Divinos Rollos Telepáticos

TODAS AQUÉLLAS QUE CONCIBIERON Y TUVIERON RELACIONES SEXUALES CON MUCHOS HOMBRES, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; MALDECIDAS SERÁN POR SUS PROPIOS HIJOS; PORQUE POR CAUSA DE ELLAS, NINGUNA HERENCIA CARNAL ENTRA AL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; este mundo sabía sobre el bién y el mal; de verdad os digo hijas de la Tierra, que sólo el amor según las escrituras del Padre, son del Reino de los Cielos; el amor que nó respetó al Creador por sobre todas las cosas, nó tiene derecho a la gloria del Padre; la entrega es fácil; más, sus consecuencias son eternas; vosotras, mujeres ciegas por las leyes de la eternidad, prometísteis al Padre, no dejaros tentar; era vuestra prueba; es tentación cuando se atropella lo que se prometió en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que al pedir toda criatura humana conocer la carne, se comprometió en ello, todo el universo; porque lo de arriba es igual a lo abajo; si vosotras despreciáis abajo, seréis despreciadas arriba; la carne es viviente; se queja ante el Padre, tal como se queja el espíritu; porque nada imaginado es menos delante del Padre; de verdad os digo, que la facilidad conque os entregásteis a otros demonios, es juzjada en el Reino de los Cielos; la entrega sea cual sea, se vuelve viviente en el Reino; cada poro de carne que sufrió relación sexual, más de lo que fué mandado, es un hijo desheredado en el Reino de los Cielos; porque sufrió una influencia, que no está escrita en el Reino del Padre; se os mandó hacer una sóla carne; un sólo matrimonio; para hombre ó mujer; porque así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; todo escandaloso que contrajo más de un matrimonio, despreció el divino mandato; y nó por eso, dejó de disfrutar de su libre albedrío; estas criaturas mundanas por evolución é ignorantes por falta de ilustración, nacerán en muchos mundos; más, no entrarán por eternidades al Reino de los Cielos; porque por cada poro de carne que sufrió la influencia de la violación del mandato del Padre, corresponde vivir una exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; esto es para el hombre y la mujer que cometieron la violación; los que cometieron adulterio están en la misma ley; todo adúltero ó adúltera, deberán sumar todos los segundos transcurridos en el tiempo que duró el adulterio; cada segundo de inmoralidad, corresponde a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; la carne pidió leyes al Padre, como las pidió el espíritu; hicísteis divinas alianzas; moléculas y virtudes conversaron en el Reino de los Cielos, antes de nacer de nuevo con olvido del pasado en la Tierra; todo atropello a la ley del Padre, es atropello a la materia y al espíritu; de verdad os digo, que hasta la más cotidiana grosería, es suficiente para no entrar al Reino de los Cielos; el cuerpo de carne se quejará al Padre, que el espíritu no lo respetó; de verdad os digo, que al uniros carne y espíritu, ambos pidieron cumplir, con la más elevada moral, que vuestra mente pueda imaginar; este perfeccionamiento en el pedido, incluye hasta la más microscópica molécula; porque todos son iguales en derechos delante del Padre; y toda la humanidad le prometió imitar la divina moral del Reino de los Cielos; porque sin ella, todo lo que sale no entra.- Sí hijito; es así tal como lo vienes viendo desde niño; los platillos voladores siembran la semilla galáctica en infinitos mundos; la semilla galáctica son las ideas que se pidieron en el Reino de los Cielos; cada idea pedida es un destino hecho vida; y también los platillos voladores recogen semillas galácticas; recogen las ideas que a diario y en todo instante, generan las mentes de toda criatura pensante; de verdad os digo, que todo cuerpo de carne creado, salió de una microscópica idea; cuando el cuerpo era idea, pidió ser respetado por sobre todas las cosas; porque siendo viviente tenía libre albedrío y tenía derecho a opinar; de verdad os digo, que vuestro espíritu conversó con cada molécula de la futura carne; y se hicieron las divinas alianzas entre materia y espíritu; entre moléculas y virtudes; nadie se prometió violar entre sí los mandatos del Padre; todos sin excepción, prometieron respetar hasta en la más microscópica molécula é invisible virtud, por sobre todas las cosas; de verdad os digo, que el espíritu falló en su promesa; porque en su entendimiento violó las Escrituras y Mandamientos del Padre Jehova; todo escandaloso de la carne, se enfrentará en el Reino de los Cielos, con trillones de moléculas; y con sus 318 virtudes que fueron escandalizadas; porque os fué dada la vida, para ganar en moralidad viviente; sin la cual a nadie le es dado entrar al Reino de los Cielos; la carne que violó la ley de la moral, condenó ella misma a que su herencia hecha hijos, no entren al Reino de los Cielos; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los espíritus que no habiendo pedido cuerpo de carne, violaron otras leyes; a espíritus que pidieron conocer como se estaba dentro de un cuerpo de carne y que violaron la alianza con ella; ningún violador de la ley del Padre, sea del mundo de donde provenga, entra al Reino del Padre; de verdad os digo, que todo escandaloso y escandalosa, maldecirán a su propio sistema de vida; porque tal inmoral sistema les legalizó ilegalmente sus inmorales costumbres; ¿no se crearon leyes humanas, para los que se casaron, cuantos veces quisieron? ¿por qué nó se les hizo ver, que estaban violando la ley del Padre? ¿por qué nó se le tomó en cuenta? de verdad os digo, que todos los legisladores que no consultaron las escrituras para hacer sus leyes, no entrarán al Reino de los Cielos; porque quien desprecia al Padre, es despreciado fuera de la Tierra; todo legislador pidió al Padre, ser juzjado públicamente en el juicio final; y así será; todo legislador de este mundo, prometió al Padre, crear leyes comunes; porque las escrituras del Padre, son comunes a todos; son universales; y de verdad os digo, que las escrituras por su divina escencia universal, rompe con todo concepto psicológico de lo privado; lo privado nó se conoce en el Reino de los Cielos; porque no exsiste el comercio ni la explotación en ninguna forma imaginada; de verdad os digo, que no exsiste ley humana, que esté a salvo; porque desde el mismo instante en que se os dió la luz del Padre, nó la cumplísteis al pié de la letra; el olvido hizo su trabajo; vosotros prometísteis en el Reino de los Cielos, no dejaros sorprender por el olvido constante, que instante por instante, pesaría sobre vosotros; prometísteis al Padre, que toda idea emanada de vuestra mente, llevaría en su ejecución, su divino recuerdo; en otras palabras, todo cuanto hicísteis en la vida, fué hecho en su nombre; idea por idea; hecho por hecho; acontecimiento por acontecimiento; he aquí el significado del término: Por sobre todas las cosas; he aquí lo que no se cumplió porque los creadores de vuestro sistema de vida, nó tomaron en cuenta las escrituras del Padre; si la hubiesen tomado en cuenta, se habría cumplido la promesa; y vosotros entraríais al Reino de los Cielos; vuestro puntaje celestial por recuerdo de lo que era del Padre, sería inmenso; de verdad os digo, que la bestia del capitalismo os engañó; os ilusionó; lo hizo y lo hará hasta el mismo instante final, del instante de comienzo de la Revelación; he aquí un tiempo que se vá, y otro que comienza; el que se vá es el instante de la prueba; el que comienza es la realidad; dos mundos opuestos y un sólo mundo; la transformación de este mundo, sale del mundo; sale de lo malo conque se alimentó el mundo; de las tinieblas, el divino Padre Jehova saca la luz; el juicio final ocurre sin que los acontecimientos normales del mundo, se vean afectados; más, el espíritu se vé afectado; y esto hace cambiar los acontecimientos y la historia del mundo; tal como ocurrió en el pasado; la ley Mosáica transformó a un mundo bárbaro, dentro de sus mismas barbáries; igual lo hizo la Doctrina Cristiana; é igual ocurrirá con la Tercera Revelación; la Doctrina del Cordero de Dios; la Escritura Telepática que no tiene fín; porque todo lo que sale del Padre, nó tiene límites; de verdad os digo, que la Revelación causará espanto en quienes violaron la ley del Padre; espanto salido de sus mismas malas acciones consumadas; y alegría en los sufridos y perseguidos del mundo; toda revelación salida del Padre, causa la más grande revolución, en el mundo en donde se hace presente; la falsa historia de este mundo, empezará a ser juzjada; y toda historia es falsa, cuando en sus hechos, no tomó en cuenta lo del Padre; y quien no toma en cuenta al Padre, no queda en los acontecimientos de un mundo; la falsa historia de este mundo, fué escrita con una extraña moral; la moral que produce el interés al oro; todos los historiadores de este mundo, no entrarán al Reino de los Cielos; acusados de hipócritas y falsos serán delante del Padre; de verdad os digo, que toda letra escrita y toda palabra dicha en historia falsa, espera a sus creadores en el Reino de los Cielos; los esperan para acusarlos; porque fueron creadas sin derecho a entrar al Reino de los Cielos; he aquí la tragedia en otras criaturas, por no cumplir las leyes del Padre; todo es viviente; y todo cuanto hagáis y pensáis se vuelve vida fuera de la Tierra; he aquí el universo viviente del Padre Jehova; la vida de todos los mundos, adquieren infinitas proporciones; porque todo lo que sale del Padre, no tiene fín; de verdad os digo, que todo juicio que envía el Padre, lo hace sin avisarle a nadie; en lo que se refiere al tiempo ó instante y a las características del mismo; es por ello que ninguna criatura humana lo sabe; porque el Padre tiene al igual que vosotros, un divino libre albedrío; lo de arriba es igual a lo de abajo; todo lo que tenéis vosotros, lo tiene también el Padre; ¿no se os enseñó que todo lo que creó el Padre? ese todo incluye a vosotros; todas las criaturas del universo nacen buscando el límite del todo del Padre; más, nunca lo hallarán; de verdad os digo, que es más fácil que entren al Reino de los cielos, los que buscan algo del Padre, a los que nada buscan; porque en toda búsqueda está el mérito espíritual; quien nunca buscó la verdad, jamás la encontrará; la verdad está en todos; vuestra individualidad en su manera de ser, es una verdad; y su manera de buscar, es otra verdad; los escollos que encuentran, es otra; todas las verdades que podéis imaginar, salieron de una sola; porque el Dios viviente que hizo todas las cosas es uno solo; toda verdad retorna al Padre; más, si la verdad nó buscó la verdad del Padre, esta nó entra al Reino de los Cielos; todas las verdades que se buscaron en la vida, os esperan en el Reino de los Cielos; desean conocer a sus creadores; porque muchas quejas tienen; casi todas las verdades de este mundo, nó tomaron en cuenta al Creador; son verdades desheredadas; porque su magnetismo viviente, tiene la influencia de ignorar al Padre Eterno; la herencia se transmite; toda incredulidad cuando se piensa, se transmite a la idea; todo pensamiento irradia sus leyes vivientes, fuera de la Tierra; aunque vuestros ojos de la carne nó lo vea; he aquí el mundo invisible; un mundo que aunque no se crea en él, siempre cumple igual sus leyes; tal como las cumplís vosotros en el mundo material; de verdad os digo, que todo paso de toda criatura por los planetas, se traduce en ondas magnéticas; estas ondas forman una espiral desde el mismo instante, en que la criatura es concebida en el vientre de una madre; la espiral humana nace siendo puntito; con fuerza expansiva a todas direcciones; siendo el libre albedrío de la criatura, la que dá la cualidad y calidad a su propio pensar; le dá filosofía y jerarquía; entendimiento y supremacía; más, ambas cosas se anulan, cuando la criatura olvida los mandatos del Padre; porque no entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que toda herencia sin el Padre, no tiene potestad en ninguna parte del universo; eso es lo que han creado, los escandalosos de la carne; que no respetaron las leyes divinas del sexo; de ellos es el llorar y crujir de dientes; prefirieron la vida fácil y de placeres; una vida efímera que nada vale para alcanzar la morada del Padre; sólo ganaron una eternidad de tinieblas en muchos planetas tierras; mundos de la carne.-

TODO ABOGADO DEL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO, QUE NÓ CONSIDERÓ A LA JUSTICIA EN SENTIDO UNIVERSAL, NÓ ENTRARÁ AL REINO DE LOS CIELOS; EN CUALQUIER PUNTO DEL PLANETA, LA JUSTICIA TERRENAL DEBIÓ SER UNA MISMA.-

Sí hijito; la divina igualdad enseñada por el Padre, significa que las criaturas humanas, debieron imitar al Padre, en lo que más podían; todos sin excepción alguna, debieron amoldar y remodelar los atributos de sus individualidades, al divino mandato; nó cumplieron los hombres, la divina ley: adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; he aquí la caída de toda intención en el vivir; vuestras vidas se amoldaron y remodelaron, nó según la igualdad enseñada por el Padre; os remodelásteis según las leyes del oro; según la ilusión de lo mundano; de lo que es del mundo y sus influencias; nó de lo que es de Dios; es lo que tenéis que distinguir en vuestra forma de vivir; ó se es de las leyes del Padre, ó se es de las tinieblas; porque se os enseñó, que nó se puede servir a dos señores; ó servís a la influencía mundana, salida del oro, ó servís honradamente al Padre; he aquí que os engañaron; porque ninguno que sirvió a dos ó más señores, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al reino, uno que nó pidió conocer la vida humana, a uno que la pidió; uno que nó pidió tal prueba; a uno que la pidió; de verdad os digo, que toda costumbre, modismo, gesto, hábito, norma, salida de influencia mundana, es juzjada instante por instante; segundo por segundo; fibra por fibra; molécula por molécula; idea por idea; porque hasta lo más microscópico que a salido de vosotros, se vuelve viviente delante del Padre; y al volverse viviente, piden justicia al Padre; y todo espíritu tiene que responder, de todo lo que de él salió; hasta de lo que de él salió, y nó comprendió en la Tierra; lo entendible y lo nó entendible, es juzjado igual; porque el divino término: todos son iguales en derechos delante de Dios, es para todo lo imaginable y lo nó imaginado; si nó comprendéis una cosa, estad seguros que en esa cosa, está la igualdad del Padre; y estando la igualdad del Padre en todas las cosas, es que se os enseñó por escrituras, que todos deberías imitarle; aún, en vuestra forma de vivir; vosotros preferísteis el libertinaje de vuestra individualidad; porque la verdadera libertad, lo es cuando se vive en las leyes del Padre; el libertinaje es producto de la ilusión en el oro; porque nó hay libertino, que nó piense en ser rico; lo prefiere; aún, por sobre la palabra del Padre; hay libertinaje por sistema de vida y por tendencia en la individualidad; el libertinaje creado por la influencia del sistema de vida, recae en los creadores de tal sistema de vida; el libertinaje salido por la misma individualidad, recae en el mismo espíritu; ambos que crearon influencia, tienen que pagar la deuda; porque nó imitaron la igualdad del Padre; quien nó imite al Padre en lo más microscópico, nó entra al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un espíritu que pidió en su forma de vida, nó conocer las escrituras ni los mandatos del Padre; a que entre uno que pidió escrituras, revelaciones, profetas; y que pidió tener noticia de un más allá; el primero justifica sus faltas; el segundo nó tiene justificación; porque pidió pruebas del más allá; de verdad os digo, que todo lo que se pide en el Reino de los Cielos, todo es sometido a juicio; porque todos los que piden, tienen menor saber que el Padre; si tuviesen igual saber, no exsistiría el juicio; he aquí que el que más ilustración tuvo en este mundo, mayor es la justicia divina en él; y siempre se mantiene la igualdad del Padre; de verdad os digo, que todo abogado de la justicia terrestre, será acusado en la presencia del Padre, de nó defender por sobre todas las cosas, la igualdad enseñada por las escrituras del Padre; enseñaron una justicia salida del cálculo al oro; porque quien mejor les pagaba, mejor los defendían; he aquí el llorar y crujir de dientes de todo abogado terrestre; ninguno que fué falso de la verdadera justicia, entrará al Reino de los Cielos; así como comerciaron con una justicia, así serán ellos comerciados en otras exsistencias, en otros mundos; porque todo espíritu nace de nuevo; pide conocer nuevas vidas; porque los pedidos al Padre, nó tienen límites; nada de lo que sale del Padre lo tiene; de verdad os digo, que todos los segundos que vivió todo reo, en este mundo, recae sobre todo juez, abogado, carcelero; porque ningún espíritu humano, pidió al Padre, encarcelar a otro; porque nadie quería tener deudas con el Padre; de verdad os digo, que dos tercios de un total de segundos, en que le tocó vivir a una criatura de este mundo, recaen sobre el causante ó causantes del cautiverio; he aquí que muchos abogados, alcanzan la ley de la maldición; porque sobrepasaron un puntaje de tinieblas, al propio número de moléculas de su propio cuerpo de carne; porque el número de acusadores es mayor; y el de defensores menor; he aquí la ley del Padre; que juzja a materia y espíritu; porque materia y espíritu, fueron creados por un mismo Dios; he aquí que lo que los ojos humanos no ven, el Padre lo vé; porque el Padre creó lo visible y lo invisible; he aquí la diferencia entre la justicia terrenal, y la divina; la justicia terrenal, fué probada por el Padre; porque todo espíritu pidió ser probado; y todo pensamiento salido de espíritu que pidió ser probado, es juzjado por el Padre; he aquí que todo el sistema de vida de este mundo, es juzjado hasta en lo más microscópico; es juzjado hasta en aquéllo que vivió y sintió pero que nó comprendio; es juzjado el libre albedrío que pedísteis al Padre; un libre albedrío que pidió imitarle en este mundo, por sobre todas las cosas; más, el libre albedrío humano, imitó al demonio representado en el extraño sistema de vida, basado en el oro; he aquí que ningún libre albedrío, entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; porque todos conocieron la ley extraña del oro; el llamado capitalismo nó se conoce en el Reino de los Cielos; ni nadie lo pidió, como forma de vida; porque nó se puede servir a dos señores; nó se puede servir ó vivir en un sistema de vida, que es toda una inmoralidad, frente a las escrituras del Padre; y decir a la vez, que se está sirviendo al Padre; al Dios viviente; al único Dios; he aquí que toda esta humanidad, será acusada delante del Padre, de hipócrita; pidió un tiempo planetario, para imitar al Padre, por sobre todas las cosas, que le saldrían al encuentro, en el desconocido planeta; y nó cumplió la promesa; en vez de imitar a lo del Padre, imitó la forma de vivir de los capitalistas; de los que dividen a los mundos, para probar sus formas de pensar.- Sí hijito; el dibujo celeste enseña que toda justicia salida del Padre, es geométrica según la geometría de la intención de la criatura pensante; la intención es una generación de magnetismo invisible; su color varía según la conciencia del ser pensante; cada intención refleja una filosofía naciente; allí nace una cualidad y una calidad que con el correr del tiempo eterno, llegará a ser un colosal planeta; nada exsiste que no haya sido intención magnética; todo el universo que os rodea, salió de una intención; el Universo Expansivo Pensante, nació de lo invisible; porque cuando surge una intención de vuestra mente, ni vosotros que sóis los autores de ella, la véis con los ojos de la carne; sólo sentís que vuestro razonamiento se expande en expresión; cada expresión formará una futura galaxia; será un futuro cúmulo de mundos familiares; porque cada letra expresada, está unida a la otra, por un microscópico cordón solar; lo que posee el universo que os rodea, lo poseéis vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; nadie es desheredado; el cordón solar constituye la línea Alfa solar; porque línea sóis; una línea que momentáneamente pidió expansión en carne; vuestra cualidad y calidad, es la carne con destino de búsqueda en la eternidad; en el dibujo celeste se ven los ángulos de la línea magnética solar; he aquí una divina revelación; he aquí el ángulo de vuestra geometría pensante; el principio alfa en expansión de su libre albedrío; he aquí todo cálculo mental que salió de los soles Alfa y Omega; he aquí vuestro lugar de orígen en el universo viviente del Padre Jehova; he aquí la más grande revelación para la humanidad terrestre; porque este divino orígen galáctico, quedará en este mundo, hasta la consumación del mismo; Alfa y Omega es de principio a fín; he aquí que toda teoría que trató de explicar el orígen de este mundo, nó quedará; porque toda teoría que nó consideró las escrituras del Padre, también se le desconoce en el Reino de los Cielos; queda sin la herencia celestial; ciertamente que todo exsiste; más, para este mundo se le dió leyes y Mandamientos que hubo que cumplir por sobre todas las cosas; que excluye todas las otras; el que vivió una vida de abandono hacia el conocimiento de las escrituras del Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; nó verá su lugar de orígen; porque nó se lo merece; ver el lugar de su divino orígen, es uno de los más sublimes premios para la criatura; allí se encuentra con muchos seres queridos; amigos y familiares; que partiendo de un mismo punto de partida, piden al Padre juntarse en alguna forma de vida, de un lejano planeta; la emoción de todo espíritu al ver su lugar de orígen, no se puede describir en el conocimiento humano; porque hasta el conocimiento se emociona al contemplar su punto de partida; Padre divino, desde muchos años veo que los platillos voladores, transportan muchedumbres; ¿qué es eso? si hijito; sabía que llegaría el instante de esta pregunta; te lo diré hijito; los platillos voladores, entre otras infinitas misiones, tienen la gloria de transportar a los elegidos del Padre; venidos de infinitos mundos de su creación; porque en todo mundo está el derecho igualitario a aspirar a un mismo destino; aunque los seres hayan pedido pensar en la vida de forma diferente; las naves plateadas van dejando a estas criaturas en sus respectivos lugares de orígenes; viajan de sol a sol; de morada en morada; para la criatura humana, le corresponde los oles Alfa y Omega de la galaxia Trino; más, veo que a ninguno de vosotros llevarán; porque vivísteis en un extraño sistema de vida, cuyo Dios fué el oro; se dice Dios, porque lo preferísteis en vuestro libre albedrío; y dejásteis de lado, las escrituras del Padre; para ser un elegido, tuvísteis que haberos aprendido en la vida, desde la primera hasta la última letra de las escrituras del Padre; por sobre todo otro conocimiento; ¿no se os enseñó, adorarás a tu Dios y Señor, por sobre todas las cosas? el comprenderle por las escrituras, constituye para el Padre, la más grande adoración; constituye la más sagrada búsqueda de la criatura; porque le agrada ser comprendido por el trabajo y el conocimiento; porque libre albedrío tiene; de verdad os digo, que todos los que se ganaron el pan con el sudor de su frente, encontraron con ello al Padre; porque el Padre les toma en cuenta; porque cumplieron con su divina ley; teniendo cada uno libre albedrío de hacerlo; de verdad os digo, que el Padre a nadie ruega ni a nadie obliga; los hombres reciben del Padre, según sus obras; los que nó lo tomaron en cuenta en la vida, nada esperen; es el fruto de la ingratitud; el que le tomó en cuenta, nueva luz de vida recibe; es el fruto de la gratitud; quien le buscó adorando imágenes, retrocedió en su evolución; las moléculas de las mismas imágenes, le acusarán en el Reino de los Cielos; porque cada molécula sabe en su ley de molécula, que sólo el Padre es único; nadie es digno de representarle; sus divinas formas son infinitas; toda imagen se vuelve polvo; de verdad os digo, que la adoración material, nunca a sido del agrado del Padre Jehova; porque las criaturas retroceden; la mente divaga por psicologías muy materialistas; la verdadera adoración al Padre es mental; porque él está en toda mente; en el pasado, hubo ciertamente adoración material en el planeta Tierra; porque no la conocía; su ley estaba en su evolución; a vosotros se os dijo: nó adorarás imagen ni templo ni semejanza alguna; porque vosotros lo pedísteis en el Reino de los Cielos; quisísteis imitar al reino mismo; porque en el Reino de los Cielos se desconoce la adoración material; viendo en todo instante al Padre; no se necesita retenerlo en imágenes; allí es respeto al Creador del universo es tan infinito, que nadie se atreve a representarlo en forma material alguna; he aquí, que toda forma de adoración material al Padre, es criticada en el Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que jamás vió imagen material del Padre ó de la Madre Solar Omega; a uno que las vió; nada extraño a lo pedido en el Reino de los Cielos, entra al Reino de los Cielos; he aquí una ley, en que toda promesa hecha al Padre debe cumplirse en su totalidad; ni una minúscula parte de ella, debe quedar sin cumplirse; de la más microscópica violación hecha a la ley viviente, nacen mundos de tinieblas; de hecho todo mal ó toda falta sea la que sea, constituye una tiniebla; lo que sale del reino, debe volver intacto al reino; lo que sale entero del reino, debe volver entero al reino; nada dividido entra al reino; ni la materia ni el espíritu; porque sólo satanás divide para combatir la igualdad enseñada por el Padre; he aquí que toda filosofía humana que dividió a otros, nó entra al Reino de los Cielos; aunque sea filosofía que conducía al bién; porque primero están las enseñanzas del Padre, y después lo de concepción humana; lo humano debe esperar; porque se le mandó ser humilde por sobre todas las cosas; quien nó pensó así en la vida, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que dió la primera importancia a lo del cielo; a uno que más le importó, la ilusión del mundo; un mundo que pidió conocer, para ensalzar al Padre, por sobre todas las cosas; incluyendo la ilusión misma; salida de un extraño sistema de vida basado en el oro.-

