida por las llamadas religiones; dividieron al rebaño en muchas creencias; habiendo un sólo dios nomás; sólo satanás se divide así mismo; esto es anticristo; porque basta violar en forma microscópica mi divina Ley, y ya se es un anticristo; y quien lanzó la primera piedra, es aquél que se proclamó hablar en mi nombre; porque el Padre es el primero; la piedra es el egoísmo de la criatura; piedra y roca, son una misma cosa; y como todos los religiosos son egoístas en su fé, es que fué escrito: Sobre esta roca construiré mi iglesia; por lo tanto, roca no es sinónimo de eternidad, porque toda roca se vuelve polvo; no exsiste en este mundo, roca mayor, que la llamada Iglesia católica; porque de ella salieron las otras rocas religiosas; falseando la humildad en adoración material, hizo que millones de mis hijos buscaran la verdad por otros caminos; y ninguno de ellos, conduce al Reino de los Cielos; la ley es igual arriba y abajo; por lo tanto toda violación a mi ley, no se conoce en el Reino de los Cielos; las religiones, que dividen la fé del mundo, son desconocidas en mi Reino; como es desconocida toda filosofía que divida a mis hijos; en el Reino todos son unidos; son hermanos; allí se cumple la moral viviente de los Mandamientos; los mismos que os fueron dados; y junto con la roca religiosa, está también otra roca; no menos soberbia y orgullosa; esa roca es el capitalismo; sabiendo estos demonios que ningún rico a entrado en el Reino de los Cielos, siguen acaparando riquezas; por estos demonios de la ambición fué escrito: es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; doble violación; porque fueron avisados y no hicieron caso; de verdad os digo, que por causa de estos ambiciosos, esta generación no entrará al Reino de los Cielos; porque habéis compartido el sistema de vida; habéis probado el fruto del demonio; habéis disfrutado de la ciencia del bién; la ilusión que es causa del dinero; sé que de algo tenéis que vivir; más, ¿no estaba primero vuestro Creador por sobre todas las cosas? ¿qué entendéis por sobre todas las cosas? lo es también por sobre todo sistema de vida; y con mayor razón, cuando ese sistema de vida es producto de los demonios que hicieron caso omiso de mis Mandamientos; la misma ley que les avisó hace ya muchos siglos, es la misma de ahora; porque para el Padre, sólo hace unos instantes que fué creado vuestro mundo; y por último aviso, no entraréis ninguno de vosotros que habéis dividido a mi rebaño, en ricos y pobres; sólo satanás se divide así mismo; sí hijito; sé que empiezas a mirar con infinita lástima, a todo opulento de tu mundo; porque todo humilde será ensalzado y todo rico despreciado; el magnetismo de todo violador; de todo pecador, es dividido también; porque el bién es filosofía con su cualidad y calidad propia; y las tinieblas igual; y como se os enseñó que no se puede servir a dos señores, es que no se puede servir simultáneamente a la luz y a las tinieblas; la parábola de los dos señores, se refiere a dos filosofías; se refiere al bién y al mal; el término señores es tanto para el espíritu como para la materia; nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; en el Reino de los Cielos todo exsiste; es un señor la materia y un señor el espíritu; porque todo es viviente y todo tiene entendimiento; nada es inerte; salvo por voluntad propia; el Magnetismo es una línea que exsistirá siempre; el universo expansivo pensante salió de él y vive en él; es producto del calor de la línea; lo que significa que de todo mundo gigantesco, nacen los mundos microscópicos; porque hay calorías menores y calorías mayores; y de las menores nacen también mayores; el magnetismo viaja y se detiene; es momentáneamente un mundo ó un sol; porque su velocidad anula lo pasajero; cuando a creado un planeta, y ese planeta lleva un segundo de vida ó menos, ya el magnetismo viviente ha creado tantas galaxias más, como moléculas tiene el planeta; el magnetismo produce surcos en el espacio; son líneas de forma de espíral; que se van agrandando en forma infinita; creando mundos colosales; y a su paso van sembrando también mundos microscópicos como la Tierra; conocido como mundo-polvo; los planetas-polvos, son de espíral microscópica; y van hacia lo grande; lo grande fué chico; porque hay que ser primero, chiquitito y humilde para llegar a ser grande en el Macrocosmo ó Reino de los Cielos; y la ley es universal; se viene cumpliendo desde edades que por su antiguidad, os llenarían de pavor; el tiempo pasado calculado en vuestros siglos, no se puede explicar; porque si los siglos fueran como todas las moléculas de vuestro mundo, sería eso un puntito; y si juntamos todas las moléculas de todos los mundos del universo, no dejaría ser eso, menos de un segundo; en comparación de los tiempos ya idos; todo tiempo es magnético; se expande y se repliega; nace un día y se recoge un día; y al terminar un día, es un magnetismo que regresa a su punto de partida; de este punto de partida nace otro; que corresponde a un nuevo día; y cada día es a la vez, el total de días que a tenido y tendrá vuestro planeta; tal como vuestra edad que os envejece a cada instante; porque el magnetismo de todos los tiempos, es igual en la materia y el espíritu; y posee a la vez, cualidad y calidad; quiere decir que todo tiempo conocido y desconocido, a salido de una misma ley; y retorna de nuevo a esa ley; se expande y se repliega; en el repliege, nace nueva expansión; que es un nuevo día; cada día es una onda magnética; que después de expandirse se vuelve puntito; un puntito tan microscópico, que ningún instrumento de la Tierra le vé ni lo verá; todo tiempo pasado siendo viviente, no muere; al retornar después de la expansión, se registra en los lejanos soles; siendo cada sol un foco de magnetismo mayor, atrae al magnetismo menor; esto viene sucediendo, desde el mismo instante en que nació el primer día; y vosotros no estabáis; habían criaturas de fuego; que si las