Divinos Rollos Telepáticos

DIVINO ORÍGEN DEL DIVINO PADRE JEHOVA; SU DIVINA Y ETERNA CREACIÓN; LA DIVINA BOLA DE FUEGO DEPURADOR; EL DIVINO PADRE Y LA SUCESIÓN ETERNA DE LOS NÚMEROS; EL NÚMERO 318 DE LA DIVINA JUSTICIA.-

Sí hijito; este dibujo celeste es lo que más se aproxima a mi divino libre albedrío; pues exsistiendo la relatividad tanto en la materia como en el espíritu, mi divino libre albedrío está en ellas; pues estoy en todas partes; soy infinitamente expansible y a la vez contractible; estoy en todas partes y en lo más microscópico; en la evolución humana lo más microscópico, son sus propias ideas; éstas se dejan sentir pero no se dejan ver; estoy también en ellas; estoy en la misma relatividad de ellas; y estoy en sus libres albedríos; estoy en las 318 virtudes vivientes del espíritu humano; estoy arriba y abajo; estoy en la materia y en el espíritu; estoy en la vida y en la muerte; estoy en el todo sobre el todo; estoy en lo pensado y lo impensado; en lo imaginado y lo inimaginado; mi divina escencia es divino fuego; un fuego del que a salido todo el universo; el universo es una microscópica variación de mi divino fuego; todos tenéis mi divina herencia; todos poseéis temperatura; poseéis electricidad en vuestros cuerpos; las criaturas y los planetas; nada hay que no tenga indicios de fuego; los soles y los microbios; todo el universo expansivo pensante; y así será por toda eternidad; la eternidad viviente también es fuego; que posee vibraciones inauditas para el entendimiento humano; el fuego posee también jerarquía; grados de pureza; tal como las individualidades que también son de fuego; y todo espíritu Brilla como el fuego de un rubí; Brilla como un microscópico sol; todos son eléctricos; siendo la carne la envoltura exterior de la fuente radiante; la carne es también fuego; es producto abstracto y viviente del fuego solar; al decir abstracto quiero decir pasajero; pues la carne acompaña al espíritu sólo para el viaje a la vida; es una alianza, en que marchan juntos a ganar experiencias a la vida de los planetas; ambos lo hacen con conocimiento de causa; ambos prometen en el Reino de los Cielos, cumplir con los divinos Mandamientos; ambos pertenecen al universo viviente; ambos prueban una de las infinitas formas de vida que hay en el universo; cuyo número jamás podrán calcularlo las criaturas; sólo el Padre eterno lo sabe; la materia que rodea al hombre, no es ni será la única; cada mundo formado es de materia diferente; su Sal es otra; sal significa La salida que tuvo de tal ó cual filosofía solar; ida significa espiritualidad en viaje galáctico; el cuerpo humano vuelve a ser lo que antes había sido; escencia magnética del mismo universo; el magnetismo es la materia misma; ambas son del fuego eterno; la vida humana siente dolor y alegría; ambas también son magnetismo; y lo son todas sus virtudes; son fuerzas de la naturaleza; encerradas momentáneamente en un cuerpo; dejado el cuerpo, todas las virtudes Buscan su propio infinito; de donde eran; antes de haberse unido al espíritu; así como los soles se unen a los mundos, así también las virtudes se unen a un espíritu; lo de arriba es igual a lo de abajo; los espíritus son microscópicos soles; poseen Brillo en su proporción relativa; son conocidos en el Reino de los Cielos, como espíritus-soles; soles que están empezando; son aún tan microscópicos, que ni sus dueños ven su propio brillo; el espíritu humano se forma según sus propias intenciones; sino avanza según los Mandamientos, queda como espíritu atrasado; con respecto al tiempo que vive en el universo; tiempo viviente que empezó en los mismos soles; pues de allí salió; salió de un fuego mayor; y volverá a ser él también, un Brillante sol de sabiduría; volverá a ser la misma herencia que le fué dada; esto enseña que todo el universo es una infinita jerarquía; y todo se mide con el conocimiento alcanzado por cada uno; esta infinita jerarquía, es tan infinita, que no todos se conocen; se acaba un mundo con una ciencia maravillosa, y ese mundo desaparece del espacio sin ser conocido por el resto; y son mundos colosales; que por sus tamaños llenarían de pavor a la criatura humana; pues una molécula de esos mundos, es infinitamente más grande que la Tierra; así igual la Tierra que habitáis, es desconocida del infinito; y más aún: no os dan ni la mínima importancia; estas criaturas saben que sóis un planeta – polvo; tal como ellos lo fueron; muchos soles antes; fueron chiquititos y humildes, para llegar a ser grandes en el Reino de los Cielos; es la llamada indiferencia galáctica; donde se confunden las más abismantes criaturas y filosofías vivientes; donde lo imposible exsiste en grado infinito; son mundos que tienen los cielos abiertos; y se comunican entre ellos; tal como era al principio la Tierra; tal como fué en el paraíso que conocieron Adán y Eva; la primera pareja humana; allí llegaban las naves plateadas; las que vosotros llamáis platillos voladores; en estos mundos, poseen otros conceptos más evolucionados; ellos dejaron de ser criaturas de carne, hace ya muchos soles atrás; no exsiste en ellos la ambición; propia de las criaturas de la carne; ni poseen el sentimentalismo; pues ya pasaron por ello; es por eso que comprenden al resto de las criaturas del espacio; son indiferentes y amorosos; no poseen la temperatura humana; no poseen intereses; son comunes en sus leyes; ellos no conocen la muerte; pero pasaron por ella; cuando fueron criaturas de carne; la conocen; y saben que es una transformación que sufren los espíritus; para ellos los espíritus son soles del microcosmo; son soles que en la eternidad futura, serán como ellos; son criaturas que han nacido mayor número de veces que la criatura humana; pues son infinitamente más antiguos; pues la creación del divino Padre no tiene principio ni tiene fín; más, cada hijo tiene principio y un destino; dentro del principio que es el Padre, están los principios relativos de mundos y criaturas; todos los principios tratan de alcanzar el principio del Padre; desde el mismo instante en que el divino Padre dijo: Hágase la luz, y la luz fué hecha; fué una de las infinitas veces que lo dijo; siempre pronuncia divinas palabras cuando ordena a las lumbreras solares expandirse y crear; la creación solar es la gran revelación para el mundo; ella explica el orígen de todas las cosas; tanto de la materia como del espíritu; explica el orígen del universo viviente del divino Padre; es el alfa y la omega de todo conocimiento; pues todo lo que se sabe, salió del mismo universo; salió por mandato del Reino de los Cielos; que a su vez salieron del mismo principio que salió la Tierra y sus criaturas; lo de arriba es igual a lo de abajo; mi divino libre albedrío a pasado lo que ustedes recién están pasando y lo que pasarán; fuí lo que ustedes son y serán; y lo fuí en un grado tal, como vuestra propia mente lo pueda imaginar; todo lo que sentís lo sintió el Padre; por algo se enseñó que vuestro Creador es infinito; un infinito que no basta una exsistencia para comprenderlo; es por eso que fué escrito; hay que nacer de nuevo para ver el reino de dios; todo número lleva mi divina herencia creadora; no sólo el número terrenal; sino que todos los números de todos los mundos; de los que hubieron hay y habrán; todo número es viviente; todo número acompaña a una individualidad-sol; acompaña a una mente; todo número es expansivo; todo número salió del Padre y vuelve al Padre; todo número al unirse a una mente, pide nuevo destino; todo número posee libre albedrío; tal como lo posee el espíritu; todo número escoge libremente su destino numeral; todo número es un microscópico Creador de universos numéricos; todo número es filosofía numeral; todo número es creador de espíritus; todo número es materia y espíritu; todo número posee jerarquía numeral; todo número conoce a su Creador; todo número posee inocencia solar; todo número posee su Corderito de dios; todo número juzja; todo número posee divina Vara; todo número salió de una trinidad numeral; todo número asiste a toda creación viviente en el Reino de los Cielos; todo número reencarna; todo número posee su juicio fiinal; todo número pasa pruebas en la vida terrenal; todo número tiene sus divinos Mandamientos; todo número posee sus sagradas escrituras; todo número es relativo; todo número tiene herencia; todo número dirige un pensar; todo número conoce la formación de la carne; todo número terrenal conoce y distingue el Bién y el mal; todo número es parte del todo sobre el todo; todo número está arriba y abajo; todo número posee virtud; todo número humano posee 318 virtudes; todo número participa en juicios finales; todo número posee sentimientos; todo número posee humildad y arrepentimiento; todo número es revolucionario; toda ciencia hace uso de ellos; todo número crea ciencias; todo número es mundano y espíritual; todo número forma galaxias de cálculo; todo número usa la divina Vara en sus acciones; todo número posee sensibilidad; todo número participa en el enjuiciamiento de todo espíritu; ellos calcularon los poritos e ideas de un espíritu encarnado; todo número es juez que espera mandatos; todo número posee sus propios reinos de los cielos; posee su propio reinado filosófical; toda virtud también posee su propio reino; el Reino de los Cielos es infinito; los cielos no tienen límites; ni lo tendrán jamás; el Reino de los Cielos es el macrocosmo en su máxima expresión; todos los seres mientras piensan, están creando gérmenes de cielos; cada virtud que está dentro del pensar, posee su cielo; cada idea emanada posee su cielo; el divino Padre posee la numeración infinita; esta numeración infinita es sólo una microscópica parte de su divino libre albedrío; posee otros infinitos cálculos; que por su eternidad, dejan de ser numerales; son cálculos solares; son cálculos que corresponden a inteligencias desconocidas por el resto del universo; son los divinos corderitos-solares; que poseen el mismo poder del Creador; es la divina Trinidad en la Trinidad; es la primogénitura en la Trinidad del Padre; no hay poder viviente que sobrepase al divino Cordero de dios; es la misma divina inocencia del divino Padre Jehova; el divino Corderito se multiplica en número desconocido para el resto del universo; ni todas las inteligencias juntas podrán calcular la divina vibración en que se desenvuelve el Cordero de dios; ni jamás ello ocurrirá; la expansión del universo es producto de la herencia del Padre; exsiste el universo porque él quiere que exsista; él quiere que todos sean como él; que conociendo las leyes de evolución por evolución, lleguen a ser como es el Padre: constructor de colosales mundos; nó esos microscópicos mundos; en los cuales sus criaturas están; sino, en mundos cuyos tamaños no cabría uno de ellos, en todo el universo conocido; mundos que de ser visitados por las criaturas humanas, los llenarían de pavor; porque sus habitantes no los verían; y si los vieran, no les harían caso; sería la misma indiferencia que el humano siente por una hormiguita; más aún; esas criaturas podrían ponerles los pies; es decir podrían pisarlos; y ni se darían ni cuenta que mataron a criaturas venidas desde un remotísimo sistema de vida; venidos de un planeta-polvo llamado Tierra; esto a sucedido y aún sucede; son otras historias planetarias; y se vienen sucediéndose desde antes que naciera vuestro planeta-polvo; los números se suceden igual que los mundos; en el Reino de los Cielos de los números, exsiste la filosofía calculadora; una filosofía tan antigua como el universo mismo; su divina herencia está en todos; no hay quien no tenga medidas; todos poseen cálculo numeral; criaturas y mundos; lo de arriba y lo de abajo; el macrocosmo y el microcosmo; lo visible y lo invisible; la luz y las tinieblas; el microbio y los soles; hasta el divino Creador hace uso de cálculos numerales; siendo él el creador de los mismos, hace divinas alianzas con los números vivientes; no atropella sus libres albedríos; como no le gustaría que le atropellaran el suyo; es por eso que fué escrito: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hicieran; se refiere esta advertencia al libre albedrío de cada uno; los libres albedríos vivientes acusan en el Reino de los Cielos; acusan cuando han sido atropellados; estando en la morada del divino Padre, les viene todo el recuerdo de sus experiencias; y son los primeros en ser escuchados por el divino Padre; el libre albedrío es la inocencia que prueba una determinada filosofía; antes de salir del Reino de los Cielos, todo libre albedrío promete respetar a los otros libres albedríos; y todos se prometen mutuo respeto; muchas parábolas tienen por objeto enseñar el libre albedrío; y toda enseñanza de mis sagradas escrituras, fueron hechas con una psicología de prueba; que está aún en la misma interpretación de mis mandatos; hay por lo tanto pruebas en la intelectualidad y pruebas en la vida cotidiana; pruebas en el espíritu y pruebas en la carne; pruebas visibles y pruebas invisibles; todo pensar humano tiene una constante de dificultad; aún en la felicidad terrenal; pues la felicidad también es probada; siendo la falta más común de la felicidad, el poco agradecimiento al Creador de toda felicidad viviente; el olvido al que le dió la felicidad; al que le dió el soplo de vida; al que le dió un destino; de esto se deduce que toda felicidad humana, termina forzosamente en un llorar y crujír de dientes; la felicidad terrenal nó dá la eternidad; es un premio mundano; del que se debe rendir cuenta; como se rendirá cuenta de cada acto realizado en la vida; pues cada acto de vuestra mente, pidió también ser probados en la vida; nadie es menos ante el Padre; ni el más microscópico acto; todo es viviente en el Reino de los Cielos; todo es vida; una vida que estáis lejos de comprender; porque se os puso un momentáneo olvido a vuestro pasado; más, vosotros hacéis que este olvido sea más profundo; por vuestra propia comodidad terrenal; se os dejó unas sagradas escrituras y no las profundizáis; son contados los hijos que buscan; el que busca encuentra; dice mi divina palabra; he permitido que las escrituras llegen hasta vuestros llamados tiempos modernos; he permitido que las tengáis a mano; y aún humanidad incrédula persistís en una ignorancia voluntaria; mi divino hijo solar Cristo dió la vida por explicaros en que consistía esta vida eterna; que está fuera de la Tierra; mucho os habría enseñado mi divino hijo; pero le matásteis; truncásteis vuestras propias eternidades; más vale una criatura que no se haya manchado las manos con sangre inocente; que una, que sí se las manchó con sangre pecadora; y aún así, nadie debe mancharse las manos con sangre; porque mi divino Mandamiento ordena no matar; la primera interpretación no corresponde para este mundo; es de un mundo más evolucionado que la Tierra; pero que aún está dentro de la imperfección; es sólo un ejemplo para el conocimiento humano; mi divina Bola de Fuego depurador posee todas las potencias numéricas que vuestra mente pueda imaginar; mi divino fuego que todo lo arrasa es como vuestra microscópica mente; que bién sabéis es un fuego Blanquecino que muchos hijos investigadores llaman Fósforo Mental; y no podía ser de otra manera; pues todo lo he creado; y todo lleva mi divina herencia; lo de arriba es igual a lo de abajo; en sus principios nacientes; los soles son fuegos mentales vivientes; como lo es vuestra mente; ellos poseen libre albedrío e individualidad como lo poseéis vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; ellos también cumplen leyes; ellos dan luz a los mundos; entre otras infinitas obligaciones; y reciben órdenes del Reino de los Cielos; ellos flotan en el espacio como flotáis vosotros en vuestro microscópico planeta; lo que sucede en los lejanos soles, lo escribiremos en futuros Planos; es una divina historia que no tiene fín; pues al empezar a contar la historia vivida por un sol, habría que empezar cuando fué un sol-Bebé; es decir espíritu-sol; empezando por sus primeros nacimientos o reencarnaciones; es lo mismo; en sus primeros pasos iniciales; cuando empezó siendo un microbio en un lejano mundo; un mundo que por su antiguidad, ya no está en el espacio; pues hasta los mundos poseen vejez; y mueren; tal como las criaturas; lo de arriba es igual a lo de abajo; los soles siempre han ejercido una fascinación en las criaturas de los planetas; se les confunde con el propio Creador; esto ha dado lugar más que otra cosa, al nacimiento de la adoración material; una adoración que tuvo sus épocas de gloria; fueron leyes que fueron pedidas por los espíritus de la antiguidad; se les hizo ver el atraso que esto traía; pero ellos insistieron; insistieron en conocer lo desconocido; insistieron en la causa de sus causas; en la causa de sus propios destinos; y todo les fué concedido; pedir en el Reino de los Cielos, tiene significado eterno para el que pide; pedir allí, es pedir conocer nuevas vidas; nuevos mundos; nuevas filosofías; nuevos cielos; nuevas leyes; es en otras palabras volver a nacer para acercarse más al reino de dios; esto significa que los cielos son relativos; y sus criaturas que los habitan lo saben; y desean conquistar Jerarquías más elevadas de cielos; saben estas criaturas, que lo más elevado que exsiste en el universo, es la morada del divino Padre; y saben que para acercarse a él, sólo se logra por la sabiduría, por el conocimiento; por el trabajo; y no exsiste otra ley para ello; todo lo demás es vanidad propia de las pruebas y de sus imperfecciones; todo lo demás es ilusión momentánea; efímera; pertenece a los mundos; y se le llama mundano; pues se disfruta de ello, mientras se está en un planeta; toda gloria terrestre pasa al olvido; sólo las doctrinas divinas son inmortales; ellas hacen cambiar el curso de la evolución misma; todos los planetas reciben la visita de la divinidad; pues la divinidad es responsable de sus creaciones; mi divino Hijo Primogénito fué y es un padre solar; no debe confundirse este término con el Padre Jehova; en todas partes hay padres de sus propias herencias; así en la Tierra están los padres terrenales; que no se confunden con el Padre eterno; lo de arriba es igual a lo de abajo; el divino Padre es infinito; y los padres de la Tierra finitos; todo padre posee su filosofía; es como decir que todo padre terrenal tiene su propio pensar; sea cual sea su pensar, no deja de ser un padre; esto quiere decir que cada criatura es responsable de una herencia; es responsable de una reencarnación; pues al contraer matrimonio, se es responsable de hacer una sola carne; esta divina Revelación estremecerá al gran mundo donde se ven las más grandes inmoralidades; donde por un puñado de oro, pisotean la divina ley del matrimonio; ¡pobres de vosotros, escandalosos del amor! ¡pobres de aquéllos y aquéllas, que por simple capricho probaron carne! ¡más os valdría no haber nacido; ninguno de vosotros demonios del escándalo, entraréis al Reino de los Cielos; os maldeciréis unos a otros; maldeciréis haberos conocido; de vosotros es el llorar y crujir de dientes; nadie os mandó escandalizar; libre albedrío tuvísteis; divino Padre ¿qué castigo les espera a los escandalosos del amor? Te lo diré hijito; tendrán que pagar segundo por segundo en el tiempo que duró el escándalo; más el tiempo de desdicha provocado en sus hijos; este tiempo se extiende por su influencia, hasta la tercera generación; por lo tanto ricos del arte no podréis llevar el Corderito de Plata; símbolo de la inocencia; símbolo de la humildad espíritual; de verdad os digo que ningún escandaloso lo llevará; pues ningún escandaloso será resucitado a niño de doce años; el año 2001; el que la hace la paga; ¿cómo mis humildes hijos que son explotados por la ambición humana, no caen en estas violaciones? vosotros que tenéis grandes fortunas y os jactáis de ello, no tendréis la ansiada eternidad; al polvo seguiréis; ¡cómo maldeciréis el maldito dinero! así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y así os fué concedido; libre albedrío tuvísteis en el pedido; así como en todos los pedidos humanos; nadie se queje; se os dió la vida para que ganárais en moralidad; y no en inmoralidad; por esto se os dió los divinos Mandamientos; mandatos divinos para todos; pues todos pidieron probar la vida humana; aquí no hay excepción; como en la ley de la muerte, todos deben cumplir; entre los destinos de cada uno y los divinos Mandamientos, está el Alfa y la Omega de todo destino; la vida humana fué escogida en libre albedrío por todos ustedes; nadie vino obligado a conocer esta clase de vida; todos fuísteis ilustrados en el Reino de los Cielos; todos vísteis vuestras propias futuras dificultades; y todos prometísteis cumplirlo hasta el último suspiro; hasta el olvido del pasado, fué aprobado por vuestros libres albedríos; por lo tanto el juicio final es parte también de vuestro reconocimiento; entrásteis en divina alianza con los divinos querubínes de juicios finales; son las mismas divinas criaturas que os resucitarán en nueva carne; una carne que no es por engendramiento; es una carne salida del magnetismo solar; una carne que tiene divina alianza con la eternidad, carne inmortal; carne que corresponde al segundo nacimiento; al segundo tiempo; y al segundo cielo; mi divino hijo solar Cristo lo dijo: soy la vida y soy la muerte; quiso decir: puedo reemplazar vuestra carne mortal en carne inmortal; porque todo salió de mí; lo que es de mi Padre, es también del hijo; mi divino Padre está en mí y yo en él; mi Padre y yo, formamos una sola carne; un sólo espíritu; un sólo mandato viviente; mi Padre y yo, formamos el comunismo pensante de la Trinidad suprema; todo eso y algo más, quiso deciros mi divino hijo en esa inmortal parábola; inmortal en el pasado; e inmortal en el presente y el futuro; pues las divinas escrituras, adquieren una nueva dimensión en el conocimiento humano; con la Ciencia del Cordero de dios, se cierra el último capítulo en este microscópico planeta llamado Tierra; mi divino hijo, también quiso anunciaros esto; cuando él dijo: Soy el Alfa y la Omega; el principio y el fín; quiso deciros: Toda verdad la empiezo con doctrina, y la termino con doctrina; pues toda doctrina es palabra viviente, salida de mi divino Padre; un dios viviente; por algo mi divino Padre dijo: Hágase la luz y la luz fué hecha; también palabras vivientes; por ellas nacieron los universos vivientes; y vosotros sóis una de esas escencias vivientes; sí hijos de la Tierra; muchas cosas quería mi divino hijo solar deciros; más, vosotros le matásteis; no culpo a vosotros; sino a vuestros padres que fueron antes que vosotros; la culpa recae en quienes tramaron su muerte; y no en raza alguna; es el divino Padre quien juzja; y no los hombres; que ni cumplen con honradez, ni su propia justicia terrenal; justicia pasajera; hecha con cálculo demoníaco; pues a mis humildes hijos, no los toman en cuenta; pues no poseen dinero suficiente; de tal justicia no quedará piedra sobre piedra de su edificio; es decir no quedará herencia alguna de ella; mi divino fuego depurador está en todos; pues poseéis inocencia; vuestro deber en la vida, fué haber mantenido incolúmene tal inocencia; sea cual fuere la doctrina que escogísteis por destino; conservar esta inocencia en medio de las tentaciones de la vida, es la suprema meta de vuestro espíritu; así lo prometísteis en el Reino de los Cielos; todo vuestro pensar es pesado en la divina justicia; ningún pensamiento de los que tuvísteis en la vida, queda fuera de esta divina justicia; así lo pedísteis también; y también pedísteis, que una parte de la divina justicia, se hiciera en la misma Tierra; es por eso, que muchos se castigan sólos; otros se premian sólos; son premios pendientes del pasado; lo que no se dá en una exsistencia, se dá en otra; si no se castiga una falta o no se paga una deuda en tal exsistencia, la ley se cumple en la otra; esa es la única razón de la infinita variedad de destinos que se vé en la Tierra; siempre a sido así; desde el principio del mundo; incluso Adán y Eva también cumplieron esta ley; ellos tenían muchas leyes de destino pendientes; la caída en desobediencia por parte de ellos, no fué la primera; ni será la última; es todo un historial galáctico; que ahora por primera vez lo sabrá el mundo; sólo dí a conocer de Adán y Eva, lo que convenía saber de ellos; no debe olvidarse que la filosofía de la Tierra es filosofía de prueba; no le es dado saberlo todo; si lo supiera todo en el tiempo de prueba, esta filosofía pedida por los espíritus humanos, se desvirtuaría; hay muchos seres humanos que critícan como el divino Padre hizo las cosas; y hasta se revelan; son espíritus ignorantes; apegados a un presente y sus comodidades; quieren amoldar el universo, a sus caprichos; no saben estos espíritus de la ignorancia, que para que ellos estén viviendo, ocurrieron hechos inauditos; que hubo un colosal sacrificio de parte de las virtudes vivientes; que se movió y aún sigue moviéndose el universo; no saben estos espíritus ignorantes y mal agradecidos, que así como exsisten madres humanas, exsisten igual madres solares creadoras de espíritus; lo de arriba es igual a lo de abajo; cuando lo sepan y lo vean, se golpearan el pecho en medio de un llorar y crujir de dientes; todo lo creado tuvo un principio; y todo principio cuesta; nada es fácil en el universo; hay partos de vida en el cielo y partos de vida en la Tierra; tanto arriba como abajo; la ley de la creación es universal; para todos es igual; las variedades de destinos, se las crea cada cual; conciencia tiene de ello; en el viaje de retorno a la verdadera vida, que es la eterna, todo espíritu vé con asombro y verguenza, que más allá de la vida humana, exsiste una actividad abismante; una actividad que es entre mundo y mundo; entre sol y sol; y si es un espíritu ilustrado vé y comprende emocionado la misión de mi divino Hijo Primogénito; allí comprende su divino mensaje, cuya doctrina se refería, a lo que sus ojos espírituales están viendo; la eternidad enseñada y anunciada por mi divino hijo, es mostrada por igual a todos; creyentes ó no creyentes; el espíritu hace el viaje de retorno por el mismo camino que empleó, cuando reencarnó en un Bebé humano; igual cosa ocurre con los espíritus primeros; con los espíritus que pidieron probar filosofía viviente en otras familias; y que vosotros llamáis animales; pues debo deciros que muchos de ellos fueron criaturas humanas en lejanos mundos; más, no conocían la filosofía que están viviendo; en virtud de sus libres albedríos, pidieron y se les concedió; de todo hay en el rebaño del Señor; y ese todo no tiene límites; nada es imposible para el Creador de vuestras vidas; así como os creó a vosotros, así creó antes que vosotros, el universo expansivo pensante; negar su divina exsistencia, es negarse así mismo.-

