Divinos Rollos Telepáticos

TODOS LOS LUCHADORES Ó REVOLUCIONARIOS QUE COMBATIERON AL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO, PREMIADOS SERÁN CON EL CORDERITO DE PLATA; PREMIO CELESTIAL PEDIDO POR TODOS; MÁS, POCOS CUMPLIERON LA PROMESA HECHA AL PADRE; LA MAYORÍA DE ESTE MUNDO, SE DEJÓ FASCINAR POR EL ORO; NADIE LUCHÓ CONTRA EL DEMONIO DE LA EXPLOTACIÓN, POR SOBRE TODAS LAS COSAS; HABIENDO EN TODOS, UNA PROMESA HECHA AL PADRE.-

Sí hijito; así es; tal como lo intuías desde niño; el llamado mundo occidental, cayó en la prueba de la vida; este mundo que ilusionó a todos con el oro, está por caer; este hemisferio creó y cultivó el extraño sistema de vida, basado en el oro; llorar y crujir de dientes, se cierne sobre los que por siglos y siglos, lucharon contra la divina igualdad enseñada por el Padre Jehova; el tiempo pedido por los que pidieron ser probados en sus respectivas filosofías vivientes, llegó a su fín; sorprendidos quedarán estos demonios; de verdad os digo, que todo aquél que le dá la contra al divino Padre Jehova, demonio es; y todo demonio será quemado por el fuego depurador del Primogénito Solar Cristo; he aquí que todo el Occidente, bestia es; porque nó fué ángel para el mundo; fué bestia porque explotó, ilusionó, engañó y condenó a una humanidad a nó entrar al Reino de los Cielos; el llamado Occidente escandalizó la moral del Padre, mucho más que el Oriente; la bestia lanzó primero la primera piedra en violación en lo que al Padre se refiere; para empezar, nó consultó a las escrituras del Padre, antes de inventar al llamado capitalismo; he aquí el primer desprecio de la bestia, por lo del Padre; he aquí a los primeros condenados de este mundo; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un ladrón, producto del extraño y desconocido sistema de vida, llamado capitalismo; a que entre uno de los fundadores, de este inmoral sistema de vida; aunque un ladrón nó entrará al Reino de los Cielos, está más cerca del Reino, que el fundador del sistema de vida de los avaros; de verdad os digo, que por cada ladrón que produjeron los llamados capitalistas, tres cuartas partes de lo que hizo cada uno de ellos, lo pagan los fundadores del extraño y desconocido capitalismo; si no hubiese exsistido capitalismo, nó habrían ladrones; he aquí que todo el que hace cosas en la vida, y nó se guía por las divinas enseñanzas del Padre, acaba en tragedia; nadie pidió al Padre, hacer de sus semejantes, unos ladrones; es la avaricia y la ambición de unos pocos, lo que creó a los ladrones; fueron los primeros inmorales de este mundo, los que pensaron para sí mismos; después de ellos surgió la obra inmoral; he aquí la caída de esta humanidad en la prueba de la vida; de verdad os digo, que así como Adán y Eva cayeron en su respectiva prueba, así también os hicieron caer los ambiciosos; porque todo el que pidió libre albedrío humano, es probado por el Padre; he aquí que cada uno es responsable de sus obras; cada uno es responsable de su propio cielo; porque de todas las ideas que generásteis en la vida, nacen mundos y soles; de verdad os digo, que todo el que vivió influenciado por el oro, toda su herencia será también egoísta; porque hasta la más microscópica influencia es viviente y expansiva; y nó entraréis al Reino de los Cielos, si no habéis transformado a la luz, toda vuestra herencia galáctica egoísta; esto último está incluído en la promesa y el término que de vosotros salió: Por sobre todas las cosas; que significa por sobre todo lo imaginado; he aquí que ninguno de vosotros, entrará al Reino de los Cielos; porque los que crearon el patrón oro, hicieron que cada idea por vosotros generada, conociera un extraño interés; una extraña moral; estos demonios que crearon el llamado capitalismo, perpetuaron vuestro alejamiento del Reino de los Cielos; si vosotros hijos del mundo, nó hubiéseis conocido el capitalismo, vosotros entraríais al Reino de los Cielos; más aún; el divino Padre Jehova, nó tendría juicio final contra vosotros; porque nó habríais violado la ley; de verdad os digo, que esta generación será llamada la generación del llorar y crujir de dientes; no habrá quien no llore; veréis al Hijo Solar Cristo, brillándole su rostro; hará temblar los montes; porque materia y espíritu siendo vivientes en sus leyes, pidieron al Padre Jehova, acompañarle en su divina gloria y majestad; de verdad os digo, que jamás hombre alguno tuvo ni tendrá tanto poder, sobre este mundo; los demonios de la fuerza, estarán espantados; porque serán los primeros en ser quemados por el magnetismo solar del Hijo Primogénito; caerá el extraño sistema de vida basado en el oro; porque los demonios de la fuerza ya nó exsistirán; he aquí una divina profecía, que espantará a los ambiciosos del oro; como siempre a ocurrido a través de los siglos, estos demonios se espantan ante los grandes acontecimientos del espíritu; la mayoría de los accionistas del oro, se suicidarán; porque el oro, jamás les dió una sólida moral; he aquí a los mayores ilusionados de la vida; ninguno quedará en este mundo; he aquí al demonio que conoció el mundo; y nó hay otro; he aquí el mal viviente; he aquí a las tinieblas hechas poder temporal; he aquí a la bestia de muchos ojos; he aquí a los que crearon el espionaje; he aquí a los malditos; he aquí que todos perecerán en el Lago de Fuego; he aquí una justicia que será recordada por muchos siglos; he aquí que todo inocente será rescatado de la extraña influencia, que estos malditos del oro, ejercieron sobre los seres pensantes; he aquí el fín de los seguidores del maldito osiris; he aquí el fín de la prueba de la vida; el fín de un pedido de vida; el fín de una microscópica era de la Tierra; el fín de una clase de vida, cuya cualidad y calidad fué la espera y el consuelo; he aquí lo esperado por todas las generaciones del mundo; he aquí que a vosotros y en vosotros, se cumple lo pedido en el Reino de los Cielos; he aquí un juicio planetario; un juicio que a ocurrido otras veces en este mundo; en épocas, en que vosotros aún nó pedíais la prueba de la vida; porque jamás nunca habéis sido los únicos ni los primeros; sólo el Padre es único y primero; de verdad os digo, que habéis tenido muchos juicios; porque todo espíritu nace de nuevo; cada nacimiento es divino producto de un juicio Celestial; ninguna exsistencia es desheredada; todas son iguales en derechos delante del Padre; he aquí que el juicio de esta exsistencia, es uno de los tantos que tendrá vuestro espíritu eterno; cada cual recibirá lo que quiso recibir; así como obró cada conciencia en la prueba de la vida, así recibirá; todos recibirán su paga; un divino término con influencia materialista; porque nadie conocía en el Reino de los Cielos, el término paga; del demonio salió; el demonio recibirá su paga; paga por paga; con la vara que midió, será medido.- Así es hijito; cada acto mental generado por la mente, se convierte en universo; todo lo salido de un ser pensante se vuelve galaxia; este proceso es invisible para la criatura humana; porque todos pidieron al Padre nó verlo; todo lo imaginado se pide en el Reino de los Cielos; los procesos invisibles de cada uno y el olvido del lugar de donde se salió, se pidieron al Padre; toda sensación se pide; porque toda sensación pedida al Padre, tiene libre albedrío en el Reino de los Cielos; toda sensación es tan viviente como el espíritu mismo; todo pensar que se dejó influenciar por extrañas influencias, crea extrañas galaxias; sus criaturas tendrán también extrañas filosofías pensantes; una imperfección dentro de la imperfección misma; de verdad os digo, que toda extraña influencia, debe pagarse en puntos celestiales; es así que la extraña influencia que dejó en vosotros el oro, debe ser descontada de vosotros mismos; nadie vino a la vida codiciando el oro; porque en el lugar de donde salísteis, nó se conoce la extraña influencia de la ambición; tres cuartas partes de esta extraña influencia, deben pagarla los que crearon el extraño sistema de vida capitalista; ellos obligaron a las criaturas de este mundo, a vivir bajo la influencia del oro; es tan inmensa esta deuda espíritual, que todos los creadores de este extraño sistema de vida, están en la ley de la maldición; sé hijito que muchos dicen que el Padre nó maldice a sus hijos; más, todos pidieron un juicio salido de la perfección misma del Padre; pidieron ser juzjados con rigurosidad y por sobre todas las cosas; pidieron el llorar y crujir de dientes; la maldición nó sale de los divinos deseos del Padre; toda maldición sale de la soberbia misma de los hijos; sale del pecador mismo; sale de sus mismas malas obras; quien persistió más en el mal, el tal más se acercó a la ley de la maldición; hay maldición temporal y maldición por toda la vida; según el grado en que se sobrepasó el espíritu en los límites del mal; la maldición es ley de las tinieblas; he aquí que ella hará llorar a todo culpable; a todo que hizo sufrir a otro; todo maldito vivirá aislado totalmente de todos; vivirá en las regiones más abandonadas del planeta; los tales pidieron tal justicia en caso de violar la ley que ellos mismos pidieron en la prueba de la vida; muchos pedidos nó agradan al Padre; el Padre hace cumplir lo que los hijos le pidieron; he aquí que todo se cumplirá hasta la última molécula; porque todas las moléculas de los pedidos de todos, tienen igual derecho al cumplimiento viviente; de verdad os digo, que todo pedido hecho al Padre, se hizo con conocimiento de causa; nadie viene a la vida en ignorancia; si así fuese, nadie tendría responsabilidad de sus actos; todos tendrían una causa que los justificaría; y la vida humana nó sería una vida de prueba; he aquí del porqué nadie está fuera del juicio final; ni los que nunca quisieron al Padre; mayor será el espanto en estos seres ingratos; mayor será su dolor; he aquí que según como fué la vida de cada uno, es como será conmovido; a mayor culpabilidad mayor conmoción; los humildes y explotados serán los mayormente premiados; así fué anunciado al mundo; porque todo humilde fué obligado a vivir un extraño sistema de vida, que es ilegal en la ley del Padre; el llamado capitalista fué el artífice del extraño mundo del oro; de verdad os digo, que el capitalismo, sistema de vida inmoral, llega a su fín; porque todos sus espíritus fueron probados por un instante por el Padre Jehova; la caída de estos demonios de la explotación, marcará para este mundo, El principio de la era de mayor felicidad para este mundo; la bestia capitalista al dejar de exsistir, nó contagiará más a ningún ser pensante; el pensamiento explotador será cortado de raíz; esta maldita herencia es uno de los árboles filosóficos que nó dejó el Padre Jehova; de raíz será arrancado de la evolución de este mundo.-

TODOS AQUÉLLOS QUE INVENTARON RELIGIONES Y FILOSOFÍAS CONQUE DIVIDIERON LA FÉ DEL MUNDO, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; ASÍ COMO ELLOS DIVIDIERON, ASÍ SERÁN DIVIDIDOS TAMBIÉN EN OTRAS EXSISTENCIAS; EN OTROS MUNDOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO, UNO QUE A NADIE DIVIDIÓ; A UNO QUE DIVIDIÓ; SÓLO SATANÁS SE DIVIDE ASÍ MISMO.-

Sí hijito; nadie debió haber dividido a nadie; porque toda división es viviente delante del Padre; el mundo pidió la prueba de la vida, sin afectar en lo mínimo a los demás; ni en la forma más microscópica; la división mental tiene infinitas cualidades y calidades; la división de este mundo, tiene por cualidad, la de haber salido de un sistema de vida, que es injusto ante la igualdad del Padre; y su calidad es la ilusión basada en la ley del oro; todo lo que salió del pensar humano, idea por idea, fué desvirtuado por la ilusión y la división egoísta; el egoísmo lo creó el mismo sistema de vida; porque no hay criatura en este mundo, que no haya vivido en desconfianza; de verdad os digo, que los culpables del estado de cosas en este mundo, las pagarán; este mundo nó debió de haber conocido jamás la injusticia humana; por un grupo de egoístas y pocos evolucionados, sufrís; espíritus atrasados, que nó conciben otra forma de sistema de vida, que nó sea la del oro; he aquí las mentes más atrasadas de este mundo; la debilidad de estos seres, es el vicio de un bienestar con injusticia; en su debilidad, arrastraron a un mundo, que se vió obligado a seguirlos; porque momentáneamente nó le dieron otra alternativa; estos ilusionados se resguardan en la fuerza; de verdad os digo, que todo el que participó en la organización de este sistema de vida, será primero en el juicio del Padre; mientras más notorio se hizo un violador de la ley del Padre, primero es en su justicia; porque son los engrandecidos en un inmoral sistema de vida; todo filósofo que en su filosofía nó engrandeció al Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; ni quedará en este mundo; porque la propia enseñanza salida de su mente, al pedir justicia delante del Padre, divide al espíritu en su destino; al sentirse el espíritu culpable, toma decisiones que nó consideraba en la Tierra; he aquí que todo plan concebido en un sistema de vida inmoral, jamás se cumple; todos los propósitos del espíritu, se ven desbaratados; sólo el espíritu que cumplió su destino de pruebas, según las escrituras del Padre, tiene derecho a pedir según sus deseos; los que inventaron las religiones comerciales, tendrán que pagarlas; juicio universal y público tendrán; porque la confusión de nombres conque trataron de explicar lo del Padre, es confusión mundial; he aquí las caídas de los que más se engrandecieron en la prueba de la vida; de verdad os digo, que ningún árbol filosófico que no sea las escrituras del Padre, quedará en este mundo.- Sí hijito; el dibujo celeste enseña que todos los mundos son observados por soles, mundos y naves; sóis objeto de estudios; tal como vosotros lo hacéis; de verdad os digo, que todos os observáis en el universo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que sucede en vuestro mundo, sucede en otros; he aquí el término Bíblico: Lo de arriba es igual a lo de abajo; un término que quiso deciros que nadie es único en su propio mundo; que Lo de arriba es igual a lo de abajo, se aplica a infinitos mundos; porque la creación del Padre, nó se reduce sólo a un mundo; lo del Padre nó tiene límite en nada imaginado; de verdad os digo, que quien imaginó límite alguno, nó entrará al Reino de los Cielos; porque todos prometieron alabar el poder infinito del Creador; nadie pidió limitar su divino Poder; de verdad os digo, que exsisten muchas maneras de rebajar al Padre; una de ellas, es la de aventurarse a inventar lo que nó se debe inventar; el mundo está dividido en muchas creencias; está confundido; porque los que crearon las llamadas religiones, no tomaron por modelo único a las escrituras del Padre; se dejaron influenciar por la ilusión de la vida; amoldaron las grandes verdades, según el mundo que les rodeaba; mundo de moral cambiante; la moral del Padre nó cambia jamás; la moral de los hombres varía en forma paralela a la ilusión de la vida; ilusión salida de la ley del oro; ilusión que nunca estuvo inspirada, en las escrituras del Padre; he aquí la diferencia entre lo que enseñó el Padre, y lo que enseñaron los hombres; toda enseñanza y todo conocimiento, posee jerarquía; la del Padre es la primera; es por ello que la Revelación juzja lo hecho por los hombres; y el Padre se vale de hombres para juzjar lo que hicieron los hombres; porque divino libre albedrío tiene; como lo tenéis vosotros; quien nó creyó, la creencia viviente le acusará en el Reino del Padre; porque se mandó cultivar la fé; la fé también acusa; porque todo el pensar individual, tiene los mismos derechos a que tiene el espíritu; nadie es menos delante del Padre; nadie de lo que constituyó la imaginación; según la moral que cada uno imaginó y cultivó, es la justicia que recibe; porque toda moral es viviente y repercute en moléculas y virtudes; materia y espíritu acusan ó piden premios para tal ó cual espíritu; porque todo lo que fuísteis en la Tierra, vuelve a ser en el cielo; ¿nó se os enseñó que el Padre es infinito? ¿que nada es imposible para el que os dió la vida? de verdad os digo, que toda vida que pasó por este mundo, vuelve a serlo en donde el Padre quiere que sea; el Padre toma por base el mérito espíritual de la criatura; según el mérito que cultivó cada uno, es la cualidad y calidad del cielo ganado; el mérito cultivado debió ser una copia perfecta de las enseñanzas de las escrituras y Mandamientos del Padre; ninguno que cultivó extraña moral a las escrituras del Padre, entrará al Reino de los Cielos; extraña moral son toda influencia inventada por los hombres: ciencias ocultas, sectas, religiones, y todo lo que está contra la moral del Padre; porque todo lo que está contra la divina moral del Padre, nó se conoce en el Reino de los Cielos; todo lo desconocido que surgió en los lejanos planetas, nó entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que entre lo desconocido, está el capitalismo y las religiones; y toda ciencia que nó consideró lo del Padre por sobre todas las cosas; todo lo que se hizo sin pensar en su nombre, nó entra al Reino del Padre; de verdad os digo, que de vosotros mismos, salió el que seáis extraños fuera de la Tierra; toda criatura que en su paso por un planeta, fué indiferente para con las escrituras del Creador, igual indiferencia encontrarán fuera de sus planetas; todo el universo es consecuente en todos sus puntos; de verdad os digo, que así como vosotros sóis un todo, el universo también lo es; las malas acciones alejan al espíritu del Reino del Padre; las buenas acciones lo acercan; maldad y bondad, son dos fuerzas magnéticas que luchan oponiéndose la una sobre la otra; esta lucha comenzó en el cosmos, desde tiempos que jamás comprenderéis; el bién y el mal constituyen eternidades paralelas; la divina grandeza del Padre, no se mide ni se calcula, como miden y calculan todas las criaturas del universo; porque lo del Padre, nadie lo conoce; se vá conociendo al Padre, a medida que se nace; más, el tratar de conocerlo es eterno; nó cesa jamás; nó tiene límite; de verdad os digo, que el nacer y volver a nacer, es el Alfa y la Omega de toda creación; todo pensar es eternamente relativo en cualquier punto del universo en que se encuentre; porque de una vida pasa a otra; de una cualidad y calidad viviente, pasa a otra cualidad y calidad viviente; se es viviente con conocimiento de causa relativo; y todas las causas relativas, salen de una misma ley eterna; en cada vida relativa, la individualidad se identifica con una eternidad que posee su propia cualidad y calidad; todos sienten una eternidad; más, quien la rechace por propia voluntad, se anula así mismo; la eternidad viviente le acusa delante del Padre; la eternidad posee tantas cualidades y calidades, como granos de arena, exsisten en un desierto; todo espíritu conversa en el Reino, con su propia eternidad; porque la igualdad salida del Padre, se manifiesta en infinitos libres albedríos, dentro de uno sólo; la eternidad hace divina alianza con el espíritu; y la cualidad y calidad de la eternidad vá variando, a medida que el espíritu varía en su libre albedrío en sus sucesivas exsistencias; en cada exsistencia la criatura tiene distinta individualidad; por lo tanto, millones de vosotros, habéis estado en otras épocas en el mismo planeta en que estáis; todo espíritu nace de nuevo en criatura nueva.-

TODOS AQUÉLLOS QUE HICIERON UNA SOLA CARNE Ó MATRIMONIO, Y NÓ SABÍAN LAS SAGRADAS ESCRITURAS, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; DEBERÁN SEPARARSE MARIDO Y MUJER; LA NÓ ENTRADA AL REINO DE LOS CIELOS POR ESTA CAUSA, AFECTA A SUS HERENCIAS HASTA LA CUARTA GENERACIÓN; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO, UN MATRIMONIO ILUSTRADO EN LAS LEYES DEL PADRE, A UN MATRIMONIO DE IGNORANTES É INGRATOS.-

Sí hijito; marido y mujer que fueron unidos en matrimonio, por la extraña moral llamada religión, deberán separarse; las llamadas religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; como lo es toda filosofía que divide a otros; sólo satanás divide, para luchar contra la igualdad enseñada por el Padre; los matrimonios de este mundo, nó cumplieron con lo prometido al Padre; nó cumplieron la ley que ellos mismos pidieron cumplir; porque todo se pide en el Reino de los Cielos; todos los de este mundo, pidieron al Padre, saberse de memoria toda la escritura por sobre todas las cosas; por sobre todo otro conocimiento; por sobre sí mismo; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, matrimonios ilustrados en lo del Padre, a que entren matrimonios ignorantes é ingratos; de verdad os digo, que ningún matrimonio del llamado mundo cristiano, entrará al Reino de los Cielos; porque ninguno se sabe de memoria las escrituras del Padre; tuvieron toda una vida para hacerlo; más, cayeron bajo la influencia de la ilusión materialista de la vida; ilusión que nó conduce al Reino del Padre; esta ilusión debió ser vencida por cada uno de vosotros; porque así lo prometísteis en el Reino de los Cielos; esta ilusión basada en el interés al oro, fué la suprema prueba para todo espíritu; en la prueba de la vida misma; todos los matrimonios de este mundo, se unieron con una ilusión que nó salió del Padre; salió de las leyes del oro; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todo matrimonio que conoció el sistema de vida basado en el oro; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todos los matrimonios del mundo; he aquí el llorar y crujir de dientes, de las que esperan hijos; porque por causa de la ignorancia de padre y madre, tal hijo nó entrará al Reino de los Cielos; esta ley es hasta la cuarta generación; así es el universo expansivo del Padre Jehova; la herencia es viviente y pide transmitirse; la herencia está en la carne y en el espíritu; está en las moléculas de carne y en las 318 virtudes del pensar humano; todo cuanto se hace en la vida, lleva la influencia de la herencia; la herencia es una magnetización que nadie a visto; sólo se sienten sus efectos; toda herencia posee cualidad y calidad en cada individuo; la herencia también es planetaria; exsisten términos infinitos, para explicar las herencias que han cultivado, las criaturas de todos los mundos del universo; la cualidad y la calidad de la herencia terrenal, es la desobediencia a la ley del Padre, por ilusión impuesta; porque habéis sido obligados a vivir en un sistema de vida, que se guarece en la fuerza; tal herencia vivida por los terrenales, nó entra al Reino de los Cielos.- Sí hijito; es así; tal como lo venías viendo desde niño; las sensaciones humanas, viajan también al espacio; toda sensación es un magnetismo que esperó desde años, el instante para desarrollarse; toda sensación es un pedido hecho por el espíritu; toda sensación incluyendo la sexual, pidió la moral como la pidió el espíritu; porque todos tienen iguales derechos delante del Padre; materia y espíritu lo tienen; en el dibujo celeste, se vé como las sensaciones viajan al cosmos; son como los vapores de un líquido que tiene temperatura; las sensaciones poseen libre albedrío tal como lo tienen las ideas y el espíritu; las sensaciones son recogidas en el cosmos, por los tripulantes de los platillos voladores; ellos las clasifican, tal como un jardinero clasifica la semilla; porque de toda sensación nace magnetismo expansivo; nacen futuros planetas; tal como ocurre con las ideas, que generáis a diario; he aquí la causa de aquéllos mundos, que tienen filosofías vivientes misteriosas; son herencias salidas de criaturas que vivieron en mundos que ya nó están en el espacio; porque pasó una eternidad, desde que la criatura, emanó una sensación; esta ley fué escrita para vosotros, en otros términos; escrito fué: Todo humilde es grande en el Reino de los Cielos; toda sensación lo es; son tan humildes y microscópicas, que nadie las vé; son como las ideas mismas; que se dejan sentir y nó se dejan ver; toda parábola salida del Padre, es para la materia y el espíritu porque ambas son vivientes en sus respectivas leyes; sensaciones é ideas, cumplen leyes físicas como las cumple el espíritu; he aquí la causa de lo misterioso en este mundo; el misterio es viviente; y todos vosotros lo pedísteis en vuestras sensaciones é ideas; de lo contrario el misterio se ignoraría en este mundo; todo lo que se sabe en una exsistencia, se pidió en el Reino de los Cielos; incluyendo lo que se intuye y que nunca se sabe su causa; de verdad os digo, que toda sensación, al ser juzjada ante el Padre, pide la presencia del espíritu que lo emanó; ¡pobres de aquéllos cuyas sensaciones los acusan de escandalosos é inmorales! más les valdría nó haber pedido alianza alguna, con sensación alguna; de verdad os digo, que toda sensación a nadie acusa, cuando el espíritu se guió en su vida íntima, por la moral de las escrituras del Padre; porque la sensación de nada tendría de que avergonzarse; este mundo de vida de prueba, nó entra al Reino de los Cielos, porque todas sus sensaciones, tienen la influencia de una extraña moral, salida de un extraño sistema de vida; de un sistema de vida, que se inspiró en las leyes del oro; y nó en las leyes del Padre; sólo entran al Reino de los Cielos, las criaturas que vivieron en un sistema de vida, que tuvieron por leyes, las escrituras del Padre; es por ello que se os enseñó: adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; este divino mandato significa, por sobre todos los sistemas de vida concebidos; está aquél sistema de vida, que más se asemejó a la divina psicología de las escrituras; de verdad os digo, que el término: Por sobre todas las cosas, fué pedido por vosotros mismos; porque todo se pide en el Reino; y significa que el Padre está primero, por sobre todo lo que pensó vuestra imaginación; he aquí que como hicísteis las cosas en el mundo, nó es del agrado del Padre Jehova; dividísteis el mundo en naciones; sabiendo que sólo satanás divide y termina dividiéndose él mismo; creásteis el capitalismo, que produce ricos; sabiendo que ningún rico entrará al Reino de los Cielos; creásteis el término ciudadano; sabiendo vosotros que en las escrituras del Padre, el trato es hermano; bendecísteis y legalizásteis las armas; sabiendo vosotros que el Mandamiento del Padre os mandó nó matar; hicísteis las leyes en este mundo, de manera que toda la carga de injusticia, se la lleve el pobre y el humilde; sabiendo vosotros, que todo pobre y humilde es primero ante el Padre; y sabiéndolo, nó lo complacísteis en sus deseos; haciendo que el pobre y el humilde, gobernara el mundo; dejásteis que el escándalo y la lujuria, invadieran vuestras costumbres; sabiendo vosotros que se os mandó nó escandalizar; en ninguna forma imaginada; dejásteis que unos comerciantes, inventaran las religiones y dividieran vuestra fé; sabiendo vosotros, que las llamadas religiones nó son ni del Reino de los Cielos, ni de las escrituras del Padre; el Padre os dejó un evangelio para vuestra individualidad; porque cada uno se hace su propio cielo; dejásteis que os gobernara la fuerza; sabiendo vosotros, que el que mata a espada muere a espada; todo lo sabíais; más, tomásteis el camino de la ilusión, y dejásteis que el olvido invadiera vuestro espíritu; este olvido por lo que es del Padre, os cuesta la entrada al Reino de los Cielos; todo lo hicísteis con conocimiento de causa; porque todos sabían que exsistían unas escrituras; que debieron haber sido estudiadas por sobre todas las cosas de este mundo; porque las escrituras del Padre, inician el último acontecimiento en vuestras vida; cierra el capítulo de la vida que pedísteis; cierra una época en este mundo, é inicia otra; juzja lo que hicísteis, y dá nuevas leyes de lo que ha de venir; porque la palabra salida del Padre, es profética; de verdad os digo, que estáis a las puertas del juicio final; un juicio que vosotros mismos pedísteis; todo se pide en el Reino de los Cielos; el juicio que pedísteis, comienza por doctrina; y termina con prodigios en la misma naturaleza; pedísteis el saber de como fueron hechas todas las cosas; pedísteis ser juzjados con conocimiento de causa; es por ello que los Rollos del Cordero, nó tienen fín; porque la obra del Padre nó lo tiene; explicar su creación, nó tiene fín; he aquí que por el fruto se conoce el árbol; quien nó distinguió el fruto de una doctrina salida del Padre, del fruto de las doctrinas salidas de hombres, nó entrará al Reino de los Cielos; porque se os mandó buscar la verdad por sobre todas las cosas; porque todo cuesta en la vida; todo, materia y espíritu, están subordinados al mandato Celestial: te ganarás el pan con el sudor de tu frente; porque el más mínimo esfuerzo tiene que tener por cualidad y calidad, el mérito y la humildad de sí mismo.-