viérais, os reconoceríais muchos de vosotros en ellas; porque todo espíritu nace de nuevo; y muchas exsistencias tiene; el pasado de la Tierra sóis vosotros mismos; vuestro espíritu que es también magnetismo, hizo alianzas de vida con el tiempo; que es también magnetismo; y con todos los elementos de la naturaleza; vuestro espíritu, se expande y se repliega con el tiempo; porque no hay vida que no tenga el tiempo en sí misma; es por eso que se dice que un espíritu es magnetismo dentro del magnetismo; como espíritu lo es; y por sus alianzas con los elementos de la naturaleza, entra en contacto con otro magnetismo; todo magnetismo tiene libre albedrío; y el primer acto de todo libre albedrío, es la forma que pidió en su geometría de reencarnación; las características de su cuerpo físico, y las características de su individualidad; y el segundo acto, el pedir nacer de nuevo en algún lejano planeta; y según la cualidad y la calidad de su magnetismo, es el magnetismo a que está destinado; la Sal de la Vida es el magnetismo del conocimiento de cada espíritu; porque cada espíritu es un foco magnético de entendimiento; y a medida que más entiende, mayor es la cualidad y la calidad en su magnetismo; y a una mayor evolución está destinado; su futura morada planetaria, se eleva en jerarquía y en filosofía; y de volver al mismo mundo que dejó, volvería como un genio; porque traería un desconocido conocimiento; la ciencia de ese mundo, estaría en otra posición, de la onda del tiempo; cuando un mundo vá, el genio ya viene de vuelta; se a adelantado a un mundo en un instante celeste; todo segundo celeste corresponde a un siglo terrestre.-

EL LLAMADO CAPITALISMO, NÓ ESTÁ ESCRITO EN EL REINO DE LOS CIELOS; PORQUE NADIE PIDIÓ SER EXPLOTADO, EN NINGUNA FORMA IMAGINABLE; NADA INTERESADO EXSISTE EN EL REINO; ALLÍ EXSISTE LA IGUALDAD Ó COMUNISMO CELESTIAL, CON FILOSOFÍA DE NIÑO; EL EXTRAÑO CAPITALISMO, PERTENECE A UN LEJANO Y MICROSCÓPICO PLANETA LLAMADO TIERRA; UN EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA, SALIDO DE LAS TINIEBLAS, QUE PIDIERON AL PADRE, CONOCER UN MUNDO DE LA LUZ.-

Sí hijito; el llamado capitalismo perdió al llamado mundo cristiano; porque nó se puede servir a dios, y servir a la vez al oro; toda la humanidad pidió servir al Padre sin interés; el extraño sistema de vida basado en el oro, perdió a toda la humanidad; porque toda acción mental, fué influenciada por el interés; no hay criatura humana, que no tenga puntaje de tinieblas, por haber conocido el interés; no hay quien no llore por este puntaje de tinieblas; mientras mayor es el puntaje en contra, más alejado está el espíritu del Reino de los Cielos; mientras se fué interesado en la vida, cada ser debe sumarse un punto de tinieblas, por cada segundo vivido; a partir de los doce años de edad, hasta el instante del arrepentimiento mismo; de verdad os digo, que si nó hubiéseis conocido el capitalismo, todos entraríais al Reino de los Cielos; porque el fruto de este demonio hecho sistema de vida, es fruto de maldición; nó habrá quien no lo maldiga; después que se sepa la terrible verdad; es por ello que fué escrito: habrá llorar y crujir de dientes; fué un anuncio profético para toda la humanidad; todo lo dicho por el Padre en sus escrituras, es profético; porque habiendo creado todo el Padre, creó también el futuro, la profecía y todo futuro acontecimiento; es por ello, que cuando el Padre se dirige a los mundos, lo hace aludiendo el futuro; está en todas partes y en todos los tiempos; pasado, presente y futuro; de verdad os digo, que el llamado capitalismo, es un microscópico tiempo, dentro del tiempo total de la Tierra; el capitalismo será olvidado en este mundo; tal como pasaron al olvido, muchos reinos del pasado; de verdad os digo, que el capitalismo será recordado como una pesadilla en las futuras épocas del mundo; se dirá de un extraño sistema de vida, que condenó a todo un mundo, a nó entrar al Reino de los Cielos; época que será conocida como el llorar y crujir de dientes; el capitalismo es una de las más soberbias debilidades del espíritu humano; al desaparecer tal sistema de vida, viene para el mundo, una época de felicidad inaudita; porque las inmediatas generaciones, nó serán interesadas; nó ambicionarán el oro; nó tendrán el complejo que tiene la actual generación; terrible complejo que perdió a todo un mundo; perdió el derecho a volver a entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ningún culpable de tal tragedia, escapará a la divina justicia; todo demonio pidió ser juzjado, al pedir al Padre, conocer una forma de vida de la luz; los espíritus que crearon el capitalismo, son espíritus venidos de lejanas tinieblas; porque de todos los confines del universo, acuden al Padre Jehova, a pedir formas de vida; todo demonio capitalista, prometió al Padre oponer resistencia a sus propios impulsos de explotar a otros; más, cayeron en la prueba de la vida; y al caer ellos, hicieron caer a todo un mundo; he aquí al demonio de la humanidad terrestre; he aquí a la bestia hecha forma de vida; he aquí el yugo salido de los mismos hombres; espíritus ambiciosos que jamás nunca recapacitaron en su forma egoísta de ser; fueron ciegos con respecto al futuro espíritual de esta humanidad; nunca estudiaron las escrituras del Padre; pisotearon la propia promesa, salida de ellos; faltaron a las leyes de la vida; nó se preocuparon de su propia eternidad; se encerraron en un efímero presente; se ilusionaron con el oro; un oro que habla en la presencia del Padre; un oro que fué creado por el mismo que creó la vida; oro y criaturas, son probados por el Padre; cada cual en sus respectivas leyes; de verdad os digo, que al llamado capitalismo poco le queda; nó pasará el año 2000; porque todo tiempo de prueba, se pide al Padre; los llamados capitalistas, desvirtuaron su propio tiempo pedido por ellos; crearon un imperio que se desmorona; crearon la esclavitud llamada pobreza; porque nó