TODO EL QUE ARRANCÓ CONFESIONES A LA FUERZA A OTRO, MALDITO ES; VIVIRÁ EL RESTO DE SU VIDA AISLADO DEL MUNDO; ASÍ TAMBIÉN ÉL SERÁ FORZADO EN OTRAS EXSISTENCIAS, EN OTROS MUNDOS.-

Sí hijito; todo el que empleó la fuerza para razonar, nó entra al Reino de los Cielos; nadie pidió al Padre, golpear ó mutilar a otro; los que así lo hicieron, malditos son; vivirán aislados el resto de sus vidas; ¡pobres de aquéllos que hablen a maldito alguno! por la misma voz recaerá sobre ellos, la maldición; el mundo debe cuidarse; porque el todo sobre el todo de sí mismo, lo acusará en el Reino de los Cielos; lo acusará de tratar con los sentimientos de un maldito; ninguno que habló a maldito alguno, entrará al Reino de los Cielos; sé hijito que en tu rebaño Chile muchos son torturados por tener ideales; de verdad te digo, que los verdugos tienen las horas contadas; maldecirán el haber nacido; basta golpear tan sólo un instante a otro, y no se entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que del rebaño chileno nace la luz; nace lo que todos pidieron en el Reino de los Cielos; de una nación humilde y atropellada por el llamado militarismo, el Padre Jehova dá a conocer al mundo la nueva doctrina; ¡¡que tiemblen los que dividieron al mundo en naciones!! sólo satanás divide los rebaños planetarios; lo hace para combatir la igualdad enseñada por el Padre; ¡¡que tiemblen los que persiguen a mis hijos que pidieron al Padre, luchar en la Tierra, por una igualdad semejante a los Cielos!! ¡que tiemblen los que dividieron a mis hijos, en muchas creencias, habiéndo un sólo Dios nomás!! ¡¡que tiemblen los que dividieron al mundo en ricos y pobres!! ¡¡porque de ellos será el llorar y crujir de dientes!! toda división es de los hombres; y nó de Dios; y lo que no es del Padre, juzgado es; de verdad os digo, verdugos de los pueblos, que sobre vosotros caerá maldición; os golpearéis el pecho gritando ante el mundo, vuestros engaños; porque temblará la naturaleza, pidiendo cuentas a todo pecador; ningún maldito que persiguió, torturó, encarceló a hijos humildes, quedará sin su castigo; de verdad os digo, usurpadores del poder de los humildes, que el mundo os mirará con infinita lástima; vuestra desgracia mayor es la de haber pedido pruebas de fuerza, justo en el instante de iniciaciones de revelaciones bíblicas; sorprendidos quedaréis demonios de la fuerza; nadie debió en este mundo haber creado fuerza alguna; hay muchas clases de fuerza; la fuerza del llamado militarismo ó fascismo, es fuerza maldita delante del Padre; y esa es vuestra tragedia; porque no se puede servir a dos señores; vosotros hipócritas, servís al dios de la fuerza, y violáis el divino Mandamiento del Padre que dice: No matarás; y al mismo tiempo os hacéis llamar hijos del Dios viviente; os hacéis llamar cristianos; de verdad os digo hipócritas, que deberéis pagar segundo por segundo, vuestra hipocrecía; cada segundo de hipocrecía, os corresponde vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; deberéis sumar hipócritas, todos los segundos del tiempo en que vestísteis el maldito uniforme de la fuerza; todo el que vistió uniforme de las llamadas fuerzas armadas, nó entrarán al Reino de los Cielos; ninguno jamás a entrado; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que no vistió uniforme a uno que lo vistió; igual ley cumplen aquéllos, que nó vistiendo uniformes, sirvieron al demonio de la fuerza; todos vosotros, hipócritas de la fuerza, tendréis que enfrentar al juicio final en la tierra y en el cielo; todas vuestras virtudes, poros, células, moléculas, os acusarán delante del Padre; de haberlas escandalizado y avergonzado, por causa de vuestros sentimientos; que se perfeccionaron para matar; nadie pidió al Padre matar a otro; todos pidieron hacer cumplir la ley del Padre en este mundo, con amor; nó violando la ley; todas las fuerzas armadas de todas las naciones, cumplen la misma ley; todo árbol que nó plantó el divino Padre Jehova, de raíz es arrancado de la evolución humana; el llamado militarismo es uno de estos árboles; este árbol al ser arrancado de raíz, dejará libre al mundo; porque este mundo nunca conoció la verdadera libertad; la verdadera libertad, nó viola la ley del Padre; la verdadera libertad entra al Reino de los Cielos; la verdadera libertad nó necesita de juicio final; la verdadera libertad nó necesita de la fuerza; de verdad os digo, que todos los que causaron en este mundo, una falsa libertad, serán acusados delante del Padre, por la libertad viviente; que es una de las infinitas virtudes de los Reinos de los Cielos; toda falsedad vivida en los lejanos planetas, se vuelve viviente en presencia del espíritu y delante del Padre Jehova; de verdad os digo hipócritas del mundo, que en otras exsistencias hicísteis lo mismo; en lejanos mundos sembrásteis falsa libertad; infinitas criaturas, nó entran al Reino de los Cielos, por imitaros; llorar y crujir de dientes dejásteis en esos mundos; tal como os ocurrirá en esta Tierra; de verdad os digo, violadores de la ley del Padre, que todos vuestros familiares os llorarán; porque nadie en este mundo, dirigirá la palabra a maldito alguno; más os valdría, nó haber pedido al Padre, el haber nacido en este mundo; de verdad os digo, que en el rebaño chileno, se inicia la más grande revolución en la historia de este planeta; tan grande será esta revolución, que ninguno de vosotros que vistió uniformes de la fuerza, quedará; se os caerá el vendaje malditos de la fuerza; espantados quedaréis ante el poder del Hijo Solar Cristo; maldeciréis el haber nacido en este mundo; nadie os dará una molécula de pan ni de agua; vuestro consuelo será el cariño de los animales; así pagaréis malditos, el violar la ley del Padre; siempre a sido así; ningún guerrero ni héroe a entrado jamás al Reino de los Cielos; vosotros demonios de la fuerza, levantáis monumentos a vuestros llamados héroes; de verdad os digo, que a nadie debió engrandecerse en este mundo; deberéis pagar en exsistencias, cada molécula de monumento erigido a otros violadores de la ley; esta ley se cumple hasta que todo monumento se reduzca a polvo; de verdad os digo, que hasta las moléculas de vuestros malditos uniformes, se quejarán contra vosotros en el Reino de los Cielos; por cada molécula que se queje delante del Padre, es una exsistencia más que tendréis que cumplir fuera del Reino de los Cielos; pensad demonios en todo vuestro equipo militar; desde la gorra a los zapatos; todas las moléculas conque os vestísteis, os acusarán delante del Padre; materia y espíritu se vuelven vivientes ante el Padre y reclaman justicia; vosotros demonios de la fuerza, estáis condenados; y mientras más grande fué vuestro grado en las legiones de satanás, mayor es la condena; sé hijito que están pensando en el término legión; sí es divino Padre Jehova, por tu divina gracia sé que la palabra legión, es de satanás; así es hijito; el término legión en Ciencia Celeste significa grupo que actúa lejos del Reino de los Cielos; las legiones de satanás, jamás han entrado al Reino de los Cielos; hay legiones arriba y legiones abajo; lo de arriba es igual a lo de abajo; los llamados ejércitos del mundo, son las legiones de satanás; son los espíritus soberbios, que pidieron al Padre Jehova, agruparse y nó dejarse convencer por la fuerza; prometieron al Padre, vencer la resistencia que los inclinaba, a solucionarlo todo por la fuerza; pidieron encontrarse en la vida, para probarse así mismos; el Padre cumplió en unirlos; más, ellos cayeron una vez más; porque en otras exsistencias, hicieron lo mismo; al nacer estos espíritus que actualmente son soldados en la Tierra, en otros mundos, formaron parte de otras tantas legiones; nó es la primera vez, que estos demonios violan sus propios pedidos espírituales; he aquí una Revelación que estremecerá a millones de seres; millones que llorarán por darle la contra al divino Padre; todo espíritu que perteneció a la fuerza, será mirado con infinita lástima; porque todo maldito pierde el derecho a vivir; he aquí en lo que terminarán los orgullosos; los que nunca imaginaron que había un Dios viviente; de verdad os digo, que los orgullosos son los menos evolucionados en los mundos; los orgullosos pidieron al Padre Jehova, estar al lado de la humildad; para oponer resistencia al complejo llamado orgullo; he aquí el llorar y crujir de dientes de todo orgulloso; basta que hayáis tenido un segundo ó menos de orgullo en la vida, y no entráis al Reino de los Cielos; he aquí en lo que terminarán las legiones de satanás; ningún ejército de este mundo quedará; nadie querrá vestir un uniforme maldecido por el Padre; nadie querrá exponerse a la condena eterna; nadie querrá vivir aislado por el resto de su vida; he aquí la caída del capitalismo; he aquí el triunfo del Padre Jehova, sobre los demonios que prefirieron seguir al oro; he aquí la caída de la bestia; la caída del materialismo; la caída de un extraño sistema de vida; la caída de los falsos cristos; los cristos que se apoyaron en la fuerza y la explotación; los que se ilusionaron con un extraño poder salido del oro; los que ilusionaron y engañaron a un mundo; ningún mundo contagiado por el engaño, entrará al Reino de los Cielos; he aquí la realidad dolorosa; he aquí el principio del desaparecimiento de un mundo que olvidó los divinos mandatos del Dios viviente; he aquí que ninguno que conoció el sistema de vida basado en el oro, quedará en este mundo; ningún vestigio de los violadores de la ley quedará; he aquí el desengaño más grande que estremecerá a todo espíritu humano; he aquí la ira de un mundo que aplastará a sus verdugos; he aquí a los verdugos de las naciones; que caerán por su misma ley; con la misma vara conque midieron al mundo, así serán ellos medidos; el que fué rico, quedará en la más inconcebible pobreza; y el que fué pobre, será hartado; porque a nadie se le mandó tener más, que otro; el Padre mencionó en sus escrituras, la igualdad; y todo lo que sale del Padre, luz para el mundo es; de verdad os digo, que todo el que luchó contra la igualdad del Padre, contra sí mismo luchó; porque las mismas ideas que generó su mente, son las que lo juzgarán; toda idea que genera toda mente, nó muere jamás; ésta viaja al infinito; en la eternidad del tiempo, madura hasta llegar a ser un colosal planeta; he aquí una ley que llenará de pavor a los soberbios y orgullosos de este mundo; toda soberbia, todo orgullo, todo abuso, todo pecado, llegan a constituirse en planetas-infiernos; he aquí vuestra responsabilidad ante el Creador; de vosotros mismos sale la salvación de las criaturas, de esos infiernos; porque en un instante dado, pediréis al Padre, nacer de nuevo en tal ó cual mundo; para rescatar el mundo de las tinieblas; he aquí una divina ley del Reino de los Cielos; todos tienen derecho a ser redentores de sus propios errores; microscópicos redentores; de mundos-polvos; cada acto realizado en la vida, por insignificante que os parezca, se vuelve universo con el correr del tiempo; así es el universo expansivo pensante del Padre Jehova; nadie supera al Padre en economía universal; de una microscópica idea, hace germinar un mundo; de lo invisible crea al mundo material; y este divino poder, lo dió por herencia a toda criatura pensante; nadie es desheredado; es por esta causa, que toda Sagrada Escritura enseña hacer el bién en la vida; porque haciendo el bién, generáis ideas que con el correr del tiempo, serán grandes paraísos; la ciencia divina y creadora del Padre, parte de lo más microscópico que vuestra mente pueda imaginar; y lo más microscópico que podéis concebir, son vuestras ideas mentales; toda criatura pensante sólo siente las ideas; no las vé cumple el mandato de ellas; más, ellas no se dejan ver; he aquí vuestra sal de vida; he aquí a vuestra semilla galáctica; he aquí el principio de vuestros cielos; porque cada uno se hace su propio cielo; de cada idea generada, nace un mundo, nace otro y otro; una creación de mundos y cielos, que no cesará jamás; porque siendo todos hijos de un Padre eterno, vuestro fruto también es eterno; quien niega la eternidad del Padre, crea ideas que a la postre, serán mundos, cuyas criaturas tendrán una filosofía, que será la negación del Padre; cada expresión salida de vuestro libre albedrío, se vuelve vida en otros mundos; he aquí la herencia de lo que fuísteis en la vida; he aquí el fruto de vuestras obras; ideas generadas en un magnetismo viviente, llamado vida humana; una forma de generar ideas, pedida por vosotros mismos en el Reino de los Cielos; y nó es la única forma; jamás lo ha sido; porque lo del Padre nó tiene fín; exsisten tantas formas de generar ideas, como mundos exsisten en el universo; los mundos que estuvieron en el pasado y yá no están, cumplieron la misma ley de los que están; é igual será para los que vendrán; he aquí la causa única de todas las causas; porque la causa primera es el Padre; y pensando el Padre, crea divinas ideas; de las que nacen otras por siempre jamás; el universo expansivo pensante, es una eterna sucesión de ideas; cuyo destino es llegar a constituirse en mundos materiales; la infinita diversidad de mundos está en que nó todos piensan igual; una idea es diferente de otra idea; la cualidad y la calidad en las ideas, es tan infinita como el número de granos de arenas, que pueda contener un desierto; he aquí la generatríz de todo universo; cuya divina cabeza es el Padre; el universo expansivo pensante ha exsistido siempre; esto constituye el mayor misterio en el universo mismo; todos los mundos buscan al Padre, en sus respectivas evoluciones; todas las criaturas piden nacer de nuevo, para llegar al orígen divino del Padre mismo; más, desde que hay vida en cada uno, jamás nadie lo ha logrado; ni nadie lo logrará; he aquí la razón suprema, por la cual se pide conocer nuevas vidas; he aquí la causa de las causas; porque cada uno crea sus propias causas según sus obras; y toda causa se vuelve viviente delante del Padre; siendo el Padre el creador de todo cuanto exsiste, las causas nacidas en lejanos mundos, piden su divina justicia; los juicios finales son infinitos; porque infinita es la creación; y todo lo creado por el Padre, tiene derecho a la igualdad en el Padre; toda desigualdad, nó salió del Padre; más, el Padre juzga a la desigualdad; juzga las tinieblas; de verdad os digo, que el militarismo es tiniebla; es la máxima expresión de violación al divino Mandamiento que dice: No matarás; por vosotros demonios de la fuerza fué escrito: El que mata a espada, muere a espada; el que emplea la fuerza como un medio de entendimiento, cae por la fuerza; caer por la fuerza, es pagar en futuras vidas, hasta la última molécula de carne, que pereció por el uso de la fuerza; nadie pidió al Padre matar a otro; porque todos sabían en el Reino, que sólo el demonio mata y destrúye lo que el Padre crea; la fuerza es viviente delante del Padre; ella acusa al espíritu que habiéndola empleado, violó la ley del Padre; nadie quiere ser acusado de complicidad, en alguna violación ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; de verdad os digo, que hasta los segundos, os acusarán en el Reino del Padre; cada segundo vivido, tiene diferente libre albedrío del resto de los segundos; cada segundo en virtud de su libre albedrío, representa una acusación; y cada acusación salida de cada segundo, representa una exsistencia que debe cumplirse fuera del Reino de los Cielos; todos los militares de carrera, deberán calcular los segundos que contiene una hora, un día, un mes, un año; y sumarlos sucesivamente; de todo el tiempo que sirvieron a las llamadas fuerzas armadas; ciertamente que el que sirvió más tiempo, más alejado está del Reino del Padre; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todo el que vistió uniforme; es más fácil que entre al Reino de los Cielos; uno que no fué militar; a que puede entrar a uno que lo fué; la fuerza es desconocida en el Reino de los Cielos; hay infinitas clases de fuerza; en el Reino de los Cielos, se conoce la fuerza creadora; en la Tierra exsiste fuerza destructora; de verdad os digo, que la fuerza aplasta a todos aquéllos que la avergonzaron en lejanos mundos; ella espera en el infinito el retorno de los