Divinos Rollos Telepáticos

ORÍGEN DEL UNIVERSO; HAY UN SÓLO UNIVERSO; COMO HAY UN SÓLO DIOS NOMÁS; EL UNIVERSO EXPANSIVO PENSANTE; LAS LÍNEAS ALFA.-

Sí hijito; el universo es uno sólo; y dentro de él, se encuentran todos los universos que la mente puede imaginar; toda la infinita variedad de mundos que se vé en el universo, salió de una misma ley; hubieron universos que ya nó están; universos que envejecieron y vivieron su fín; mundos que jamás conoceréis; más, sus historias galácticas están escritas en los Libros Solares; que se encuentran en el Reino de los Cielos; la sucesión eterna de mundos, nó tiene ni principio ni fín; lo que vosotros creéis que es imposible, a exsistido siempre; y en grado infinito; en grado tal, que en ningún instante tiene límites; el universo es expansivo y pensante; quiere decir que mientras haya criaturas que piensen, infinitos planetas saldrán de sus ideas; es el comunismo entre ideas y planetas; al tener vosotros la herencia del Padre, tenéis el poder de crear; físicamente y mentalmente; la creación mental, es la gran revelación para este mundo; muy poco ó casi nada, sabéis de lo mental; porque así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; todo límite que conocísteis, lo pedísteis en el Reino; cuando vosotros pensáis, generáis ideas; y toda idea no muere; físicamente viaja al espacio; viaja y recorre distancias siderales; tal como viajan las ondas electromagnéticas; estas ondas tienen cierta semejanza a las ideas generadas por vosotros; más nó es lo mismo; las ondas mentales son una cosa; y las ondas electromagnéticas otra cosa; las primeras son espírituales; las segundas son materiales; hay invisivilidad en la materia é invisivilidad en el espíritu; porque ambas tienen los mismos derechos a tener lo que tiene el otro; las ideas salen de la mente, en forma líneal; y a medida que se alejan de la Tierra, tienden a la forma circular; he aquí el alfa y la omega; la línea y el círculo; el principio y el fín; el principio y fín de una ignorancia planetaria; pedida por vosotros mismos; he aquí se levanta el más grande misterio, pedido por vosotros en la prueba de la vida; el misterio de vuestra propia vida; ¡cuantas conjeturas no han habido, a través de los siglos! y ninguna estuvo acertada; porque sus creadores, nó buscaron en las escrituras del Padre; como lo prometieron en el Reino de los Cielos; toda la humanidad lo prometió por sobre todas las cosas; y es lo menos que hicieron; para este mundo ilusionado, es más importante llegar a ser rico, que llegar a ser un profundo conocedor de las escrituras del Padre; ninguno que pensó así en la vida, entrará al Reino de los Cielos.- Sí hijito; el universo está compuesto de líneas alfa; estas líneas toman la forma de geometrías; son infinitas en forma; exsisten tantas geometrías, como mundos exsisten; vuestra Tierra posee la línea alfa en alianza con el círculo omega; que también es una línea; la diferencia entre alfa y omega, está en que alfa es masculino y omega femenino; dos psicologías que forman la creación humana; de verdad os digo, que materia y espíritu, están constituídas de líneas; las infinitas formas materiales y las virtudes, son líneas que momentáneamente pidieron otra forma geométrica; todo pedido de vida, es un pedido para conocer nueva geometría; El conocimiento ó sal de la vida, también es geometría; todo conocimiento tiene principio líneal y termina circular; tiene principio alfa y termina en omega; alfa es el principio del mundo; omega el principio de un Nuevo Mundo; toda geometría tiene principio y fín relativos; porque tiene continuidad eterna; de mundo en mundo; todo mundo tiene un fín físico; porque la geometría del tiempo, tiene la geometría del fín; porque hizo alianza viviente con ella; las líneas alfas tienen infinitos principios geométricos; para vuestro planeta tuvo la forma de ángulo recto de 90°; geometría que se inició en el sol Omega; de la galaxia Trino; todo planeta salió de los soles; cualquiera que sea su geometría; materia y espíritu, se conocen en el Reino de los Cielos, como criaturas pensantes; porque todo encuentro entre materia y espíritu, es un encuentro que tuvo un conocimiento de causa; en cualquiera de los planetas del universo; causa y efecto son una misma cosa; son producto de una alianza; cuyo reconocimiento vuelve, cuando materia y espíritu, retornan a su punto de orígen; ambos retornan porque ambos son iguales en derechos delante de dios; el retorno es toda una Revelación para ambos; porque materia y espíritu, pidieron olvido de su pasado, en sus respectivas leyes; de verdad os digo, que delante del Padre, surgen acusaciones por violaciones; sucede que el cuerpo de carne, acusa al espíritu cuando éste nó se guió por la ley del Padre; porque toda molécula del cuerpo carnal, es acusada de complicidad, en las violaciones del espíritu; aunque nó lo haya sido; queda una influencia en los fluídos carnales; el retorno al punto inicial, en donde se fué creado, es otro juicio para vosotros; que tiene el mismo valor del juicio final en vuestro mundo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; lo del Padre se cumple nó sólo en un sólo mundo; porque lo del Padre nó tiene ni principio ni fín; sus divinos juicios están en todas partes del universo; porque dios está en todas partes; hacia donde se diriga el espíritu en el infinito, encontrará su juicio; las líneas alfa son líneas que se transforman en todo lo imaginable; son el alfa y la omega de todo nacer de nuevo; de toda reencarnación; de verdad os digo, que la ciencia de la reencarnación, quedará en este mundo; porque es ley universal; nó sólo para vosotros; sino, que para todas las criaturas del universo; porque todas tienen el derecho a nacer, cuantas veces quieran; que su Creador nó tiene límite en nada; quien negó el nacer de nuevo ó la reencarnación, que es lo mismo, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que reconoció el poder infinito del Padre, a uno que nó lo reconoció; porque negó al Padre, aún sabiendo por la escritura, que su Creador era y es infinito; negó con conocimiento de causa; he aquí una característica común en el llamado mundo cristiano; mundo de falsos; porque sirven al oro y dicen servir a dios; y nó sirven a ninguno; porque todo aquél que sirvió a dos señores, se dividió en dos creencias; y ningún espíritu dividido, entrará al Reino de los Cielos; sólo satanás divide, y se divide así mismo; he aquí el porqué el oro es el demonio mismo; por causa del oro, millones y millones de vosotros, nó entraréis al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que nó conoció el oro como sistema de vida, a uno que lo conoció; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que nó vivió una filosofía divisionista, a uno que la vivió; antes de venir vosotros a la vida, ninguno estaba dividido; porque vivíais la filosofía del Reino de los Cielos; vivíais el Comunismo Celestial, con filosofía de niños; nó conocíais lo privado; la propiedad; nó conocíais la palabra: esto es mío; conocíais la comunidad sin egoísmos y sin divisiones; teníais una sola creencia: Adorar al Padre, por sobre todas las cosas; y la adoración suprema era el trabajo; es mérito espíritual; de verdad os digo, que vuestra prueba de vida, en el planeta en que estáis, consistía en seguir siendo lo que fuísteis en el Reino; prometísteis al Padre Jehova, nó dejaros ilusionar por el oro; ni por filosofía alguna, que os dividiera espíritual y materialmente; más, os dejásteis sorprender; fuísteis divididos por dos demonios; el demonio del oro, que se disfrazó de sistema de vida, y el demonio religioso; que os dividió en muchas creencias, habiendo un sólo dios nomás; el demonio del oro os dividió en ricos y pobres; y el demonio religioso os dividió en muchos conceptos de muchos dioses; ciertamente, que sólo el dios de las escrituras, es el único; y nó los dioses de las llamadas religiones; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, el que estudió y buscó al dios de las escrituras, que los que estudiaron y buscaron los dioses de las religiones; habiendo un sólo dios nomás, crearon la imagen de muchos; de verdad os digo, que ningún religioso y religiosa, entrarán al Reino de los Cielos; porque es más fácil que entre uno que nó dividió a nadie, a uno que dividió; ninguno de vosotros, prometió en el Reino, dividir a otro; ni en lo más mínimo; las líneas alfa, son líneas que regulan vuestro organismo; son lo más microscópico que poseéis; ningún instrumento de aumento de vuestra ciencia, puede verlas; y no obstante dibujáis la línea; es porque vuestra filosofía es líneal hecha presente; con envejecimiento instantáneo; porque a cada instante envejecís; las filosofías pasan los frutos quedan; las consecuencias quedan; sóis probados con herencia, como resultado de la prueba filosófica de vuestro pensar; de verdad os digo, que todo pensar es una justicia; y toda justicia un pensar; la justicia del Padre, no tiene igual; porque el Padre abarca el infinito que recorreréis; lo que vosotros nó podéis hacer; es por eso que toda ley salida del Padre es profética; él vé el futuro de mundos y criaturas; más aún; vé lo que aún nó es creado; las líneas alfas, poseen el fuego de los soles; el fuego de las lumbreras solares, crea materia; la materia y el espíritu, son creaciones iguales en ley primera; es decir que el punto de partida, salió de ellas mismas; porque libre albedrío tiene la materia, como la tiene el espíritu; nadie es menos delante de dios; ni la materia ni el espíritu; ambos son iguales; las líneas alfa están en todas las cosas; porque lo de dios está en todo; y todos reclaman la presencia del Creador; exsiste el libre albedrío materializado del Creador; y exsiste el libre albedrío presente; está en todas partes; se mira así mismo; sus formas de estar presente sin ser visto, son infinitas; porque nó sólo está en vuestra dimensión; también está en infinitas otras; porque su creación nó tiene ni principio ni fín; las líneas alfas enlazan las moléculas y microbios, con los lejanos soles; exsiste en torno vuestro, un ajetreo que jamás habéis imaginado; porque pedísteis ignorarlo; para que su cumpliera vuestra prueba de la vida; cuando dejáis el cuerpo de carne, todo lo véis; volvéis al estado normal, que teníais de antes de uniros a un cuerpo; vuestro pedido de vida, incluía un cuerpo de carne; nó todos los cuerpos del universo, son de carne; porque la creación del Padre nó está subordinada ni limitada a nada; sencillamente todo lo imaginado exsiste; si nó comprendéis tan sencilla ley, es porque vuestra inteligencia nó os dá para comprenderlo; sóis poco evolucionados; sóis microscópicos ante el infinito; es por este complejo evolutivo, es que se os enseñó ser humilde por sobre todas las cosas; así evitáis caer en negaciones de leyes que nó comprendéis; más, ellas han exsistido siempre; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que tuvo humildad ante el infinito que nó comprendía, a uno que negó lo que nó entendía; en cualquiera de las pruebas y circunstancias que os tocó en la prueba de la vida, la humildad es siempre la primera; le sigue la alegría y la paciencia; porque todas se vuelven humildad; la más perfecta humildad, es aquélla que incluye alegría y paciencia; humildad, alegría y paciencia, son la meta de todas vuestras 318 virtudes, que componen vuestro pensar; porque todas tienen el derecho y la igualdad, a llegar a ser felices; tal como lo tiene vuestro espíritu; es por esta ley universal, que se lamentará el mundo; ¡¡pobres de los que escandalizaron!! en cualesquiera de sus formas; en cuerpo, ideas, malos ejemplos, vicios, mal hablados; porque ninguno que escandalizó, entrará al Reino de los Cielos; todo escandaloso tampoco será resucitado el año 2001; ni ninguno que vivió la inmoralidad en todas sus formas; de verdad os digo, que las 318 virtudes de vuestro pensar, acusan al espíritu en el Reino de los Cielos; cuando éste a violado la ley del Padre; y cuando nó vivió según las escrituras; vosotros criaturas humanas, vivís según los hombres; y nó según el Padre; todo el que vivió según la moral de los hombres, nó entrará al Reino de los Cielos; porque a vivido extraña moral; es más fácil que entre al Reino, un ermitaño que nó conoció la moral de hombres, a uno que la conoció; la moral del Padre enseña la igualdad; nó divide a sus hijos en ricos ni pobres; porque todos recibieron la vida por igual; y todos debísteis haber practicado la igualdad; en reconocimiento al que os dió por igual, la vida; vosotros prometísteis al Padre, imitarlo en todas sus leyes; ¿y qué hicísteis? hicísteis lo contrario; lo opuesto a la moral de sus Mandamientos; engrandecísteis al dinero; y despreciásteis la humildad; os dividísteis sirviendo a muchos señores; sabiendo que sólo satanás se divide así mismo; de verdad os digo, que todos los que participásteis en la maldita obra de satanás, nó entraréis al Reino del Padre; es más fácil que entre al Reino, uno que nó vivió el sistema de vida basado en el oro, a uno que lo vivió; el que nó vivió tal escandaloso sistema de injusticias, huyó del demonio; huyó de la ilusión de la vida; una ilusión que nó tomó en cuenta las escrituras del Padre; si hubiéseis tomado en cuenta las