aprendieron nunca, a controlar sus apetitos ambiciosos; fueron dignos imitadores de los malditos faraones del pasado de la Tierra; muchos capitalistas vivieron en la época de estos demonios; los creadores del materialismo humano; los creadores de la primera esclavitud del género humano; así como el Padre Jehova, arrancó de este mundo, a la maldita dinastía faraónica, así también arrancará de la evolución humana, al extraño capitalismo; todo lo extraño de este mundo, vá desapareciendo a medida que avanzan los siglos; todo lo extraño a las escrituras y Mandamientos del Padre; le toca ahora, al llamado capitalismo; los actuales seguidores de este inmoral sistema de vida, maldecirán a los creadores de la misma; maldecirán a sus propios padres por haberles transmitido la herencia capitalista; la tragedia del llorar y crujir de dientes, se cierne sobre este extraño árbol; de verdad os digo, seguidores del oro, que todas las generaciones de este mundo, que os conocieron, os esperan fuera de la Tierra, para acusaros ante la divinidad; todo daño cuando nó se paga en el mismo planeta, se paga fuera de él; porque en virtud del libre albedrío espíritual, unos piden justicia en la Tierra, y otros fuera de ella; he aquí que toda deuda es pagada hasta en su más microscópica molécula; todos los capitalistas que engañaron con la ilusión del oro, y que los sorprende la Revelación del Padre, en la Tierra, es porque ellos lo pidieron así; con la caída del extraño capitalismo, se cierra en la historia de este mundo, un doloroso capítulo; una tragedia viviente que jamás debió haber exsistido; porque nadie pidió al Padre, explotar a otro; ni en la forma más microscópica; he aquí el corto reinado de la astucia; la pillería viviente; un extraño sistema de vida, basado en el oro y la fuerza; he aquí la bestia formada por todos los avaros y egoístas del mundo; cada uno individualmente, es parte de la bestia; la maldad adquiere formas desconocidas, fuera de la Tierra microscópica; todo pensamiento de maldad, es expansivo; tal como lo es la luz; de verdad os digo, que todo el que generó ideas de tinieblas, se encuentra con sus propias ideas fuera de la Tierra; ideas que han tomado la forma expansiva de colosales infiernos; lo opuesto son los colosales paraísos; salidos de ideas buenas; ideas que nó violaron sus propias leyes; he aquí el destino que les espera, a los seguidores del oro; salieron momentáneamente de las tinieblas, para conocer una forma de vida de la luz; y como cayeron en la prueba de la vida, vuelven a las tinieblas; nada ocurre ó nada exsiste al azar en la creación del Padre; todo crece con una responsabilidad viviente; esta responsabilidad viviente, fué anulada por el libre albedrío del capitalista; que se ilusionó en una vida cómoda, basada en la posesión del oro; eludió con ello, el divino mandato del Padre que dijo: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente.- Sí hijito; así es; tal como lo sabías desde niño; la extraña adoración material de la llamada iglesia católica, se expande fuera de la Tierra, en infinitos gérmenes mentales que darán lugar a otros tantos infinitos mundos, en la que sus criaturas, también practicarán la adoración material; toda herencia pensante se expande más allá de la morada planetaria; cada llamado fiel de la iglesia, a creado un cielo de planetas, cuya filosofía con respecto al Creador, es errónea; he aquí el fruto extraño, salido de una extraña forma de entender al Padre; he aquí una extraña sal de vida; que provocará un inmenso atraso, en las evoluciones de esos futuros mundos; tal como los llamados religiosos, lo provocaron en la Tierra; porque cuando un mundo nó cumple con las escrituras del Padre, infinitos genios del progreso planetario, nó desean nacer de nuevo en el respectivo planeta; porque libre albedrío tienen; al nó venir los genios a determinado mundo, es el mundo el que pierde; he aquí que toda extraña credulidad, trae atraso en la respectiva humanidad; nadie pidió al Padre, atrasar el mundo en que se pidió conocer una forma de vida; desde el primer al último segundo de atraso, se paga ante la divina justicia; porque todo espíritu humano pidió pagar en la vida humana, una parte de sus errores; por muchas exsistencias, se pagan las deudas del espíritu; como igualmente, por muchas exsistencias se disfruta de premios; de todo hay en el rebaño del Padre; de verdad os digo, que son tan infinitos los planetas tierras, que lo que ocurre en el vuestro, ocurre en otros; y nó cesa jamás de ocurrir; es por ello que fué escrito: Lo de arriba es igual a lo de abajo; porque estáis rodeados de mundos; tal como un hombre que estando parado en medio de un desierto, está rodeado de infinitos granos de arena; cada grano de arena, corresponde a un mundo; jamás vuestro conocimiento humano, podrá contar los granos de arenas; que contienen los desiertos de la Tierra; como jamás podrá contar el número de mundos del universo; lo de arriba se repite abajo; de verdad os digo, que todo mundo sin excepción alguna, salió de la generación de una invisible idea mental; todo mundo nace de lo más microscópico que posee una criatura; y lo más microscópico en las criaturas pensantes, son sus propias ideas; son las ideas, tan microscópicas, que sólo se sienten y nó se ven; y nó por ello, dejan de ser físicas; toda criatura del universo, tiene en grado microscópico, la herencia creadora del Padre; lo de arriba es igual a lo de abajo; y como de cada uno, sale su propia creación, es que fué escrito: Cada uno se hace su propio cielo; porque cada microscópico planeta que sale de cada idea, nace también, con un cielo que le rodea; los cielos crecen como crecen y maduran los planetas; así como crece y maduran los frutos de la naturaleza; lo de arriba es igual a lo de abajo; arriba, en el macrocosmo, hay mundos tan gigantescos, que sus frutos, nó cabrían en la Tierra; de todo hay en la viña del Señor; lo del Padre, nó tiene límites en nada