escandalizadores; porque las tinieblas son también fuerzas del mal; como lo es la fuerza del militarismo; las tinieblas reclaman a las tinieblas; y vuestro espíritu demonios de la fuerza, se divide entre la luz y las tinieblas; ningún espíritu dividido entra al Reino de los Cielos; el que pidió conocer la luz del Padre en un lejano planeta, lo pidió con toda su responsabilidad; acto por acto; idea por idea; instante por instante; todo lo pedísteis para el cumplimiento de una vida según las escrituras del Padre; y nó según los hombres; nó según el oro ni según el militarismo; ni ningún otro árbol filosófico de extraña moral; que contradice el divino mandato; de verdad os digo, que nada de lo extraño quedará en este mundo; ni el sistema de vida basado en el oro; he aquí que la palabra viviente del Padre Jehova, a todo demonio derribará; tal como fué en el pasado; de verdad os digo, que al caer vosotros malditos militares, vendrá a este mundo, la verdadera felicidad; la felicidad que nó necesita ser vigilada; la felicidad que se gobierna así misma; la felicidad que jamás nunca, lograron los explotadores; porque la verdadera felicidad, sirve a un sólo Señor; la verdadera felicidad no se divide ni divide a nadie; la verdadera felicidad nace del espíritu, de lo interior; nó nace de lo exterior; porque lo exterior se reduce a polvo tarde ó temprano; lo exterior es una ilusión; porque el espíritu abandona los planetas, en busca de otras formas de vida; de verdad os digo, que los verdugos de este mundo, los que se guarecen detrás de un arma, son los espíritus más atrasados de la evolución humana; porque nada saben de las luchas del pueblo; se les adoctrina en frialdad hacia los sentimientos de sí mismos; ninguno que vivió en frialdad para sí mismo, entrará al Reino de los Cielos; todos los espíritus pidieron al Padre, vivir en un sólo rebaño; en un sólo gobierno mundial; nadie pidió ser militar, para aprender a matar; nadie pidió violar la ley, del Padre; porque todos vienen a la vida, con conocimiento de causa; nadie pidió contradecir al Padre; nadie pidió violar una ley que la pidió para sí mismo; porque hasta la última letra de las escrituras, fueron pedidas por vosotros mismos; de verdad os digo, que nadie pidió condenarse de antemano; he aquí una divina verdad; nadie pidió al Padre, hacer el mal a nadie; ni en la más microscópica forma; nadie pidió imitar a satanás en la Tierra; los llamados militares lanzaron la primera piedra; el militarismo no siendo de los Cielos, es de satanás; ejércitos y legiones son una misma cosa; ningún llamado ejército de este mundo, quedará en el mundo; porque pertenecen a un mundo que es desconocido en el Reino de los Cielos; al venir la Revelación al mundo, lo hace en la suposición de que todo lo habéis hecho según las escrituras; según como le prometísteis al Padre; más, ¿hicísteis las leyes según las escrituras del Padre? he aquí una divina pregunta que os llenará de verguenza y espanto; porque ningún mundo del universo, que no se gobernó por las escrituras del Padre, a entrado al Reino de los Cielos; este es el destino vuestro; por culpa de capitalistas, religiosos y militares, ninguna criatura humana entrará al Reino de los Cielos; ni ninguna a entrado; por culpa de los que sostuvieron con su ceguera espíritual, a un sistema de vida basado en el oro; he aquí a los causantes de la tragedia humana; he aquí a los ciegos que guiaron a otros ciegos; he aquí a los creadores de la falsa historia de la Tierra; porque la verdadera historia se inició en el Reino de los Cielos; he aquí a los falsos cristos; que hicieron su propia ley y nó la ley del Padre; si hubiesen hecho las leyes, imitando las intenciones del Padre, otro destino tendría este mundo; nó tendría juicio ni llorar ni crujir de dientes; porque nada tendría el Padre Jehova contra vosotros; si estos ciegos hubiesen sido fieles a los Mandamientos del Padre, este mundo nó habría sido dividido ni en ricos ni en pobres; ni ricos ni pobres se conocen en el Reino de los Cielos; si las escrituras del Padre anuncian que ningún rico entrará al Reino de los Cielos, ¿por qué estos demonios los alabaron é hicieron alianzas con ellos? ¿por qué el llamado papa los imitó, vistiendo ornamentos de oro y mostrándose en trono? de verdad os digo, que todos estos ciegos, serán acusados delante del Padre, de cómplices de los ricos del mundo; he aquí el llorar y crujir de dientes de los ciegos del mundo; estos demonios tendrán que sumar todos los segundos del tiempo que duró la ceguera; cada segundo transcurrido equivale a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; este puntaje de tinieblas, cesa cuando el espíritu ciego se arrepiente; el arrepentimiento es tan viviente, como el resto de las otras infinitas virtudes; el que se arrepiente, gana tantos puntitos de luz, como segundos dure el arrepentimiento; de verdad os digo, que cada sensación que sale de espíritu, se vuelve puntaje en la justicia viviente del Padre; del espíritu depende que ese puntaje sea de luz ó tinieblas; de verdad os digo, que los culpables del sufrimiento de millones de criaturas, gritarán delante del mundo, sus culpabilidades; porque pidieron al Padre, juicio público en caso de violar la ley; y la violaron; he aquí la divina justicia salida del Padre; nada oculto hace el Padre; ¡pobres de aquéllos que hicieron leyes y cosas ocultas! ¡pobres de los que intrigaron contra los pueblos! más les valdría el nó haber nacido en este mundo; porque sobre ellos, caerá ley de maldición; ¡pobres de los que dieron golpes militares en los pueblos de la Tierra! malditos son delante del Padre y del mundo; ¡pobres de los llamados congresos del mundo! porque permitieron la convivencia entre ricos y pobres! ¡pobres de los que legalizaron, lo que es ilegal delante del Padre! ¡pobres de los que dividieron a mis humildes! ¡pobres de los que hicieron las cosas sin consultar las escrituras del Padre! ¡pobres de los que vivieron en inmoralidad! más les valdría nó haber pedido conocer la vida humana; ¡pobres de los que vivieron en modas escandalosas! porque tendrán que pagar en futuras exsistencias, cada poro de carne escandalizado; ¡pobres de los que imitaron a los dos sexos! más les valdría nó haber pedido sexo; ¡pobres de los que practicaron vicio en presencia de niños! más les valdría nó estar en este mundo; ¡pobres de los que trasnocharon por culpa del libertinaje! más les valdría nó haber conocido la liberación; ¡pobres de los que llevaron un cigarro a la boca! porque serán acusados delante del Padre, de viciosos y corruptores; nadie nació fumando; ni nadie pidió al Padre, ser vicioso; ¡pobres de los que practicaron vicio en presencia de la inocencia! más les valdría estar muertos; cada segundo de vicio, se paga en exsistencias que deben cumplirse fuera del Reino de los Cielos; ¡pobres de los que pusieron un arma en el pecho de otros! así también serán ellos tratados en otras exsistencias, en otros mundos; ¡pobres de los que pisotearon el libre albedrío de los ciudadanos! porque malditos son; ¡pobres de los que abusaron de la confianza é inocencia de los pueblos! porque en presencia de ellos serán avergonzados; ¡pobres de los que se mofaron de los que aclamaban al Padre, en las calles del mundo! así se mofarán de ellos en este mundo y en otros; ¡pobres de los que vivieron en orgullo! porque ellos serán olvidados en este mundo; ¡pobres de los que comerciaron los alimentos! porque pasarán hambre; ¡pobres de los ricos, que no hicieron caso de las divinas advertencias, de las escrituras del Padre! porque nadie tendrá lástima de ellos; ¡pobres de las madrastras y padrastros que abusaron con los hijos de otros! con la misma moneda pagarán en otras exsistencias; cada segundo de abuso y sufrimiento se paga en exsistencias; por cada segundo de tiniebla vivido, corresponde vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; ¡pobres de los padres ó padrastros, que abusaron sexualmente de sus hijas ó hijastras! porque maldecidos serán en este mundo; con la misma moneda pagarán en otras exsistencias; ¡pobres de los que fueron religiosos y religiosas! porque también ellos serán divididos en muchas creencias habiendo un sólo Dios nomás; las llamadas religiones no se conocen en el Reino de los Cielos; ni forman parte de las escrituras del Padre; el Padre dejó un evangelio; nó dejó filosofías que dividen a sus hijos; las llamadas religiones las creó el libre albedrío humano, en un intento imperfecto, por interpretar las escrituras del Padre; las escrituras salieron del divino libre albedrío del Padre; he aquí la más grande ceguera en la espíritualidad de este mundo; por causa de los llamados religiosos fué escrito: Ciegos guías de ciegos; porque transmitieron al mundo, todos sus errores y falsedades; ciertamente que la adoración material, nó agrada al Padre Jehova; porque los hijos no avanzan por el verdadero camino de la verdadera espíritualidad; las llamadas religiones son las culpables de que ningún espíritu humano, entre al Reino de los Cielos; porque a todos dividieron; ningún espíritu dividido entra al Reino de los Cielos; sólo satanás divide y se divide así mismo; toda división mental, aleja a las criaturas de la igualdad enseñada por el Padre; he aquí a los ciegos del mundo; he aquí a los espíritus menos evolucionados del planeta; crearon una secta que se valió del nombre del Padre; y su fruto constituye la peor tragedia para este mundo; porque por culpa de esta falsedad, ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; nó exsiste mayor tragedia espiritual en la criatura, que la de saber por Revelación, que no entrará al Reino del Padre; he aquí la sorpresa de todo un mundo que creyó a los falsos cristos religiosos; a los falsos profetas del mundo; a los comerciantes de la fé; a la ramera que entró en alianza con los seguidores del oro; sabiendo la ramera que ningún rico entraría al Reino de los Cielos; los bendijo igual; nó temió al Dios viviente; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos; uno que nó conoció religión, a uno que la conoció y la practicó; el primero nó dividió a sus virtudes ni dividió a nadie; el segundo confundió a sus virtudes con una creencia que no salió del Padre; he aquí la diferencia de los que fueron divididos y de los que nó lo fueron; he aquí que millones tendrán que luchar entre la luz y las tinieblas; entre lo verdadero y lo falso; y cada instante vivido en la incertidumbre, se paga en exsistencias; una exsistencia por cada segundo; esta ley de justicia del Padre, es igual tanto para la luz como para las tinieblas; tanto para el premio como para el castigo; porque la igualdad del Padre está en todo lo imaginado; nada le es imposible; Él transforma los mundos, por sencillas doctrinas; tal como fué en el pasado de este planeta; igual ocurrirá ahora; la palabra viviente del Padre, todo lo transforma; el Padre nó necesita destruír su propia obra; nó necesita hacer uso de la fuerza; porque Él está en todos los sentimientos de toda mente; en todas las ideas; está en todo lo imaginado; he aquí que sólo el Padre y el hijo saben el futuro de este mundo; porque el uno esté en el otro; manteniendo ambos sus libres albedríos; la Escritura Telepática de ahora, es la misma del pasado; porque en la Trinidad reencarnada, está el gérmen mismo del planeta; la causa de las causas está dentro; é irradia hacia afuera; es tan expansiva como el universo mismo; la Trinidad vá de mundo en mundo; a medida que su fuerza expansiva alcanza los límites del Macrocosmo; ciertamente que son límites relativos; porque nada en el Padre tiene límites; de verdad os digo, que la Trinidad Padre se expresa en la Trinidad Hijo; y sus formas de expresarse, nó tienen límites; más, una forma tiene; la forma para este mundo, es por medio de la doctrina viviente; la Doctrina del Cordero de Dios; la Escritura Telepática que nó tiene fín, porque todo lo que sale del Padre, nó lo tiene; los críticos del mundo estarán abrumados; y de verdad os digo, que serán acomplejados; más les valdría nó haber sido críticos; porque para ser crítico, hay que saberse primero y por sobre todas las cosas, las escrituras del Padre; hay que saberse de memoria desde la primera hasta la última letra de las escrituras del Padre; toda la humanidad prometió al Padre imitarlo en todo lo imaginado; y nó dejarse influenciar por moral extraña en sus escrituras; el mundo fué sorprendido; se dejó engañar por la moral religiosa; moral de comerciantes; de verdad os digo, que con tan extraña moral, es imposible entrar al Reino de los Cielos; el comercio nó se conoce en el Reino del Padre; en el Reino de los Cielos, exsiste el más puro desinterés material; allí reina el comunismo celestial con filosofía de niño; allí todo es alegría; allí no se conoce la propiedad privada; se desconoce la palabra: esto es mío; la propiedad privada y la palabra, esto es mío, son propios de un lejano y desconocido planeta llamado Tierra; que habiéndo creado un extraño sistema de vida basado en el oro, creó tales leyes; he aquí una ley infinita; los mundos que nó cumplen los divinos mandatos del Padre, nó tiene número conocido; porque nada salido del Padre, tiene límite alguno; la Tierra que habitáis, es una de las infinitas que exsisten; lo del Padre nó se reduce a un sólo mundo; como muchos limitados creen; de verdad os digo, que todo aquél que limitó el poder del Padre en este mundo, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que ensalzó al Padre, a uno que lo rebajó en poder; la más microscópica duda hacia el Padre, cuesta la entrada al Reino; la incredulidad no se conoce en el Reino de los Cielos; ni se conocen los incrédulos; porque ninguno ha entrado jamás; ni ninguno entrará; nada de lo que ha producido vuestro sistema de vida, en lo espiritual y lo material, se conoce en el Reino de los Cielos; porque es un sistema de vida, que nó salió del cielo; el cielo está contenido en las escrituras del Padre; las escrituras os fueron dadas, para que alcanzárais el cielo; es el único camino que conduce a él; nó exsiste otro; es la única moral conque se puede entrar al Reino; lo demás es una ilusión; trillones y trillones de espíritus, observan desde lejos el Reino de los Cielos; son los espíritus que fueron ilusionados en sus respectivos mundos; allí están los que formaron las pasadas generaciones de la Tierra; porque ninguno ha podido entrar al Reino de los Cielos; allí también llegaréis vosotros; de verdad os digo, que generaciones enteras, esperan a los grandes del mundo para acusarlos delante del Padre; los grandes del mundo hicieron las leyes para este mundo; y obligaron por la fuerza a cumplirlas; ¿no contaban con las malditas fuerzas armadas? he aquí que todo uniformado es acusado delante del Padre de complicidad con el demonio; nadie pidió al Padre, usar la fuerza contra su propio hermano en la prueba de la vida; ¡pobres de aquéllos que la usaron! de ellos es la maldición del universo; ¡pobres de aquéllos que emplearon la fuerza contra el libre albedrío de las criaturas del Padre! más les valdría a estos demonios, no haber pedido al Padre, conocer la vida humana; porque nó estarían en tela de juicio universal; ¡pobres de los ejércitos del mundo! lágrimas de sangre lloraréis, porque de vosotros salió la perpetuidad del dolor humano; ¿nó defendísteis por siglos, a los que adoraban el oro? ¿nó ilusionásteis al mundo con brillantes uniformes? sí malditos; de las tinieblas sóis y a las tinieblas volveréis; de verdad os digo, legiones de satanás, que de vosotros no quedará ni el recuerdo; os sucederá, lo que les sucedió a las malditas dinastías faraónicas; porque fuísteis de sus legiones.-

TODO EL QUE ESCRIBIÓ GROSERÍAS Ó FRASES INMORALES EN LAS PAREDES DEL MUNDO, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; TALES CRIATURAS INMORALES, TIENEN QUE CALCULAR LOS SEGUNDOS TRANSCURRIDOS, DEL TIEMPO DE EXPOSICIÓN DE TALES GROSERÍAS; NADIE PIDIÓ AL PADRE, SER GROSERO NI INMORAL; PORQUE TODOS SABÍAN EN EL REINO DE LOS CIELOS, QUE NINGÚN INMORAL DE OTROS MUNDOS, VOLVÍA ENTRAR AL REINO DEL PADRE; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO DE LOS CIELOS, UNO QUE OPUSO RESISTENCIA MENTAL A LA GROSERÍA; A QUE PUEDA ENTRAR, UNO QUE SE SE DEJÓ LLEVAR POR ELLA.-