TODO ESCANDALOSO Ó ESCANDALOSA QUE NO RESPETÓ A LOS SERES CASADOS, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; NADIE PIDIÓ A DIOS, ATROPELLAR LOS DIVINOS SACRAMENTOS; ES MÁS FÁCIL QUE VUELVAN A TENER DIVINOS SACRAMENTOS EN SUS EXSISTENCIAS FUTURAS, LOS QUE EN LA PRUEBA DE LA VIDA, LOS RESPETARON; A QUE VUELVAN A TENERLOS, LOS QUE LOS DESVIRTUARON.-

Así es hijito; uno de los escándalos mayores y que dará lugar a uno de los mayores llorares y crujíres de dientes, saldrá de los libertinos e inmorales, que en la prueba de la vida, desearon la mujer ó el hombre de sus prójimos; el llamado mundo cristiano, mundo de la hipocrecía, se caracterizó por la extraña e inmoral práctica, de desear lo que no debió de desear; los divinos mandamientos de dios, advirtieron por siglos sobre esta caída humana; los matrimonios del mundo, estaban ya escritos en el Reino de los Cielos; los espíritus pensantes formalizan sus uniones delante de dios, y viéndose ellos en la televisión solar del futuro; porque nada es imposible para dios; el divino Padre Jehova adelanta a sus hijos, sus propios pedidos, sus futuras escenas y sus futuras alianzas, a cumplirse en lejanos y desconocidos planetas de pruebas; esta divina ley de ver por adelantado lo que se pide a dios, la verá de nuevo el mundo de la prueba, en la televisión solar del hijo de dios; en ese instante el mundo comprenderá que lo de arriba es igual a lo de abajo; que todo lo que sucedió a cada uno en la Tierra, había ya sucedido en el cielo; y lo sucedido en el cielo, excluía toda forma de escándalo; porque el desear lo que es de otro ó de otra, pertenece a las tinieblas; toda criatura humana por el sólo hecho de exhibirse con persona casada en las calles del mundo, cayó en escándalo; y tendrán otro divino juicio dentro del juicio mismo; este escándalo no se perdona; se descuenta por segundos, moléculas, y por ideas; los que cayeron en desear lo que ya era de otros, seguirán viviendo en planetas imperfectos; en mundos en donde a ellos se les quitará lo que más quieren; porque ellos habían quitado a otros, en otras moradas planetarias; porque es más fácil que se le quite en ley de dolor en otros mundos, a uno que en la prueba de la vida, también quito; y que no se le quite, a uno que a nadie quitó; los seres que no respetaron a los que eran casados, tampoco a ellos se les respetará ni en el divino juicio de dios, ni en sus futuras exsistencias; porque las que anduvieron con hombres casados en la prueba de la vida, se les llamará prostitutas ó aventureras del amor, en el llorar y crujír de dientes; porque no tienen el sello de dios; lo inmoral nunca lo ha tenido; ni nunca lo tendrá; y los que siendo casados, se tomaron el extraño libertinaje de desear lo ajeno, serán llamados desnaturalizados; y el mundo los conocerá en la gigantesca television solar; en todos los confines de la Tierra, se conocerá sus tristes e inmorales historias; toda prostituta que deseó a hombre casado y todo desnaturalizado que deseó a mujer ajena a su matrimonio, redujeron poco menos que a la nada, sus propios puntajes de luz; porque mientras mayor fué el tiempo en que los inmorales se desearon, mayor fué también el número de segundos transcurridos, y mayor fué el número de exsistencias de luz que se perdieron; a este infinito número de segundos, vividos en inmoralidad, estos escandalosos de las leyes del amor, tienen que sumar los puntajes de tinieblas, por las otras violaciones cometidas durante la prueba de la vida; y si hubo niños que sabían lo que ellos hacían, ¡¡más les valdría a estos escandalosos, no haber pedido al Padre, la prueba de la vida; porque la divina ira de Jehova dios será inmensa; siempre ocurre así cuando a su inocencia que son los niños, se les corrompe con el mal ejemplo; por culpa de las que anduvieron con casados y viceversa, el mundo sufrirá pavorosos sismos por la divina ira de Jehova; porque los sismos que se sentirán en el llorar y crujír de dientes, lo provocan los inmorales y escandalosos de la vida; no lo provocan los inocentes, los que supieron respetar los divinos sacramentos de dios; es así que el mundo los maldecirá; porque es más fácil que el mundo bendiga, a los que no provocan el divino enojo de dios; porque los que hacen alegrar a dios, provocan sublimes maravillas en su creación; a los que escandalizaron en las leyes del amor durante la prueba de la vida, no se les dará más amor, cuando vuelvan a pedir sensaciones desconocidas, para conocer nuevas formas de vida; porque no inspirarán confianza en los divinos querubínes del amor; podrán avanzar en muchas otras sensaciones ó virtudes, menos en las infinitas jerarquías del amor; porque para ganarse el futuro en lo que se desea llegar a ser, no había que escandalizar en el presente; de presente en presente el espíritu se hace su futuro; los divinos querubínes del todo sobre el todo, son infinitamente exigentes para con el cumplimiento, de las promesas hechas a dios; el que viola la ley que prometió cumplir en el Reino de los Cielos, entró en un inmenso compromiso de responsabilidad para con todo cuanto exsiste; el todo sobre el todo marcha unificado en su eterna expansión y transformación; el que violó lo pedido a dios, provoca una perturbación en todos los elementos que amorosamente se prestaron para cumplir una divina alianza con el espíritu; todo violador a la divina ley de dios, tiene por opositores a todos los querubínes del universo; por ellos son solidarios y viven la ley Común en lo viviente; son infinitos libres albedríos los que opinan en los divinos juicios de dios; es por esto es que fué dicho y fué escrito: Todo pequeño y todo humilde, es grande en poder en el Reino de los Cielos; de ellos de los divinos querubínes de la materia, pende el destino de los violadores de la ley de dios; lo microscópico eterniza a lo grande; sin el pequeño el grande nada es; los violadores de la ley de dios, al despreciar a la psicología de la humildad, despreciaron a los divinos querubínes; y habiéndolos despreciado a través del escándalo, se quedaron sin la luz; al enseñar el eterno al mundo de la prueba, de que había que ser humilde por sobre todas las cosas, tal divina enseñanza encerraba la divina ciencia de los querubínes; la inmortal ciencia de lo más infinitamente pequeño de la materia y del espíritu; la prueba de la vida consistía en saber buscar y descubrir, que es lo que había detrás de la humildad; es por esto es que fué escrito: el que busca encuentra; el premio de la búsqueda era por segundos, por moléculas y por ideas; el divino querubín abre para el mundo, un nuevo mundo ó Nuevo Reino; las leyes de paraíso se demuestran a través de la ciencia de los querubínes; divino poder mental de los padres solares; esta ciencia era conocida en el principio del mundo; era conocida en la era de los Cielos Abiertos; porque antes de la caída de Adán y Eva, todo era viviente; la materia se expresaba a las criaturas; es por esto que se dijo que a Adán y a Eva, nada les faltaba; ni la comunicación con los animales ni la comunicación con la materia les faltaba; porque en un paraíso nada falta; y si algo se desea, ese algo se crea en forma instantánea a través de los querubínes; en el nacer de nuevo de los espíritus, cuando piden a dios volver a conocer vida nueva, son los divinos querubínes los que participan en sus nuevas reencarnaciones; el principio de partida de toda vida, es lo humilde; es el amor hecho molécula, en que la molécula conocida por el hombre, es un gigantesco planeta; es el retorno de lo pequeño que vuelve triunfante en geometría de infinitas expansiones; lo exsistente al retroceder en su historia vivida, se vuelve querubín; y mientras vive es también querubín; porque el universo en que está, no tiene ni principio ni fín; el infinito anula a lo gigantesco sin que por ello lo gigantesco deje de existir; el divino querubín nace microbio y se vuelve gigante según su número de reencarnaciones; un primogénito solar recorre ó recorrió escalas infinitas de querubínes; el hijo de dios ganó magnetismos en grado tal, en que otros magnetismos de posterior creación, le son amorosamente subordinados; los querubínes reconocen en forma instantánea y a la vez invisible, a su padre solar; este encuentro ocurre en infinitos planetas de infinitas categorías; entre los cuales se encuentra la Tierra, planeta de pruebas; el mundo de la prueba de la Tierra, caerá en una época de fascinación por la nueva ley del divino querubín; el hijo de dios al demostrar que la materia posee vida, provocará la más grande de las revoluciones en el género humano; y todo ojo le verá mandando a través de su verbo solar, a los querubínes de los elementos y de todo cuanto exsiste; y cuando esto suceda, los que se habían proclamado materialistas en la prueba de la vida, se llenarán de pavor; y muchos en su infaltable orgullo, se suicidarán; por temor a ser ridiculizados; más les valdría a estos soberbios no suicidarse; porque volverían a ser resucitados por el hijo de dios; y en este último intento de sucidio, se les descuenta un número tal de exsistencias, como es el número de moléculas de carne de sus cuerpos; la revolución del hijo de dios, provocará la caída de todas las cosas extrañas y para él desconocidas; entre las cuales se encuentra el extraño sistema de vida llamado capitalismo; porque todo lo injusto y todo lo que violó la divina ley del Padre, será llamado extraño y desconocido por el hijo de dios; y para con ellos tendrá mano de hierro; porque les pagará dureza por dureza; es el gobierno de hierro del hijo de dios; este gobierno dura hasta que haya desaparecido hasta la última costumbre salida del extraño mundo del oro; porque de este mundo no quedará ni el polvo; la agonía de los orgullosos será horrible; porque para con ellos el que dá y quita la vida, no tendrá misericordia; porque los orgullosos tampoco la tuvieron; porque es más fácil que encuentre misericordia en el llorar y crujír de dientes, uno que no siendo del mundo del oro, no conoció el orgullo; a que lo encuentre, uno que tuvo la desdicha de pertenecer a este extraño mundo; al nacer el nuevo mundo, los que pertenecieron al llamado capitalismo, vagarán sin rumbo por el planeta; porque tal mundo no fué escrito en el Reino de los Cielos; los sistemas de vida que explotan a sus criaturas, no tienen el sello de dios; y no teniéndolo, ninguna ley divina se hace cargo de ellos; lo que no se pide a dios, es echado fuera en los divinos juicios del Padre Jehova; esto es lo que corresponde a la divina advertencia que dice: Todo árbol que no plantó mi divino Padre, de raíz es arrancado de la evolución humana; el llamado capitalismo es uno de tales árboles; ya en el pasado de la Tierra, muchos otros extraños árboles, fueron arrancados por la Santísima Trinidad; entre otros, el maldito árbol faraónico; la divina intervención de dios, ha impedido que la Tierra fuera planeta de esclavos; aunque hay muchos que alimentan tal idea demoníaca; los que así pensaron durante la prueba de la vida, se saldrán con la suya; es decir que a ellos se les esclavizará en otras exsistencias, en otros mundos; los tales llorarán el haber descuidado la divina advertencia que por siglos decía: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; porque en la divina justicia de dios, se recibe lo mismo; por donde se pecó se recibe; es más fácil que no reciba lo desagradable, el que a nadie provocó lo desagradable; los que atropellaron el amor de otros, deben pagarlo por segundos; en que cada segundo de atropello equivale a una exsistencia de engaño para el que hizo lo mismo en la prueba de la vida; a los que codiciaron a casados y casadas, ellos también sufrirán lo mismo en futuras exsistencias; y estarán expuestos a dramas de sangre como consecuencia de lo mismo; dramas pasionales cuya causa estuvo en un microscópico presente de engaño para otro; ciertamente que la que se enreda con hombres casados y los que se enredan con mujeres casadas, se fatalizan por exsistencias; los que vivieron en el llamado capitalismo, fueron los que más practicaron esta demoníaca costumbre; ciertamente que los que desearon a casados, desvirtuaron su propia jerarquía de criatura; es decir que las que se tentaron con los casados, tendrán que cumplir sus futuras exsistencias en planetas de pruebas, cuya moral será más baja aún, que la moral de la Tierra en donde violaron la ley de dios; esto se llama retroceder en su propia escala espíritual; y es un retroceso por voluntad propia; y equivale a alejarse infinitamente más del Reino de los Cielos; por eternidades inauditas, las escandalosas que codiciaron el amor de otra, no vuelven a ver a sus seres queridos; porque es más fácil que vea a sus seres queridos ó familiares, una que no se tomó el extraño libertinaje de quitar lo que era de otra mujer; a que los vea, una mundana que sí lo hizo; las inmoralidades cometidas por el espíritu, en la prueba de la vida, hace que tal espíritu, sólo se encuentre con extraños en sus futuras exsistencias; sólo las limpias de mente y de corazon, tendrán la dicha de volverse a encontrar con sus madres, padres, hermanos, sobrinos, tíos y de todo miembro familiar; las mundanas que cayeron robando cariños ajenos, cumplen ellas mismas, la extraña división de satanás; ellas mismas se dispersan por el universo; porque lo que cada cual hizo en la vida, repercute en su futura estadía en algún lugar del cosmos; el divino cumplimiento de la ley de dios, atrae a los seres y los reúne en algún planeta; el no cumplimiento los aleja; el drama de no volverse a ver, surgió durante los segundos mientras se vivía; son los segundos de vida mal empleados, haciendo daño a otros; las divinas advertencias del evangelio de dios, contenía el sublime aviso de que un segundo de vida, correspondía a una futura exsistencia de cien años; el divino aviso proclamaba que de lo más microscópico, nacía lo más grande, lo más duradero, lo eterno; proclamaba que un humilde segundo de vida, era grande en la futura exsistencia del espíritu; es por eso es que se dijo: Todo humilde es grande en el Reino de los Cielos; porque de lo humilde y de lo microscópico, nacen los futuros cielos para todo espíritu; la expansión del universo se lleva en sí mismo partiendo por las propias moléculas que se poseen en sí mismo; y es más fácil que tenga eternidad, uno que en su propia fé lo consideró así; porque los que no profundizaron lo humilde y lo microscópico que había en ellos, erraron en el verdadero concepto de la eternidad; los tales desvirtuaron la cualidad y la calidad de sus propias eternidades; la eternidad a tener en lo futuro, siempre está subordinada en el propio pensar que se tuvo de ella; porque cada uno se hace su propia eternidad; nada se regala en el Reino de los Cielos; ni tan sólo una molécula se regala; el divino mandato de: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, tiene una antiguidad cuyo principio se encuentra de antes que nacieran los universos materiales; todo lo que exsiste, exsistió y exsistira, nada fué regalado; todo costó a infinitas inteligencias; las escandalosas las que buscan las extrañas amistades de los hombres casados, sin importarles el que dirán, tendrán que enfrentar infinitas acusaciones, correspondientes a los seres que poseían una mayor moral que la que poseían ellas; estos seres fueron atropellados en lo más íntimo de su moral; el desprecio conque los miró la escandalosa ó prostituta que quitaba amores ajenos en presencia de todos, se paga en el divino juicio de dios; este drama será uno de los más dolorosos en el llorar y crujir de dientes; porque todas las escenas se verán en la television solar; allí grandes y ocultos engaños los verá todo el planeta; y mientras más se exhibió la ladrona de esposos, más serán también sus acusadores que por ser atropellados en sus sentimientos, exigirán al hijo de dios, un mayor descuento de puntaje de luz para la escandalosa; porque en los divinos juicios de dios, los ofendidos durante la prueba de la vida, tienen el divino derecho de exigir; los escandalosos no tienen ningún derecho; porque el escándalo cualquiera que sea, no encontrará perdón en el hijo de dios; es más fácil que lo encuentre, el que no escandalizó en su prueba de vida; todo familiar adulto y toda amistad conque las usurpadoras de amores ajenos, tuvieron relación, todos correrán el riesgo de ser acusados de cómplices del escándalo; es decir serán acusados por el hijo de dios, de no defender la divina moral del Padre; y a ellos también se les descontará puntajes de luz; es el llorar y crujír de dientes de los que no verán a dios, por no haber sabido defender sus divinos derechos en el planeta Tierra; quien no defiende lo del Padre, no ve al Padre; es más fácil que lo vea, uno que se tomó el trabajo de defenderlo ante los que violaban su divina ley; es el drama de maldecirse unos a otros, por el sólo hecho de haberse conocido; porque la inmoralidad y el escándalo fué compartido en convivencia; esto corresponde a la divina parábola que dice: el que esté limpio, que lance la primera piedra; significa que el que no conoció el escándalo en sí mismo y en otros, puede hacer acusaciones en el divino juicio de dios; porque es más fácil que el Hijo Primogénito conceda la palabra primero, a uno que está limpio; a que pueda concedérsela a uno que está sucio de pensamiento; las escandalosas y escandalosos que no titubearon en quitar amores ajenos, están sucios de hechos y de pensamiento; el hijo de dios los juntará a todos los que se tomaron el extraño libertinaje de robar amores de otros, y los separará de la humanidad; porque es más fácil que siga siendo de la humanidad, los que fueron limpios en su moral y los que a nadie hicieron daño; las que anduvieron con casados y los que anduvieron con casadas, mucho daño hicieron; a los tales sólo les espera futuras exsistencias en que a ellos se les dañará; en infinitas exsistencias que pedirán a dios, les serán quitados sus esposos y sus esposas; tal como ellos quitaron en la prueba de la vida; porque es más fácil que reciba futuros ultrajes y atropellos, uno que hizo igual en una determinada exsistencia; a que los reciba, uno que nada hizo; las inmorales que se exhibieron con hombres casados y los inmorales que se exhibieron con mujeres casadas, harán más doloroso aún el llorar y crujír de dientes; porque por cada uno de ellos, habrá sismo; porque cada caso en particular, será un divino enojo en el Hijo Primogénito; porque es más fácil que el hijo de dios no se enoje para con uno que no escandalizó; y que se llene de ira por uno que le violó la divina ley del Padre; es así que todas las que anduvieron con hombres casados, todas vivirán ocultas en el llorar y crujír de dientes; porque el mundo que soportará los sismos, sobre ellas descargará la rabia y su propia tragedia; es el llorar y crujír de dientes dentro del propio llorar y crujír de dientes del planeta de los que provocaron con sus actos inmorales, la divina ira de dios a través de su Hijo Primogénito; muchas inmorales que robaron el amor de otras, eludieron la justicia de la Tierra; porque el quitar el hombre de otra, es penado por la ley humana; y si es penado por la ley humana, más infinitamente penado lo es por el divino juicio de dios; porque en el juicio final, las que quitaron haciendo daño a otra, lo pagan por segundos, moléculas ideas; igualmente lo pagan los hombres que engañaron a sus esposas; todo engaño se verá en la television solar; millones de usurpadoras de esposos de otras, pedirán perdón a millones de esposas engañadas; como igualmente millones de esposas pedirán perdón a millones de esposos, a los cuales engañaban en la prueba de la vida; es la desesperación del último momento y el pavor de perder su alma; al pedir perdón, las culpables y los culpables, lo harán pensando en que un segundo de perdón, les representa una exsistencia de luz, que las aleja de las tinieblas; y no todas perdonarán; porque libre abedrío tienen los seres de perdonar ó no perdonar; aunque el cielo aconseja perdonar; el que se complació en engañar a otra, se durmió y se condenó a un tremendo descuento de exsistencias de luz; las que se llamaban cristianas y que se adornaban con artificios por fuera, tenían la extraña e inmoral costumbre de quitar la felicidad de otras; por dentro estaban podridas; eran los edificios de que hablaban los divinos evangelios de dios: edificios blanqueados y hermoseados por fuera y corrompidos por dentro; las tales creyeron que jamás se sabría lo que ellas en forma oculta y hasta descarada hacían; ellas mismas se engañaron; porque ellas como toda la humanidad, pidieron la television solar a dios; porque todo lo imaginable se pide a dios; la misma humanidad pidió al Padre Jehova, que todas sus escenas, hechos e historias que cada uno viviría en la prueba de la vida, fuesen mostrados a todos; este pedido estaba basado en el principio por parte del espíritu, de que nunca jamás violaría la ley de dios, en el lejano y desconocido planeta de pruebas; los espíritus humanos no concebían la caída; estaban seguros de triunfar sobre sus propias debilidades; nunca imaginaron que se encontrarían con un extraño y desconocido sistema de vida, que en sus extrañas leyes incluiría la propia caída; el drama estaba en la propia determinación; se iniciaba en las ideas y se desarrollaba a través de los segundos; fué pensar con instantánea alianza con el tiempo y con los elementos; la obra humana siempre se valió de sí misma; y en la prueba de la vida, había que cuidarse que lo que provenía de adentro, no fuese corrompido; que lo de adentro no hiciera daño a través de los ojos; porque las que se tomaron el extraño libertinaje de quitar esposo a otra, lo hicieron a través de sus ojos; ¡¡y más les valdría a tales mundanas, no haber tenido ojos!! porque de no haberlos tenido, no habrían violado la ley de dios; los ojos cuyo espíritu los desvirtuó, se quejarán en el divino juicio de dios, en sus leyes de ojos; porque la escandalosa que robó amor ajeno, lo hizo a través de ellos; y es más fácil que vuelvan a tener ojos en sus futuras exsistencias, los que en la prueba de la vida, hicieron buen uso de ellos; a que vuelvan a tenerlos, los que se valieron de ellos, para violar la ley de amor que habían pedido a dios; porque cada órgano del cuerpo de carne, participa también del divino juicio de dios; porque nadie es menos delante de dios; si dios creó todo, a todo le dá igual derecho en sus respectivas leyes; este derecho no fué tomado en cuenta por los mundanos del mundo; ni mucho menos por las prostitutas y aventureras de los amores ajenos; todas ellas en su conjunto, contribuyeron a que la vida humana fuera aún más desvirtuada; este extraño desvirtuamiento ellas lo pagan; las que atropellaron el amor y la felicidad de otras, deberán calcular y sumar, el número de moléculas de carne, que poseía la engañada; y por cada molécula de carne, las engañadoras y ladronas de amores ajenos, tendrán que volver a vivir en mundos atrasados, mundos de escasa moral; que equivale a la misma escasa moral conque ellas se dejaron llevar en la prueba de la vida; tal como ellas fueron abajo en el planeta de pruebas, lo mismo encuentran arriba en otros mundos del espacio; y mientras estos espíritus atrasados insistan en robar cariños ajenos, jamás nunca serán admitidos en el Reino de los Cielos; para estar con los limpios del Reino, hay que preparar la limpieza cuando se está en los planetas de pruebas; es una eterna historia que se repetirá por siempre jamás; los que no hacen esfuerzos por vencer sus bajas pasiones, ellos mismos perpetúan su estadía en mundos de escasa moral; que son en cierta forma, grados de infiernos; la ley del segundo y de la molécula es consecuencia del propio infinito pedido por el espíritu; es como tener acceso a todo lo microscópico incluyendo lo invisible; porque se pidió; otra sería la ley si la criatura humana no hubiese pedido el infinito; tendría en este caso un divino juicio con límites; y el límite fué pedido en sus propias capacidades mentales y físicas; en su propio todo de sensaciones como criatura; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que se preocupó de no violar la ley de su propio límite pedido a dios; a que pueda entrar, uno que no se preocupó; es así que las inmorales que robaron el cariño ajeno, no respetaron el límite de lo inmoral; no lo encerraron dentro de ellas mismas; lo dejaron escapar creándose sus propios dramas en el divino juicio de dios; toda violación a la ley pedida a dios, se vuelve inmensidad; se vuelve nuevos planetas é universos en donde se paga el mal que se hizo; el bién cumple la misma ley expansiva; sólo que el bién conduce a mejores estados de felicidad; el mal perpetúa el sufrimiento; todo espíritu mundano sostiene una infinita lucha en infinitos planetas de pruebas; el te ganarás el pan con el sudor de tu frente, que equivale a decir: Te ganarás la luz con tu propio mérito, se prolonga de planeta en planeta; son las caídas del espíritu, las que crean una eternidad de lucha entre el bién y el mal; es la poca importancia que los espíritus mundanos, dan a las divinas advertencias de dios; caen en un extraño sueño en que casi nunca se preguntan, si lo que están haciendo está ó nó correcto; la poca importancia que los mundanos dan a sus propios actos, hace que la luz también les dé a ellos poca importancia; porque se pidió el interés a las cosas; y dentro de ese interés, se prometió no violar la ley de dios; todas las escenas de la vida se lleva dentro de sí mismo; quedan todas grabadas en el áurea; y mientras exsista una escena escandalosa en el propio áurea, el espíritu no entra al Reino de los Cielos; las escenas malas del áurea van desapareciendo de la misma, molécula por molécula; a medida que el espíritu vá cumpliendo sus exsistencias de mejoramiento; el ritmo de desaparecimiento de las escenas malas del áurea, es que por cada molecula de la escena mala, se debe vivir una exsistencia; esta lentitud en pagar lo malo, se debe a que el espíritu humano pidió a dios, participar de las leyes del infinito, con todas sus consecuencias; la divina advertencia estaba contenida en la divina enseñanza que decía: Lo de dios no tiene ni principio ni fin; y dentro de lo que no tiene ni principio ni fín, estaba el microscópico pedido humano; la noción del infinito está subordinado a la propia evolución; y la evolución humana es un polvo dentro de lo pequeño; porque fué escrito que del polvo eres y al polvo volverás; y significaba que lo gigantesco exsiste como exsiste el polvo humano; porque todo lo imaginable existe en dios; para todas las sensaciones que genera cada individualidad del universo, exsiste un mundo de universos; los que insisten en violar la ley de dios, ellos mismos continúan encerrados en sus universos de tinieblas; así como la caída fué por molécula-exsistencia, así también la salvación pudo haber sido por molécula-exsistencia; la sublime oportunidad se tuvo en la prueba de la vida; se tuvo segundo por segundo; el desvirtuamiento ó la extraña indiferencia en las cosas y hechos que a diario al espíritu le ocurrían, fué desvirtuándolo poco a poco; el concepto de que vino de un mundo de vida eterna, se fué debilitando; y se descuidó la importancia del retorno; no se la mantuvo fija en lo más íntimo del ser; se confió más en la ilusión de una vida pasajera, que en la ley del futuro; este extraño descuido por parte del espíritu, no es del Reino de los Cielos; porque nadie lo pidió a dios; ¿de dónde salió? salió de la extraña psicología del extraño sistema de vida, llamado capitalismo; este descuido no tiene herencia en las leyes de la luz; porque su causa tampoco la tiene; el llamado capitalismo nadie lo pidió a dios; porque nada que contenga mezquindad, nada de ello se pide a dios; de verdad os digo, que por escoger un extraño sistema de vida, que para nada tomó en cuenta al divino evangelio de dios, la humanidad que le tocó vivir y pensar en tal sistema de vida, no entra al Reino de los Cielos; es más fácil que entre una humanidad, que tomó como primera base para crear su sistema de vida, al divino evangelio de dios, por sobre todas las cosas; los imitadores a dios, siempre tienen la preferencia en lo que respecta a la entrada al Reino de los Cielos; esta verdad estaba contenida en el divino y supremo mandato que decía: Adorarás a tu dios y Señor, por sobre todas las cosas imaginables; había que adorarle también en la forma de como se creó un sistema de vida; porque de no ser así, no se cumpliría con el divino término de por sobre todas las cosas; el propio sistema de vida al no apoyarse en las divinas enseñanzas de dios, contribuyó a que los escandalosos é inmorales del mundo, se hundieran más en sus propios yerros y errores; la caída fué más estrepitosa é inevitable; porque fué un extraño sistema de vida, sin destino y sin filosofía universal; fué un extraño sistema de vida que no tenía el sello de dios; clamaban a un dios sin renunciar al mal; sin sobreponerse a sus propias pasiones que los inducían a fabricar extrañas armas mortíferas; con las cuales y con las mismas, violaban los divinos mandatos de dios; la violación a las leyes de dios, el propio sistema de vida los legalizó; y hasta obligó a los ciudadanos a que violaran la ley del Padre; los que obligaron a que otros se condenaran, a ellos también se les obligará a ser consumidos por el fuego eterno; las escandalosas que no tuvieron lástima al quitar esposos de otras, para con ellas tampoco se tendrá lástima; es más fácil que encuentre lástima en el divino juicio de dios, una que ningún daño hizo a otra; a que lo encuentre, una que sí lo hizo; este engaño de querer a alguien haciendo daño a otra persona, es uno de los más demoníacos escándalos; y no tendrá perdón en el divino juicio final; porque este inmenso pecado jugó y se mofó del amor de dios; porque se había enseñado que dios estaba en todas partes; estaba también en cada uno de los seres; y siendo así, las aventureras del amor igual miraron en menos, la divina presencia del Padre; por este atropello con conocimiento de causa, es que ninguna de tales prostitutas, ninguna volverá a tener más la vida humana, tal como la conocieron; porque serán las mismas alianzas las que se lo van a impedir; porque todo sale de sí mismo; las sensaciones y las virtudes de cada uno, poseen libre albedrío tal como lo posee el espíritu; y poseyendo libre albedrío, tienen el derecho a manifestarse y a opinar, tal como lo posee el espíritu humano; por lo tanto el llorar y crujír de dientes sale de lo más íntimo del ser; las acusaciones vienen de adentro y repercuten afuera; vienen de lo molecular de sí mismo; el todo sobre el todo de los cuerpos de las desvirtuadoras del amor de dios, las acusarán al hijo de dios; y ciertamente que el todo sobre el todo, no se prestará para ser cómplice de todo lo malo que el espíritu hizo en la prueba de la vida; ni una molécula de sí mismo, se prestará para ser cómplice, estando en la divina presencia de dios; porque todos prefieren a dios; las inmorales que se complacieron en andar con hombres casados, serán repudiadas por todos los seres de la Tierra; porque nadie querrá ser acusado de cómplice de la maldad, por el hijo de dios; el Primogénito Solar leerá toda mente y lo leído lo mostrará en la television solar; es por esto que toda escandalosa y escandaloso del amor de dios, vivirán en la más terrible soledad; ni los animalitos querrán estar con ellos; porque para entonces, ellos tendrán su entendimiento y también expresarán sus opiniones al mundo; las escandalosas del amor vivirán sus últimos instantes solas; es decir que nadie se preocupará de ellas; ni de sus agonías ni de sus cuerpos; ni nadie se preocupará de enterrarlas siquiera; porque todo el mundo estará pendiente de su propia salvación; porque apenas se salvarán unos pocos; sólo los niños estarán seguros; es la terrible agonía de un extraño mundo que no quiso comprender, que lo de dios estaba por sobre todas las cosas; un mundo que sólo lo proclamaba de boca y no en los hechos; un falso mundo de la luz; que como tal no quedará ni el recuerdo de que exsistió; un extraño mundo que sólo hizo promesas a dios, pero que no las cumplió; extraño planeta cuyas criaturas se contradecían en sus propias obras; perfeccionaban los nacimientos y los preparaban para que se mataran entre ellos; extraño y demoníaco mundo que pretendió servir al bién y al mal; y que irremediablemente se dividió y debilitó su mérito a los ojos de dios; extraño mundo con ideas extrañas traídas desde lejanas galaxias; ideas que nadie había pedido a dios; ideas en que no se tomaba en cuenta para nada, lo prometido a dios; un mundo convertido en infierno de cierta jerarquía; un extraño mundo cuyo triste descenlace será el llorar y crujír de dientes; en que las escandalosas, aventureras y prostitutas de amores ajenos, hicieron su triste papel; ayudaron con sus inmoralidades, a hundir más al mundo; haciendo que otros tantos millones de seres las imitaran y se perdieran en futuras exsistencias de tinieblas; porque a través de la imitación, muchos se condenaron; es más fácil que entren al Reino al Reino de los Cielos, seres cuyos oídos jamás escucharon que exsistían las aventureras ó mundanas del amor; a que puedan entrar, los que lo oyeron; porque la inocencia del mundo fué desvirtuada por las que miraron el amor, a la ligera; porque las tales contagiaron al mundo; y el mundo legalizó lo inmoral en su propio dormir; la obra de las prostitutas y de las aventureras en los amores ajenos, fué ciertamente la obra de satanás; porque de ello salió división que se perpetúa a través de la eternidad; que se vá viviendo de mundo en mundo; la obra de satanás invadió todas las costumbres humanas; satanás no encontró resistencia porque ni el propio sistema de vida la tenía; y los humanos se dejaron sorprender segundo por segundo; la debilidad mental hizo descuidar la guardia en perjuicio de lo espíritual; sólo las disciplinas que contenían algo de moral, dieron a algunos, cierto puntaje de luz de cierta cualidad y calidad; bienaventurados los que no fueron mundanos; porque de ellos son los mejores mundos; felices los que no se permitieron el libertinaje de quitar, lo que era de otros; porque a ellos se les respetará en cualquier parte del universo; felices los que viendo la corrupción de sus semejantes, no se corrompieron; felices los que viviendo en medio de soberbios, supieron conservar su humildad; porque de ellos es la salvación; felices los que siendo pobres, no se quejaron; porque se ganaron la abundancia de dios, en los aflijidos días del llorar y crujír de dientes; desdichados los que vivieron una extraña abundancia, mientras que otros se morían de hambre; porque a los tales les será quitado; porque es más fácil que tenga felicidad en el llorar y crujír de dientes, uno que supo lo que era sufrir; a que la tenga, uno que no conoció el sufrimiento como experiencia; porque los sufridos de la vida ganaron; y los poderosos perdieron; porque era más fácil que se equivocaran las criaturas, que se decían tener la razón; a que se equivocaran las divinas advertencias de dios, a través de los siglos; el eterno jamás se equivoca; el hombre se equivoca a cada instante; y es más fácil que sea premiado en el divino juicio de dios, el que segundo por segundo, opuso resistencia mental a sus equivocaciones; a lo sea uno que se dejó sorprender en tan sólo un segundo de equivocación; las prostitutas las que se tentaron con los amores de otras, se dejaron sorprender en más de un segundo; por lo tanto se alejaron más infinitamente del Reino de dios; porque un segundo de escándalo equivale a un exsistencia de alejamiento del Reino; las escandalosas que dieron un mal ejemplo para el mundo, no tienen otro destino que ir a mundos de baja moral; en donde el daño oculto es la tiniebla diaria; son los mundos de los dramas pasionales; mundos en que el amar termina en muerte violenta; en estos mundos los soles son oscuros, tal como son las áureas, de las prostitutas y aventureras del amor; porque el áurea que cada uno se hizo según sus intenciones en la vida, está relacionada con los futuros elementos de la futura morada planetaria; el engaño amoroso representa lo opuesto del amor de la luz; representa el volver a vivir en los planetas-infiernos del reino de satanás; representa un nuevo retorno a tinieblas ya vividas por el mismo espíritu en sus pasadas exsistencias; la tentación de la ligeresa de ver lo de dios, se paga volviendo a vivir antiguas tragedias.-