imaginable; ni en distancia, peso, forma, densidad, gravedad, número; de verdad os digo, que la sucesión de los mundos es eterno; jamás se detiene la creación expansiva del Padre; en ningún instante, nace el límite; ni jamás nacerá; todo mundo y toda ciencia planetaria, que a creído descubrir el límite del universo, con el correr del tiempo, han reconocido su error; en nuevas exsistencias y en otros mundos, se han dado cuenta de errores pasados; infinitos mundos é infinitas ciencias, que sólo pensaron en un sólo presente materializado, se dan cuenta más adelante, que los presentes son tan infinitos como los mundos mismos; más aún; se dan cuenta que en un mismo presente, exsisten otros que nó tienen fín; un presente hace de macrocosmo y los otros presentes de microcosmos; es decir, son invisibles; ningún presente de la filosofía viviente de la prueba, se dá cuenta que es un microbio; porque elementos y criaturas, pidieron la geometría en realidad viviente; pidieron vivir y nó darse cuenta de su propia inferioridad; sólo cuando la mente se toma el trabajo de buscar, muchos espíritus se dan cuenta, que son sólo microbios frente a un universo que no tiene fín; sólo el nacer de nuevo, ahonda esta sensación; porque mientras más se a vivido, más profundas son las ideas, conque cuenta el espíritu; es así que el Hijo Primogénito habiendo vivido más que otro cualquiera, después del Padre; dió nuevas doctrinas al mundo; doctrinas nó salidas del conocimiento terrenal; ni escritas en ningún libro de concepción humana; he aquí la infinita diferencia entre lo divino y lo humano; sin la intervención divina, este mundo se habría destruído; porque las generaciones habrían tenido otras determinaciones; este mundo se habría convertido en un mundo de las tinieblas; más, los que dividieron al mundo, por culpa de sus propios intereses, crearon en la psicología humana, una tiniebla viviente; porque ninguno de los que conocieron a estos egoístas, entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; la prueba de la vida, pedida por todos, consistía en que ninguno conocería las tinieblas, en ninguna forma imaginada; fué una promesa hecha por sobre todas las cosas; y entre todas las cosas imaginadas, están las extrañas religiones, que han violado las sagradas escrituras del Padre Jehova.-

DIVINO SÍMBOLO DEL FUTURO; DIVINA BANDERA DEL MILENIO DE PAZ; REPRESENTA EL TOTAL TRIUNFO DE LA DIVINA HUMILDAD SOBRE LA PASAJERA LEY DE LA FUERZA; ES EL DIVINO SÍMBOLO DEL GRAN CONSOLADOR.-

Si hijo Primogénito; dibujaremos el divino símbolo del futuro; esta divina bandera representa la total felicidad de quienes cumplieron con mi divina ley de amor; representada en mis divinos mandamientos; Todo aquél que ha trabajado toda su vida de pasajera prueba espiritual, tiene el divino derecho de izarla en su propio hogar; más no, los que han vivido de la maldita explotación de mi divino rebaño; esto significa que toda nación comercial, no tiene derecho a Ella; pues la filosofía de naciones ricas y naciones pobres, no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; y de raíz será arrancado; mis divinos Mandamientos, de haberse cumplidos al pie de la letra, habrían hecho de este planeta Tierra, un divino paraíso de la carne; es decir que a pesar de ser mortales mis hijos terrestres, vivirían y partirían con una dulce sonrisa en sus labios; pero no fué así; la ciencia del bién, sobrepasó momentáneamente mis divinos mandatos; así lo quise hijo divino, para que se cumpliera la divina parábola que dice: Todo espíritu es probado por un divino instante, en su propia evolución de eternidad; más, nadie fué obligado a ello; pues escrito está, que mis hijos terrestres fueron advertidos, desde hace ya, muchos siglos; en el mismo divino paraíso; de los primeros padres terrenales: Podrás probar de todo, menos del árbol de la ciencia del Bienestar; cuando este Bienestar pasajero, es producto del sufrimiento de mis hijos; pues, escrito fué: quien ofenda a cualquiera de sus hermanos de prueba, a mí me ofende; pues estoy en todos ellos; escrito está, que el Señor está en todas partes; en lo conocido y lo desconocido; en lo comprendido y lo no comprendido; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; El mundo terrestre quiere ser salvo; pero por causa de un grupo de naciones ambiciosas y explotadoras, hizo que se escribiera un divino juicio final; de haberse cumplido con mis divinos Mandamientos, el divino Padre Jehova, no habría tenido necesidad de este juicio final; pues la ambición desmedida de unos pocos, ha traído la corrupción de mi divino rebaño; el maldito dinero jamás enseñará una divina moral; sólo mis divinos Mandamientos la poseen; ellos son, la única llave que abre las puertas de los cielos; de mi infinito universo expansivo pensante; pues mi divina añadidura es eso: un infinito viaje al cosmos; el más sublime premio que criatura alguna pueda disfrutar; la divina resurrección de toda carne; o divina eternidad física, es otro sublime y divino premio; sin ella, ninguno de mis hijos recibiría mi divina añadidura; pues mi divino poder, no se mide en leyes humanas; hay que renacer de nuevo, para tener una microscópica idea de ello; más, todo elejido viajará y profundizará lo infinito de mi eterna creación, en divina proporción, a como haya practicado e interpretado mis divinos Mandamientos; quien haya cumplido con mi divina ley de amor, de ese es el Reino de los Cielos; todo se puede alcanzar, en la eternidad; más, todo cuesta; mi divina ley, exige mérito; exige preocupación; exige ganárselo todo, con el sudor de la frente; yo, tu divino Padre Jehova, no exijo riquezas; esa filosofía es demoniaca; ella no está en mis sagradas escrituras; quienes la inventaron, están contra mí; pues ella hace que mis hijos se dividan en ricos y pobres; escrito está que satanás al dividir a mi rebaño, se divide así mismo; esto significa que todos los explotados, aplastarán al explotador; significa que el divino