DIVINO ORÍGEN DE LOS CIELOS; SUCECIÓN ETERNA DE CIELOS; LA GEOMETRÍA DEL UNIVERSO; COMO NACE Y SE DESARROLLA UN CIELO; EL MACROCOSMO Y EL MICROCOSMO; LA GALAXIA TRINO.-

Sí hijito; te dictaré el tema de toda eternidad: Los cielos; un tema que hará estremecer a los incrédulos y a los egoístas; a los que creen saberlo todo y no saben nada; los cielos también fueron microscópicos; todos nacieron bebés; tal como nacéis vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; nadie nace grande; porque hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; todo cielo nace de una idea; una idea como vosotros generáis a diario; toda idea contiene los gérmenes de un futuro mundo; y entre ellos está el tiempo; el espacio y la filosofía; al crecer la idea, expande sus gérmenes; y vá creciendo su geometría; tal como crece y se desarrolla una semilla; un cielo es un infinito de un todo; vosotros viviendo en un planeta, conocéis un sólo presente; un sólo cielo; el que vuestros ojos ven; no véis más allá de vuestro límite; no véis las colosales formas del macrocosmo; pues nada tiene límites en la creación del Padre; los cielos se suceden unos a continuación de otros; y son de colores infinitos; que tampoco tienen límites; su geometría es universal; basta que penséis como están distribuídos los cielos y ellos allí están; porque todo lo pensado por vosotros, ya fué pensado por otros; y todo lo que pensaréis igual; nadie es absoluto; todo exsiste; es tan infinito el número de cielos, que toda fantasía es una realidad; lo que no está en la Tierra, está en el infinito; los cielos con ser infinitos, poseen límites porque precisamente todo exsiste en ellos; estos límites se denominan puertas; puertas que conducen a las casas; y no son como las vuestras; porque no tienen límites; se expanden en todo instante; porque allí la materia es creadora como el espíritu; los cielos tienen jerarquías; más, la Trinidad las une; el todo sobre el todo está en todos; todo cielo tiene su filosofía; y sus criaturas heredan la filosofía; allí el entendimiento no tiene trabas; todos son creadores de mundos; y el tamaño de estos mundos, es infinito; todo depende de la sal de vida de cada uno; en el Reino de los Cielos, nadie envejece porque viven la eternidad; juegan como niños, a transformarse en lo que fueron; pues naciendo de nuevo, han pasado por infinitas exsistencias; y disfrutan de ellas; y eso es lo que ocurrió en una de las casas llamada paraíso terrenal; el ángel Luz-Bella se transformó en serpiente para tentar a Eva; y con ello se convirtió en demonio; había hecho lo mismo en otras casas; y todo tiene su límite en las criaturas del Creador; la serpiente fué maldecida por el Padre Jehova.- Sí hijito; el dibujo celeste enseña infinitas leyes en los cielos; los cielos se expanden haciendo madurar a los mundos que se encuentran en él; cada cielo es una caloría solar que tiene dentro de sí a otras infinitas calorías; cada cielo tiene un sol jerárquico que transmite sus leyes a otros soles; y todos alaban al Padre; conocen a los enviados del Padre; porque lo que es del hijo solar, es del Padre; cada cielo forma parte de una galaxia; una galaxia posee infinitas clases de cielo; cielos microscópicos y gigantescos; los microscópicos poseen mundos iguales; y los cielos gigantescos poseen mundos colosales; vuestro mundo polvo pertenece a cielo microscópico; con sol enano amarillo-pálido; vuestro cielo pertenece a la galaxia Trino; una galaxia casi desconocida en el universo; sólo conocida por algunos padres solares que fueron profetas en la Tierra; todos los que han sido criaturas terrestres, casi no los conocen; todo desconocimiento que se tiene de sí mismo, se debe a lo infinito del universo nadie es más importante que nadie; sólo el Padre lo es; los cielos tienen numeración galáctica; vuestro cielo es un tercer cielo en molécula expansiva; quiere decir que cada molécula de vuestro planeta, llegará a tener un cielo; porque nadie es desheredado; ni la molécula de la materia, ni la virtud del espíritu; todos se hacen su propio cielo; han nacido para ganárselo; cada cielo posee sus propias leyes; porque de todo hay en la viña del Señor; todo exsiste en la creación; cada cielo tiene sus obligaciones en la creación; y siempre por toda eternidad, se reunen las jerarquías solares con el Padre Jehova; he aquí el significado de la última cena; una mesa que tiene la forma del Arca de las Alianzas; con 12 padres solares; porque todo humilde es grande en el Reino de los Cielos; y todo lo que ocurrió en la última cena, es una réplica de lo que ocurre en los cielos; lo de arriba es igual a lo de abajo; en el dibujo se vé un arca con colores horizontales; cada apóstol pertenece a un cielo de color; y cada uno tiene su propia filosofía; su propia individualidad y su propia fé; es por eso que la última cena es inmortal entre todas las cenas; allí lo que se dijo, fué dicho en infinitos cielos y mundos; porque la Trinidad Solar está en todas partes; y un mandato del Padre Jehova, no es unicamente para un mundo; lo es para infinitos mundos; cuyo número es como el número de arenas que contiene un desierto; nadie es único ante el Padre; porque su amor es universal; los cielos poseen comunicaciones como las poseéis vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; y los platillos voladores son una de las infínitas formas de comunicación; la telepatía universal es una de las más comunes; tal como tú la posees hijito; todas las comunicaciones y escenas de colores que ves, constituye la telepatía universal; en tu mundo nadie la posee; es por eso que nadie escribirá una doctrina como la tuya; en todo exsiste un primero; por el fruto se conoce el árbol; lo que es del hombre, del hombre es; lo que es de la Trinidad Solar, de la Trinidad es; los cielos poseen una geometría que siendo uniforme, es relativa a las evoluciones; la geometría de los elementos de sus mundos, se amolda por las alianzas que se verifican en los cielos se más jerarquía; un Padre Solar obedece a otro de mayor sal de vida; de mayor conocimiento y sabiduría; y éste a otro; el mando jerárquico no tiene fín; y la última palabra de una ley, es el Padre Jehova; que muchos llaman Padre eterno; cada cielo crece como crece una semilla; y exsiste verdadera competencia entre los Reinos de los cielos; una competencia que es y será eterna cada cielo trata de ser el primero ante el Padre; los colosales soles, juegan como niños para complacerle; porque saben por sabiduría, que el Padre es alegre como un niño; y quien no viva con carácter de niño, no entra a su morada; y su morada está en todas partes; porque Dios está en todo y en todos; cuando un Padre Solar requiere de su divina presencia, hace un llamado telepático; y el Padre se le aparece en forma instantánea; su forma de aparición es infinita; siempre escoge la forma más humilde; y muchas veces cuando su libre albedrío lo quiere, el divino Padre se adelanta al llamado telepático; y sorprende al que lo necesita; de preferencia está con los más humildes; porque ellos son los primeros en el Reino de los Cielos; una de las historias más fascinantes y eterna, es aquélla en que los Padres Solares, se disputan la primicia de quien vió al Padre mayor número de veces; y la forma que vestía cuando le vieron; esto no tiene fín; porque el Padre está en todas las formas; está en todas partes; en las formas que se conocen y en las desconocidas; esta divina competencia es eterna; ella exsiste desde que nació el universo material; y en los otros infinitos que estuvieron primeros; porque lo que vosotros llamáis materia, es sólo un comienzo de algo primitivo; toda vuestra galaxia Trino que no tiene fín, nadie la menciona en el macrocosmo; porque saben que el universo no tiene fín; y no se preocupan por el infinito; porque viven la eternidad del mismo; ven maravillas a cada instante; y a cada instante una eclipsa a la otra; toda gloria es relativa aunque sea eterna; sólo el Padre es gloria eterna; porque es Creador de todo cuanto exsiste; los cielos crecen y no tienen límites; y a la vez lo tienen; el límite les dura un instante; porque la velocidad de expansión de los cielos, es algo inaudito; no cesará jamás; sólo el Padre puede cortar la expansión; tal cosa sucedió con el demonio; fué cortado y echado fuera del reino del Padre; pasó a ser tinieblas del macrocosmo; todo aquél que es cortado, por causa de violación es; así les sucedió a los malditos faraones; fueron sacados de la Tierra por empezar a esclavizar a sus criaturas; muchos esclavizadores a tenido el mundo; y casi todos esclavizan por el poder; por ambición; por codicia; y los malditos faraones fueron los primeros; contagiaron a otros; la adoración al oro, tomó muchas formas de esclavitud; la que está actualmente en la Tierra, tiene forma de imperio; y siempre a tratado de dar a entender al mundo, que no exsiste otra alternativa; esta alternativa es la debilidad de estos demonios por el oro; este imperio lo conocéis por capitalismo; un árbol filosófico que no plantó el Padre; y de raíz será arrancado de la evolución humana; los espíritus del imperialismo, son los mismos del pasado de la era faraónica; que siguen con sus mismas inclinaciones ambiciosas; pasando incluso, por encima de la moral de las escrituras; porque estos demonios para nada toman en cuenta, las escrituras; y una vez más, caerán; porque todo tiene su tiempo; un tiempo de prueba que ellos mismos pidieron; y pidieron ser juzjados; más, este juicio provocará llorar y crujir de dientes; porque el demonio divide la felicidad misma; todo espíritu capitalista será despreciado; y todo humilde y explotado será ensalzado; nadie en el mundo vá a seguir las normas del materialismo; este viraje en las costumbres del mundo, provocará la caída del imperialismo; es cambiada la moral del mundo; que no es moral; puesto que se viene violando desde hace muchos siglos, la moral del Padre; toda inmoralidad cuando se hace rutinaria, parece moral; es la ilusión legalizada por las fuerzas de la imposición; es ésta ilusión inmoral, la que no permitirá que entréis al Reino de los Cielos; porque su causa es desconocida en el reino; como toda violación lo es; y no sólo vosotros no entraréis al reino; sino que infinitas humanidades que se dieron sistemas de vida que no contenían la moral de sus escrituras; el llorar y crujir de dientes no es sólo de un mundo; sino de mundos cuyo número es como el número de granos de arenas que contiene un desierto; vuestro mundo es mundo de pruebas; empezando por vuestro propio sistema de vida; y todas vuestras pruebas deben ser analizadas a la luz de la moral de los Mandamientos; no exsiste otra vara para medir lo que vosotros medísteis; cada cual tiene su vara en su misma conciencia; porque será ella la que juzjará al espíritu; así lo pidió el mismo espíritu en el Reino de los Cielos; vuestra caída se debe a que os dejásteis ilusionar fácilmente; y los primeros ilusionados fueron vuestros padres; y los padres de sus hijos; los padres de los padres fueron los primeros ciegos; eso significa que la causa de vuestra caída, se remonta a muchos siglos atrás; es por eso que fué escrito que se juzjaría a vivos y muertos; éstos últimos son los que partieron de la vida; y son juzjados arriba; porque la justicia del Padre es tanto arriba como abajo; es igual en cualquier punto del universo; el término arriba y abajo es propio de vuestra evolución; vuestra geometría la define como punto de comparación; en otros mundos se emplean otros términos; que son infinitos como los mismos mundos; vuestro destino espíritual llega sólo hasta las puertas del Reino de los Cielos; porque todo violador de la ley no puede entrar; y desde lejos contemplaréis vuestro punto de orígen; y estando fuera del Reino, seréis juzjados; y viendo la gloria eterna a distancia, partiréis de nuevo a otros mundos de carne; pagando lo que vosotros mismos violásteis; esta situación se prolonga tanto, como el tiempo que dure la deuda; es así como un escandaloso o escandalosa con sus cuerpos de carne, deben pasar tantas exsistencias en mundos de carne, como poros contenía su cuerpo carnal en el momento de la violación; cada porito viviente se queja en el Reino; de la inmoralidad del espíritu; porque él tenía tanto derecho a progresar, como el espíritu mismo; y siendo un porito microscópico y humilde, es primero en el Reino de los Cielos; porque los humildes son grandes en el reino; y los poritos adquieren proporciones colosales que llenan de pavor a todo espíritu violador de la ley; porque el ser primero ante el Padre, se es en todo; en filosofía, porte físico, y derechos; vosotros contemplaréis las justicias celestiales, desde fuera del reino; veréis como son juzjados vuestros ilusionadores; los que se complacieron en hacerse llamar, grandes del mundo; porque todo engrandecido será empequeñecido; y todo pequeño engrandecido; toda justicia en el reino es universal; nada se hace oculto; como sucede en vuestro mundo; nunca jamás debió el mundo hacer cosas ocultas; porque sólo satanás se oculta; todo ocultista y toda ciencia del llamado ocultismo, no entrarán al Reino de los Cielos; así les serán a ellos ocultados los mundos de la luz; no se puede servir a dos señores: o se sirve a la luz ó se sirve a las tinieblas; el que sirve a dos filosofías, se divide así mismo; se lo disputan la luz y las tinieblas; vuestro destino es el destino de los salvos; porque pagando vuestras propias deudas, os salváis de la condena total; los que entran al reino, son los bienaventurados; y pueden ir donde les plazca; porque su moral, les abre todas las puertas; pues en el reino todos leen las mentes; son telepáticos en todos los grados imaginables; ellos saben cuando una forma de demonio, a entrado al reino; y toda violación a la ley del Padre, es una forma del demonio; aunque la violación sea microscópica; y su autor pasa a llamarse demonio; demonio ó anti-cristo es lo mismo; porque la más microscópica violación a la doctrina que se os dió, os convierte en anti-cristo; y todas las religiones que dividieron la fé de la humanidad en muchas creencias siendo la verdad una, son anti-cristos; porque sólo exsiste un sólo Dios nomás; desde el mismo instante en que la roca religiosa se creyó única excomulgando a inocentes, se convirtió en el primer anti-cristo; y las demás rocas religiosas le imitan; la llamada religión ó religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; porque ninguna filosofía que divida las humanidades de los lejanos planetas, se conoce; sólo se conoce el trabajo del espíritu; porque es lo primero en el universo; antes que exsistiera la Tierra y religión alguna, exsistía el trabajo; que es la única filosofía del reino; las llamadas religiones son tan falsas, que bién podríais vivir sin ellas; lo que no sucede con el trabajo; porque sin trabajo no se puede vivir honradamente; como os fué mandado; te ganarás el pan con el sudor de tu frente; quise deciros que siendo vuestro espíritu eterno, sólo el mérito espíritual lo ensalza; y al deciros que la Tierra pasará más mis palabras no pasarán, quise deciros que todo lo falso y todo lo que a violado la ley del Padre, cae; mis palabras no pasarán, significa el envió de nueva doctrina; porque toda doctrina sale de la palabra viviente del Padre; los sucesos del futuro; los crea el Padre; vosotros vivís un presente a medida como se presentan las cosas; y según vuestras intenciones en el presente, así nace vuestro futuro; porque así como obras, así obrarán contigo los acontecimientos del futuro; que son tan vivientes como lo es vuestro espíritu; la religión fué la primera ciega; ¿no enseñaba que todo humilde es primero en el reino? ¿y porqué no en la Tierra? y viendo la injusticia, no reprendió a la causa; no reprendió a la bestia capitalista; hizo lo contrario; entró en alianzas con ella; la reconoció y la legalizó; nada hizo contra ella; pactó con ella; convirtiéndose en la primera ramera del mundo; coronó sus reyes; bendijo sus armas sabiendo la roca que el Mandamiento del Padre dice: No matarás; al bendecir las armas conque se matan los hijos del Padre, legalizó el uso de ellas; ¿por qué lo hizo? dejemos que la ramera conteste al mundo, las acusaciones que le hace el Padre; ciega fué y ciega caerá; hasta el último instante de los acontecimientos, será soberbia; confundió la verdadera espiritualidad, con un reinado de conveniencia; porque a explotado la fé como nadie lo a hecho; tomó sobre sus hombros la dirección espíritual de un mundo, sin tener la suficiente moral; porque dividir a sus hermanos nada tiene de moral; es inmoral; enseño al mundo la adoración material ó adoración faraónica; la adoración que nunca a agradado al Padre; la mayor adoración que puede brindársele al Creador de la vida, es una vida de trabajo; eso vale inmensamente más, que todos los templos materiales, que a tenido este mundo; es cierto que debéis pedir al Padre; más, debió ser en la medida que no se violara su mandato; toda la humanidad debió estudiarme en sus horas libres; porque el que busca encuentra; el que nunca se preocupó de buscarme, nunca me hallará; y junto con la adoración material, nació la mojigatería, la hipocrecía y la perdición de las almas; porque hasta un segundo ó menos de mojigatería ó hipocrecía, y no se entra al Reino de los Cielos; la roca religiosa debe este nombre a su mismo egoísmo espíritual que siempre la caracterizó; y por este egoísmo cae; nunca investigó ante la faz del mundo, todas las revelaciones que el Padre le puso en el camino para probarla; porque todo espíritu es probado en la vida; y toda prueba viene sin aviso; porque precisamente es prueba; la prueba y la sorpresa marchan juntos; y vendrá la verdad, con sorpresa; como la sorpresa que causa un ladrón de noche; así fué escrito y así se cumplirá; si hubiéseis sido humildes de verdad, vosotros mismos daríais las nuevas del Padre al mundo; ¿por qué negastéis a mi hijo que os envié en un instante dado? es la pregunta que se hará la humanidad de ahora y del porvenir; porque vuestro reinado de adoración material y la división de la fé del mundo, dará que hablar a muchas generaciones del futuro; la humanidad comprenderá con lágrimas en los ojos, que por una roca no se entró al Reino de los Cielos; lo que os sucederá es algo que también estaba escrito; el demonio se divide así mismo; quiere decir que vuestra roca egoísta se divide y cae; y a los mismos que dividísteis, serán los que os juzjarán; con la vara que medísteis, seréis medidos; y ciertamente que seréis despreciados por los humildes de este mundo; porque ellos eran los llamados a diriguir los destinos de este mundo; ¿no enseñásteis que todo humilde es primero? y si fué y es primero, ¿porqué no lo fueron en todo acontecimiento de la humanidad? ¿porqué siendo ellos los primeros, siempre fueron los últimos? estas preguntas, os llenarán de verguenza demonios; más, todo vergonzoso será juzjado; y vuestra verguenza es salida de vuestra propia inmoralidad; hasta el último instante fuísteis duros y egoístas con mi enviado; que os sorprendió a todos ilusionados y materializados; porque vuestra moral es de poca cualidad y calidad en lo humilde; todo se sabrá demonios de la división; que a todo reinado le llega su hora; y con la caída de vosotros, se inicia para el mundo, la era de mayor felicidad que época alguna tuvo; ciego mantuvísteis al mundo por muchos siglos; enfrentad ahora la justicia del Padre; porque no hallaréis paz en parte alguna; tenéis que pagar los partos y dolores morales, de millones y millones de criaturas; a las que dividísteis en su fé verdadera; millones y millones de criaturas humanas, pululan por vuestro egoísmo, fuera del Reino de los Cielos; y os maldicen como jamás fué maldecido nadie; todos estos desdichados os esperan para que seáis juzjados en el reino; y de verdad os digo que ninguno escaparéis; así es y así será por los siglos de los siglos; y si vuestro Creador no os hiciera justicia, este mundo seguiría dividido por toda eternidad; ¿comprendéis ahora que vuestra obra es una roca? antes de salir del reino, prometísteis no dividir al mundo de nuevo; porque vosotros espíritus religiosos, sóis los mismos fariseos de la época romana; todo espíritu nace de nuevo a la vida; y vosotros demonios del egoísmo humano, pedísteis reencarnar de nuevo para pagar deudas del pasado; vosotros mismos entregásteis a mi Hijo Primogénito, a sus enemigos; porque ya y desde mucho antes, teníais el gérmen de ser absolutos; en lejanos mundos hicísteis lo mismo; dividísteis otras humanidades; sembrásteis la confusión en la fé de otras criaturas; dejásteis muchos planetas, llenos de templos y de símbolos que a nada conducen; enseñasteis la adoración a la imagen; provocásteis atrasos muy grandes en esas moradas; tal como el que habéis provocado en la Tierra; por vuestra culpa demonios de la hipocrecía, este mundo está atrasado en veinte siglos, en su plano moral y espíritual; ¿no hubo un tiempo en que estaba prohibido leer al Padre? ¿por qué malditos habéis creado una falsa imágen del Padre en este mundo? ¿no vísteis por las escrituras, que mi Hijo Primogénito era todo sencillez; lo que es del hijo es del Padre; y lo que es del Padre es del hijo; quiere decir el comunismo celestial en la sencillez; una sencillez que estáis lejos de comprender; porque sóis los espíritus más atrasados en espíritualidad; la misma división del rebaño en muchas creencias, lo demuestra; y ya os veo demonios, pidiendo nueva exsistencia para enmendar una vez más, los errores cometidos en esta exsistencia.-

DIVINO ORÍGEN DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS; EL NÚMERO DE SU CREACIÓN; PLAN DIVINO DE DIVINA HERENCIA; SOL ALFA Y SOL OMEGA; EL CUADRADO SOLAR; LA PSICOLOGÍA DIVINA.-