escrituras del Padre, nó conoceríais la división en ninguna de sus formas; nó necesitaríais de juicio final; nó sería necesario; tendríais la moral de dios; más, nó fué así; tenéis la moral de los demonios llamados ricos; a ellos seguísteis en la vida; que los ricos os den la eternidad; porque nó se puede servir a dos señores; vuestro Creador, nó os dará nada; porque nó clamaste a él; que os den, a los que clamásteis; porque a los que seguísteis e imitásteis en la vida, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de los Cielos; igual ley cumplen sus seguidores; de verdad os digo, que por causa de los llamados ricos, ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; porque estos demonios de la ambición, os dieron el sistema de vida basado en el cálculo al oro; sistema de astucia y desconfianza, en que mis humildes, nunca fueron considerados los primeros; tal como se os mandó; todo humilde es primero delante de dios; ¿y por qué vosotros, malditos ricos, no los proclamásteis primeros? ¿nó les dísteis lo mejor de vuestras leyes? ¿por qué nó les dísteis el gobierno de este mundo? y vosotros hipócritas, prometísteis al Padre, complacerlo por sobre todas las cosas; prometísteis cumplir con las escrituras; he aquí vuestra obra, demonios de la riqueza; he aquí el llorar y crujir de dientes; he aquí la tragedia provocada por vosotros; ningún hijo de este mundo, por haberos conocido, entrará al Reino de los Cielos; tenéis la herencia de satanás; en donde estéis, habrán hijos divididos; y ningún espíritu dividido, entrará al Reino de los Cielos; he aquí que cuesta caro el violar la ley del Padre; advertidos fuísteis de vuestra maldita filosofía de la riqueza; más, insistísteis en conocerla como prueba en vuestra vida terrenal; todo lo que los hijos tratan de probar en los lejanos planetas, son advertidos por el divino Padre Jehova; porque el Padre fé el futuro de cada uno; y vosotros insistísteis en virtud de vuestro libre albedrío; el Padre a nada se opone; porque sabe que sus hijos, han de pasar por todo; el destino de la perfección nó tiene límites; el Padre aconseja y los hijos escojen; cuando el Padre aconsejó a los que conocís como ricos, lo hizo viendo el futuro calvario de este mundo; vió como generaciones tras generaciones, iban a ser engañadas en una falsa justicia; vió como el mundo del futuro, caería en las garras de los demonios de la ambición; habiendo ambición hereditaria, no puede haber justicia; porque la justicia verdadera nó conoce el interés; vió vuestro Padre, como el oro se apoderaría de las mentes del mundo; vió todas las bajezas e inmoralidades, que se cometerían por la influencia del oro; más, los ciegos del espíritu insistieron en probar la riqueza; más les valdría no haber sido ricos; porque ahora serán pobres; y los pobres serán los primeros en la gloria del Padre; de verdad os digo, ricos del mundo, que quedaréis en la más espantosa pobreza; así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y así será; nadie pidió en el Reino, empobrecer a otros; por vosotros malditos ricos, mis humildes conocieron la pobreza; si exsiste carestía de un todo, es porque otros lo usurparon; si nó hubiesen usurpadores, nó habría carestía de nada; si hubo pobres en este mundo, es porque hubo ricos; el pobre es producto de rico; y nó los ricos producto de los pobres; porque se justificarían; el llamado rico, fué rico porque fué más astuto; herencia demoníaca; la astucia es propia del demonio; la astucia trata de sorprender la tranquilidad de sus semejantes; la astucia es valedera, cuando con ella se combate al mismo demonio; y vuestros hermanos nó son demonios; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que nó fué astuto para con sus hermanos, a uno que lo fué; las líneas alfa poseen un magnetismo que es el mismo que tenéis vosotros; porque materia y espíritu, tuvieron la misma saturación magnética en el punto de orígen; la saturación magnética nace y no cesa jamás de expandirse; su comportamiento es igual al comportamiento del universo; lo de arriba es igual a lo de abajo; porque el universo todo, salió de una misma ley; creada por un mismo Padre; las líneas alfa, os acompañarán por eternidades; porque sus expansiones nó tienen fín; el magnetismo que sentís y no véis, es tan material como vosotros mismos; el universo que pedísteis, es sólo una ínfima parte del universo propiamente tal; vuestro universo es desconocido; porque el infinito anula a lo infinito; ciertamente que todos son los grandes desconocidos; aunque los mundos llegen a conocerse entre sí; eternamente penderá sobre todos, un infinito que jamás conocerá el límite; las eternidades ignoran a las eternidades; sólo el Padre lo sabe todo; porque lo creó todo; las líneas alfas explican el misterio de la vida misma; explican el como fueron hechas las cosas; porque la creación del Padre, empezó cuando vosotros nó exsistíais; es por esta causa, que jamás salió ni saldrá del conocimiento de hombres, el principio de la creación; por lo tanto todo lo que se a escrito sobre el orígen de las cosas, nó corresponde a la realidad; más, todo cuanto se habló y se formuló, a exsistido siempre; porque todo exsiste; lo que nó se puede probar en un mundo, exsiste en otros mundos; exsiste en lejanas galaxias; porque lo imposible nó exsiste en el Padre; siendo a la vez, el creador de lo imposible; lo imposible, la nada, el vacío, la duda, y el quizás, son tan vivientes como lo sóis vosotros; y todos os juntáis de nuevo, en el mismo lugar, en donde os conocísteis e hicísteis alianzas para conocer una vida llamada humana; una vida que nó conocíais; porque para conocer las vidas del universo, hay que vivirlas; es lo que quise deciros, en el divino mandato más antiguo del universo: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; cumpliendo con la vida terrenal, según los Mandamientos, os ganáis la vida eterna; si lográis entrar al Reino de los Cielos, sóis eternos; he aquí una de las divinas intenciones, de vuestro Padre; cada parábola, contiene intenciones nó dichas; porque un deseo se puede expresar de muchas maneras; de verdad os digo, que recién ahora sabréis el verdadero significado de las escrituras del Padre; lo sabréis por el mismo Padre; toda parábola salida del Padre, nó tiene límites; porque nada en el Padre lo tiene; vosotros para ser probados, pedísteis la escritura por parábolas; pedísteis ser probados, partiendo por las mismas escrituras; os propusísteis luchar contra la indiferencia que os apoderaría de vosotros; y de verdad os digo, que todos caísteis en esta prueba; ninguno de este mundo, se sabe las escrituras del Padre de memoria; ninguno cumplió lo que prometió al recibir la vida; todos prometísteis nacer para engrandecer lo del Padre, por sobre todas las cosas de la vida; más, nó cumplísteis; y si nó cumplísteis, ¿qué podéis esperar del Padre? de verdad os digo, que para reclamar premio alguno, hay que cumplir primero con lo que se prometió; el nó cumplir, es una inmoralidad; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que cumplió, a uno que nó cumplió; la justicia del Padre, se basa en las mismas escrituras que pedísteis; nada se hace, que nó esté en las escrituras; escrituras y Mandamientos; lo que vosotros llamáis religiones, nó está en las escrituras; nó son árboles plantados por el Padre; y de raíz serán arrancadas de la evolución humana; el Padre no divide ni confunde a sus hijos, con muchas creencias; eso es dividir al mundo; sólo satanás divide y se divide así mismo; las llamadas religiones, para nada se tomarán en cuenta; porque sus creadores, serán juzjados según las escrituras del Padre; serán juzjados como el resto de las criaturas; de verdad os digo, que serán los religiosos los menos envidiados en este mundo; porque por causa de las llamadas religiones, esta humanidad nó entrará al Reino de los Cielos; porque fueron divididos en la creencia viviente; las escrituras del Padre, nó fueron cumplidas; porque las violaron los falsos profetas de la roca; he aquí una verdad; los llamados religiosos, son los anticristos; porque comerciaron con la fé del mundo; de verdad os digo, que basta violar una microscópica parte de las escrituras del Padre, y ya se es un anticristo; y los egoístas de la roca nó sólo la violaron en una microscópica parte; sino, que la violaron en un grado tal, que ninguna criatura de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; he aquí a los creadores de la mayor tragedia de este mundo; he aquí a los falsos profetas de mi palabra; he aquí a la roca del egoísmo humano; un egoísmo, sólo comparable al egoísmo faraónico; demonios que también se creyeron únicos; que creyeron que nunca serían juzjados por la divinidad; y la divinidad los juzjó y nó dejó a ninguno de ellos en esta Tierra; igual cosa acontecerá con la roca del egoísmo humano; nó quedará ningún comerciante de la fé ni comerciante de las necesidades ajenas; de verdad os digo, que ni religiosos ni comerciantes, se conocen en el Reino de los Cielos; en el Reino nó exsiste el interés interesado; en ninguna forma imaginada; ni se conoce filosofía alguna, que divida a otros; allí todos viven el comunismo celestial, con filosofía de niño; la filosofía religiosa y la filosofía comercial, son propias de un lejano y desconocido planeta llamado Tierra; he aquí una divina Revelación, que espantará a las religiones y a los comerciantes de este mundo; nadie los mandó ser interesados y explotadores; Ellos debieron luchar contra tal tendencia; eran sus pruebas en la vida; de verdad os digo, que llorar y crujir de dientes tendrán; porque serán los primeros en ser juzjados; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; todo el que contribuyó al sufrimiento de mis humildes, es primero en la justicia del Padre; y todo sufrido, el último en la justicia; la maldad tiene jerarquía; y mientras más ilustrado se fué, en este sistema de vida egoísta, primero se es en la justicia del Padre; nadie debió engrandecerse en este mundo; si había hijos que pasaban hambre y frío; inmoralidad viviente es; todo sufrido y despreciado, será premiado; porque sólo venciendo la dificultad, se cumplió el supremo mandato; el Creador de la vida, premia a los que supieron soportar la carga que ellos mismos pidieron; nó exsiste otro mérito mayor; es auténtico mérito espíritual.-

LOS QUE PIDIERON PRUEBAS PARA CREER EN LA DIVINA REVELACIÓN QUE DIOS DIÓ AL MUNDO, NO ENTRARÁN A SU DIVINO REINO; PORQUE NADIE PIDIÓ A DIOS, DUDAR DEL ENVÍO DE FUTURAS DOCTRINAS, AL PLANETA DE PRUEBAS TIERRA; LOS MISMOS QUE DUDARON, LOS MISMOS HABÍAN PEDIDO LA DIVINA REVELACIÓN; AL DUDAR EN LO QUE ELLOS MISMOS HABÍAN PEDIDO, SE CONVIRTIERON EN RENEGADOS DE LAS DIVINAS LEYES DE DIOS.-

Sí hijito; los que piden pruebas para convencerse, son renegados de lo mismo que habían pedido a dios; ya en otras existencias habían hecho lo mismo; la prueba de la vida consistía en no negar nada; sólo el mal había que negarlo; los que negaron a lo que en el Reino de dios habían pedido, a ellos también se les negará en el divino juicio de dios; la prueba de la vida misma, era la de que según fuese la caída, así también fuese la réplica; por donde se pecó, así se recibe; los que negaron a dios, dudando de los envíos de sus divinas doctrinas, de ellos también se dudará; no sólo en la Tierra, sino que en todo el universo; porque la ley de dios se cumple tanto arriba como abajo; al que dudó en lo que a dios pidió, todo lo que él pida con respecto a su evolución como espíritu, todo será mirado con duda; nadie desea ayudar, a los que reniegan de dios; porque nadie quiere estar en desgracia con el Eterno; los que reniegan de dios, se aislan ellos mismos; es así como estos seres perpetúan su roca egoísta, en el tiempo eterno; y paralelo a ello, perpetúan la no entrada al Reino de los Cielos; porque es más fácil que sean admitidos en el Reino de dios, los que no lo despreciaron, en los lejanos planetas de pruebas; el que duda, en lo que sea, duda de dios; porque se le había enseñado que dios había creado todas las cosas y que no tenía límites; dudar es por lo tanto, un extraño límite que se impone a dios; la duda con respecto a sus divinas doctrinas, son dudas mayores dentro de las muchas dudas, que el espíritu tuvo en su prueba de vida; esta caída hace que el hijo de dios, no le dé más la vida humana, al que dudó en su divino Padre; es por esto es que se escribió: Y habrá llorar y crujír de dientes; esto les ocurrirá a los que violaron la ley de dios; no les ocurrirá, a quienes no la violaron; y los que no la violaron, fueron los niños; la inocencia no tiene divino juicio; más, podrán quejarse al hijo de dios, por los atropellos que muchos recibieron, siendo niños; y uno de los más comunes atropellos a un niño, fué el nó enseñarle el divino evangelio de dios; era responsabilidad de los padres, enseñar lo de dios a sus hijos; no era responsabilidad de los llamados religiosos; porque la extraña pluralidad de creencias, no es de dios; lo que unifica es de dios; lo que divide no lo es; es por esto es que fué escrito: Sólo satanás divide y se divide así mismo; los padres que tuvieron crianza de niños, y que no les enseñaron la unificación planetaria, a través del divino evangelio de dios, ellos dividieron