comunismo, que lleva todo gérmen espiritual, se materializará por su misma y sublime filosofía; el divino trabajo; que es mi divino mandato de ganarse el sustento con el sudor de su frente; es la misma divina filosofía, que reina en mis infinitas moradas; planetarias y solares; es el divino comunismo amoroso con filosofía de niños; donde todo se comparte en común; nadie puede entrar en los mundos paraísos, si no piensa, como piensa un niño; sin egoísmo alguno; y si hay niño que sienta el egoísmo, inocente es; pues ignora su causa; El llamado mundo capitalista, de los que muchos millones de hijos, se hacen llamar cristianos, viven ciegos del espíritu; atacan la única doctrina, que les abre las puertas del cielo; olvidan que todo humilde será ensalzado; y todo soberbio castigado; por donde mismo pecó; esto significa que el llamado materialismo; producto de la ciencia del Bién, entregará hasta lo último que ha usurpado a los hijos del trabajo; pues en ello, está en divino juego el propio espíritu; pues con la filosofía de rico explotador, no se puede entrar en los paraísos del Señor; ello espantaría a mis ángeles; que no conocen tal filosofía; como no conocen la filosofía de las llamadas religiones; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; dibuja hijo divino: Si hijo divino; este símbolo divino será la única bandera que quedará por sobre todas las otras Banderas; pues todas ellas pertenecen al mundo materialista; con una pasajera filosofía de explotación del hombre por el hombre; es una maldita filosofía; pues el materialismo explotador, es contrario a mis divinos Mandamientos; es uno de los árboles filosóficos que no plantó tu divino Padre Jehova; y que de raíz será arrancado; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; la única y divina filosofía que enseñan mis sagradas escrituras, es la misma que vienen luchando mis humildes hijos del trabajo; en tu planeta Tierra se le conoce por comunismo; pues te diré hijo divino, que esa sublime doctrina, la tienen todos mis hijos, en sus mismas semillas espirituales; pues en mi divino Reino Celestial, nadie está sometido a nada; el llamado dinero de tu mundo, es desconocido en mi divina morada; esa maldita filosofía espantaría a mis ángeles; que nada saben del término propiedad; pues ello es sinónimo de egoísmo; la única filosofía de mis ángeles, es la filosofía de un niño celestial; que no ha sido sometido a influencias ni a enseñanzas, que son creadas por verdaderos demonios del interés; el egoísmo; la mentira; las pasiones desmedidas; la falsedad; la lujuria; y todo aquello que causará un tremendo llorar y crujir de dientes; porque, te diré Hijo Primogénito, que todo rico terrestre, cuya riqueza sea producto de maldita explotación, maldecirá las riquezas; y maldecirá mil veces haber nacido; ese es el destino que le espera a todos los ricos; no tendrán derecho a quejarse; mi divina voz, se los viene advirtiendo por siglos y siglos; en todos los idiomas; en todas las naciones; así es hijo divino; me refiero a la divina parábola que dice: Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; porque se le enseñó a la criatura humana, que todo daño causado a mis humildes hijos del trabajo, a mí me lo causan; y también se le enseñó que la vida terrestre, es sólo una corta prueba para el espíritu; frente a su propia eternidad; y se le enseñó también y por sobre todas las cosas: Adorarás a tu Señor, por sobre toda gloria terrestre; por sobre toda filosofía ajena a mis divinos Mandamientos; por sobre todas las cosas; por sobre tí mismo; por lo tanto, el maldito materialismo que violó esta divina ley, desaparecerá de la faz de la Tierra; por algo fué escrito, que los humildes serían los primeros, en recibir mi divina añadidura; que consiste en el más sublime viaje por el cosmos infinito; pues después del año 2001, la criatura terrestre viajará a la divina velocidad de la luz, por el universo expansivo pensante; lo hará en esas deslumbrantes naves plateadas; que mis hijos terrestres llaman platillos voladores; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; muchos hijos de la Tierra, niegan la exsistencia de estas divinas naves; cuya exsistencia se remonta a mucho antes de los actuales soles; ellos surgieron a la vida, antes que el género humano; pues la vida humana no ha sido la única, ni la primera; ella es un principio de vida; desconocida en el resto del universo; y a la vez conocida; es la vida de la carne; un sistema de vida que sirve de prueba e infinita experiencia a los espíritus primarios; todo aquél que niega a mis divinas naves plateadas, a mí me niega; ¿no se le enseñó acaso, que el Señor está en todas partes? ¿no saben acaso los llamados cristianos, que el poder del Padre Jehova es infinito; que no se mide en el conocimiento humano? sé hijito que muchos demonios de forma humana, saben que los platillos voladores exsisten; y sin embargo los niegan; así también, les será negada la entrada en mi divino Reino; quién niega a uno de mis hijos, a mí me niega; porque has de saber hijo divino, que todo planeta; toda criatura pensante; toda nave celestial, todo absolutamente todo ha salido de mis divinas manos; nada es imposible para el Creador de la vida humana; que antes que surgiera ésta, habían ya en el espacio infinito, otras infinitas clases de vida; que eran y lo son, otras divinas pruebas planetarias, para otros infinitos espíritus; pues, escrito fué, que muchas moradas tiene el divino Padre Jehova; y mis divinas moradas, son para habitarlas; para los que renacen o reencarnan de nuevo a las infinitas vidas planetarias; pues la divina reencarnación, es nacer de nuevo; en el mundo celeste, nadie renace; porque todos mis hijos, pertenecen a él, por derecho propio; sólo se ausentan por intervalos cortos; cuyo período de tiempo, se llama divina prueba de vida planetaria; y es sólo un divino chispazo de tiempo; pues un segundo celeste, del universo celestial, corresponde a un siglo