Sí hijito; toda grosería hablada ó escrita, se paga en el juicio final; la grosería nadie la pidió en el Reino de los Cielos; lo que no se pide en el Reino, no está escrito en el Reino; y los que en lejanos planetas, hicieron cosas que ni ellos mismos pidieron, no ven la gloria del Padre; esto fué escrito en psicología de escritura: Todo árbol que no plantó el divino Padre, de raíz será arrancado; las extrañas groserías ó frases inmorales, son unos de los tantos árboles, no salidos del Reino; de verdad os digo, que todo el que habló en la prueba de la vida, grosería alguna, más le valdría no haber pedido tener boca; porque entraría al Reino de los Cielos; todo grosero tendrá que calcular sus propias groserías dichas en la vida; el esfuerzo mental que haga en recordarlas, se toma en cuenta, como un principio de arrepentimiento; todo el que fué grosero con otros, deberá disculparse en presencia del ofendido; también este acto de justicia, será tomado como un principio de arrepentimiento; todo arrepentimiento mental, gana en puntos de luz; porque es un Gesfuerzo mental; los groseros del mundo, tendrán llorar y crujír de dientes; más, tres cuartas partes del total de groserías, lo pagan los que crearon y sustentaron, el extraño sistema de vida, basado en el oro; de este extraño mundo, surgió la extraña psicología de la grosería; si no exsistiese la extraña psicología del llamado capitalismo, no habrían groseros ni inmorales en este mundo; si este extraño mundo, no escrito en el Reino de los Cielos, no se hubiese valido de la fuerza, los groseros tendrían que pagar todos sus pecados; aunque tengan que pagar tan sólo una cuarta parte, no entran al Reino de los Cielos; al Reino de los Cielos se entra, con la misma inocencia conque se salió; sin la inocencia, nada es la criatura; su espíritu vaga sin encontrar su lugar de orígen; que es lo mismo que decir, que no encuentra el Reino de los Cielos; todo grosero tiene un juicio infinito; tiene que enfrentar a todo un ejército de pequeños pensantes; tiene que enfrentar las acusaciones del todo sobre el todo; tiene que enfrentar a trillones de poros de su cuerpo de carne; a trillones de poros de los cuerpos de carne que escucharon sus groserías; de las virtudes de él mismo, y la de todos que le escucharon; y si hubo niños, ¡más les valdría, a los groseros é inmorales de este mundo, no haber nacido en este mundo! porque a la inocencia corrompieron; de la inocencia se vale el Padre, para crear nuevos mundos; porque la inocencia nó está corrompida; su libre albedrío no tiene complejos como el que tiene el adulto; la extraña influencia salida del oro, no a influenciado aún en sus virtudes pensantes; la inocencia es tan gloriosa, que no necesita juicio de ninguna clase; ni arriba ni abajo; cuando el espíritu pide al Padre conocer una forma de vida, la inocencia del tal espíritu, corre riesgos; porque el todo sobre el todo, pide ser probado en lo que pide el espíritu; la inocencia es el Alfa y la Omega de toda causa; tanto arriba como abajo, la inocencia encuentra gloria; satanás siempre trata de enlodar las inocencias de los hijos del Padre; porque satanás sabe de la gloria de la inocencia; porque él la conoció; la inocencia espera a que el espíritu pague sus deudas al Padre; porque de verdad os digo, que la inocencia posee su libre albedrío; el todo sobre el todo, posee inocencia y libre albedrío, hasta en lo más microscópico; es así que si todos abandonan a un espíritu, este se espanta; pues su propio destino queda en suspenso; y un destino en suspenso, corre riesgos con las tinieblas; las tinieblas no se compadecen, con el indefenso; no razonan como razona la luz; las tinieblas es lo opuesto, a lo que se es; la luz se siente atraída por la luz; los groseros y los inmorales, son presa fácil para las tinieblas; porque las tinieblas consideran que si un espíritu hizo tal ó cual cosa, que no estaba escrito en el Reino de la luz, a ellos les pertenece; es la posesión galáctica; los groseros y todo inmoral, se ven perseguidos por fuerzas demoníacas; porque a la menor provocación de sentido opuesto, se creen con derecho de mandar en tal ó cual espíritu; en el infinito la luz y las tinieblas, rivalizan; se ven fuerzas gigantescas, de ambos que pugnan por tal ó cual Reino; son luchas del macrocosmo; que si las viérais, moriríais de espanto; seríais un microbio que observa algo que no tiene fín; los groseros y los inmorales, están algunos, en la ley de la maldición; mientras más tiempo fué expuesta una grosería ante el mundo, más cerca de la ley de la maldición, está el espíritu grosero; porque cada segundo que transcurre, el ejército de pequeños de lo invisible y lo visible, vá en aumento; hasta las moléculas de las paredes ó rocas en que fueron escritas las groserías, acusan al espíritu grosero; he aquí el llorar y crujír de dientes, de todo el que nó controló su boca; de todo el que se tentó en soledades y escribió groserías; porque hasta la soledad es viviente delante del Padre; la soledad acusa también a los que violaron la ley del Padre; la soledad pidió al Padre, ser probada y también ella, probar a otros; y prestó su concurso para mayor experiencia a la vida humana; la soledad es de infinitas jerarquías; la soledad en la meditación en lo del Padre, es la más sublime que exsiste en este mundo; todo grosero será avergonzado; porque pidió un juicio por sobre todas las cosas imaginables; cuando este mundo de extraña psicología, sea arrancado de raíz, nó quedará ningún grosero ni ningún inmoral viviente; y la inocencia nó será más corrompida; he aquí que satanás no podrá más extender su maldito reinado; porque para extenderlo, empleó muchos caminos; la caída de todo grosero é inmoral, marca el fín de uno de tales caminos.- Sí hijito; es así; tal como lo sabías desde niño; todo el que vió groserías, escritas por otros, tienen el derecho de acusarlo delante del Padre; muchos en este mundo, se corrompieron, imitando a otros; por los ojos entra el pecado; por culpa de los groseros é inmorales, muchos están fuera del Reino de los Cielos; el mundo conocerá a todos los groseros que escribieron groserías en las paredes del mundo; ninguno de estos demonios de la inmoralidad, será resucitado en carne nueva, el año 2001; llorar y crujír de dientes tendrán los inmorales del mundo; como igualmente, nó serán resucitados a niño de doce años, los que viendo primero los Rollos del Cordero de Dios, no cambiaron de vida en lo moral; porque tales ciegos en lo espíritual, pidieron ser los primeros ante el Padre; estos ciegos, de la grandeza del Padre, perdieron la oportunidad, de ser los elegidos del Padre; porque tal era la divina intención del Padre; el Padre en su divino libre albedrío, escoge a hijos que viven la más elevada moral, que la mente pueda imaginar; el divino Padre, no escoge a los acomplejados en sus vanidades; he aquí que ningún afeminado entrará al Reino de los Cielos; tal extraña influencia, es una forma de inmoralidad delante del Padre; todo afeminado y vanidoso, es producto de lo más decadente, salido del extraño sistema de vida del oro; es la degeneración, del propio esfuerzo prometido al Padre; ninguno de los que conocieron las llamadas modas, del extraño sistema de vida del oro, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ningún influenciado por la psicología de la bestia, volverá a ver la gloria del Padre; la oportunidad se les presentará, cuando vuelvan a pedir al Padre Jehova, nueva forma de vida; nuevo nacer de nuevo; en esto consistió la prueba de la vida; prueba, pedida por cada uno de vosotros; en el dibujo celeste, se ven las ideas de colores, que son juzjadas por las divinas balanzas solares de fuego; las ideas ván de una balanza a otra balanza; porque entre ellas, en virtud de sus libres albedríos de ideas, hacen alianzas; se complementan en las materializaciones, de futuras vidas; tal como entre los hombres se hacen acuerdos y alianzas; lo de arriba es igual a lo de abajo; las ideas son de colores, porque por los ojos, entró el color; y todo suceso y todo acontecimiento vivido en la prueba de la vida, está reproducido en las ideas; es así que todo divino juicio, en presencia del divino Padre, se hace estando presente todas las ideas, que el espíritu generó en el lejano planeta; es una réplica exacta y perfecta, de lo que se fué, en un determinado mundo; las escenas contenidas en las ideas, adquieren vida propia; y cada idea se comporta como un televisor de colores; lo de arriba es igual a lo de abajo; cuando los espíritus se ven a sí mismos, se llenan de espanto; porque ven que las ideas generadas en la prueba de la vida, son de una psicología desconocida en el Reino de los Cielos; ven con pavor, que sus propias ideas, fueron influenciadas por la extraña psicología del oro; ven y sienten, que por sus obras vivientes, no pueden pertenecer al Reino de los Cielos; sienten que son mirados como desconocidos; tal como se fué en la Tierra; la extraña psicología del oro, creó entre sus propios semejantes, al desconocido; muchos fueron tratados como tales; cuando el espíritu experimenta estos estados psicológicos, la ira y la rabia se apoderan de ellos; ira, por las extrañas costumbres que heredó de sus padres; rabia por aquellos que lo obligaron a vivir por la fuerza, en un extraño sistema de vida; desconocido en el Reino de los Cielos; y muchos hasta maldicen a sus padres y a todos los que tuvieron que ver, con su conducta, en el lejano planeta; he aquí una cortísima descripción de lo que experimenta un espíritu, que pide justicia al Padre; porque para hacer uso del derecho universal, de pedir justicia al Padre, primero se empieza por sí mismo; se empieza por los divinos mandatos del Padre, hechos imágen y semejanza en sí mismo; primero está lo de Dios; en todas las formas imaginables; el último es el espíritu; porque a todo espíritu se le mandó ser humilde por sobre todas las cosas; y no obstante, todo espíritu disfrutó de un libre albedrío, en que había muchas sensaciones; entre ellas la humildad; todo espíritu que escribió groserías en las paredes del mundo, se llenará de pavor, cuando ellos mismos, se vean escribiendo en las paredes del mundo; la desesperación se apodera de ellos; tratan de huir del lugar, en donde están sus propias ideas; he aquí que ninguno que trató de corromper a otro, escapará a su propio juicio; los groseros é inmorales, gritarán en público, sus ocultas inmoralidades; se golpearán el pecho; mientras que todo temblará a su alrededor; he aquí una ley solar; he aquí que la propia materia, obligará a todo demonio oculto en el libre albedrío de todo espíritu, a salir a la luz; y no habrá hecho oculto, que no sea proclamado delante de todos; todo violador de la ley, espantado vivirá; porque la materia viviente le perseguirá; en todo juicio del Padre, participa el todo sobre el todo; participa materia y espíritu; porque todos son iguales en derechos, delante del Padre; esta igualdad está escrita en el Reino de los Cielos; y es la misma igualdad pedida por todos los espíritus pensantes; más, el mundo en su prueba de la vida, no imitó al Reino de los Cielos; este error se fué transmitiendo de generación en generación; este error es la causa de todo llorar y crujir de dientes; este error salió de la era faraónica; y fué imitado por el pueblo de Israel; y tan extraña semilla, fué extendiéndose por el mundo; ni las nuevas naciones, escaparon a él; el error creó a la bestia.-

TODO EL QUE PROYECTÓ SISTEMA DE VIDA, EN QUE NO SE TOMÓ EN CUENTA LAS ESCRITURAS DEL PADRE, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO DEL PADRE, EL QUE PROYECTÓ SISTEMA DE VIDA, BASADO EN EL TRABAJO; PORQUE SÓLO LOS TRABAJADORES, TIENEN GANADA LA ENTRADA, AL REINO DE LOS CIELOS; PUES IMITARON LA FILOSOFÍA ETERNA DEL PADRE.-