TODOS LOS QUE NÓ RECONOCIERON UNA LEY DE PROGRESO DE OTROS GOBIERNOS, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; NADIE PIDIÓ AL PADRE, ATENTAR CONTRA EL PROGRESO CREADO POR OTROS.-

Sí hijito; el progreso es tan viviente, como las virtudes mismas; delante del Padre, todo lo imaginado adquiere vida; el progreso reclama contra los que lo anularon; de verdad os digo, que todo espíritu poco evolucionado que anuló leyes en beneficio de los llamados ricos, nó entrará al Reino de los Cielos; porque se os avisó por las escrituras, que ningún rico entraría al Reino; de verdad os digo, que sólo los que abolieron leyes para favorecer a los humildes, entrarán al Reino de los Cielos; porque al hacerlo, sólo favorecieron a lo del Padre; y nó a los intereses de los hombres; todo humilde es primero en el Reino de los Cielos; tiene potestad en ellos; y todo humilde pide premios al Padre, para quien le favoreció en el lejano planeta; de verdad os digo, que de acuerdo a la sentencia bíblica, que dice: es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos, ninguna criatura humana debió haber tratado con ellos; porque por haberlos tratado, ninguno de este mundo entrará al Reino de los Cielos; primero está lo de dios; al último lo de los hombres; de verdad os digo, que todo el que abolió leyes que favorecían a los pobres, deberá sumar todos los segundos transcurridos, desde el mismo instante de la abolición hasta el instante del arrepentimiento; esto se llama en el Reino de los Cielos, atentado contra la igualdad concedida por el Padre; ¿no se os enseñó que todos son iguales en derechos, delante del Padre? ¿por qué entonces creásteis un sistema de vida, cuya característica es la desigualdad? he aquí una pregunta que estremecerá al mundo de la injusticia; una pregunta que os alejará más, del mundo de los justos; porque no hay criatura humana, que nó tenga acusación que hacerle a los creadores del capitalismo explotador; por cada criatura humana, los creadores del capitalismo, tienen que sumarse para ellos mismos, todos los segundos vividos en la injusticia; ciertamente que los seguidores del oro, están condenados una vez más; en muchas exsistencias hicieron lo mismo; porque todo espíritu nace de nuevo; de verdad os digo, que el llamado capitalismo tiene sus días contados; los acontecimientos bíblicos profetizados desde muchos siglos atrás, están a las puertas; lo que jamás imaginaron en este mundo, está por ocurrir; la revelación del Padre Jehova, ya está en la Tierra; de verdad os digo, que mucho tiempo atrás, debió haberse dado a conocer al mundo; más, ocultaron la verdad al mundo; el mundo lo comprobará; los mismos que se dicen enviados del Padre, la ocultaron; probados fueron por el Padre; sobre ellos caerá la ira del mundo; porque por causa de ellos, esta humanidad está aún más lejos del Reino de los Cielos.- Sí hijito; la justicia del Padre Jehova, se hace por doctrina viviente; Revelación escrita para vivos; la misma justicia encuentran los muertos; los que estuvieron en este mundo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; en el dibujo celeste se ven las divinas balanzas de fuego viviente; estas balanzas están en todo el universo creado; en el microcosmo y en el macrocosmo; en universos gigantescos y en universos microbios; porque todo lo imaginado es universo infinito; el término que se os enseñó: dios está en todas partes, significa que está en todo lo imaginado; en todo lo que imagináis, están las balanzas solares; porque nadie es desheredado; en todo lo imaginado; hasta los que nó creen, tienen en los universos de la no creencia, la balanzas de la justicia del Padre; de verdad os digo, que quien nó creyó, nadie creerá en él, en los mundos de la luz; toda idea que se pensó en esta vida, acompaña al espíritu en su retorno al punto en donde fué creado; porque después de haber probado una forma de vida en algún lejano planeta, se debe volver para ser premiado ó castigado; lo último lo pidió todo espíritu humano; porque todo se pide en el Reino de los Cielos; se pide la vida misma y sus sucesos; nadie sale del Reino, sin haberlo pedido; exsiste en el universo viviente del Padre Jehova, un divino control de todos los mundos; participando en ello, los platillos voladores; que son una de las infinitas formas de naves del universo; por mucho que estas naves os maravillen, nó son las únicas; porque lo de dios no tiene límites en nada imaginado; los tripulantes de las naves plateadas, buscan des- tiempos solares, el principio del Padre; jamás lo han hallado; ni jamás lo hallarán; en esta eterna búsqueda, ganan eternamente en experiencia universal y perfección; una de sus fascinantes experiencias cósmicas, es descubrir mundos desconocidos; ellos son poderes que disfrutan sus propias leyes; tal como vosotros disfrutáis de los vuestros; todo poder tanto arriba como abajo, tienen sus divinos Mandamientos que cumplir; porque nadie se manda sólo en el universo; en cualquier punto en que se encuentre; los planetas son para el Padre, puntos suspendidos en el espacio; porque estando en todo y en todos, está en toda forma de achicamiento; puede reducir a todo el universo, a la forma de lo más microscópico que vuestra mente pueda imaginar; de verdad os digo, que la realidad para vosotros, de los platillos voladores, os traerá llorar y crujir de dientes; porque muchos incrédulos se burlaron de ellos; y toda burla se paga; nadie pidió al Padre, burlarse de nadie; la burla de los incrédulos, es juicio público; los acusadores son jerarquías solares; que nada hacen oculto; porque desconocen lo oculto; en su más mínima expresión; el hacer las cosas ocultas, es psicología terrenal; nó es celestial; avergonzados serán los incrédulos y los burlescos; como nada se hace oculto en el Reino de los Cielos, es que los muertos serán resucitados; todos los que fueron asesinados, volverán a la vida a acusar a sus asesinos; de verdad os digo, que escenas indescriptibles presenciaréis en los cementerios del mundo; y en todo lugar donde hubo entierro; los demonios que mataron a otros, se llenarán de pavor; tal como ocurrió en el pasado; hipócritas de todas las calañas, serán enjuiciados; muchos de ellos se las dieron en la vida, de rectores de naciones; tal como sucedió hijito en tu rebaño; hipócritas que pisotearon la ley de dios; así serán ellos avergonzados en juicio público; nunca debieron tales espíritus haberse manchado las manos con sangre inocente; porque nadie pidió al Padre, ni matar ni destruír; de verdad os digo, que muchos asesinatos han habido en el mundo; ninguno abogó por defender la moral del Padre; todos defendían intereses mundanos; egoísmos del momento; quien mató ó mandó matar, maldito es; y quien le diriga la palabra a un maldito, sobre él recaerá la maldición; he aquí el llorar y crujir de dientes de todos los asesinos del mundo; he aquí a los condenados del mundo; he aquí a los que morirán de desprecio por un mundo; he aquí el fín de todo sanguinario; he aquí a los últimos de este mundo, que violaron el divino Mandamiento que dice: Nó matarás; he aquí el final del reinado de satanás; he aquí el último gesto del demonio; de verdad os digo, que tales hechos veréis en vuestras exsistencias; porque pedísteis verlas; este mundo se transformará según las escrituras del Padre; y nó según los hombres; siempre triunfa el Padre sobre toda tiniebla; vuestro mundo al nó tomarlo en cuenta en la formación del sistema de vida, se constituyó en tiniebla planetaria; vosotros mismos perpetuásteis la violación; la transmitísteis de Padre a hijo; de generación en generación; el demonio del capitalismo os ilusionó; en vez de haceros engrandecer lo del Padre, os enseñó a engrandecer lo del oro; os enseñó a hacer lo opuesto, por lo cual se viene a la vida; este mundo entrará a una nueva Era; la era solar; la era del Primogénito Solar; la era que os fué anunciada en las escrituras: Y volverá brillante como un sol de sabiduría; fué escrito hace ya muchos siglos; de verdad os digo, que quien nó se preparó para el retorno del hijo del Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; el retorno es viviente; y se queja delante del Padre, de todo que le miró con indiferencia; he aquí que este mundo se formó un falso y erróneo concepto de la verdadera moral del Padre; porque todo lo hizo con interés; con hipocrecía; con ignorancia; con maldad; con desconfianza; con engaño; este mundo cultivó una extraña moral; una moral desconocida en el Reino de los Cielos; una moral que es inmoral; puesto que esta extraña moral, nó entra al Reino de los Cielos; sólo entra al Reino de los Cielos, la única moral que se os dió; la moral de los Mandamientos y escrituras del Padre; quien nó cultivó tal moral en su individualidad, nó entrará al Reino de los Cielos; nunca a entrado al Reino, lo opuesto enseñado por el Reino; porque desobedecer al Padre, es desconocido en el Reino; las desobediencias nacen en los lejanos planetas; nó nacen en los reinos de la gloria; este mundo por culpa de capitalistas y religiosos, nó entrará a la gloria del Padre; porque en sus respectivas pruebas que pidieron al Padre, violaron la ley del Padre; ambos dividieron a la humanidad con sus filosofías; más les valdría nó haber pedido tales pruebas; pues no habría acusaciones contra ellos; de verdad os digo, que todo capitalista y todo religioso, tendrán juicio público; porque se engrandecieron en los destinos de un mundo; que sabían que le fué anunciado un Juicio Final; he aquí el fín de los que enseñaron la falsa modestia; la falsa humildad; porque sirvieron a dos dioses; sirvieron a dos señores; en circunstancias que tenían que servir sólo a un sólo dios nomás; he aquí el llorar y crujir de dientes de los modernos fariseos; de la roca del egoísmo humano; de la dureza mental; de los que nunca creyeron en nada; sólo en la soberbia de creerse únicos; en circunstancias que son los últimos en la escala de la evolución humana.-