terrestre; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; El materialismo deberá retractarse; deberá reconocer que ninguna de sus ciencias, le dará la eternidad física; que mis divinas escrituras enseñan como la divina resurrección de toda carne; pues el materialismo mata la eternidad de todo espíritu; pues las virtudes, se ven estancadas en su progreso expansivo; todo espíritu materialista, las somete a una sola línea de prgreso; este progreso vá contra mi divina ley de amor; las virtudes de un materialista, sólo ven el presente; les cierra el paso al futuro; les niega la entrada a mis humildes hijas a mi divina morada; están esclavizadas al rey del dinero; que no es más que satanás; en una de sus formas, por alejar a los espíritus de mi divina luz; es por eso que fué escrito, que ningún rico, producto de una maldita filosofía de explotación del hombre por el hombre, entra en mi divina morada; tal filosofía es totalmente desconocida en mis moradas celestiales; ella pertenece a espíritus primarios; que prueban filosofías propias de la imperfección, en los microscópicos mundos de la carne; escrito fué: débil es la carne; porque débil es también su filosofía; pues cada criatura se hace su propio cielo; según el avance que cada espíritu, dió a sus propias virtudes; en su pasajero paso por los polvos cósmicos; es decir por las moradas planetarias; la Tierra hijo amoroso, es uno de aquellos mundos, en que cada espíritu, pidió una divina prueba filosófica; son pruebas que todo espíritu humano, prometió cumplir; nadie vá a los microscópicos planetas sin un divino plan evolutivo; en virtud divina del libre albedrío, exsisten en la Tierra, infinitos pensares; distintos destinos; pero una sola y divina meta: llegar a mi divina morada, en mejores condiciones de perfección; pues la divina alabanza que cada espíritu me prodiga, está en infinita relación con su propia evolución; a mayor evolución, más inmenso es el divino sentir espiritual; y este sentir espiritual, constituye la divina Jerarquía espiritual; y ella es la divina sal filosófica, de su propia añadidura; pues sólo el divino conocimiento, constituye el poder; no hay otro poder que ese; y su divino símbolo es el divino Corderito; por lo tanto, la fuerza física, no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; y de raíz será arrancado en el planeta Tierra; mis sagradas escrituras no lo enseñan; enseñan todo lo contrario: amarse los unos a los otros, como hijos de una misma familia; pues todos han salido de un sólo Padre eterno; todos pertenecen a una sola creación; no sólo el polvo planetario terrestre; sino, que todos los mundos del infinito universo expansivo pensante; una cosa es la filosofía que determinadas criaturas prueban en determinado planeta, y otra cosa es el divino principio común de todos; siendo mi divina creación infinita, lo son también sus mundos con sus respectivas filosofías pensantes; El hombre en su actual evolución, sólo cree en los mundos de su propia constitución; no imagina, que es el mismo hombre, el desconocido en los espacios infinitos; El hombre como criatura de carne, es microscópico en sus concepciones; El mismo infinito de mis divinas moradas, lo anula; al grado tal, que cree conocerlo todo, y no conoce nada; sólo se conoce, cuando se ha terminado una divina escala de determinada vida; las escalas de las distintas clases de vida, no se puede calcular en evolución humana; pues el hombre, recién empieza a despertar en su propia escala; está en el primer peldaño; cuando termine su propia escala de vida, los actuales universos, ya no estarán; pues los planetas pasan; más mi divina palabra creadora de: Hágase la luz y la luz fué hecha, aún no pasa; sigue creando soles y mundos; y jamás cesará; así es y así será por siempre jamás; la Tierra y sus criaturas tuvieron una oportunidad de convertirse en planeta-paraíso; más, por culpa de un grupo de individuos acomplejados al oro, tan sublime deseo fué imposible de realizarse; si la humanidad no los hubiese conocido, otra sería la historia para la Tierra; el haber conocido a los influenciados por el oro, constituirá para el género humano, la más grande y la más dolorosa de las experiencias; tan doloroso fué el haberlos conocido, que ninguna criatura humana volverá a entrar al Reino de los Cielos; esta tragedia sin igual, está contenida en la divina parábola-advertencia que dice: y habrá llorar y crujir de dientes; porque las divinas advertencias salidas de dios, incluyen el todo sobre el todo de sí mismo; porque lo de dios no tiene límites; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que en los lejanos planetas de pruebas, no conocieron a ninguna criatura ambiciosa; a que puedan entrar, los que tuvieron la desdicha de conocerlos; el drama humano de no volver a entrar al Reino de los Cielos, lo provocaron los llamados ricos; porque ellos impusieron su extraño reinado, valiéndose de la fuerza; sus extraños complejos al oro, necesitaba del extraño apoyo de la fuerza; los llamados ricos se tomaron el extraño libertinaje de valerse de la fuerza; si ellos hubiesen vencido a su extraño complejo de la posesión de las cosas, ellos no habrían caído en el extraño libertinaje de valerse cobardemente de la fuerza; se dice extraño porque ni ellos los ricos, pidieron a dios ser ricos y tentarse con el uso de la fuerza; porque nada injusto se pide a dios; en el universo infinito, todos saben que el Eterno el divino Padre Jehova, es infinitamente justo; por lo tanto ningún espíritu pensante cuando hace pedido de vidas a dios, ninguno incluye el tener más que otro, en los lejanos planetas de pruebas; por lo tanto la sensación de ser rico, no es del Reino de los Cielos; el rico no tiene herencia en la morada de dios; todo llamado rico es extraño al Reino de los Cielos; esto estaba contenido en la divina parábola-advertencia que por siglos y en todos los intantes de la vida, decía: es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos; esta