el fruto de tales niños; porque por culpa de sus padres, en las aúreas de los niños, quedó escrita desde pequeños, una extraña desconfianza entre los seres; esta desconfianza, nadie la había pedido a dios; divino Padre Jehova, ¿qué color posee en el aúrea, esta extraña desconfianza? es un color hijo, parecido al color de las sotanas, de los llamados religiosos; es un color entre gris y negro; es un color de las tinieblas; y te diré hijo que esta extraña desconfianza, desconocida en el Reino de los Cielos, se paga por segundos en el divino juicio de dios; por cada segundo, los padres que no enseñaron la unificación planetaria a sus hijos, deben vivir una existencia en futuros mundos de la desconfianza; es así por una ley que está en lo microscópico, es que los espíritus perpetúan su roca egoísta; lo más pequeño que la mente humana pueda imaginar, constituye el alfa y la omega del destino de cada uno; divino Padre Jehova, ¿esta será la causa, por lo que tu divino evangelio, insistía tanto en la humildad? Así es hijito; lo humilde de que habla mi divino evangelio, incluye a todo lo imaginable; incluye a materia y espíritu; incluye al todo sobre el todo; lo incluyo todo, porque todo lo he creado; así es, así fué, y así será por siempre, divino Padre Jehova; lo que le sucedió a este mundo de pruebas, es que al no conocerse así mismo, descuidó lo microscópico; y al hacerlo, cayó en injusticia; porque nadie había pedido a dios, lo injusto, ni en tan sólo una molécula; el divino concepto: Conócete a tí mismo, encerraba la misma gloria del Reino de los Cielos; en lo microscópico de un segundo ó de de una molécula, estaba la ley de la salvación; la obra reducida a lo mínimo en su dimensión expansiva, tenía la equivalencia de una existencia de luz; por lo tanto, la pérdida de tiempo ocurrida en la vida, hace llorar, aún tratándose de un segundo de tiempo; porque el segundo de tiempo perdido, equivalía a una futura existencia de luz; siempre que la mente estuviera dedicada en hacer algo, dentro del desarrollo de un segundo; ó bién en el tiempo de menos de un segundo; es por esto es que fué escrito: Y habrá llorar y crujír de dientes; no habrá quien no llore el tiempo perdido en la vida; la humanidad entera se desvirtuó y se concentró en su propio bienestar; al hacerlo, descuidó lo molecular; fué la bestia quien condujo a la humanidad, a la extraña práctica de perder el tiempo, y la de menospreciar lo microscópico; y la humanidad al dejarse influenciar por la bestia capitalista, se quedó sin entrada al Reino de los Cielos; la prueba de la vida consistía en que se creara en la Tierra, un sistema de vida, en que no se despreciara ni lo más microscópico; la mente humana no fué capaz de hacerlo; más, no puede negar, que tuvo la oportunidad de hacerlo; y tuvo tiempo de sobra; los que ofrecieron al mundo, el camino del capitalismo, fueron los seres más atrasados de la evolución humana; tan atrasados eran, que ni miles de años, les bastó para poder unificar al mundo; es que la bestia carecía de una filosofía planetaria; sólo le interesaba su extraño complejo al oro; la extraña indiferencia de la bestia por lo espíritual, fué ahogada por una extraña ilusión al presente efímero; y las ilusiones efímeras, no conducen al Reino de los Cielos; sólo ayudan a perpetúar las sensaciones efímeras y limitadas en el espíritu; la bestia capitalista fué la autora de millones y millones de tragedias mentales, en el llorar y crujír de dientes; porque esos millones de seres llorarán sus propias costumbres, que la propia bestia les enseñó; todas las costumbres que segundo por segundo se conocieron y se practicaron, ningún premio tendrán en el divino juicio de dios; porque fueron extrañas costumbres, que en su piscología, no incluían la unificación del mundo; se dice extraña costumbre, porque las costumbres que conoció y vivió el mundo de la prueba, nadie las había pedido a dios; porque nadie pide a dios, lo que con el correr del tiempo, será su propia perdición; lo que todos habían pedido a dios, fué la hermandad planetaria; porque todos sabían en el Reino de dios, que los planetas que caían en división por sistema de vida, sus humanidades no entran al Reino de los Cielos; nada dividido proveniente del universo, nada entra al Reino de dios; el término bíblico: Sólo satanás divide, incluía a todo el universo; lo sucedido a satanás en el macrocosmo llamado Reino de los Cielos, ocurrió en tiempos inmemoriales; en que el actual universo no existía; las divinas advertencias se vienen transmitiendo de eternidad en eternidad; es así que son infinitos los planetas Tierras, que han recibido la misma advertencia que recibió este planeta Tierra; y en muchos de tales planetas Tierras, habían espíritus que actualmente están en esta Tierra; es por esto es que se dijo: Lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que está sucediendo en la Tierra, sucede también en otras moradas planetarias; nadie es único; la prueba de la vida consistía en no despreciar a nadie; ni a la molécula ni al segundo; y por hacerlo, esta humanidad una vez más, no vuelve a entrar al Reino de los Cielos; y mientras insista en despreciar a lo microscópico, no entrará jamás al Reino de dios; esto es roca ó dureza mental para comprender la escencia de las vidas que reciben las criaturas; la importancia que cada uno dá a la vida que pidió a dios, se demuestra con el cariño que se tiene a lo pequeño; el verdadero amor principia por lo molecular; el verdadero amor, el que es eterno, se demuestra con sistemas de vida, en que sus criaturas no pierden el tiempo en vanidades; el pan de cada día no debió de ser la dispersión mental; el pan de cada día debió de ser un sostenido estudio de la propia escencia en que se vivía; más, un sistema de vida de comerciantes, como lo es el de la Tierra, no podía engrandecer a la propia ley en que descansaba la propia vida; en los extraños sistemas de vida de comerciantes, nacen los más grandes ignorantes de su propia ley viviente; nace una extraña roca que jamás trata de recordar, de como sería su propio principio original; es el olvido total de sí mismo; es un extraño divagar mental, en que la criatura se vá alejando más y más, de la filosofía planetaria; se vá alejando de su propia unificación; la felicidad es convertida en una quimera; y para hacer aún mayor este drama, aparece en escena el primitivismo llamado militarismo; aparece concientizando a las mentes; aparece inventando enemigos, que las más de las veces, no existen; el drama del olvido de sí mismo, se vuelve psicología normal, en el diario vivir; y los segundos son consumidos, en extrañas sensaciones, que ni el interesado había pedido a dios; es el extraño dormir en la psicología de la caída; este extraño dormir fué escrito como que todo espíritu duerme; el extraño dormir fué molecular; en lo más íntimo se perdían existencias completas de luz; todo era según la dirección que se daba a la mente, en el segundo de vida; la sorpresa de la divina gloria de dios en los que habían pedido conocer una forma de vida, estaba en lo más microscópico de sí mismo; a esto se refería el divino mandato: Conócete a tí mismo; porque al conocerse así mismo, era inevitable que llegara hasta sus propias moléculas de carne; la criatura humana tuvo una búsqueda tal de dios, en la prueba de la vida, que pasó por alto é ignoró a sus propias moléculas de carne; siempre le ha ocurrido este drama, desde que se inició como un microbio; y mientras esta injusticia ocurra, el espíritu humano no entrará al Reino de los Cielos; he aquí una de las causas supremas, del porqué el ser humano, perpetúa su roca egoísta; esto dá la impresión que la vida humana que había pedido a dios, era demasiada elevada para él; esto es la perla que consume el chancho; y su explicación está en que en mayor ó menor grado, cada criatura humana, tiene que vencer sensaciones demoníacas, que corresponden a otras tantas experiencias del pasado; de su propia dureza de roca, cada uno podrá deducir de donde viene; esto es el lugar en donde ocurrió su última reencarnación; la última incluyendo las últimas; en el pasado está la causa que no puede explicar el presente; si se piden nuevas formas de vida a dios, es para superar todo un pasado; la prueba de la vida consistía en perfeccionarse y en comprender al máximo, la naturaleza en que se tocó vivir; este máximo dá el máximo premio; en la naturaleza había estudios para todos sin límites; es por esto es que se dijo a millones y millones de individualidades: el que busca encuentra; la búsqueda no tenía límites; salvo el límite subordinado al propio interés en la búsqueda; las mezquindades en las búsquedas, salieron del propio interesado; no salieron de la naturaleza; y es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que no fueron mezquinos para con sus propias búsquedas; a que puedan entrar, los que lo fueron; es esta una de las más antiguas causas, por la que las criaturas perpetúan su condición de ángel caído; siempre que piden vidas a dios, lo limitan en sus propios conceptos, en las respectivas vidas; es lo que le sucedió al hombre en la vida humana; y la mezquindad ó límite voluntario en la propia búsqueda, siempre concluye en llorar y crujír de dientes; porque lo que no se hizo, pudiéndose hacer, tienen equivalencia a muchas existencias de luz perdidas; cada llorar representa un drama que se fué haciendo segundo por segundo, hasta el instante mismo del divino juicio; un microscópico segundo representaba una existencia en un determinado planeta; y había que ganárselo dentro del lapso del tiempo de un segundo; la mayor parte de la humanidad no se dió cuenta, porque la mayor parte se durmió con respecto al infinito de dios; y vino en todos, un extraño menospreció al tiempo; no se le dió importancia espíritual al tiempo; no se le vinculó con la fé; y una fé sin la consideración del tiempo, es fé dividida; porque el tiempo se quejará en el divino juicio de dios, en sus leyes de tiempo; el que cultivó una fé y no tomó en cuenta al tiempo, no entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre, uno que lo tomó en cuenta y que fué más completo en su fé; la fé verdadera toma en cuenta el todo sobre el todo; las fé débiles son meramente intuitivas y propensas a adorar imágenes; son fé pobres que a nadie ilustran; de todos los que tenían la extraña maña de adorar imágenes, ninguno entra al Reino de los Cielos; y no entrarán, hasta que abandonen tan extraño complejo, que rebaja la gloria de dios; advertidos fueron de que no lo hicieran; los que adoraron imágenes, tendrán descuentos en existencias; según sea el número de las moléculas de las imágenes que adoraron; pues por cada molécula, se les quitará una existencia de luz; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que nunca se postraron ante imágen ó semejanza alguna; a que puedan entrar, los ignorantes que lo hicieron; la prueba de la vida consistía en comprender a dios, a través de la ilustración; a ningún padre le agrada que sus hijos traten de comprenderlo, adorando imágenes; tal cosa es ridícula y es retrógrada; los llamados religiosos tenían la extraña costumbre de adorar imágenes; ellos no quisieron tomar en cuenta, la divina advertencia de dios; por culpa de ellos, el extraño mundo cristiano que adoró imágenes, no entrará al Reino de los Cielos; ni ningún cristiano a entrado; los llamados religiosos surgidos durante el reinado de la bestia capitalista, son los causantes del llorar y crujír de dientes; ellos fueron los ciegos guías de ciegos; ellos no dieron importancia a lo molecular que en ellos mismos había; nunca aprendieron a conocerse así mismos; y sus ignorancias, se las transmitieron a todos los que en ellos creyeron; a generaciones enteras desvirtuaron con la piscología de las división; ni remotamente ellos intuyeron que el triunfo de la humanidad ante dios, consistía en lograr la unificación planetaria; ni remotamente pensaron que el comunismo era la más grande forma de caridad colectiva; no lo pensaron, porque ellos mismos se convirtieron en el segundo capitalismo del mundo; la extraña manía de pedir limosna por siglos, los hizo ricos; es por eso que siempre temieron a la justicia colectiva; siempre temieron el rendir cuenta de lo que poseían; nunca hicieron declaraciones de sus valores; en el divino juicio se les hará declarar; y por cada molécula de lo que poseían, es una existencia de luz menos para ellos; la roca religiosa se condenó por eternidades; y lo que ella representó para el mundo, no tiene ningún valor en el divino juicio de dios; todo lo que enseñó dividiendo, no tiene mérito ante dios; es más fácil que lo tenga, lo que enseñó, unificando a otros; el llamado comunismo tuvo que enfrentar al extraño complejo al oro, que los individuos del llamado capitalismo poseían; este enfrentamiento es lucha ante dios; es sudor de frente, para lograr una nueva forma de justicia; el comunismo hizo frente a los más libertinos de la evolución humana; el comunismo hizo frente a un ente ó demonio, que no era del Reino de los Cielos; porque el libertinaje del cual surgió el capitalismo, no es del Reino de dios; no es de la luz; porque en el Reino de la luz, no se conocen los comerciantes; ni sistemas de vida, salidos