Sí hijito; te explicaré otra gloria de tu divina añadidura; pues todo hijo es premiado en alguna de sus infinitas exsistencias; el divino orígen de las Sagradas Escrituras, se remonta a eternidades antes, que surgiera el Universo Expansivo Pensante; primero se piensa, luego se planea y se ejecuta; estas tres divinas iniciativas, que posee toda mente humana, también las posee el divino Padre Jehova; y las posee en grado infinito; tan infinito, que ellas aún siguen planeando mundos; esto viene ocurriendo desde el instante divino, en que el divino Padre Jehova dijo a las lumbreras solares: hágase la luz, y la luz fué hecha; toda escritura, representa el divino libre albedrío del divino Padre; es por eso que ellas están por sobre todas las cosas; pues el divino libre albedrío, del divino Padre, es el Creador de cuanto exsiste; hasta la inteligencia humana, es una microscópica imagen y semejanza del divino Creador; la divina escritura se puede expresar de muchas formas; y es interpretada, por muchas individualidades; probada es la criatura, en la divina verdad; más, el mandato es uno; sale de un sólo Padre; y la verdad es una sola; ella también retorna al 1; pues del 1 salió; muchas escrituras hay en la Tierra; y de esas muchas, la más sublime es la filosofía del trabajo; es ésta, el más grande templo, que la criatura pueda erigirme; es un templo que jamás se reduce a polvo; los demás templos, sí que se reducen a polvo; en una vida de honrado trabajo, está todo lo que enseñan, mis divinas parábolas; ellas dicen: hijo del hombre; significa hijo del trabajo; que se gana el pan con el sudor de su frente; más vale una vida de honrado trabajo, que una perpetua adoración; sobre todo cuando la adoración es materialista; no se puede servir a dos señores; o se sirve a lo pasajero, ó se sirve a Dios; quien sirve a Dios, pone en divino juego de perfeccionamiento a todas sus virtudes; en el divino trabajo; no exsiste ganancia mayor; pues el espíritu brilla en el Reino de los Cielos, según sea su mérito espíritual; toda acción mental, es una reproducción de un hecho ya previsto en los lejanos soles; la vida humana es como una película en divinos colores; es el alfa y la omega de su propia exsistencia; no exsiste criatura pensante, que escape a esta divina ley; todo lo hecho en la vida, lo encuentra el espíritu en la divina television solar; nada muere en el Reino de los Cielos; la muerte física, es sólo una transformación momentánea; las moléculas de la carne se disgregan; se vuelven polvo y desaparecen; pero su invisible magnetismo, viaja por el infinito, junto con el espíritu; y son proyectados en la televisión solar; esto ocurre en el sol Alfa, de la galaxia Trino.- sí hijito; en este dibujo se vé la divina televisión solar; de todo el Universo Expansivo Pensante; está divina televisión es la causa primera de la televisión solar en ella, el divino Padre Jehova presencia todos los hechos acaecidos en todos los mundos; esta televisión es de maravillosos colores vivientes; es decir que ella habla a la mente de todo espíritu; esto ocurre cuando los espíritus, venidos de todas las lejanas galaxias, se presentan en mi morada solar; frente a esta televisión, están las divinas balanzas solares; las mismas, que junto con la divina televisión, vienes viendo; desde que empezó en tí, el eterno brote telepático; es la misma televisión que tuvo el divino primogénito solar; él vivía un constante futuro; materializado en un pasajero presente; es por eso, que no le daba importancia a la gloria terrenal; he aquí el porqué de esa maravíllosa indiferencia, hacia las grandezas de la Tierra; él sabía como ninguno, que todo es pasajero; que todo volvía a la television solar; que la vida humana, es desconocida en el infinito; es desconocida en los colosales mundos; donde el tamaño de una molécula de esos mundos, es infinitamente mayor que el tamaño de la Tierra; veía, que si el hombre hubiera llegado a esos mundos, habría enloquecido; pues habría encontrado una indiferencia, que le paralizaría el corazón; sería mirado en los gigantescos mundos, como un microbio; nadie podrá jamás, llegar a otro planeta, si en su propio planeta, no se ha cumplido hasta la última letra de las Sagradas Escrituras; todo planeta y todo sol, poseen sus propias escrituras; nadie es desheredado, en la creación del divino Padre; toda Sagrada Escritura, es parte de un divino plan de evolución; es la psicología divina, puesta en acción; esta divina acción, se denomina en ciencias celestes, acción Alfa; con justicia Omega; quiere decir que toda libertad, salida de todo espíritu, es consecuencia del libre albedrío, de los cuerpos celestes; pero, no confundir; nadie se manda sólo; si así fuera, no exsistiría la Sagrada Escritura; ni estarían los diez Mandamientos; sin los cuales, no exsistiría la moral espíritual; en otras palabras; en vez de planetas, en constante evolución, habrían infiernos; gobernados por tiranos; el divino cuadrado solar, es producto de la microscópica chispita; que nació en la corona solar del sol Alfa; y se abrió camino en el sol Omega; al ocurrir esto, se formaron infinitas líneas, que junto con la chispita, formaron avances líneales; unas junto a otras, trataban de adelantarse; formando en virtud del libre albedrío, unos cuadrados microscópicos; que se sucedían a una velocidad inaudita; el primero de estos microscópicos cuadrados solares, constituye la divina televisión solar; allí quedan grabados, todos los hechos individuales de todo espíritu; y todos los hechos colectivos; ocurridos en la chispita; que eternidades más adelante, se transformará en un colosal planeta; todos los hechos de los hombres, de segundo en segundo, están registrados; hasta los hechos ocurridos, en las leyes de los microbios; nadie escapa al poder expansivo, de la divina televisión solar; es un divino proceso, que marcha paralelo a la eternidad del espíritu; escrito está, que Dios está en todas partes; y la forma como está, no sólo consiste en la divina televisión solar; son infinitas las formas, en que el divino Padre, se expresa a los mundos; el cuadrado solar, es la causa única de todo conocimiento espíritual; tiene la forma de un libro; y es consecutivo, a toda evolución planetaria; todo espíritu, antes de venir a la vida material, promete al divino Padre, cumplir cada detalle de su destino; cada hecho que le ocurrirá en la vida, le es demostrado primero, en la television solar; todo principio de causa, nace de allí; muchas veces, ante la divina televisión solar, el espíritu se arrepiente de llevar a cabo determinada vida; puede escoger otra; pues el camino de toda perfección es infinito; si fuera uno sólo, los espíritus estarían obligados a seguir un sólo camino de perfección; no tendría otra alternativa; esto significa que las puertas del arrepentimiento, están abiertas para todos; hasta el demonio tiene las puertas abiertas libre albedrío tiene de volver a la luz; esta divina ley se demuestra en la Tierra; ninguna criatura vive los hechos que vive otra; ninguna es igual a la otra en pensamientos; pues, todo pensamiento es modelado; para cumplir los hechos y acontecimientos que debe cumplir en la vida; estos hechos, pueden hacer variar el pensamiento; pues todo pensamiento es empujado por el acontecimiento mismo; estas dos escencías del espíritu: pensamientos y acontecimientos, son criaturas vivientes; al llegar a la morada del divino Padre, todo espíritu, vé con asombro, que todos sus actos cobran vida; que hasta los microscópicos poros de su piel, se vuelven inmensos; y cuando el espíritu ha escandalizado con su cuerpo de carne, los poros, lo acusan; de haberlos ridiculizado ante el mundo; allí todo escandaloso ó escandalosa, se llena de pavor; allí comprende la divina parábola que dice: los humildes son los primeros, en el Reino de los Cielos; pues los microscópicos poros, son los primeros en acusar; allí se lleva a efecto, la divina justicia; empezando por los humildes; empezando por lo más microscópico, que la mente pueda imaginar; allí, la criatura humana, se dá cuenta, que él como espíritu, no es el primero ante Dios; porque antes que él, están esas lumbreras, de sabiduría infinita; que el hombre llamó animales; los llamados animales, no lo son ante el Creador; pues también son sus hijos; son espíritus primeros; es decir, que por pedir esa clase de vida que llevaron en la Tierra, son primeros en la justicia divina; pues en la Tierra, nadie les hace justicia; por lo tanto, hijos terrenales, cuidaos de vuestros arranques de ira; con respecto a mis hijitos que he creado; ellos tienen tanto derecho al respeto, como lo tiene todo espíritu terrestre; quien mata sin motivo justificado, a uno de estos humildes, al divino Padre mata; pues escrito está, que el Señor está en todas partes; también estoy en la mente de todo animal; averguenza al divino Padre, tener que llamar a sus propios hijos, animales; la palabra animal, tiene otro significado galáctico; animal es un espíritu que hace el mal; en la Tierra les llaman ánimas; aunque, hay conceptos muy erróneos respecto a ellas; la intención es lo que cuenta para el divino Padre; las mismas intenciones que todo espíritu, prometió cumplir en los lejanos soles; y toda intención no está sola en la vida; tiene las Sagradas Escrituras; por ellas debe guiarse; los divinos Mandamientos y los actos en la vida, serán la causa del llorar y crujir de dientes; de millones y millones de criaturas; que jamás estudiaron las leyes, de sus propias eternidades; los textos sagrados, están por toda la faz de la Tierra; los hay en todos los idiomas; nadie en la Tierra, podrá quejarse que no tuvo oportunidad, de estudiarme; escrito fué, que el Señor está por sobre todo conocimiento; es por eso, que el divino Padre Jehova, permitió que la divina palabra se extendiera por el mundo; la razón no es otra; le fué anunciada a la criatura humana, que habría un divino Juicio Final; que todos serían llamados, en el día de la resurrección de toda carne; esta sublime profecía, se acerca a su concretación; el divino Padre Jehova, a fijado, el año 2001; esto ocurrirá en la bendita India; pues escrito esta, que los humildes son los primeros, en los designos del Señor; la resurrección de toda carne, es el total triunfo de la humildad, sobre la muerte física; pues la espíritualidad nace de lo humilde; nace del íntimo respeto, que la criatura siente hacia un desconocido Creador; esta espiritualidad, también ha sido probada, a través de los siglos; millones de seres han sido perseguidos; aún, por los mismos, que se dicen poseer la verdad; el excesivo celo en la interpretación de mi divina palabra, los han convertidos en rocas espírituales; al extremo de llegar a dividir mi rebaño; han creado el antagonismo a través de los siglos; un rebaño dividido, es un rebaño que ha perdido, un tiempo muy divino en su propia evolución galáctica; cada segundo de tiempo perdido, hace que todo espíritu maldiga, a la causa que lo provocó; pues cada segundo de tiempo transcurrido en la vida, es una trinidad de mundos; es decir es un infinito número de mundos; a los que el espíritu puede visitar; esto se llama divina añadidura del Señor; es el premio que el Señor concede al espíritu; es un divino premio por segundo de vida vivido; siempre que la criatura haya vivido por sobre todas las cosas, de acuerdo con las Sagradas Escrituras; o bién, que su moral esté en perfecta armonía con lo que enseñan los diez Mandamientos; quien no haya cumplido con el divino mandato, pierde todo derecho a entrar en el Reino de los Cielos; sigue por eternidades, en mundos de la carne; en planetas tierras; que nada tienen de paraíso; y que sólo tienen por meta, la muerte; tal como heredó el espíritu humano, de sus primeros padres terrenales, Adán y Eva; el dibujo de abajo, demuestra que la psicología divina, se sirve de ejemplos humildes; el símbolo de la manzana, es un ejemplo de ellos; la manzana es un fruto universal; ha sido conocido por todas las generaciones; como símbolo del pecado, representa la herencia transmitida; es sinónimo de eterna semilla; es sinónimo de carne principiante; tiene la sencillez que predominaba en el paraíso terrenal; este divino símbolo de la caída de los dos primeros espíritus, que tuvo la Tierra en la dimensión humana, creó a través de los siglos, un misterio en la comprensión humana; un misterio, que fué extendido aún más, por la roca del egoísmo humano; pues sí el mundo se hubiese guiado desde siglos atrás, por los divinos Mandamientos, de seguro que no tendría que afrontar un Juicio Final; porque no se habrían violado las leyes de la vida; desde el momento que hay violación, hay también Juicio; escrito está: ojo por ojo, diente por diente; es la ley eterna de los mundos imperfectos; cuyos espíritus pidieron esta prueba de vida, con todas sus consecuencias; esto lo recuerda todo espíritu, cuando retorna al lugar del espacio, de donde salió momentáneamente; y es en la divina televisión solar, donde el espíritu se juzja por sí mismo; es allí donde el espíritu, maldice a todas las filosofías de la Tierra; que le enseñaron a vivir ilusionado; con lágrimas en los ojos, reconoce el profundo error, de los que se dicen representantes del Señor en la Tierra; y en los cuales tuvo tanta fé; allí, en medio de sollozos, reconoce el espíritu, el significado de la divina parábola: ciegos, guías de ciegos; y que son los árboles filosóficos, que no plantó el divino Padre Jehova; y de raíz son arrancados; en medio de lamentos, que no se pueden explicar en el lenguaje humano; el espíritu vé espantado, que al alimentarse de esas filosofías, se cerró así mismo, las puertas del cielo; ¡ninguna filosofía de concepción humana, otorga eternidad! es lo contrario; quita eternidad; sólo una vida que vivió el sudor de su frente, es eterna; pues cada segundo de su vida, fué ocupado por la divina expansión del divino Cordero de Dios; toda su vida es una eterna virtud; y la virtud, es la mayor en el Reino de los Cielos; su propia television solar, brilla de manera tal, que a su alrededor se le abren los cielos; que sienten el llamado de una divina virtud, en busca de su propio premio; pues todo glorioso humilde, es grande en el Reino de los Cielos; toda herencia es pesada en las balanzas solares; es allí, donde el espíritu, maldice a los que fueron sus propios padres; sobre todo aquéllos que viviendo en ignorancia, transmitieron esa ignorancia a sus propios hijos; aquéllos que encontraron, que vivir olvidados de las cosas del Señor, era lo mejor; los que jamás, en toda su vida, tomaron siquiera un instante, las Sagradas Escrituras; y se dá el caso, que los espíritus a medida que van llegando a la morada del eterno Padre, se van maldiciendo de generación en generación; pues en ellos mismos, está la causa del mal; igual cosa, acontecerá muy pronto en toda la Tierra; todo aquél que se alimentó de cosas vanas en la vida, violador de la divina ley es; los tales no serán resucitados en carne nueva y eterna; el año 2001; seguirán camino a la sepultura; no verán la gloria del hijo de Dios; que brillando como un divino Sol Primogénito, obrará por sobre toda molécula de carne; no quedará ningún demonio de la imperfección; pues la muerte, es un demonio, que se complace temporalmente en su filosofía; la muerte, también es una alianza; ella forma parte de la evolución, en los mundos imperfectos; sin ella, no exsistiría retorno; más, la muerte también es juzjada; como es juzjado todo espíritu; al decir todo espíritu, se incluye todo; materia y espíritu; pues la materia, es una forma inerte de espíritu; ella es vida; dentro de su propia constitución y dimensión; la materia tiene su propio espacio y tiempo; es un magnetismo de transformación pasajera; al igual que el espíritu; que es un foco eléctrico; salido de un determinado sol; cuya inteligencia es una microscópica lumbrera; que mueve universos, de moléculas de carne; y torrentes de sangre; al igual que los colosales soles, mueven mundos gigantescos; habiendo sido estos gigantescos soles, también microscópicos seres de carne; en colosales mundos que ya no están; cumpliendo con ello, con la divina ley: hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; y el espíritu humano, también lo cumple en su respectiva dimensión; es un microscópico sol; pero tan chiquitito… que ni su dueño vé su propio brillo; así empezaron los soles y los planetas; fueron microscópicas chispitas; salidas de otro sol; y fueron madurando en la eternidad del tiempo; hasta llegar a ser, las colosales bolas de fuego y Tierra; toda virtud es un foco de electricidad; que madura; tanto en la materia, como en el espíritu; son dos formas del sentimiento; dos formas de sentir; salidos de una misma causa; y tienen un mismo destino; llegar a formar, una divina trinidad; un divino mando supremo; sobre universos de inteligencias; salidas del conocimiento viviente; cuya herencia es la microscópica idea; la única que eterniza toda doctrina; la única que se expande y se expandirá, por toda eternidad; es el Alfa y la Omega, del Universo Expansivo Pensante; y no hay otro universo; exsisten infinitas variedades de universos; todos salidos de una misma causa; salidos del 1.- salidos del Padre; salidos del divino mandato espíritual: hágase la luz, y la luz fué hecha.-

DIVINO ORÍGEN DE LAS MATEMÁTICAS; TODO CÁLCULO MENTAL SALE DEL REINO DE LOS CIELOS; EL CÁLCULO CONQUE SE CREÓ EL CUERPO HUMANO; 318 LÍNEAS PENSANTES.-

Sí hijito; el orígen de todo número salió con el cuerpo mismo; todo número es viviente y posee un libre albedrío como lo posee vuestro espíritu; al hacerse las alianzas entre virtudes y moléculas, la psicología numeral es llamada como son llamados todos los que piensan; el número tiene por galaxia la mente; es su geometría; y en todo número humano participan en su cualidad y calidad, 318 líneas pensantes; ó 318 virtudes y todo instante mental, posee el mismo número de líneas magnéticas que hacen mover al pensar humano; y toda acción mental en el diario vivir, es un cálculo matemático inconciente y parte de un acto del destino espíritual; todo número posee lo que el espíritu posee; porque es parte del todo del espíritu; aquí nace la autencidad de lo calculado; todo cálculo es una transformación instantánea de 318 virtudes; todo cálculo es una variación en el magnetismo espíritual y físico; el orígen de todo cálculo fué concedido en el Reino de los Cielos; como son concedidos todos los pedidos de vida; todo número de la Tierra es líneal con transformaciones hacia la omega; es decir que todo lo aprendido por la mente humana, es un instante con repercuciones para los futuros instantes; para el futuro; toda transformación que a cada instante os ocurre, es una microscópica línea que vá adquiriendo microscópicos círculos; de lo invisible a lo visible; de lo microscópico hacia lo macro; de lo chiquitito y humilde hacia lo grande; porque nadie nace grande; sólo el Padre es grande; todo número tiene un principio y un fín; más, posee muchos principios y muchos fines según la cualidad y calidad numeral; todo número no puede sustraerse al destino del espíritu; porque pidió nacer de nuevo junto a él; el número 318 es entre todos los números, el número del Juicio Final; porque todo elemento y toda virtud en su cualidad y calidad, lo llevan; materia y espíritu son descompuestos en 318 partes cuando retornan al Reino de los Cielos; estas partes son magnetismo viviente; porque se dividen y no dejan de pensar; la división es provocada por las acciones que tuvo el espíritu en la vida; y toda acción es cálculo; participa una porción de tiempo, espacio y filosofía; y el conjunto de todas las acciones de una vida, se llama en el reino, la sal de la vida; porque de ella sale el futuro cuerpo de la criatura; es por eso que fué escrito: cada uno se hace su propio cielo; porque cada uno hizo sus intenciones en la vida; toda acción humana tiene un límite; porque lo pedísteis y se os concedió; la numeración de las matemáticas terrestres, son infinitas dentro de su finito; no salen del microcosmo porque conservan la cualidad y calidad de sus creadores; sólo naciendo de nuevo, se conocen nuevas matemáticas en nuevos mundos; las matemáticas son tan infinitas como los mundos mismos; pues para crear un mundo, hay que crear también sus matemáticas; Dios vuestro Creador hace partícipes a sus hijos en todo cálculo Creador; todo lo que calculásteis en la vida, es pesado en el reino; por sí tenéis derecho a premios celestiales; ó para recibir los castigos cuando se a violado la ley del Padre; vuestro Creador es severo, cuando hay que ser severo; y es alegre cuando hay que ser alegre; he aquí el divino término que salió del libre albedrío de vuestro Creador: soy el que soy; porque habiéndolo creado todo, estoy en todos; materia y espíritu me reclaman en sus propias leyes mentales.- Sí hijito; los números que cada cual ideó en la vida, son los mismos números conque fueron creados los Mandamientos; y son los mismos que componen la vara; los mismos Mandamientos son la Vara; la vara conque mides serás medido dice la divina advertencia; el juicio que pedísteis en el reino, es también un cálculo matemático; la idea calculadora de vuestra mente, es un cúmulo de líneas pensantes; a vuestro libre albedrío, toca escoger la cualidad y la calidad de sus acciones; en todo instante creáis un principio alfa; porque por cada idea que sale de vuestra mente, es el principio de un futuro planeta; que tendrá en su principio, las matemáticas creadas por la criatura; todo número es viviente; porque el lugar en donde se hicieron todas las cosas, no es como vuestro mundo; vosotros no conversáis con los números; vuestro cálculo los mira con indiferencia; porque vuestra mente así lo pidió; pedísteis conocer una forma de vida, en que lo desconocíais todo; incluso vuestro orígen; vuestro concepto de la vida eterna, es erróneo; aunque esos conceptos exsistan en otros puntos del universo; debéis sacaros de la mente, que sóis los únicos en el universo; eso es falso; se os enseñó que el Padre no tiene principio ni fín; ¿entonces por qué decís que sóis los únicos? nadie puede proclamarse único, porque no sabe explicar ni su orígen ni el de los demás; de verdad os digo que todo aquél que se proclamó único en la vida, no entrará al Reino de los Cielos; hasta los números vivientes, le negarán; todo número es herencia de otras exsistencias; de otros conocimientos que hacen alianzas con el conocimiento nuevo; en cada exsistencia, nace un poder magnético; que incluye todo lo aprendido en otras exsistencias; es la sal de la vida; y los números figuran en toda la sal de vida; desde que fuísteis creados espíritus en los soles Alfa y Omega; nacísteis con cálculo numérico; es un cálculo de fuego solar; sóis un desprendimiento de microscópico fuego que piensa; y pronto volveréis al fuego de donde salísteis; volvéis al punto de orígen; volvéis a los soles Alfa y Omega; el fuego solar en donde fuísteis creados, es todo un cálculo viviente; allí nada tiene límites; los soles van de sol en sol; de línea en línea; y su principio no tiene principio; es el poder creador de la Santísima Trinidad; son las eternas lumbreras del macrocosmo del Padre Jehova; he aquí un punto de donde salísteis; un lugar que si lo viérais con los ojos de la carne, no daríais crédito; y todos os llenaríais de lágrimas; porque vuestro espíritu reconocería a sus elementos solares; las matemáticas no se expresan por expresarse; porque tienen libre albedrío como lo tenéis vosotros; los números nacen con el espíritu; y participan de toda filosofía que el espíritu perfecciona; porque no hay número sin filosofía ni filosofía sin número; en todo el pensamiento humano, participa el número; hasta en vuestro juicio; y todo número sigue al espíritu, por muchas exsistencias; porque libre albedrío tiene; todo número es a la vez un pensar numérico; y su composición son 318 líneas pensantes; todo número tiene en el espacio, sus galaxias y universos con sus soles numerales; todo número es expansivo como el espíritu mismo; tiene un desarrollo que alterna entre la materia y el espíritu; y participan en todas las creaciones del Universo Expansivo Pensante; todo número tiene acceso a todo reino del Padre; todo número es una virtud calculadora que implica la participación de todas las otras virtudes; porque sea donde sea en que esté pensando el espíritu y su mente, allí están las 318 virtudes esperando su oportunidad; son 318 y el libre albedrío escoge; en todo instante el número espíritual está variando en la cualidad y calidad de su libre albedrío; todo número participa en todo nacer de nuevo; en toda reencarnación; todo número influye en todo pensar; porque su todo es el mismo pensar; sí el número no estuviera en el espíritu, no tendríais orden en vuestras ideas; y hasta enloqueceríais; y toda locura mental, es un desequilibrio numeral entre las ideas a expresarse; el libre albedrío se vé sobrepasado en su control; en un loco está todo en desarmonía; el espíritu no identifica a su propio cuerpo de carne; ni su cuerpo identifica al espíritu; toda locura es una deuda espíritual, cuya causa viene de otras exsistencias; y toda locura es un desequilibrio que fué escrito en el reino; porque el espíritu culpable así lo pidió; todo se escribe en el reino de los libros solares; la locura es una prueba como todas las demás; y pobre de aquéllos ó aquéllas, que se burlaron de un hijo loco; ó le miraron con compasión; porque ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que fué loco en la vida, que uno que se burló o se mofó de un semejante; todo número acompaña al espíritu en su retorno a su lugar de orígen; porque el mandato de vida es para la materia y el espíritu; así lo pidieron las alianzas vivientes en el Reino de los Cielos; todo número es grande en el reino porque es chiquitito y humilde en la Tierra; espíritualmente no se deja ver; sólo deja entrever su filosofía; tal como las virtudes del pensar humano; es por eso que a todo espíritu se le enseña a ser humilde por sobre todas las cosas; fué el acuerdo entre las virtudes y el espíritu; y siempre ocurre que las virtudes son inocentes de los errores del espíritu; la ley de toda creación es imitar hasta donde sea posible, la filosofía que reina en todo cielo; y los números tienen la misión en sus filosofías numéricas, ordenar las sensaciones que nacen del espíritu y que repercuten en la carne; el libre albedrío es la filosofía numeral; porque comparte equitativamente las sensaciones del espíritu; es un controlador de sensaciones; y está también expuesto a las pruebas que le esperan al espíritu; influye sí en todo perfeccionamiento que se le dé; el equilibrio emocional ó mental; grandes son ante el Padre, los que en su vida han cultivado disciplinas mentales; porque perfeccionan la obra del Padre; y de verdad os digo, que es más fácil que entre en el reino, uno que a cultivado una disciplina a uno que nó la cultivó; el más mínimo esfuerzo es premiado en el Reino de los Cielos; como la más microscópica violación es castigada; y todo número viviente participa en lo uno y lo otro; los números se transforman en el Reino de los Cielos; porque su poder es grande; no estando unido a ningún espíritu, es libre; y todo número viviente a nacido infinitas veces; a sido materia y espíritu; he aquí una revelación para todo incrédulo; para los que se creen únicos; la materia y el espíritu se alternan en sus alianzas; porque eligen cada cual su camino a seguir en el perfeccionamiento; el libre albedrío es así; es tan inquieto como el universo mismo; todo número nace infante sin filosofía; porque todo nace en inocencia; tienen el mismo derecho la materia y el espíritu; hasta satanás nació inocente; fué ángel de luz; todo número posee Padres celestiales que le crearon; y reconocen a un sólo Dios nomás; la trinidad creadora es múltiple en sus jerarquías; todo poder sale del Padre y es compartido por alianzas vivientes; y entre el infinito de ellas, están los números; su fama es inmensa en el reino; porque son el alfa y la omega de toda creación; el número es magnético y geométrico; y están clasificados según a la galaxia a que pertenezcan; vuestros números son de una trinidad de la carne; fueron creados por tres líneas magnéticas de los soles Alfa y Omega; y se puede decir que no se les conoce límites en el Reino de los Cielos; la eternidad está compuesta por infinitas eternidades que poseen su propia cualidad y calidad y hacen todas una sola eternidad; he aquí el sublime verbo común; la trinidad solar es filosofía comunista expansiva; y dentro de ella están las formas de vida, que pidieron los espíritus; dentro de vuestra eternidad espíritual, hubieron muchas filosofías y sistemas de vida que las vivísteis en lejanos mundos; ¿no se os enseñó que todo espíritu nace de nuevo? ¿que muchas moradas tiene el Padre? significa que en muchos cuerpos habéis vivido; y muchos planetas habitado; muchos soberbios cómodos que no se tomaron el trabajo de buscar la verdad, se han negado ellos mismos su eternidad; tuvieron la verdad al alcance de sus manos; ¿no había biblias y libros de mi palabra por todas partes? fueron indiferentes; hicieron lo opuesto a lo que prometieron en el reino; de verdad os digo que ningún indiferente entrará al Reino de los Cielos; los números poseen sus jerarquías numerales; son Padres solares que tienen conocimientos sobre matemáticas que abisman; en sus matemáticas solares, hacen cálculos con el infinito mismo; planean las creaciones de gigantescos mundos; y saben los números futuros; en un grado que es proporcional a sus sales de vida; al conocimiento alcanzado en sus sucesivas exsistencias; que iniciaron en forma de microbios; cumplieron con la ley universal: hay que ser chiquititos y humildes, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; de microbio a sol; pasando alternativamente entre la materia y el espíritu; llegar a ser un brillante sol de sabiduría, es llegar a ser un Hijo Primogénito Solar; una jerarquía pensante del macrocosmo; un hijo mayor del Padre Jehova; he aquí a donde llega el conocimiento que se inició microscópico; y llegar a ser una lumbrera solar, es una de las infinitas jerarquías que exsisten; exsisten dentro de ellos, una escala jerárquica que no tiene fín; nadie sabe en el Reino de los Cielos, en donde termina; la causa de que nadie lo sepa, se debe a que el universo no está quieto; es expansivo hasta en la más microscópica unidad de tiempo; en los mismos instantes en que se está hablando de un posible límite del universo, están naciendo nuevos mundos cuyo número es infinitamente mayor que los mundos ya desarrollados; el universo se agiganta a cada instante; y nuevas y desconocidas criaturas nacen; nuevas alianzas salen del Reino de los Cielos; porque exsiste la eterna renovación de criaturas y mundos; una renovación que a exsistido siempre; la fuerza de ello está en el magnetismo expansivo del Padre; porque todo es fuego materializado que tiene por herencia una cualidad y una calidad en su pensar; y todo se constituye en galaxias y reinos; y no son reinos como los que aún quedan en vuestro mundo; vuestros reinos son una violación a la ley del Padre; los Mandamientos no mandan hacerse rey ó reina; mandan ser humildes por sobre todas las cosas; y de verdad os digo que todo aquél ó aquélla que fué rey ó reina, no entran al Reino de los Cielos como no entrarán sus seguidores y simpatizantes; el único rey de reyes es el Creador de vuestra vida y del universo; y siendo así, no se proclama rey en su libre albedrío; los reinos son celestiales y no terrenales; vuestra evolución no está preparada para reinado según los hombres; le falta perfección espíritual; estáis aún en el principio; los reinos del universo son de criaturas angelicales; nada saben de pecados, y no se dividen entre opulentos y pobres; todo reino que reina en un mundo dividido, se divide y cae a sí mismo; ¿no a tenido vuestro mundo muchos reinos? ¿dónde están? han caído como caen los tiranos y déspotas que se erigen en reyes; y los pocos que quedan, caerán en el llorar y crujir de dientes; el pretender ser rey ó reina, es la máxima soberbia del espíritu humano; es lanzar la piedra de la vanidad, demasiado lejos; toda llamada nobleza no es árbol plantado por el Padre; y de raíz serán arrancados; la llamada nobleza de vuestro mundo, nada tiene de noble; se rodea de lujos y comodidades, que no le corresponden; ¿no se enseñó que todos los hijos son iguales ante Dios? ¡y por qué estos demonios de la vanidad y el escándalo hacen desiguales al mundo! más os valdría no haber nacido; porque por vosotros vanidosos, naciones completas no entrarán al Reino de los Cielos; sóis también guías ciegos; vuestra filosofía violadoras de la ley del Padre, transmite la violación a los que os siguen; porque ninguno de vuestros seguidores, entrará al Reino de los Cielos; seréis maldecidos por millones y millones de seres; tanto arriba como abajo; entre vivos y muertos; porque ninguno de los que vivió junto a vosotros, a entrado al reino; sí hijito; veo que miras con infinita lástima a reyes y reinas de este mundo; y a todo opulento; siempre a sido así hijito; en infinitos mundos en que has llevado doctrinas del Padre, exsisten demonios que se creen más que los otros; y no son más que usurpadores; porque todos son iguales ante Dios; iguales en mandatos y derechos; en mi reino no se conocen ricos ni pobres; porque sólo satanás se divide así mismo; el mal exsistente en vuestras individualidades, tiene su historia galáctica; porque todo lo desconocido tiene sus leyes que no conocéis; vuestra tendencia al mal nació de otras exsistencias; y la desobediencia de Adán y Eva, son un mal más; muchos creéis que porque Adán y Eva pecaron en desobediencia, vosotros sóis fatalmente pecadores; ciertamente que recibísteis su herencia; porque todo tiene herencia; todo tiene un principio; más, os fueron dados los Mandamientos para que creárais la herencia del Padre; llamadle si queréis, que es una oportunidad que os dió el Padre; ¿y si no hubiéseis recibido los Mandamientos? de verdad os digo que os estarías comiendo los unos a los otros; Adán y Eva no conocieron los Mandamientos porque no los necesitaban; su caída fué caída en su escala jerárquica; en sus cualidades de la sal de la vida; y vosotros debéis cuidar vuestras cualidades en vuestras ideas; no debéis olvidar que todo padre ó madre es más antiguo en los principios que sus propios hijos; salvo cuando reciben a hijo genio; Adán y Eva tenían jerarquía de ángeles azules de la galaxia Trino; sus leyes no fueron como las vuestras; porque tenían otros poderes espírituales; sus cualidades y calidades eran otras; y a pesar que cayeron en desobediencia, no pierden su jerarquía angelical; y no dejan de pagar su deuda en sus propias leyes correspondientes a sus jerarquías; tal como vosotros las pagáis en las vuestras; Adán y Eva tienen otra numeración; porque los elementos y sus alianzas, fueron creados en otra dimensión; que al mismo tiempo salió del mismo punto de orígen, de donde salísteis vosotros; tuvieron cualidad y calidad en sus números diferentes a vosotros; tal como los Padres han tenido acciones diferentes en la vida respecto de sus hijos; lo de arriba es igual a lo de abajo; la carne de Adán y Eva, era una carne que brillaba y atravesaba la materia; algo parecido a la transfiguración que os demostró mi Hijo Primogénito; y en tiempos inmemoriales sin salirse del paraíso mismo, Adán y Eva pidieron nacer en las galaxias de barro; un pedido de vida, entre los infinitos que tienen los espíritus; ¿no se os enseñó que todo espíritu nace de nuevo? una eterna ley que la cumplen todas las jerarquías vivientes del universo; escrito fué que el Padre Jehova tomó del barro sus cuerpos; porque las formas de crear en el Padre, no tienen límites; para vosotros fué: Hágase la luz y la luz fué hecha; y de tantas formas infinitas de crear, el Padre elige para enseñanza de sus hijos, la que más estima conveniente; porque posee un divino libre albedrío como lo poseéis vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; basta un gesto del Padre, y nacen colosales mundos; y aún sin ningún gesto, crea; he aquí la única luz de vuestro orígen; mucho se a dicho sobre esto a través de los siglos; y muchos se a especulado; probados fuísteis en el entendimiento de vuestro propio orígen; y de verdad os digo, que todo especulador de su propio orígen, no entrará al Reino de los Cielos; fué más prudente callar por la misma humildad que se os enseñó cultivar en la vida; es más fácil que entre al reino, un silencioso por respeto a lo que desconoce, que uno que desconociendo su propio orígen, no titubeó en lanzar la primera piedra de opinión; y quién negó todo orígen, así será negado también en el reino; la justicia del Padre está arriba y abajo; sea cual sea el punto en el universo, en donde se cometió la violación; en el Reino de los Cielos, se le llama punto a los mundos; porque la distancia es tal, que todos los planetas se ven como puntitos suspendidos en el espacio; y exsisten en el reino, colosales pantallas de television en que los puntitos se agigantan; esta televisión solar es de infinitos colores; y la misma conversa con los espectadores; porque en el reino todo es viviente; no se conoce lo que vosotros llamáis abstracto; se sabe que eso exsiste en mundos microscópicos, llamados mundo-polvos; cuyas criaturas están comenzando a conocer la vida universal; vuestra Tierra es uno de estos mundos; y vuestra numeración y matemáticas, están conociendo en sus filosofías de cálculo, nueva y desconocida forma numeral; porque nunca jamás se deja de aprender; y mientras más se aprende, más se recorre por el universo; mayor poder adquiere un espíritu; recorre lo que sus padres solares recorrieron, eternidades atrás.-