Sí hijito; todo extraño sistema de vida que nó imitó al Padre en sus leyes de vida, no vuelve a entrar al Reino de los Cielos; infinitas humanidades vagan fuera del Reino de los Cielos; porque los que les dictaron las leyes en los lejanos mundos, no tomaron en cuenta las escrituras del Padre; porque tuvieron gobernantes que fueron ciegos guías de ciegos; porque sus errores fueron transmitiéndose de generación en generación; la prueba de la vida humana, fué y es en todo orden de cosas; el sistema de vida siempre influye en la entrada al Reino de los Cielos; porque la más elevada imitación a lo del Padre, está en la clase de vida que se vive en sí mismo; porque si se enseñó que Dios está en todas partes, también está dentro de cada cual; si se vivió no imitando al Padre, en lo moral, no se vé al Padre; porque la moral está primero en el Reino de los Cielos; la ciencia sin moral, no entra al Reino de los Cielos; es así que ningún sabio de este mundo, a vuelto a entrar al Reino de los Cielos; porque todos ellos conocieron una extraña moral; moral extraña salida de la extraña psicología del oro; una moral que no pidieron al Padre; porque nada de lo que impide el volver a entrar al Reino de los Cielos, fué pedido al Padre; la extraña moral del capitalismo, impide a los que la vivieron, el volver a entrar al Reino de los Cielos; he aquí que lo que no se pidió y se vivió, es causa suficiente para no volver a entrar al Reino del Padre; la desobediencia mayor salida del libre albedrío de la criatura, la constituye su propio extraño vivir; porque cuando se pide al Padre, causa de vida, todo pedido de vida se hace en igualdad de condiciones; siendo el modo de pensar diferente, se pide vivir un sistema de vida igual; porque todos piden al Padre, imitar en los lejanos mundos, lo que todos ven en el Reino; y lo que todos vísteis en el Reino, fué la divina igualdad en el vivir celestial; la misma igualdad que os enseña el Padre en sus escrituras; de verdad os digo, que todo el que imitó la igualdad del Padre en la prueba de la vida, entra al Reino de los Cielos; porque la más microscópica imitación a lo del Padre, es infinitamente premiada por el Padre; y de verdad os digo, que los que imitaron al Padre, fueron los trabajadores del mundo; y como hicieron causa común con el Padre en su modo de vivir, es que el comunismo terrestre, queda reinando en este mundo; el llamado capitalismo como no lo imitó en la prueba de la vida, no queda en este mundo; de verdad os digo, que todo lo que persiguió la bestia, queda en este mundo; porque todo perseguido en este extraño sistema de vida, fué perseguido por una extraña moral; lo que equivale a decir que el reo perseguía al juez; el condenado perseguía al salvo; de verdad os digo, que todo perseguido es primero delante del Padre; y todo perseguidor es el último; en la prueba de la vida, muchas filosofías probásteis; la más sublime y la única que queda hasta el fín de este planeta, es el trabajo; el trabajo que se ejecutó; nó el trabajo que se explotó; todos los que pensaron explotando, no entrarán al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado desde que el mundo es mundo; de verdad os digo, que la más denigrante de todas las filosofías de este mundo, es el sistema de vida que explota el trabajo de los demás; a este extraño sistema de vida, le llamáis capitalismo; una extraña forma de poseer más de lo que poseen otros; una extraña forma ideada por un grupo de ambiciosos; que se tomó el libertinaje, de no considerar la divina igualdad enseñada por el Padre; y quien no imita al Padre, nó vé la gloria del Padre; el llamado comunismo de este mundo, imita la divina filosofía del Padre; más, no quiere reconocer al Padre; tampoco verán al Padre; es más fácil que se vea al Padre, cuando no se reniega del Padre; de verdad os digo, última generación de la prueba de la vida, que en medio de temblores, terremotos, salidas de mar, lluvias de fuego, entonces creeréis en el Padre; lo que os enseñará, que sóis imperfectos, aún en vuestras propias creencias; en medio de un llorar y crujir de dientes, reconoceréis al Padre; sin señales no quisísteis reconocerlo; de verdad os digo, que todos los que pidieron señales ó pruebas para reconocer la divinidad, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que nó pidió señales ni pruebas; y que siempre creyó; he aquí que la verdadera fé, no exije condiciones; porque la criatura de este mundo, no conoce a ciencia cierta, la forma de su orígen; ni puede explicarlo; pero se le avisó a este mundo, que su Creador era infinito; la psicología de lo infinito en el Padre, fué una suprema prueba para todo entendimiento y para todos los sentidos de cada individualidad; es el alfa y la omega, del Dios de cada uno, hecho un sólo Dios nomás; cada individualidad, posee una imágen de su Creador; que sólo el Creador comprende; porque estando Dios en todas partes, está también en los que sienten, y no saben definir lo que sienten; de verdad os digo, que lo que sienten los humildes y sencillos de corazón, está más cerca del Padre; que lo que sienten y experimentan los orgullosos; todo orgulloso es un atrasado en la evolución; porque ninguno de ellos, vuelve a entrar al Reino de los Cielos; el que no se entre al lugar de su propio orígen, es una demostración de imperfección, dentro de la misma imperfección que se pidió conocer; los sistemas de vida que no quieren reconocer a un Creador del infinito, pasarán la más grande verguenza; porque al mismo Hijo Primogénito pedirán que los vuelva niños; más, quien renegó del Padre, en la prueba de la vida, también renegó del hijo; porque entre Padre é hijo, exsiste el comunismo carnal; para merecer la gloria de tener una carne eterna, había que creer, y por sobre todas las cosas, en el Creador de un futuro deseo; que en un instante dado, se hará realidad; todo tiempo pasado, es juzjado; de como pensásteis en el tiempo que pedísteis en la prueba de la vida, depende vuestro futuro; ó sóis de carne eterna ó seguís el camino de la mortalidad; a lo que el mundo de la prueba estaba acostumbrado; el recuerdo de haber sido niño, y la de volver a ser un niño, fascinará a toda la humanidad; incluyendo a los que negaron la exsistencia de un Creador; bienaventurados los que creyeron sin pedir pruebas; porque volverán a ser niños; niños de carne inmortal; porque la carne mortal, fué pedida en la prueba de la vida; y esta ya no es su reino; porque todo reino que se inició como un pedido de vida, tiene su término; la carne mortal, fué pedida por vosotros, porque no la conocíais; todo lo imaginable se pide al Padre; la carne eterna conque serán premiados los humildes y sinceros de corazón, es la misma carne del Reino de los Cielos; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; quiere decir, que este mundo empieza a transformarse, hasta nivelarse con el Reino de los Cielos; conservando su dimensión microscópica; he aquí que de la Tierra misma nace la luz; porque de las mismas tinieblas, el Padre saca la luz; toda tiniebla es transformable a luz; y toda luz, cuando viola la ley del Padre, se vuelve tinieblas; este mundo está a las puertas, de ver prodigios, que ninguna generación vió; porque en la gloria de la Trinidad encarnada, participan todos los elementos de la naturaleza; lo que ninguna criatura humana puede hacerlo; de verdad os digo, que esta morada planetaria, entra a la fascinante era galáctica; la era inmortal; la era que eclipsa a todas las que hubieron en la Tierra; la era de los viajes interplanetarios; de los viajes de sol a sol; la era en que teniendo todos una carne eterna, podrán llegar a regiones infinitas del cosmos; a galáxias que ni soñaron en conocer, los hombres del mundo de la prueba; esta nueva era es el nuevo reino que se suma a otros infinitos reinos del universo; porque lo sucedido en determinado mundo, se viene repitiendo desde tiempos inmemoriales; sucede en infinitos planetas tierras; porque lo del Padre, nó está limitado a un sólo mundo; ¿no se os enseñó, que vuestro Dios era infinito? el que no lo creyó, no conocerá el infinito; no viajará a las lejanas galáxias ni a los gigantescos soles de colores del macrocosmos; quién no creyó en el infinito de su Creador, nó vé las maravillas del Creador; el que sí creyó, las verá; he aquí el significado de la divina parábola que dice: La fé mueve montañas; significa que el Hijo Primogénito moverá montañas, abrirá aguas, abrirá los océanos, tal como lo hizo en la era faraónica; cuando pidió al Padre, nacer como Moisés; porque todo espíritu nace de nuevo; libre albedrío tiene, de pedir al Padre, cuantas formas de vida desee; porque el Padre no tiene límites en nada imaginable; convertirá ríos de agua en sangre; y los que vuelvan a ser niños de carne eterna, viajarán de mundo en mundo; porque es por la fé viviente, que estas cosas ocurrirán; la fé abre nuevas rutas al espíritu; porque la fé, atrae al infinito del Padre; la fé se adelanta, al tiempo, el espacio y los hechos mismos; la fé pide al infinito; y el infinito materializa lo pedido; quien no cultivó la fé en la prueba de la vida, nada grabó para el infinito; porque un presente dado, se comunica con un presente del futuro; un presente que aún no se materializa; pero que está naciendo de lo invisible a lo visible; así como la fé no se deja ver, sólo se siente, así lo deseado no se deja ver; porque necesita de espacio, tiempo y lugar, para madurar; así es el universo viviente del Padre Jehova; es así que los que crearon el extraño sistema de vida, salido de las leyes del oro, lo hicieron sin fé eterna; porque no tomaron en cuenta, el divino evangelio del Padre; de verdad os digo, que la extraña fé de los capitalistas, es fé microscópica; lleva en sí misma, lo efímero; porque es una extraña fé que no tiene el sello del Padre; el alcance de esta fé, no alcanza a llegar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que la fé de un desposeído del mundo de la prueba, sí que alcanza al Reino de los Cielos; y la fé de un potentado, nadie la vé en el Reino del Padre; de verdad os digo, que mientras más rico se fué en la prueba de la vida, más infinitamente alejado del Reino de los Cielos, está el espíritu; los llamados ricos surgidos del extraño sistema de vida del oro, se convirtieron ellos mismos, en los grandes desheredados; porque ninguno entra al Reino de los Cielos; en esto consistía la prueba para ellos; porque la riqueza constituye la más dolorosa de las experiencias humanas; la más inmoral; la más injusta; y es la que hereda la más grande tragedia para el espíritu, que se tentó con tan extraña experiencia; toda la secuela de dolor y de injusticias, que esta extraña manía, de ciertos espíritus, se paga con lágrimas de sangre; he aquí que todo el que pidió al Padre, conocer cierta forma de vida, la pidió fijando el mismo espíritu, toda su responsabilidad moral; el que hizo sufrir a otro, la paga; y se le toma en cuenta, su grado de arrepentimiento; que es la única puerta de escape de las tinieblas; todo llamado rico, no supo sobreponerse a su propio complejo de poseer más que otro; todo lo que hace daño es complejo; todo rico creó un extraño sistema de vida y se enseñoreó él mismo en la injusticia; la historia de los llamados ricos de este planeta, será contada por las criaturas de las lejanas galáxias, como la historia-tragedia; ellos dirán en sus mundos: hubo en tiempos que escapan a la mente, un microscópico planeta llamado Tierra; era un planeta-polvo; uno de los infinitos, que gravitan en las infinitas dimensiones del espacio hecho presente; en este planeta-polvo, un grupo de demonios que pidió al Padre conocer las leyes de la luz, se tomó el libertinaje de crear un extraño y desconocido sistema de vida; cuyo dios fué el oro; todo sistema de vida, que posee una moral, opuesta a la divina moral de las escrituras del Creador, se le denomina extraño; porque tal sistema de vida, no está escrito en el Reino de los Cielos; y todo lo que no está escrito en el Reino, es extraño al Reino; y se dirá que estos demonios que pidieron conocer la forma humana en un lejano planeta Tierra, escandalizaron a ese mundo, por muchos siglos; y que la mayoría de ellos, terminó en el fuego viviente salido del Hijo Primogénito; una historia más, del cosmos infinito; porque siendo el Padre infinito y habiéndolo creado todo, nada imaginable de su divina creación tiene límites; es esí que cada planeta posee su historia planetaria; porque nadie es desheredado; ni la materia ni el espíritu; y si exsiste algún desheredado, su causa está en que violó la ley de amor, salida del Padre; es la historia de los llamados ricos de esta Tierra; que en todas las épocas del mundo de la prueba, se constituyeron, en el peor yugo de todas las generaciones; inmoralizaron a millones y millones, que si no los hubieran conocido, estarían en el Reino de los Cielos; pues todo lo que entra por los ojos, queda impregnado en la idea; y toda imitación nace de los ojos a su ejecución; si los ojos vieron a los ricos, el espíritu cuyos ojos vieron algo que no estaba escrito en el Reino de los Cielos, tal espíritu no entra al Reino de los Cielos; porque si todo se vuelve vida, en la divina presencia del Padre, los ojos hablan delante de su Creador, en sus leyes de ojos; tal como hablaría el espíritu en sus leyes de espíritu; y de los ojos, depende la entrada del espíritu, al Reino de los Cielos; el extraño mundo de los ricos, al darse en sí mismos, el escándalo, y toda inmoralidad salida de la extraña psicología de poseer más oro, condenaron a toda la humanidad; porque no hay ojo, que no haya sido sorprendido, por estos extraños libertinajes; el demonio se valió de este extraño sistema de vida, salido de los que más ambicionaron el oro; hizo de la ilusión, su arma favorita; llevó a la mente humana, por una extraña psicología y extraña moral; en circunstancias, que todo espíritu humano, al pedir una nueva forma de vida, pidió la divina psicología y moral, del evangelio del Padre Jehova; la pidió para sí mismos; la pidió en forma de su propio sistema de vida; la pidió en el todo sobre el todo; la pidió instante por instante; segundo por segundo; la pidió por sobre todas las cosas imaginables; la pidió por sobre todo extraño sistema de vida; y pidió ser probado en su libre albedrío viviente; escrito fué: todo espíritu es probado en la vida; he aquí que la mayoría de los de este mundo, no vivió para buscar el porque tenía vida; la mayoría vivió, porque había que vivir; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que vivió para buscar el orígen de su propia vida; a que pueda entrar uno que vivió, porque había que vivir; escrito fué: El que busca encuentra; el que nada buscó en la prueba de la vida, nada hallará fuera de la tierra; el que buscó su propio orígen, lo hallará cuando parta de este mundo; toda imitación a lo escrito y enseñado en el divino evangelio del Padre, es infinitamente premiado por el Padre; los que nada imitaron de las escrituras, que ellos mismos pidieron al Padre, nada tendrán; he aquí la tragedia de todo indiferente, a los divinos mandatos del Padre; la prueba de la vida, estaba en sí mismo; en como la individualidad viviente, trató de formarse una imágen de su Dios; todo indiferente de la prueba de la vida, se creó su propio llorar y crujir de dientes; esta indiferencia estuvo en todo instante, reflejada en las propias actitudes de la individualidad pensante; he aquí que todo el que fué indiferente a las revoluciones que le tocó vivir, no entrará al Reino de los Cielos; ¿no sabían estos indiferentes, que el sistema de vida, que a ellos mismos explotaba, era injusto? de verdad os digo, que estos indiferentes fueron cómodos en la prueba de la vida; la extraña influencia que el extraño sistema de vida, salido del oro, ejerció en ellos, los hizo indiferentes y extraños a toda lucha por lograr una justicia; de verdad os digo, que todo indiferente tendrá su llorar y crujir de dientes; porque así como fueron indiferentes, así ellos encontrarán indiferencia, en los acontecimientos bíblicos que se ciernen sobre este mundo; cuando pidan ser resucitados a niños de doce años, se les negará la gloria de volver a ser un niño; cuando pidan ser curados de enfermedades en forma instantánea, se les negará; he aquí el fruto de todo él que fué indiferente, a las luchas de los demás; y si todo indiferente, no tuvo misericordia para con los demás, ellos tampoco la tendrán cuando pidan nacer de nuevo; cuando pidan al Padre, conocer otras formas de vida en otros mundos; y si todo indiferente es castigado, mil veces más, lo es el que persiguió y asesinó a revolucionario alguno; porque a profeta asesinó; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todo tirano; más les valdría, no haber nacido en este mundo; porque todo tirano es maldito en el juicio final; ¡¡y pobre de aquél, que hable ó mire a maldito alguno!! porque por el habla y por la vista, le cae la ley de la maldición; de verdad os digo, que todo tirano que vivió en la prueba de la vida, será resucitado de entre los muertos, para ser juzjado entre los vivos; y todo martirizado, asesinado, violado, raptado, también resucitarán pidiendo justicia y acusando é identificando, a sus verdugos; he aquí la tragedia de todo tirano que se tomó el libertinaje, de hacer la justicia por su cuenta; la mayoría de estos demonios, intentará suicidarse; ni que lo intenten; si mil veces se suicidan, mil veces serán resucitados; he aquí un aviso para los actuales dictadores-asesinos; y ¡¡pobres de los que aplaudieron, a estos llamados dictadores!! porque los tales serán acusados de complicidad, con los violadores de la ley del Padre; ninguno que felicitó ó aplaudió en público, a estos demonios, ninguno entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; he aquí la tragedia de todo espíritu, que fué atrapado por el extraño libertinaje mental; la extraña ilusión del propio sentir, que se olvidó de la psicología del divino evangelio del Padre Jehova; todo extraño libertinaje, siempre termina en tragedia para el espíritu; porque el pedido de vida, se desequilibra; no establece la concordancia numérica, con la vibración numérica del premio; porque todo pedido de vida, incluye su premio por adelantado; he aquí la causa del sufrimiento que provoca el mal; a medida que la criatura genera ideas malas, vá generando su premio-tinieblas; y a medida que la criatura genera ideas buenas vá, generando su premio-luz; en todo instante, la sensación mental, le acusa; es así que el llorar y crujir de dientes, será universal; porque todos en la prueba de la vida, generásteis ideas; toda idea generada en la vida, es numérica; y vuestras promesas hechas al Padre, también lo son; para haber mantenido la misma vibración numérica a lo largo de la vida, toda criatura humana, debió haber conocido en su propio sistema de vida, la única psicología emanada del divino evangelio del Padre; pero ¿qué sucedió en vuestra prueba de vida? lo que os sucedió es que os dieron un extraño y desconocido sistema de vida, salido de las leyes del oro; este extraño sistema de vida, no está escrito en el Reino de los Cielos; es por ello que se llama extraño y desconocido; ¿y quién ó quiénes fueron los culpables? fueron los malditos faraones del pasado terrenal; el divino Padre Jehova, los maldice por sus crueldades y sus vanidades; todos los demonios de la dinastía faraónica, gimen en estos momentos, en las tinieblas de las lejanas galáxias; porque así como estos malditos asesinaron y esclavizaron a millones de hijos de la luz, así también se hace con ellos, en los lejanos planetas-infiernos; lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que ellos hicieron abajo en el planeta Tierra, se hace con ellos arriba, en las lejanas galáxias; he aquí un divino juicio, del que nada sabe el mundo; porque a este mundo se le prometió la luz del conocimiento; he aquí que el divino Padre Jehova, sacó de este mundo, a las dinastías faraónicas; porque de haber seguido ellos, vosotros hijos de la Tierra, seríais sus esclavos; sólo el Padre sabe el destino y el futuro de cada mundo; he aquí una historia de justicia galáctica, que fascinará al mundo; porque muchas dinastías faraónicas, serán resucitadas de entre los muertos, para su juicio final; porque en virtud del libre albedrío de los espíritus, unos piden el juicio en el mismo planeta que les tocó vivir; otros piden fuera del planeta; otros lo piden en otras exsistencias, en otros mundos; el divino juicio a los demonios del pasado, marcará en este mundo, una época inmortal; el mundo los verá en todo su maldito esplendor; y al verlos, comprenderán que la soberbia y el orgullo de estos demonios, no tiene igual en la Tierra; la maldita psicología de ellos, está basada en el poder mental; un poder que será como un microbio; delante del hijo de Dios; porque entre el Hijo Primogénito y los malditos faraones, exsiste un infinito de diferencia; el hijo del Padre, es del macrocosmo llamado Reino de los Cielos; un divino lugar, en donde los tamaños y dimensiones, no tienen límites; los malditos faraones son del microcosmo; para que ellos puedan igualar al Hijo Primogénito del Padre, tienen que volver a nacer, tantas veces, como el número de granos de arena, contienen todos los desiertos de este mundo; en que cada grano, corresponda a una exsistencia; he aquí que todo poder mental, está subordinado al hijo de Dios; sólo el Padre le supera; porque el Padre es único; he aquí que la humildad, es el más grande poder en el Reino de los Cielos; la humildad del hijo de Dios, vence al orgullo y a toda vanidad; el divino término de Primogénito, significa que es primero en todo lo imaginable, después del Padre; primero en lo que hubo, hay y habrá; porque el divino término de Primogénito, no está en cálculo humano; está en la dimensión infinita; por lo tanto juzja lo humano; y todo el infinito que experimenta lo humano; lo conocido y lo desconocido; de verdad os digo, que toda civilización que hubo, siempre temió al hijo de Dios; porque los juicios no es exclusividad de nadie; y no hay civilización en el cosmos, que no haya sido juzjada por el hijo de Dios; las dinastías faraónicas del pasado, siempre temieron la divina reencarnación del hijo de Dios; porque sabían que habían violado la ley de amor del Padre Jehova; desde el mismo instante en que empezaron a esclavizar a otros, y disponer de la vida de los demás, cayeron ante el divino mandato, salido del Reino de los Cielos; la misión de estos seres galácticos, era hacer avanzar a este mundo, por la vía del amor; nó por la vía del atropello y la injusticia, como ellos lo hicieron; se tomaron un extraño libertinaje, no escrito en el Reino de los Cielos; es por esto que el divino Padre Jehova los maldice y les llama demonios; el mundo siempre los admiró por sus avanzadas ciencias; más, el mundo olvidó que estos demonios, también están para el fuicio final; ¿No os fué enseñado, que vuestro Dios juzjaría todas las cosas? de verdad os digo, que todos aquéllos que en la prueba de la vida, no hicieron esfuerzo mental para comprender, en la medida de sus capacidades, el término todas las cosas, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque el más microscópico esfuerzo mental, es infinitamente premiado por el Padre; el Padre premia lo mínimo y castiga lo mínimo; si es luz ó tinieblas respectivamente; el mundo se dejó fascinar por las ciencias ocultas de estos demonios; de verdad os digo, que todo ocultista, no entra al Reino de los Cielos; ni ninguno a vuelto a entrar al Reino del Padre; en el Reino de los Cielos, no se conoce el ocultismo; porque allí nadie oculta nada a nadie; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros, pidió al Padre, ser ocultista; nadie pide al Padre, de lo que no vé en el Reino; todos los espíritus pensantes, tienen la tendencia natural, de pedir imitar, en lejanos planetas, lo que sus ojos ven en el Reino de los Cielos; porque saben que lo del Reino, no tiene igual en el resto del universo; todo ocultista debe sumar los segundos del tiempo en que fué ocultista; cada segundo le representa el tener que vivir una exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; he aquí una trágica herencia, salida de las violaciones, de los que se creyeron perfectos, en otras épocas; porque no habrá ocultista, que no tenga su llorar y crujir de dientes; hubo muchas formas de buscar la verdad, sin caer en el extraño ocultismo; el ocultismo es una forma de egoísmo; aunque muchos crean lo contrario; lo oculto, no es mandato de la luz; en el Reino de los Cielos, todos son telepáticos y todos se leen la mente; sin que nadie moleste las intimidades de otro divino; es ley divina-natural; de verdad os digo, que el ocultismo, es uno de los árboles que no plantó el divino Padre Jehova; y de raíz será arrancado de este mundo; en el nuevo mundo omega, no habrá ocultista alguno; no habrá división alguna; no habrá seres con un extraño libertinaje mental; no exsistirá lo privado; no exsistirá la propiedad; porque el todo será de todos; será un mundo infinitamente opuesto, a lo que fué el mundo del oro; de verdad os digo, que los que se tomaron el extraño libertinaje, de crear un mundo injusto é inmoral, más les valdría no haber nacido en este mundo; porque todo atraso intencional, se paga segundo por segundo; instante por instante; idea por idea; porque los que más tuvieron oro, en este extraño sistema de vida, más intrigantes fueron; y mayor fué su propia tragedia; porque hasta lo que se poseyó en la prueba de la vida, es también juzjado; de verdad os digo, que toda intriga, todo complot, todo espionaje, toda compra de ideales, todo desabastecimiento intencional, todo terrorismo, todo asesinato salido de los que más tuvieron, con lágrimas de sangre lo pagarán; enormes listas de todos estos demonios, saldrán en todos los periódicos del mundo; porque todo juicio salido del Padre, se traducirá a todos los idiomas del mundo; y no escapará nadie; sea de la generación que sea; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todo un mundo; un mundo que a cada instante, temerá ser enjuiciado en público; los creadores y sostenedores del extraño sistema de vida, serán los primeros en ser juzjados; todo sufrido y explotado, es último en el juicio final; y primero en los premios del Padre; de verdad os digo, que millones de esta generación, abandonarán a los suyos; por espanto a la verguenza; centenares se suicidarán; creyendo que con tal inmoralidad, escaparán al juicio y a la verguenza; profundo y craso error; porque si mil veces se suicidan, mil veces serán resucitados de entre los muertos; muchos se ocultarán en partes desoladas del planeta; les sorprenderá la vejez y la muerte; igualmente serán llamados de entre los muertos; he aquí en lo que terminará, el extraño mundo salido del cálculo al oro; he aquí el drama de los dramas; he aquí la tragedia de un extraño libertinaje viviente; he aquí el fín de la bestia; he aquí el fín de la extraña ilusión, que la posesión del oro, ejerció en ellos; he aquí la caída de un extraño mundo, surgido de un extraño complejo al oro; he aquí el fín de los que se entretuvieron dividiendo y viviendo a costillas de otros; he aquí la caída de satanás, que tomó la forma de extraño sistema de vida; he aquí el fín del extraño reinado del oro; he aquí el fín de la prueba de vida humana; he aquí un drama que será recordado, por muchos milenios en este mundo; he aquí que este extraño sistema de vida, está por entrar a la leyenda de tinieblas, en las lejanas galáxias; he aquí en lo que terminará, una extraña herencia salida del libre albedrío humano; he aquí una vez más, lo que cuesta el tomarse el libertinaje, de no tomar en cuenta al Padre, en la creación de sistemas de vida; he aquí el inmenso dolor moral, de millones y millones de ignorantes, que pusieron sus destinos, al servicio del oro; porque ningún ilusionado al oro, entrará al Reino de los Cielos; porque todos los llamados ricos surgidos del extraño sistema de vida del oro, fueron avisados hace ya muchos siglos; escrito fué para los que pidieron prueba de vida: Es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico pueda entrar al Reino de los Cielos; esto significa que ningún rico de ninguna época, a vuelto a entrar al Reino del Padre; y enseña cuan rigurosa es la ley divina; ningún rico tomó en cuenta en su prueba de vida, tal advertencia; he aquí que además de no entrar al Reino de los Cielos, los espíritus de los llamados ricos, tienen que enfrentar el juicio de la acusación de la propia advertencia que ellos mismos pidieron en el Reino de los Cielos; la advertencia se vuelve viviente en sus leyes de advertencia, delante del Padre Jehova; y la advertencia acusa a todo espíritu que habiendo hecho divina alianza con ella, no le hizo caso en la prueba de la vida; la acusación es por desprecio, a lo que había sido acordado en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que esta ley lo es también para todo el divino evangelio del Padre Jehova; de verdad os digo, que cada letra de todas las escrituras del Padre, hablan en sus leyes de letras, delante del Padre; todo lo creado, se vuelve viviente delante del Creador de las mismas; he aquí el llorar y crujir de dientes de todo el que no estudió al Padre, en su divino evangelio; porque ningún ingrato entrará al Reino de los Cielos; por cada letra que se queje al Padre, el espíritu culpable debe cumplir con una exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; he aquí que muchos de los ingratos que cayeron en su prueba en la actual exsistencia, lo hicieron una vez más; porque en otras exsistencias hicieron lo mismo; fueron ingratos para con otras escrituras, en otros mundos; porque todo espíritu nace de nuevo; y al nacer de nuevo, nuevas exsistencias a tenido é infinitas tendrá; para vencer a la tiniebla llamada ingratitud, los espíritus por lo común necesitan de muchas exsistencias; la caída se debe a la extraña ilusión, que los extraños sistemas de vida interesados, ejercen una extraña influencia sobre su carácter.-

TODO LLAMADO GOBIERNO QUE QUITÓ BENEFICIOS YA LOGRADOS, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; TODO BENEFICIO ES PREMIO DADO POR EL PADRE; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, LOS GOBIERNOS FORMADOS POR LO MÁS HUMILDE QUE TUVO UNA PATRIA; QUE AQUÉLLOS QUE FUERON FORMADOS POR LOS LLAMADOS RICOS.-