de comerciantes; el llamado capitalismo es mirado en el Reino de dios, como un ente de las tinieblas; en la prueba de la vida, todos debieron de haberse dado cuenta, que un sistema de vida egoísta é interesado, jamás sería agradable a dios; el no haberse dado cuenta, es suficiente para no entrar al Reino de los Cielos; aunque la criatura en prueba de vida, no se hubiese dado cuenta, ni en una molécula de injusticia, tampoco vuelve a entrar al Reino de dios; porque la misma criatura humana, así se lo había pedido a dios; son las mismas criaturas que fijan su ley de pruebas ante dios; el Eterno es tan infinito en poder, que El a nadie, obliga; El Padre divino deja que la propia criatura elija su destino, según sus propios esfuerzos; es por esto es que se escribió: Cada uno se hace su propio cielo; cielo significa destino; fueron las obras del diario vivir, segundo por segundo, las que crearon el cielo de cada uno; a cada segundo que se vivió, se ganaba ó se perdía una existencia; todo dependía de la intención y de la moral, vivida dentro del segundo; ciertamente que esta divina ley al saberse, hará llorar al mundo; porque el mundo se ilusionó en una extraña psicología, en que menospreció al tiempo; el desvirtuamiento salió de un extraño y falso concepto que se tenía de la vida; todo cuanto rodeaba a la criatura, absolutamente todo, adquirió una baja cualidad y calidad, cuando la mente de la criatura, equivocó el concepto de la vida que había pedido a dios; los elementos también piden pruebas a dios, en sus leyes de elementos; y ellos hacen variar la calidad como tales, cuando la criatura viola la divina ley de dios; en otras palabras, las propias criaturas, cuando violan la ley de dios, y sin darse cuenta, afean los climas; son ellas mismas, las que hacen disminuir, el goce de un buen tiempo ó clima; al mundo de la prueba se le advirtió, que todo era viviente; es así que todos los elementos de la naturaleza, también participan en el divino juicio de dios; porque elementos y espíritus, pidieron en divina igualdad psicológica, ser tratados por igual, en el divino juicio de dios; materia y espíritu tienen un descenlace que a todos asombrará; materia y espíritu, habían pedido a dios, un todo perfecto en desarrollo de prueba; la prueba de la vida había sido elegida, por los libres albedríos de materia y espíritu, entre otras infinitas formas de vida; porque el Eterno dispone de modelos de vida, que no tienen ni principio ni fín; el espíritu y la materia, pueden estar observando por eternidades sin fín, formas de vida, para al fín elegir una; esto se llama en el Reino de los Cielos, buscar perfección; el espíritu y la materia, buscan y eligen, según las conveniencias de sus evoluciones; nadie puede pedir algo, que aún no está al alcance de su capacidad; se sigue siempre un plan divino de progreso planetario; y el premio supremo, es volver siempre al lado del Eterno; en el macrocosmos llamado Reino de los Cielos, se entra y se sale en un movimiento de criaturas, que teniendo todas las formas de geometrías de carne, no tiene ni principio ni fin; es tan infinito el conglomerado de seres pensantes, que allí la importancia de ser de la individualidad, desaparece; allí el pensar se vuelve común y universal; y la mayor fascinación para el espíritu, es el infinito mismo; el volver a nacer en desconocidos y lejanos planetas, constituye allí, el ensueño de todo instante; de esta sensación mencionada, nace el término inmortal de querubín; querubín, es querer llegar a ser; y como la perfección que ofrece dios a sus criaturas, no tiene fín, es que eternamente todos son querubínes; aparte de la jerarquía alcanzada por los espíritus; hasta los primogénitos solares, son divinos querubínes; y todos respetan la jerarquía de poder, que cada cual se ganó con sudor de frente, en incontables planetas del universo; la jerarquía es el poder que se tiene sobre los elementos; y éstos a su vez, también pasan a probar el poder, sobre los que sobre ellos mandaban; es la eterna prueba de probar, y la de ser probado; y quien no prueba, no logra poder porque no avanza; el poder cualquiera que éste sea, se logra por conocimiento de sensaciones; la variación de ellas sobre el espíritu, no tiene ni principio ni fín; y para lograr nuevas sensaciones que no se conocen, es menester reencarnar ó volver a nacer de nuevo; quien no lo pensó así en la prueba de la vida, el tal se equivocó en la prueba; y no entrará al Reino de los Cielos; la prueba de la vida consistía en no equivocarse; porque en la infinita justicia de dios, es más fácil que entren a su divino Reino, los que no se equivocaron, en los lejanos planetas de pruebas; el error nadie lo pide a dios; y si se pide la sensación de estar expuesto a caer en el error, el espíritu le promete a dios, no caer; es por esto que se dice: La prueba de la vida humana; la prueba es sensación por sensación; y sentimentalmente molecular; es decir, que las sensaciones contenidas en cada individualidad, que se había pedido a dios, son medidas y juzjadas en lo micro y en lo macro; en lo pequeño y en lo grande; en lo invisible y en lo visible; en lo que se siente y que no se ve; en lo que se ve y que no se siente; el micro y el macro se expanden dentro de sus propias sensaciones; y el traspaso de micro a macro, se hace por virtud propia; porque según como fué la obra de cada uno, así será también, su futuro tamaño físico; el tamaño colosal se logra cumpliendo con lo prometido a dios; la desobediencia a lo prometido al Eterno, empequeñece a la criatura; le estaciona en su actual tamaño, ó el espíritu tiene que volver a empezar como microbio; tiene que volver al principio de lo que fué; estos riesgos que nadie desea, se vuelven realidad, en los divinos juicios de dios; es por esto es que al extraño mundo surgido de las extrañas leyes del oro, se le dijo: Y habrá llorar y crujír de dientes; lo que quería decir que la violación a la divina ley de dios, empequeñece en tamaño, a los que cayeron en la violación; sea cual fuere la violación a la ley de dios, se corre riesgo a ser empequeñecido; porque las alianzas que todo espíritu hizo con las moléculas de carne y con las virtudes ó sensaciones, gradualmente se van retirando y dejan sólo al espíritu; esta soledad espanta a todo espíritu pensante; en esta ley, todo depende del grado en que se violó lo de dios; es por esto es que fué escrito: Sólo satanás divide, y se divide así mismo; es decir, que el que hizo el mal en la vida, recibe él también, mal en el divino juicio de dios; es el mal por mal; es la repetición de las caídas de la roca espíritual; es volver a caer en lo que en otras existencias, se había vuelto a caer; es la extraña dureza para comprender, lo que nunca debió ser duro; es el volver a repetir, lo que ya antes se había repetido; la caída representa volver a empezar de nuevo; hasta que no se caiga ni en una molécula de caída; tal fué la promesa hecha a dios, por todos los espíritus humanos; la roca ó dureza mental, es la demora en comprender lo prometido a dios; esta demora incluye a trillones de existencias, en que el espíritu roca, no vuelve a ver el Reino de los Cielos; y esta demora es para dios, sólo un instante ó un suspiro; los dramas que se ven en el universo, son tan infinitos en su número, como lo es el universo mismo; las terminologías son también infinitas; las del hombre de este planeta Tierra, se conoce como la roca ó el ángel caído; es triste la fama universal de la roca humana; todos le rehuyen en el espacio, para no contagiarse; todos rehuyen a los espíritus libertinos, que aún no han logrado en sus evoluciones espírituales, la ansiada unidad planetaria; esta sensación de la unidad planetaria, debe adquirirla todo espíritu progresista, como un algo propio; porque a donde vaya, en otros planetas, llevará la semilla de la unidad; llevará una semilla de felicidad, en que otros aprenderán a vivir como hermanos; esta semilla de la unidad planetaria, es la semilla que la humanidad demoró en cultivarla; porque los miles de años fueron sucediéndose, y la ansiada unidad, nunca fué realidad; la humanidad se durmió y el divino juicio de dios le sorprendió; este dormir ó lentitud en lograr la unificación planetaria, había sido advertida por dios; escrito fué: Todo espíritu duerme; todos se durmieron en lo que creían que era correcto; y resulta que nadie tenía la razón, porque todos habían caído en un extraño atraso; y si alguien de las generaciones de la Tierra, dijo que tenía la razón, en tal ó cual cosa, esa razón fué dividida por el atraso en lograr la unificación del planeta; porque en todos, en sus respectivas aúreas, acusan en diferentes grados, un extraño atraso por la unidad planetaria; todos habían contribuído al yugo de vivir desunidos; fué la extraña contribución colectiva, para una injusticia también colectiva; fué el mutuo apoyo en la dureza, para no unificarse jamás; fué la roca del mundo; el drama humano se hizo más tenebroso en la prueba de la vida, desde el mismo instante, en que la bestia capitalista, se tomó el extraño libertinaje, de tentarse en el uso de la fuerza, por imponer un extraño sistema de vida; y las generaciones en su extraño dormir, admitieron tal fuerza; las generaciones dormidas no defendieron sus derechos; no defendieron el derecho, a no tener tal fuerza; no defendieron la paz; porque la verdadera paz para dios, es aquélla en que para lograrla, no debió de intervenir la fuerza; porque nadie había pedido a dios, el hacer uso de la fuerza, en la prueba de la vida; y por la sencilla razón, que todos le habían pedido leyes de amor; el error de los que dirigieron a las llamadas naciones, que surgieron durante la prueba de la vida, fué la de olvidar, de que a dios no se le piden ninguna forma de atropello; porque fueron estos individuos de los gobiernos, los que por ley humana, legalizaron y hasta obligaron, a hacer uso de la fuerza; y también se olvidaron, de que tal uso de fuerza, descansaba sobre un sistema de vida con leyes desiguales; ellos al autorizar y legalizar la fuerza en la experiencia humana, ellos hicieron más doloroso aún, el sistema de vida injusto; es por esto que a todos los individuos que participaron en los gobiernos de la bestia de todos los tiempos, tendrán futuras existencias de dolor y de injusticias; se cumple en ellos, con la divina parábola que dice: Con la vara conque mides, serás medido; en la prueba de la vida, había que saber escoger el trabajo, engrandeciendo a las divinas enseñanzas de dios; porque es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que en los lejanos planetas de pruebas, supieron complacer a dios; a que puedan entrar, los que complacieron a los hombres; las criaturas ciegas en entendimiento, no saben elegir el poder; porque el hombre a nadie resucita y termina en pudrición; sólo el que creó todas las cosas transforma las cosas; los individuos que se fanatizaron con los hombres, perdieron de nuevo, la oportunidad de ser eternos como criatura de planeta; se dice: de nuevo, porque en otras experiencias planetarias, habían hecho lo mismo; se habían convertido en servidores de las criaturas del propio planeta; olvidando a dios en sus preferencias; y mientras ellos actúen así, no volverán a ver a dios; porque es más fácil que vean a dios en un instante dado, los que no le dieron la espalda, durante la prueba de la vida; el ingrato mientras sea ingrato con dios, no ve a dios; porque a dios se le ve, estando la criatura en posesión de virtudes de la luz; la prueba de la vida consistía en conservar lo que era de la luz; cada uno tenía que perfeccionar sus propias sensaciones; porque así lo pidió a dios cada uno; y al buscar cada uno su propia perfección, tenía que hacerlo con psicologías, que estuvieran en concordancia, con la divina psicología del divino evangelio de dios; porque el divino evangelio del Eterno no muere; muy al contrario; de El, el Eterno se inspira en nuevas divinas doctrinas; dando continuidad a la expansión de nuevas psicologías para sus hijos; el que no entendió la eternidad de las divinas enseñanzas de dios, durante la prueba de la vida, no volverá a entrar al Reino de los Cielos; y no entrará, hasta que lo entienda; porque para poder entrar al Reino de dios, no hay que poseer, ni una molécula de ignorancia, con respecto a las divinas leyes, enseñanzas, mandamientos, evangelios, que la misma criatura le había pedido en su Reino; esto significaba el término bíblico: Por sobre todas las cosas; ni una molécula de ignorancia voluntaria, se perdonaba el espíritu; así fué su promesa hecha a dios; porque siempre los espíritus, desean lo mejor para dios; y se lo expresan, cuando acuden a El, en busca del conocimiento de nuevas futuras existencias, que desearían conocer; y no es para menos; pues todos se dan cuenta en el mismo Reino de los Cielos, que el Eterno es único; pues lo ven que está en todas partes y en todas las cosas.-

LA DIVINA REVELACIÓN DE DIOS, NO SALE DE NINGÚN CONOCIMIENTO HUMANO; SE CUMPLE LA MISMA LEY QUE SE CUMPLIÓ CON LA LEY MOSÁICA Y CON EL DIVINO EVANGELIO DEL PADRE JEHOVA; EL ETERNO NO COPIA LO DE SUS HIJOS; LA REVELACIÓN DE DIOS, ES UN CONOCIMIENTO QUE TODO CUANTO EXSISTE LO EXPLICA; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO DE LOS CIELOS, UNO QUE NO CREYÓ QUE DE LOS HOMBRES, SALÍA LO DE DIOS; A QUE PUEDA ENTRAR, UNO QUE INSPIRÁNDOSE EN LA OBRA DE LOS HOMBRES, EMPEQUEÑECIÓ A DIOS.-