DIVINO ORIGEN DE LA MOLÉCULA; LA MATERIA VIVIENTE DEL UNIVERSO EXPANSIVO PENSANTE; EL NÚMERO Y LA MOLÉCULA; LA TRINIDAD SOLAR ESTÁ EN TODO LO IMAGINADO; EL NÚMERO 318 EN LA VIDA HUMANA.-

Sí hijito; te dictaré según lo quiere mi divino libre albedrío; el divino Padre dicta sus leyes en forma diferente al mundo; yo soy el infinito y vosotros sóis una parte microscópica de ese infinito; por lo tanto el divino Padre enseña tomando en cuenta el futuro; las futuras determinaciones de millones de mentes; vosotros no tomáis en cuenta ese futuro; salvo cierto futuro material; salido de causas en la experiencia humana; no podéis penetrar las futuras ideas que creará vuestra propia mente; además del pasado; vosotros no lo recordáis por haberos impuesto un olvido voluntario; así lo pedísteis en la prueba de la vida humana; la Ciencia Celeste es voluntad escrita de vuestro Padre Eterno; me valgo de los mismos medios de que cuenta cada evolución; así fué en el pasado de vuestro mundo; y así es nuevamente; nunca sobrepaso una ley salida de mí mismo; nunca me anuncio con alardes; siempre lo hago con humildad y sencillez; tal como os fué mandado; un Padre debe ser modelo en todo; los padres rendirán cuenta de todos sus actos; pidieron ser padres modelos en el Reino de los Cielos; pidieron jamás adquirir vicio alguno; este pedir es promesa; prometieron al divino Creador, que no escandalizarían ante la inocencia; ante los hijos; ni delante de ningún niño del mundo; ¡pobres de aquéllos que se dejaron ver por ojos de la inocencia! responsables son de los desvíos de esa inocencia; ¡pobre de todo vicioso! más os valdría no haber prometido nada en el Reino de los Cielos; ¡pobres alcohólicos, fumadores, droguistas y todo podrido por vicio alguno! debéis sumar segundo tras segundo; durante todo el tiempo en que fuísteis viciosos; y os aseguro demonios de la corrupción moral y física, que ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; jamás corrompido alguno a entrado en la gloria del Padre; sí hijito; sé que estás absorto pensando en aquéllos que han hecho del vino y del tabaco, un vicio diario; y veo que sientes por ellos, una infinita lástima; cuando todo vicioso lea la nueva Revelación; piensas en conocidos y amigos; los que nunca te hicieron caso cuando les hablabas; cuando les explicabas que tu divino Padre Jehova hablaba por tu boca; no te hicieron caso; sabiendo aún, que el divino Padre está en todas partes; está también en las bocas de todos; y se expresa por intermedio de ellas cuando lo estima conveniente; no te entristezcas por ello; ya verán la verdad; son espíritus mundanos; de poquísima fé; sólo creen ante pruebas materiales; no saben que fueron probados por el divino Padre; primero me hice anunciar y más adelante tendrán las pruebas materiales; si hubiesen creído sin pedir pruebas, sus destinos habrían cambiado; los habría proclamado como los primeros hijos que creyeron; sus nombres figurarían en la nueva Revelación; oportunidad tuvieron; esta oportunidad, no la encontrarán sino en otra exsistencia; escrito fué que el divino Padre prueba a todos sus hijos; sus medios de hacerlo son infinitos; primero siempre obro por sorpresa; sin salirme de las leyes; pues todos los hijos que fueron probados por tu palabra, sabían que por sobre todas las cosas, están las nuevas del Señor.- Sí hijito; este dibujo celeste enseña infinitas leyes; el orígen de la molécula ó de la partícula más microscópica que mente alguna pueda imaginar, salió y aún sale del sol Alfa; el sol Alfa pertenece a la galaxia Trino; Trino significa tres en uno; tres líneas magnéticas hechas una sola carne; las líneas magnéticas solares maduran en la eternidad del tiempo; y al madurar crean los mundos; sus tiempos, espacios y todo cuanto la criatura vé y palpa en su naturaleza; el magnetismo solar es inseparable de la materia; la naturaleza tiene en su propia expansión y madurez, su propia renovación; toda transformación por invisible que sea, posee lo mismo que posee lo visible; la molécula se inició desde el mismo instante en que se desprendió la microscópica chispita del sol Alfa; allí se inició el principio de la Tierra; vuestro planeta al igual que vosotros tuvo infancia; fué chiquitito y humilde entre los colosales soles y mundos; para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; grande en el espacio; materia y espíritu tuvieron el mismo principio microscópico; esta igualdad de nacimiento, hace que todos vosotros terminéis en una sola comunidad; una sola filosofía viviente; un sólo gobierno planetario; un sólo destino; una sola bandera; un sólo jefe patriarcal; las filosofías diversas y sus contrariedades son pasajeras; y su término está cerca; tal como lo a venido anunciando mi divina palabra; la materia y el espíritu son inseparables en los mundos de la carne; ambas tuvieron un mismo mandato en el lejano sol Alfa; y se proyectan a un mismo destino; el principio de la materia es tan viviente como lo es el espíritu; ambas retornan al mismo punto de donde salieron; ningún espíritu vió como se formó el planeta que habita; pues esto fué tarea de colosales soles; cuando nace un espíritu en los soles mismos, su libre albedrío aún no despierta; está como en un ensueño; es una sensibilidad que no sabe aún discernir; siente pero no sabe porqué siente; esta sensación es relativa a la evolución de sus padres solares creadores; que crean por mandato divino; así como al género humano le fué dicho: Multiplicáos y henchid la Tierra; así también cumplen la divina ley los padres solares; lo de arriba es igual a lo de abajo; todo microcosmo tiene su macrocosmo y viceversa; las leyes que se os dieron para que las cumpliérais, también fueron dadas a otros mundos, universos y sistemas de mundos desconocidos para vosotros; los mandatos del divino Padre, no tienen límites; él siempre se dirige al infinito; el infinito que salió de él mismo; jamás vuestro Creador se a dirigido a vosotros, como una exclusividad; eso es egoísmo humano; y rebaja el divino poder de vuestro Creador; ¿no se os enseñó que vuestro Dios viviente es infinito? ¿por qué entonces dudáis que los otros mundos estén habitados? ¿por qué os creéis exclusivos? ¿cómo demostraréis vuestra exclusividad? aquí hay soberbia basada en inocencia; creéis saberlo todo; más, no sabéis nada; al revelaros vuestro orígen universal, se caerán los vendajes que os cubrían; la ignorancia que hace presa de vosotros; con lágrimas en vuestros ojos, recordaréis todos vuestros equivocados conceptos; que ciertamente exsisten en lejanas galaxias; todo exsiste; hasta lo que no podéis explicar, exsiste; y exsiste en una cantidad y variedad tal, que vuestra mente jamás podrá calcularlo; todas las teorías que se han defendido, cuyo propósito era explicar el orígen del mundo, son erróneas; probados fuísteis en vuestras propias opiniones; las que se vuelven vivientes en el Reino de los Cielos; todo cuanto fué dicho por vuestras bocas, es viviente; he aquí la sublime justicia de la divina moral viviente que se desprende de todo mandato viviente; salido de un Dios viviente; todo lo que habéis dicho y pensado, contiene moléculas; vuestros imperfectos sentidos é instrumentos no pueden ver esta realidad, ni remotamente; lo que posee el espíritu lo posee la materia; nadie es menos ante el divino Padre; y toda molécula ó partícula que vuestra mente pueda imaginar posee libre albedrío; posee determinación; aunque lleve la influencia filosófica de vuestro propio pensar; y todo pensar es molécula; pues de vuestros pensares salen colosales planetas vivientes; por lo tanto explicar el orígen de vuestro planeta, es profundizar una idea espíritual; esa idea espíritual la conoce el mundo a través de los siglos; esa idea fué la que se expresó: Hágase la luz y la luz fué hecha; fué una divina orden-idea viviente para colosales lumbreras solares; que aún siguen creando planetas; sucedió que toda orden del divino Padre, es obedecida por el infinito mismo; el principio del divino Padre se transmite a todo principio conocido y desconocido; pues nada que no se haya creado, lleva su divino sello; la evolución humana busca el orígen de algo que no sabe, influenciada por su propia limitación; es finita; en cambio el divino Padre es infinito; y su divina explicación tiene que valerse de ejemplos materiales; que están al alcance de la comprensión humana; más, nada es imposible para el Creador de cuanto exsiste; la molécula lleva en sí misma la influencia de un mandato viviente; y es tan real como la molécula misma; tal como a los espíritus se les dió a todos por igual, un divino mandato; un mandato que de él depende el destino de cada uno; para alcanzar un país desconocido, es menester el concurso de un guía; las Sagradas Escrituras y esencialmente los divinos Mandamientos, son el guía que os puse; no hay otro; y las moléculas poseen también su guía; sus Sagradas Escrituras; sus Mandamientos; dentro de sus propias leyes vivientes; tal como las poseéis vosotros; la molécula piensa como vosotros; pues salió del mismo divino pensar del cual salísteis vosotros; entre la molécula y los espíritus, exsiste una infinita ley de alianzas; estas alianzas se verifican en los lejanos soles; donde surge la chispita del futuro planeta; el principio de todo cuanto exsiste es el fuego; un fuego viviente; que crea a la vez el fuego material de vuestro mundo; todo el universo expansivo pensante salió del fuego de los soles; cada sol es como una mente humana; posee características de todas sus exsistencias que tuvo; y todas se expresan en un fuego; son las virtudes de los cielos; son observados desde infinitos mundos; y controlados por el divino Padre Jehova; pues se les enseñó también, que Dios está en todas partes; cada molécula posee número; pues es producto de cálculo solar; todo cálculo por microscópica que sea, es una encarnación entre materia y espíritu; se dice encarnación porque toda idea lleva la influencia de la carne; así como las virtudes poseen las influencias del sol que preceden; encarnación y nacimiento son una misma cosa; la molécula evoluciona igual que el espíritu; se puede decir que todo cuerpo de carne es todo un universo en miniatura; es un fuego solar; en el interior del cuerpo humano, suceden hechos como suceden en el macrocosmo; lo de arriba es igual a lo de abajo; estos hechos no los vé el espíritu; pues tiene olvido de prueba en su filosofía escogida; escrito fué: Todo espíritu es probado en la vida; es probado en lo interior y en lo exterior; es probado a cada microscópico instante de su vida; las moléculas que componen su cuerpo de carne, son también probadas en sus leyes; estas alianzas entre materia y espíritu, constituyen un juicio viviente para cada destino; los destinos igual que la materia, son relativos a sus propias alianzas; cada molécula es a la vez un universo; que se desarrolla en su propia dimensión; posee tiempo, espacio y filosofía; posee su propia Trinidad en su propia virtud; posee su propio juicio final; y pide destino a nuevas galaxias; cada molécula posee imaginación; esta imaginación hace posible que la mente humana obre sobre la materia; aunque la mayor de las veces es la materia la que se muestra indiferente; porque sabe que toda violación en sus propias leyes es castigada; sólo obedecen a padres solares; tal como hizo mi divino Hijo Primogénito; él mandaba con amor a las moléculas; y ellas le entendían; es una ley que no es humana; es ley solar; escrito fué: Y volvería brillante como un sol de sabiduría; al extremo de cambiar las costumbres de un mundo; y no es la primera vez que ocurrirá; siendo mi Hijo Primogénito, es el más antiguo; sabe más; conoce más mundos que ningún otro; después del divino Padre; su lugar está entre los colosales soles del macrocosmo; de donde yo soy, ustedes no pueden ir; él lo dijo hace siglos al género humano; y el género humano jamás lo quiso comprender; porque es más importante para ella, la ilusión de la vida que estudiar la divina palabra; la divina palabra es la más humilde; deja correr los siglos; a nadie molesta; a nadie persigue; y sin embargo los hombres llegan a matarse; diciendo poseer la verdad sobre ella; más, yo os digo: Ninguno que se violente contra su hermano, posee la verdad; al contrario; se os pedirán cuentas por vuestras violencias; vosotros confundís el amor con el odio; ninguno escapará al divino castigo; quien mata a espada muere a espada; quiere decir quien viola mi divina ley empleando la fuerza, perece por la fuerza; quiere decir que lo que hicísteis con tal hermano en tal exsistencia, lo pagaréis en la misma forma en otra exsistencia; la molécula que os acompañó en la violación, os acusará en el Reino de los Cielos; pues todo atraso espíritual repercute en ellos; y tendréis que pagar molécula por molécula; y sumar el número total de ellas; cada molécula representa un puntito celestial; y cada puntito celestial equivale a un cielo menos para vosotros; un cielo menos en vuestra añadidura; es por eso, demonios de la violencia, que pasarán eternidades de eternidades y no entraréis en el Reino de los Cielos; pues vuestro espíritu estará naciendo una y mil veces en mundos como la Tierra; en mundos de carne; hasta pagar hasta la última molécula que fué creada por vuestros pensamientos en el momento de toda violencia; así es hijito; te he leído tu mente; esta ley se aplica no sólo a los violentos de mi palabra; ella se aplica a todas las violencias que la mente pueda generar; sé que en tu rebaño llamado Chile, hay demonios que abusan del poder temporal que tienen; los violadores muy pronto llorarán; estos malditos no llevarán en toda su vida el Corderito de Plata; pues el número de moléculas violadas, a sido sobrepasada; son candidatos a la condena; el mundo los conocerá; y serán mirados, con la más grande lástima; estos demonios aún creen que están viviendo en la época romana; en que reinaba la fuerza en su estado de barbarie; también serán juzjados todos aquéllos que estaban en sus manos, dejar fuera de la ley humana a estos demonios; hijos de la comodidad corrompida; ¡como maldeciréis vuestra vida cómoda! ¡como maldeciréis a vuestros padres! sí demonios; no es la primera vez que abusáis con mis humildes hijos; en lejanos mundos hicísteis lo mismo; más, el que la hace la paga; y te diré hijito, que esta ley de divina justicia es para todos los rebaños en prueba; para todas las naciones; sobre todo para aquéllas que tienen por único dios, al patrón oro; lo que jamás debieron haber hecho; pues mis divinos Mandamientos no mandan explotar a nadie; al contrario; mandan ser unidos en el sudor de frente; hermanos en el trabajo; esto nunca lo comprendieron las Naciones Unidas; no puede exsistir unidad eterna, si se viola mi divina palabra eterna; ningún hijo de esta bestia viviente podrá llevar el divino Corderito de Plata; símbolo eterno de la sencillez y la humildad; y símbolo de conciencia limpia; sé hijito que estás algo triste; sé que fuístes despreciado en casa de tu hermano Alfonso; más, te diré hijito, que quien desprecia al hijo, desprecia al Padre que a enviado a un profeta a la Tierra; y quien desprecia al Padre desprecia la eternidad; sé hijito que ya estabas preparado para este desprecio; producto de la envidia; una envidia basada en el vicio; cuando este vicioso hijo lea esta Revelación, recién comprenderá a quien despreció; demás está decirte hijito, porque ya lo sabes, este hijo vicioso pidió en el Reino de los Cielos, no caer en el vicio; pues en otras exsistencias hizo lo mismo; y lo triste es que se envicia en presencia de la inocencia; ¡pobres espíritus viciosos del mundo! ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; sé hijito que estás apenado por esta revelación; este hijo Alfonso pidió en el Reino de los Cielos, ser uno de los primeros en reconocerte; es por eso que permití que viera primero las divinas escrituras; y ya ves; en vez de estudiarlas como fué mandado, te desprecia; este hijo que prefiere el vicio antes que la eternidad, que se quede con su vicio; más, no llevará el Corderito de Plata; pues también se siente despreciado; sí hijito; así es y así será por los siglos de los siglos; continuemos hijito; que se aproxima la fecha de publicación de la Ciencia Celeste; la molécula es expansiva; sufre transformaciones y conserva su libre albedrío; todas las transformaciones de la materia que pasan por tu mente, son materia de lejanas galaxias; y ya vez que estando tú en un remotísimo y microscópico planeta, la materia te sigue de exsistencia en exsistencia; esta revelación demuestra que toda experiencia ganada en otras exsistencias se lleva en la misma mente; todo está acumulado en ella; y el conocimiento aprendido, irradia alrededor del cuerpo de la carne; imitando a la irradiación de los soles; lo de arriba es igual a lo de abajo; he aquí la única causa de los sueños inexplicables; son hechos ocurridos en otras exsistencias; y son causados por el libre albedrío del propio sueño; el sueño pertenece a otra dimensión; y trata de introducirse en la dimensión del presente que vive el espíritu; muchos sueños se hacen realidad; esto se debe a que el espíritu pidió divinas alianzas con sueños proféticos; lo hizo para probarse así mismo; y le fué concedido; pues todo sueño profético es parte del destino del espíritu; todo sueño es como una jerarquía de conocimiento viviente en libertad; todo sueño es una experiencia de vida; sus hechos se vivieron en otros mundos; y como escrito está que cada uno se hace su propio cielo, estos cielos acompañan al espíritu por toda la eternidad; y mientras más a vivido un espíritu, más cielos posee; al grado tal que el espíritu brilla sobrepasando la opacacidad de la carne; escrito fué: Débil es la carne; porque cede al empuje del conocimiento; estos cielos son también moléculas; moléculas que llevan espíritu y materia; tal como una película; el espíritu humano no vé el conocimiento que rodea su cuerpo; es una radiación; que de verla, le recordaría los colores del arco-iris; estos colores adquieren proporciones inmensas, en el Reino de los Cielos; cuando el espíritu deja el cuerpo; cuando se acaba el tiempo de alianza con la materia llamada carne; la carne cumple otra ley; y el espíritu igual; son diferentes y unidos en la Tierra; y se reconocen en el cielo; pues ambos vuelven al mismo punto de partida; donde se verificó la alianza; la materia posee lo que posee el espíritu; posee también radiación; y ésta viaja al espacio junto con el espíritu; el espíritu se vé como un sol rodeado de gases; estos gases son la radiación de la carne; en la Tierra queda la ceniza ó polvo; que es la envoltura de la radiación de la carne; es por eso que fué escrito: Del polvo eres y al polvo volverás; quiere decir en otras palabras: tu espíritu a pesar de ser eterno, es como un polvo luminoso; es como un microscópico sol; y tu espíritu seguirá siéndolo; volverá a pedir nacimiento en un nuevo cuerpo; que a la muerte termina en polvo; es la sucesión eterna de las exsistencias; mientras el espíritu sea imperfecto; mientras permanezca en los mundos de la carne; la muerte es un pedido propio de la filosofía que se vive; morir no es morir como la humanidad cree; mi divino Hijo Primogénito lo demostró; él resucitó al tercer día; fué una demostración de Padre Solar; de una jerarquía que anulaba la muerte humana; él se dejó matar; porque así lo pidió en el Reino de los Cielos; sólo así demostraba que la muerte es también relativa; de ella hay muchas opiniones diversas y relativas; él venció a todas esas opiniones; pues él volvió; y a pesar de ello, aún ciertos espíritus de dureza de roca no creen; y sin embargo quieren para ellos la eternidad; con tan poca fé es difícil lograrla; y mucho menos cuando estos espíritus están alejados del divino Padre; las moléculas del conocimiento, se impregnan de toda incredulidad; cuando el espíritu es incrédulo; los cielos que crea todo incrédulo están llenos de mundos de filosofía indiferente; allí reina la apatía; son los mundos más atrasados que exsisten; y el divino Padre siempre amoroso, pide en el Reino de los Cielos, espíritus voluntarios para hacer adelantar ese mundo incrédulo; es así como nacen los profetas y los genios; tal como a ocurrido con vuestro planeta Tierra; todo incrédulo es un espíritu atrasado; estos espíritus siempre atrasan el progreso en los mundos; tu planeta Tierra es uno de ellos; la categoría de los espíritus atrasados es larga; pero de todos sobresalen en el atraso, aquéllos que se dicen defender los intereses de los demás; más, el divino Padre os dice: El interés jamás debió exsistir en la Tierra; porque mis divinos Mandamientos no lo enseñan; en tu rebaño hijito exsiste una categoría de espíritus atrasados llamados políticos; son tan atrasados espíritualmente, que por causa de ellos está dividido el rebaño; no saben interpretar los deseos de los humildes; porque ellos nada tienen de humildad; sabiendo que mi divina palabra prefiere al humilde; estos defensores hipócritas no se alarman por esto; creen que nunca nadie les pedirá cuentas; no mencionan mis divinos Mandamientos en sus falsos discursos; son ciegos guías de ciegos; esta divina parábola quiere decir: enseñar en engaño; y hacer que mis humildes caigan en el engaño; pues perpetúan el engaño; todo político es un falso profeta; todas sus doctrinas pronto caerán; serán vencidas no por fuerza alguna; serán derribadas por el conocimiento; serán vencidas por la Doctrina del Cordero de Dios; escrito fué: La Tierra pasará; más, mis palabras no pasarán; quiere decir en otros términos: todas las doctrinas creadas por humanos, tienen un término; pues fueron filosofías pedidas por estos espíritus, en el Reino de los Cielos; y el conocimiento que es la palabra viviente de Dios, quedará; doctrina por doctrina; se les hizo ver a estos espíritus atrasados, que toda doctrina que no ensalza a todo humilde, es doctrina muerta; se les hizo ver, que serían juzjados por el Cordero de Dios; más, ellos insistieron y prometieron no dejarse influenciar por los demonios llamados ricos; porque no exsiste peor demonio, que aquél que explota a su propio hermano; se les hizo ver que la Izquierda no es la derecha; divino término; psicología pura y divina; quiere decir que la derecha es materialista; que como su nombre lo dice, mata las ideas del espíritu; se cree segura y única en su filosofía; es la que lanzó la primera piedra en el conocimiento humano; Piedra significa dureza espíritual; egoísmo puro; pues el materialismo es orgulloso; a pesar que nunca le fué dado saber su propio orígen; debió ser humilde; más, no se puede servir a dos señores; a dos filosofías; a dos pensares; y mucho menos cuando la criatura se ilusiona en el poder de su propio poder; porque no hay poder que no haya salido del Padre; el Padre todo lo permite; más, no permite la violación a su divino mandato; el materialismo explotador fué avisado desde hace muchos siglos; que para el Creador del universo, es sólo un instante; este aviso se tradujo hasta la fecha en todos los idiomas; es la divina parábola de advertencia a todo ambicioso; es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, a que un rico en el Reino de los Cielos; esto se debe a que la riqueza terrestre es producto del engaño; porque no hay rico que no haya engañado a su semejante; y vosotros demonios de la riqueza os agrupáis en un movimiento llamado derecha; es por eso que también fué escrito muchos siglos atrás: Que se cuide la izquierda de lo que hace la derecha; la izquierda es el pueblo; y quiere decir que se cuide el humilde salido del pueblo, de las inmoralidades de los ricos; porque el dinero ilusiona; y el dinero en abundancia excesiva corrompe; es por eso que la llamada derecha es corrompida; prefirió seguir al césar; césar es símbolo de lo mundano; del placer del cuerpo; de lo que dura un instante en la eternidad del espíritu; un instante de placer con violación a mi ley; y un dolor de eternidad; naciendo una y otra vez, en mundos peores que la Tierra; sí hijito; sé que estás pensando en la enorme sorpresa que causará tu escritura; no sólo en los falsos profetas de la derecha; sino que en todo el mundo; muy pronto llegarán a tu lado los Honorables Dalai Lamas del Lejano Tíbet; escrito está que nadie es profeta en su propia tierra; más, el poder del divino Padre hace y deshace lo que él mismo a permitido que así sea; toda parábola dada al mundo es viviente; ellas alimentan la fé en los planetas imperfectos; ellas se adelantan a los acontecimientos, antes que estos nazcan; las Sagradas Escrituras fueron dadas al mundo hace ya muchos siglos; ellas son más antiguas que la Tierra misma; porque a sido dada a otros planetas tierras; de eternidades antes de la actual Tierra; la palabra telepática es eterna; se impone a todo conocimiento humano; la razón es muy sencilla: ningún conocimiento humano tiene poder como para transformar a un mundo; influye sólo en un grado limitado; lo que demuestra que todo conocimiento es una jerarquía expansiva; y no puede sobrepasar el límite de sus propias leyes; que le marcan en sí mismo su límite; todo tiene su tiempo de prueba; tanto la materia como el espíritu; la Escritura Telepática será llamada la maravilla del mundo; pues no tiene fín; hasta los críticos aprenderán de ella; y los transformará; recién el mundo vá a comprender la divina parábola que dice: Por el fruto se conoce el árbol; quiere decir que sólo un conocimiento que no tenga fín, proviene directamente de Dios; pues en el divino Padre no exsiste el límite; la Escritura Telepática es la escritura de todos los tiempos; por medio de ella el divino Padre se a comunicado con sus profetas; con su Hijo Primogénito; es la gran Revelación en la creación; no exsiste nada igual en el universo; así lo comprobarán los Honorables Dalai Lamas; así lo reconocerán los estudiosos del mundo; tal gloria jamás la tuvo nadie; es feo alabarse en la ley humana; más, no lo es en la ley divina; porque es explicación en Revelación; el divino Padre alaba; no el que escribe; sí hijito es necesario distinguir; pues el divino Padre lee todas las intenciones; vé lo que piensa cada uno; antes que llegue a pensar; y lo sabe antes que la criatura haya nacido; te diré hijito que el número 318 es el número de la justicia divina; el 318 tiene infinitos significados; pues todo es eterno en mi creación; el 318 enseña lo siguiente: el 3 simboliza la Santísima Trinidad solar; manifestada en un mundo de la carne; que fué creado en tres líneas magnéticas solares; fueron tres líneas de fuego solar; unificadas en una; tres en uno; la Trinidad en el Padre; significa que la Santísima Trinidad está en todo; y se manifiesta hasta en la misma relatividad del universo; y significa que para ella no exsiste lo privado, lo particular, los intereses creados; para la Trinidad sólo exsiste el comunismo amoroso; de ahí nació en el Reino de los Cielos, las divinas alianzas entre materia y espíritu; estas alianzas vivientes dan lugar a la divina justicia viviente; lo viviente se transforma en lejanos mundos, en filosofías vivientes en el Reino de los Cielos, lo abstracto y lo concreto según el conocimiento humano, son vivientes; lo viviente se transforma en los lejanos mundos, en filosofías vivientes; es una metamorfosis de magnetismo solar; es cambiante hasta el infinito; tan cambiante como el pensar de cada uno; cada mundo posee diferentes formas de metamorfosis; conocido en la Tierra como reencarnación; que también podría decirse saturación de magnetismo solar; una cosa se puede explicar de muchas maneras; y es la misma cosa; la reencarnación fué anunciada al mundo hace ya muchos siglos; escrito fué: Para ver el Reino de Dios, hay que nacer de nuevo; quiere decir en otras palabras; para acercarse al divino fuego de Dios, es menester aumentar el fuego propio; lo que equivale a aumentar el conocimiento; el fuego lo produce el conocimiento; y el conocimiento produce el fuego; pues ambos salieron de un mismo punto; todo lo aprendido se clasifica en el Reino de los Cielos; esto se hace en las divinas Balanzas Solares; una vez clasificados, se juntan las virtudes en libre albedrío; el espíritu queda a la espera; pues escrito fué que los más humildes y los más chiquititos son primeros en el Reino de los Cielos; ser primero significa serlo en cosas infinitas; desconocidas en la Tierra; que no conoce lo que es el infinito; salvo el universo material; entre ese infinito de prioridad, está el escoger el futuro cuerpo; por lo tanto el espíritu humano, no es el primero en el Reino de los Cielos; pues basta una microscópica violación espíritual, y se deja de ser el primero; es por eso que fué escrito: Los humildes son los primeros en el Reino de los Cielos; avisada fué la humanidad; con sobrado tiempo de anticipación; es por eso que habrá remordimiento muy grande en el mundo; la Escritura Telepática explica en que consiste la divina justicia; no sólo explica el orígen de todas las cosas que fueron creadas; sino que explica el destino que tendrá cada uno; esta explicación no es como la explicación moralista de las llamadas religiones; pues ellas son las primeras en ser juzjadas; y muchos de sus miembros lo saben por intuición; más, prefieren callar; acusados serán en el Reino de los Cielos por engaño intuitivo; lo mismo que aquéllos que ocultan verdades divinas; acusados serán en el Reino del Padre, de egoísmo intelectual; nunca debieron hacerlo; más les hubiera valido, no haber pedido prueba religiosa alguna; la llamada iglesia católica, será llamada en el futuro como la roca del egoísmo humano; pues así fué llamada por mi Hijo Primogénito; porque todos sus miembros del pasado y del presente, son los mayores violadores de mi divina palabra; por causa de ellos el mundo de la espíritualidad está dividido; escrito fué que satanás se divide así mismo; quiere decir que estos falsos profetas de mi palabra, serán divididos ellos en otros mundos; ellos pasarán a ser los creyentes engañados; y sufrirán cada segundo de atraso provocado a cada uno de mis hijos terrenales; por causa de la adoración material que estos demonios de la incredulidad han provocado en el mundo, el mundo tiene un atraso de veinte siglos; en el plano moral y espíritual; y escrito está que todo se paga en la eternidad; ojo por ojo y diente por diente; la Ciencia Celeste es la misma Escritura Telepática; y su símbolo es el Cordero de Dios; tal como fué anunciado al mundo; escrito fué: Y os enviaré un gran consolador en los días postreros; quiso decir mi divino Hijo Solar Cristo, en otras palabras: Os enviaré una nueva doctrina; porque la palabra viviente de mi divino Padre, se vale de doctrinas vivientes; que cambian vuestras costumbres; ¿acaso la Doctrina Cristiana y otras Doctrinas amorosas, no han cambiado el pensar humano? así es; y así será hasta la consumación de los siglos; los siglos, unidades de tiempo, también son vivientes; también forman parte de las alianzas que pidió todo espíritu en el Reino de los Cielos; el aire que respiráis no se os dió así nomás; se os dió, porque el aire viviente así lo quiso; igual el sol que os hace madurar; y toda la naturaleza que os rodea; desde lo más microscópico hasta lo colosal; todo cuanto vuestros ojos ven; porque todo se dá por mérito; nada se dá gratuito; aunque así parezca; el precio exigido en el Reino de los Cielos, se llama moral viviente; que en vuestro planeta se conoce por divinos Mandamientos; no exsiste otro camino, para llegar a mi divina morada; sólo se acercan a ella, los que conservan durante la vida, el pensar que tiene un niño; el que cultiva la inocencia de niño; tal como lo enseña la divina moral de mis divinos Mandamientos; pues hasta el más microscópico enojo, es pesado en el Reino; toda costumbre individual también es pesada; todo lo que no se pagó en la Tierra, se paga al retorno; cuando el espíritu vuelve al punto de donde salió; si no lo pagó en la Tierra, es porque así lo pidió; y los que pagan las deudas en la misma experiencia de la vida, es porque así ellos lo pidieron; y se les concedió.-