JUICIO FINAL; LOS QUE FORNICARON SIENDO CASADOS; LOS QUE FORNICARON SIENDO SOLTEROS; LA CARNE ACUSA EN EL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; los que hacen relaciones sexuales ocultos, son fornicadores; la relación sexual en matrimonio, es creación; multiplicación de su especie; de verdad os digo, fornicadores del mundo, que ninguno de vosotros, entrará al Reino de los Cielos; podéis engañar al mundo; más, no podéis engañar a mi Hijo Primogénito; él os leerá vuestra mente; y de verdad os digo, que huiréis de él; y el mundo sospechará de vosotros; tal como ocurrió en el pasado; los demonios como vosotros, huían de su presencia; temían quedar en verguenza delante de todos; así os ocurrirá a vosotros demonios; y todo lo oculto que hicísteis en la vida, saldrá a la luz; de verdad os digo, que todo el que fornicó después de los doce años, nó será resucitado en carne el año 2001; porque toda carne para ser eterna, debe haber cumplido con la ley del Padre; haber respetado su moral; es por esta causa, que se os dió Mandamientos y escritura a estudiar; el que busca encuentra; si vosotros no buscásteis, os extraviásteis; de vosotros salió la condena; y de verdad os digo, que todo condenado por violar la ley de la carne, no verá más la luz de vida alguna; vuestras violaciones hechas en la carne, se multiplican en el espacio; porque toda idea buena ó mala, se expande; porque cada uno se hace su propio cielo; el cielo de cada uno, es producto de lo que pensó e hizo; vuestra herencia fornicadores del mundo, son los mundos-infiernos; mundos cuya filosofía es la degeneración; toda degeneración comienza desde el mismo instante, en que se viola la ley del Padre; y vuestro pecado fornicadores del mundo, es haber extendido el reinado de satanás; no se puede servir a dos señores; ó se sirve al Señor de la luz, o se sirve al señor de las tinieblas; ó se sirve al bién, ó se sirve al mal; y vosotros demonios fornicadores, habiendo pedido la luz, sembrásteis tinieblas en ella; más os valdría, no haber salido de las tinieblas; porque de ellas sóis; la luz de la vida que disfrutáis, se os dió con la divina condición de respetar sus leyes; y nó el de violarlas; y de verdad os digo demonios, que deberéis pagar tantas exsistencias, como poros tuvieron los cuerpos, de la carne conque fornicásteis; más el número total de virtudes, que poseían esos espíritus; poros y virtudes se vuelven vivientes en el Reino de los Cielos; tal como el espíritu; todos los derechos que posee vuestro espíritu, también lo poseen virtudes y poros; nadie es menos ante el divino Padre; ni la materia ni el espíritu; porque nadie de la creación es desheredado; así es el universo viviente de vuestro Padre Jehova; todo se vuelve vida en su presencia; y todos conversan con su Creador; y vienen las quejas; las acusaciones; que siempre salen de las víctimas de los violadores; y no sólo de vuestro mundo; sino que de todos los mundos; porque lo del Padre no tiene ni principio ni fín; y su creación no se reduce a un sólo mundo; como muchos de vosotros creéis; el que sólo creyó en su mundo, no encontrará más mundos; porque los negó; quien creyó que sólo la Tierra estaba habitada, negó lo infinito del Padre; y negó con ello, su entrada al Reino de los Cielos; quien dudó de lo infinito del Creador, así se dudará de él en otros mundos; y de verdad os digo, que todo incrédulo que no creyó en el dios viviente, no entrará al Reino de los Cielos; negar al Padre, es negar el Reino; porque el Padre está en todas partes; de verdad os digo, que todo fornicador será despreciado por sus hijos; porque todo hijo de fornicador, no entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que ni los hijos de los hijos, hasta la cuarta generación; y toda aquélla que fornicó antes de llegar a matrimonio, no entrará al Reino de sus Cielos; ni sus hijas hasta la cuarta generación; y de verdad os digo, que todo fornicador y fornicadora, están muy cerca de la ley de maldición; y si no os maldigo, es porque hay en vosotros aún, vestigios de animalidad; influencias de otras exsistencias; más, de verdad os digo, que si leéis la Revelación que por vuestros pecados se escribió, seguís fornicando, ley de maldición caiga sobre vosotros; y que sirva de aviso para los que no han fornicado; porque sabiendo de la Revelación, mayor debe ser la preocupación; avisados estáis tentadores del mundo; y de verdad os digo, que todo el que enamoró a más de una mujer, no entrará al Reino de los Cielos; se os mandó hacer una sola carne; un sólo matrimonio; y de verdad os digo, que toda mujer que enamoró a más de un hombre, no entrará al Reino de los Cielos; porque se mandó hacer una sola carne; un sólo matrimonio; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que se hicieron llamar amantes, no entrarán al Reino de los Cielos; ningún escándaloso ni inmoral entrará; de verdad os digo, que todo viudo ó viuda que se volvieron a casar, no entrarán al Reino de los Cielos; porque todo espíritu humano, prometió al Padre, cumplir sus leyes por sobre todas las cosas; y si no lo hizo, fué por falta de fé en el Padre; de verdad os digo, que todos aquéllos que no cultivaron la fé, no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que tuvo fé por un segundo, a uno que nó la tuvo; sin fé jamás entraréis al Reino; vuestra obligación en la prueba de la vida, fué y es, la de cultivar la fé; de verdad os digo, que todo escándalo en el amor, se paga en exsistencias; y en esas exsistencias, vosotros violadores de la ley, sóis las víctimas; y de verdad os digo, que cada segundo de engaño en el amor, os corresponde una exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; me refiero a los que violan el amor de su matrimonio; nó a los que vivieron amoríos; ninguno que vivió amoríos, entrará al Reino de los Cielos; ninguno que se llamó pololo ó polola; tal práctica no es del Padre; y de raíz será arrancada; y de verdad os digo, que ninguno ni ninguna que se llamaron novios ó pololos, entrarán al Reino de los Cielos; y todos los que pololearon, deberán sumar los segundos que duró el tiempo de pololeo; el tiempo en que se exhibieron por las calles; exponiendo el amor al mundo; y de verdad os digo, que por cada segundo de amor mundano, os corresponde una exsistencia que debéis cumplir fuera del Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que en esas formas de vida, a vosotros se os exhibirá; de verdad os digo, que el verdadero amor, no necesita ser exhibido; es escandaloso é inmoral; vuestro sistema de vida, es la negación de la moral en el Padre; os exhibís, como si vosotros fuérais los creadores de vuestra vida; y de verdad os digo, que semejante osadía inmoral, no se conoce en el Reino de los Cielos; sólo se conoce la moral; la moral propia de un niño; la moral de la inocencia; de verdad os digo, que todo matrimonio que se efectuó antes de los veintiún años, no es válido ante el Padre; porque son matrimonios, más carnales que espírituales; ¿qué experiencia y madurez puede tener un matrimonio, que nada saben de la vida misma? de verdad os digo, que ninguno de estos matrimonios sin experiencia alguna, entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que si estos hijos pagan su atolondramiento, más pagarán aquéllos que representando a la ley, autorizaron matrimonios que iban al fracaso; ¡¡pobres de vosotros legisladores pobres!! pobres de espíritu; porque no tomásteis en cuenta para vuestras leyes, la moral del Padre; sobre vosotros caiga ley de maldición; por vosotros malditos, millones y millones de mis hijos, no entrarán al Reino de los Cielos; y de todos los segundos que vivieron estos matrimonios, tres cuartas partes sea para vosotros; sumadlo a vuestro puntaje de tinieblas; así como sembrásteis tinieblas, recoged tinieblas; y de verdad os digo, que todo empleado de los llamados registros civiles, están en la misma ley de maldición; y nó en el puntaje de los tres cuartos; más, tenéis otra añadidura que agregar a vuestro puntaje de tinieblas; el haber cobrado impuesto por los matrimonios; por cada poro de carne, de parejas que casásteis y cobrásteis os corresponde una exsistencia en lejanos mundos; en que a vosotros se os comerciará; y de verdad os digo, que igual ley cumplen los llamados religiosos del mundo; todo religioso que unió parejas y cobró por ello, no entrará al Reino de los Cielos; caiga sobre estos comerciantes de los sacramentos, tres cuartas partes, del total de poros que tenía cada pareja al unirse; y por cada poro de carne que comercíasteis a través del sacramento, sea una exsistencia que tendréis que cumplir fuera del Reino de los Cielos; vosotros demonios de la roca, falsos profetas de mi palabra, inmorales que tratásteis de sacar la paja en el ojo ajeno; y no sacásteis la viga del vuestro; tratásteis de enseñar moral, cuando de vosotros a salido inmoralidad; de verdad os digo demonios, que ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que me estudió por su cuenta, que uno que perteneció a religión alguna; de vosotros comerciantes de la fé, no quedará nada; sóis uno de los árboles que no plantó el Padre; y de raíz seréis arrancados; fuísteis los creadores de la tragedia de este mundo; por vosotros demonios de la hipocrecía, este rebaño planetario, no entrará al Reino de los Cielos; vosotros los dividísteis; tal como satanás divide; los dividísteis en muchas creencias que no son del Padre; y todo espíritu dividido no entra al Reino de los Cielos; porque no se puede entrar sirviendo a dos ó más señores; a dos ó más creencias; porque el dios viviente es uno; la verdad una; sus Mandamientos son unos; nada que salga del Padre, divide a sus hijos; toda división en la Tierra en lo material y espíritual, obra de hombres es; y vosotros demonios llevásteis este mundo por el camino del libertinaje religioso; confundísteis el entendimiento humano; no pudo jamás unificarse este mundo en una sola fé; y de verdad os digo malditos, que pagaréis hasta el último instante de desdicha que causásteis en mis hijos; todos fueron influenciados por vuestra maldita adoración material; la misma adoración faraónica; como que vuestros espíritus vivieron en la maldita época; porque servidores de faraón fuísteis; todo espíritu a venido naciendo de nuevo, desde su creación; de verdad os digo, que vosotros seréis divididos; tal como hicísteis con este mundo; con la vara que medísteis, seréis medidos; en lejanos mundos os dividirán y os confundirán a vosotros; porque de vosotros salió división y confusión; y de verdad os digo demonios de la hipocrecía, que por cada segundo en que fuísteis religioso, os corresponde una exsistencia de división mental y confución; de vosotros nada quedará en este mundo; seréis recordados por las generaciones del futuro, como el satanás de este mundo; porque de verdad os digo, que toda leyenda es viviente antes de ser un recuerdo; y vosotros malditos, seréis leyenda de tinieblas; porque hicísteis el mayor de los males a este mundo; y no exsiste mal mayor, que aquél que por causa propia, un mundo no entra al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que no quedará piedra sobre piedra de vuestros templos idólatras; el único templo que dejó el Padre en este mundo, es el templo del trabajo; este templo jamás se reduce a polvo; los de vosotros sí que volverán al polvo y al olvido; es más fácil que desaparezcan vuestras religiones, a que desaparezca el trabajo; y de verdad os digo falsos profetas de mi ley, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un humilde obrero, a un religioso; porque el primero cumplió con la ley del Padre; el segundo falseó la verdad; la cosecha del segundo es el llorar y crujir de dientes; y de verdad os digo, que todos aquéllos que siguieron en la vida a los llamados religiosos, no entrarán al Reino de los Cielos; sólo entran los que sirvieron a un sólo Señor; y de verdad os digo, que la doctrina del Cordero de dios, es la que se impondrá en este mundo; porque lo de dios es preexsistente a todo; a lo de arriba y a lo de abajo; de verdad os digo, demonios del comercio religioso, que maldeciréis el haber comerciado con mi ley; porque ningún comerciante entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que trabajó su paga, a uno que comerció; de verdad os digo, que seréis tan despreciados como los ricos mismos de este mundo; por vosotros malditos, el mundo legalizó la riqueza; ¿por qué no la excomulgásteis hipócritas? ¿no sabíais acaso, que ningún espíritu de rico entraría al Reino de los Cielos; nada hicísteis por estos desdichados; porque también os tentásteis con el maldito oro; entrásteis en alianza con el mismo demonio; os enriquecísteis explotando la fé; legalizásteis el sistema de vida de la explotación, del hombre por el hombre; perdísteis por mal ejemplo, todo poder moral sobre este mundo; no podéis ni culpar al sistema inmoral de vida, porque vosotros demonios, sóis parte de él; no se puede ser moralista, si a la vez vivís la inmoralidad; de verdad os digo, que ningún moralista de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; porque fueron inmorales al aceptar la forma de vida, que explotaba a mis humildes; es más fácil que entre al Reino, uno que no vivió el capitalismo, a uno que lo vivió; de verdad os digo, que fuísteis probados en la vida, tal como son probados todos; nada tenéis de excepcional; porque la excepción, no se conoce en el Reino de los Cielos; más aún; ser religioso, será en este mundo, ser maldito; no porque el Padre lo quiera; porque el mundo lo dirá; razón infinita tiene el mundo; porque por vuestra causa, ninguna criatura humana entrará al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que envidiaréis a los muertos; todos vosotros demonios de la roca, pedísteis en el Reino, ser juzjados en la Tierra; como otros pidieron ser juzjados en el Reino; la justicia del Padre está arriba y abajo; y en cualquier punto del universo; a vosotros demonios religiosos, os sorprendió en esta morada; de verdad os digo, que ningún espíritu que fué religioso, a entrado al Reino de los Cielos; ni ninguno de vosotros entrará; de verdad os digo, que en lejanos mundos, hicísteis lo mismo que hicísteis con este mundo; los dividísteis; sembrásteis la duda entre sus criaturas; no sabían que camino tomar; fueron confundidos; tal como confundísteis este mundo; llenásteis de templos y monumentos los planetas; enseñando la adoración material; tal como la enseñásteis en este mundo; os constituísteis en poder de roca; de roca de egoísmo; tal como lo hicísteis en este mundo; de verdad os digo demonios, que el término roca viene de otros mundos; y de verdad os digo, que roca simboliza en el Reino de los Cielos, egoísmo espíritual; porque fuísteis los más grandes egoístas de este mundo; y de verdad os digo, que ningún egoísta entrará al Reino de los Cielos; vuestro egoísmo no mira como hermano, a los que no piensan como vosotros; sí demonios; vosotros malditos mandábais a matar en nombre de la divinidad; vuestro principio en este mundo, siempre fué de sangre, persecuciones, acusaciones y violaciones; lo mismo hicísteis en la era faraónica, romana y cristiana; eráis los mismos; que habiendo pedido nacer muchas veces, pedísteis oportunidades al Padre; y de verdad os digo, que volvísteis a caer; ya os veo demonios de la división, pidiendo al Padre, nuevas oportunidades; para pagar las nuevas violaciones; de verdad os digo, malditos religiosos, que antes de pedir oportunidad al Padre, deberéis pedir el perdón al mundo que engañásteis; a los mismos que dividísteis en sus creencias; ¿no enseñábais que los humildes son los primeros en el Reino? hacedlo pues; a mis humildes, a mis engañados tendréis que pedírles el perdón; de ellos depende vuestra suerte; porque en mi Reino, se hace lo que el humilde dice; y nó lo que los grandes dicen; y vosotros y el mundo, han hecho lo opuesto; lo que nunca debieron haber hecho; mis humildes son engañados, explotados, ganan los salarios más bajos, se les dá lo peor, no se les toma en cuenta; de verdad os digo, que el reinado de satanás, representado por vosotros y los explotadores, llega a su fín; vuestro fín sobre este mundo, es el fín de satanás; porque el mundo ya no será dividido; el mundo que nace, el mundo Omega, será un mundo unificado; lo que vosotros no lográsteis en siglos, mi Hijo Primogénito lo logrará con una doctrina; de verdad os digo, que temblaréis ante la palabra viviente de mi Hijo Primogénito; ya no podréis mandar a matar a nadie; ni a hacerle la vida imposible; ni a extorcionar a otros; ahora os toca a vosotros malditos; vosotros seréis los persegidos; porque así lo pedísteis en el Reino; pedísteis ser juzjados, tal como vosotros juzjásteis y obrásteis; es por eso que fué divinamente escrito: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; vosotros dividísteis y seréis divididos; engañásteis y seréis engañados; falseásteis y seréis falseados; de verdad os digo, que el que la hace, la paga; porque todo arrepentimiento pide pagar su deuda; es por eso que estáis en la vida humana; unos pagan de una forma, y otros de otra; unos de mayor jerarquía y otros de menor jerarquía; unos con más conocimiento, y otros con menos conocimiento; unos en una situación y otros en otra situación; unos piden ser mujer para estar en armonía con su deuda y otros piden ser hombres; se paga deuda y se gana un nuevo conocimiento; se pide tal ó cual familia, para hacer cumplir mejor lo que se propuso; se pide lo que todos estáis viviendo; hasta el mínimo acto que hicísteis en la vida, lo pedísteis en el Reino; y cada microscópico gesto está escrito; de verdad os digo, que hasta vuestros excrementos, salieron del Padre; y sin ellos, nadie viviría; vuestros cuerpos se podrirían en vida; explotaríais en gases; porque el deshecho no tendría escape; se os dió el excremento porque así lo pedísteis, en la formación de vuestro cuerpo; y de verdad os digo, que el excremento siendo obra del Padre, tiene los mismos derechos que tienen los otros elementos de la naturaleza; el excremento también es viviente; porque nadie es menos ante el Padre; y de verdad os digo, que el excremento siendo humilde, se vuelve gigantesco en el Reino; y muchas veces, el excremento acusa al espíritu que se mofó y lo despreció en la vida; aquí, más vale callar que comentar; porque hasta la más microscópica pauta ó pausa, se pesa en el Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todo aquél que ridiculizó a excremento alguno, no entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que calló, a uno que ridiculizó; y entre dos que ridiculizaron el excremento, primero está el que lo hizo sin presencia de personas; y último el que lo hizo en presencia de otros; más, ninguno entra al Reino; este ejemplo demuestra que la maldad también tiene jerarquía; tiene su cualidad y calidad; y es infinita; y de verdad os digo, que todos los que ridiculizaron excremento alguno, deberán sumar los segundos que han transcurrido, desde el mismo instante en que lo hicieron; este puntaje de tinieblas cesa, cuando se hace presente el arrepentimiento; se os enseñó ser humildes no sólo con vosotros mismos; sino, con toda la creación; sin ella no disfrutaríais de la vida; de verdad os digo, que todo acto salido de vosotros, debió llevar el sello de la humildad, por sobre todas las cosas; en la vida habéis tenido trillones de pensamientos y de actos; y de verdad os digo, que basta que uno de ellos no haya tenido el sello de la humildad, y vuestro espíritu no entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que las leyes de vuestra carne, las conoceréis con la Revelación; porque nada quedará oculto; la carne vuestra es expansiva como el universo mismo; cuando emanáis ideas, nacen gérmenes de vuestra carne; y los futuros planetas producto de vuestra idea, tendrán en su principio y desarrollo, magnetismo de carne; así fué el principio de vuestro mundo; la carne nació de la misma Tierra; hubieron larvas que vivieron microscópicas dimensiones; porque para comprender la grandeza del Reino de los Cielos, se empieza siendo pequeñito y humilde; materia y espíritu se inician microscópicos; y de verdad os digo, que toda criatura sale de lo invisible a lo visible en la materia misma; y de verdad os digo, que toda humildad enseñada por toda escritura, era y es para evitaros la tragedia demoníaca; todo mal se perpetúa como todo bién también; nada tiene límites en mi creación; lo invisible y lo visible son igualmente expansivos; el mal es producto de vuestras malas intenciones; y el bién de las buenas; todo principio está en vosotros; porque vosotros pensáis; y de verdad os digo, que si dejaráis de pensar, cesaríais de producir futuros mundos; lo que tiene el Padre, lo tienen los hijos; lo de arriba es igual a lo de abajo; nadie es desheredado; vuestra herencia es microscópica; y termina siendo colosal; todo lo colosal fué microscópico; porque la ley del Padre es para todos igual; he aquí la divina causa por la que se os enseña a combatir el mal; si no se os enseñara ahora que sóis microscópicos, menos se podría hacerse si fueráis colosales; entre vosotros os tratáis de enderezar desde pequeños; igual hace el Padre; vuestros hijos descarriados, lo son por lo común, porque fueron mal guiados; bién sabéis que es imposible colocar recto a un árbol que creció torcido; y de verdad os digo, que sobre todos los padres y madres, recaerá la responsabilidad, de todo hijo descarriado; tres cuartas partes de esta causa, recae en los padres ó los padrastros ó madrastras; ó la persona que estuvo a cargo de los niños; y un cuarto de la culpabilidad, recae en el mismo hijo ó hija descarriados; de verdad os digo, que todo hijo ó hija descarriados, no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, un hijo sufrido que a nadie tuvo en la vida, a uno que fué descarriado, por causa de otro semejante; y de verdad os digo, que ni padres ni madres ni hijos descarriados, verán la Gloria del Reino; es más fácil que la vean, los que nunca tuvieron familia; de verdad os digo, que la mayor prueba que pidió vuestro espíritu, fué la prueba de la carne; porque en todo instante, estáis propensos a la tentación; y de verdad os digo, que esta carne que forma parte de vosotros, la pedísteis vosotros mismos; porque todo se pide en el Reino; y todo pedido se convierte en vida; y de verdad os digo, que hasta el más microscópico poro de carne, lo pedísteis vosotros; y de verdad os digo, que vuestra carne, está constituída con los mismos elementos de la naturaleza; porque todos son iguales ante dios; la causa de las exsistencias, es una misma; sin que esto afecte vuestros libres albedríos; la carne es tan viviente como lo es vuestro espíritu; la muerte es relativa; según el concepto que cada uno tenga de ello; y de verdad os digo, que hasta la misma muerte, es viviente en su filosofía; vosotros pedísteis la muerte; tal como pedísteis vuestras virtudes, ideas y poros; todo se pide en el Reino; y lo que nó se pide, no se dá; si vosotros jamás vísteis un platillo volador, es porque no lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y los que los han visto, es porque lo pidieron y se les concedió; el que vé apariciones de cualquier clase, las vé porque las pidió; el que nada a visto, nada pidió; los que han soñado, sueñan porque lo pidieron; y los que no sueñan, es porque no pidieron vivir tal experiencia espíritual; y de verdad os digo, que todas las sensaciones de vuestra carne, también las pedísteis; y todo sexo también fue pedido; el espíritu siendo eterno, pide conocer lo que nunca a conocido; los sexos nadie los conocían; y hubo un instante en vuestro vivir espíritual, que pedísteis conocer y vivir el sexo; todo sexo como toda virtud tiene su moral; y todas ellas subordinadas al Padre; y de verdad os digo, que todo hombre ó mujer, que escandalizaron con sus sexos, malditos son; no entrarán al Reino de los Cielos; el Creador no premia a los inmorales; los castiga; premia al respetuoso de sus leyes; empezando por la misma carne; por las mismas intimidades; por el mismo sexo; por los mismos deseos; la misma atracción sexual entre hombres y mujeres, la pedísteis vosotros mismos; porque no la conocíais; cuando se es espíritu, se sienten otras sensaciones; salidas del conocimiento, aprendido en otras exsistencias; porque todo espíritu nace de nuevo, a muchas vidas; lo que se busca aprender no tiene límites; ni jamás lo tendrá; basta al espíritu sentir una sensación, o sólo intuirla, y eso se convierte en vida planetaria; la reencarnación ó el nacer de nuevo, es instantáneo cuando el espíritu lo pide; ó puede ser lenta; de todo hay en el rebaño del Señor; infinitas clases de pedidos; que terminan en vidas en el universo material; y de verdad os digo, que quien negó el universo espíritual, negó su propio perfeccionamiento; negó sin saber a ciencia cierta, como fué creado; ninguno que se negó así mismo, volverá a conocer la luz; porque los mismos elementos de la luz, también le negarán; no querrán hacer alianzas de vida, con el que los niega; porque de verdad os digo, que a donde vayáis en el universo, se sabe vuestra historia; os leen el pensamiento; os ven vuestras pasadas exsistencias; y saben a que mundo pertenecéis; a que galaxia a que sistema; saben de vuestra forma de vida; porque lo leen alrededor de vuestro espíritu; y de verdad os digo, que os compadecen; sóis mirados, como quien mira a un microbio; la misma actitud que tuvísteis vosotros para con vuestros microbios, se tiene para con vosotros; con la vara que medísteis a otros, incluyendo los microbios, se os medirá a vosotros; todas las actitudes de la vida, tienen jerarquías fuera de la Tierra; de verdad os digo, que no habrá ser humano, que no sentirá verguenza y complejo de inferioridad; porque sóis tan pequeños en la evolución, que a nadie podéis leer la mente; el complejo no lo sentirán los niños; porque viven la inocencia; y de verdad os digo, que es más fácil para un niño, penetrar los Cielos, que para un adulto; y esto es tan cierto, que en el futuro de este mundo, reinarán los niños; porque no habrán adultos; la resurrección de toda carne, crea niños eternos y nó adultos; los adultos son efectos de un desarrollo que vosotros mismos pedísteis; son una consecuencia de vuestra prueba de la vida; y de verdad os digo, que todo adulto no quedará en este mundo; porque ya tuvieron su tiempo; el Padre dá y quita; sin que por eso, vuestro espíritu siga viviendo su eternidad; he aquí la causa del divino término: ciegos guías de ciegos; porque nunca vosotros adultos del mundo, os preguntásteis, si alguna vez, el mundo seguiría sin vosotros; ¡ignorantes del mundo! faltos de humildad y sencillez; ilusionados por un grupo de demonios; que se atrincheraron tras el poder materialista del oro; vivísteis su influencia, y no luchásteis contra ella; he aquí vuestra caída; una caída que será estudiada por las generaciones del futuro; tal como vosotros estudíais, la caída de vuestros primeros padres terrenales; de verdad os digo, que seréis toda una historia, en modelo de desobediencia, con respecto a los Mandamientos que se os dieron; y que vosotros no cumplísteis, porque conocísteis para vuestra desgracia, el poder del oro; os encontrásteis en este mundo, con una parte de la legión de satanás; y de verdad os digo, que en otros mundos, también han hecho lo mismo; infinitas humanidades, no pueden entrar al Reino de los Cielos, porque sus espíritus fueron divididos también por estos demonios; tal como a vosotros os dividieron en ricos y pobres; ningún espíritu dividido puede entrar al Reino de los Cielos; se entra al Reino tal como se salió; en unidad hacia el Padre; porque se salió alabando al Padre; y llegado vosotros a la Tierra, empezásteis a servir a muchos señores; al oro, las pasiones, los escándalos, los desnudos, los robos, los crímenes, y a todo lo que nó conduce al Padre; de verdad os digo, que todos aquéllos que sirvieron a más de un señor, no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, el que sirvió al dios viviente, y nó el que sirvió a más de un señor; de verdad os digo, que servir a las llamadas religiones, es servir a muchos señores; porque dividido es vuestro espíritu; y confundida vuestra fé; de verdad os digo, que todos los que dividieron y confundieron a mis hijos, no entrarán al Reino de los Cielos; ellos serán también divididos y confundidos en otras exsistencias; con la vara que midieron serán medidos; y de verdad os digo, que ningún religioso entrará al Reino de los Cielos; las llamadas religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; y son desconocidas todas las filosofías que dividen el pensamiento; sólo satanás se divide así mismo; mientras estéis divididos en vuestro mundo, jamás tendréis la paz y la justicia; y de verdad os digo, que todos los causantes del caos y confusión habida en este mundo, caerán; todos la pagarán; nadie quedará ni sin castigo ni sin recompensa; a los llamados religiosos les digo: de verdad os digo, que por vosotros idólatras, esta humanidad no entrará al Reino de los Cielos; porque la dividísteis en espíritu y pensamiento; muchas creencias sembrásteis; y ninguna de ellas conduce al Reino del Padre; confundísteis lo que es de dios, con el comercio de la fé; de verdad os digo, que todo el llamado mundo cristiano os caerá encima; maldecidos seréis, comerciantes de la fé; creísteis demonios, que nunca rendiríais cuentas a nadie; la justicia del Padre está arriba y abajo; más os valdría, no haber pedido la prueba de religioso; porque sobre vuestra roca de egoísmo humano, caerá la justicia del Padre; y de verdad os digo, que hasta la más oculta injusticia salida de vosotros, pagaréis; ¿no acostumbrabáis hacer las cosas a espaldas de mis humildes? tal como las hace la bestia del capitalismo; otros malditos como vosotros; que al igual que vosotros, quedarán en la más completa pobreza material; porque a todo que se hizo grande, le será quitado; y a todo empequeñecido, le será dado; de verdad os digo, que vosotros sóis el demonio de este mundo; los anti – Cristos; porque de verdad os digo, que basta violar en una microscópica parte mis mandatos, y se es un anticristo; y vosotros demonios de la adoración material, la venís violando por muchos siglos; de verdad os digo, que todos vuestros pecados los pagaréis; el juicio del Padre es juicio a criaturas; y vosotros sóis criaturas, que perdieron a otras; nadie os mandó en constituiros en Iglesia; mi Hijo Primogénito no tuvo iglesia; tuvo al pueblo; al sufrido y al humilde; vosotros profetas falsos ¿a quién tenéis? tenéis a los poderosos de este mundo; a los influyentes; a los ricos; a los hipócritas del mundo; de verdad os digo, que vuestra iglesia, no es árbol plantado por el Padre; y de raíz será arrancado; tal como han sido arrancados, los reinos del pasado de la Tierra; vuestro juicio malditos, marcará época en este mundo; con vosotros cae uno de los yugos de este mundo; veinte siglos de atraso, habéis provocado a esta morada; en su plano moral y espíritual; y responderéis ante el Padre, de cada espíritu que por vuestro egoísmo fué dividido; ¿no sabíais malditos, que sólo satanás se divide así mismo? Ciegos guías de ciegos; de verdad os digo, que ningún ciego de las leyes del espíritu, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció iglesia, a uno que la conoció; ninguna criatura humana que os conoció en esta vida, a entrado al Reino de los Cielos; porque no se puede servir a dos señores; o se sirve al señor de la adoración material, ó se sirve a dios; de verdad os digo, falsos profetas de mi palabra, que el Padre Jehova, no necesita de templos materiales; mi divina doctrina manda: te ganarás el pan con el sudor de tu frente; no dice: me adorarás en templos materiales; el único templo para ganarse el pan eterno, es el trabajo; y nó vuestra adoración material; más mérito tiene ante el Padre, un hijo que trabajó y sudó, a uno que lo adoró por influencia de enseñanza humana; sólo el mérito cuenta ante el Padre; y quien más se acerque a su Mandamiento, más grande es en el Reino de los Cielos; no digo que al Padre Creador de la vida, no debe adorársele; más todo tiene su cualidad y calidad; y dentro de lo grandioso como es el adorar a su Creador, vuestro Padre es justo y perfecto; lo que es de la adoración, de la adoración es; y lo que es del trabajo, del trabajo es; y de verdad os digo, que entre la adoración y el trabajo, vuestro Creador en virtud de su divino libre albedrío, dá mayor Jerarquía al trabajo; porque estando en todas las cosas, estoy en toda imparcialidad; es por eso que por sobre todas las virtudes, está la humildad, el trabajo y la alegría; he aquí el complemento de la filosofía de un niño; y quien no conservó en la vida, en su carácter la filosofía de niño, no entrará al Reino de los Cielos; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que fué como un niño, a uno que vivió como adulto; que no siguió siendo niño; he aquí una de las promesas que esta humanidad hizo al Padre; antes de venir a la vida; prometísteis al Creador, vivir siempre en inocencia de niño; porque tal inocencia, es la Reina del Cielo; allí exsiste el Comunismo Celestial, con filosofía de niño; y todos mis espíritus cuando van a lejanas moradas, prometen al Padre llevar la herencia del Reino de los Cielos; prometen vivir en los lejanos planetas, la misma filosofía que vieron en el lugar ó punto del universo en donde fueron creados; más, ¿que inocencia podríais conservar en la vida, si os ofrecieron un sistema de vida corrompido? un sistema de vida basado en efímeras riquezas; ¿un sistema de vida cuyo señor y dios es el oro? una filosofía que os ilusiona al extremo de olvidaros, de lo que es del Padre; un sistema de vida, cuya suprema meta es la riqueza; de verdad os digo, que ningún rico entrará al Reino de los Cielos; para haber vosotros conservado vuestra inocencia intacta, debísteis haber vivido, nó un gobierno basado en el oro; sino, un gobierno basado según mis escrituras; todos los mundos como el vuestro, que no se guiaron por lo que prometieron al Padre, no entran al Reino de los Cielos; vuestro Creador pregunta a los demonios del sistema de vida basado en el oro: ¿en dónde están vuestras promesas de: adoraré y respetaré a mi dios y Señor, por sobre todas las cosas? ¿por sobre todo sistema de vida, que tenga influencia humana? ¿qué entendéis demonios por sobre todas las cosas? de verdad os digo malditos capitalistas, que más os valdría, no haber prometido nada al Padre; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que no prometió, a uno que prometió y no cumplió; y vosotros explotadores al no cumplir, condenásteis a todos los que os siguieron; condenásteis a toda la humanidad; porque la alejásteis del único camino que conduce a mi Reino; ese único camino es la conservación misma de la inocencia; vosotros demonios del oro, corrompísteis la inocencia de la criatura humana; la dividísteis en muchos deseos; y la alejásteis del Padre; hicísteis lo mismo que hicieron los demonios de la roca; dividieron a mis hijos en muchas creencias; habiendo un sólo dios nomás; una sola verdad; dividieron la fé del mundo; de verdad os digo, demonios, que ningún demonio que dividió a mis humildes, entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que el término: por sobre todas las cosas, os pesará como un yugo; porque el no cumplirlo, hará de vosotros, los despreciados por el mundo; así la pagan los demonios que piden leyes de la luz y no las cumplen; el mundo al que les robásteis, os dejará en la más completa ruina; porque en este mundo, nunca debieron exsistir ni ricos ni pobres; y si los hay, es por vuestras malditas usuras; todo os será quitado; porque todos son iguales en derechos ante dios; fuísteis probados por el Creador; y caísteis una vez más; de verdad os digo, que siendo vosotros espíritus del Reino, os dejásteis influenciar por las tinieblas; por no ser humildes; por haberos ilusionado por los poderes de la Tierra; en vez de oponeros al capitalismo explotador, hicísteis alianza con el; y de verdad os digo, que tendréis que responder por este pecado, en el Reino de los Cielos; porque de verdad os digo, que de esta alianza, han salido todos los pecados del mundo; cada espíritu humano os acusará en el Reino, de haberlos dividido; de haberlos alejado del mismo Reino; mares de espíritus humanos, claman justicia; tanto arriba como abajo; y todas las generaciones que ya han partido de este mundo, os esperan; y a medida que llegáis al mundo espíritual, soís llamados a juicio; de verdad os digo, que en ese instante, maldecís el haber conocido la Tierra; maldecís el haber pedido prueba de vida en ella; y de verdad os digo, que los que estáis en la Tierra, y os encontrásteis con mi Hijo Primogénito, es porque pedísteis ser juzjados en la vida misma; se pide justicia al Padre en todas las épocas y en todo lugar; es virtud del libre albedrío; no exsiste el límite, fuera de vuestro mundo; y vuestros límites, son por lo general, egoísmos de vosotros mismos; y de verdad os digo, que todo límite salido de egoístas, sus creadores no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, un humilde que creó un límite, a un egoísta que hizo lo mismo; vosotros demonios religiosos, no sóis de mi rebaño; porque atentásteis contra el; lanzastéis vosotros la primera piedra; la primera piedra de vosotros, es el haber creado la roca religiosa; una dinastía que no se conoce en el Reino de los Cielos; creásteis la adoración material, para dominar en el mundo; porque de verdad os digo, que sin esta extraña adoración, nadie en este mundo, os habría seguido; no podríais engañar a nadie; no partísteis en vuestra aventura, por la ilustración misma; al contrario y bien lo sabéis egoístas, que hubo época en que prohibísteis, que mis hijos me leyeran; os atrevísteis a interrumpir el libre albedrío de mis hijos; más os vale, que no hubieréis nacido en este mundo; porque con la misma moneda, pagaréis; en otras exsistencias, a vosotros se os prohibirá indebidamente; vosotros seréis ahora los atrasados; porque atraso provocásteis en aquéllos que les prohibísteis, leer las verdades del Padre; acusados seréis en el Reino, de usurpar para vosotros, la exclusividad de la verdad; acusados seréis de egoísmo intelectual; de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que se creyó exclusivo en la vida, en cualquier orden de cosas, no entrarán al Reino de lo Cielos; es más fácil que entre uno que fué sencillo y honesto, a uno que fué egoísta y deshonesto; las verdades y leyes del Padre, son universales; nadie tiene la exclusividad de nada; porque toda exclusividad en este mundo, es egoísmo; y de verdad os digo, que basta que hayáis tenido en la vida un segundo ó menos de egoísmo, y no entraréis al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que en cualquier grado del mal, se cumple esta ley; las dinastías de papas, son como las dinastías de faraones; ninguna quedará; ni nadie que haya creado, el recuerdo material; toda evolución pasa por lo que vosotros pasásteis y estáis pasando; se nace imperfecto y se cometen errores; es la inseparable experiencia de toda forma de vida; más, nadie está sólo en los planetas; junto con vosotros está la ley del Padre; están los deseos de su libre albedrío; están sus escrituras; de verdad os digo, que todo segundo de vida, en que no estuvo de pensamiento el Padre, es suficiente para no entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que esta rigurosidad, la pedísteis vosotros mismos; de vosotros salió la palabra: por sobre todas las cosas; y en ella está encerrado, hasta lo más microscópico que vuestra mente pueda imaginar; de verdad os digo, que prometísteis más de lo que podíais; porque el sistema de vida que os dieron los hombres, es incompatible con la promesa hecha al Padre; he aquí la causa de vuestra tragedia; hicísteis promesa propia de los pocos evolucionados; he aquí la causa de vuestro llorar y crujir de dientes; vuestro drama se debe a que los que os dieron el sistema de vida, no lo hicieron recordando las escrituras; lo hicieron influenciados por la astucia, ambición y cálculo de poder; todas las características de la serpiente; he aquí a vuestro satanás; he aquí al demonio que os dividió en ricos y pobres; tal como dividió a Eva y Adán; puso en sus mentes dos inclinaciones; la de obedecer al Padre y la de desobedecer; he aquí a vuestro tentador, hecho sistema de vida; he aquí al gran ilusionador; he aquí un misterio hecho luz; porque después de la caída de este demonio, no habrá otro; he aquí el conocimiento del Padre, dá luz al mundo; y caen las tinieblas de la ignorancia; vivíais un sistema de vida, y ni sabíais de donde y por quién salió; he aquí la gloria de los que lucharon y aún luchan, contra el gran desconocido; porque toda causa terrenal, tiene su causa más allá de las galaxias; toda injusticia humana sale de vuestro sistema de vida; si así no fuera, no exsistirían los revolucionarios; esos hijos enviados por el Padre, para combatir al demonio; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que preocupándose de los demás, fué revolucionario, a uno que no lo fué; y de verdad os digo, que el más grande revolucionario por su jerarquía, fué mi Hijo Primogénito; él pidió al Padre reencarnar como monito de carne en este planeta; vino para enfrentar al demonio de este mundo; representado por el materialismo romano; porque era el demonio mayor; y de verdad os digo, que siglos antes, mi Hijo Primogénito, pidió también nacer de nuevo en este mundo; lo hizo para enfrentar al demonio de esa época; representado por la maldita dinastía faraónica; un demonio de la mayor jerarquía; porque de ellos han salido todos los demás; he aquí un misterio hecho luz; la ciencia faraónica no es de orígen terrenal; estos demonios son los mayores disípulos del demonio; provenían del planeta Lúxer; que significa la luz sea; más, violaron sus propias leyes; se rebelaron al Padre Jehova; y es por eso, que el divino Padre, los sacó de este mundo; y nó quedará de ellos, ni el polvo de sus malditas pirámides; igual le ocurrirá a la roca religiosa; no quedará ni el polvo de sus templos materiales; porque todo árbol que nó plantó el divino Padre, de raíz serán arrancados; y de verdad os digo, que Cristo y Moisés son un mismo espíritu de la Trinidad; ¿no se os enseñó que todo espíritu nace de nuevo? ¿que muchas exsistencias a tenido y tendrá? y de verdad os digo, que la Trinidad Solar es la primera en probar las exsistencias; los divinos mandatos del Padre, son para todos; en todo está la Trinidad; y estaba antes que vosotros estuviérais; porque la Trinidad en el Padre, es de toda eternidad; he aquí el juicio que os fué anunciado; lo es por doctrina viviente; tal como lo fué en el pasado; la Ley Mosáica y la doctrina Cristiana; ambas fueron dadas por el Hijo del Hombre; y la tercera doctrina es la del Cordero de dios; que será llamada también, la Ciencia Celeste; la Ciencia Consoladora; la que transformará al mundo; tal como las otras doctrinas del pasado, que transformaron a un mundo bárbaro; y de verdad os digo, que toda doctrina llega al mundo, según el tiempo que el mundo emplea hacia la doctrina; según el interés que el mundo le dedica a lo que es del Padre; y como todos pidieron y prometieron que lo del Padre es lo primero en la vida, y por sobre todas las cosas; más, el sistema de vida os alejó de la promesa; os ilusionó; y es así que por vuestro poco interés hacia las escrituras del Padre, han transcurrido tantos siglos; de vosotros a salido todo; porque de verdad os digo, que la divina Revelación, debió llegar a este mundo, hace ya muchos siglos; vuestra ingratitud atrasó la luz; y de verdad os digo, que todos los ingratos del mundo, no entrarán al Reino de los Cielos; acusados serán en mi Reino, de ser los causantes del atraso de la llegada de la luz a este mundo; de verdad os digo, que todos sin excepción pedísteis en el Reino, ser los primeros en recibir las Revelaciones del Padre; más, el Padre empezó por los que pidieron ser los primeros entre los primeros; y todos cayeron en el pedido; y de verdad os digo, que el espanto más grande sufrirán estas criaturas, cuando vean que a pesar de sus egoísmos e ignorancias, la doctrina del Padre se extiende por todo el mundo; tuvieron a sus alcances, la más grande oportunidad de entrar al Reino de los Cielos; porque quien recibe de corazón a mis enviados, al Padre recibe; y quien recibe al Padre, recibe a la eternidad misma; ya todo está consumado; el mundo recibirá por sorpresa la Revelación; porque pidió conocer tal sorpresa; por este pedido fué escrito: y llegará la verdad al mundo, con la misma sorpresa, que causa un ladrón de noche; más, hay en esto mucha culpa humana; porque los que viendo los Rollos del Cordero, callaron; de Verdad os digo, que todo el que calló viendo la maravilla telepática, no entrarán al Reino de los Cielos; y cuando estos ingratos clamen justicia en el Reino, encontrarán igual silencio e indiferencia; con la vara que midieron, así serán medidos.-