Sí hijito; ningún llamado gobierno terrenal, entrará al Reino de los Cielos; porque ninguno hizo las leyes, basándose en las escrituras del Padre Jehova; hicieron las leyes, según el oro; se basaron en la riqueza; la riqueza no se conoce en el Reino de los Cielos; porque allí reina la igualdad celestial; el comunismo celestial con filosofía de niños; todos los hombres y mujeres de este mundo, prometieron al Padre, llevar a los lejanos mundos, la igualdad celestial; más, el demonio hecho riqueza, logró extenderse por este mundo; todos los gobiernos de la Tierra, fueron probados por el Padre; porque todo espíritu es probado en la vida; toda prueba tiene su fín; ha llegado a su fín el mundo Alfa ó materialista; el mundo que sirvió al dios oro; y nó al Dios viviente; porque si hubiese servido al Dios viviente, al Dios de las escrituras, este mundo nó estaría dividido en tantas naciones; sólo satanás se divide así mismo; de verdad os digo, que se formará una sola nación en este mundo; como debió de haber sido, desde hace ya muchos siglos; esta potencia será formada por todas las naciones sub-desarrolladas del mundo; de verdad os digo, que es vergonzoso para el Padre, tener que expresar el término sub-desarrollado; porque el desarrollo en lo material, debió ser siempre igual para todos; las leyes de la vida creadas por el Padre, a nadie le quitó según las pidió; porque sóis lo que en el reino pedísteis ser; nadie pidió dividir un planeta; ni en lo más microscópico; porque todos sabíais, que nada dividido entra al Reino de los Cielos; porque solo lo unificado sale del reino; y unificado regresa al reino; de verdad os digo, que todo gobierno jamás unificará este mundo; porque perpetúa la división basada en el interés; y la transmite de padre a hijo; de generación en generación; he aquí un llorar y crujir de dientes de muchas generaciones; porque ninguno que conoció y vivió en un sistema de vida extraño a las leyes del reino, entrará en él; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, el que nunca pronunció la palabra riqueza; a uno que la pronunció.- Sí hijito; el dibujo representa las Balanzas Solares; las balanzas de fuego; balanzas vivientes; todo espíritu humano de infinitos planetas tierras, llegan frente a estas divinas balanzas; antes ya habían estado frente a las balanzas solares; pues todo espíritu nace muchas veces; porque lo que hay que aprender del conocimiento del Padre; no tiene límite; es la eternidad hecha sucesivas exsistencias; y el espíritu queda con la experiencia; con el conocimiento aprendido; queda con la sal de la vida, constituye la sal de la vida; toda idea brilla como brillan los soles, porque todo es fuego; lo visible y lo invisible; la materia y el espíritu; todo cuando se hizo irradia; las ideas magnetizan y germinan; cuando se piensa se está generando magnetismo viviente; la idea representa las primeras líneas magnéticas de un futuro planeta; la geometría es primero idea; es primero mente; la mente y las ideas, son la primera alianza para la creación de un mundo; de verdad os digo, que todos sóis microscópicos creadores; y el Padre lo es en grado colosal; lo de arriba es igual a lo de abajo; la ley creadora es universal; si vosotros creáis, es porque tenéis la herencia del Padre; y nadie es desheredado; he aquí una revelación; nunca debió la fuerza haber interrumpido en el libre albedrío de los seres; porque violó la sucesión eterna de las ideas en su camino a la perfección; mundos que debieron ser paraísos, se transforman en mundos-tinieblas; porque las ideas son vivientes; si se las atropella, la filosofía que contiene la idea del futuro planeta, creará en su desarrollo expansivo, tal psicología en el pensar de las criaturas de dicho mundo; de verdad os digo, que todos los que coartaron las ideas de los demás, tienen que ser juzjados, no sólo por el espíritu mismo, tienen el mismo derecho a que tiene el espíritu; nadie es menos delante del Padre; ni la invisible idea; ni el más microscópico instante; he aquí el llorar y crujir de dientes de los que atropellaron las ideas usando la fuerza; porque hasta la misma fuerza los acusará; hay muchas clases de fuerza; la sublime es la fuerza que sirve a las demás; porque está dentro de la ley de de caridad del Padre; la fuerza mal empleada, se siente desheredada del derecho que conduce al Padre; y acusa al autor de ello; así serán acusados los que vistieron uniformes militares; porque perfeccionan la fuerza para matar; violaron el divino mandato que dice: nó matarás; he aquí los que olvidaron sus propias promesas al Padre; porque nadie le prometió matar a nadie; más les valdría a éstos violadores de la ley, nó haber pedido la prueba de la vida; porque ninguno entrará al Reino de los Cielos; todo atropello es juzjado en el reino; porque todo lo que concibe la muerte, tiene el mismo derecho a que tiene el espíritu; el derecho a ser iguales, es producto de la misma perfección del Padre; una perfección que todo lo puede; de verdad os digo, que el juicio de todo el que fué grande y poderoso en este mundo, será juicio público; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; es el llorar y crujir de dientes; nadie quedará sin su juicio; porque toda vida es inseparable de su juicio; porque toda vida incluye juicio; porque estáis aún en la imperfección; sin los juicios, nadie se cuidaría de sus responsabilidades; nadie avanzaría; repetiríais las exsistencias sin avanzar; se eternizaría el error; de verdad os digo, que todo error cometido en una sola exsistencia, se paga; idea por idea; instante por instante; porque todo instante es también viviente; lo es dentro de sus leyes; tal como lo es el espíritu; y todos aquéllos que quitaron beneficios ya logrados, deberán devolverlos; si no es en este mundo, es en otro; la justicia del Padre es expansiva como el universo mismo; está arriba y abajo; en donde pida el espíritu su juicio, allí se le concede; nada es imposible para el Padre; de verdad os digo que todos los que os encontráis en este mundo, todos pedísteis ser juzjados en la Tierra; y todos los que partieron de ella, pidieron ser juzjados fuera del mundo de los vivos; unos arriba y otros abajo; porque la justicia del Padre, vale igual en cualquier punto del universo, que la mente pueda imaginar; he aquí una ley del libre albedrío espíritual; si del lugar donde salísteis se respetan las ideas, ¿por qué no fueron respetadas en vuestro mundo? he aquí una pregunta que hará estremecer a todo demonio que nó respetó los ideales de los demás; una pregunta que espantará a la gran bestia de este mundo; la bestia que se a enriquecido quitando beneficios que a otros costaron; la que siempre a conspirado contra las naciones; la que los a explotado sin misericordia; he aquí la caída del demonio de la explotación; esta bestia es Norteamérica; que se tentó con lo que le fué dado; y nó contenta con lo que le fué dado, explotó a los demás; he aquí a la nación más avarienta del mundo; de verdad os digo, que llegó el fín de la bestia; la pobreza se cierne sobre ella; todo lo que quitó le será quitado; porque a nadie le fué mandado tener más que los demás; he aquí la caída del mayor de los ilusionadores; porque por causa de la bestia, ninguna nación de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; si al resto de las naciones les será quitado, más se le quitará a la bestia; porque si son castigados los pecadores, mil veces más es castigado aquél que por su culpa hubo pecadores; de verdad os digo, que todo el sistema de vida que este mundo se ha dado, será juzjado en la Tierra y en el cielo; porque es una inmoralidad delante del Padre; unos tienen más, y otros tienen menos; ¿nó se os enseñó que todos son iguales en derechos ante el Padre? y si se os enseñó el comunismo celestial, ¿por qué no lo imitásteis en vuestro sistema de vida? vosotros hipócritas, prometísteis al Padre imitarlo en todo por sobre todas las cosas; por sobre vosotros mismos y por sobre todo sistema de vida; creásteis un sistema de vida opuesto a la moral enseñada por el Padre; los divinos Mandamientos os dicen: no robarás en ninguna forma imaginada; y vosotros demonios robásteis al crear a los pobres; ni ricos ni pobres se conocen en el Reino de los Cielos; porque vuestro sistema de vida inmoral, tampoco se conoce; en el Reino de los Cielos, sólo exsiste el comunismo celestial con alegría propia de un niño; el interés egoísta es desconocido; de verdad os digo, que cada segundo transcurrido en este inmoral sistema de vida, os aleja más y más del Reino de los Cielos; este alejamiento constante sólo cesa cuando se vuelve a un sistema de vida más moral; cada segundo vivido en sistema de vida de extraña moral, equivale a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; porque hasta los segundos reclaman contra la inmoralidad, en el Reino de los Cielos; todo es viviente delante del Padre; materia y espíritu; y al ser vivientes, reclaman justicia como la reclamáis vosotros; y todo reclamo también es viviente; la más alta jerarquía del reclamo, es aquélla que reclama con honradez y con humildad; de verdad os digo, que este mundo entrará a la época del Juicio Final; un Juicio divino por escritura viviente; un juicio que vosotros mismos, pedísteis al pedir la prueba de la vida terrenal; un juicio que venía escribiéndose y publicándose por siglos y siglos; y pocos se preocuparon de ello; porque nadie en este mundo, a vivido según las escrituras; este mundo a vivido según el dinero; ¿quién lo inventó? ¡¡más le valdría no haber nacido en este mundo!! porque es el culpable de que esta humanidad, nó entre al Reino de los Cielos; porque al aceptar vosotros el sistema de vida capitalista, os dividísteis en ricos y pobres; y ninguna humanidad dividida entra al Reino de los Cielos; ¿nó se os enseño que sólo satanás divide y se divide así mismo? he aquí a satanás hecho sistema de vida; en vosotros mismos estaba; ningún espíritu dividido con conocimiento de causa de sus propios actos, entra al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; todos pedísteis al Padre cumplir con su ley por sobre todas las cosas; y le prometísteis nó dividir vuestra inocencia; porque sabíais que ningún espíritu dividido a entrado al Reino de los Cielos; más, a medida que nacíais en este mundo, os encontrábais con un sistema de vida, en que es imposible conservar intacta la inocencia; he aquí el drama de este mundo; una tragedia provocada por unos ambiciosos que crearon la riqueza; he aquí al demonio dividiendo con su falsa moral; porque la moral de todo rico, nó entra al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que vivió moral de pobre; a uno que vivió moral de rico; el primero está más cerca del divino mandato del Padre que dice: te ganarás el pan con el sudor de tu frente; el último está más lejos; de verdad os digo, que cada acto hecho en la vida que esté lo más cerca de la divina psicología del Padre, es primero en entrar al Reino de los Cielos; porque el Padre premia el más microscópico esfuerzo como igualmente castiga la más microscópica falta; ¿nó se os enseñó que Dios está en todas partes? está también en los microscópicos actos; en lo invisible y lo visible; de verdad os digo que este mundo pidió las escrituras tal como la concibió cada uno en su individualidad; cada obstáculo, cada incomprensión fueron pedidas por vuestra individualidad; porque fuísteis probados por el Padre partiendo por las mismas escrituras; he aquí la prueba de la vida, en su máxima expresión; comprender al Padre por sobre todas las cosas, es lo supremo; porque es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que le buscaron y le entendieron según las escrituras; de verdad os digo, que entra al reino del Padre, el que tan sólo se aprendió una letra de sus escrituras; a uno que nó aprendió ninguna; el primero dió oportunidad al Padre de premiarlo; el último nó le dió ninguna oportunidad; porque estando el Padre en todas partes, está también dentro y fuera de una microscópica letra; he aquí el lloro y crujir de dientes de los que tuvieron las escrituras a su alcance, y nó le dieron importancia; y de los que sabiendo de ellas, jamás la buscaron; de verdad os digo, que esta generación maldecirá a las otras; porque recibieron la herencia de ellas; los hijos maldecirán a sus padres por enseñarles costumbres de un sistema de vida, que les impide entrar al Reino de los Cielos; y los padres maldecirán a sus padres, acusándolos igual; he aquí a vuestros engañadores; los seguidores de la serpiente que engaño a Eva en el paraíso; de verdad os digo, que la justicia del Padre empezará por los mayores culpables de vuestra tragedia; porque así lo pidieron ellos en el Reino de los Cielos es por eso que fué escrito: todo grande será despreciado; y todo humilde ensalzado; al que tuvo más, se le quitará lo que jamás tuvo que tener; porque nadie pidió al Padre, tener más que otro; ni nadie pidió ser victima de otro que tenía más; de verdad os digo, que individuos y naciones que fueron ricos, quedarán en la más grande pobreza; con la vara que midieron a otros, así serán medidos; ellos fueron los creadores de la pobreza en este mundo; vivirán medidos; ellos fueron los creadores de la pobreza en este mundo; vivirán en carne propia, lo que hicieron vivir a otros; y todo pobre y despreciado, será hartado; porque así lo pidieron al Padre en el Reino de los Cielos; he aquí lo que vendrá sobre esta generación; no hay tiempo que no se cumpla en el tiempo de los mundos; porque todo tiempo es viviente y pidió el fín de los tiempos; el fín también es viviente su filosofía es retorno al pasado; de verdad os digo, que vuestro mundo jamás tuvo paz, porque los demonios de toda riqueza, nunca frenaron sus propias ansias; y el juicio del Padre, los sorprendió; avisados fueron estos demonios por muchos siglos; más, ninguno hizo caso de la divina advertencia; por causa de todo ambicioso de este mundo, fué escrito: es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos; nunca se preguntaron los ambiciosos, del porqué de su propio juicio; de verdad os digo, que todo el que fué avisado por las escrituras del Padre y no hizo caso, nó entrarán al Reino de los Cielos; así también ellos, serán tratados con indiferencia fuera de la Tierra; de verdad os digo, que nó quedando ningún ambicioso en este mundo, la Tierra encontrará su felicidad; porque habrán desaparecido los pobres; reinará la igualdad; una igualdad que sólo exsistió en una era de antes de la llegada de los demonios faraónicos; fueron estos malditos, los que transmitieron al pueblo de Israel, la ambición al oro; la tragedia de este mundo, comenzó por los ojos; luego pasó al cálculo mental; la codicia y la astucia concretaron la ambición; al principio al oro fué enviado como arte; la codicia apresuró la posesión; desde la era faraónica, surgieron los interesados, los comerciantes, los prestamistas, los usureros, los prestamistas, los financistas, los banqueros; surgió toda la gama de ladrones conocida; los que nunca han permitido la unidad de los seres de este mundo; he aquí la legión de satanás; unos se quedaron arriba y otros pidieron venir abajo; los que conocísteis, pidieron al Padre conocer un mundo de la luz; un mundo cuyo sistema se vida no conocían; pidieron nacer de nuevo, en un lejano planeta llamado Tierra; pidieron ser probados en sus propias debilidades; porque toda perfección se logra naciendo de nuevo; el conocimiento de lo que hay que aprender, nó tiene límite ni jamás lo tendrá; una sola exsistencia es microscópica; es una de las infinitas determinaciones que toma el espíritu por conocer lo que nó conoce; como lo del Padre nó tiene límites, que lo que ofrece a sus hijos, tampoco lo tiene; de verdad os digo, que quien no alabó en la Tierra, el poder del Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que alabó a su Creador; a uno que nó lo alabó; de verdad os digo, que todo indiferente nada espere del Padre; porque la indiferencia también es viviente; ella pidió ser probada y se unió a un determinado espíritu; la indiferencia debió ser aquella, que fué indiferente con las tentaciones; nó para con el Padre; he aquí el porqué de la queja de la indiferencia; ella tiene iguales derechos a que tiene vuestro espíritu; he aquí una ley que es igual para vuestras 318 virtudes; la igualdad de vuestras virtudes, crea el comunismo espíritual; que es una microscópica jerarquía salida del comunismo celestial; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que el comunismo terrenal, sólo a sido detenido un instante en la Tierra; por una filosofía que nó siendo del Padre, fué probada; y a llegado al término de su prueba; es el fín del tiempo del mundo Alfa ó materialista; todos los siglos transcurridos de este mundo, representan sólo un instante en el tiempo divino del Padre; un segundo celestial equivale a un siglo terrenal; para vuestro Padre Jehova, hace sólo un instante que fué creado este mundo; lo que a vosotros os parece una pesada carga, mirado desde el Reino de los Cielos, es sólo un chispazo.-

TODO LLAMADO VISTA DE ADUANA, SALIDO DEL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA DEL ORO, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; PORQUE QUITÓ A OTROS, LO QUE NUNCA JAMÁS DEBIÓ HABER QUITADO; TODO EL QUE QUITÓ A OTRO, IMPONIÉNDOSELO COMO LEY, DEBERÁN PAGAR EN EXISTENCIAS FUERA DEL REINO DE LOS CIELOS, TANTAS VIDAS, COMO MOLÉCULAS CONTENÍAN LAS COSAS QUITADAS; ESTA LEY DURA HASTA QUE LAS COSAS QUITADAS, SE VUELVAN POLVO.-

Sí hijito; así es; tal como lo sabías desde niño; todo lo que se quita injustamente en la vida, se vuelve tragedia con el correr del tiempo, para el que lo hizo; ningún espíritu humano pidió al Padre, antes de venir a probar una vida, quitar nada a otro; es así que los llamados vistas de aduanas y todo el que desempeñó tal papel, en la prueba de la vida, son ladrones delante de Dios; esta forma de robar, se amparó en la extraña ley dictada por la bestia; muchas leyes del inmoral capitalismo, crearon el robo legalizado; todo impuesto que conoció este mundo, es un robo; porque nadie pidió el capitalismo en el Reino de los Cielos; en el lugar en donde se fué creado, no se conoce el interés en ninguna forma imaginable; por lo tanto los creadores y sostenedores del llamado capitalismo, poseen el grado mayor de la violación a la ley del Padre; tienen que hacerse cargo del sufrimiento de toda criatura humana; y mientras más elevado y grande fué el puesto ocupado, en este extraño sistema de vida, mayormente culpable es el espíritu; porque todos pidieron al Padre, no vivir en ningún sistema de vida, que violara sus divinos Mandamientos; y vosotros lo prometísteis por sobre todas las cosas; el término por sobre todas las cosas, incluye la lucha contra extraños sistemas de vida, que no tomaron en cuenta lo del Padre; quien lucha por lo del Padre, grande es en el Reino de los Cielos; toda forma de esfuerzo mental hecha en la prueba de la vida, es premiada por el Padre; y quien defendió lo del Padre, tiene el primer premio, en esfuerzo mental; porque el Padre es la primera causa de todas las causas; todo esfuerzo mental por microscópico que sea, salió del Padre; y todo esfuerzo mental, se vuelve viviente delante del Padre; y en su libre albedrío, pide premio al Padre, para quien hizo uso de su filosofía mental, ensalzándolo por sobre todas las cosas; es así que la mente viviente de todo el que quitó cosas a otro, se averguenza delante del Padre, en presencia del espíritu que hizo la mala acción; y esta verguenza, también debe pagarla el espíritu; porque fué el causante del escándalo; y no habrá vista de aduana, que no llore en este mundo; porque todos los que se valieron de la ley para robar, no serán resucitados a niños de doce años, el año 2001; porque pidieron ser juzjados por sobre todas las cosas imaginables; en el término: Por sobre todos las cosas, está la exclusión de todo premio; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un ladrón que nó hizo del robo, una ley; a que pueda entrar un llamado vista de aduana, que sí hizo del robo, una ley; más, ninguna clase de ladrones, vuelve a entrar al Reino de los Cielos; en todo hay categorías; un ladrón lo es porque antes que él, ya hubo ladrones; estos ladrones que fueron los que lanzaron la primera piedra de injusticia, el mundo los conoce por ricos; todo llamado rico, es otro de los desconocidos en el Reino de los Cielos; y son ellos los primeros ladrones del mundo; ¿no saben acaso, que el Padre habló de igualdad en sus divinas escrituras? y si lo saben, ¿por qué no lo imitaron en la prueba de la vida? en medio de lágrimas los llamados ricos, reconocerán el más grande error de sus vidas; porque nadie pidió al Padre ser rico, al grado de no entrar al Reino de los Cielos; ningún rico quedará en este mundo; porque ninguno será resucitado en carne eterna; los últimos ricos se irán acabando, a medida que vayan envejeciendo y cumpliendo con la ley mortal; mientras que todo sufrido, volverá a ser un niño de doce años; es más fácil que sea resucitado uno que vivió la necesidad, sin haberla pedido; a que sea resucitado uno que disfrutó de una abundancia ilegal, que ni el mismo pidió en el Reino; los ricos de este mundo, no están escritos en el Reino de los Cielos; porque en el Reino de los Cielos sólo se vive la igualdad en todas las formas imaginables; la misma bestia condenó a los llamados ricos; porque más los fascinó con el oro; más los alejó del Reino de los Cielos; cada segundo vivido por los ricos, tiene una multiplicación por mil; y es puntaje de tinieblas; cada punto de tinieblas, vivido en la prueba de la vida, se paga con una exsistencia que debe cumplirse fuera del Reino de los Cielos; he aquí el fruto de la bestia; he aquí la caída de los que se dejaron influenciar, por tan extraña psicología; porque al juzjar el Padre Jehova todas las cosas, incluye también lo íntimo que se sintió y se vivió; incluye todas las sensaciones sentidas y vividas; incluso las que se sintieron y no se comprendieron; la sensación de haber sido rico, también es juzjada; la sensación de haber sido pobre, no es juzjada; porque la pobreza nó la pidió el espíritu pensante; la pobreza le fué implantada; la pobreza es extraño producto, salido del extraño sistema de vida del oro; la pobreza salió del capitalismo; que es la misma bestia de las escrituras del Padre; al pobre le será restituído; porque lo pidió en el Reino de los Cielos; todo espíritu pensante, pidió al Padre restituír y ser restituído; porque ambas experiencias no las conocía; por lo tanto, al restituir el Padre todas las cosas, según fué pedido, los llamados ricos pierden; porque sus sensaciones abarcaron demasiado; se influenciaron demasiado de la posesión material; libre albedrío tuvieron en la vida; nadie los obligó a ser desmedidos en sus apetitos; debieron haber previsto las consecuencias de sus propias avaricias; de verdad os digo ricos del mundo, que todo os será quitado; nación é individuo rico, quedarán en la más grande pobreza que la mente pueda imaginar; el Padre Jehova dá y quita; más, es infinitamente justo; al Padre no le agrada quitar; quita porque los hijos le pidieron justicia; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todos los que todo lo tuvieron; sólo que no tuvieron misericordia ni comprensión por los pobres; sólo migajas hubo para ellos; vuestro festín se acaba, demonios de la riqueza; porque vuestro complejo al oro, llega a su fin; representáis en la experiencia humana, lo más triste del género humano; porque nó volvéis a entrar de nuevo, al Reino de los Cielos; todo pobre sí que entra.- Sí hijito; el dibujo celeste enseña el acorralamiento de la bestia; los demonios mayormente influenciados por la bestia, se guarecerán en Norteamérica; los que se creyeron líderes del mundo, terminarán hipócritamente; el dios de ellos se reducirá a un montón de oro; porque el mundo dejará abandonada a la bestia; porque la bestia verá con espanto, el cambio de costumbres en el mundo; verá con espanto, la verdadera moral del nuevo mundo; y la moral excluye a la bestia; porque la nueva moral nó necesita armarse; y esto empobrecerá a la bestia; la bestia no podrá ya hacerlos pelear; porque nadie tomará un fusil; nadie pisará un cuartel; nadie tripulará un buque ó avión de guerra; nadie más hará el llamado servicio militar; porque nadie querrá ser marcado con la ley de la maldición; nadie lo hará, por temor al fuego magnético-solar del Hijo Primogénito; la bestia agonizará en los que proclamaron una extraña y desconocida libertad; la libertad con matanzas; la extraña libertad con violación a la ley de Dios; la libertad extraña que conduce a la tragedia; porque quienes vivieron esta extraña libertad, no entrarán al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; la bestia saldrá de su largo letargo; un letargo que fué una forma extraña de vida; en que se permitió de todo; incluyendo el olvido al divino mandato del pueblo; porque el género humano pidió al Padre Jehova, ser gobernado por el evangelio del Padre; y nó por la extraña y desconocida ley del oro; porque el llamado capitalismo es desconocido en el Reino de los Cielos; la bestia se reducirá a unos pocos; esperanzados en que el Hijo de Dios, desaparezca de la Tierra; porque la bestia posee un microscópico conocimiento de la eternidad; esta ignorancia constituye la tragedia para la bestia; porque cree que con los poderes físicos, se puede vencer lo divino; ignora la bestia que en todas partes está Dios; y que es el mismo Dios el que hace obrar a todo ser pensante; la bestia morirá un día antes de iniciarse la resurrección de toda carne; porque le fué prometido a la bestia, que nó vería la gloria de Dios; porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos; porque siendo lo de arriba igual a lo de abajo, los ricos nó ven la gloria ni arriba ni abajo; ni en el cielo ni en la Tierra; ni en ningún lugar del universo; porque en todas partes está Dios; la bestia que está constituída por los más grandes acomplejados al oro, tratará de negociar con el Hijo de Dios; condenándose aún más la bestia; el comercio no es de la Santísima Trinidad; el comercio no es del Reino de los Cielos; el comercio es de las tinieblas; es extraña herencia de los interesados; y proviene de remotísimos mundos de la imperfección; la bestia montó un imperio de interés viviente; un efímero reinado; porque el período de influencia de la bestia, es como una molécula; la bestia será olvidada; porque no es originaria de la luz; a la bestia se le permitió probar y ser probada; porque todo espíritu es probado en la vida; a la bestia se le dió un tiempo; tal como se le dió a cada espíritu; porque todo pedido hecho al Padre, pidió conocer el límite; porque todo espíritu desconocía lo que era el límite; la bestia se endeudó con el oro; porque el oro no le perdonará, el haber perdido en este mundo; el dios del oro es el maldito Osiris; que significa sólo el oro; todo lo imaginable exsiste en el universo; y la ambición que hizo presa de este mundo, salió de las dinastías faraónicas; extrañas dinastías, venidas de lejanas galáxias; que pidieron al Padre Jehova, conocer la vida de la Tierra; la bestia es heredera de la maldita herencia faraónica; una herencia que los hace padres del materialismo terrestre; este principio lo venían haciendo los faraones, desde eternidades atrás; más, el Padre Jehova, los sacó de este mundo; como sacará a la bestia; porque todo árbol que nó plantó el divino Padre, de raíz es arrancado; lo que quiere decir, que todo acuerdo del Reino, que es violado en los lejanos mundos, es sacado de tales mundos; la Tierra, cuya mayor parte no la conocísteis, tuvo muchos árboles extraños, que ya fueron arrancados; historias galácticas que ninguna criatura humana vió ni oyó de ellas; porque nadie es único en los planetas; Adán y Eva que fueron vuestros primeros padres, no fueron los primeros en este planeta; ellos fueron los primeros en vuestro género; hay infinitas clases de primeros, en la creación del Padre; se es primero en una familia; lo que no significa ser el primero en todas las familias; ni primero en toda la historia del planeta; la bestia estará espantada, porque el mundo empezará a practicar otras costumbres; costumbres salidas de la fé; costumbres más elevadas en lo moral; lo que nunca supo distinguir la bestia; porque no le dió la mayor importancia a la moral; porque hasta la moral, fué medido en el metro del oro; la bestia nunca concibió un mundo moralista; puesto que aprobó el libertinaje; al que llamó libertad; extraña libertad, que tuvo que apoyarse en la fuerza; la bestia al no poder volver a corromper al mundo, se suicidará; porque toda extraña moral viviente, acaba en tragedia; termina en llorar y crujir de dientes; la bestia se disfrazó de la extraña libertad; engañó a todas las naciones; pues las ilusionó en el dinero; y mientras hubo dinero en este mundo, a cada segundo instante por instante, la humanidad entera, se fué alejando más y más del Reino de los Cielos; y aún se aleja; esta ley cesa en el mismo instante en que muere la bestia; la extraña influencia de la bestia, nadie lo pidió en el Reino de los Cielos; y como nadie lo pidió, es que tres cuartas partes del total de la extraña influencia de la bestia, lo pagan los espíritus que crearon el capitalismo; porque tales demonios, se tomaron el libertinaje de gobernar, con el uso de la fuerza; si vosotros hijos del mundo, no hubiéseis sido obligados a vivir en el extraño capitalismo, tendríais que pagar todos vuestros pecados; más, no fué así; intervino el demonio; y el demonio perdió.-