divina advertencia tan antigua como la vida misma, no fué tomada en cuenta por los llamados ricos; tanto peor para ellos; porque además de no entrar ellos al Reino de los Cielos, ellos quedan infinitamente alejados del Reino del Padre; este alejamiento ó distancia sideral del Reino de los Cielos, es proporcional al grado de indiferencia ó de desprecio, que cada rico se provocó en sí mismo; es la falta de interés conque el espíritu de rico, miró ó consideró al divino evangelio de dios; a los llamados ricos surgidos de un extraño y desconocido sistema de vida, no se les perdonará ni una molécula, en el divino juicio de dios; porque es más fácil que se le perdone, a uno que no fué rico; es más fácil que sea perdonado uno que sufrió en la prueba de la vida, por culpa de los hombres; a que sea perdonado uno que por sus culpas y ambiciones, hizo sufrir a otros hombres; toda abundancia que a otros hace sufrir, siempre pierde en los divinos juicios de dios; es más fácil que gane en los divinos juicios del Padre, uno que a nadie hizo sufrir; los llamados ricos con sus extrañas ambiciones, se olvidaron de la divina parábola-advertencia que dice: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; y los ricos con sus ambiciones, provocaron un extraño desequilibrio en la economía planetaria; la tragedia de ellos constió en que de sus maneras ambiciosas de pensar, se atrevieron a crear un sistema de vida; es como uno que encontrándose sucio por dentro, tomó la iniciativa de crear algo al que consideró limpio; la corrupción del mundo de la prueba, la encabezaron los llamados ricos; porque la primera de las pudriciones, fueron sus propias sensaciones de ambición; el modo de pensar de ellos, corrompió al mundo; si ellos hubiesen pensado de otra manera, otra sería la historia del mundo; la prueba de la vida para todos, consistía en no corromper al mundo con su propio pensar; cuando el hijo de dios se llenó de cólera y correteó a latigazos a los comerciantes del templo, en la historia antigua, lo hizo proyectando su divina mente hacia el futuro; en ese instante, el Hijo Primogénito vió la cizaña del comercio en los siglos venideros; vió a los millones de seres, que serían víctimas de los abusos, acaparamientos, precios abusivos etc. etc.; vió el futuro yugo humano; vió a satanás tomar la forma, de extraño comercio; y vió que la cabeza de satanás eran los ricos; todo el drama lo vió en un microscópico instante; más allá de ese instante, habrían siglos de sufrimientos, frustraciones, desengaños, suicidios; y viendo el futuro que le esperaba a la humanidad, vió el nacimiento de la gran bestia; vió al monstruo que crearían de padre a hijo y de generación en generación, los más influenciados por el oro; a este monstruo que cobardemente se guarece trás la fuerza, el mundo de la prueba le llamó el imperialismo; y lo más extraño y desconcertante surgió durante el reinado de la bestia; surgieron los llamados revolucionarios que actuando como tales, jamás se atrevieron a cortar los lazos que les unían a la bestia; tan extraños revolucionarios serán llamados cobardes y traidores por el hijo de dios; porque para haber sido el perfecto revolucionario, en un extraño y desconocido sistema de vida, los que se dijeron revolucionarios, no tenían que poseer en sí mismos, ni una molécula de la extraña influencia del oro; porque a los que fueron guías de naciones, durante la prueba de la vida, el hijo de dios les exijirá poco menos que la perfección; esta exigencia que hará llorar a los extraños presidentes, reyes, ministros de las llamadas naciones, fué anunciada en el divino evangelio de dios, como el Gobierno de Hierro de Cristo; y su complemento es el llorar y crujir de dientes; para gobernar a un rebaño llamado nación, el que gobernaba no tenía que estar influenciado por el oro; el tal tenía que ser lo más perfecto y limpio, dentro de la imperfección humana misma; los que gobernaron a las llamadas naciones, serán maldecidos por los mismos a quienes gobernaron; porque naciones enteras, serán llamadas cómplices de sus extraños guías; porque para verguenza de todos, ninguno de ellos se sabía de memoria el contenido del divino evangelio de dios; ninguno de ellos había cumplido lo que ellos mismos le habían prometido a dios; la ingratitud del extraño guía, llena de verguenza a los millones que le siguieron y que le aplaudieron; porque en el llorar y crujir de dientes, triunfa lo de dios; la tremenda cegera de los guías de naciones, fué la de gobernar apoyados en los ricos; ¿no sabían acaso que ningún rico entraría al Reino de los Cielos? y si lo sabían, ¿por qué los consideraron como personas normales? tal pregunta tendrán que contestarla ellos mismos, al hijo de dios y en presencia de muchedumbres cuyo número oscurecerá el sol; mares humanos jamás vistos por ojos humanos; y estas muchedumbres que en el pasado obedecían al extraño guía, no les perdonarán ni una molécula de lo que ellos hicieron; es la desesperación de los que ven la realidad y sus destinos, en el tiempo conocido como el llorar y crujir de dientes; las multitudes cuando ven a los causantes, por los cuales ellas no entrarán al Reino de los Cielos, tales multitudes piden al hijo de dios, que los causantes de sus tragedias, sean condenados al fuego eterno; siempre ocurre igual; en infinitos otros planetas tierras, otras infinitas muchedumbres hacen lo mismo; en la más microscópica unidad de tiempo, infinitos planetas tierras están viviendo los sucesos que se viven en esta Tierra; porque en ningún instante imaginable, la creación de dios tiene límites; en lo que está por venir, a los llamados ricos les tocará lo peor; porque ellos pidieron a dios, que con la vara conque ellos midieran a otros, fueran ellos tambien medidos; si ellos por sus ambiciones desmedidas, crearon en otros la pobreza, ahora a ellos tocará vivir en pobreza; porque hasta el alimento tendrán que mendigarlo; si ellos los ricos hubiesen