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, MUCHAS CAYERON EN VANIDADES Y ARTIFICIOS LAS TALES SERÁN LLAMADAS LAS ANTICRISTOS POR EL HIJO DE DIOS; PORQUE TODA CRIATURA HUMANA PIDIÓ A DIOS, LA SENCILLEZ, LA HUMILDAD, LO NATURAL; NADIE PIDIÓ A DIOS LO EFÍMERO LO QUE SÓLO DURA UNA VIDA; LAS VANIDOSAS DE LA PRUEBA DE LA VIDA, QUE CAYERON EN COMPLEJOS DE USAR COSMÉTICOS, FUERON TRAIDORAS DE SUS PROPIOS PEDIDOS A DIOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, LAS QUE FUERON SENCILLAS Y NATURALES PARA CON SUS CUERPOS EN LA VIDA; PORQUE LA SENCILLEZ Y LO NATURAL, SON DEL REINO DE LOS CIELOS; A QUE PUEDAN ENTRAR, LAS QUE FUERON FALSAS Y QUE TRATARON DE DESVIRTUAR MOMENTÁNEAMENTE LO QUE ERA NATURAL.-

Sí hijito; el llamado mundo cristiano que surgió durante la prueba de la vida, no supo engrandecer sus propias sensaciones y virtudes, que había pedido a dios; este extraño mundo de fé extraña, se desvirtuó en su contacto con la bestia; y a través de los siglos, se fué acostumbrando a que lo que era desvirtuado, era lo mejor; este extraño fenómeno de desvirtuar la cualidad y la calidad de los propios pedidos hechos a dios, es el dormir de todo espíritu y del que habla mi divino evangelio; el desvirtuamiento espíritual, se expresó en extrañas costumbres y vanidades; la verdadera humildad espíritual, dejó de exsistir desde el primer instante, en que el libre albedrío humano, escogió un sistema de vida interesado; la prueba de la vida consistía en que la humanidad escogiera un sistema de vida, en que sus virtudes no fueran afectadas ni en una molécula siquiera; porque antes de venir a la prueba de la vida, todos le habían pedido a dios, un divino juicio por sobre todas las cosas; es decir que la humanidad no se perdonaba para sí misma, ni una molécula de su propio desvirtuamiento; las mujeres del mundo cayeron en vanidades propias de mujeres; los hombres del mundo cayeron en vanidades propias de hombres; y no sólo cayeron desde el punto de vista individual, sino, que con sus malos ejemplos, hicieron caer a otros tantos millones de seres; sus propias vanidades y complejos, las traspasaron a otros, a través de la herencia y de la imitación; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, aquéllas madres que cumpliendo lo de dios, no permitieron que sus hijas se corrompieran y se desvirtuaran, como consecuencia de sus propias vanidades y extraños complejos; a que puedan entrar, las que se durmieron y que dejaron a sus hijas, sin poder entrar al Reino de los Cielos; porque millones y millones de hijas por respetar hasta lo más íntimo de sus padres, los imitaron; y dentro de tales imitaciones, iban las violaciones a la ley de dios; la vanidad segundo por segundo, fué una lamentable pérdida de tiempo para los que la practicaron; cada segundo de vanidad, fué una exsistencia de luz perdida; fué un infinito alejamiento del Reino de los Cielos; porque cada exsistencia de luz perdida, equivale a un cielo de luz también perdido; el número de segundos de vanidad, cada cual lo verá en la television solar; pues en la gigantesca pantalla en donde se verán todos los sucesos de la vida, cada vanidoso presenciará su propio descuento de puntaje; allí será el llorar y crujír de dientes; el mismo llorar y crujír de dientes que durante siglos, le fué divinamente anunciado al mundo; la prueba de la vida consistía en que cada segundo de vida, fuera agradable a dios; lo agradable a dios no incluye a la vanidad; es lo que nunca comprendieron los vanidosos del mundo; los tales no comprendieron la infinita gloria de lo natural y de lo sencillo; aún sabiendo que lo natural y lo sencillo, fué de la divina preferencia del hijo de dios; además de vanidosos fueron ciegos en las comparaciones; si inmenso fué el daño que los vanidosos de la vida, causaron en las sucesivas generaciones, inmenso es también el drama de ellos; porque hasta los poros de la carne, los acusarán en el divino juicio de dios; porque es más fácil que no sea acusada por sus poros de carne, en el divino juicio, una que no los ahogó con los extraños cosméticos ni una que los envenenó; porque todo poro de carne será divinamente agigantado en la television solar, por el hijo de dios; los dramas microscópicos que el ojo humano no vió durante la prueba de la vida, en su cuerpo viviente, se vuelven realidad en el divino juicio; se cumple aquí una vez más, el inmenso significado de la divina parábola que fué dicha al mundo de la prueba: Todo humilde y chiquitito, es grande en el Reino de los Cielos; y ciertamente que dentro del todo, están también los microscópicos poros de carne de todos los hijos de dios; no sólo de los llamados humanos; sino, de todo cuanto exsiste; porque el todo sobre el todo, está constituído por moléculas; y como el divino juicio pedido a dios fué un pedido por sobre todas las cosas, esto también incluye a las moléculas de toda la naturaleza terrestre é incluye a los divinos querubínes de toda materia; incluye a todo lo microscópico que la ciencia humana no alcanzó a conocer; en el divino juicio de dios, todas las criaturas conocerán la imagen y semejanza que poseen sus propios microbios y que nunca vieron en la vida; y de verdad os digo, que los microbios de las vanidosas y vanidosos de la vida, son los más horrorosos en su constitución física; divino Padre Jehova, ¿a qué se debe esto? Se debe hijo a que las sensaciones ó inclinaciones que cada cual cultivó en la vida, influyeron magnéticamente en las propias sensaciones del espíritu; cada acto realizado en la prueba de la vida, dió lugar a una geometría magnética que tenía dos opciones en su forma de ser; ó tenía una forma de geometría de la luz ó tenía una forma de geometría de las tinieblas; lo que es de la luz, a nadie asusta; lo que es de las tinieblas, horroriza y causa llorar y crujír de dientes, en los poseedores de geometrías de las tinieblas; cuando las multitudes humanas vean esta realidad en la television solar, se llenarán de espanto; y será allí y con lágrimas en los ojos, que comprenderán el contenido de todas las divinas parábolas de dios; allí comprenderán el porqué el divino evangelio de dios, insistía tanto en lo de adentro de sí mismo; porque en el interior de sí mismo, estaba ya hecho en geometría microscópica, el futuro cielo ó futuro infierno; de esta infinita ley salió la inmortal frase: Conócete así mismo; porque desde lo interior microscópico, principia el divino juicio de dios; lo de adentro es igual a lo de afuera, en su divina justicia igualitaria; es así que en el divino juicio de dios, todo lo que se imaginó ó se pensó en la prueba de la vida, absolutamente todo se vuelve geometría viviente; es por esto que el mismo principio de la Tierra, es principio ó nacimiento geométrico; es el ángulo recto de 90°; y una vez más, lo de arriba es igual a lo de abajo; arriba el lugar en donde fué creada la Tierra; abajo, el principio microscópico que cada uno dió a sus propias sensaciones; en la television solar, lo microscópico de sí mismo, adquiere proporciones inauditas; cada uno verá con el más infinito asombro, que su propio cuerpo de carne, era un universo que dormía; los querubínes de la carne esperaban el llamamiento magnético-solar del hijo de dios, sin que el espíritu se diera cuenta; todo daño hecho al cuerpo de carne a través de los cosméticos, se verá en tamaño de macrocosmo; las acomplejadas al cosmético, verán por sus propios ojos, las horribles agonías a que ellas sometieron a multitudes de poros vivientes; este drama se conocerá en el llorar y crujir de dientes, como el suplicio de los pequeños; entonces las vanidosas del mundo comprenderán el sentido infinito de la sencillez; el porqué de su enseñanza por parte del divino evangelio de dios; los querubínes de la carne y los poros, poseen libre albedrío tal como lo posee el espíritu; y ellos se quejarán de que el espíritu vanidoso, intentó suicidarlos ó asesinarlos; los acusadores son multitudes que durante la prueba de la vida, conocieron la influencia del espíritu; las multitudes encerradas en el todo del cuerpo humano, recibieron saturaciones magnéticas que eran buenas ó malas; el extraño fenómeno de la vanidad es magnetismo de las tinieblas; las multitudes de querubínes y de poros, exigirán en el divino juicio de dios, que el espíritu vanidoso, las page igualmente viviendo en futuras exsistencias de tinieblas; la paga es una exsistencia por cada molecula de carne; y es más fácil que sea defendido por sus propios poros de carne, en el divino juicio de dios, uno que no atentó contra sus poros, durante la prueba de la vida; a que sea defendido, uno que se tomó el extraño libertinaje de atentar, contra tan sólo un poro de carne; la ofensa contra uno, es ofensa contra todos; ellos los poros de carne, hacen causa común; es por esto que cuando el espíritu siente dolor, el dolor físico se hace sentir en todo el cuerpo; lo común estaba en cada uno en sus propios poros; lo que significa que el espíritu debió de imitar a través de su propio pensar, lo común en todos los problemas de la vida; porque habría creado un sistema de vida igualitario, con una sinceridad imposible de reemplazar; si no sucedió así, se debió a que los miembros de la bestia, no se preocuparon de lo microscópico, que contenían sus propios cuerpos; no se preocuparon por lo de adentro; sólo atinaron a ilusionarse por lo de afuera; creándose para el sistema de vida humano, una espíritualidad incompleta, desigual y desequilibrada; lo espíritual humano al no tomar en cuenta a su más microscópica unidad humana, se desheredó del Reino de los Cielos; porque se le había enseñado por parte de dios, de que todo humilde y pequeño, es primero en el Reino del Padre; el orígen de toda vanidad que ningún premio de luz recibe, tuvo por única fuente, a los que crearon el extraño sistema de vida, basado en las extrañas leyes del oro; y mientras más vanidoso se fué en la prueba de la vida, más extraña y desequilibrada espiritualidad, tuvo para sí la criatura humana; y más infinitamente se alejó el espíritu, del Reino de los Cielos; ningún vanidoso volverá a ver el Reino, sino hasta pagar la última molécula y segundo de su vanidad; la prueba de la vida consistía en ganar para el espíritu, la más grande sencillez que la mente humana pueda imaginar; la sencillez propia de un niño; los vanidosos del mundo no pudieron poseer la alegría propia de niño; porque el propio extraño complejo de la vanidad, los detuvo y los entretuvo mientras que los segundos de la vida, se deslizaban; un instante humano de ilusión los dejó una vez más, fuera del Reino de los Cielos; el no saber seguir siendo un niño aún siendo adulto, constituirá para el espíritu humano en el llorar y crujír de dientes, uno de los más tristes dramas; porque es más fácil que un niño entre al Reino de los Cielos, a que pueda entrar, un llamado adulto; el niño no ha sido cogido aún, por la vanidad calculada; el género humano tuvo la oportunidad de seguir siendo niño aún después de ser niño; porque libre albedrío tenía de escoger tal ó cual determinación; los que les tocó conocer al inmoral mundo del oro, ninguno logró escapar de su extraña influencia; es por esto que ninguno de ellos, ninguno vuelve a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que vuelva a entrar, uno que logró la extraordinaria hazaña de no dejarse sorprender, por la extraña influencia que el oro y la posesión material, ejercía sobre su espíritu; el drama humano que es su propio llorar y crujír de dientes, lo creó el propio sistema de vida, llamado capitalismo; por lo que es fácil deducir, que es más fácil que entren al Reino de dios, los que en su prueba de vida, no conocieron al extraño sistema de vida llamado capitalismo; a los que tuvieron la desdicha de vivir en este extraño mundo egoísta, les fué divinamente advertido con siglos de anticipación, de que ninguno de ellos entraría al Reino de los Cielos; la divina parábola de la aguja y el camello, contenía la divina advertencia para el llamado capitalismo; porque el término rico, es extraño producto del capitalismo; rico y capitalismo son inseparables; porque es el capitalismo el único que en el mundo, produce ricos; no los produce la humildad; el llamado mundo cristiano pasó por alto a la divina parábola-advertencia; y este extraño mundo, se dejó influenciar también, por un extraño sistema de vida, en que ninguno que lo conoció, ninguno lo pidió a dios; porque nada injusto se pide a dios; incluyendo a los sistemas de vidas injustos ó con leyes desiguales; el que el mundo cristiano se haya dejado sorprender, por su propio sistema de vida, constituirá uno de los más desconcertantes enigmas psicológico que será analizado y estudiado por las generaciones venideras; porque el extraño mundo surgido de las extrañas leyes del oro, es la causa principal del llorar y crujir de dientes; tal como en el mundo antiguo, el extraño é inmoral vivir de los antiguos, dió lugar al terrible juicio de Sodoma y Gomorra; la prueba de la vida humana fué pedida por todos sin excepción; y todo pedido de vida hecho a dios, se vuelve divino mandato que de un determinado lugar del universo salió; y todos los infinitos lugares de divinos mandatos, se subordinan a uno sólo; es la eterna sucesión de trinidades de lugares, amorosamente subordinados al divino Padre Jehova; el lugar en que la humanidad hizo sus pedidos de vida a dios, fué en los soles Alfa y Omega de la galaxia Trino; los vanidosos de la prueba de la vida no entrarán a sus lugares de orígenes; pues tienen que pagar en futuras exsistencias, lo que hicieron en segundos; es más fácil que vuelva a entrar en el lugar de donde salió, uno que no conoció vanidad alguna; a que pueda entrar, uno que conoció la vanidad tan sólo un segundo; la vanidad a ninguna parte conduce, porque no es del Reino de los Cielos; el vanidoso ó la vanidosa ellos mismos se desheredan; en la prueba de la vida, muchos se contagiaron viendo a otros; los vanidosos condenaron a otros, a través de los ojos; el que inventó tal ó cual moda, tentó a millones en la vanidad; por que la sencillez siempre debió de reinar desde principio a fín; si así no ocurrió, se debió a que el mundo se ilusionó, por lo que más llamaba la atención entre los seres humanos; el desvirtuamiento de la propia sencillez, se hizo presente a través de los ojos; este extraño drama lo provocaron las dinastías faraónicas; ellos con su extraordinaria influencia sobre las criaturas del mundo antiguo, irradiaron el arte en el vestir; todos quedaron deslumbrados y nadie quiso ser menos; es esta la causa por la que la vanidad se enseñoreó del mundo; a la sencillez en el vestir no se le dió su punto de partida; porque al espíritu lo habían sobrepasado en su propia estimación; y los ojos sirvieron de vehículos; la historia de la vanidad la verá el mundo de la prueba en la television solar; las vanidosas del mundo nunca se han tomado el trabajo de averiguar, si el extraño complejo de ser vanidosa, está o nó en el divino evangelio de dios; la vanidad las alejó de la búsqueda individual; la más preciosa de las búsquedas; y si buscaron, el puntaje de búsqueda fué dividido por el puntaje de vanidad; los vanidosos del mundo se dividieron ellos mismos sus propios frutos; porque en sus maneras de ser, sirvieron a dos señores; las vanidosas del mundo con sus maneras artificiosas de ser, contribuyeron a que la tragedia del mundo fuera más grande; cada vanidosa y vanidoso contribuyeron a legalizar en el mundo, lo que era ilegal; la mezquindad hecha arte ó costumbre, ilusionó a generaciones enteras; las vanidosas del mundo desvirtuaron lo bello que en ellas había; porque es más fácil que vuelva a tener belleza en futuras exsistencias, una que no se tomó el extraño libertinaje de desvirtuarla; a que vuelva a ser bella, la que no supo honrar a su belleza durante la prueba de la vida; a las vanidosas y falsas de sí mismas del mundo, la propia belleza les negará toda futura alianza de belleza; porque la belleza al igual como todas las demás virtudes del espíritu, hablará en el divino juicio de dios, en sus leyes de belleza; ninguna de las que usaron los extraños cosméticos, ninguna volverá a conocer la belleza; es el llorar y crujír de dientes de las que no tuvieron confianza en la propia belleza que ellas mismas pidieron a dios; el llorar y crujír de dientes estaba en lo más recóndito de la molécula del propio sistema de vida; porque la violación a la divina ley de dios, reducida a su más microscópica expresión, está encerrada en el interior de todas las moléculas; las moléculas de los cosméticos, dejaron su extraña influencia magnética, a través de las moléculas de carne de la vanidosa; es como introducir pudrición, en lo que era sano y natural; los libres albedríos de las moléculas, no habían pedido a dios, la extraña influencia de los cosméticos; no habían pedido lo falso, ni lo artificial; ciertamente que todo pintado de rostro fué un envenenamiento para multitudes de poros de carne; el espíritu vanidoso tendrá que rendir cuenta en el divino juicio de dios, del porqué envenenó a lo que sólo le había sido prestado por un instante; este instante encerraba multitudes de alianzas que el espíritu hizo con lo invisible y con lo microscópico, para poder conocer una forma de vida que no conocía; la prueba de la vida consistía en respetar hasta la última molécula de sí mismo; las vanidosas del mundo no quisieron reconocer este respeto; porque poseían una extraña espíritualidad que en todos los instantes de sus vidas, más se preocupaban por lo de afuera que por lo de adentro; las vanidosas del mundo se constituyeron en edificios blanqueados y hermoseados por fuera, y corrompidos por dentro; la falta de sencillez para lo de afuera, viene de adentro; lo que sucede adentro en la mente, repercute afuera; el extraño artificio exterior, escondía en todo instante, una extraña inseguridad espíritual; el drama de la hipocrecía y de la comedia de lo falso, estaba asegurado mientras que el espíritu vanidoso alimentaba su complejo; el dormir de las vanidosas tiene doloroso despertar; mientras ellas se durmieron en sus vanidades, los segundos que tenían la equivalencia de una futura exsistencia de luz ó de tinieblas, se acumulaban; mientras que las vanidosas se engrandecían en su todo, el drama del llorar y crujir de dientes, surgía de lo más microscópico que sus mentes podrían imaginar; de lo que ellas creían que nunca jamás volvería, nacía el futuro de sus propias justicias; la siembra fué de segundo por segundo; el llorar de las vanidosas del mundo, será un llorar de tiempo perdido; el drama de la ilusión que a todos quitó futuras exsistencias de luz; el extraño desvirtuamiento de la criatura que no supo vincular el propio valor de la vida, con el tiempo transcurrido; el extraño dormir y la propia desvalorización de la vida propia; el acomodo de las sensaciones para lograr un ilegal bienestar, dió continuidad natural a lo erróneo a lo que no tendría premio en el divino juicio de dios; los creadores del extraño sistema de vida impuesto con el uso de la fuerza, no dieron otra alternativa; y la lucha espíritual por ganarse una perfección agradable a dios, sería infinitamente más difícil; el drama lo creó la parte oficial con su psicología fría y calculadora; la roca de la ley humana no pudo derribar a la vanidad humana; porque tal extraña ley, acomodó su propia perfección, para asegurarse el reinado sobre la Tierra; a las leyes humanas y a sus creadores, no les importó un pito, de que sus seguidores fueran vanidosos; y mucho menos de que salvaran ó nó sus almas; ellos mismos encabezaron la caída del mundo de la prueba; ellos adormecieron a la roca del mundo y obligaron al mundo a que continuara dormido; pues le ofrecieron por alternativa la fuerza; la búsqueda individual por saber la verdad, encontró formidable escollo en su propio sistema de vida; este extraño escollo que fué la extraña psicología de la bestia, lo pagan segundo por segundo, molécula por molécula, los creadores del llamado capitalismo; porque ellos son los primeros y únicos culpables de la tragedia humana; ellos al crear el egoísmo en sus propias leyes, oficializaron la caída de todos; el carácter y las escencias de las individualidades humanas se fueron acostumbrando al desvirtuamiento del propio vivir; el apego por lo de los hombres, hizo de sus propios destinos, un conformismo limitado y extraño a la eternidad de dios; la fé del mundo se volvió fé circunstancial y sin contenido de ilustración; la extraña mojigatería surgió con la extraña influencia de adorar imágenes; la adoración hacia dios único, se dividió en adoración a jerarquías menores; a los mismos que había creado el eterno, a los mismos adoraron; esto es empequeñecer la gloria de dios; el sistema de vida humano participó en este empequeñecimiento de la gloria del Eterno; porque en hasta en los más microscópicos quehaceres del sistema de vida, estaba una extraña forma del desvirtuamiento de lo de dios; la violación a la ley de dios invadió todos los campos del saber humano; fué la ciencia del bién, producto de un extraño y desconocido sistema de vida, que en sus extrañas leyes, incluyó lo desigual; no todos compartieron por igual, lo que ofrecía este extraño sistema de vida; los que más fueron favorecidos en el reinado de la bestia, menos ó casi nada recibirán en el divino juicio de dios; porque es más fácil que reciba premio de luz, uno que poco ó nada recibió, del extraño sistema de vida de los hombres; a que reciba premio de luz, uno que tuvo más que otro en la prueba de la vida; bienaventurados los sufridos y a los que se les quitó y no se quejaron; porque a ellos se les dará eternidad; no recibirán eternidad, los que a otros quitaron; los que en el reparto de los propios intereses, abarcaron más de la cuenta; el que mayor tajada sacó de un sistema de vida injusto, menos recibe en el divino juicio de dios; la bestia del mundo se envaneció de su tecnología y de su ciencia; la bestia ciega nunca se preguntó si tal tecnología y tal ciencia eran ó no agradable a dios; y como nada injusto es agradable a dios, la extraña ciencia y tecnología de la bestia, desaparecerán de la evolución humana; porque todo árbol de injusticia de raíz es arrancado en los divinos juicios de dios; es más fácil que queden los árboles de justicia; más, la justicia no es de este mundo; porque en donde surgen sistemas de vida injustos, jamás brota lo justo; sólo los sistemas de vida con leyes igualitarias, producen justicia; por lo tanto en la prueba de la vida humana, nunca hubo justicia; y pocos la exijieron; pocos protestaron contra un extraño sistema de vida, que nadie en la humanidad, había pedido a dios; bienaventurados los que en lejanos planetas de pruebas, protestaron en contra de lo que no era del Reino de los Cielos; y llorar y crujír de dientes, para los que no protestaron; porque sólo dolor y lágrimas encontrarán los cómodos é indiferentes para con lo injusto y lo desigual; la partida de la bestia de este mundo, será en medio de pavorosos sismos provocados por el divino verbo solar del Hijo Primogénito; esto se deberá a que la bestia había recurrido al uso de la fuerza; y había perfeccionado a la fuerza, durante su extraño y efímero reinado; la bestia al hacerlo, eligió de como sería su futuro y divino juicio; fuerza por fuerza, fuego por fuego, violencia por violencia; porque los divinos juicios de dios, son sensación por sensación; si la bestia creadora del llamado capitalismo, no hubiese creado el estado de fuerza, el divino juicio de dios, no emplearía la fuerza de los elementos de la naturaleza; en todos los planetas de pruebas, son las mismas criaturas que elijen a través de la propia obra, las características que tendrán sus propios divinos juicios; es la perfección de dios, al servicio de los que pidieron divinos juicios planetarios; si los que crearon el sistema de vida en la Tierra, lo hubiesen hecho a base de bondad, bondad encontraría la humanidad en su divino juicio; más, los creadores del sistema de vida de la Tierra, lo hicieron a base de interés, cálculo, desconfianza, explotación, astucia; ellos emplearon todos los atributos del demonio; es por esto que la humanidad tendrá que enfrentar, los más pavorosos sismos, jamás vividos en toda su historia; es la divina ira de Jehova dios, a través de sus hijos los elementos; la resultante de la prueba de la vida era, ó terminaba en amor ó en violencia; y todos saben que terminó en violencia; todos fueron testigos de que el hombre no quiso renunciar al uso de la fuerza; el divino juicio de dios, le sorprende en el extraño uso y la extraña práctica de la fuerza; el complejo traído de otras exsistencias, se volvió a repetir; el extraño primitivismo de acomplejarse con la fuerza, para imponer lo que no se puede imponer por la razón; en la prueba de la vida todo se pudo haber realizado con el uso de la razón; si sucedió lo contrario, se debió al sistema de vida egoísta y mezquino que crearon los influenciados por el oro; el temor a una mayor inteligencia que la de ellos, los tentó en el uso de la fuerza; el extraño apego a lo material y la poca ó nada importancia de que exsistiese un dios, hizo el resto de la tragedia; si fué divinamente escrito de que todo espíritu duerme, los influenciados por el oro y los influenciados por las armas, fueron los que más profundamente se durmieron; fueron los más mundanos que a través de sus extraños complejos así lo demostraron; la violación a la divina ley de dios, se ocultó con el disfraz del deber; un extraño deber desconocido en el Reino de los Cielos; porque era un deber que obedecía a dos ó más señores; en circunstancias que el espíritu había prometido en su lugar de orígen, servir solamente a un sólo señor; los influenciados por las armas al servir a los llamados superiores, sirvieron a muchos señores y se olvidaron del Señor de la luz, que les había dado la vida; y es más fácil que entre al Reino de los Cielos, los que en la prueba de la vida, no se olvidaron de servir al Señor de la luz; a que puedan entrar, los que se durmieron y cayeron en un extraño olvido; a los que sirvieron a muchos señores, se les llamará traidores en el llorar y crujír de dientes; y en medio de pavorosos sismos y salidas de mar, reconocerán que Jehova Señor de la luz, es muy celoso de sus divinas leyes; a los que sirvieron a muchos señores en la prueba de la vida, se les dirá en el divino juicio de dios, que a los que sirvieron y obedecieron, que a ellos les pidan sus resurrecciones a niños; porque habiendo pedido ellos servir a un sólo Señor nomás, ellos mismos dividieron el pedido; sus extraños libertinajes mentales, hizo que desvirtuaran la cualidad y la calidad de su señor; porque a los señores que obedecieron y sirvieron en la vida; no tienen potestad para dar vida nueva; ni para ellos mismos la tienen; la prueba de la vida consistía en sólo alabar a dios y no en alabar a pecadores, muchos de ellos futuros condenados por el hijo de dios; en el divino juicio final, el Hijo Primogénito separará de entre las multitudes, a los traidores en la promesa hecha a dios; separará a los que se subordinaron a los llamados oficiales de las llamadas fuerzas armadas, surgidas durante el extraño reinado de la bestia; porque los que subordinadamente estuvieron bajo las órdenes de los señores humanos, y a ellos rindieron pleitesía, se van con los señores humanos; más, no se van con dios; es más fácil que se vaya con dios, uno que en la prueba de la vida, tuvo la delicadeza de no confundir a su Señor; porque se enseñó que el Señor de los Cielos era muy celoso; ninguno que sirvió a otro a través del llamado militarismo, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que sirvió a otros a traves de la divina moral evangélica; el llamado militarismo no fué enseñado por dios, ni por su Hijo Primogénito, ni por profeta alguno; el extraño y desconocido militarismo no es árbol plantado por dios; y de raíz será arrancado de la evolución humana; de hecho todo lo que no está escrito en el divino evangelio de dios, nada de ello quedará; porque escrito fué que el hijo de dios sustituirá todas las cosas; el extraño mundo de la desigualdad, será reemplazado por el mundo de la igualdad; porque lo de dios es justo é igualitario; y no podía ser de otra manera; en la prueba de la vida, había que haber pensado de que dios jamás apoya a sistemas de vida interesados; porque la mezquindad no es del Reino de los Cielos; los que pensaron en el llamado capitalismo, como único sistema de vida y que a la vez pensaron en dios, cayeron en sus pruebas; los tales se marginaron del Reino de los Cielos; quedaron fuera del Reino de dios; porque el llamado capitalismo no es del Reino de los Cielos; en el divino juicio de dios, habrán los que se equivocaron en la prueba de la vida, y los que no se equivocaron; los que en sus ideales defendieron al capitalismo, se equivocaron; porque los tales no supieron distinguir lo podrido de lo sano; de lo que corrompía y de lo que nó corrompía; los que se ilusionaron en el extraño mundo de las extrañas leyes del oro, cayeron defendiendo una extraña y dudosa libertad; que en realidad era libertinaje; y de los peores libertinajes; porque sus defensores ni remotamente pensaron en la unificación del planeta; ellos se pusieron en la posición de lo imposible; y ciertamente que era posible; y lo era en cualquier época del planeta; lo que sucedió fué que el extraño complejo del oro en las individualidades, los detuvo; cayeron en extraño límite de evolución; anularon toda posible filosofía para que el mundo pudiera unificarse; este drama es uno de los más demoníacos que exsiste; es un extraño libertinaje que hace de los planetas de pruebas, verdaderos planetas-infiernos; es el destino de todo sistema de vida planetario, cuyas criaturas no tuvieron la grandiosa habilidad, de crear una filosofía única que a todos hermanara; esto significa que surge ciencia del bién que no queda; es decir que todo esfuerzo realizado en planeta de pruebas que nunca se unificó, es quitado y desaparece en los divinos acontecimientos del divino juicio de dios; es lo que le sucederá al llamado capitalismo; este extraño sistema de vida no tenía por base al divino evangelio de dios; tenía por base un extraño complejo de posesión, perteneciente a las tinieblas; y por lo tanto desconocido en el Reino de los Cielos; en la prueba de la vida, había que saber distinguir, el sistema de vida que podría ser ó no agradable a dios; los que defendieron al llamado capitalismo, no lo hicieron; y al no hacerlo, se crearon ellos mismos, su propio futuro llorar y crujír de dientes; los tales no se dieron cuenta ó lo pasaron por alto, que desde el momento en que un sistema de vida es injusto e interesado, tal sismema de vida no es agradable al eterno; y la lección de los sistemas de vidas injustos, el mundo la tenía en su propio pasado; porque de tantos reinos que hubieron, a ninguno dejó el divino Padre Jehova; el llamado capitalismo es uno más que se agrega a la lista de los ya desaparecidos; porque es más fácil que el divino Padre deje en la Tierra, a un sistema de vida que le engrandeció a sus propias divinas leyes; a que le dé preferencia, a uno que se las desvirtuó; los que defendieron al capitalismo, no supieron defender lo de dios; los tales tenían un microscópico concepto moral de los divinos mandamientos de dios; tal como lo tuvieron los vanidosos y vanidosas del mundo; los que en sus ideales defendieron a extraños sistemas de vidas que en sus extrañas leyes incluían todo lo inmoral que contenía el llamado capitalismo, ellos mismos contribuyeron a su propia perdición; porque al mal defendieron; y quien defiende al mal, no entra al Reino de los Cielos; las vanidosas del mundo fueron víctimas del propio sistema de vida; porque los propagandistas y los ilusionadores de las necesidades, no se hicieron esperar; las vanidosas cayeron con una facilidad asombrosa; generación tras generación, la caída formó una larga cadena; la prueba de la vida tuvo por dificultades, a las propias sensaciones que los mismos espíritus pidieron a dios; para poder vencer en todo, los seres humanos debieron de haber conocido otro sistema de vida; uno que tuviera leyes igualitarias, semejante ó parecidas a las divinas leyes del Reino de los Cielos; la precipitación de la astucia lo impidió; y nadie dijo nada desde el principio; y lo ilegal tomó carta de legal; lo artificial, lo falso en el microscópico instante, se legalizó y se proyectó en el todo sobre el todo de cada vida ilusionada; el extraño dormir desvirtuó a la propia vida; y paralela a ella, corrió el hastío propio de lo que no tiene destino; el hastío de la bestia que nada enseña; que a todos ilusiona, entretiene, los hace perder el tiempo, y los deja en las mismas puertas del suicidio; en esto descolla la vanidad; los que excesivamente probaron los artículos de la ilusión; y al caer en excesos, desequilibraron a su propio destino; ellos pidieron a dios un destino equilibrado; es decir, sin la intervención ni en una molécula siquiera, de las tinieblas; al caer en vanidades, tales espíritus desequilibraron la propia armonía de la propia luz; las vanidosas del mundo quisieron crearse un cielo, sin renunciar a los complejos de las tinieblas; ciertamente que se anularon; porque no se puede servir a dos señores; porque se pidió servir sólo al Señor de la luz; es decir que se pidió servir a dios, en un sistema de vida, que excluía toda forma de vanidad; todas las sensaciones pedidas a dios, absolutamente todas, conducían al Reino de la luz; al eterno deseo del inmortal retorno, al Reino de los Cielos; en todos habría un nuevo y futuro retorno al lugar de orígen, siempre que en el camino de la vida, no se hubiese atravesado el llamado capitalismo; ó cualquier otro sistema de vida, que también se hubiesen tomado el extraño libertinaje de no tomarlo en cuenta en sus leyes; porque el eterno en todo está; la prueba de la vida consistía en no sólo adorar a dios, según la individualidad de la criatura; sino, en adorarlo en las costumbres surgidas del propio sistema de vida; había que relacionar lo de abajo con lo de arriba; había que relacionar los sucesos vividos en la Tierra, con los que se deseaban vivir allá en el cielo; para poder ganarse un futuro justo, había que ser también justo, en el microscópico presente que se vivía en un lejano y remotísimo planeta de pruebas; los que cayeron en la extraña vanidad, no fueron justos ni para ellos ni para con dios; lo que significa que los tales seguirán viviendo en mundos injustos en donde la realidad es disfrazada; porque la vanidad es tan sólo eso; un extraño disfraz que alguien trajo desde las galaxias de tinieblas.-

TODOS AQUÉLLOS PADRES Ó MADRES QUE PERMITIERON QUE EL EXCESO DE CELO EN SUS HIJOS, PERMITIERA INJUSTICIAS EN OTROS SERES, Nó ENTRARáN AL REINO DE LOS CIELOS; LA INJUSTICIA SEA CUAL FUERE SU GRADO, Nó ES PERMITIDA EN EL CIELO DE LOS JUSTOS.-