TODO LO QUE DERROCHÓ UN PUEBLO EN UN GOBIERNO POPULAR, DEL PUEBLO ES; PORQUE A NADIE SE LE MANDÓ TENER MÁS DE LO QUE TENDRÍA UN HUMILDE.-

Sí hijito; a ningún espíritu se le mandó tener más de lo que tendrían los humildes del Padre Jehova; porque todos sabían que la posesión nó conduce al Reino del Padre; al pedir esta humanidad la prueba de la vida, la pidió para cumplir las leyes de las escrituras; y nó las leyes del dinero; porque el dinero y la posesión, no se conocen en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que quienes criticaron al pueblo que ganaba un sueldo, criticaron a sus propios derechos; ¿por qué no criticásteis, a los que tuvieron más de lo que fué mandado tener? ¡hipócritas del mundo! ninguno de vosotros entrará al Reino del Padre; si los humildes de este mundo son los primeros ante el Creador, este mundo les a dado lo último; y habiéndole dado lo último, muchos hipócritas tratan de quitárselo; de verdad os digo, que vuestro corrompido sistema de vida, basado en el oro, no es grato al Padre Jehova; y de raíz seréis arrancados de la evolución en este mundo; y siendo este extraño sistema de vida, ilegal delante del Padre, todos los que criticaron a pueblo alguno, llamándolo derrochador, malditos son; ¡y pobres de aquéllos, que dirijan la palabra a maldito alguno! porque por la voz, les cae a ellos, la misma ley; esta ley de maldición la pidieron los mismos culpables antes de abandonar el Reino de los Cielos; estos hipócritas, esclavos del dinero, dijeron al divino Padre: Padre eterno: Si criticamos a tus humildes en aquél lejano planeta llamado Tierra, que tu maldición en justicia, caiga sobre nosotros; por lo tanto esta ley, es ley ya pedida en el Reino; y deben aplicársela, los que criticaron a pueblos que trataron de probar sus propias filosofías; de verdad os digo, que todos aquéllos que no dejaron terminar un mandato elegido por el pueblo, malditos son; estos demonios del atropello en los derechos de los demás, deberán sumar todos los segundos del tiempo total, que le fué robado al mandato; cada segundo de tiempo robado, equivale a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; estos hipócritas se hacen llamar cristianos; he aquí a los falsos profetas de mis escrituras; ningún falso cristiano entrará al Reino de los Cielos; sé hijito que piensas en los sucesos ocurridos en tu patria; de verdad te digo, que todos estos asesinos de la fuerza, malditos son; como lo son todos los que derribaron gobiernos, atropellando los mandatos del Padre; poco les queda a estos demonios que abusaron de una confianza mundana depositada en ellos; de verdad os digo, que la llamada fuerza de este mundo, tiene sus días contados; porque la presencia de la Revelación en este mundo, hará cambiar el modo de pensar, a las criaturas de todo el planeta; de verdad os digo, seguidores de la fuerza, que con vosotros comenzará el llorar y crujir de dientes; vuestra filosofía militar, es desconocida en el Reino de los Cielos; y ninguno de los que vistieron los llamados uniformes, entrarán al Reino de los Cielos.- Sí hijito; este dibujo celeste enseña que toda idea que genera cada criatura humana, es recogida en el espacio por los platillos voladores; tal como se aprecia en el dibujo, las ideas son de colores; porque la vista del ser pensante, fué influenciada por el color de la naturaleza; de verdad os digo, que todo lo que ven los ojos, queda impregnada en cada idea física que viaja al cosmos; las ideas se vuelven vida delante del Padre; porque todo el universo pidió vida al Padre, en sus respectivas leyes; materia y espíritu la pidieron; ¿no se os enseñó que vuestro Dios es infinito? infinito significa que puede hacer realidad todo lo que una imaginación puede imaginar; significa que todo exsiste; y lo que no se puede comprobar en determinado mundo, exsisten en otros mundos; los hijos de este planeta, piensan a diario, como si sólo ellos exsistieran; se olvidan que nadie es único en nada imaginado; se olvidan que lo del Padre no tiene fín; he aquí un mundo que se creyó único; aún teniendo a la vista, el universo sin fín; he aquí el llorar y crujir de dientes de millones de ciegos que viendo que el universo no tenía fín, dudaron del infinito del Padre; nadie pidió al Padre, dudar de Él, en los lejanos planetas; de verdad os digo, que ninguno de los que dudaron del poder del Padre, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que en su exsistencia planetaria, nó vió el universo material; a uno que lo vió y dudó; todos vosotros espíritus humanos, pedísteis muchas inclinaciones del espíritu para vencerlas y ganar perfeccionamiento; sin salirse de las leyes del Padre; más, os encontrásteis con un sistema de vida, que en vez de haceros avanzar, os hizo retroceder; este extraño sistema de vida, os ilusionó; hizo de vosotros, unos desheredados del Reino de los Cielos; porque por culpa de los que os ilusionaron, ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; ni vosotros como espíritus ni vuestra herencia que son las ideas; toda idea que salió de espíritu que violó la ley del Padre, acusa a su creador, que por su culpa no puede entrar al Reino de los Cielos; he aquí un mundo que llorará por todas las malas ideas que generó; y de verdad os digo, que basta que hayáis creado una sola idea mala en la vida, y nó entráis al Reino de los Cielos; porque la justicia del Padre es igual para todos; para el colosal como para el microscópico; y lo más microscópico que podéis imaginar, son vuestras propias ideas; el más insignificante nó deja entrar al Reino de los Cielos, al que se creyó único; de verdad os digo, que tal rigurosidad, la pedísteis vosotros mismos; vosotros pedísteis al Padre, cumplir en este mundo, con la más grande moral que vuestra mente pueda imaginar; y pedísteis ser juzjados con igual moral; lo pedísteis por sobre todas las cosas; porque todos vísteis sin excepción alguna, la moral comunista del Reino de los Cielos; vísteis que allí no se conoce el dinero; vísteis que todo era común a todos; y prometísteis al Padre, imitar lo del Reino, en el lejano planeta; si nó lo imitásteis, es por culpa de los llamados capitalistas; ellos con su oro os ilusionaron; os hicieron olvidar las escrituras; y hasta renegar del Padre; he aquí el llorar y crujir de dientes, de un mundo que fué engañado; este engaño os fué anunciado hace ya muchos siglos; escrito fué: Y cuídaos del árbol de la ciencia del bién; la ciencia del bién, son las comodidades que dá el oro; es la ciencia misma del capitalismo; es la ilusión materializada con violación a las leyes del Padre; porque esta ciencia salida de las leyes del oro, nadie la pidió en el Reino del Padre; todos pedísteis al Padre Jehova, vivir en lo posible como hermanos, en una filosofía común é universal; imitando lo visto en el Reino de los Cielos; junto con tal pedido, pedísteis ser probados en todas vuestras imperfecciones; prometiendo al Creador del universo, no dejaros vencer por ellas; pruebas é intención; se resume vuestro pedido de vida; y en todo lo pedido, pedísteis un olvido del pasado; para que la prueba de la vida, fuera más auténtica; esta Revelación es el complemento de la divina parábola que dice: Te ganarás el pan con el sudor de frente; porque vuestro Padre Jehova, sabiendo todo futuro a materializarse en sus criaturas, vió el extraño sistema de vida llamado capitalismo; vió el engaño y la ilusión que os saldría al encuentro con el correr de los siglos; vió toda la injusticia y la inmoralidad de este sistema de vida; vió como la explotación del hombre por el hombre, se disfrazaba de un manto de legalidad; vió como un mundo se sometería por la fuerza a este sistema vergonzoso; porque de este extraño sistema de vida, surgieron las llamadas fuerzas armadas; sin las cuales los ambiciosos, nó perpetuarían sus privilegios; he aquí a los demonios del mundo; he aquí a los malditos del mundo; porque nada quedará de ellos; he aquí a los espíritus que vivieron en la era faraónica; que aún conservan sus malas inclinaciones; porque todo espíritu nace de nuevo; muchas exsistencias a tenido y tendrá; las malas inclinaciones muchas veces perduran por muchas exsistencias; pasando por muchos grados; de verdad os digo, que los que crearon para este mundo, el capitalismo, son los espíritus más atrasados del planeta; porque ni su mundo que crearon, ni sus seguidores, entrarán al Reino de los Cielos; nada de ellos quedará en este mundo; les ocurrirá igual, como les ocurrió en el pasado; cuando crearon la esclavitud en la era faraónica; todo espíritu pide al Padre, volver a un mismo mundo en donde estuvo antes; lo pide para enmendar deudas, en los mismos lugares en que ocurrieron los hechos; hechos ocurridos en exsistencias que ya se cumplieron; he aquí que los culpables de la tragedia de que nó podáis entrar al Reino de los Cielos, lo han hecho en todo instante en el tiempo de su reinado; segundo por segundo; porque instante por instante generáis ideas violadoras de la ley del Padre; y por cada instante, por cada segundo, por cada idea, os váis alejando más y más del Reino de los Cielos; por cada instante, segundo ó idea, es una exsistencia que se tiene que cumplir fuera del Reino de los Cielos; he aquí la justicia que vosotros mismos pedísteis; fuísteis rigurosos para consigo mismo; de verdad os digo, que al nacer vuestro espíritu de nuevo, lo hace pidiendo enmendar los errores transcurridos en los instantes, segundos ó ideas, que correspondieron a la exsistencia anterior; de una sola exsistencia vivida, hay tantas otras que vivir, como instantes, segundos ó ideas, fueron violadas; he aquí que del mal, vuestro Padre Jehova saca la luz; porque purgando vosotros mismos, el mal que hicísteis en vuestro pasado, os váis perfeccionando a la vez; el mal y el bién, corren paralelo a los instantes vividos; alternan la posesión del libre albedrío; esta cualidad es mientras se purgue el error del pasado; porque las clases de vida en sus cualidades y calidades, no tienen límites; al contrario; mientras más ideas genera una criatura, más cualidades y calidades de vida, está generando; más variado será su Cielo; porque cada uno se hace su propio cielo; pues de cada idea generada, nace un futuro mundo con su respectivo espacio que le rodeará; y que será llamado cielo; de verdad os digo, que todo el que generó ideas, en que no consideró al Padre por sobre todas las cosas, creó futuros mundos que no conocerán la gloria del Padre; porque la causa creadora nó lo reconoció; toda herencia es expansiva; se transmite en los individuos y en los mundos; toda idea siendo invisible por lo diminuta, influye en los que serán colosales planetas; he aquí que de lo microscópico, vuestro Creador saca el todo sobre el todo de cada mundo y del universo mismo; la divina idea del Padre es unificarlos a todos; en sus respectivos pedidos de vida; es por ello que a cada mundo deja sus escrituras; más, cuando los mundos nó le toman en cuenta, crean su propia tragedia; porque los culpables arrastran con ellos, a todas las generaciones de criaturas que los siguen y los imitan en sus leyes erróneas; es lo sucedido a vuestro mundo; es por ello que os fué anunciado un llorar y crujir de dientes; de verdad os digo, que siempre en la eternidad de los mundos, ocurre igual; por culpa de unos pocos, se condenan el resto; en vuestro mundo ocurrió tal hecho; por unos pocos ambiciosos, caísteis también vosotros; porque en mayor ó menor grado, conocísteis la tentación; y basta conocer una cosa que jamás debió haberse conocido, y no se entra al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que jamás escuchó la palabra ambición, a uno que la escuchó; porque tal hecho, también es viviente en el Reino de los Cielos; y siendo una violación, perjudica al espíritu; el tan sólo escucharlo que jamás nunca debió haberse escuchado, es suficiente para no entrar al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que basta pensar tan sólo en una grosería, sin hablarla, y no se entra al Reino de los Cielos; si se habla, la deuda es mayor; he aquí a lo que os han conducido los inmorales de vuestro sistema de vida; el castigo para estos demonios, es la condena; porque el puntaje acumulado en sus contras, escapa a todo cálculo; porque nó habrá criatura humana, que no tenga una acusación contra ellos; en sus ambiciones desmedidas, fascinaron con el brillo del oro, a generaciones enteras de este mundo; una demoníaca fascinación; porque ningún fascinado de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que el llamado capitalismo, tiene sus días contados; caerá ciego en las leyes espírituales, hasta el último instante de su nefasto reinado; por estos demonios de la ambición fué escrito: Ciegos guías de ciegos; porque se atribuyeron sólo ellos a probar un sistema de vida; ¿no aplastaron otros ideales, calificándolos de inmorales? estos ciegos de las cosas del futuro, lanzaron la primera piedra de acaparamiento de sistema de vida; estos ciegos, a pesar que vienen viendo por siglos, las injusticias de su propio sistema de vida, nunca renunciaron a él; he aquí una ceguera que está en la ley de la maldición; ley de los espíritus del mal; he aquí el mayor llorar y crujir de dientes; he aquí la agonía de satanás en este mundo; porque no exsiste otro; de verdad os digo, que vuestro propio sistema de vida, fué vuestro propio yugo; vuestro valle de lágrimas; por el egoísmo de unos pocos; que descubrieron en el oro, la manera de conservar sus apetitos inmorales; porque conocísteis un sistema de vida corrompido desde su base; los creadores del capitalismo, lo generaron por debilidad espíritual; porque nada saben estos ambiciosos de la filosofía eterna del Padre; el concepto que tienen del Padre, está encerrado en un efímero presente; que influyó en millones de hijos; que tenían un concepto más infinito del Padre; he aquí la caída mental por seguir las leyes de los más atrasados que a conocido este mundo; tan atrasados fueron, que ninguno que les conoció, entrarán al Reino de los Cielos.-