Si hijo; muchos de los de la prueba de la vida, empequeñecen a su dios; los tales no entrarán al Reino de los Cielos; porque se dejaron influenciar, por una extraña sensación, que ni ellos mismos la pidieron; el que empequeñece a su Creador, no lo vé; el que lo engrandece sí que lo vé; todo limitado mental, dividió su propio fruto; la prueba de la vida consistía, en que habiendo pedido la sensación del olvido, nadie le pondría límites al divino poder de dios; las pruebas son las pruebas; unos caen otros triunfan; la divina Revelación prometida al mundo de la prueba, viene al mundo en forma de conocimiento; este conocimiento invade toda la Tierra con el seudónimo de Alfa y Omega; los que no pensaron en el conocimiento, cuando imaginaban de como sería la Revelación de dios, los tales cayeron en sus pruebas; ninguno de ellos vuelve a entrar al Reino de los Cielos; el errar en la prueba de la vida, también se toma en cuenta en el divino juicio de dios; porque la característica del divino juicio que todos pidieron, era por sobre todas las cosas; y dentro del término: Por sobre todas las cosas, están también las equivocaciones que cada cual cometió en la prueba de la vida; los que defendieron a psicologías que a otros dividían, empequeñecieron su propio fruto; porque lo dividieron al creer en una extraña psicología, que en sus enseñanzas, incluía la división de los demás; las formas de fé de las individualidades del mundo, nunca debieron haberse constituído, en un dogma; porque tenían un divino juicio pendiente; es el juicio de dios, el único que tiene potestad para proclamarse; porque sobrepasa en poder, a la ciencia de los hombres; los hombres crearon una extraña creencia, que se contradice con el divino evangelio de dios; dios a nadie divide; y si el Padre a nadie divide, los hombres debieron haber creado, una forma de fé, en que no se conocería la división; el extraño libertinaje de las individualidades, debieron haber conocido una disciplina igualitaria, en un sólo concepto de dios; los que crearon las llamadas religiones, no tuvieron la profundidad espíritual suficiente, como para haber unificado al mundo de la prueba, en una sola creencia hacia dios; no fueron los más inteligentes del planeta; fueron los más atrasados; todos cayeron en la materialidad de la bestia; ninguno quiso luchar contra el extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro; ellos prefirieron servir a dos señores; al señor de sus creencias, y al señor que representaba a un extraño y desigual sistema de vida; lo grave es que decían que servían al verdadero dios; para servir al verdadero dios, hay que luchar contra todo lo injusto y la cabeza de toda injusticia, es el propio sistema de vida; está fué la más grande cegera de los llamados religiosos y de todos los que los defendieron; el llamado mundo cristiano también fué ciego para con lo injusto; es por esto es que fué escrito: Ciegos guías de ciegos; por seguir a los ciegos de la prueba de la vida, el llamado mundo cristiano, no volverá a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que no conocieron a los llamados religiosos ni recibieron como enseñanza, la extraña sensación de la división; a que puedan entrar los que los conocieron; en el divino evangelio de dios, se le advirtió al mundo de la prueba, de que sólo satanás divide y se divide así mismo; las divinas advertencias del divino evangelio de dios, había que tomarlas en cuenta, durante la prueba de la vida; porque el que las despreció, tendrá un más grande llorar, en el llorar y crujir de dientes; el que nó dá importancia a las divinas advertencias del Reino, mayor número de errores comete; y mayormente empequeñece su puntaje de luz; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que valorizó las advertencias de dios; a que pueda entrar, uno que cayó en extraña indiferencia; los indiferentes del mundo, nada recibirán en los divinos acontecimientos que se ciernen sobre el mundo de la prueba; el que fué indiferente encontrará también un juicio, que será para él indiferente; el divino juicio de dios, es sensación por sensación; el que obró mal, encontrará para sí mismo, un divino juicio que será también malo para con él; el que obró bién, encontrará un divino juicio, que para él será bueno; en el divino juicio de dios, participan todas las sensaciones que cada cual tuvo y sintió en la prueba de la vida; delante de la television solar, cada uno será juzjado por el hijo de dios; sólo los niños de hasta doce años de edad, no tendrán juicio; porque ellos son los bienaventurados del planeta y no hay más.- el que confundió lo de dios, por la obra de los hombres, se confundió así mismo; los tales sentirán la confusión, cuando se les descuente de sus propios puntajes de luz, en el divino juicio; el no comprender lo de dios, aún viéndolo, tiene por causa la extraña forma de fé, que se recibió de las llamadas religiones; los que inventaron la extraña adoración material, lo hicieron influenciados en los ritos faraónicos; es una extraña herencia, de unas criaturas, que viniendo de lejanas galaxias, violaron la ley de dios en la Tierra; el mal ejemplo que dejaron y que fué copiado por los humanos, fué el de manifestar la humildad, por manifestaciones materiales; la verdadera fé y humildad, no necesitan expresarse en el lujo material; la extraña ostentación no era del hijo de dios; y es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que en sus formas de fé, imitaron la humildad y sencillez del Hijo Primogénito; a que puedan entrar, los que imitaron lo faraónico; la forma de fé más sencilla, es la única que entra al Reino de los Cielos; los que en sus formas de fé, vivieron la extraña influencia de lo faraónico representado en lo religioso, no volverán a entrar al Reino de los Cielos; porque todos habían pedido la sencillez para cultivarla en la prueba de la vida; la extraña fé religiosa, no es del Reino de los Cielos; porque allí nadie divide a nadie; ni se conoce el límite en dios; los llamados religiosos crearon una extraña iglesia, que incluía la división de la creencia en dios; tal extraña iglesia no fué la imaginada por el hijo de dios; porque él mismo sostenía y así lo enseñó, que sólo satanás divide; y que termina dividiéndose así mismo; esto significa que los que fueron religiosos, llegado el instante del divino juicio, se dividen y terminan por desaparecer de la evolución humana; toda imitación a la división de satanás, por microscópica que sea, termina siempre en tragedia para los que le imitan; la tragedia de la división y desaparecimiento de los llamados religiosos, de la evolución humana, fué escrita en el divino evangelio de dios, como el llorar y crujir de dientes; y esto no sólo se cumple en los llamados religiosos; sino, que en todos los que los imitaron en sus formas de fé; los imitadores pertenecen al llamado mundo cristiano, surgido en la prueba de la vida; los que imitaron a los religiosos, serán acusados de cómplices con el demonio de la división, por el hijo de dios; en la prueba de la vida, había que saber distinguir, a quien se seguía; y para no caer, había que profundizar el divino evangelio de dios, por sobre todas las cosas; es por eso es que se dijo: el que busca encuentra; el que escudriña las divinas escrituras de dios, se dá cuenta asombrado, que lo religioso no es del Reino de los Cielos; vé que ninguna filosofía que a otros divide, ninguna de ellas se conoce en el Reino de los Cielos; vé y aprende que la divina igualdad enseñada por dios, no incluye la división en ninguna forma imaginable; vé y observa que la extraña división de satanás entre los ángeles, no se conoce en el Reino de los Cielos; esto lo ven los que se preocupan y profundizan lo de dios; los que no lo ven, son los que se durmieron en sus propias formas de fé individuales; mucha fé y débil el conocimiento; es por esto es que fué escrito: Todo espíritu duerme; duerme en su propia debilidad, del conocimiento que debería haber alcanzado en su propia búsqueda, durante la prueba de la vida; lo intuitivo encerró al débil conocimiento, que tenía de dios; nó ilustró a su pequeño saber; y siendo pequeño su saber voluntario, éste no era más que una extraña imitación a lo religioso; esto es una fé dividida por una extraña imitación; y el interesado en vez de recibir todo su puntaje de fé, recibe poco ó nada; se dice nada, porque lo religioso no es del Reino de dios; y se le llamará extraño al Reino; lo que fué extraño al Reino, no tiene destino en el Reino; y lo extraño al Reino, es lo que nó habiéndose pedido en el Reino de dios, no está escrito en el Reino; la extraña obra de los llamados religiosos, no fué pedida por nadie a dios; porque nadie hace pedidos a dios, en que se incluya una imitación a satanás; porque todos sabían, que los que imitaban a satanás, en los lejanos planetas de pruebas, ninguno volvía a entrar al Reino de los Cielos; es por esto que ningún llamado religioso ni ninguno de sus seguidores, ninguno vuelve a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de dios, uno que en su experiencia planetaria, no conoció ni oyó hablar de los religiosos; a que pueda entrar, uno que tuvo la desgracia de conocerlos; porque en su propia obra que se juzjará por segundo-molécula, el primero no tendrá descuento por división mental en la creencia hacia dios; el segundo la tendrá; la extraña fé religiosa divide su propio puntaje de fé, por el número total de religiones que exsistieron en el mundo de la prueba; y como la división religiosa y la religión misma, nadie la pidió a dios, los religiosos y sus seguidores, nada reciben; perdieron el tiempo, segundo por segundo, mientras duraba en ellos, la extraña sensación de lo religioso; todas las sensaciones que cada uno conoció, sintió y vivió, se juzjan por segundos y por moléculas; así lo pidió a dios, la humanidad misma; y todo lo que se pide a dios, se cumple desde la primera hasta la última molécula; es lo que corresponde al divino juicio final, por sobre todas las cosas imaginables; lo que significa que en el divino pedido de divina justicia, que cada cual pidió a dios, la criatura humana no se perdonaba ni una molécula para sí mismo; los divinos juicios se piden a dios, según la evolución alcanzada por la criatura; dios nada impone; a nadie obliga porque El es infinito; a El se le pide y si su divino libre albedrío se complace, El concede; no exsiste otra ley, nada más que el pedido a dios; el llorar y crujir de dientes, principia por los que le dividieron los hijos a dios, en la prueba de la vida; principia por los que en sus propias creencias, imitaron a satanás; el llorar y crujir de dientes que sufrirá el mundo de la prueba, los culpables son los religiosos; porque toda la obra, para bién ó para mal, sale de la criatura misma; sale de sí mismo; es por esto es que fué escrito: Por vuestras obras seréis juzjados; porque cada uno pidió a dios, la responsabilidad de sus propios actos; y toda responsabilidad que se pidió en divina alianza, para que el espíritu pudiera conocer una forma de vida, que él mismo la pidió a dios, hablará en el divino juicio de dios; la responsabilidad habla delante de dios, en sus leyes de responsabilidad; tal como el espíritu hablará en sus leyes de espíritu; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno fué responsable durante la prueba de la vida; a que pueda entrar, uno que no lo fué.-

LA SANTÍSIMA TRINIDAD; EL DIVINO PRINCIPIO EXPANSIVO DE TODA VERDAD; COMO SE CREÓ EL PRIMER SER HUMANO; LA PRIMERA PAREJA, PRIMER MODELO DE ÁNGEL .- LA CAÍDA DE LOS ÁNGELES ADÁN Y EVA; EL PARAÍSO MICROSCÓPICO.-