DIVINO ORÍGEN DEL NÚMERO 318; NÚMERO DE LA CREACIÓN TERRESTRE; COMO SURGIÓ LA PRIMERA MOLÉCULA DE TIERRA; MULTIPLICACIÓN Y DESARROLLO DE LAS DEMÁS MOLÉCULAS; COMO MADURAN LOS PLANETAS EN EL ESPACIO.-

Si hijito; te explicaré como nació la primera molécula del planeta Tierra; pero antes que nada, debo decirte que la Tierra no es única; jamás lo ha sido; antes que ella hubieron un trillon de trillones de trillones de planetas tierras; esta cantidad está divinamente calculada; cuando la Tierra era aún una divina chispita solar; y estaba aún en poder de la Madre Solar Omega; tal como lo ves con tu divina mente; lo que ves, por primera ves, lo ven ojos humanos; lo dibujaremos para maravilla del mundo; el número de mundos, ya no es el mismo; a cada segundo que ha transcurrido desde que la chispita que fué la Tierra, abandonó a su madre solar Omega, ha aumentado en un grado tal, que jamás podrá ser calculada por hijo alguno; sólo el divino Padre Jehova lo sabe te he hablado de un mundo de la serie carnal; y de la evolución humana; no te he mencionado, las otras categorias de mundos; que siendo paraísos, no pertenecen al Reino de los Cielos; y sin tomar en cuenta los mundos que ya estuvieron y no están; ni te he mencionado los mundos gigantescos del macro-cosmos; son de tamaños tan colosales, que llenaría de pavor a las criaturas humanas; si una nave de la Tierra llegara a uno de esos mundos, sería menos que una hormiguita; nadie se daría cuenta de la llegada por uno de estos gigantescos seres; el que no se daría ni cuenta, que pisó una microscópica nave venida de una microscópica galaxia; el divino Padre, no lo ha permitido; pues si algún terrestre, viera uno de estos mundos, sentiría un terrible complejo de inferioridad; y la criatura humana enloquecería de pavor; el corazón no resistiría la terrible impresión, de ser un microbio para esas criaturas; y estas gigantescas criaturas, son a la vez, microscópicas en comparación con otras; y éstas con otras; y así, hasta donde la mente pueda imaginar; la Tierra es uno de esos mundos, que se conocen con el nombre de polvo; pues la Tierra mirada desde el Reino de los Cielos, es como un polvito; pues hay que aumentar con el poder divino, para poderla ver; escrito fué: del polvo eres, y al polvo volverás; quiere decir que tanto materia y espíritu, son juzjados por igual; ambas vuelven al mismo lugar de donde salieron; retornan al Reino de los Cielos; donde todo es gigantesco; donde nada tiene límites; donde las divinas chispitas, se suceden unas tras otras; en una cantidad tal, como la mente pueda imaginar; los soles alfa y omega, aún siguen creando mundos y soles; y lo harán por siempre jamás; te he mencionado sólo un par de soles creadores; no te he mencionado los infinitos más, que también producen chispitas de futuras naturalezas planetarias; exsisten soles de todos los colores imaginables; y nacen a cada instante, nuevas y desconocidas creaciones; pues la variedad infinita, reina en el Universo Expansivo Pensante; una variedad que dá lugar a otra variedad.- Sí hijito; este dibujo celeste enseña como nació la primera molécula; todo se inició en el sol alfa; y terminó en el Sol Omega; el ángulo recto de 90º del sol Alfa, indica infinitos hechos; la chispita solar es expansiva; y aún en la Tierra, contínua ese desarrollo; el ángulo mismo fue una abertura provocada en el mismo sol; por allí pasaron y aún pasan, infinitas chispitas; de lo que será infinitos planetas tierras; la chispita solar; llevaba en sí misma, la primera molécula de la Tierra; era una molécula infante; flotaba en un gas lechoso; tenía la forma de un microscópico triángulo; poseía espacio y tiempo propio; siendo así, que cada molécula en particular posee tiempo y espacio propios; además del tiempo y espacio material; la primera molécula tenía propiedades expansivas y magnéticas; fueron cambios de temperatura, los que transformaron el fuego de la chispita en corteza sólida; fué y aún es un descenso de temperatura; el fuego de la chispita se dividió en dos direcciones; una descendió al grado más infinito; traspasando todas las escalas caloríficas; y de este descenso de temperatura, nació la primera molécula de agua; por lo tanto, la Tierra y el agua nacieron del fuego; ambas son productos de la madurez de la temperatura; y la temperatura es producto de un fuego solar en infinito descenso; aquí se explican todas las épocas que ha tenido la Tierra; el hombre con Adán y Eva a la cabeza, son recientes; el género humano principia con ellos; pero no son los únicos; de todo hay en el rebaño del Señor; antes de Adán y Eva, hubieron otras criaturas; que correspondieron a otros rebaños; a otras pruebas de vida; a otras jerarquías espírituales; a otros planes divinos de evolución; fueron otras dimensiones; ninguna criatura es exclusiva en los planetas, todas fueron chiquititas y microscópicas; para ser grande en el Reino de los Cielos; ningún ser humano ha visto el pasado de la Tierra; la ciencia terrestre que la estudia, lo hace en grado microscópico; lo hace en su dimensión; y la dimensión humana, es un suspiro frente al pasado geológico de la Tierra, la ciencia terrestre jamás podrá calcular, las clases de vida que hubo en la Tierra; hubieron razas muy superiores a la actual raza humana; superiores en ciencia; en conocimientos; razas que no conocieron el dinero; eran de filosofías más evolucionadas; la mayoría de las pasadas razas, no pidieron en virtud del libre albedrío, venir de nuevo a la Tierra; salvo aquéllos que tenían deudas espírituales pendientes; y muchos de ellos, vieron que en un futuro de la Tierra, aparecerían unos demonios, que crearían un terrible yugo; este yugo es el dinero; la ambición de poner, lo que es pasajero; y no vieron de nuevo a la Tierra, para no corromperse con este demonio; hicieron bién; pues aún están en el Reino de los Cielos; la historia de la Tierra es desconocida, aún para los más sabios; esta ignorancia de su propio planeta, es parte de la prueba de la vida, de cada espíritu humano; sólo la divina Revelación, puede dar la luz; y la Ciencia Celeste la proporciona, como ninguna ciencia humana podrá jamás hacerlo; el divino Cordero de Dios es el infinito conocimiento; que se remonta mucho antes de los actuales soles; de antes que surgieran a la vida, los mundos de carne; el contar la historia de un microscópico planeta como es la Tierra, no es más que recordar, lo que ya ha vivido el divino Cordero de Dios; una antiguidad galáctica, que le dá la primogenitura ante el divino Padre; para comprender tan infinita sabiduría, hay que nacer de nuevo; y como espíritu del universo, leer y ver en la television solar, que están diseminadas en los infinitos soles; sería sí, una maravillosa experiencia, que jamás se llegaría a un término; la divina telepatía de este humilde obrerito del señor, será la maravilla del mundo; pues no hay mayor maravilla, que transformar un mundo, con el conocimiento; he aquí el mayor en el Reino de los Cielos; después del divino Padre Jehova; todo grande en el Reino de los Cielos; es una filosofía, que ilusiona a las criaturas en los mundos imperfectas; es una soberbia propia de los espíritus atrasados; cuando un mundo logra sacudirse este yugo, viene a este mundo, un progreso inaudito; es lo que le ocurrirá a la Tierra; con la divina revelación, que los honorables dalai lamas anunciaran al mundo, caerá el yugo del capitalismo explotador; este yugo que lleva siglos y siglos azotando a los espíritus del Señor, será arrancado de raíz; será la última lucha del demonio en la Tierra; vendrá luego el Milenio de Paz; cuyas generaciones escucharán de los más antiguos, un lejano y tenebroso cuento galáctico; de un demonio llamado dinero; que asoló al planeta por muchos siglos; esto será después de la resurrección de toda carne inocente; el año 2001; en el lejano oriente; sí hijito; así es y así será por siempre jamás; siguiendo con el dibujo celeste, vemos una nave plateada; estas naves entran y salen en todos los soles; ellas participan en grado infinito, en la eterna creación; ellos son los divinos jardineros del Universo Expansivo Pensante; sus naves magnéticas transportan infinitas chispitas solares; que son la semilla galáctica; son las futuras cimientes de futuros mundos; estas naves plateadas, que los hijos de la Tierra llaman platillos voladores, poseen un divino poder inaudito; ellas cumplen leyes solares; la construcción de estas naves, será dada a conocer por el Corderito de Dios; las naves plateadas siempre viajan por dimensiones; es decir penetran los cielos; los cielos están unos dentro del otro; no exsiste el cielo único; los cielos nacen desde lo invisible a lo vísible; y su número es infinito; los cielos tienen jerarquía infinita; son universos vivientes y expansivos; no tienen ni tendrán jamás límite alguno; los cielos son de colores; de infinitos colores; y dentro de cada color, exsisten matices y colores de cielos gemelos; exsisten cielos mayores y micro-cielos; cielos infantes, y cielos adultos; exsisten cielos dimensionales y tridimensionales; y de todas las formas geométricas, que la mente pueda imaginar; y están naciendo a la vez, nuevos cielos; así como el espíritu progresa en proporción al tiempo y el espacio de que hace uso en los mundos, así el Universo Expansivo Pensante, también progresa; el espíritu es un modelo viviente; pero antes de él, ya habrán modelos a semejanza de Dios; y esos remotísimos modelos, no fueron tampoco los primeros; los primeros fueron los que ahora son inmensos soles creadores; y son de tamaños tales, que el sol terrestre, es poco menos que una microscópica chispita amarilla; y los tales, no son más que a la vez, otras tantas chispitas de múltiples colores ante otros soles; y así, hasta donde la mente, pueda imaginar; esto demuestra que todo límite en forma geométrica, de soles y mundos, no exsite; sólo exsiste en su tiempo relativo; las moléculas vivientes, después de pertenecer a un mundo material, son libres de volver a elegir; pues son fuerzas magnéticas, en libre albedrío; de un mundo pasan a otro; adquiriendo experiencia, en eso que se llama universo material; y de que tanto, han escuchado hablar, en el Reino de los Cielos, es como la mente de un niño; en que lo imposible se vuelve una infinita realidad; allí cada virtud es grande y gloriosa, dentro de sus mismas leyes; leyes propias de la virtud viviente; allí todos rivalizan amorosamente, para complacer al divino Padre Jehova; se ven inauditos carnavales de fuego eterno; se desplazan colosales soles, en divina alegría de niños celestiales; allí no se conoce la tristeza; pero la han vivido en lejanos mundos; muchos de los cuales, ya no están en el espacio; la Tierra de los monitos de carne, es desconocida; pues el número de los mundos, sea de la carne ó de otra categoría de vida, es infinita; y escapa al mismo poder mental, de los grandes en el Reino de los Cielos; sólo el divino Padre lo sabe; y lo sabe en todo instante de los tiempos; en el instante mismo, el divino Padre sabe de los mundos que están naciendo, de los que están en desarrollo, y los que están en agonía; más aún; sabe de los que vendrán, aún sin haber nacido todavía; el divino magnetismo del eterno Padre, todo lo envuelve; su divina herencia está en todas las ideas; de las que han salido colosales mundos; el magnetismo universal, es el vehículo que une a los mundos en sus respectivas dimensiones; las moléculas se multiplican, por el mismo magnetismo; de la primera molécula, también salió una primera pareja; porque las moléculas, también poseen sexos; dentro de sus propias leyes de moléculas; también poseen sus Sagradas Escrituras; también tienen sus profetas; también tienen sus revelaciones; también tienen su Santísima Trinidad; también tienen un Juicio Final; es por eso, que ellas son grandes en el Reino de los Cielos; cada molécula tiene un antecesor; tiene un padre y una madre molecular; y todo elemento por separado, sigue la misma ley; esto significa: nadie es desheredado; ese nadie abarca materia y espíritu; después que un mundo desaparece del espacio, queda el fluído espiritual del planeta; este fluído es fuerza sacada de los acontecimientos, que ocurrieron durante la vida del planeta; se le conoce por registro; y es una verdadera televisión planetaria; en el universo exsisten infinitos registros de infinitos planetas que exsistieron, y ya no están; este registro es aparte del registro, que posee cada criatura en la naturaleza; el espíritu humano posee también una televisión viviente; allí quedan registrados para toda la eternidad, todos los hechos acaecidos durante la vida; además posee el registro espiritual, otras escenas que ha tenido el espíritu, en otros mundos de carne; posee experiencia lograda en otros planetas; el año 2001, año de la resurrección de toda carne, los niños verán sus propios registros espírituales; pues habrá llegado a su término, la prueba de vida humana, a los espíritus de la Tierra; los niños serán los primeros; pues no han violado la divina ley; como los llamados adultos; un niño inspira más confianza al divino Padre; pues ser espíritu es más libre; no tiene inclinaciones al dinero; vive la vida, como debieron haberla vivido, millones y millones de adultos; que no han sabido conservar, la alegría de niño; a pesar de las pruebas, a que fué sometido el espíritu; quien lo hubiere hecho, ese entra en el Reino de los Cielos; a pesar de ser un pecador; la alegría, es divina inocencia; ante la que se inclinan, todas las demás virtudes; quien sufre con una eterna sonrisa en los labios, por el divino Padre sufre; pues el eterno Padre, está también en toda alegría; alegría infinita; pues el Eterno Padre, es un eterno niño; de su infinita alegría salieron los universos; que llegados a los Reinos de los Cielos, alaban por igual, al divino Creador; en medio de una alegría, que jamás será imitada en mundo alguno; allí las virtudes están en toda su inocencia; y lo que allí se presencia, sólo puede ser narrado por un mensajero celestial; por un enviado del Señor; así como el divino Hijo Primogénito, vino a la Tierra reencarnado en un humilde hijo de carpintero, así una vez más, la Santísima Trinidad, se expresa en un humilde obrerito del Señor; la aparición de una nueva doctrina viviente, ya fué anunciado al mundo, hace ya muchos siglos; el primogénito solar lo anunció: os enviaré un divino Consolador; que os anunciará la llegada de la divina verdad; su aparición sorprenderá al mundo; lo que demuestra que el mundo está olvidado de su propia eternidad; esta sorpresa, también os fué anunciada; llegará como ladrón de noche; sorprendiendo al mundo, que ha vivido de una filosofía de ilusión; ser rico; es la mayor aspiración de casi todos los seres humanos; aunque serlo, sea un violador de los divinos mandamientos; ¡pobres criaturas! no saben lo que hacen; y si lo saben, tanto peor; escrito fué que es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; por lo tanto que se cuide la izquierda de las tentaciones de la derecha; porque los demonios que forman la derecha, tientan con su maldito dinero; y todo aquél que compre la conciencia de su hermano, al divino Padre compra; pues escrito está, que el Señor está en todas partes; estoy por lo tanto, en toda mente del universo; pobres de aquéllos que se dejan tentar por el demonio del dinero; pero más dignos de lástima, son aquéllos que por sus causas, hubieron tentadores; me refiero hijito, a la herencia recibida de parte de los padres terrestres; y de los padres de sus padres; toda criatura venida al mundo, debería haber encontrado un mundo unido; un mundo de amor común; un mundo, cuyo gobierno se riguiera por mis divinas Sagradas Escrituras; y no un mundo de ricos y pobres; la maldita filosofía que provocó estó, juzjada será; despreciada será; ninguno de sus mienbros, llevará el divino Cordero de Plata; pues para llevarlo, hay que ser humilde; y tener la mente y la conciencia, limpia de todo pecado; y que pecado mayor, que escandalizar con mi divina ley; que ordenó que los humildes son los primeros; aquí en la Tierra y allá, en el Reino de los Cielos.-