creado en otros, otra sensación que no sea la pobreza, igualmente tendrían que vivir la sensación que en otros provocaron; la prueba de la vida consistía, en perfeccionar las propias sensaciones que había en cada uno; los llamados ricos las desvirtuaron en un microscópico presente; es por esto que en el futuro cercano, ellos tendrán que vivir sensaciones desagradables; cada uno se hace su futura cosecha de futuras sensaciones a vivir, de acuerdo a lo que hizo en los instantes vividos, en su microscópico y efímero presente; el ser rico y aceptar leyes desiguales, es sencillamente jugar sucio y violar las leyes de la honradez; si los llamados ricos hubiesen aceptado las leyes de la igualdad, otra sería la historia para ellos; porque otras serían la cualidad y calidad de sus ideas y sensaciones; los llamados ricos de la Tierra perdieron lamentablemente su tiempo en la prueba de la vida; porque se perdieron una vez más, la oportunidad de volver a entrar al Reino de los Cielos; y a la vez, atrasaron su propia evolución como criaturas humanas; porque es difícil que los elementos del universo, les vuelvan a prestar su divino concurso de alianza de vida, a los que violando las leyes de la divina igualdad de dios, se hicieron ricos en un planeta de pruebas; el que la hace una vez, es difícil que en lo futuro, vuelva a tener la misma forma de vida; el divino Padre Jehova dá y quita; es más fácil que vuelva a ser un futuro ser humano, uno que no fué rico durante la prueba de la vida; a que lo vuelva ser uno que se tomó el extraño libertinaje de poseer más que otro; lo que hace más gravísima la falta de injusticia cometida por los ricos, es que fueron avisados por siglos a través del divino evangelio de dios; esto es negarse todo futuro perdón; el drama de los llamados ricos fué divinamente anunciado como el llorar y el crujir de dientes; el divino aviso era para ellos; no era para los necesitados que ellos mismos crearon; la bestia se constituyó en un ente de las tinieblas estando en prueba de vida; es por esto que le sorprende la llegada del Hijo Solar Cristo; este asombro fué anunciado al mundo como la llegada del ladrón de noche; término propio de los que desvirtuaron un sistema de vida; porque todo lo salido de ricos es pudrición; y quien tiene la desgracia de probar su fruto, el desdichado no entra al Reino de los Cielos; porque las divinas advertencias de dios; había que tomarlas en cuenta en la prueba de la vida; es más fácil que sea tomado en cuenta en el Reino de los Cielos, uno que en la prueba de la vida, tomó en cuenta a dios; a que sea tomado en cuenta, uno que cayó en el extraño libertinaje de olvidarlo; la prueba de la vida consistía en agradar a dios hasta en su última molécula; quien no lo hizo, no entrará al Reino de los Cielos; porque desvirtuaron la obra pedida a dios; la prueba de la vida consistía en conservar la inocencia de un niño; y la humanidad tenía la obligación moral de escoger la psicología que le condujera a la conservación de su inocencia; para desgracia de todo un planeta, los llamados ricos les salieron al encuentro, con sus extraños complejos con respecto a la posesión; la calamidad más grande en toda la historia humana, se hizo presente en un determinado instante de la vida misma; este instante lo verá todo el mundo en la television solar; este instante será llamado por toda la humanidad, el instante del Principio del yugo; porque a todas las generaciones que le precedieron, a todas les cayó desvirtuamiento en sus sensaciones é ideas; el drama se hizo poco menos que inevitable; porque la extraña herencia de la bestia, se fué transmitiendo a través de la sangre; y surgió un extraño sueño en la criatura humana; porque todo espíritu duerme en lo que cree que está correcto; más, desde el instante en que se vivió influenciado por la bestia, nadie vivió en lo correcto; nadie vivía en inocencia propia de niños; porque el interés y el egoísmo se introdujeron en la perfección de cada uno; y mientras exsista el modo de pensar de los ricos, exsistira también la tragedia; en la prueba de la vida, no se podía servir a dos ó más señores, porque se corrompía la inocencia de niño; el mundo de la prueba comprobó en sí mismo, que sirviendo a psicologías corrompidas como la es la de los ricos, es imposible seguir conservando la inocencia propia de un niño; y desde el instante que se pierde la inocencia de un niño, la criatura jamás volverá a encontrar su felicidad; la verdadera felicidad excluye a toda forma de pecado; el que en su manera de pensar incluyó el pecado como algo irremediable, él mismo perpetuó su propia desdicha; porque en el divino juicio de dios, se tomará en cuenta hasta la última molécula del modo de como se pensó, cuando se tenía la certeza, de que se era un pecador; porque entre todas las sensaciones contenidas en el pensar, está la sensación del arrepentimiento; y es más fácil que logre un perdón en el divino juicio de dios, uno que atendió a su sensación de arrepentimiento en la prueba de la vida; a que lo logre uno que le opuso una extraña resistencia mental; el soberbio siempre pierde en los divinos juicios de dios; es lo que les sucederá a los llamados ricos de la Tierra; porque una de las extrañas propiedades del oro, era la de endurecer los corazones y las mentes de los que lo poseían; porque hasta se mataban por poseer más oro; de verdad os digo ambiciosos del mundo, que todo oro codiciado lo paga el espíritu ambicioso, molecula por molécula; y por cada molécula de desmedida ambición se vuelve a vivir una exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; y como todo ambicioso contribuyó al sufrimiento y a la pobreza de muchos, es que cada futura exsistencia para los que fueron ambiciosos, será de pobreza, dolor y lágrimas; la vara conque se midió a otros en una exsistencia, acompaña a los violadores de la ley de dios, por infinitas exsistencias.-

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17