Sí hijito; escribiremos, el divino tema celeste más discutido en el mundo del espíritu; la Santísima Trinidad; ¿qué es en lenguaje común y sencillo? ciertamente, ninguna criatura pensante, ha podido explicarlo; la razón de ella es que sólo lo puede explicar, un hijo del Padre; un hijo que perteneció al lugar indicado por el divino Primogénito Solar: de donde yo soy, ustedes no pueden ir; pues allí reina una vibración magnética tal, que desapareceríais; en medio de un inaudito silencio; la divina vibración, es una porción de magnetismo alcanzada por cada criatura; exprésese ésta, como se exprese; es decir como planeta material, ó como espíritu; En el universo expansivo pensante, todo es viviente; lo que se cree que es, no es; es decir que toda apariencia inerte de la materia, lo es para la vibración magnética humana; no alcanza a percibir, la infinita actividad microscópica, que Bulle de cada molécula; no alcanza el sentimiento humano a penetrarla; y cuando lo logra, lo hace en microscópica dimensión; he aquí la divina ley de todo mago, Brujo, encantador, hipnotizador ó hechicero; estas criaturas penetran ciertas leyes magnéticas-espírituales; es como el vislumbre, de algo que ha de ser mayor; y ese algo, se desprendió en forma microscópica; pues ese algo, es magnetismo viviente; se dejó desprender, para probar y ser probado; siendo la intención, el juez supremo de ambos, la Santísima Trinidad, no es ajena a esto; pues ella se manifiesta, en infinitas formas; ella es la única que unifica las divinas alianzas, de los divinos querubínes, tanto de la materia como del espíritu; la divina interpretación de la Santísima Trinidad, es proporcional al gérmen espíritual de cada uno; no se puede entender una ley, cuando el propio entendimiento no se entiende así mismo; y menos aún, cuando la criatura ignora su propio orígen espíritual; ignora de como fué su propio principio; más aún cuando la criatura, es llevada por senderos falsos; cuando es ilusionada en su propia madurez planetaria; cuando los demonios, la alejan del divino mandato; todos estos factores, influyen en la fé; los últimos son de concepción humana; los primeros, son de orígen divino; pues escrito fué que todo espíritu humano, es probado en la vida; y es probado en todas las virtudes; es decir, que toda virtud ignora su propio orígen; tal como la ignora todo espíritu; el cual exsiste, gracias a las divinas alianzas de sus propias virtudes vivientes.- Sí hijito; así es; tal como lo leo en tu divina mente; este dibujo celeste explica lo que es la Santísima Trinidad, en la evolución humana; El conjunto de soles del infinito, representa el conocimiento en Santísima Trinidad expansiva; El Padre es el 1; El hijo siendo el 2, es también el 1; El espíritu santo, es el mismo conocimiento de cada espíritu; es lo que se ha ganado con el sudor de su frente; es el sacrificio individual de cada criatura pensante; la Santísima Trinidad posee su número galactico en toda la creación; pues no exsiste creación alguna, que no haya salido del 1; no hay creación que no tenga números; todo es creado, en Base a matemáticas divinas; todo plan divino, sin excepción alguna, posee cálculo; la Santísima Trinidad, constituye el único destino viviente; del cual han salido todos los mundos, del universo expansivo pensante; todo mundo del infinito espacio, es naturaleza; es universo materializado con microscópicas criaturas vivientes; y estas microscópicas criaturas, poseen a la vez, su propia microscópica Santísima Trinidad; para la naturaleza Tierra, el número de su Santísima Trinidad, es el 318; ella corresponde, a todo el historial humano, frente a toda revelación; en el dibujo celeste, se explican muchas cosas; el divino triángulo celeste, significa que todo padre solar posee tiempo celeste; y que este tiempo es irreversible; es inmutable; es eterno; cada segundo celeste, significa que en la Tierra, ha transcurrido un siglo; la razón de ello, está en la expansión magnética, emanada de los soles; esta expansión, sigue su propia evolución; sigue su propio impulso inicial que se llevó a efecto en los soles Alfa y Omega; cuando la Tierra era una microscópica chispita eléctrica; los colores que rodean a los soles, son fluídos pensantes; el fluído, está en la misma individualidad de toda criatura; pues es divino producto de ellos; he aquí, el orígen de cada determinación humana; cada pensamiento humano, posee color; cada color emanado de la mente, es un futuro mundo de color; que naciendo en forma de idea invisible, se materializa en colosales mundos; allá en las lejanas galaxias; desde el momento que nace una criatura, empieza a salir de ella, una infinita estela ó nebulosa de ideas; las primeras ideas que corresponden al estado infante de toda criatura, son de color Blanco; este color simboliza la inocencia filosófica de la criatura; pues nada sabe aún, de lo Bueno o lo malo; vive la vida contemplativa; la misma vida de los ángeles, en el Reino de los Cielos; poder mantener esta pureza, durante toda su vida, es la suprema prueba de todo espíritu; sin esta pureza, es imposible que entre el espíritu, en el Reino de los Cielos; pues toda filosofía aprendida en la pasajera vida humana, es enjuiciada; es por eso, que ningún rico entra en el Reino de los Cielos; pues esa filosofía, corrompería la pureza espiritual de los ángeles; ellos desconocen tal filosofía; ellos viven el comunismo universal; pues mi filosofía amorosa, es común a todos; Ellos viven el comunismo amoroso; con filosofía de niños; es por eso, que fué escrito: dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos; de ellos es la filosofía, que reina en la eternidad; ninguna otra filosofía entra en el Reino de los Cielos; escrito fué: La Tierra pasará; más, mis palabras no pasarán; significa que toda filosofía terrestre, que no haya tomado en cuenta al Cordero de dios, perecerá; pasará al olvido; como ya han pasado tantas; en el divino dibujo, se ven unas líneas negras y punteadas; ellas simbolizan el magnetismo de la vida; ella es el Alfa y la Omega de todo lo que piensa, y respira; este magnetismo está en todo el universo; es expansivo junto con toda creación; en el dibujo se vé que las líneas magnéticas inciden sobre una zona amarilla; esta zona amarilla representa una divina virtud del conocimiento; está infinitamente aumentada; en un número tal, que escapa al cálculo humano; puedo adelantarte hijito, que toda virtud aumentada, es como un rubí; siendo microscópica, Brilla en el Reino de los Cielos; en una magnitud tal, que eclipsa a los colosales soles; su Belleza paraliza el corazón humano; esta divina virtud, posee todos los colores, que poseen los soles Alfa y Omega; y son fluídos vivientes; que poseen su propia Santísima Trinidad; sus tiempos propios; sus espacios y sus filosofías propias; más aún: en ellos hay universos y sistemas solares; pues lo de arriba es igual a lo de abajo; lo del macrocosmos es igual a lo del microcosmos; tanto arriba como abajo, exsiste el infinito; esto significa que la materia es momentánea; dura, mientras se desarrolla y se expande su propia semilla; ó divina chispita solar; retornando todo, al punto de orígen; que para la Tierra, son los soles Alfa y Omega; Este retorno es la divina Television Solar; llamada también en el Reino de los Cielos, como Television Universal; esta divina television comprente todas las dimensiones vividas por mis criaturas; todo cuanto ha salido de manos del divino Padre Jehova, allí queda eternamente registrado; esta television divina, ha servido y sirve, de inagotable fuente de inspiración para los espíritus; que piden infinitas pruebas de vida; grandes resoluciones, han surgido frente a estas colosales pantallas; los llamados genios, son aquéllos espíritus, que han pasado eternidades, observando esta television; viendo los adelantos e inventos, llevados a cabo, en otros mundos; he aquí, la principal causa, de toda inspiración; y de ellos ha surgido la idea, de ir a tal ó cual mundo, como sabios; aportando su granito de arena, en el progreso del planeta; el dibujo de la izquierda, simboliza el tronco galáctico; significa todos los porqué en la creación de la Tierra; significa el orígen cósmico de la Tierra; se pueden ver en el tronco, las fibras mentales de la espiritualidad solar y material; son las mismas que poseen las naves plateadas; ellas son divinas alianzas de divinos querubínes; que han pedido materialización; junto con reencarnación; han pedido nacer de nuevo; pues con ello, se acercan en perfección, hacia Mí; en el dibujo de la derecha, está representado el divino orígen de la primera criatura; es decir un espíritu-ángel; esta criatura pudo haber sido Adán; pues en mi divina creación, no exsiste limitación en nada; hubieron infinitos Adanes; como infinitas Evas; y aún están naciendo; pues en todo instante de tiempo, se repite el divino proceso; están naciendo nuevos planetas tierras; como era de antes de la actual Tierra; es tan infinita mi creación, que la llamada fantasía se convierte en realidad; esta realidad, son los colosales mundos; que llevan en sus propias evoluciones, la misma filosofía que contenía una idea mental; pues Basta pensar en algo, y ese algo, viaja a lejanas galaxias; viaja en medio de colosales soles; como jamás verán ojos humanos; a medida que la microscópica idea avanza por el cosmos, los grandes soles, se hacen a un lado; cediéndoles el paso; es por eso que fué escrito: Los humildes son los primeros, en el Reino de los Cielos; quien no haya sido humilde, no entra en el Reino de los Cielos; pues su propia filosofía es contraria a toda vibración, emanada de la luz; ella está más en armonía, con las tinieblas galácticas; a esta clase de ideas, los colosales soles, no le ceden el paso; y el más pavoroso miedo se apodera del espíritu de la idea; toda idea, es pesada en las divinas Balanzas Solares; como fueron pesadas las ideas primeras de todos los Adanes y de todas las Evas; pues cada idea emanada de todo espíritu, que han sido creados, trae consigo nuevos destinos; nuevas humanidades; este fué el resultado, que dió por causa al planeta Tierra; al desobedecer Adán y Eva, crearon una filosofía de desobediencia; que brotó desde el mismo paraíso terrenal; donde estas criaturas, vivían en tiempo celeste; esto significa que la Tierra, estaba destinada desde sus propios orígenes, a ser un eterno paraíso; no se debe culpar a los primeros padres, con la crítica humana; la sabiduría humana, ha cometido peores pecados; que están dando lugar al nacimiento de peores infiernos, que la misma Tierra; además, la Tierra está llegando al término de su prueba de vida; se acerca el divino juicio final; y con ello, se limpian de todo pecado, Adán y Eva; pues nada es eterno; sino el Padre; todos tienen un principio de arrepentimiento; los primeros padres, también lo tuvieron; junto con el resto de las demás virtudes vivientes; la humanidad ha heredado el arrepentimiento; de sus primeros padres; todo arrepentimiento, es una puerta que hace que todo espíritu, se rectifique; dando paso a la humildad y la honradez; es la única oportunidad, que tiene todo pecador; ninguna virtud, que no sea el arrepentimiento, le limpia de todo pecado; El arrepentimiento y la humildad, son de la divina filosofía del Cordero de dios; la misma filosofía, conque nacieron Adán y Eva; pues eran ángeles; eran microscópicos seres, que vivieron en un microscópico paraíso; cuando la Tierra, era de una dimensión, también microscópica; pues escrito fué; que para ser grande en el Reino de los Cielos, hay que ser primero chiquitito y humilde; esta divina ley es igual tanto para el espíritu, como para el planeta.-

LOS LADRONES DEL MUNDO, LOS CREÓ EL INMORAL É INJUSTO SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO; POCOS TUVIERON MUCHO; Y MUCHOS TUVIERON POCO Ó NADA; CADA DOLOR MORAL PROVOCADO EN EL ESPÍRITU DEL LADRÓN, RECAE EN LOS SOSTENEDORES DEL SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO DE LOS CIELOS, UN LADRÓN, A QUE ENTRE UN RICO.-

Sí hijito; así es; ninguno de los dos entran al Reino de los Cielos; ni el rico ni el ladrón; más, el ladrón está más cerca del Reino; que lo podría estar el rico; porque el ladrón fué ladrón, por causa del rico; si nó hubiesen ricos en el mundo, nó habría ladrones; porque nó se conocería el mal ejemplo de la usura; del oportunismo a tenerlo todo, sin el menor esfuerzo; los ricos del mundo lanzaron la primera piedra; la réplica fué el ladrón; ambos fueron probados en la vida; como es probada la humanidad entera; el rico representa en la vida, la máxima soberbia en el vivir; el rico nunca quiso entender el significado, de la igualdad dicha por el Padre en sus escrituras; ¿nó os fué enseñado, que todos son iguales en derechos delante de dios? he aquí la primera y más antigua de las tentaciones; la tentación a poseer más, ó a poseerlo todo; he aquí la caída de todo rico; porque sus luchas espírituales, consistía en oponer resistencia a la debilidad de poseer más de lo que fué enseñado; y el ladrón pidió al Padre, lograr la posesión material, con lucha; con esfuerzo, haciéndole honor al divino mandato que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; ni el ladrón ni el rico, entran al Reino de los Cielos; porque cayeron en sus respectivas debilidades; cayeron en la prueba de la vida; cayeron en lo que le pidieron al Padre; de verdad os digo, que es más fácil que sea admitido un ladrón y nó un rico al Reino de los Cielos; en el divino caso que el Padre se decidiera a escoger entre uno y otro; porque en el rico hubo un adelanto de recompensa; en el ladrón hubo un adelanto del castigo; un anticipo si se quiere; en la cualidad y calidad, de lo que ambos fueron, el ladrón está primero; porque no estuvo en él, el principio de robar en la vida; es cierto que del ladrón dependía el contenerse; siempre que su entendimiento supiera que otros nó tenían más que él; ó menos que él, el mismo sistema de vida, que es ilegal en la presencia del Padre, eleva su cualidad y calidad; le dá un puntaje mundano; más nó, divino; porque con tal puntaje, nó entra al Reino de los Cielos; su propia virtud tuvo influencia de tinieblas; porque luchó por la vida, despreciando la honradez; el rico vivió en inmoralidad viviente; ni las tinieblas le premian, ni el Reino de los Cielos; porque ya obtuvo su recompensa por adelantado; el rico es un demonio mayor, porque dirigió los destinos de una filosofía que pidió ser probada, dirigió, mandó é imitó el capitalismo; son estos espíritus, los más ilusionados en la evolución humana; sólo conciben un presente; y lo del Padre, nó se reduce ni a un sólo presente ni a un sólo mundo; lo del Padre nó tiene límites; los ricos creyeron, que jamás nunca rendirían cuenta en la Tierra; jamás han imaginado que un poder infinitamente mayor, que el poder del oro, los juzjaría; ese poder es el mismo que a ellos los creó y creó el oro; y creó cuanto exsiste; he aquí al demonio de este mundo que viendo lo injusto que es el sistema del oro, son indiferentes a ello; he aquí la dureza de la roca; el egoísmo de sus espíritus; he aquí el yugo de este mundo; un yugo que sufrirá el llorar y crujir de dientes; porque se le cumplió el tiempo de la prueba; la prueba consistía en engrandecer las leyes del Padre; nó en engrandecerse así mismo.