DIVINO ORÍGEN DEL FUEGO; TODO CALOR ES EXPRESIÓN VIVIENTE DE UN SOL; EL MANDATO CELESTIAL ES FUEGO EXPANSIVO SOLAR; 318 LÍNEAS-FUEGO.-

Sí hijito; todo fuego nace de los soles Alfa y Omega; porque allí salió el principio de fuego de la Tierra; la Tierra fué una chispita que aún perdura; el fuego está contenido en la cohesión de las moléculas; hasta el hielo contiene fuego; igual las aguas, todos los elementos de la naturaleza contienen fuego; porque salieron del fuego; hasta vuestro cuerpo contiene electricidad; la vida terrestre es fuego materializado; el magnetismo hace las infinitas combinaciones; la vejez de la Tierra, es fuego en descenso de caloría; el planeta tiende a enfriarse, es un proceso lentísimo que viene realizándose desde el mismo instante en que surgió la Tierra; lo mismo que ocurre con vosotros; empezáis a envejecer desde el mismo instante en que nacéis; se nace envejeciendo; el fuego es un magnetismo dentro del magnetismo; todo fuego posee cualidad y calidad; y es relativo al mundo que pertenezca; es así que el fuego de otros planetas, no es igual al de la Tierra; ni sus moléculas lo son; porque el principio ó el instante dentro de un sol, varía en cualidad y calidad en su acción creadora; tal como vosotros, que en los instantes de vuestra vida, no estáis pensando siempre en lo mismo; no repetís siempre la misma idea; los soles iguales; lo de arriba es igual a lo de abajo; es igual en su principio; arriba colosales fuegos; abajo fuegos microscópicos; pero ambos salidos de una misma ley el fuego de los soles es eterno; y los soles también envejecen; y también nacen bebés; porque hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; cuando un sol envejece, lo que estáis haciendo en realidad, es transformarse; eso se llama transfiguración de un sol; y corresponde al nacimiento de nueva doctrina en los planetas; Moisés brillaba en su rostro y hubo nueva doctrina en el mundo antiguo; la Ley Mosáica; Cristo brillaba y hubo otra doctrina para el mundo; La Doctrina Cristiana; y Moisés y Cristo, son un mismo Padre solar; porque todo espíritu nace de nuevo; y la Trinidad solar igual.- Sí hijito; todo fuego es líneal con ondulaciones de libre albedrío; el fuego es una filosofía que transforma y renace; toda la materia siendo de orígen solar, se transforma en materia; sin perder el magnetismo de su cohesión molecular, el fuego está representado en los mismos elementos de la naturaleza; y toda forma material es un foco de fuego; cuando un objeto material es consumido por el fuego, lo que ocurre en sus moléculas, es algo fascinante; cada molécula es un mundo dentro del objeto; y éste representa para la molécula, una galaxia; las moléculas son criaturas vivientes; y viven el cosmos microscópico; ellas ven escenas de su propio infinito; tal como las véis vosotros en vuestra dimensión; lo de arriba es igual a lo de abajo; y cuando el fuego consume a la galaxia objeto, lo que allí está ocurriendo, es un Juicio Final; y todos son consumidos por la pureza del fuego; allí se ven escenas desgarradoras; sus criaturas ven llegar el fín; y sus conciencias repasan el cumplimiento de sus leyes; y ven al fuego que todo lo arrasa, como un infinito sol; es decir que en todo instante están ocurriendo juicios finales en vuestro mundo; vosotros no sóis exclusivos en nada; ni en los juicios finales; nadie es exclusivo; porque todos son iguales ante Dios; esta igualdad representa la armonía en los mundos de la luz; el equilibrio en cada uno; en la materia y el espíritu; y cuando presenciáis cataclismos y catástrofes, son pruebas materiales pedidas por las moléculas y aprobadas por los espíritus, que experimentan tales hechos; todo se concede en el reino; tanto a la materia como al espíritu; nadie es desheredado; y todo incendio o prueba con el fuego, es prueba pedida en el reino; de los mismos elementos de la naturaleza, sale el vehículo de toda justicia; la materia y el espíritu piden alianzas; y también justicia; y se ayudan mutuamente; el uno sin el otro nada serían en la vida humana; la perfección de la vida, está en la misma imperfección de vuestro espíritu; la vida y el fuego son una misma cosa; manifestadas en forma viviente y diferentes, por un instante; ese instante es vuestro presente; un instante mirado desde el Reino de los Cielos; y todos los elementos que conocísteis en ese instante, se reúnen con vosotros después de vuestra muerte, en el Reino de los Cielos; es un viaje que tiene por vehículo, las líneas magnéticas de la atmósfera; ninguno de vosotros podéis verlo; porque así lo pedísteis al escoger filosofía de vida; pedísteis no ver lo invisible; ni microbio con vuestros ojos; sólo a vuestra ciencia os le fué dado ver una parte ínfima del mundo de los microbios; nunca veréis más allá, de lo que véis; el infinito que os rodea, os estudia también como a microbios; unos a otros se estudian en el universo; desde colosales mundos, os observan; tal como vosotros lo hacéis; porque nadie está sólo en el universo; porque nadie es único; sólo el Padre lo es; uno que trató ser único, fué satanás; y desapareció del Reino de los Cielos; porque fué cortado como quien separa un microbio del resto; satanás el maldito cumple leyes de los hijos de la luz, en desgracia ante el Padre; porque el Padre no crea demonios; son los hijos soberbios que se vuelven demonios; todo poder corrompe cuando no se respeta la ley del Padre; es lo que le sucedió al demonio; y fué de mundo en mundo, tentando a los hijos de la luz; en las más variadas formas; más, siempre es derrotado; porque el infinito es superior a satanás, es tan microscópico el demonio vuestro, que es desconocido en el resto del universo; sólo el Padre y ciertos Padres solares, que fueron profetas en la Tierra, lo conocen; tarde ó temprano el demonio retorna al Padre; como retorna todo lo creado; el fuego representa infinitas filosofías; satanás también lo tiene; y lo que teme es al fuego de la luz; la luz es el conocimiento del Padre; es palabra viviente; palabra que no muere; con su palabra hecha doctrina, avanzan los mundos; a satanás no le conviene que la luz se extienda a los mundos; porque pierde poder; todo acto humano que no esté en armonía con la ley del Padre, contribuye a que el reinado de satanás, se haga más duradero; la maldad prolonga su agonía; porque la conciencia no puede borrarla; igual el fuego; no puede evitar que se le recuerde en los mundos; porque así como en vuestro mundo el fuego es por naturaleza amarillo, en lejanos planetas es de otros colores; cuyo número es como el número de granos de arena que contiene un desierto; porque nada tiene límites en la creación; vuestro fuego es de magnetismo negro; y de filosofía azul; he aquí una ley que se remonta al macrocosmo; a lo gigantesco; al Reino de los Cielos; y de estos dos colores de vuestro fuego, a salido la naturaleza terrestre; con sus colores primarios al principio y después; es decir que en el entretanto hubo fuegos de colores, como vuestra mente pueda imaginar; lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que hubo y hay en el macrocosmo, lo tenéis en miniatura; esta miniatura se denomina gérmenes de un mundo; porque es la génesis de un principio que no tiene fín; porque en vuestras ideas que viajan al espacio, vá la misma naturaleza en que estáis; por vuestros ojos de carne, fotografíais vuestro mundo y sus elementos; basta mirar y estáis creando imágenes que se transportarán al espacio, en los vehículos llamados ideas; y no hay quien no lo haga, en todos los instantes de su vida; hasta un ciego de nacimiento, envía al espacio, réplicas de su pensar; así como todo respira en la naturaleza, así todo se fotografía; vuestras ideas son las que expanden vuestra propia herencia; porque cada uno se hace su propio cielo; de cada idea que emanáis, nace un puntito seguido de un zurco líneal y ondulado; punto, línea y círculo; he aquí la geometría de vuestra herencia; que incluye todas las geometrías, que están dentro de su cualidad y calidad; no sólo de geometría consta vuestro pensar; también elementos sin geometría; no, porque no lo tengan; porque todo es geométrico y magnético; lo que sucede es que en el momento de mirar y pensar, no pensáis en geometría; esto es el elemento en la cualidad y calidad; el elemento se define; y la cualidad y calidad son a la vez elementos de lo definido; he aquí el todo sobre el todo; un todo que busca espacio y tiempo; y escapa a vuestro control; nadie puede atrapar sus propias ideas; he aquí la causa de todo libre albedrío; ser libre es mandato celestial; más, no significa libertinaje; porque un libertino lo es en su ley; lo es por el destino que pidió; y lo es sin afectar en nada su libre albedrío; no lo afecta en el sentido de su eternidad espíritual; más, todo libertinaje afecta al libre albedrío de su futura exsistencia carnal; porque en cada exsistencia, tenéis diferentes alianzas vivientes; en virtud del libre albedrío en todas; como toda virtud y todo elemento es pensante, ellos se expresan en el Reino de los Cielos; tal como se expresa vuestro espíritu; y un libertino nunca saca la mejor parte; porque el libre albedrío rehusa acompañarle a otra exsistencia; el libertino se divide así mismo; y en toda violación ocurre igual; es por eso que fué escrito: satanás se divide así mismo; porque el todo sobre el todo, se cumple igual; las leyes celestiales del Padre, son unificadoras; y en esta unificación universal y expansiva, pierde aquél que a servido a dos señores; a dos ó más filosofías; y es así que el que fué rico y a la vez decíase cristiano, se divide entre la luz y las tinieblas; sus propias virtudes le dejan sólo; porque el atraso espíritual de la criatura, les a afectado; ellas también están divididas; la influencia mental de las intenciones contenida en cada idea, repercute en ellas; porque son las virtudes las que intervienen en el pensar; sin ellas no habría pensar; sería un espíritu incierto; sin poder de nada; un jugete de las tinieblas; un ejemplo pequeño pero muy esclarecedor, lo dá la locura humana; cada loco en el grado respectivo, a anulado su pensar; es jugete de las tinieblas; que tratan de expresarse por medio de él; las locuras que exsisten en vuestro mundo, son pruebas espírituales, dentro de la misma prueba de la vida; son deudas que se pagan en la exsistencia; y son pedidas por el mismo espíritu; que a pedido pagarlas, ojo por ojo, y diente por diente; es decir, sentir él mismo en carne propia, lo que hizo sentir a otros; la filosofía del arrepentimiento toma estas formas de pedido; todo loco de vuestro mundo, hizo enloquecer a otros, en otros mundos; porque todo espíritu nace de nuevo; y tiene y tendrá, infinitas exsistencias; muchos de vosotros os burláis de estos hijos, que llamáis locos; de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que se a burlado de estos hijos que cumplen la ley, no entrará al Reino de los Cielos; porque es más fácil que entre un loco que pagó su deuda, que un burlesco que se endeudó; nadie pidió en el reino, burlarse de nadie; quien se burle de otro, se burla del Padre; porque el Padre está en todos; está en toda mente de todo burlado; ¿no se os enseñó, que Dios vuestro propio Creador, está en todas partes? eso significa que hacia donde se diriga vuestro pensar, allí está el Creador; está en lo imaginado y lo inimaginado; en lo visible y lo invisible; y no se deja ver, porque posee libre albedrío como lo poseéis vosotros; y si vuestro Creador no se deja ver, es porque vuestro planeta, representa un instante en el tiempo; y porque respeta vuestro pedido de prueba; vosotros mismos pedísteis, cumplir vuestro destino, sin la presencia visible del Padre; porque mayor era vuestro mérito; mayor vuestra incertidumbre; y la añadidura igual; la cualidad y la calidad de vuestras luchas es mayor; porque en mundos donde se me vé, son mundos que no pidieron la ausencia del Padre; sus sales de vida son otras; sus evoluciones otras porque de todo hay en el rebaño del Padre; vuestro fuego tiene en su principio solar, 318 líneas magnéticas; quiere decir que todo fuego es relativo a cada una de vuestras 318 virtudes; el concepto que tengáis del fuego, es un concepto de un pensar, triceptado por 318; porque no sóis únicos en el pensar; no sólo participa vuestro espíritu; también participan otras criaturas; en vuestras virtudes están al igual que en los elementos de la naturaleza, los divinos querubínes; criaturas de magnetismo solar; el Alfa y la Omega de la creación del Padre Jehova; la única escencia primera; el universo viviente del Padre eterno, se dá a conocer a este mundo; porque pedísteis en el reino, os fuera explicado el como se hicieron todas las cosas; y todo principió por lo más pequeño, que vuestra mente pueda imaginar; el querubín tiene infinitos nombres; porque el universo es infinito; y llegar a conocerlos, es lograr comprender la eternidad; vuestra evolución llegará a un grado tal, en que las cosas del diario vivir, las haréis por poder mental; ciertamente que no ocurrirá en esta generación; porque primero está el juicio y la resurrección de toda carne, a niño ó niña de doce años; es por eso que fué escrito: Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos; porque el Milenio de Paz, se iniciará con carne nueva; filosofía nueva; destinos nuevos; ciencia nueva; símbolo nuevo; gobierno universal de nuevo; porque pedísteis que os fueran renovadas todas las cosas; y al renovar las cosas, se renueva también la moral; y de vuestra inmoralidad, el Padre Jehova saca nueva moralidad; esto significa que de las tinieblas, saca la luz; tinieblas relativas; que sólo duran un instante; todo tiempo es reducido a lo más microscópico, en el Reino de los Cielos; mientras las criaturas prueban sus tiempos; un segundo de tiempo celestial, equivale a un siglo terrenal; lo que a vosotros os parece una pesada carga, en el reino no lo es; todos vuestros siglos, son reducidos a lo ínfimo; y a la vez a lo colosal; y se ven los hechos del futuro; nadie nace sabiendo el futuro; porque nadie lo pidió; y si ciertas criaturas lo lograron en su medida, fué un microscópico pedido; que no influye en los destinos del planeta; no desvirtúan en nada, el contenido de las escrituras; y todo aquél ó aquélla que explotó este don de profetizar, no entra a mi reino; como no entra ninguna categoría de explotador; el fuego es también una virtud viviente; todos los soles de vuestra galaxia Trino, son virtudes solares; y vuestro espíritu también lo es; sóis soles microscópicos; todos contenéis electricidad en vuestro espíritu y carne; sóis magnetismo hecho carne; y sóis tan microscópicos como espíritus-sol, que ni vosotros mismos, os podéis ver el brillo; más, llegará un instante en la eternidad, que lo veréis; porque la eternidad viviente no se reduce a una sola exsistencia; porque todo espíritu nace de nuevo; nace a nuevas exsistencias; cada nacer os acerca a los grandes soles; porque hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; quien no pide ser microscópico, nunca llegará a ser grande en el reino; todo espíritu salió de los soles Alfa y Omega de la galaxia Trino; y váis para ser lo que fuísteis soles brillantes en sabiduría; todo conocimiento irradia en geometría expansiva y ondulante; sóis una espiral que sale de vosotros mismos; y vuestras espirales poseen cualidad y calidad; que es proporcional a la cualidad y calidad de vuestras ideas; vuestra espíral es viviente; y sus colores son 318; cada virtud está representada en la espiral; son 318 filosofías que se disputan la supremacía; porque también emanan ideas; son ideas dentro de la idea; universos microscópicos dentro de una galaxia mayor; cada pensar es microscópica velocidad, cargada de magnetismo; y dentro de él, ocurre lo más fascinante que la mente pueda imaginar; sé hijito que ves las ideas de todos los seres; las ves físicamente; y veo que tu gérmen solar, las lee; este poder irá en aumento; porque todo madura en la naturaleza; y empieza de lo pequeño a lo grande; has nacido para juzjar a un mundo; y toda justicia sale de la palabra viviente del Padre; que se expresa en doctrinas vivientes; para oponerse a la justicia del Creador, hay que saber primero el orígen de las cosas; saber toda la escritura que se le dió al mundo; y más que nada, haber vivido en la moral de mis Mandamientos; un aviso para los críticos mundanos del mundo.-

DIVINO ORÍGEN DEL SOL TERRESTRE; COMO NACIÓ LA LUMBRERA SOLAR; LOS SOLES SON FUENTES INAGOTABLES DE MAGNETISMO VIVIENTE; COMO SURGE UNA REENCARNACIÓN AL IMPULSO MAGNÉTICO EXPANSIVO.-