Sí hijito; las injusticias forman jerarquías infinitas de futuras tinieblas; porque tal como las ideas y las sensaciones, la injusticia es también expansiva y viviente; de una microscópica injusticia, nace un reino de tinieblas; nace una filosofía viviente, cuya cualidad y calidad, será la lucha por las injusticias; todo se perpetúa en el universo; lo salido de cada criatura, nó cesará jamás de expandirse; tal como el universo mismo; la eternidad sólo se detiene por un instante cuando el espíritu pide conocer una forma de vida; todo se repliega a la invisibilidad; es el olvido del propio pasado en la vida humana; todo espíritu al dejar un planeta, se encuentra en el espacio con todas las ideas, sensaciones é injusticias, que generó por su paso en el planeta; de verdad os digo, que todo espíritu malo, se llena de pavor al saber esta ley; allí en ese instante comprende, el porqué toda escritura salida del Padre, enseñaba ser bueno en la vida; lo que vé le espanta; porque se siente responsable de su propia herencia; y tiene que rescatarla de las tinieblas; he aquí otra tragedia y llorar de crujir de dientes, de los que fueron malos en la vida; la más microscópica maldad generada, se multiplica en el espacio; igual ley eterna cumple el bién generado; del más microscópico bién, nace un futuro paraíso; esta revelación llena de felicidad al espíritu que hizo el bién en la vida; mientras mayor cultivo del bién se hizo, mayor número de paraísos nacerán en el espacio; igual ocurre con el mal; mientras más malo se fué en la vida, mayor número de planetas-infierno nacen; la expansión del cielo creado por sí mismo, es proporcional al tiempo en que se hizo bién ó mal; y es paralelo a la cualidad y la calidad del ser pensante; he aquí que cada uno se hace su propio cielo; porque cada uno generó ideas en su respectivo libre albedrío; he aquí la eternidad salida de vosotros mismos; en todo instante estáis creando eternidad; porque en todo instante estáis pensando; cuando se deja de pensar, se cesa de crear eternidad; he aquí una ley que estremecerá al mundo; porque este mundo está lleno de mal intencionados; las ideas que se piensan y nó se expresan por el habla, también se eternizan en el espacio; de ellas nacen mundos malignos y silenciosos; mundos que tendrán que ser rescatados de la ignorancia que recibieron por herencia; he aquí la ley de los futuros redentores; una ley universal; una ley tanto de arriba como de abajo; una ley que es el Alfa y la Omega del complemento de la perfección; no hay criatura alguna que no haya sido ó vaya a ser, redentor de un mundo; mundo salido de sus propias ideas ó sensaciones; he aquí se os levanta uno de los misterios de la Trinidad Solar; el Hijo Primogénito vino al mundo, a cumplir una divina misión; nó porque él haya creado el mal en este mundo; este mundo Tierra nó estaba destinado al mal; vuestros primeros padres, violaron la ley de los paraísos; crearon en el mismo, la desobediencia; ellos cambiaron el destino de este planeta; lo marginaron de la familia de los paraísos; he aquí la causa por la cual, todo cuesta en este mundo; he aquí el porqué se cerraron los cielos a este planeta; la Tierra en que estáis, salió de los soles Alfa y Omega de la galaxia Trino; el orígen de vuestro planeta es solar; porque hay infinitas clases de orígenes; la creacion de los mundos, es como la creación de las individualidades; en que habiendo infinitas, ninguna es igual a la otra.- Sí hijito; este dibujo celeste enseña que todo mundo del espacio tiene dimensiones que nó tienen fín; las dimensiones son espacios que los ojos humanos nó ven; por las invisibles dimensiones viajan vuestras ideas; y todo lo que se volatiza; nada desaparece en el sentido de la nada; la nada también es dimensión; porque la nada es idea; y toda idea se materializa en su respectiva dimensión; las sensaciones también tienen sus dimensiones; nadie es desheredado en los derechos universales; materia y espíritu tienen su dimensión; en donde la herencia se expande; constituyendo cielos y planetas microscópicos; la sal de la vida sale de vosotros; está en la materia y el espíritu; la sal de la vida, es el punto de partida de la trinidad hijo y la continuación de la Trinidad Padre; el hijo participa de lo que hizo el Padre; la participación del hijo viene haciéndose desde muchas eternidades atrás; porque tal participación abarca exsistencias que nó tienen fín; porque todo espíritu nace de nuevo; los nacimientos nó tendrán jamás fín; porque lo del Padre nó tiene fín; y el perfeccionamiento que ofrece a sus hijos, nó tiene fín; los que dudaron de otras exsistencias, del Padre dudaron; porque se les enseñó que dios era infinito; que nó tiene fín en nada imaginado; de verdad os digo, que quien nó hizo esfuerzos mentales por imaginar de como sería el infinito del Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que mentalmente se esforzó, a uno que nó se esforzó; el más mínimo esfuerzo es premiado en el Reino de los Cielos; y entre el mínimo entre los mínimos, de los esfuerzos mentales, está el Padre; porque él es la primera cualidad y calidad del universo; el universo está infinitamente llenó de dimensiones; unas dentro de otras; en lo profundo-interior y en los presentes-expansivos; de verdad os digo, que toda dimensión es una galaxia que jamás tendrá fín; cuando se nace en una vida, se crean a la vez, otras tantas dimensiones; su número a lo largo de una exsistencia, es como el número de granos de arena que contiene un desierto; y todas las dimensiones que creásteis en la vida, os esperan fuera de la Tierra; ellas desean conocer a su creador; de verdad os digo, que sólo exsiste un sólo Creador; el Padre Jehova; más, los hijos crean imitando al Padre; la imitación fué pedida por vosotros; todo espíritu pidió imitar al Padre por sobre todas las cosas, en la prueba de la vida; cada individualidad es una imitación en el Padre; es por eso que fué escrito: hechos a imagen y semejanza de dios; de verdad os digo, que la divina imagen del Padre, es eternamente relativa; jamás alcanzaréis a igualar su divina imagen; conocer una vida, es para todo espíritu, conocer una imagen del Padre que nó conocía; en cada nacer de nuevo, ocurre lo mismo; el divino término que fué dicho: el que nó naciere de nuevo, nó puede ver el Reino de dios; quiere decir que el Reino del Padre, es sucesión eterna viviente; conocer al Padre, es una de una de las infinitas formas, en que se le puede ver; las formas en que se le puede ver, nó tienen límites; ni jamás lo tendrá; todas las individualidades que encierran todas las criaturas de todos los mundos del universo, pidieron tal forma y semejanza para verlo; las formas y las semejanzas, nó tienen ni principio ni fín; aún suponiendo que el principio del principio de sus criaturas, tuvo un principio; nacer de nuevo, es el destino universal de todas las criaturas pensantes; la grandeza del Padre, nó se detiene en una exsistencia; porque nada en él tiene límites; por lo tanto, las grandezas del Padre, nó terminan jamás; en sus divinas cualidades y calidades; de verdad os digo, que el Padre nó muestra jamás su divino rostro; de mostrarlo, quemaría todo el universo sin principio ni fín; más, como nada es imposible para el Padre Jehova, él se muestra a sus criaturas, en una forma que le vé y le entiende, sin quemarlo; de verdad os digo, que la forma de dejarse ver, por determinado mundo, es únicamente exclusiva del libre albedrío del Padre; si el Padre desea dejarse ver en forma humana, ¿quién puede oponerse? muchos en este mundo, tratan de sujetar el libre albedrío del Padre, a su microscópico conocimiento; muchos han dicho, que de ningún ser humano, puede valerse el Padre; profundo error; el libre albedrío del Padre es impenetrable; de verdad os digo, que los tales que así pensaron, nó entrarán al Reino de los Cielos; porque les faltó humildad; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que prefirieron callar, antes de dar una opinión en este punto; porque tal silencio es un acto de humildad ante lo que nó se conoce; es prudencia y sabiduría; he aquí la prueba universal pedida por vosotros mismos; porque todo se pide en el Reino; todos pidieron la dificultad espíritual de comprender al propio Creador; porque probados fuísteis en la vida; de verdad os digo, que la prueba de la vida son todas las sensaciones desconocidas de vuestra individualidad; lo desconocido pedido por vosotros, posee cualidad y calidad; cada individualidad pidió la dificultad para vencerla; buscar y encontrar el destino del propio entendimiento; y mientras más dificultad tuvo tal búsqueda, mayor es su mérito en el Reino de los Cielos; mayor es su puntaje celestial; el más sufrido entre los sufridos, es primero en entrar al Reino del Padre; muchos hablan de ser ellos los elegidos; de verdad os digo, que para ser un elegido delante del Padre, hubo que saberse de memoria, toda la escritura del Padre, en la prueba de la vida; hubo que haberle dado preferencia por sobre toda búsqueda imaginable; por sobre todas las cosas, que os salieron al paso; lo que resulta poco menos que imposible, ante la ilusión y la fascinación del interés al poder del oro; de verdad os digo, que tal ilusión y tal fascinación, ningún premio reciben; porque el bienestar que os dió el oro, es vuestra recompensa; los que que lucharon para nó dejarse dominar por la ilusión y fascinación del poder del oro, serán premiados; serán resucitados en carne en este mundo; volverán a ser niños en este planeta; he aquí el llorar y crujir de dientes del llamado mundo cristiano; mundo de la falsedad y la hipocrecía; un mundo que cultivó una extraña individualidad formada por una extraña espíritualidad con extraña moral; una moral que sirvió a dos señores; sirvió al oro y al dios viviente; de verdad os digo, que nadie pidió al Padre, servir a otro señor; porque todos sabíais que sirviendo a dos señores, os dividiríais; y sabíais que ningún espíritu dividido, entraría al Reino de los Cielos; todos sabíais que satanás al dividir a los ángeles del Cielo, dividió un Reino; y todo dividido fué echado fuera; he aquí que jamás entrará al Reino, todo aquél que al acostumbrarse a una inmoralidad viviente, como lo es un sistema de vida basado en el oro; porque tal sistema de vida es un perpetuo dividir a la materia y el espíritu; a medida que pasan los segundos que se van viviendo, el espíritu más se aleja del Reino de los Cielos; he aquí la tragedia de todo un mundo; un mundo que al ser guíado por espíritus meramente materialistas, imitaron lo de satanás; todo el que conoció la influencia del oro, conoció la influencia de la división; nó conoció la igualdad enseñada por el Padre; y basta conocer aunque sea la palabra división en cualquier derecho del espíritu, y nó se entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que toda la ceguera de la historia humana se paga; desde el primer instante a través de los siglos, hasta el último instante; esta ceguera a costado a este mundo, un alejamiento del Reino de los Cielos, de tantos segundos, como segundos contuvieron todos los siglos pasados; de verdad os digo, que cada segundo transcurrido, es viviente delante del Padre; habla, se expresa y se manifiesta delante del dios viviente; vuestro juicio final, abarca desde el primer instante en vuestras vidas, a partir de los doce años de edad, hasta el último instante de vuestra vida; incluyendo el último suspiro de vida; y para los que pidieron ser juzjados en la Tierra, hasta el último instante de la Revelación; de verdad os digo, que todos en este mundo, calcularán el número de segundos vividos; hora por hora; año por año; y las ideas que cultivaron en cada segundo pasado; todos se armarán de las mejores ideas; porque toda idea buena acerca al Reino de los Cielos; y toda idea mala aleja al espíritu, del Reino del Padre; esta época de la humanidad será llamada la batalla del armagedón; porque toda la generación buscará en el archivo de su vida, las mejores ideas; la mejor arma para acercarse al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que jamás hubo ni habrá, mayor polémica intelectual en torno a la doctrina del Cordero de dios; porque la jerarquía de todo Primogénito, está por sobre toda jerarquía humana; Hijo Primogénito, significa primero en todo lo imaginable; primero en telepatía viviente; primero en doctrina viviente; hasta mandar las fuerzas de la naturaleza; lo último, marca el fín de toda prueba humana; hasta el último instante la fé de este mundo es probado; hasta el instante en que el Hijo Primogénito mueve montañas, con su poder mental; resucita a los que pidieron ser resucitados; abre las aguas de los océanos; todo prodigio le fué dado en este mundo; su reinado en el mundo Omega, será un reinado de prodigios; nuevas leyes que dejarán en el olvido, a la ciencia materialista; he aquí, un llorar y crujir de dientes, para los orgullosos que se creyeron únicos en su conocimiento; he aquí el fín de una ciencia que exsistió para ser probada por el Padre Jehova; he aquí que de esta ciencia nó quedará nada porque nada quedará de su mundo; el mundo materialista pasará, como pasará esta Tierra; todo planeta tiene su edad y muerte, escrita en el Reino de los Cielos; como la tienen sus criaturas; de verdad os digo, que los prodigios de un Padre Solar, maravillan a los mundos; y provocan las más grandes revoluciones, en todas las mentes; el materialismo estará espantado ante la presencia de un Hijo Solar; por primera vez, será impotente ante la ley venida del Reino de los Cielos; y caerá la bestia; la bestia que fué probada por unos siglos; que no son más, que un suspiro en el tiempo divino del Padre; el término bestia representa todas las violaciones y las tinieblas, de los que se enseñorean de sus propias ideas; las ideas malas, que son producto de mentes que se alejaron de las leyes y escrituras del Padre, constituyen entes vivientes que asolan a las lejanas galaxias; de tales ideas malignas, nacen los futuros mundos-infiernos; la bestia pide de vez en cuando al Padre, volver a probar vida en algún mundo de la luz; he aquí lo que son los espíritus del materialismo; espíritus de gran sabiduría; más, su cualidad y calidad, es de las tinieblas; porque toda su ciencia, nó lleva el sello de la espíritualidad del Padre; materialismo significa en Ciencia Celeste, bestia que mata las ideas del espíritu; su misma palabra lo dice; de verdad os digo, que el materialismo nó es árbol plantado por el Padre; y de raíz será arrancado de la evolución humana; para el Padre, los humildes son los primeros y por los humildes, debió haber crecido el árbol humano; la soberbia humana lo hizo crecer en sentido opuesto; porque este mundo hizo lo opuesto, a las enseñanzas de las escrituras del Padre; el que manda en el mundo, nó es el humilde; en este mundo manda el que más oro tiene; y enseña al mundo una extraña moral, que tiene en sí misma, la influencia de la codicia y la ambición que será maldecida por el mismo mundo; porque quien conoció codicia y ambición, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entren al Reino, los que jamás oyeron hablar de codicia y ambición; porque hasta los oídos se quejan delante del Padre; y todo lo que escuchó salido de un extraño sistema de vida, todo se paga en puntito celestial; instante por instante.-

TODOS AQUÉLLOS QUE CREARON POLÍTICA SIN TOMAR EN CUENTA LAS ESCRITURAS DEL PADRE, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; TENDRÁN QUE PAGAR EN PUNTAJE CELESTIAL, SEGUNDO POR SEGUNDO DE TODO EL TIEMPO EN QUE DIVIDIERON A OTROS; LAS ESCRITURAS DEL PADRE A NADIE DIVIDEN.-

Sí hijito; así es; tal como lo intuístes desde niño; los llamados políticos, han provocado a este mundo, un atraso de muchos siglos; no buscaron la unificación en las escrituras del Padre; hicieron doctrinas puramente mundanas; influenciadas por el mundo; y nó por las leyes espírituales; tal concepción al encontrarse con la Revelación, hace crisis; y cae lo que por un corto tiempo reinó; es la sorpresa que les espera a los que se hicieron llamar políticos; la cualidad y la calidad de la política terrenal, es dividir en violación a la igualdad enseñada por el Padre; nó buscaron la igualdad; buscaron las conveniencias; engañaron a millones de seres; los desviaron del verdadero camino, de la verdadera espíritualidad; entretuvieron al mundo en lo que es el engaño más grande ante el Padre; la igualdad salió del Padre; la división y el engaño salió de los hombres; he aquí la diferencia entre el libre albedrío del Padre, y el libre albedrío de los hijos; cuando los que dirigen destinos en los mundos, se salen de los mandatos del Padre, éstos conducen a la tragedia a tales mundos; nadie pidió nacer para darle la contra al Padre; todos pidieron nacer para complacer al Padre, por sobre todas las cosas; de verdad os digo, que todo político nó entrará al Reino de los Cielos; porque hicieron lo opuesto, a lo que ellos mismos prometieron en el Reino de los Cielos; ningún político pidió al Padre dividir a otros; ni en lo más microscópico; porque sabían que sólo satanás divide; para darle la contra a la igualdad, enseñada por el Padre; ciertamente que los llamados políticos, hicieron en este mundo, el papel de satanás; ellos dividieron abajo, y satanás dividió a los ángeles del Padre arriba; los políticos al dividir al mundo, nó le dejaron entrar al Reino de los Cielos; porque cada criatura será acusada delante del Padre, de complicidad con el demonio de la división viviente; cómplices con los que le dieron la guerra, a la igualdad del Padre; los políticos olvidaron por poca evolución, que nó se puede servir a dos señores; nó se puede ser político, y decir a la vez, que se está sirviendo al Padre; ó se sirve a la igualdad, ó se sirve al demonio; de verdad os digo, que todo espíritu que sirvió a la política, será acusado de hipócrita delante del Padre; y tendrán que responder, por todas las criaturas que les siguieron y les imitaron; el libre albedrío viviente que se unió a vosotros, pidió al Padre, servirle en la Tierra en forma tal, que la cualidad y calidad pensante no se saldría de la psicología de las escrituras; ciertamente que tal pedido fué desbaratado; porque el espíritu de los políticos, nó tomaron en cuenta lo del Padre; si le hubiesen tomado en cuenta, el mundo en que estáis, sería mundo de una sola filosofía; una sola bandera; un sólo gobierno; un sólo destino; una meta común; sería un mundo cercano a la igualdad enseñada por el Padre; y lo que más se asemeja a lo del Padre, mayormente premiado es; de verdad os digo, que si tuvísteis libre albedrío en la vida, este libre albedrío fué una prueba; porque todo espíritu es probado en la vida; y porque el libre albedrío de las generaciones futuras, nó actuará como vosotros actuásteis; porque ese mundo del futuro a nadie dividirá; es el mundo soñado por los humildes y los justos; vosotros políticos del mundo, jamás unificaréis a este mundo; porque perpetuáis en las generaciones, vuestra debilidad; la división basada en una falsa libertad; porque tal libertad, nó os conduce al Reino de los Cielos; la verdadera libertad en la criatura, es aquélla que le hace volver de nuevo en donde está su Creador; vosotros políticos del mundo, tuvísteis un concepto falso é hipócrita, de la verdadera libertad; lo de vosotros fué libertinaje; este libertinaje consistió en olvidar las escrituras del Padre; el más caro de los libertinajes; porque os cuesta la entrada al Reino de los Cielos; y os cuesta la resurrección de vuestra carne; nó podréis volver a ser niños en este mundo; de verdad os digo, que de vosotros nada amoroso nace; vuestra herencia y vuestra maligna influencia que dejásteis en este mundo, será maldecida por todos los que os conocieron; por todos aquéllos que por vuestra culpa, nó entrarán al Reino de los Cielos; de verdad os digo, políticos del mundo, que tendréis que pagar idea por idea, molécula por molécula, virtud por virtud; el todo sobre el todo de los demás, os acusará en el Reino de los Cielos; porque el todo es viviente delante del Padre; y siendo viviente, preguntará el porqué no se le deja entrar al Reino de los Cielos; todo lo que fué en cada uno en la vida, reclamará justicia contra vosotros; nunca debísteis haber dividido a los demás; todo engrandecido en la Tierra, cae ante el Padre; porque a nadie se le mandó, dividir a nadie; este mundo tiene un atraso de veinte siglos por vuestra culpa; y todas las generaciones que pasaron por este mundo, os están esperando fuera del Reino; a medida que partís de este mundo de pruebas, sóis llamados a juicio Celestial; ninguno de vosotros, demonios de la división, escapará a la justicia del Padre; vosotros legalizásteis el sistema de vida basado en el oro; vosotros que prometísteis al Padre, luchar contra toda clase de abusos, os aliásteis con el abuso y la injusticia; vosotros nó luchásteis contra los seguidores del oro; ciertamente que más vale ante el Padre, un revolucionario que luchó contra los seguidores del oro, a vosotros que los perpetuásteis; ciegos, guías de ciegos; ¿nó os dísteis cuenta que mi Hijo Primogénito, fué el primer Revolucionario contra el sistema capitalista? ciegos é hipócritas ¿nó vísteis los hechos de las escrituras? ¿nó vísteis que fué el primero que luchó contra el materialismo romano? ciertamente que muchos hipócritas como vosotros, así lo comprendieron; más, por cobardía callaron; por nó haber imitado al primer Revolucionario del mundo, tenéis otra justicia más; porque la jerarquía solar del Hijo Primogénito, os pedirá cuentas; de verdad os digo, que todos los espíritus humanos, conversaron en el Reino, con el Mesías; y todos se prometieron en divina alianza, dar su divino ejemplo por imitación; ¿y qué ejemplo dísteis vosotros, políticos hipócritas? el de aprovecharos de la abundancia que correspondía a los humildes del Padre; porque todo humilde es primero ante el Creador; por lo tanto, los humildes debieron haber tenido lo mejor de este mundo; porque ser el primero en los deseos de dios, es ser el primero en todos los beneficios; en cualquier planeta en que se encuentren los humildes del Padre; es lo que vosotros políticos hipócritas, jamás comprendísteis; sólo los hombres que trataron de darle al humilde más de lo que otros les dieron, entrarán al Reino de los Cielos; porque cumplieron con el deber dentro de las leyes humanas; complaciendo con ello al Padre; muchos de los que así obraron, no se dieron cuenta; porque el hacer el bién, nó requiere de títulos ni de proclamas; de verdad os digo, que todos aquéllos que se hicieron llamar de izquierda, son grandes ante el Padre; porque fueron del pueblo; y siendo del pueblo, son hijos del hombre; hijos del trabajo; he aquí los que más se acercaron al divino mandato del Padre Jehova que dijo: te ganarás el pan con el sudor de tu frente; quien trabajó más se acercó a lo del Padre; por su cualidad y calidad entre todas las filosofías pensantes; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un obrero a que entre un político; el primero está más cerca del mérito en el Padre; el segundo está influenciado por conceptos mundanos, creados por hombres; la cualidad y calidad del primero, compromete a las leyes de la eternidad; la cualidad y calidad del segundo, se compromete con lo efímero; con lo que es pasajero; todo lo mundano lo es; toda llamada política del materialismo es efímera; la llegada de la Revelación, pone fín a este reinado que jamás debió haber exsistido; nada que nó tomó en cuenta lo del Padre, debió haber exsistido; todos los que idearon psicologías ajenas a las escrituras y los Mandamientos del Padre, son los árboles que nó plantó el Padre; y de raíz serán arrancadas de la evolución humana; de verdad os digo, que con el fín que viene a este mundo, nó quedará ningún demonio que divida a los hijos de la luz; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que pensó en forma colectiva, a uno que pensó en forma individual; el primero se acercó a la ley que reina en el Reino de los Cielos; el segundo imitó a las filosofías de los mundos atrasados; he aquí dos formas de la bondad viviente; la que defenderá delante del Padre, al espíritu que más defendió lo del Padre; los que pensaron en forma colectiva, están primero; porque todos los que fueron beneficiados, pedirán puntos de luz, para el que los benefició; los que pensaron en forma individual, nada reciben; nadie los defiende en el Reino de los Cielos; he aquí el triunfo de la doctrina comunista en este mundo, por sobre todos los egoístas; de verdad os digo, que el comunismo