- Sí hijito; el dibujo celeste enseña lo que ya te he explicado en telepatía directa; las líneas negras representan el magnetismo de todo destino; cada escena mental ocurrida en la vida, es una vibración magnética; es una electricidad que se deja sentir; y al dejarse sentir, lo hace en forma geométrica palpitante; en esta vibración magnética, participan las 318 virtudes del pensar humano; el conjunto de este número de virtudes, constituyen el Arca de las Alianzas; que es la materialización de los hechos salidos del espíritu; cada hecho mental viene ya destinado; porque se enseñó que todo estaba escrito en el Reino de los Cielos; he aquí una justicia a muchos ignorantes y poco evolucionados; que en la vida, se expresaron con el término suerte; de verdad os digo, que la suerte nó tiene destino; porque la suerte nó reconoce las leyes del Padre; la filosofía de la suerte es el azar; ninguno que expresó en la vida, la palabra suerte, entrará al Reino de los Cielos; en el Reino, nadie conoce a la suerte; allí se conocen leyes; la suerte es un término psicológico que salió de vuestra extraña forma de vivir; extraña, porque el llamado capitalismo, proclamó al oro como su dios; de verdad os digo, que el oro del que os servísteis en la vida, también es llamado a juicio, en la divina presencia del Padre; porque el dios único y viviente, todo lo creó; todo lo que los ojos ven y no ven; todo lo que imagináis y nó comprendéis; he aquí la culpa de los que crearon el capitalismo, y sus seguidores; de ellos será el llorar y crujir de dientes; porque por ellos este mundo conoció la injusticia, conoció el dolor, la explotación, la inmoralidad; por ellos, muchos inocentes se corrompieron; por ellos este mundo nó entrará al Reino de los Cielos; he aquí que la ira del Padre Jehova, caerá sobre ellos; ¿por qué nó idearon otro sistema de vida? es la pregunta que se harán, los estudiosos del Nuevo Mundo; las generaciones del futuro; de verdad os digo, que vuestra extraña forma de vida, será llamado por los genios del futuro, el complejo viviente; la debilidad espíritual de todo un mundo, que pidió la prueba de la vida, para vencer tal complejo; el complejo de la posesión; complejo propio de la imperfección; los complejos pasan; la perfección queda; porque todo espíritu está eternamente pasando de una vida a otra; porque todo lo que sale del Padre, es eterno; el más doloroso complejo de este mundo, lo constituye su propia forma de vivir; la desconfianza espíritual entre los seres, se reviste de poder; se arma para susistir; nadie que vivió armado para susistir, entrará al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ninguno de vosotros pidió en el Reino, el sistema de vida capitalista; porque nadie pensaba en ninguna inmoralidad; la inmoralidad en todas sus formas, nó se conoce en Reino de los Cielos; la inmoralidad nació en la Tierra; porque los hombres se apartaron de las escrituras del Padre; fueron ilusionados por los menos evolucionados; fueron engañados por los capitalistas; que para dominar al mundo con su sistema injusto de vida, recurrieron a la fuerza; se escudaron en el llamado patriotismo; demoníaca concepción del valer humano; ninguno que habló de patriotismo, entrará al Reino de los Cielos; porque el llamado patriotismo de este mundo, viola la ley del Padre; ¿acaso no se os enseña matar, por el patriotismo? ¿y en qué queda el divino mandato del Padre, que dice: No matarás? ciertamente, que quien dió más importancia a las leyes de los hombres, que a las leyes de dios, nó entrarán al Reino de los Cielos; porque los cielos son del Padre, y nó de los hombres; quien siguió a leyes de mortales, su herencia será la mortalidad; quien prefirió en su libre albedrío pensante, la ley del Padre, su herencia es la eternidad; he aquí la diferencia entre mundanos y espíritualistas; entre ciegos y los que ven; porque el que se mostró ciego para las escrituras del Padre, por su propia voluntad, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que fué ciego físicamente, a uno que fué ciego intelectualmente; más aún; al ciego también se le exige el interés espíritual, por las cosas y leyes del Padre; más, tiene menos dificultad en entrar al Reino, que aquéllos que teniendo ojos, nó buscaron la verdad; de verdad os digo, que todo el que buscó será hallado; porque habiendo infinitas individualidades, hay también infinitas búsquedas; y en toda búsqueda está el Padre; porque se os enseñó que vuestro dios está en todas partes; está en toda forma de pensar; en su cualidad y calidad; en lo elevadísimo y lo primitivo; en toda intuición viviente; he aquí que todo incrédulo pertenece a las tinieblas; porque nó creyendo a la luz, las tinieblas le reclaman; porque nó se puede servir a dos señores; porque uno de ellos es falso; la verdad es una; vuestro dios uno; he aquí una divina verdad; toda individualidad es número viviente; que durante la vida, varea su número; las variaciones numéricas, son sus propias ideas; porque toda idea es cálculo con intención; la intención es la cualidad y calidad de un número intencional; la intención es filosofía y es número; la intención del espíritu repercute en su todo sobre el todo; materia y espíritu logran un destino de la intención viviente; de verdad os digo, que así como toda individualidad es número, por número seréis juzjados; hasta el último número de vuestros pecados, se paga; como hasta el último número de buenas obras, se premian; he aquí que todo cálculo mental y material, se vuelven número; como números salieron del Padre, como números retornan al Padre; todo espíritu al vibrar en pensamientos, transforma los números de su reencarnación; cada poro, cada célula, cada molécula, cada cabello, cada virtud, es un número que posee propio libre albedrío; independiente el uno del otro; y todos subordinados al libre albedrío del espíritu; con el cual hacen uno sólo; he aquí la trinidad numeral en la carne y el espíritu; la trinidad de la reencarnación; multitudes de números, cuya divina escencia es la línea magnética de los soles; he aquí que sóis fuego solar que maduró en libre albedrío; y cada uno de vosotros representa una fibra solar; que a la vez es una octava parte de una trillonésima de línea solar, en expansión infinita; lo trillonésimo es en su cualidad y calidad, un divino término, que corre paralelo a las ciencias de los mundos; la línea solar parte del puntito solar, se expande linealmente y llega al círculo solar; he aquí el alfa y la omega; el punto, la línea y el círculo; el punto de partida, la geometría hecha espacio, tiempo y filosofía; y la luz que cierra un ciclo en el conocimiento humano; alfa enseña un principio terrenal; omega el principio de otro principio; dentro de un mismo principio; Alfa está representado por el mundo materialista; el mundo que pidió ser probado en su filosofía viviente; Omega es el resultado que sale de Alfa; porque según las obras de cada uno, es el mundo que le toca; se pide nacer en un principio viviente para alcanzar la perfección circular; mundos y soles son círculos; y aunque sean eternos, sólo representan una microscópica eternidad, en la eternidad del Padre; de verdad os digo, que hasta la eternidad es relativa; porque toda eternidad es transformable en tiempo infinito; Alfa y Omega será la divina consigna del Hijo Primogénito; Alfa y Omega, marcará una época inolvidable é inmortal en este mundo; este mundo está por entrar a la era galáctica; nó sólo por su ciencia, sino por su propio estilo de vida; de verdad os digo, que ni ciencia ni filosofía del mundo materialista quedará; todo el mundo de la prueba, pasará al polvo del olvido; porque del polvo salísteis, y al polvo volveréis.-

JUICIO FINAL; LOS MÁS SUFRIDOS QUEDAN; LOS EXPLOTADORES PASAN; NINGUNO QUE GOBERNÓ DIVIDIENDO, ENTRARÁ AL REINO DE LOS CIELOS; SÓLO SATANÁS SE DIVIDE ASÍ MISMO.-

Sí hijito; el juicio del Padre comienza por los demonios mayores; por los que más hicieron por el dolor y la injusticia humana; los mayores violadores son los mundanos y los religiosos; los que crearon el capitalismo; y los que os enseñaron la adoración material; el juicio del Padre Jehova, comienza por los que os dividieron en lo material y lo espíritual; sólo satanás divide a mis rebaños; vuestro sufrir en la vida, se debe a estas dos bestias; y de verdad os digo, que ninguna quedará; la Tierra que conocísteis, es la que pasará; la Tierra de la ilusión y de las costumbres inmorales; escrito fué: La Tierra pasará, más mis palabras no pasarán; porque de ellas, extenderé nueva doctrina viviente; este mundo Tierra no entrará a mi gloria; porque más importante fué para vosotros el oro, que los Mandamientos del Padre; se os enseñó que no se puede servir a dos señores; no podéis ser honrados para con dios, si servís al oro; porque esclavos del oro sóis; y de verdad os digo, que un espíritu dividido en dos intenciones, no entrará al Reino de los Cielos; vuestro sistema de vida os condena; creásteis el interés como norma de vida; y de verdad os digo, que ningún interesado entrará al Reino del Padre; los demonios que os explotan, también os ilusionaron; tal como la serpiente faraónica ilusionó y engañó a eva; se repite la historia; el engañador está entre vosotros; se os mandó luchar en la vida contra el demonio; y el demonio os venció a vosotros; porque ninguna criatura humana a entrado ni entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos los responsables de vuestra tragedia, recibirán su castigo; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; todo se pide en el macrocosmo; y todo deseo se vuelve vida; vuestros demonios que os dividieron con sus filosofías, son éstas desconocidas en el Reino de los Cielos; allí no exsisten explotadores ni religiosos; las llamadas religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; como el llamado capitalismo; porque en mi Reino, nadie divide a nadie; en el Reino de los Cielos ó Macrocosmo, exsiste el comunismo celestial, con filosofía de niño; en el Reino de los Cielos, se desconoce lo privado y la propiedad; se desconoce la palabra: esto es mío; y de verdad os digo, que todos aquéllos que conocieron tales conceptos, no entrarán al Reino de los Cielos; tales conceptos los pronunciaba satanás en el Reino; y de verdad os digo, que los que os dieron vuestro sistema de vida, son los seguidores y admiradores de satanás; pertenecen a sus legiones; en lejanos mundos, estos demonios también dividieron otras humanidades; dejaron el dolor y la injusticia; tal es el fruto de satanás; vosotros pedísteis en el Reino, probar una vida; en que vuestro libre albedrío fuera probado entre la luz y la tiniebla; entre el bién y el mal; y de verdad os digo, que la cualidad y la calidad, de la moral de los que os dieron vuestro sistema de vida, es lo último en la escala de lo moral; estos espíritus se ilusionan dentro de un sólo presente; fuera del oro, para ellos nada exsiste; ¿por qué no tomaron en cuenta las escrituras de dios, antes de daros un sistema de vida basado en el oro y la ilusión? sabiendo que el mandato del Creador dice: adorarás a tu dios y Señor, por sobre todas las cosas; por sobre tí mismo; el término: por sobre todas las cosas, incluye a todo sistema de vida, salido de libre albedrío humano.