TODO LO SALIDO DEL REINO DE LOS CIELOS, PROMETIÓ CUMPLIR EN LOS LEJANOS MUNDOS, IMITAR HASTA EN LO MÁS MICROSCÓPICO, LO QUE VIÓ EN EL REINO DEL PADRE; LO DEL PADRE A NADIE DIVIDE; EN EL REINO DE LOS CIELOS, SE VIVE EL COMUNISMO CELESTIAL, CON FILOSOFÍA DE NIÑO; DE TODAS LAS FILOSOFÍAS QUE SE DIERON LOS HIJOS DE LA TIERRA, EN SU PRUEBA DE VIDA, EL PADRE JEHOVA DEJA LA MÁS DESPRECIADA; LA MÁS PERSEGUIDA; LA QUE MÁS LÁGRIMAS A COSTADO; LA QUE MÁS SANGRE INOCENTE DERRAMÓ; DEJA EL COMUNISMO TERRENAL; ENTRE POLÉMICAS SURGIDAS ENTRE SUS CRIATURAS, EL CREADOR DE LA VIDA DECIDE; Y EN SU DIVINO LIBRE ALBEDRÍO, ESCOJE EL SISTEMA DE VIDA QUE MÁS SE ACERCÓ A SU DIVINO MANDATO: TE GANARÁS EL PAN CON EL SUDOR DE TU FRENTE; EL PADRE JEHOVA NÓ PREMIA A LOS QUE LUCHARON CONTRA SU DIVINA IGUALDAD; NÓ PREMIA A LOS QUE ALABARON AL PATRÓN ORO; EL PADRE ETERNO PREMIA, A LOS QUE FUERON OBLIGADOS A VIVIR EN TAN EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA, DESCONOCIDO EN EL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; veo que los malditos faraones del principio del mundo, tratan de conquistarte con el engaño; son los mismos los que te torturaron en tus pruebas espírituales; Así es divino Padre Jehova; más, por tu divina gracia, veo que nada pueden contra mí; les veo en su maldito esplendor, y veo que son como microbios; siento por tu gracia divina, que mi espíritu se agiganta como un colosal sol; y más y más, se miniaturizan los microbios de la era faraónica; Así es hijito; siempre el demonio es vencido por la fé y la paciencia puesta en el Padre Jehova; porque hasta satanás en este mundo, tiene sus horas contadas; de verdad os digo hijos del mundo, que cada cual conoció un satanás en la vida; cada cual experimentó el mal y el bién; más, el mal y el bién de este mundo, salió de un extraño sistema de vida; en este extraño sistema de vida, el más importante para vosotros fué el oro; nó fué el Padre; nó fué el prometido por sobre todas las cosas; nó fué el dios viviente; he aquí que todos los libres albedríos vivientes de este mundo, cayeron en sus pruebas de vida; fueron absorbidos por una extraña ilusión salida de un extraño y desconocido sistema de vida; tan extraño, que ni en el Reino de los Cielos lo conocen; porque ninguno de vosotros, pidió ser injusto en la vida; nadie pidió al Padre, ser egoísta; porque nada de esto se conoce en el reino de los justos; ningún sufrimiento, de los que estáis acostumbrados a experimentar, se conoce en el Reino de los Cielos; porque allí nadie es probado; allí todo es perfecto; allí nadie necesita juicio; allí nó se conoce la llamada propiedad; ni lo que llamáis privado; nó se conoce el término: esto es mío; nó se conoce el llamado comercio; porque toda forma de interés material, es desconocida; la ley de lo privado, la palabra: esto es mío, la llamada propiedad, el llamado comercio, pertenecen a un lejano planeta-polvo llamado Tierra; un planeta, que por ser polvo, nadie lo conoce en el Reino de los Cielos; es por ello que fué escrito: del polvo eres y al polvo volverás; quiere decir: de lo microscópico eres y a lo microscópico vuelves; porque siendo la Tierra pequeña, se vuelve a ella; porque el espíritu vuelve a nacer en ella de nuevo; vuelve a nueva exsistencia; porque lo creado por el Padre, nó tiene límites en nada imaginable; y cualquier espíritu del universo, puede pedir al Padre, cuantas exsistencias quiera; nada es imposible para el Creador del universo; de verdad os digo, que todo aquél que dudó en la vida, sobre el poder del Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; porque al quitarle poder a su Creador, se quitó cielo; para merecer una cosa, nó hay que negar la cosa; quien recibe negando, es acusado ante el Padre de hipócrita; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los que negaron en la vida; verán por sus propios ojos, que conocidos y familiares, son de nuevo resucitados a niños; y ellos nó podrán pedir lo que negaron en la vida de prueba que pidieron; el Hijo Primogénito Solar Cristo, les leerá la mente; se impondrá de todo su pasado espíritual; quien tuvo en su mente, más preferencia por el oro, que por el Padre Jehova, nó será resucitado a niño; cumplirá la ley de vejez hasta morir; he aquí que millones y millones, pidieron al Padre tal justicia; en caso de negarle en la vida; y el Padre se la concede a todo el que le negó; aunque nó le haya negado de boca; le negó por espíritu; al preferir al oro por sobre todas las cosas, al Padre negó; y quien prefirió algo que creyó superior a su Creador, nó es resucitado; de verdad os digo, que al resucitar a los vivos, el Hijo Primogénito también resucitará a los muertos; he aquí tumultos en los cementerios, muchedumbres frente al mar; porque muchos muertos se tragó el mar; he aquí el espanto de los seguidores del oro; porque cada muerto resucitado, se levantará del polvo, acusando a los causantes de su tragedia espíritual; porque ninguno que a partido de este mundo, a logrado volver al Reino de los Cielos; porque vivieron una moral extraña, salida de un sistema de vida extraño; y como extraños fueron tratados fuera de la Tierra; he aquí que los divinos juicios del Padre Jehova, son tanto arriba como abajo; porque en todas partes está; he aquí la luz que será hecha en este mundo; he aquí la forma en que por fín sabréis quien fué el demonio en este mundo de prueba; un demonio que tomó forma de vida; un demonio que os enseñó costumbres inmorales; un demonio que os ilusionó con el oro; un demonio que os quitó el verdadero destino en el universo; un demonio que os provocó el llorar y crujir de dientes; un demonio al que llamaréis maldito capitalismo; porque quien le conoció, nó entrará al Reino de dios; porque todo espíritu fué dividido; y sólo satanás divide y se divide así mismo; ningún espíritu dividido entra al Reino de los Cielos; vosotros fuísteis divididos en ricos y pobres; y fuísteis divididos en muchas creencias, habiendo un sólo dios nomás.- Sí hijito; todo sistema de vida, que nó se guió desde el principio por los divinos Mandamientos del Padre Jehova, nó queda en los mundos; hasta su más microscópicas costumbres son juzjadas; porque en todo lo microscópico está el Padre; ¿no se os enseñó que dios está en todas partes? de verdad os digo, que lo más recóndito será dado a conocer al mundo; el juicio que está sobre este mundo, nada dejará al azar; porque vosotros mismos pedísteis al Padre, ser juzjados en todas las cosas y en todo conocimiento; todo lo que pensásteis en la vida, es juzjado; idea por idea; intención por intención; instante por instante; molécula por molécula; virtud por virtud; he aquí que todos en este mundo se armarán, con sus propias ideas; para enfrentar el juicio pedido; lo pedido siempre se cumple; he aquí el armagedón; he aquí a la gente que se arma; sus propias obras están compuestas por ideas; he aquí el juicio de sí mismo; el juicio final, a ideas que pensaron con un determinado fín; a ideas que pidieron ser probadas; al unirse a todo espíritu; materia y espíritu pidieron al Padre Jehova, ser probados en sus respectivas leyes; porque nadie es desheredado; la materia tiene tanto derecho, como la tiene el espíritu; nada imaginado es menos ante el Padre; porque todo lo puede el Padre; quien dudó del poder del Padre, nó entra al Reino de los Cielos; porque nadie pidió negar nada del Padre; todo incrédulo al no creer, niega poder al propio Creador de su vida; los tales nó verán la gloria del Padre; de verdad os digo, que todo el que dudó de su propio juicio, será juzjado igual; y con puntaje de tinieblas a su favor; porque debe sumar todos los segundos transcurridos, del tiempo que mantuvo la duda en su mente; toda duda, toda sensación, todo pensar, todo titubeo, todo estado mental vivido, se enjuicia contando los segundos del tiempo respectivo; toda costumbre, también cumple la misma ley; las llamadas modas igual; nada queda al azar; de todo puntaje de cada criatura humana, dos tercios del mismo, recae en los que sostuvieron el extraño sistema de vida, basado en el patrón oro; un tercio corresponde a la criatura, que fué obligada a vivir en tan extraño sistema de vida; y los sostenedores de este extraño sistema de vida, son: los reyes, dictadores, presidentes, jefes de tribu; he aquí a los mayores seguidores de satanás; porque más les valdría a estos ciegos del espíritu, haber renunciado, que haber ignorado los divinos mandatos y escrituras del Padre; porque todo engrandecido que encabezó un extraño sistema de vida, es juzjado primero en este mundo; de verdad os digo, que todo el que ocupó los más altos puestos, en este extraño sistema de vida, son los primeros en el juicio del Padre; de verdad os digo, que hay muchas clases de primeros; los primeros en entrar al Reino de los Cielos, son los humildes de cada mundo; los sostenedores de este extraño sistema de vida, nada de humildes tienen; todo humilde ama la igualdad; nada quiere para sí; de verdad os digo, que ningún mandatario ó rey de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado, desde el principio de este mundo; nadie de este mundo a entrado al Reino del Padre, desde el mismo instante, en que este mundo comenzó a vivir un sistema de vida interesado; porque ningún Mandamiento lo enseña; ninguna escritura del Padre lo aconseja; muy al contrario; las divinas enseñanzas del Padre, tomadas en su conjunto, enseñan que este mundo debió haber creado, un sistema de vida, en que se debió ensalzar lo del Padre; y lo del Padre es la igualdad; hasta en los más mínimos detalles de vuestra vida, debió haberse ensalzado lo del Padre, por sobre todas las cosas; vosotros mismos, así se lo prometísteis, antes de salir del Reino de los Cielos.-

TODO REVOLUCIONARIO ES UN PROFETA EN LA JERARQUÍA CORRESPONDIENTE; LOS REVOLUCIONARIOS PIDIERON AL PADRE JEHOVA, LUCHAR CONTRA LA INJUSTICIA DEL MUNDO; TODA INJUSTICIA DE ESTE MUNDO, NACE DEL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO; Y TODOS LOS QUE LUCHAN CONTRA ALGO QUE NO SALIÓ DEL PADRE, GRANDES SON EN EL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; la lucha contra el demonio fué pedida por toda la humanidad; el demonio toma muchas formas en los mundos; en esta Tierra tomó la forma de un extraño é inmoral sistema de vida; cuyo señor fué el oro; de verdad os digo, que todo aquél que protestó contra un sistema de vida, que no salió del Padre Jehova, es premiado en el Reino de los Cielos; la pasividad que es pariente de la paciencia, es menos premiada; porque esta más lejos del divino mandato que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; este divino mandato significa que toda forma de lucha y esfuerzo imaginable, es grande ante el Padre; hay muchas clases de luchas en la vida humana; en su cualidad y calidad; en su intención; la más sublime de las luchas, es aquélla que defiende lo que al Padre agrada; es aquélla que pensó en sus Mandamientos; en sus escrituras por sobre todas las cosas del mundo; he aquí el por qué de la grandeza de todo revolucionario; he aquí el principio hecho lucha; porque el Hijo Primogénito, se constituyó en el primer revolucionario del mundo; porque su divina jerarquía solar, está por sobre toda la humanidad; el revolucionario que luchó contra el llamado capitalismo, luchó porque nada de justo tenía; ¿no hay unos que tienen más que otros? ¿en dónde dejó el capitalismo la igualdad enseñada por el Padre? de verdad os digo, que todos aquéllos que no defendieron la igualdad enseñada por el Padre, ninguno entrará al Reino de los Cielos; ¡y muchos de estos ciegos, se autodenominan cristianos! falsos cristianos son; porque son cristianos de boca; y no cristianos por espíritualidad; he aquí al mundo llamado la derecha; he aquí a los perdedores de la prueba de la vida humana; he aquí a los seguidores y sustentadores, de un sistema de vida basado en el oro; he aquí a los ilusionadores del mundo; he aquí a los creadores de la falsa felicidad; porque ninguno de ellos verá la gloria del Padre; porque más les valdría, no haber creado un sistema de vida, que lleva en sí mismo, el gérmen de la ambición; porque todos los que conocieron el capitalismo, todos quedaron fuera del Reino de los Cielos; he aquí que el propio llorar y crujir de dientes de este mundo, salió de los mismos hombres; de los mismos que se atrevieron a regir los destinos de este planeta, sin tomar en cuenta las escrituras del Padre; he aquí la cosecha de la prueba de la vida, que ellos mismos pidieron; he aquí en lo que terminó, los que prefirieron al oro que al Dios viviente; he aquí los que se dejaron influenciar, por un sistema de vida, salido de debilidad espíritual; salido del complejo de la ambición; complejo que prometieron al Padre, vencer en la prueba de la vida; más, el complejo los venció a ellos; porque débil fué la resistencia moral que opusieron a la tentación; tan débil fué, que todo un mundo que pidió ser probado, no entrará una vez más, al Reino de los Cielos.- Sí hijito; los círculos de colores del dibujo celeste, representan las ideas de la humanidad; todo ser pensante genera ideas; de cuya forma sólo conoce la acción mental; no conoce la forma física de la idea; ni la vé cuando ésta se eleva al infinito; toda idea se desprende de la mente en forma lineal y termina en forma circular; tiene principio Alfa y fin Omega; cada acto mental hecho en la vida, se vuelve realidad fuera de la Tierra; esta ley se cumple en infinitos planetas del universo; y se viene cumpliendo desde tiempos que jamás serán calculados; de verdad os digo, que tal como vosotros véis la Tierra de tamaño colosal, así vuestras ideas se materializan en el universo; de cada idea vuestra, nace un futuro planeta; he aquí que sin saberlo vosotros, creáis mundos como los crea el Padre; lo de arriba es igual a lo de abajo; vosotros creáis en forma microscópica y el Padre en forma infinita; he aquí la herencia común entre Padre é hijos; he aquí el comunismo espíritual; el mismo comunismo que todo espíritu humano, prometió hacer cumplir en la Tierra; porque todo hijo que vá a lejanos planetas a conocer alguna forma de vida, promete al Padre sembrar la semilla del Reino de los Cielos; y la semilla del Reino de los Cielos, es el comunismo celestial con filosofía de niño; la semilla del Reino a nadie divide; ni en lo más microscópico; la semilla del Reino desconoce la propiedad privada; y desconoce toda forma de egoísmo; de verdad os digo, que todo aquél que defendió la posesión material, no entrará al Reino de los Cielos; nadie de este mundo, pidió al Padre defender lo efímero; lo que se reduce a polvo con el tiempo; porque todos sabían, que sólo el tiempo del Reino de los Cielos, es el único Eterno que exsiste; los tiempos vividos en los planetas, son tiempos relativos; y lo son hasta que el mismo planeta se vuelva polvo; tiempo y planeta, son poco menos que un suspiro frente al tiempo eterno; es por ello que fué escrito: Del polvo eres y al polvo volverás; porque el espíritu vá naciendo de mundo en mundo; cuyas exsistencias van desapareciendo del espacio; de verdad os digo, que todos aquéllos que haciendo uso de sus libres albedríos, fueron individualistas en la prueba de la vida, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque al escoger tal camino, no cumplieron con lo prometido al Padre; todos sin excepción alguna, prometieron al Padre Jehova, defender los derechos en igualdad; prometieron luchar contra sus propias tendencias individualistas, si fuese necesario; porque una multitud de individualistas, perpetúa la división; tal como viene sucediendo de siglo en siglo; he aquí un falso concepto de la verdadera justicia; el error parte de sí mismo; parte de la misma individualidad; este error se viene transmitiendo de padre a hijo; es por ello que fué escrito: Ciegos guías de ciegos; con tal individualismo, se alejaron todos del Reino de los Cielos; todos se alejaron de la igualdad enseñada por el Padre; he aquí que al dividirse el mundo, fué aprovechado por satanás; que tomó la forma de sistema de vida; cuyo símbolo es el oro; de verdad os digo, que toda la humanidad es acusada en el Reino del Padre, de ser cómplice con este sistema inmoral de vida; porque este sistema de vida basado en el oro, no se conoce en el Reino de los Cielos; el dinero no se conoce; el dinero es inmoral; porque hace a unos ricos y a otros pobres; ni ricos ni pobres se conocen en el Reino de los Cielos; porque de la igualdad, no sale tal inmoralidad; de verdad os digo, que sólo los revolucionarios nó son acusados de complicidad delante del Padre; porque con sudor, sangre y lágrimas, intentaron darle una más justa igualdad a todos los demás; de verdad os digo, que todo Revolucionario entra al Reino de los Cielos; porque el puntaje celestial que les corresponde, equivale a toda la humanidad; porque por ella lucharon; por ella fueron perseguidos; por ella fueron calumniados; por ella fueron torturados y asesinados; ¿y los cómodos del mundo, por quienes lucharon? ¿qué mérito podrá presentar un cómodo, que prometió en el Reino, luchar contra la injusticia? de verdad os digo, que ningún cómodo entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; acusados serán ante el Padre, de haber sido indiferentes ante la lucha de los otros; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los cómodos y ciegos del mundo; cómodos y ciegos, salidos de un extraño sistema de vida, desconocido en el Reino de los Cielos; he aquí que todo cómodo maldecirá su herencia; maldecirá a padre y madre; porque por sus culpas, no entrarán al Reino de los Cielos; y los padres, maldecirán a sus padres; de verdad os digo, que no exsiste tragedia mayor, que la de saber, que no se entrará a la morada del Padre; el espíritu sigue por eternidades buscando al Padre sin hallarlo; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todos aquéllos que se declararon imparciales frente a las luchas de la vida; luchas que ellos mismos pidieron; nadie pidió al Padre, ser un mero espectador, frente a la acción del demonio; porque ningún imparcial entrará al Reino del Padre; ni ninguno a entrado; he aquí un mundo dividido en dos; más, sólo uno de ellos, tenía la razón; ese es el mundo comunista; el mundo que perdió ante el Padre Jehova, es el mundo que se fascinó con el oro; es el mundo capitalista; porque tal mundo luchó contra la igualdad enseñada por el Padre Jehova; ¿no se os enseñó, que todos son iguales en derechos ante Dios? si todos son iguales delante del Padre, ¿por qué no imitásteis al Padre, por sobre todas las cosas? he aquí la primera caída de este extraño sistema de vida; porque el Padre es la causa primera en toda exsistencia; de verdad os digo, que al pedir vosotros libre albedrío terrenal, pedísteis a la vez imitar el comunismo celestial en la Tierra; porque lo que vísteis en el Reino del Padre, era lo más perfecto del universo; he aquí una pregunta universal que os hará el Hijo Primogénito: ¿de dónde sacásteis este extraño sistema de vida? en las escrituras de mi Padre, no está; en el Reino de los Cielos, tampoco se conoce; ¿de dónde lo sacásteis? he aquí un árbol que no plantó el Padre Jehova; y que de raíz será arrancado de la evolución humana; la cualidad y calidad de este extraño sistema de vida, es el cálculo y el engaño; la misma maldita psicología de la serpiente que engañó a Adán y Eva; he aquí a satanás disfrazado de sistema de vida; he aquí que la ilusión de la vida, es demoníaca ilusión; porque no se inspira en el Padre; se inspira en el oro; he aquí que todo capitalista, llorará lágrimas de sangre; porque la mayoría están en la ley de la maldición; estar en la ley de la maldición, es estar condenado a vivir sólo el resto de su vida; los malditos son apartados del mundo de los vivos; porque de verdad os digo, que todo maldecido envidiará a los muertos; he aquí el llorar y crujir de dientes de todo ambicioso; de todo ávaro; de todo ilusionador; de todo ciego de la espíritualidad; de todo poco evolucionado; de todo mundano; porque el oro al cual se sirve, es esclavo en los mundos; fuera de los mundos, el oro nada vale; como nada vale, el espíritu que sirvió al oro; porque no se ganó la gloria, de volver a entrar al Reino de los Cielos; he aquí a los desheredados; a los que deben seguir naciendo de nuevo, para enmendar lo que no cumplieron; de verdad os digo, que la cantidad de futuros nacimientos que deben cumplir los violadores de la ley del Padre, fuera del Reino de los Cielos, es infinita; son tantas exsistencias, como el número total de poros que tuvo y tienen toda criatura humana que pisó este planeta; de verdad os digo, que los mayores culpables de las injusticias de este mundo, son los llamados capitalistas; por lo tanto ellos cumplirán con el mayor castigo conocido; pagarán todo dolor humano que ocurrió en toda generación que pasó por su reinado; hasta el más microscópico dolor moral se paga; así lo pidieron al Padre Jehova, los espíritus capitalistas; y así será; he aquí que todo dolor causado a otro, se paga en la eternidad; lo que se paga en la vida, representa una microscópica parte de las deudas del espíritu.-

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17