Sí hijito; continuaremos con el divino tema de los infinitos soles; la Ciencia Celeste es la única ciencia que puede explicar, lo que ningún ojo humano ha visto; es la única que puede explicar en concordancia con las Sagradas Escrituras, el remoto pasado de la Tierra; ni los honorables Dalai lamas, pueden explicarlo todo; yo, tu divino Padre Jehova, dispuse que la luz de la sabiduría, le fuera dada a la criatura humana en proporción a su evolución; no es posible saberlo todo, si no se vive al mismo tiempo la propia experiencia; todo conocimiento, debe salir del mismo espíritu; y no adelantarse a él; todo espíritu es una fuerza magnética creadora; es como un colosal sol; el fuego mental de toda criatura pensante, es como un microscópico sol; una miniatura; cuya meta es llegar a ser grande y colosal en el Reino de los Cielos; los grandes soles, fueron también microscópicos; fueron pequeñísimas fuentes de fuego; fueron una mente humana; y menos que eso; fueron chiquititos y humildes, para ser grandes en el Reino de los Cielos; fueron criaturas de carne; con un microscópico poder magnético; vivieron en mundos que ya no están; y fueron naciendo de mundos en mundos; pues escrito está, que hay que nacer de nuevo, para ver en todo su esplendor el Reino de Dios; nadie se acerca al divino Padre, si no ha sido chiquitito y humilde; en otras palabras, es más importante para el divino Padre, un invisible microbio; que es el más grande en el Reino de los Cielos; y los colosales soles del macrocosmos, son precisamente eso; microbios en eterna expansión; nadie es mayor en el Reino de los Cielos, sino el Padre; todo sol es una criatura viviente; que dá luz y vida física a otras criaturas vivientes; sin soles, no exsistirían los mundos de la carne; pues hay formas de vida, que siendo de antes de la exsistencia de los soles, no son de soles; de todo hay en el rebaño del Señor; todo sol se inició como un microbio; salido de cualquier charco de aguas; de cualquier planeta; el mismo principio físico que tuvo la criatura humana; y la de cualquiera especie del planeta; este principio es un principio salido de los lejanos soles; que a la vez tuvieron el mismo principio; lo de arriba es igual a lo de abajo; y lo es por toda eternidad; cuando se nace a la vida, se nace primero en los soles; y luego se vuelve a nacer en un planeta cualquiera; se empieza a conocer en sí mismo, infinitas formas de exsistencias; que son formas de vida; que conducen al espíritu, a llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; esto significa que toda criatura sin excepción alguna, fué lo que otros son; y los que actualmente son, llegarán a ser lo que los otros fueron; es decir que en el caso del género humano, los espíritus fueron toda la especie vegetal, animal y aún lo son; son monitos de carne con un poco de más inteligencia, y algo mejor organizados; nada más; esta especie llamada género humano, es la que deberá enfrentar el divino juicio final; no, un final físico; sino, un final moral; el fín de un abominable sistema de vida; de una maldita explotación; creada por un grupo de demonios de la ambición; que nada hicieron, en consultar primero a mis Sagradas Escrituras; antes de sacar un gobierno de pobres y ricos; ¡¡pobres soberbios!! se cumplió el plazo en las pruebas de la vida; no hay tiempo que no se cumpla; ¡¡maldecirán mil veces haber engañado al mundo!! y estos malditos, serán los primeros que querrán ser resucitados, el año 2001 en la lejana India; pero no será así; no podrán llevar el divino Corderito de Plata; símbolo viviente de la inocencia espíritual; y eso significa que no volverán a ser niños de 12 años; el destino de estos demonios, es la tumba; no se merecen algo mejor; el que la hace la paga; ojo por ojo, diente por diente.- Sí hijito; este dibujo celeste enseña que de cada sol sale un cordón solar; que une el sol padre al sol hijo; pues los soles tienen infinita jerarquía solar; el más sabio y virtuoso es el Padre; esta divina ley de los soles vivientes, es la suprema revelación de la Ciencia Celeste; siendo el universo expansivo pensante, también viviente; salidos de un eterno Padre; que es Dios viviente; por lo tanto, nada está sin vida; la diferencia está en que cada uno, vive en su propia dimensión; en sus propias leyes; en sus alianzas propias; y tienen por lo tanto su destino propio; he aquí la causa universal, del por qué nadie es exclusivo; nadie es privilegiado ante el divino Padre; si las lumbreras solares están diseminadas en los espacios infinitos, ello se debe a que fueron chiquititos y humildes; están en gloria divina, porque les ha costado también sudor de frente; contemplar el universo expansivo pensante, es contemplar el conocimiento transformado en materia; la diversidad de los cuerpos celestes es infinita; porque son infinitas las ideas, de las que salieron sus filosofías; una idea al viajar por el espacio, se vá multiplicando; y jamás cesa de hacerlo; cuando un sol vá a dar a luz a otro sol, se rodea de otros soles; que poseen la ley divina de la transformación instantánea; es decir tienen la facilidad de entrar y salir por infinitas dimensiones; estos hechos ocurren en el Reino de los Cielos; aquél lugar del universo, que lo mencionó el Primogénito Solar Cristo: De donde Yo soy, ustedes no pueden ir; porque aún sois chiquititos; vivid en humildad y entraréis donde entran los grandes; que por su humildad, son grandes en el Reino de los Cielos; nadie vá al Padre, si no ha sido microscópico; todos los colosales soles y mundos, han cumplido con esta divina ley; todo conocimiento aprendido en los planetas, es conocimiento viviente; y conduce a un Dios viviente; todo aquél que rehuye el trabajo, el estudio, el esfuerzo, retarda su encuentro con el divino Padre Jehova; por sus propias ideas, se vé transportado a los mundos de la ociosidad; pasa de planeta en planeta consumiendo eternidades de tiempo; el tiempo mejor y perfectamente aprovechado, es aquél que se ha guiado por los divinos Mandamientos; es el único camino para entrar en el Reino de los Cielos; y no hay otro; la más microscópica violación a estas divinas leyes, es suficiente para no entrar en el divino Reino; jamás los violadores de las divinas leyes, han entrado en el Reino de los Cielos; jamás han entrado aquéllos que inventando filosofías ó partidos políticos, han dividido al rebaño; los tales son los árboles que no plantó el divino Padre; y de raíz serán arrancados en el conocimiento humano; estos soberbios, no toman en cuenta que primero está mi ley; olvidan, lo que jamás debieron haber olvidado; al olvidar al eterno Padre, se alejan de él; y quien desprecie al Padre, desprecia su propia eternidad; desprecia su propio cielo; es por eso, que a todo maldito político que defiende una filosofía por interés, le espera un llorar y crujir de dientes; ¡como maldecirán haber sido tan ciegos! el mundo los contemplará con infinita lástima; nada es más triste, el saber que no se entra en mi divina morada; la ley divina juzja a todos por igual; y la pregunta suprema que se le hace a todo espíritu sin excepción alguna, es el mismo supremo mandato; dado al mundo: ¿adoraste a tu Dios y Creador por sobre todas las cosas? ¿lo adoraste en tu forma de vivir? ¿lo leíste por sobre todas las lecturas? ¿trataste de comprenderlo en tus horas libres? estas sencillas preguntas constituyen el alfa y la omega de toda la justicia divina; en estas preguntas está todo; están todos los destinos humanos; y el destino de sus destinos; a toda criatura humana se le pedirá rendimiento de sus actos en la vida; segundo por segundo; desde que nació hasta el instante mismo de su propio despertar; el despertar a la realidad eterna; el de saber que el año 2001, vá a ser resucitada de su actual estado de carne con destino de mortandad; pues al morir un cuerpo de carne, no sólo es la partida del espíritu; sino, de infinitas criaturas microscópicas; que fueron sus propias alianzas que le acompañaron en la prueba de la vida; estas microscópicas criaturas vivientes, son más importantes que el mismo espíritu, en el Reino de los Cielos; pues ellos fueron chiquitos y humildes y muy silenciosos en la vida del espíritu; y son por lo tanto grandes en el Reino de los Cielos; estas criaturas microscópicas son conocidas como divinas virtudes vivientes, en el Reino de los Cielos; y ellas acusan a todo espíritu violador; es así que las células y poros de toda carne, adquieren proporciones colosales; y acusan a todo espíritu que los escandalizó en la vida; todos aquéllos ó aquéllas que se mostraron desnudos al mundo; en pecado de escándalo, serán acusados; ¡¡son millones y millones las células y poros de la carne que condenan a un espíritu escandaloso!! cada microscópico poro posee diferente libre albedrío a los demás; y cada uno de ellos, equivale a un divino puntito celestial; y cada puntito corresponde a un cielo; en la añadidura que el divino Padre, dá a sus hijos; a toda escandalosa ó escandaloso le será quitado tantos puntitos, como poros y células tiene o tuvo su propio cuerpo físico en la prueba de la vida; estas criaturas se llenan de pavor; cuando ven que los infinitos cielos se van cerrando para ellos; cuando presienten que las tinieblas le penetran; y ven mundos como la Tierra; mundos de carne nuevamente; cuyo destino es la pudrición; tener que volver a nacer de nuevo en ellos; ¡y son infinitos! por cada poro u célula, que el espíritu expuso al escándalo y malicia del mundo; cada planeta en que le toque vivir, corresponde a un poro ó célula; se paga hasta la última deuda; ojo por ojo, diente por diente; todo escándalo del cuerpo de carne, empieza desde el mismo instante en que el espíritu, desea llamar la atención del mundo; las llamadas modas, son en gran medida, las causantes del mayor llorar y crujir de dientes de la humanidad entera; por las pasajeras y escandalosas modas se escribió: Muchos los llamados y pocos los escogidos; quiere decir: muchos los llamados a la prueba de la vida humana; y pocos los escogidos que entrarán en el Reino de los Cielos; a todo espíritu, antes de venir a la vida de los planetas, se le hace ver que las modas mundanas, a nada conducen; sólo el trabajo; la experiencia; el estudio y la investigación de mis divinas leyes, conduce al Reino de los Cielos; la moda es aceptable, desde el punto creador; y necesario para el espíritu creador de modas; pero nunca los autores de las modas, deben sobrepasar la moral enseñada por mis Mandamientos; pues, si castigados son los escandalosos en el vestir, más castigados son aquéllos, que por sus culpas ha venido el escándalo; todo espíritu que ha escandalizado mi divina moral en su propio vestir diario, maldecirá a todo modisto; maldecirá sus propias costumbres; maldecirá a sus propios padres; pues por causa de ellos, que le dieron la educación y toda norma de vida, no podrá entrar en el Reino de los Cielos; jamás escandaloso alguno ha entrado; la moda es para el sexo; no se puede violar esta ley; menos en un mundo, que sabe que tendrá un divino juicio; que sabe que tiene que rendir cuenta, hasta su más último y mínimo detalle de sus ideas; no se puede ser hombre y mujer a la vez; ó se es hombre, ó se es mujer; quien escandalice con la moda opuesta, acusado de escándalo público será; quien siendo hombre y use cabelleras de mujer, llorar y crujír de dientes tendrá; pues cada cabello es una criatura viviente; que el propio espíritu escandaloso, lo lleva y lo hace inmoral; hace que la criatura y filosofía de los cabellos, avancen en error moral; así es y así será por siempre jamás; en la justicia divina, enseñada por la Ciencia Celeste, toda criatura humana, comprenderá con lágrimas en los ojos, en que consiste el universo viviente del divino Padre Jehova; y comprenderá el por qué de la humildad, enseñada en toda Sagrada Escritura; esta humildad no sólo es moral; sino que ella une a la criatura, al universo viviente; es parte integrante de ella, por sus propias ideas expansivas; ó se es de la luz, ó se es de las tinieblas; según la intención de las ideas; no se puede servir a dos señores; los divinos Mandamientos fueron dados al mundo, como un recordatorio; pues todo espíritu ya sabía antes de nacer a la vida, que no se puede servir a dos señores; los lejanos soles también se guiaron por los divinos Mandamientos; pues el orígen de la vida es de antes de los actuales soles; la Tierra y toda la galaxia Trino, aún no nacían; y ya había en el cosmos infinito, infinitos mundos y soles; provenientes de otras infinitas lumbreras ya extinguidas; esto demuestra que la materia universal es una metamorfosis; que sirve para que todo conocimiento, crea mejores mundos materiales; siendo el conocimiento el único preexsistente a los mundos materiales; pues todo conocimiento madura y llega a ser un brillante sol de sabiduría viviente; todo sol es un hijo mayor en el Reino de los Cielos; los soles o lejanas estrellas; es lo mismo, que la criatura humana está acostumbrada a ver, son microscópicos en comparación de los soles colosales que pueblan el Macro-Cosmos; si la humanidad terrestre los viera, se llenaría de pavor; hay que nacer de nuevo para verlos como espíritus libres; y aún así, el recuerdo de haber visto un colosal sol del Reino de los Cielos, acompaña al espíritu por muchas exsistencias; deja estampada en el espíritu mismo, un recuerdo celestial; un divino recuerdo que lo atrae; que es como un llamado; de volver al lugar de donde se salió; es volver al puntito microscópico en el Reino de los Cielos; donde se efectuó la divina promesa; donde se llevaron a efecto las divinas alianzas; de los divinos querubínes; que son microscópicas virtudes vivientes; su número es de 318; representando cada uno, una microscópica línea magnética; que le une al sol de donde salió; así como se formó un espíritu humano, así se formaron por igual, los que ahora son colosales soles; que en las Sagradas Escrituras fueron llamados expansiones; en divina ley del universo expansivo pensante; todo crece y se desarrolla en este universo; como crece y se desarrolla cualquier fruto de la madre naturaleza; en el dibujo celeste se pueden ver muchos detalles; el divino triángulo con líneas negras y punteadas, representa las tres líneas magnéticas conque fué creada la Tierra; de ahí su nombre de galaxia Trino; Trino significa también Trinidad en uno; el Padre el hijo y la Madre; tres personas distintas y un sólo Dios no más; el Espíritu Santo es el conocimiento emanado en cada criatura; y representado por la sensibilidad del espíritu; esta se traduce en una corriente eléctrica; que todos la sienten en sus propios cuerpos; esta corriente en el cuerpo humano, equivale a una trillonésima de trillonésima de trillonésima de línea solar; quiere decir que la criatura humana está recién naciendo a la vida universal; se encuentra en el primer plano; que son los mundos de la carne; le queda por recorrer, trillones de trillones de mundos; para poder llegar a ser un Hijo Primogénito; y ser grande en el Reino de los Cielos; el Hijo Primogénito; el hijo Solar Cristo, también fué chiquitito y humilde; fué un monito de carne; en microscópicos mundos que ya no están; pues todo el universo que hubo y ya no está, fué recorrido por el Hijo Primogénito; él nació ó reencarnó en mundos de todas las categorías imaginables; padeció por esas humanidades, en diferentes e infinitas formas; según la maldad principiante y evolución de esos mundos; todo cuesta en el universo; hasta los hijos Primogénitos, han cumplido con la divina ley que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; esto no es sólo para el alimento del cuerpo; también lo es para todo orden de dificultad; que deben experimentar todas las criaturas al venir a los mundos; todo mundo necesita de un Salvador; la experiencia universal de la creación, así lo demuestra; cada mundo tiene su propia historia galáctica; tiene su propia Sagrada Escritura; sus propios Mandamientos que cumplir; y todos los mundos tienen un mismo destino; según sus propias obras; la materia y el espíritu salieron de un mismo lugar; se manifiestan de diferente manera, según los mundos; y se reencuentran de nuevo en el mismo lugar de donde salieron; este lugar es el Reino de los Cielos; es allí donde se trazan los destinos de cada mundo y de cada criatura que componen el universo expansivo pensante; todas las teorías de que los sabios tratan de explicar el orígen del universo, no corresponde a la verdad; esas teorías son reales en otras galaxias; pues todo exsiste en la creación del divino Padre Jehova; basta pensar una idea, y esa idea ya está en el universo; y lo está en un grado infinito; la misma inmensidad expansiva de la creación, hace que la fantasía sea una realidad material; todo exsiste; según la evolución de la criatura; todos poseen un límite en el conocimiento; éste debe irse conquistando de exsistencia en exsistencia; todo espíritu debe nacer de nuevo; para ver el Reino de Dios; avanzar en conocimiento y sabiduría, es acercarse a su propio Creador; todas las enseñanzas tienden a ese logro; el divino Padre pasó por las mismas experiencias que pasan sus hijos; por algo es el primero en todo; por algo se dice que el Señor está en todas partes; por lo tanto los hijos recorren, lo que ya el Padre recorrió eternidades atrás; en mundos y soles que ya no están; la divina ley es la única perfecta que exsiste; pues ella produce al ser pensante; y con el correr de los tiempos en todos los mundos, la microscópica criatura de carne, pasará a ser la ley divina; es un retorno; que empezó microscópico; y vuelve brillante como un sol de infinita sabiduría; esto demuestra que las leyes del universo son las constructoras del comunismo amoroso; esta divina psicología también la posee la criatura en los planetas; son espíritus avanzadísimos; que desean compartir los bienes por igual; sólo el egoísmo de la pasajera propiedad privada, no vé esta sublime verdad con los ojos del espíritu; todo lo vé y lo mide con los ojos de la carne; son ciertamente espíritus muy atrasados dentro de la misma evolución humana; los ojos de la carne sólo ven un presente limitado; se retardan así mismos; y crean injusticias para los demás; estas criaturas tienen sus días contados; porque no llevarán el divino Corderito de Plata; el único que otorga eternidad; el único que no se encierra en un presente limitado; todo aquél ó aquella que renegó de la eternidad, no tendrá eternidad; seguirá camino a la tumba; hacia donde lo guían sus propias y soberbias ideas; escrito fué: a cada uno según sus obras y según sus ideas; pues no exsiste obra, que primero no haya sido idea; toda idea salida del espíritu es pesada en el Reino de los Cielos; de ellas sale la divina añadidura del Padre; esta divina añadidura consiste en viajar por los cielos y dimensiones infinitas; pues los premios del divino Padre Jehova no tienen límite alguno; nada absolutamente nada tiene límite en su creación; esta divina ley provocará la más grande revolución espíritual en el mundo; en medio de un llorar y crujír de dientes, los soberbios repasarán en sus conciencias, todos los actos de sus propias vidas; de todos sus instantes; de todo lo que hicieron; segundo por segundo; pues en ello les vá la divina añadidura; les vá su propio destino celestial; en ello está si la criatura entra ó no entra en el Reino de los Cielos; estas cosas ocurrirán muy pronto; cuando la Ciencia Celeste sea publicada a todos los idiomas del mundo; batiendo todos los records de publicación; de los que hubieron, hay y habrán; la verdad es que nadie quiere perder su alma; todos quieren ser salvos; pero no todos han vivido de acuerdo al divino mandato; esta revolución espiritual, provocará persecución y odios hacia la roca del egoísmo humano; la llamada Iglesia Católica es esa roca; pues ha ocultado la divina verdad al mundo; no es la primera vez que lo hace; es la primera violadora de mi divina ley; será acusada por el Cordero de Dios; y no quedará de ella nada; ni piedra sobre piedra de sus templos; todo árbol que no plantó el divino Padre Jehova, de raíz será arrancado; yo no he enseñado la adoración material; yo dí al mundo la divina ley del trabajo; cuando dije: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; quiere decir que sólo lo que cuesta tiene mérito; una vida de comodidad y de vanidades pasajeras, no tiene mérito alguno; esos espíritus han perdido el tiempo; ciertamente no entrarán en el Reino de los Cielos; sólo aquéllos que lucharon, sin escandalizar mi divina moral, entran en el Reino de los Cielos; la Ciencia Celeste, que es escritura divina y telepática, dictada por el Padre Eterno, es preexsistente a todo; es decir que las filosofías humanas son limitadas; ellas no dan eternidad; ellas no saben como resucitar un cuerpo de carne; el divino poder del Padre que se expresa en eterna telepatía, sí puede; la Ciencia Celeste servirá de consuelo a todo el género humano; escrito fué: os enviaré un divino Consolador; quiere decir: os enviaré una divina doctrina; pues toda Revelación divina se traduce a doctrina; doctrina viviente; para criaturas también vivientes; y para que comprendan a su Creador de poder infinito viviente; la misma Ciencia Celeste, contiene la divina justicia; el divino juicio final; pues todo lo explica; por el fruto se conoce el árbol; por el contenido de esta ciencia telepática, conoceréis si sus leyes son de Dios; probados sois hasta el último momento; no exsistió ni exsiste segundo de tiempo, que no haya sido probado en intención; todo microscópico tiempo material, tiene su filosofía espíritual; pues no exsiste tiempo que no tenga idea; ni idea que no tenga tiempo; el tiempo fué creado; es decir que antes de la exsistencia del tiempo, estuvo la idea creadora; que es el Padre; el mismo que prometió un divino juicio al microscópico planeta llamado Tierra; y conocido como polvo planetario en el Reino de los Cielos; conocido por unos pocos; pues los planetas polvos, están recién comenzando a desprenderse de sus materias; para entrar al concierto de los colosales mundos; donde no se camina; donde todos levitan y se transportan por el espacio; habiendo superado la etapa de arrastrarse ó deslizarse por la superficie del planeta.- Escribe: El Alfa y La Omega

DIVINO ORÍGEN DE LOS ELEMENTOS DE LA NATURALEZA TERRESTRE; LO QUE HAY DETRÁS DEL MAGNETISMO; JERARQUÍAS VIVIENTES QUE SE ALIARON PARA FORMAR EL PLANETA TIERRA; LAS 318 DIVINAS ALIANZAS DE DIVINOS QUERUBÍNES.-

Sí hijito; hablaremos de tu propia morada planetaria; del planeta Tierra; que pertenece a la galaxia Trino; de sol enano amarillo; de los mundos de criaturas de carne; mundos llamados polvos, en el Reino de los Cielos; la Tierra pertenece a los mundos microscópicos; de tal manera que es desconocida en la mayor parte del universo; sólo el divino Padre sabe el nombre de todos los mundos, soles y galaxias; y los sabe, aún antes que nazcan a la vida material; la Tierra pertenece al micro-cosmos; a una dimensión tan microscópica, que las naves plateadas tienen que achicarse; pues exsisten platillos voladores, más inmensos que la misma Tierra; mi divina creación expansiva y pensante, no tiene límite alguno; ni en número, distancia, forma, peso y dimensión; ni jamás lo tendrá; de toda criatura pensante, nacen los colosales mundos materiales; la divina herencia del divino Padre Jehova, la poseen todos sus hijos del universo; empezando por los primeros en el Reino de los Cielos; estos primeros, son los llamados animales; para el divino Padre, no exsisten animales; exsisten hijos; tengan la forma que tengan; cuando alguien crea algo, y ese algo es viviente, lo pondera; lo realza, y no lo rebaja; le llama su hija ó su hijo; mi divino amor es común a todos; es igual para todos; y todo el universo me conoce, como el primer comunista del amor; hasta mis sagradas escrituras, así lo demuestran; si el mundo se hubiese guiado por ellas para gobernarse, el mundo no conocería el dinero; sería un planeta-paraíso; y no tendría que enfrentar a un juicio final; pues nadie explotaría a nadie, habría desde muchos siglos atrás, un sólo gobierno; el gobierno patriarcal; en que debería gobernar el más sabio, el más anciano y el más humilde; nadie tiene derecho a gobernar, sino es humilde; la divina parábola lo viene anunciando, desde muchos siglos atrás: Los humildes son los primeros; en la Tierra, como en el Reino de los Cielos; quien no cultiva la humildad y la alegría de un niño en su carácter, ése no entra en el Reino de los Cielos; quien se enriqueció en la Tierra, explotando a sus hermanos, es rechazado en el Reino de los Cielos; quien jamás trató de estudiar y comprender a su divino Creador, ése no conoce la gloria eterna; vá a mundos, cuya filosofía es la ingratitud; quien me negó en la Tierra, será negado en el Cielo; será negado por toda jerarquía divina, y recibido por el rey de las tinieblas; pues no se puede servir a dos señores.- Sí hijo; este dibujo celeste explica lo siguiente: La chispita solar de la que fué y es la Tierra, salió de los soles Alfa y Omega; Alfa significa principio de toda vida; Omega significa Fin de un principio; es decir el término de un sistema de vida en la Tierra; el término del materialismo explotador; la justicia divina; los soles Alfa y Omega, hacen un sólo sol; cuando están creando; es decir cuando lanzan chispitas solares; de lo que serán futuros planetas; estos soles aún lanzan chispitas; pues allí reina el tiempo celeste; en que un segundo celeste, corresponde a un siglo terrestre; cada chispita trae en sí misma, su propio gérmen de su futura naturaleza; allí está condensado el tiempo material; el espacio material; la gravedad; la densidad; la cohesión molecular; y todo cuanto a estudiado y descubierto la inteligencia humana; todos los elementos de las naturalezas planetarias, fueron y son divinas alianzas de divinas inteligencias salidas de las lumbreras solares; todo es producto amoroso de la caloría solar; he aquí el divino orígen del universo expansivo pensante; no podía ser de otra manera; el divino Padre Jehova, es divino fuego viviente; y todo el universo lleva su divina herencia; nada exsiste, si no ha tenido temperatura; la misma muerte lucha con ella; no puede haber muerte, mientras el espíritu sostiene caloría espíritual; cada espíritu es producto del conocimiento solar; y cada acto en la vida de toda criatura, se convierte en temperatura; detrás del magnetismo está el mandato de las divinas alianzas; estas divinas alianzas son virtudes vivientes; que todo espíritu siente; pero no sabe explicarlas, en la mayoría de los casos; se vive y no se sabe por qué se vive; no se puede definir de sí mismo; sólo una divina Revelación puede explicar lo inexplicable; pues el mismo misterio, es magnetismo viviente con filosofía de misterio; que reducido a sus propias causas, se llega a las divinas alianzas; que están detrás del magnetismo viviente; y mucho antes, que éste se materializara en una dimensión presente; el magnetismo se desarrolla, se inicia partiendo desde los mismos soles; y cada sol lo recibe por herencia de otro sol; y éste de otro; y así, hasta donde la mente pueda imaginar; el magnetismo no es igual en cada mundo, no lo será jamás; pues no pueden exsistir libres albedríos, que evolucionen iguales; la criatura humana que estudie el magnetismo, como lo explica la divina Revelación, no debe olvidar nunca que todo el universo es viviente; que todo tiene vida propia, que la muerte propiamente tal, no exsiste; que lo que se conoce por muerte, es sólo una transformación; el nacimiento a la vida, también es una transformación en el espíritu; se nace para aprender y comprender más la vida; se viene a la vida y se retorna de la vida; la vida humana y la de todos los mundos, son como cursos de estudios para todo espíritu; el espíritu siente la fuerza magnética e irresistible por saber más; son los grandes investigadores del universo; ¡Que de manera diferente opina un espíritu, cuando se encuentra en el mundo celeste! en este mundo, no tiene olvido de su pasado; recuerda y hasta vé, las moradas solares; se siente atraído hacia ellas; y según el grado de su pureza, cae en divino éxtasis de ensueño; y se cree vivir en un sueño viviente; que es tan real, como la vida misma; esto fué dado a conocer al mundo, hace muchos siglos atrás: Todo espíritu duerme el sueño eterno; con la divina novedad, que no es como el sueño de la Tierra; pues en la Tierra, el sueño está sujeto al descanso del cuerpo de carne; está amarrado al libre albedrío del cuerpo; está sujeto a leyes físicas; en el mundo celeste, no exsiste tal límite; el espíritu según sea su pureza magnética abarca el infinito; se desplaza por él, a la velocidad del pensamiento humano; esta velocidad es una de las más lentas que se conoce en el universo; una de las veloces sería el divino pensamiento de las lumbreras solares; estas velocidades son relativas a las purezas-solares; ó jerarquías solares, el magnetismo es una caloría viviente; ella produce todos los fenómenos de la naturaleza; nada exsiste que no tenga magnetismo; sin magnetismo nada exsistiría; ni materia ni espíritu; la luz misma es magnetismo; y ninguna molécula escapa a su influencia; la luz hace madurar la naturaleza; hace infinitas transformaciones; hace que de una semilla, Brote un gigantesco árbol; y que de una microscópica chispita, surga un colosal planeta; el principio del magnetismo no está en los planetas mismos; ni en los soles mismos; ellos sólo cooperan a que se exprese en su propias naturalezas; el orígen del magnetismo sale del Padre; sale del 1; y convierte al 1 en infinito; y todos retornan al 1; después de vivir en carne propia, un magnetismo viviente; lo que equivale a vivir una filosofía viviente; el magnetismo es espiritu; fuerza viviente salida de dios; lo que hacen sus criaturas al nacer de nuevo, es probar y experimentar nuevos magnetismos; al acercarse al divino Padre, adquieren viBraciones magnéticas tan elevadísimas, que si esas criaturas estuvieran en la Tierra, desplazarían el equiliBrio del planeta; todo se transformaría; harían que la molécula inerte, recobrara su vida viviente; sus gérmenes de inocencia solar, se sentirían remecidos y sentirían como un dulce llamado, la fuerte viBración magnética; en cualquier punto del universo, puede ocurrir un hecho semejante; y es lo que ocurrirá cuando el Primogénito Solar, venga a la Tierra, Brillante como un sol de sabiduría; su divino magnetismo estremecerá los elementos de la naturaleza; que reconocen en él, al divino Padre; lo reconocen por el magnetismo de amor, hecho mandato; ninguna molécula de la Tierra, podrá sustraerse a su divina influencia; sólo la Santísima Trinidad, puede despertar la inteligencia originaria que contiene la materia; si la materia no tuviera inteligencia, no dejaría a nadie vivir; los terrestres no tendrían planeta Tierra; todo sería un caos; y sería un mundo de las tinieblas; sólo en los mundos de la luz, exsiste el orden viviente; sus divinas alianzas obedecen a un sólo plan; nadie divide a nadie; la verdad siendo una misma, se expresa en diferentes formas; formas llamadas destinos pensantes; que jamás tendrán límites alguno; cada molécula de la materia, es también una inteligencia; ella es grande en el Reino de los Cielos; pues fué humilde y silenciosa en un lejano planeta; las moléculas adquieren proporciones colosales; esto ocurre cuando un mundo a terminado su prueba de vida; todo tiene su tiempo; tanto en la materia como en el espíritu; un mundo y sus criaturas espírituales, son hechos a la perfecta medida; son destinos inseparables; el uno contiene al otro; y ambos terminan en el Reino de los Cielos; llegan al mismo punto de donde salieron; hace sólo unos instantes celestes; pues un segundo celeste, corresponde a un siglo terrestre; y mientras tanto, en el lapso transcurrido que vá desde un segundo a un siglo, han nacido infinitas chispitas solares; que darán lugar a otros planetas; pero con diferentes tiempos, magnetismos, espacio, y diferente filosofía; las características de las diferencias son infinitas; pues cada futura molécula, jamás será igual a la otra; ni en su propio mundo, ni en comparación con otro planeta; sucede perfectamente igual con las criaturas humanas; no exsiste individualidad alguna, igual a otra; la diversidad y la variedad de la creación del divino Padre Jehova, empieza por lo más microscópico; y jamás se repiten las mismas escenas; esto demuestra que cada criatura al emanar ideas, está creando nuevos magnetismos; se está creando su propio cielo; pues de acuerdo a sus propias obras, es la pureza ó impureza de su magnetismo; este magnetismo es su futuro destino; con él se creará el futuro mundo en que le tocará nacer de nuevo; es así por ejemplo que los escandalosos o escandalosas que se mofaron de la moral de los divinos Mandamientos, exhibiendo y ridiculizando a los microscópicos poros de la carne, al exponerlos a la contemplación y malicia del mundo; estas infelices criaturas no entran en el Reino de los Cielos; jamás el escándalo a conducido a él; estas criaturas, dignas de lástima, maldecirán hasta el haber nacido; estos seres van a mundos de su propia filosofía; impulsados por sus propios magnetismos de filosofía escandalosa; y perpetúan por eternidades, el entrar en el Reino de los Cielos; el magnetismo es espíritu; y el espíritu magnetismo; siendo ambos una misma cosa, se atraen donde estén; son inseparables; el magnetismo se siente atraído por el conocimiento de que se nutre el espíritu, se transforma en todo instante; mientras el espíritu adquiere experiencia en una sensación llamada Vida; el magnetismo le dá poder al espíritu; y el espíritu gobierna ese poder; para llegar a ello, todo espíritu tiene que definirse en sus propias intenciones; no se puede servir a dos señores; a dos poderes; ó se sirve al demonio ó se sirve a dios; se es poder demoníaco, ó se es poder divino; se es magnetismo de las tinieblas, ó se es magnetismo de la luz; siendo el último el primero en toda eternidad; el magnetismo es vivo; se separa del espíritu en el Reino de los Cielos; esto ocurre cuando todo espíritu es llamado a rendir cuenta, de su vida; ese instante vivido en un microscópico planeta; cuando un espíritu está delante del divino Padre, está totalmente desnudo; allí no exsiste lo oculto; todo lo que le rodea, tiene vida; es materia viviente; y esta delicia de conversar con materia viviente, es proporcional a la humildad del propio espíritu; es proporcional a sus creencias; a su moral; cuando el espíritu ha sido incrédulo en la vida planetaria, su presencia en el Reino de los Cielos, causa infinita lástima; y la misma presencia real de un Cielo viviente, le causa espanto al espíritu, su propia conciencia lo acusa; ella pide justicia; ella es inocente de la soberbia de un espíritu soberbio; que le negó en vida, tan sublime verdad; la conciencia también posee un libre albedrío; como lo posee el espíritu; y como lo poseen cada microscópico poro de la carne; que por esta divina ley, son grandes en el Reino de los Cielos; escrito fué: Todo humilde es grande virtud en el Reino de los cielos; y de ellos es el destino de todo paraíso que ha salido del Padre; pues siendo humildes, sus magnetismos se asimilan sin dificultad, con la divina luz; el divino magnetismo atrae a todo magnetismo según su pureza; un espíritu que haya violado aunque sea en forma microscópica, la divina ley, deja de ser puro; deja de tener poder en el Reino de los Cielos; su propio magnetismo se siente rechazado; su cúmulo de conocimientos, tiene la falta cometida; las 318 virtudes de que está compuesto el espíritu humano, está impregnado de cierto grado de tinieblas creadas magnéticamente por el espíritu; estas 318 virtudes, son divinas alianzas de divinos querubínes; ellas representan 318 virtudes-filosofías; y todo espíritu haciendo uso de su libre albedrío viviente, escoge en cada idea emanada por la mente, y en forma inconciente, una de ellas; el no saber esto de parte del espíritu, constituye el divino mecanismo espíritual, de toda prueba ocurrida en la vida; por lo tanto, todo espíritu es probado viviendo un presente; si el espíritu supiera el futuro, la Tierra no sería un mundo en prueba; en lejanas galaxias, ello ocurre; son mundos más adelantados que la Tierra; poseen otras evoluciones; y otras divinas escrituras, pues el principio de mi creación, fué simultáneo; en grado infinito; no sabiendo nadie en el universo, quien fué primero; hay que nacer de nuevo, para saberlo; y el universo está recién naciendo; por lo tanto es cuestión de perfeccionamiento en la criatura; nadie es primero ante el Padre, sino aquél, que ha sido humilde; aquél que jamás ha escandalizado en ninguna de sus formas; el que es primero ante el divino Padre, lo es por mérito propio; no exsiste la ley de la excepción en el perfeccionamiento divino; lo que se llama ley de excepción en la Tierra, no deja de ser una prueba de doble intención; pues puede ser un pasajero premio, ó un pasajero castigo; todo depende de las intenciones y conciencia del espíritu; toda conciencia es magnetismo viviente; que necesita un tiempo para iniciar una determinación; y poner en juego mental, a una de las 318 divinas virtudes; y necesita otro tiempo para mezclar por inercia mental, el espíritu y su magnetismo; formando una idea; que encierra una realización; esta realización repercute alrededor del cuerpo; repercute en su misma naturaleza; en su misma escencia eterna; es por eso, que queda grabada en el magnetismo del espíritu; que es una television microscópica; que siendo chiquita y humilde, es grande en el Reino de los Cielos; esto significa que todo espíritu al llegar en la morada del divino Padre, su television espíritual-magnética, adquiere proporciones gigantescas; y el espíritu se muestra desnudo ante dios; todo espíritu vé asombrado, que sus propias escenas en que participó en la vida, adquieren vida; son criaturas vivientes; y que poseen leyes, que él como espíritu, jamás sospechó; demás está decir, que los malos se llenan de pavor; y los Buenos sienten que han encontrado, la divina recompensa; pues aquí nadie vive lo falso; lo artificial; lo que se esconde; como se esconde el demonio en toda ciencia oculta; el divino Padre, crea sus divinas leyes, a la luz de todo el universo; nada oculta a sus hijos; su creación, nada oculta a la Creación; quien oculta una verdad a sus hermanos, al divino Padre se la oculta; pues está en la mente de todo engañado; escrito está que el Señor está en todas partes; no puede haber por lo tanto, nada oculto; ni mucho menos, una maldita ciencia que perteneció a los peores verdugos, que ha conocido el planeta Tierra.-