terrenal, proviene de lo que los espíritus vieron en el Reino del Padre; el comunismo como filosofía, es universal; en el Reino de los Cielos, se vive el Comunismo Celestial con filosofía de niño; la alegría nace de una justicia común; la alegría que vosotros habéis dado al mundo políticos hipócritas, nó es alegría común; es alegría fingida; porque unos tienen más y otros tienen menos; mentalmente nó es alegría justa; de verdad os digo, que todas las reacciones ó sentimientos que hicísteis sentir a los demás, os acusarán delante del Padre; porque reacciones y sentimientos, que nó entran al Reino de los Cielos; porque la causa que fuísteis vosotros, nó tomó en cuenta los Mandamientos y escrituras del Padre; ellas se sienten desheredadas; he aquí políticos hipócritas, vuestro fruto; a todos los que os imitaron, los condenásteis; materia y espíritu; he aquí la causa de vuestro llorar y crujir de dientes; he aquí vuestra tragedia; por nó cumplir con lo prometido al Padre por sobre todas las cosas; he aquí vuestro fín, egoístas del mundo; he aquí el fín del sufrimiento en este mundo; un sufrimiento salido de los mismos hombres; y de los mismos, nace el fín; porque el tiempo de todo reinado, lo pedísteis vosotros mismos; todo se pide en el Reino de los Cielos; hasta la clase de vida que el espíritu, desea conocer; he aquí la caída de satanás de este mundo; he aquí el fín del mundo Alfa y principio del mundo Omega; he aquí el fín del mundo materialista y el principio del mundo espíritualista; he aquí la caída de un mundo y sus inmorales costumbres; y el nacimiento de otro con nuevas costumbres; he aquí el fín de un mundo que fué probado momentáneamente por el Padre Jehova; he aquí el principio del juicio final; que principia con la doctrina del Cordero de dios; he aquí la primera escritura telepática del mundo; primera, porque será la única que tendrá este mundo con el Padre Jehova; tal como la tuvo el mundo antiguo; he aquí el espanto de las rocas de egoísmos de este mundo; he aquí la más grande sorpresa para un mundo ilusionado en el oro; he aquí el principio del llorar y crujir de dientes de este mundo; he aquí la caída de los idólatras; he aquí la caída de lo que jamás debió haber exsistido; la violación hacia lo del Padre, en forma de sistema de vida; he aquí el fruto de satanás; he aquí la obra de los llamados religiosos, políticos y militares; demonios que apoyaron a los llamados capitalistas, y perpetuáron el dolor humano; de ellos nació todo dolor y toda injusticia; he aquí a los culpables en juicio público; porque la Revelación será traducida a todos los idiomas del mundo; lo que es del Padre, es universal; he aquí el espanto de los que dividieron este planeta, en naciones, religiones, políticas, ejércitos nacionales, filosofías de extras morales, ciencias extrañas; porque sólo satanás divide para luchar contra la igualdad enseñada por el Padre; de verdad os digo, que si este mundo nó hubiese conocido a los demonios de la división viviente, este mundo nó habría tenido necesidad de ningún juicio; la causa única de los juicios planetarios en el universo, es el abuso, la explotación y la ignorancia hacia las leyes del Padre; en todos los mundos, los ambiciosos dan que hacer al Padre; más, en este mundo nó quedará ninguno; son los azotes de la creación; espíritus de las tinieblas, que piden al Padre ser probados, en mundos de la luz; espíritus que desean ser transformados; de verdad os digo, que toda perfección se logra probando vidas en lejanos planetas; naciendo de nuevo infinitas veces; quien nó nace de nuevo, sólo vé al Padre, desde una evolución; la gloria de verle, tiene infinitas jerarquías; que jamás conocerán límite alguno; el verle en la mayor gloria, es la causa de la exsistencia del universo mismo; causa divina y eterna; lo divino es lo que antecede a lo que se siente en un presente; quien rechaza lo divino, rechaza todo un pasado que ya vivió; niega a seres que convivieron con él, en otras moradas planetarias; niega el lugar del universo en que fué creado; de verdad os digo, que todo el que niega su orígen divino, se queda sin orígen divino; basta no creer, y se es complacido; de verdad os digo, que toda creencia es viviente delante del Padre; y toda creencia acusa a todo espíritu, que nó creyó en su propio Creador; quien nó creyó en la luz del conocimiento del Padre, nó vé la luz; quien nó creyó en las tinieblas, nó las vé; más, tarde ó temprano, comprobará su exsistencia; lo mismo sucede con la ley de la luz; el mundo Tierra, es un mundo que pronto entrará en contacto con otros mundos; porque la llegada de la Revelación del Padre Jehova, pone fín al tiempo de prueba del planeta; he aquí la más grande época que conocerá este mundo; una época gloriosa incomparable; una época soñada por muchas generaciones; una época que nó olvidarán los incrédulos; porque la más grande verguenza se apoderará de ellos; las criaturas de otros mundos les leerán la mente y verán que fueron negados; de verdad os digo, que todo humilde y despreciado de este mundo, será engrandecido; y todo engrandecido que salió de un extraño sistema de vida basado en el oro, será despreciado; de verdad os digo, que todo el que fué defraudado por la falta de honradez de los llamados políticos, serán hartados; este mundo al conocer los Rollos del Cordero, estallará en la más grande revolución de todos los tiempos; lo del Padre eclipsa lo de los hijos; será una revolución sin las llamadas armas; porque el Creador nó necesita destruír, lo que de él mismo salió; le basta su divina palabra viviente; le basta una doctrina, para transformar a un mundo; nada le es imposible; la Revolución salida del Padre, se le llama en el Reino de los Cielos, el Armagedón; significa Gente que se arma con sus propias ideas que generó en la vida; porque de ello, deduce su propio puntaje celestial; de verdad os digo, que la palabra Armagedón, pidió al Padre, probar al intelecto humano; ¿no se os enseñó que todo espíritu es probado en la vida? los estudiosos de las escrituras de este mundo, los que buscaron la verdad como fué mandado, le dieron a la palabra Armagedón, un significado muy materialista; pensaron en guerras y destrucciones propias de hombres; cayeron por falta de evolución; fué una prueba pedida por ellos mismos; una prueba en que no se pierde ni se gana; porque las clases de pruebas en su cualidad y calidad, nó tienen límites; el Armagedón es un recuento de lo obra hecha en la vida; la obra mental se compone de millones de ideas; y cada idea representa puntaje celestial; en que la criatura se acerca ó se aleja del Reino de los Cielos; según sus obras, es el lugar que se ocupa en el espacio del infinito universo; de verdad os digo, que todo el juicio final se reduce a puntaje celestial; las obras buenas del espíritu, son puntaje celeste y las obras malas del espíritu, puntaje de tinieblas; el bién hecho en la vida, conduce al lugar en que se fué creado; conduce a los soles Alfa y Omega; el mal nó conduce al lugar en donde se fué creado; el espíritu malo sigue ignorando su lugar de orígen; y lo seguirá ignorando mientras persista en el mal; es por ello que fué escrito: cada uno se hace su propio cielo; cada uno se ubica en el espacio según sus obras; según el puntaje ganado; según como empleó el libre albedrío en la vida; instante por instante; idea por idea; segundo por segundo; he aquí la causa dolorosa, de que los familiares que violaron la ley del Padre, nó se junten fuera de la Tierra; porque el sistema de vida que conocieron, fué individualista; nó fué un sistema de vida igualitario; porque la igualdad viviente, los juntaría igualmente fuera de la Tierra; porque habría afinidad de atracción, hacia un mismo punto del universo; he aquí la tragedia del libertinaje, a que os condujeron los creadores del capitalismo; defendieron una libertad, que no poseía la cualidad y la calidad de moral, de las escrituras del Padre; se alejaron de la igualdad del Padre, en la prueba de la vida; y el resultado es que ninguno de los de este mundo, volverá a juntarse fuera de la Tierra; he aquí la obra de satanás; que tomó forma de sistema de vida, para dividir y dispersar al rebaño planetario; he aquí a los más grandes engañadores de la humanidad; los que ilusionaron al mundo con su oro; he aquí que tal ilusión, dejó a la humanidad entera fuera del Reino de los Cielos; toda obra humana lleva el sello de un interés; de una astucia; de un cálculo medido cuyo pensamiento nó fué el Padre; cuando se piensa en el Padre, se piensa en eternidad; cuando se piensa según el interés humano, se piensa en efímero; se piensa en lo mundano, se piensa en lo que sólo dura un instante; pensamientos últimos, nó llegan muy lejos en las profundidades del universo; la cualidad y la calidad de la idea, nó crea el magnetismo expansivo necesario; de verdad os digo, que las ideas violadoras de la ley del Padre, gimen en las tinieblas; piden que la mente que las creó, sean llevadas a juicio ante el Creador; el reclamo es universal; la multitud de ellas, estremece los Reinos de los Cielos; eclipsa a los gigantescos soles; porque vienen ideas de incontables mundos; son por su número, como los granos de arena que contiene un desierto; Así lo veo divino Padre Jehova; es tan inmenso el universo de las ideas vivientes, que nadie sabe de mi planeta Tierra; Así es hijito; aquí nadie sabe nada; sólo se sabe que el universo nó tiene fín; los que se creyeron importantes en sus mundos, nadie los toma en cuenta; sólo el Padre es tomado en cuenta; como ves hijito, la realidad nó es como la creen los hombres materialistas; la realidad en el Padre nó tiene límites; el razonamiento humano queda reducido a nada; sólo las ideas que emanó la mente, es la realidad eterna; de verdad os digo, que todo razonamiento humano es desconocido en el Reino de los Cielos; porque está influenciado por una extraña moral; salida de un extraño sistema de vida que adoró al oro; he aquí la cualidad y calidad del razonamiento humano; una cualidad y calidad que nó le permite entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ninguna criatura humana a logrado entrar al Reino de los Cielos; ni ninguna entrará; los culpables son los capitalistas, religiosos y militares; estas tres bestias os engañaron; porque de nó haberlas conocido vosotros, entraríais al Reino de los Cielos; he aquí las tinieblas que pidieron conocer la luz; he aquí el resultado de tal prueba; he aquí la realidad hecha juicio eterno; he aquí a los culpables de vuestra tragedia; he aquí a los culpables de vuestro llorar y crujir de dientes; he aquí la causa del dolor humano; he aquí el yugo que surgió en la prueba de la vida humana; he aquí la forma que tomó satanás en este mundo; he aquí la experiencia humana; una experiencia hecha vida en un lejano y microscópico planeta llamado Tierra; he aquí el fín de vuestro mundo; nó un fín físico; sino, un fín a un mundo que moldeó vuestra mente; un mundo que vivísteis dentro del mundo-planeta; un mundo creado por la mente humana; un mundo cuyo dios fué el oro; un mundo que será prohibido en las enseñanzas de las criaturas del futuro; porque la cualidad y calidad de este mundo, hace que nadie entre al Reino de los Cielos; será llamado entre las historias planetarias, el mundo-tragedia; el mundo del llorar y crujir de dientes; un mundo que surgió de la ambición de unos pocos; un mundo que desheredó a millones y millones de espíritus, de volver a entrar al Reino de los Cielos; un mundo cuyas criaturas andarán dispersas por el cosmos infinito; un mundo que viendo el rostro brillante de un Primogénito Solar, comprenderá la inmensidad de su tragedia; porque veréis la prueba viviente, de uno que viene del Reino de los Cielos; de uno que en el pasado os dijo: de donde Yo soy, ustedes nó pueden ir; porque al deciros tales palabras, vió vuestro futuro; vió el destino-tragedia que os dió el libre albedrío de unos ambiciosos; vió el llorar y crujir de dientes de toda una generación; os vió a vosotros; de verdad os digo, demonios, adoradores del oro, que el mundo que creásteis, os maldecirá; empieza para vosotros explotadores del mundo, un tiempo de agonía; maldeciréis el haber pedido la prueba de la vida; así las pagaréis en este mundo; una parte de la culpa; porque el ser juzjado ante el Padre, por desviar la felicidad de un mundo, abarca infinitos siglos; en que cada segundo de ellos, equivale a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; la justicia del Padre nada deja al azar; ni una idea; ni un instante; ni una molécula; porque materia y espíritu, pidieron igualdad de derechos al Padre; y como nada es imposible en el Padre, les concedió la igualdad en sus respectivas leyes; es por ello que fué escrito: todos son iguales en derechos delante de dios; esta igualdad es la que debió haber creado el hombre en este mundo; debió haber imitado en lo posible, la psicología del Padre; más, hicieron las cosas sin el Padre; he aquí el fín de las llamadas naciones del mundo; el fín de toda división en el rebaño terrestre; porque nada del mundo materialista quedará; el egoísmo del capitalismo, jamás a unificado a mundo alguno; porque perpetúa la división entre los que poseen más, y los que poseen menos; dura fué la prueba de la vida, porque así lo quisieron los egoístas del oro; de verdad os digo, que ningún llamado rico, quedará en este mundo; todos desaparecerán de la vida; el Padre Jehova los saca de este mundo; por término de vida de prueba; y al desaparecer los llamados ricos de este mundo, la felicidad más grande, jamás imaginada, llega al mundo; he aquí al Milenio de Paz y felicidad inauditas, que se aproxima al mundo; se inicia el mundo de la alegría; mundo Omega, mundo de niños; ¡la inocencia queda gobernando por sobre toda filosofía humana! porque nada en contra de la inocencia, tiene el Padre; la inocencia nó necesita juicio final; porque le son abiertos los cielos; ninguna filosofía de los llamados adultos, queda en este mundo; los niños son los primeros, en los deseos del Padre; he aquí una revelación que os fué dicha en parábolas; escrito fué: dejad que los niños vengan a Mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos; si son primeros en la jerarquía divina, infinitamente más, lo son en los mundos; lo de arriba es igual a lo de abajo; he aquí otro olvido de los seguidores del oro; si hubiesen buscado y profundizado el contenido de las escrituras, habrían llegado a la siguiente conclusión: si los humildes y desposeídos, son primeros en el Reino de los Cielos, lo menos que podemos hacer aquí en la Tierra, es darles lo mejor que tenga esta Tierra; démosle el gobierno del mundo; y habremos complacido un divino deseo del Padre; ¿por qué nó lo hicieron? porque fueron ciegos; siendo pocos evolucionados, pretendieron ser sólo ellos, los líderes del mundo; he aquí el fracaso y la caída ante el Padre; confundieron el poder temporal, con el poder eterno; el poder eterno lo poseen los sufridos, los explotados, los desposeídos, los perseguidos, los despreciados; porque son espíritus más antiguos que los ricos y cómodos; los pobres de este mundo, fueron ricos y cómodos en otros mundos; conocieron tal experiencia, cuando aún nó nacían los espíritus que en este mundo, adoran al dios oro; y los pobres prefirieron las filosofías, a la riqueza; un pobre como espíritu es de mayor jerarquía, que de los que se hacen llamar ricos; un pobre está más cerca del Reino de los Cielos, que un rico; porque un pobre tiene un más elevado puntaje celestial; porque todas las ideas que generó en la vida, se acercan a la divina palabra viviente del Padre; se acercan al divino mandato que dice: te ganarás el pan con el sudor de tu frente; y quien imite más al Padre, obtiene mayor premio; ciertamente que la riqueza está lejos del Padre; se anula así misma; porque desobedeció al Padre; menospreció la divina parábola: es más fácil que pase un camello, por el ojo de una aguja, a que entre un rico al Reino de los Cielos; esta parábola fué para todo rico; más, ninguno la meditó; ahora recibirán la paga por la indiferencia; todo rico quedará en la más espantosa pobreza; porque cae el inmoral sistema que los sostenía; sistema de vida ilegal ante el Padre Jehova; porque nadie en este mundo, pidió vivir a costillas del pobre; lo que le falta a todo necesitado, lo tiene el rico; todo rico sufrirá lo que hizo sufrir a otros; con la vara que midió, será medido; todo les será quitado; y tal justicia es justa; porque a nadie se le mandó tener más que otro; el mandato del Padre de la igualdad, está primero por sobre todas las cosas; no exsiste ninguna riqueza, que habiendo violado la ley del Padre, sea conocida en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que sólo los sistemas de vida que tuvieron por principio la igualdad, entran al Reino de los Cielos; en ninguna época de este mundo, se imitó la palabra del Padre; y cuando ciertos rebaños han tratado de romper las cadenas de los adoradores del oro, la intriga y el mismo oro, se han encargado de desbaratar tan sublime aspiración; sí hijito; así es; tal como Tú lo sabías de niño; en tu rebaño fué asesinado un enviado del Padre; que prometió en el Reino de los Cielos, luchar contra toda clase de opresión; muchos enviados del Padre, han matado los seguidores del oro; a estos demonios nó les convienen los espíritus idealistas; porque temen que sus privilegios sean tocados; ningún rico quiere hablar de idealismo; porque ellos que tienen más, temen tener menos; más, todo poder del Padre sale; él dá y quita; a un mundo que pidió ser probado; y lo será, hasta el último instante de la Revelación; aún viendo la gloria del hijo, serán probados; de verdad os digo, que el espanto más grande nacerá en los que adoraron el oro; el mismo espanto que vivieron los emperadores romanos del mundo antiguo; el mismo espanto que nació, en la maldita dinastía faraónica; cuando vieron el rostro brillante del Hijo Primogénito; de verdad os digo, que muchos se suicidarán; porque la conciencia nó podrá soportar la presencia del Viviente, que leerá todas las mentes; tanto peor para tales espíritus; porque el divino Mandamiento dice: nó matarás; ni te matarás; porque trillones de poros de la carne, son asesinados; y el espíritu suicida, tiene que responder por ello, delante del Padre; todo intento de destrucción para otros y para sí mismo, se responde delante del Padre; porque el intento es viviente como lo es el espíritu; de verdad os digo, que el Hijo Primogénito estará siempre rodeado de niños; su fama, será inmortal en este mundo; los niños por su propia psicología de creer en todo, le seguirán pidiéndole obrar en la naturaleza; siendo el deseo más general, el de abrir las aguas; porque nada es imposible para el hijo; porque el Padre está en él; de verdad os digo, que todos los prodigios que toda mente imaginó, los veréis en el Hijo Primogénito; tal poder confundirá a los incrédulos; que sólo creyeron en el poder del oro; espantará a los religiosos, que nó creyeron que la Revelación venía en un ser humano; la roca religiosa nunca creyó en nada; estos espíritus sólo comerciaron con lo del Padre; su forma de enseñar las verdades de las escrituras, escandalizan al Reino de los Cielos; serán juzjados como comerciantes de la fé de un mundo; de haber dividido a un mundo en muchas creencias; habiendo un sólo dios nomás; ningún religioso entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno que les siguió en la vida; las llamadas religiones, son desconocidas en el Reino de los Cielos; y es desconocido en el Reino, toda filosofía que divida a otro; he aquí la verdad única; porque ante la presencia de la Revelación, nó quedará en este mundo, ninguna filosofía que divida al mundo; he aquí el yugo del mundo; la división que perpetuó la desconfianza en todas las generaciones de este mundo; la que causó dolor moral a millones de criaturas; de verdad os digo, que todas las generaciones de espíritus que pasaron por este mundo, esperan a todos los causantes del dolor y la injusticia humana; entre los acusados están los legisladores del capitalismo; están todos los que de una u otra forma perpetuaron la injusticia en este mundo; de verdad os digo, que los justos del Reino, son los más despreciados en los mundos, donde mora la hipocrecía y el interés; muchos justos del Reino han pasado por este mundo; vosotros les llamásteis revolucionarios; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que fué revolucionario, a uno que nó lo fué; el primero imitó al Hijo Primogénito; el segundo fué indiferente a los sufrimientos é injusticias de los demás; el revolucionario se propone luchar contra el demonio; representado en un sistema de vida, que es desconocido en el Reino de los Cielos; el revolucionario dá su vida por algo que considera justo; grandes son en el Reino de los Cielos, los que dieron la vida, por el bienestar de otros; porque el revolucionario nó alcanza a ver su fruto, en la mayoría de los casos; siempre el egoísmo humano, retarda el progreso; ¡pobres de aquéllos que retardaron por sus egoísmos, las leyes del progreso, escritas en el Reino de los Cielos! tal como sucedió hijito, en tu rebaño Chile; los demonios de la fuerza, asesinaron a muchos de mis hijos; quitaron con violencia y muerte, lo que fué logrado por acuerdo; faltaron a la propia ley que ellos mismos aprobaron; de verdad te digo hijito, que con la misma moneda pagarán; violentados y perseguidos a muerte serán; el que mata a espada, muere a espada; el que emplea la fuerza, cae por la fuerza; si nó es en la exsistencia que se vive, lo es en otra; de verdad os digo, violadores del divino Mandamiento de Nó matar, que pagaréis hasta la última molécula de carne, de todos los hijos, que injustamente fusilásteis; tendréis que enfrentar la acusación delante del Padre, de trillones y trillones de células, moléculas, poros, cabellos y virtudes de los que asesinásteis; de verdad os digo, demonios de la fuerza, que todos los que fueron masacrados, serán resucitados en vuestra maldita presencia; porque el Hijo Primogénito resucitará a vivos y muertos; porque así lo quiere el libre albedrío del Padre Jehova; espantados quedaréis malditos; porque todo resucitado os acusarán en presencia de todo el mundo; porque todo lo que sale del Padre en el hijo, es universal; será un acontecimiento mundial; de verdad os digo, que volverá al rebaño del profeta, lo que antes estaba; volverán los humildes y despreciados, a gobernarse así mismos; con infinita fuerza en sus ideales; porque el Padre Jehova está con ellos; siempre lo a estado; porque todo humilde y explotado, es primero ante el Padre; de verdad os digo, que de este rebaño nace la luz para el mundo; luz que irradiará a todos los confines de la Tierra; he aquí malditos demonios de la fuerza, que vuestro destino está sellado; maldeciréis el haber manchado vuestras manos, con sangre inocente; siempre fuísteis hipócritas; ninguno de vosotros malditos, quedaréis en este mundo; así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y así se hará; de verdad os digo, que tendréis que responder ante el mundo y ante el Padre, de todas vuestras intrigas, engaños y hechos de sangre; con vosotros demonios de la fuerza, se inicia en este mundo, la justicia del Padre Jehova; todas las naciones en que se cometieron actos inmorales como los vuestros, serán juzjadas; con alguien comienza la ley del Padre; en un punto del planeta nace; libre albedrío tiene el Padre; y a escogido al rebaño Chile, para iniciar la divina Revelación; he aquí que vuestra traición malditos de la fuerza, se transformará en un llorar y crujir de dientes; quien violó la ley del Padre, nó puede esperar otra cosa; de verdad os digo, que la verguenza más grande se apoderará de vosotros; quisísteis imponer moral, habiendo violado la ley de dios; ¿qué moral podéis dar a un pueblo, si ante el Creador sóis inmorales? ¡hipócritas! vosotros sóis los falsos profetas de mis escrituras; sóis los anticristos; porque hacéis lo contrario a las enseñanzas del Hijo Primogénito; he aquí hijos del mundo, el punto en donde comienza la Revelación del Padre; un lugar de donde salen millones de quejas, de millones de mentes, que piden a diario, la justicia del Padre; ciertamente que la justicia del Padre, debió estar ya en conocimiento de este mundo; este atraso se debe a que la roca del egoísmo humano, llamada iglesia, nó quiso dar a conocer al mundo, las nuevas del Padre; ocultó como es su costumbre, los primeros Rollos del Cordero de dios; los investigadores comprobarán abismantes hechos, que ocurrieron en el rebaño chileno.-