CONSTRUCCIÓN DE LAS NAVES PLATEADAS; UN ORÍGEN VIVIENTE QUE SE REMONTA A ETERNIDADES DE TIEMPO ATRÁS; DE ANTES DE LOS ACTUALES SOLES; PRINCIPIO DEL FÍN ALFA; COMIENZA EL PRINCIPIO OMEGA.-

Sí hijito; empezaremos la serie explicativa de las naves plateadas; porque los tiempos llegaron; no hay hecho tanto arriba como abajo, que no tenga su tiempo; las naves plateadas que los hijos terrenales llaman platillos voladores, son naves de orígen solar; son criaturas angelicales; y tienen por misión hacer cumplir las divinas leyes del Padre; pues de todo hay en el rebaño universal; las naves plateadas poseen una construcción que está por encima del conocimiento humano; son naves construídas en los soles mismos; ó en mundos propios de las elevadas jerarquías solares; ellos han llegado a un grado tal de perfeccionamiento, que se entienden directamente con la materia; tal como lo hacía mi Hijo Primogénito Solar Cristo; Él era un Padre Solar; un hijo mayor del Padre Jehova; y Él prometió como tal, venir al mundo brillante como un sol de sabiduría; mi divino Hijo Primogénito es de los mismos hijitos que tripulan estas deslumbrantes naves; la Trinidad Solar no es como la criatura humana; que recién está empezando a levantarse del suelo; los Hijos Primogénitos son infinitos; están en todas partes; tal como el Padre; ¿no se os enseñó que Dios esta en todas partes? las naves plateadas siendo de orígen solar también están en todas partes; pues los mismos soles forman el conocimiento viviente en la Santísima Trinidad en el Padre; el divino Padre también es fuego; y todo lo envuelve; y todo lo crea; las naves plateadas son también sus divinas creaciones; ellas son resultado de infinitas exsistencias; ellas y sus tripulantes también nacieron de nuevo; también fueron chiquititos y humildes en mundos que ya no están; para ser grandes en el Reino de los Cielos; llegar a ser grandes soles de sabiduría; ellos también cumplieron y aún cumplen con el divino mandato: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; nadie nace perfecto; todos nacen inocentes y carentes, de ciencia alguna; todo cuesta en el universo; todo es lucha; la divina parábola que lo explica, se refiere a todas las criaturas del universo; ni las naves plateadas dejan de cumplir el divino mandato; y quiere decir que es necesario luchar en la imperfección para alcanzar la perfección; nadie conoce perfección alguna, si no a conocido primero la imperfección; tal como la conoció el Padre; cuando aún no exsistía el actual universo expansivo pensante; porque antes de vosotros habían otros; otros universos que siguen expandiéndose en otras infinitas dimensiones.- Sí hijito; sé lo que estás pensando; así es; estas naves son construídas en todos los soles y mundos-paraísos; para llegar a tal perfección en su construcción, se requiere una evolución superior a la humana; se requiere haber nacido infinitas veces; se requiere haber conocido infinitas ciencias; tal como el recorrido que tuvo que hacer el hijo humano, para llegar a construirse las naves voladoras que posee; lo de arriba es igual a lo de abajo; sólo que las ciencias son relativas como los mismos mundos; la construcción de los llamados platillos voladores es algo que apasionará al mundo; pues cada espíritu los vió antes de salir del Reino de los Cielos; estas sublimes naves que entran y salen de los colosales soles, trajeron a la vida a los espíritus de la Tierra; y no sólo de la Tierra; sino que de infinitos mundos que estuvieron en el espacio antes que naciera vuestra Tierra; esos mundos ya no están en el espacio; les han sucedido otros; y las criaturas de esos mundos que ya no están, son actualmente los tripulantes de estas naves eternas; pues se acabará el universo material; y estas naves sobrevivirán; pues todo lo que es salido del espíritu, eterno es; y en esta eternidad, el espíritu fué también materia; pues ambas poseen libre albedrío; ambas se suceden en la eternidad; las naves plateadas son naves hechas por fluídos solares; que son como las virtudes del espíritu; los Fluídos Solares son fuente de magnetismo; este magnetismo es fuego; un fuego creador; que crea materia a la velocidad del pensamiento solar; una velocidad que no puede calcular la ciencia terrestre; porque el cálculo terrestre es microscópico; el Fluído Solar es la sal de la individualidad de los soles; sal magnética; y es tan relativa como su eternidad; aquí la individualidad se convierte en materia; y conserva su libre albedrío; los Fluídos Solares son también fuerza; una fuerza que llenaría de pavor a la criatura humana; pues la fuerza de un sol, es capaz de mantener en su radio de acción, a colosales planetas; y esto en forma eterna; es la gravitación universal; todo en el espacio está suspendido; tanto arriba como abajo; las naves plateadas cumplen parecida ley; como la Trinidad Solar está en todas partes, porque en todo el infinito hay soles; estas naves siguen en sus viajes al cosmos, su propia y sucesiva línea solar; en sus respectivas Trinidades Solares; un sol reemplaza al otro; y así pueden viajar eternidades; esto demuestra que exsisten infinitas categorías de naves; según su relatividad solar; según su jerarquía solar; en el Reino de los Cielos, el conocimiento constituye poder; el conocimiento dá la calidad en la materia hecha poder; estas naves que confunden a los hijos terrestres son naves que cumplieron las mismas leyes físicas que vosotros recién estáis cumpliendo; porque estas divinas criaturas, también cumplen con la divina ley; lo de arriba es igual a lo de abajo; ellas fueron chiquititas y humildes; fueron también monitos de carne; como lo sóis ahora vosotros; y son ahora, grandes en el Reino de los Cielos; unos son primeros y otros después; una sucesión eterna de criaturas que jamás cesará; esta sucesión eterna de seres, ya estaba cuando nació vuestro planeta Tierra; el poder ilimitado de estas naves os lo está demostrando; eternidades más adelante y cuando vuestro mundo ya no esté en el espacio, vosotros también seréis grandes en el Reino de los Cielos; la divina ley es universal; es para todos los mundos; para los que estuvieron, los que están y los que estarán; todos tenéis el mismo principio; un principio salido del Padre; salido del fuego; salido de las lumbreras solares; ¿no tiene acaso electricidad y caloría vuestro cuerpo físico? Y vuestro planeta ¿no tiene fuego en su centro? pues materia y espíritu salieron y aún salen del fuego solar; salieron de un mismo punto; y son creados a imagen y semejanza de Dios Padre; son también de fuego; las naves plateadas conservan en la eternidad, el divino sello del Padre; siguen siendo de fuego; magnéticas y solares; la transformación de fuego a materia, es algo que fascinará al mundo; esta ley solar que estáis lejos de sospechar, será dada a conocer al mundo por primera vez; y al recibir vosotros tan sublime luz del Corderito de Dios, se acabarán los malos entendidos; se acabará todo un negociado a expensas de la fé y las creencias; muchos demonios mundanos niegan ante el mundo, la exsistencia de mis mensajeros; a los tales les digo: gritaréis a viva voz y en público, lo que soberbiamente negásteis durante la vida; quien niega a un profeta ó a un enviado de los cielos, como lo son estas naves, al Padre niega; y quien niega al Padre, niega su propia eternidad; niega su entrada al Reino de los Cielos; olvidan estos sabelotodo, que todos los espíritus humanos son probados en sus propias teorías y afirmaciones; segundo por segundo; desde que se tiene conocimiento del bién y el mal; hasta el último suspiro de vida; lo que no exsiste en vuestro mundo, exsiste en otros; ¿no se os enseñó que muchas moradas tiene el Padre? ¿y que nacéis de nuevo? dando lugar a nuevas ciencias vivientes; sólo por el conocimiento aprendido en los mundos, se llega al Padre; tal como llegaron las criaturas celestiales que gobiernan estas naves; las naves que millones de vosotros negáis, fueron las que hicieron que naciera vuestro planeta; ellas acompañaron a la chispita solar por el espacio; le atendieron con amor infinito; tal como una madre atiende a su bebé; pues todos son infantes; todos son niños ante el divino Padre; tanto la materia como el espíritu; nadie es menos ante el Creador del universo; todos tienen los mismos derechos; tanto arriba como abajo; en el macrocosmo y en el microcosmo; el nacimiento de vuestro planeta y de todos los planetas del universo, se debe a estas naves; su número es tan infinito como el universo mismo, y no exsiste creación alguna en el infinito, en que no hayan participado estas naves; de todo hay en el rebaño del Padre; estas naves representan una antiguidad pasmosa; ni todos los siglos que tiene vuestro planeta, se les acerca; partiendo de la base de que por cada molécula de tierra, corresponde un siglo; ni aún calculando toda la exsistencia que tendrá el ser humano, llegaréis al cálculo; hay que nacer de nuevo en una cantidad tal de exsistencias y mundos, como vuestra mente pueda imaginar; ni aún así; porque en este lapso de eternidad, ellos también han avanzado otro tiempo y espacio más; creando sus propias eternidades expansivas; estas naves poseen jerarquía; unas tienen el mando sobre las otras; esta jerarquía no tiene principio ni tiene fín; porque la creación misma no la tiene; ni la tendrá jamás; el tamaño de estas naves en el macrocosmo, son sencillamente pavorosas; si las vieran los seres humanos, sencillamente, enloquecen; porque sería un terrible y desconocido complejo de inferioridad; exsisten naves de tamaño tal, que su sola presencia apaga a infinitos soles de tamaños colosales; no son soles como el vuestro; vuestro sol es enano; es un sol del Microcosmo; los soles de que os hablo, son soles gigantes; cada uno de estos soles, tiene el volumen de trillones, de trillones más que el vuestro; aquí estamos en presencia del Reino de los Cielos; donde nada es limitado; todo es ilimitado; todo es gigantesco en un grado que escapa a toda mente; la creación es tan eterna, que alcanza todas las dimensiones; no exsiste límite alguno; y de exsistir es también relativo; todo trata de llegar al Padre; más, para llegar en donde está el Creador, es necesario nacer de nuevo; si vuestro Dios está en todas partes, en todas partes espero el regreso de mis hijos; no es necesario esperar un tiempo sin fín; sólo es necesario cumplir con la divina ley; que os fué dada; en cada mundo del universo; porque nadie es desheredado; todos tienen la misma oportunidad; tanto arriba como abajo; en la materia y el espíritu; si el universo es relativo, mi divina palabra también lo es, porque es parte eterna de la creación; no se puede enseñar a los mundos, lo que es superior a su propio conocimiento y entendimiento; porque sóis limitados en ello; tenéis frente a vosotros, todo el infinito; y no podéis llegar a ninguna conclusión; y toda teoría que nazca de vosotros, lleva el sello de la duda; toda duda es producto de evolución; sóis de los mundos polvos; sóis pequeños en conocimiento material y espíritual; más, esto no es eterno; es relativo frente a la eternidad de vuestros espíritus; tenéis eternidad más que suficiente para ir naciendo sucesivamente de mundo en mundo por siempre jamás; vuestros errores tienen por causa las tinieblas con olvido de ellas; esta causa es galáctica; y está en relación directa con vuestro pasado espíritual; nadie nace perfecto; todos empezáis entre tinieblas y luz; con inocencia con respecto al bién y al mal; se nace con dos tendencias; y se las ignora; esto significa que entre el bién y el mal, está el libre albedrío; el bién y el mal no pueden atropellarlo; jamás a sucedido; y si el espíritu tiene pruebas espírituales, es porque así lo pidió en el Reino de los Cielos; no debéis olvidar nunca, que todo es viviente; el bién, el mal y el libre albedrío son vivientes y poseen su propio libre albedrío; son libres en sus propias filosofías; más, todos rinden cuenta de sus actos ante el Creador; se os enseñó rechazar el mal; rechazar las tinieblas; porque eso os conviene; porque el mal es también probado; y siempre saca la peor parte; pues quien haya practicado el mal en un microscópico tiempo, no entra al Reino de los Cielos; así es la ley divina; y así lo pidió todo espíritu; y así se le concedió; los pedidos son infinitos y variados; como infinitos y variados son los mundos del universo; en el universo viviente de vuestro Dios viviente, exsisten todas las filosofías que vuestra mente pueda imaginar; en el universo toda fantasía se vuelve realidad; y se constituye en eternidad; vuestro espíritu es también una eternidad pensante; que vive dentro de su propia dimensión; vive la vida planetaria y relativa; puesto que todo espíritu nace de nuevo; vuelve a aparecer en otras dimensiones; el espíritu a lo largo de su exsistencia, aparece y desaparece en su experiencia con la materia; nace y muere; viene y vá; es libre y se transforma; esta transformación es entrar en un cuerpo de carne y conocer nuevas experiencias en una desconocida materia; de una materia se pasa a otra; de un mundo se pasa al otro; porque la microscópica capacidad de los espíritus humanos, no es capaz de abarcarlo todo; necesita ir y venir; ninguna criatura del universo lo sabe todo; sólo el Padre lo sabe; como todo exsiste después del Padre, exsisten criaturas de infinito poder; maravillas vivientes del conocimiento universal; mundos en donde se hacen reencarnaciones; criaturas que ayudan al Creador en su misma creación; y en medio de infinitos poderes vivientes, están los padres solares; los hijos mayores de su creación; los soles primogénitos; cuyos orígenes se remontan a tiempos que escapa a todo cálculo mental; sólo el Padre lo sabe; después del divino Padre, vienen sus hijos primogénitos; la creación del Padre, no tiene límites; el número de primogénitos es infinito; y sus Trinidades hacen que sean uno sólo; esta divina ley es propia de la jerarquía solar; no es ley humana aunque vosotros podéis llegar a serlo; porque la herencia del Padre está en todos; la divina herencia empieza por lo más microscópico que la mente pueda imaginar; porque fué enseñado que hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; para llegar a ser un Hijo Primogénito ó un colosal planeta; el principio microscópico lo es tanto para la materia como para el espíritu; he aquí, el divino principio de justicia é igualdad; que jamás podrá ser superado por ninguna justicia mundana; la justicia del mundo es justicia dentro de la misma injusticia; porque cada juez terrestre es injusto para consigo mismo; los que deberían juzjar al mundo, son los humildes; ¿no se enseñó que los humildes son los primeros? ciertamente que lo sabéis; pero hacéis oídos sordos; porque os dejásteis influenciar por la ilusión que os dejó el dinero; la filosofía del dinero entretiene a todo espíritu en cosas que nada valen en la eternidad; y dejáis correr preciosos segundos vivientes; que si los hubiérais empleado mejor, entraríais al Reino de los Cielos; pues basta un segundo perdido en vanidades, para que se os cierre la entrada al Reino del Padre; todos vosotros, espíritus humanos, prometísteis al Padre no dejaros engañar por el demonio; que ilusiona y trata que ninguno entre al Reino; el dinero que inventaron un grupo de ambiciosos, es el mismo satanás; y por haber conocido dinero, millones y millones de vosotros, no podréis ser resucitados a niños de doce años; el año 2001; el dinero será maldecido por los mismos que lo usaron; y los autores igual; no quedará piedra sobre piedra sobre el edificio llamado materialismo; porque es la suprema ilusión; levantaron este edificio sin consultar mis escrituras; y escrito fué que todo árbol filosófico que no plantó el divino Padre Jehova, de raíz será arrancado; todos los espíritus humanos prometieron en el Reino, cumplir por sobre todas las cosas, con las leyes del Padre; ¿y qué hacen cuando se encuentran en la vida humana? se olvidan; no se toman el trabajo de buscar el sendero; se acomodan a lo fácil; y lo más fácil es olvidar; incluso al Creador de la propia vida; y prometieron no hacerlo; porque nadie quiere ser una roca de ingratitud; todos vosotros monitos humanos, prometísteis antes de salir del Reino de los Cielos, no ser ingratos; prometísteis ser lumbreras en el conocimiento viviente; en lo que concierne a vuestro Creador; prometísteis estudiarle toda la vida; ¿lo habéis hecho? sin desperdiciar ningún segundo de tiempo; todo tiempo empleado por cada uno de vosotros, es pesado y juzjado en el Reino de los Cielos; tal como sóis juzjados vosotros; porque todos tienen los mismos derechos; materia y espíritu, poseen libre albedrío; ambos conviven por un instante en determinada materia planetaria; ese instante es tiempo celeste; para vosotros son siglos; vuestra dimensión es de vibración lentísima; sóis polvos del microcosmo; y las naves plateadas penetran en vuestra dimensión con un magnetismo trillones de veces superiores, al de vuestro sol; estas naves poseen magnetismo suficiente para pulverizar el sistema solar; más, sus tripulantes no son destructores; son creadores; ellos viven la Doctrina del Cordero de Dios; la misma que le fué dada al mundo; la misma que recibió el pueblo de Israel, hace ya miles de años atrás; para que la practicara y la enseñara al mundo; ¿qué hizo el pueblo de Israel? se olvidó del mandato divino; se convirtió en traficante; una filosofía que explota al más humilde; ¿Qué ejemplo de moral divina puede ofrecer al mundo? ¿si se ilusionó en un presente material? ¿si no vé más allá de la influencia de la posesión pasajera? ciertamente Israel es ciego guía de ciegos; de nada le vale ser una nación antigua si viola la divina ley del Padre Jehova; ¡Israel Israel! ¿cuándo comprenderás que al Creador de la vida, no le agrada el uso de la fuerza? quien mata a espada, muere a espada; quien emplea la fuerza, cae por la fuerza; no hagas a otro, lo que a tí no quisieras que te hicieran; porque toda la creación es viviente; vuestros muertos os esperan en el Reino de los Cielos; allí llegaréis victoriosos de la Tierra; allí os espera vuestra justicia; sólo que vuestra gloria terrena, desaparece ante la infinita gloria del Padre; y esta divina advertencia es también para toda nación terrenal; nada sacáis con engrandeceros en la Tierra; si os achicáis en los Cielos; toda víctima, sea cual sea el motivo porque la matásteis, os espera, porque escrito fué que todo atropellado es primero en el Reino de los Cielos; ¿no se os enseñó no matar? ¡pobres de vosotras naciones! que por vosotras se derramó sangre de mis hijos; más os valdría no haber formado jamás nación alguna; si ello es causa del derrame de una molécula de sangre de uno de mis hijos; ¡pobres de vosotros! explotadores de mi rebaño; más os valdría, no haber nacido; porque no escaparéis ninguno; así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y se os concedió; pedísteis que la más microscópica falta, os fuera castigada; por lo tanto la justicia divina os llega; vuestro llorar y crujir de dientes, es un pedido de vosotros; porque pedísteis ser probados en un remotísimo y microscópico planeta llamado Tierra; un mundo casi desconocido entre los colosales; escrito fué que todo espíritu es probado; esta divina parábola, vuelve con toda su fuerza a vuestras mentes; porque así lo pedísteis; no habrá criatura pensante, que no sea remecida en su propia roca espíritual; basta un segundo de olvido hacia el Padre, y ya estáis creando una roca de ingratitud; y eso es suficiente para que no entréis al Reino de los Cielos; ¿qué entendéis por adorar a Dios por sobre todas las cosas? basta que dejéis de adorarle un segundo, y ya estáis violando el divino mandato; así lo pedísteis y así se os concedió; las pruebas son pruebas; y vuestro divino Padre las respeta; ellas son tan vivientes, como vuestros espíritus; y las consecuencias salidas de cada prueba individual, también son vivientes; cada acto hecho en la vida, es eterno; nada se acaba; todo se transforma; porque pertenecéis al universo expansivo pensante; y en este universo todo es posible; todo exsiste; basta pensarlo y exsiste por toda eternidad; lo de arriba es igual a lo de abajo; lo desconocido es relativo, pasajero y eterno; a este mismo universo, pertenecen las naves plateadas; y lo que vosotros llamáis platillos voladores, son los mismos; y según la forma que les dáis en vuestra mente, esta forma se materializa en el infinito; vuestra forma primera es la idea; y la idea es cimiente y principio de toda eternidad; pues nada exsiste que no haya sido chiquitito y humilde; para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; he aquí el único principio de todo lo viviente; todo se sucede por todos los principios; se pasa por todo tamaño, forma y filosofía; y esta Trinidad jamás cesa; pues se nace eternamente de nuevo; si en vuestra actual exsistencia os parece esto como un imposible, se debe a que vosotros pedísteis tal sensación; y se os concedió; es parte de la prueba escogida por vosotros en el Reino de los Cielos; fué vuestro libre albedrío, quien lo solicitó; vuestra vida pudo ser de otras infinitas formas; porque el divino Padre es infinito; no tiene límites en nada; ni en lo conocido ni en lo desconocido; una determinación puede manifestarse de infinitas formas; a vosotros os toca escoger; más, sólo podéis tener un sólo destino; porque sóis microscópicos; estáis recién aprendiendo a conocer la vida planetaria; el mismo principio de carne que pasaron los tripulantes de las naves plateadas; ellos al igual que mi Hijo Primogénito, tuvieron un principio microscópico; fueron también monitos de carne; cuando aún no nacía el planeta Tierra; habían en el universo otros mundos; que ya no están; pues todo retorna al Padre; todo mundo tanto arriba como abajo, vuelve a ser lo que era; antes de haber sido mundo; vuelve a su libre albedrío celestial; porque siempre materia y espíritu, nacen libres; unos independiente del otro.-

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17