TODO LO SALIDO DEL REINO DE LOS CIELOS, PROMETIÓ CUMPLIR EN LOS LEJANOS MUNDOS, IMITAR HASTA EN LO MÁS MICROSCÓPICO, LO QUE VIÓ EN EL REINO DEL PADRE; LO DEL PADRE A NADIE DIVIDE; EN EL REINO DE LOS CIELOS, SE VIVE EL COMUNISMO CELESTIAL, CON FILOSOFÍA DE NIÑO; DE TODAS LAS FILOSOFÍAS QUE SE DIERON LOS HIJOS DE LA TIERRA, EN SU PRUEBA DE VIDA, EL PADRE JEHOVA DEJA LA MÁS DESPRECIADA; LA MÁS PERSEGUIDA; LA QUE MÁS LÁGRIMAS A COSTADO; LA QUE MÁS SANGRE INOCENTE DERRAMÓ; DEJA EL COMUNISMO TERRENAL; ENTRE POLÉMICAS SURGIDAS ENTRE SUS CRIATURAS, EL CREADOR DE LA VIDA DECIDE; Y EN SU DIVINO LIBRE ALBEDRÍO, ESCOJE EL SISTEMA DE VIDA QUE MÁS SE ACERCÓ A SU DIVINO MANDATO: TE GANARÁS EL PAN CON EL SUDOR DE TU FRENTE; EL PADRE JEHOVA NÓ PREMIA A LOS QUE LUCHARON CONTRA SU DIVINA IGUALDAD; NÓ PREMIA A LOS QUE ALABARON AL PATRÓN ORO; EL PADRE ETERNO PREMIA, A LOS QUE FUERON OBLIGADOS A VIVIR EN TAN EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA, DESCONOCIDO EN EL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; veo que los malditos faraones del principio del mundo, tratan de conquistarte con el engaño; son los mismos los que te torturaron en tus pruebas espírituales; Así es divino Padre Jehova; más, por tu divina gracia, veo que nada pueden contra mí; les veo en su maldito esplendor, y veo que son como microbios; siento por tu gracia divina, que mi espíritu se agiganta como un colosal sol; y más y más, se miniaturizan los microbios de la era faraónica; Así es hijito; siempre el demonio es vencido por la fé y la paciencia puesta en el Padre Jehova; porque hasta satanás en este mundo, tiene sus horas contadas; de verdad os digo hijos del mundo, que cada cual conoció un satanás en la vida; cada cual experimentó el mal y el bién; más, el mal y el bién de este mundo, salió de un extraño sistema de vida; en este extraño sistema de vida, el más importante para vosotros fué el oro; nó fué el Padre; nó fué el prometido por sobre todas las cosas; nó fué el dios viviente; he aquí que todos los libres albedríos vivientes de este mundo, cayeron en sus pruebas de vida; fueron absorbidos por una extraña ilusión salida de un extraño y desconocido sistema de vida; tan extraño, que ni en el Reino de los Cielos lo conocen; porque ninguno de vosotros, pidió ser injusto en la vida; nadie pidió al Padre, ser egoísta; porque nada de esto se conoce en el reino de los justos; ningún sufrimiento, de los que estáis acostumbrados a experimentar, se conoce en el Reino de los Cielos; porque allí nadie es probado; allí todo es perfecto; allí nadie necesita juicio; allí nó se conoce la llamada propiedad; ni lo que llamáis privado; nó se conoce el término: esto es mío; nó se conoce el llamado comercio; porque toda forma de interés material, es desconocida; la ley de lo privado, la palabra: esto es mío, la llamada propiedad, el llamado comercio, pertenecen a un lejano planeta-polvo llamado Tierra; un planeta, que por ser polvo, nadie lo conoce en el Reino de los Cielos; es por ello que fué escrito: del polvo eres y al polvo volverás; quiere decir: de lo microscópico eres y a lo microscópico vuelves; porque siendo la Tierra pequeña, se vuelve a ella; porque el espíritu vuelve a nacer en ella de nuevo; vuelve a nueva exsistencia; porque lo creado por el Padre, nó tiene límites en nada imaginable; y cualquier espíritu del universo, puede pedir al Padre, cuantas exsistencias quiera; nada es imposible para el Creador del universo; de verdad os digo, que todo aquél que dudó en la vida, sobre el poder del Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; porque al quitarle poder a su Creador, se quitó cielo; para merecer una cosa, nó hay que negar la cosa; quien recibe negando, es acusado ante el Padre de hipócrita; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los que negaron en la vida; verán por sus propios ojos, que conocidos y familiares, son de nuevo resucitados a niños; y ellos nó podrán pedir lo que negaron en la vida de prueba que pidieron; el Hijo Primogénito Solar Cristo, les leerá la mente; se impondrá de todo su pasado espíritual; quien tuvo en su mente, más preferencia por el oro, que por el Padre Jehova, nó será resucitado a niño; cumplirá la ley de vejez hasta morir; he aquí que millones y millones, pidieron al Padre tal justicia; en caso de negarle en la vida; y el Padre se la concede a todo el que le negó; aunque nó le haya negado de boca; le negó por espíritu; al preferir al oro por sobre todas las cosas, al Padre negó; y quien prefirió algo que creyó superior a su Creador, nó es resucitado; de verdad os digo, que al resucitar a los vivos, el Hijo Primogénito también resucitará a los muertos; he aquí tumultos en los cementerios, muchedumbres frente al mar; porque muchos muertos se tragó el mar; he aquí el espanto de los seguidores del oro; porque cada muerto resucitado, se levantará del polvo, acusando a los causantes de su tragedia espíritual; porque ninguno que a partido de este mundo, a logrado volver al Reino de los Cielos; porque vivieron una moral extraña, salida de un sistema de vida extraño; y como extraños fueron tratados fuera de la Tierra; he aquí que los divinos juicios del Padre Jehova, son tanto arriba como abajo; porque en todas partes está; he aquí la luz que será hecha en este mundo; he aquí la forma en que por fín sabréis quien fué el demonio en este mundo de prueba; un demonio que tomó forma de vida; un demonio que os enseñó costumbres inmorales; un demonio que os ilusionó con el oro; un demonio que os quitó el verdadero destino en el universo; un demonio que os provocó el llorar y crujir de dientes; un demonio al que llamaréis maldito capitalismo; porque quien le conoció, nó entrará al Reino de dios; porque todo espíritu fué dividido; y sólo satanás divide y se divide así mismo; ningún espíritu dividido entra al Reino de los Cielos; vosotros fuísteis divididos en ricos y pobres; y fuísteis divididos en muchas creencias, habiendo un sólo dios nomás.- Sí hijito; todo sistema de vida, que nó se guió desde el principio por los divinos Mandamientos del Padre Jehova, nó queda en los mundos; hasta su más microscópicas costumbres son juzjadas; porque en todo lo microscópico está el Padre; ¿no se os enseñó que dios está en todas partes? de verdad os digo, que lo más recóndito será dado a conocer al mundo; el juicio que está sobre este mundo, nada dejará al azar; porque vosotros mismos pedísteis al Padre, ser juzjados en todas las cosas y en todo conocimiento; todo lo que pensásteis en la vida, es juzjado; idea por idea; intención por intención; instante por instante; molécula por molécula; virtud por virtud; he aquí que todos en este mundo se armarán, con sus propias ideas; para enfrentar el juicio pedido; lo pedido siempre se cumple; he aquí el armagedón; he aquí a la gente que se arma; sus propias obras están compuestas por ideas; he aquí el juicio de sí mismo; el juicio final, a ideas que pensaron con un determinado fín; a ideas que pidieron ser probadas; al unirse a todo espíritu; materia y espíritu pidieron al Padre Jehova, ser probados en sus respectivas leyes; porque nadie es desheredado; la materia tiene tanto derecho, como la tiene el espíritu; nada imaginado es menos ante el Padre; porque todo lo puede el Padre; quien dudó del poder del Padre, nó entra al Reino de los Cielos; porque nadie pidió negar nada del Padre; todo incrédulo al no creer, niega poder al propio Creador de su vida; los tales nó verán la gloria del Padre; de verdad os digo, que todo el que dudó de su propio juicio, será juzjado igual; y con puntaje de tinieblas a su favor; porque debe sumar todos los segundos transcurridos, del tiempo que mantuvo la duda en su mente; toda duda, toda sensación, todo pensar, todo titubeo, todo estado mental vivido, se enjuicia contando los segundos del tiempo respectivo; toda costumbre, también cumple la misma ley; las llamadas modas igual; nada queda al azar; de todo puntaje de cada criatura humana, dos tercios del mismo, recae en los que sostuvieron el extraño sistema de vida, basado en el patrón oro; un tercio corresponde a la criatura, que fué obligada a vivir en tan extraño sistema de vida; y los sostenedores de este extraño sistema de vida, son: los reyes, dictadores, presidentes, jefes de tribu; he aquí a los mayores seguidores de satanás; porque más les valdría a estos ciegos del espíritu, haber renunciado, que haber ignorado los divinos mandatos y escrituras del Padre; porque todo engrandecido que encabezó un extraño sistema de vida, es juzjado primero en este mundo; de verdad os digo, que todo el que ocupó los más altos puestos, en este extraño sistema de vida, son los primeros en el juicio del Padre; de verdad os digo, que hay muchas clases de primeros; los primeros en entrar al Reino de los Cielos, son los humildes de cada mundo; los sostenedores de este extraño sistema de vida, nada de humildes tienen; todo humilde ama la igualdad; nada quiere para sí; de verdad os digo, que ningún mandatario ó rey de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado, desde el principio de este mundo; nadie de este mundo a entrado al Reino del Padre, desde el mismo instante, en que este mundo comenzó a vivir un sistema de vida interesado; porque ningún Mandamiento lo enseña; ninguna escritura del Padre lo aconseja; muy al contrario; las divinas enseñanzas del Padre, tomadas en su conjunto, enseñan que este mundo debió haber creado, un sistema de vida, en que se debió ensalzar lo del Padre; y lo del Padre es la igualdad; hasta en los más mínimos detalles de vuestra vida, debió haberse ensalzado lo del Padre, por sobre todas las cosas; vosotros mismos, así se lo prometísteis, antes de salir del Reino de los Cielos.-

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17