- Sí hijito; toda justicia está escrita en los cielos; tal como vosotros tenéis la escritura, en el macrocosmo también exsiste; lo de arriba es igual a lo de abajo; en colosales mundos exsisten escrituras que representan a los que fueron a lejanos planetas; y de verdad os digo, que a donde vayáis en el universo, exsisten poderes de la luz, que os conocen; la Trinidad Solar está expandida como lo está el universo mismo; y en todo instante y en cada mundo que nace, infinitos mundos escriben lo que sucede en remotísimos y desconocidos sistemas planetarios; nada queda al azar; ningún microbio es desheredado; la materia y el espíritu vivientes, están divinamente registrados; y lo que no está registrado en un mundo, lo está en el otro; y en el otro; y así sucesivamente en una escala que no tiene fín; he aquí una Revelación que estremecerá al mundo; porque el que no creyó que muchas moradas planetarias tiene el Padre, no entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que millones y millones de los llamados cristianos, no creyeron; diciéndolo mi escritura; de verdad os digo, que ningún falso cristiano entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno que perteneció a las llamadas religiones; y a filosofías que le dividieron el espíritu; y de verdad os digo, que si hubiéseis escudriñado las escrituras, como lo prometísteis en el Reino, ninguno de vosotros estaría dividido en espíritu; sólo satanás divide; y de verdad os digo, que todos aquéllos ciudadanos que dieron voto a demonios de la derecha, no entrarán al Reino de los Cielos; libre albedrío tenéis en darle el voto a quien queráis; más no entraréis a mi Gloria; porque quien favorece a uno que no glorificó al Padre por sobre todas las cosas, no es de mi Reino; los demonios de la derecha os explotan y no los véis; ciegos de espíritus sóis; y de verdad os digo, que todos aquéllos que dieron voto sin profundizar a quién se lo dieron, juzjados serán en el Reino; acusados serán de contribuir con sus ignorancias, al dolor y la desunión de mis humildes; más os valdría, no haber conocido jamás el derecho a voto; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que no dió voto y no cayó en injusticia; a uno que dió voto y cometió injusticia; y de verdad os digo, que todos aquéllos que se compraron ó se vendieron y costilla del voto, no entrarán al Reino de los Cielos; y todo demonio del engaño colectivo, deberá sumar todos los segundos transcurridos, desde el mismo instante que le puso precio a su conciencia; cada segundo le representa una exsistencia que deberá cumplir, fuera del Reino de los Cielos; y si han transcurrido años desde que engañó a sus hermanos, deberá sumar todos los segundos que contienen tales años; y de verdad os digo, que si son castigados los que engañaron con su voto, mil veces más, serán castigados los que inventaron el voto; y de verdad os digo, que los que crearon este árbol que no es del Padre, fueron los demonios de la explotación; y de verdad os digo, que todo el que representó a la derecha, juzjado será en mi Reino; porque le quitaron el derecho a mis humildes; ellos debieron gobernar este mundo, desde el principio; ¿no se os enseñó demonios de la explotación, que todo humilde es primero en el Reino de los Cielos? y si mis humildes son los primeros en la eternidad, ¿por qué malditos, los relegásteis a lo último; ¿por qué los sumísteis en la servidumbre? el que fué rico, debió servir a mis humildes; porque la abundancia fué dada a todos; todos pidieron en el Reino, la igualdad en todo; y de verdad os digo, que todo rico será juzjado de ladrón y de usurpador de los derechos de mis humildes; y como fuísteis advertidos a través de los siglos y no hicísteis caso, vuestro castigo sea multiplicado por tres; por vosotros demonios y ladrones de lo ajeno, fué escrito: es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de los Cielos; por vosotros se escribió esta divina advertencia; y no por explotado alguno; y de verdad os digo, que los explotados también fueron advertidos; que se cuidaran de toda corrupción provocada por los aficionados al oro; para los sufridos de vuestro sistema escandaloso de vida, fué escrito: que se cuide la izquierda de lo que hace la derecha; que todo necesitado no se venda al demonio del oro; que se cuide de sus inmoralidades; y de verdad os digo, que todos aquéllos, que siendo humildes y explotados se corrompieron por el oro de la derecha, no entrarán al Reino de los Cielos; y como fueron advertidos a través de los siglos, vuestro castigo sea multiplicado por dos; de verdad os digo, que todo el dolor de este mundo que entra a su llorar y crujir de dientes, es únicamente por haber conocido el oro; y de verdad os digo que todos aquéllos y aquéllas que ganando un sueldo superior al que ganaba un humilde, y pedían más, no entrarán al Reino de los Cielos; acusados serán en el Reino de ambiciosos y ciegos para con el dolor humano; de verdad os digo, que ningún desconsiderado y desconsiderada, entrarán al Reino de los justos; por vosotros espíritus atrasados, las patrias no pueden vencer al demonio explotador; porque más os importa vuestro bolsillo, que la felicidad del resto; egoístas y ciegos del verdadero amor; vuestro dios fué la usura y lo desmedido; y de verdad os digo que ninguno de vosotros será resucitado en carne el año 2001; porque indignos sóis de tal sublime premio; que el dios de vuestra ambición os salve; y de verdad os digo, que todo el que sólo vivió para el dinero y por el dinero, no entrarán al Reino de los Cielos; el llamado dinero no se conoce en el Reino; ni nada que divida a las criaturas; vuestro dinero os dividió en ricos y pobres; y todo espíritu dividido no es del Reino; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que derrochó el dinero en cosas vanas, no entrarán al Reino de los Cielos; es inmoralidad viviente; y de verdad os digo, que todos aquéllos que trasnocharon en fiestas, no entrarán al Reino de los Cielos; acusados de inmoralidad en el vivir serán en el Reino; y todos estos inmorales del vivir, deberán sumar los segundos que duraron tales fiestas; y si vuestros hijos os vieron en tales fiestas, vuestros segundos de culpabilidad, sean multiplicados por tres; de verdad os digo, que a vuestro Creador le agradan las fiestas; porque es alegre como un niño; más, no puedo aprobar lo que es inmoral; porque ningún transnochado entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos aquéllos que transnocharon por cumplir con el trabajo, premiados sean; todos sus segundos que transnochó, sean multiplicados por tres; y de verdad os digo, que quien posea mayor puntaje de la luz, más cerca se encuentra de las puertas del Reino; y de verdad os digo, que el mundo envidiará a todo humilde; porque ellos son los primeros en puntaje de la luz; y están más cerca que ninguno, de las puertas del Reino; ¿no se os enseñó durante siglos y siglos, que los humildes son los primeros? de verdad os digo, que todo humilde es intelectualmente mayor que el mayor de vuestros sabios; porque el humilde, el sufrido y el explotado, no pidieron brillar en la Tierra; pidieron probar una situación, que les era totalmente desconocida; y todo humilde pidió un olvido de su pasado, de tal cualidad y calidad, que todo su conocimiento quedó en el Reino; y vuestro Creador al darles el conocimiento momentáneamente retenido, estos hijos profetizarán, verán lo que los espíritus mundanos no verán; serán telepáticos, videntes y leerán la mente; y de verdad os digo, que los niños del futuro serán genios; todos serán guiados por mi Hijo Primogénito; porque de los niños, es el futuro mundo; ciencia y alegría; he aquí la cualidad del Milenio de Paz; y de verdad os digo, que el Creador se vé en la divina obligación, de sacar de este mundo, a todo rico, religioso y explotador; y a toda filosofía que pretenda dividir a la inocencia; parto ó principio de nuevo; tal como fué al principio de vuestro mundo; y de verdad os digo, que el mundo de la división ó mundo materialista, será recordado por las generaciones del futuro, como el paso de satanás en la respectiva época; y todas vuestras filosofías ó ciencias, no serán recordadas; porque no quedará herencia de ellas; os ocurrirá lo mismo que les ocurrió entre otros, a la era faraónica y la era romana; sóis un eslabón más, de la falsa historia de la Tierra; todo lo falso nunca se eterniza; vivísteis de la ilusión y nó de las leyes que os dió el Padre; de verdad os digo que todos aquéllos que practicaron deportes y no lo hicieron en el nombre del Padre, no entrarán al Reino de los Cielos; porque el divino término: por sobre todas las cosas, incluye a todas las entretenciones de la humanidad; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquéllas que vieron foot-ball en este mundo, no entrarán al Reino de los Cielos; porque es una inmoralidad ante el Creador de la vida, que millones y millones derrochen; mientras que millones y millones, no tienen que comer; más os valdría, no haber conocido comercio tan inmoral; todo deporte en donde esté el oro, se desnaturaliza; deja de ser deporte; es un comercio; ¡¡y pobres de aquéllos, que por ambición, desnaturalizaron un deporte!! más les valdría no haber nacido en este mundo; los deportes como toda mi creación, son vivientes; y se quejan en el Reino, contra los que los desnaturalizaron; y de verdad os digo, que el número del puntaje de tinieblas por esta violación, oscurecería a vuestro sol; porque los deportes son universales; cada porito de carne de los que asistieron a deportes desnaturalizados, se quejan delante del Padre; y no sólo de vuestra generación; sino, de todas las generaciones que vivieron vuestro sistema de vida; de las que conocieron el oro; como la única forma de gobierno; y de verdad os digo, que todo llamado ídolo de la Tierra, ninguno entrará al Reino de los Cielos; son engrandecidos en la Tierra, y empequeñecidos en el Cielo; y de verdad os digo, que todo deportista que se mostró en paños menores ante el mundo, malditos son; porque millones y millones de niños los vieron; ¡y pobres de aquéllos que dirigan la palabra, a estos malditos del escándalo público! y de verdad os digo, que todos los que asistieron a espectáculos a ver a estos demonios del escándalo, serán juzjados y acusados en el Reino, de espectadores inmorales; y todo espectador inmoral, deberá sumar del propio tiempo, todos los segundos transcurridos en inmoralidad; y de verdad os digo, que si son castigados los escándalosos, con mayor severidad serán castigados aquéllos, por el cual vino el escándalo; ¡pobres de los que organizaron tales entretenciones escandalosas! serán los primeros en el llorar y crujir de dientes; y de verdad os digo, que si no son maldecidos, es porque no se exhibieron; sus puntos de tinieblas sean multiplicados por mil; porque por causa de ellos, casi una humanidad entera, no entrará al Reino de los Cielos; ninguna criatura que corrompe y ninguna corrompida, entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos aquéllos y aquéllas, que se exhibieron en las playas del mundo, no entrarán al Reino de los Cielos; porque se os mandó nó escandalizar; y todo escandaloso y escandalosa, deberán sumar de todo el tiempo que duró el escándalo, todos sus segundos; y por cada segundo, os corresponde vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; deberéis ir de nuevo a mundos de la carne, a aprender moral viviente; y de verdad os digo, que cada microscópico porito de vuestra carne, os acusará en el Reino de los Cielos; ¿no se os enseñó que todo microscópico y humilde, es grande en el Reino de los Cielos? esta ley es igual para la materia y el espíritu; porque nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; nadie es desheredado; todos tienen igual derecho; y es así, que vuestros propios poros de carne que escandalizásteis con ellos en un lejano planeta, adquieren colosales tamaños; que llenan de pavor al espíritu escandaloso; y de verdad os digo, que cada porito de vuestra carne, posee un libre albedrío independiente del otro y de vuestro espíritu; lo que posee el espíritu, lo posee el porito; y de verdad os digo,que vuestros poritos lloran cuando su propia moral a sido atropellada; y uno por uno acusan al espíritu que los expuso a las burlas y contemplación del mundo; y como son pequeños y humildes, a ellos escucha primero el divino Padre; de verdad os digo, que vuestros acusadores suman trillones y trillones; y por cada acusación, es una exsistencia que debe cumplirse fuera del Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que mientras mayor es el puntaje de las tinieblas, más os alejáis del Reino; y más os acercáis a los mundos-infiernos; porque cada uno se hace su propio cielo; los mundos-infiernos exsisten; porque todo exsiste; las tinieblas son una consecuencia del mismo infinito; porque no sóis los únicos; mi creación no se reduce a un sólo mundo; y los violadores de infinitos mundos, constituyen las tinieblas; y de verdad os digo, que no hay nadie que no haya pasado por las tinieblas; es el fruto de la imperfección; tal como el fruto vuestro; cuya cualidad y calidad es el llorar y crujir de dientes; vuestro mundo estallará en una revolución espíritual, como jamás se vió en la Tierra; y en esta revolución perderá el demonio; porque la presencia del Cordero de dios, viene a juzjarlo; la doctrina del Cordero de dios, se extenderá por toda la Tierra; y temblarán los que la dividieron; las bestias de vuestro yugo caerán; ya no seréis explotados ni engañados; porque se acerca el gobierno universal; el gobierno de los humildes; el gobierno que fué atrasado momentáneamente por los demonios de la ilusión; un instante en el Reino y muchos siglos en la Tierra; en que fueron probados, los que lo pidieron; muchos fueron los llamados y pocos los escogidos; pocos los que se acercaron de nuevo al Reino; un instante que representa la caída de un mundo; un mundo que se olvidó que primero estaba el Padre; y después lo humano; un mundo que hizo todo al revés; todo lo opuesto a las escrituras; un mundo que pidió conocer la luz en el Padre y no lo reconoció en la prueba de la vida que pidió; un mundo que se fué haciendo cada vez más inmoral; un mundo que se mofó en su sistema de vida, de la moral del Padre; un mundo en que la criatura fué su propio demonio; un mundo que está entre los mundos inmorales; un mundo que caerá hasta el fín, egoísta; sí hijito; veo que piensas en los que pidieron ser los primeros, en recibir mis escrituras; más, llegado el momento pedido, te despreciaron; empezando por los hijos de la roca; por los más grandes egoístas del intelecto; por los que creyeron, que ellos no estaban entre los que serían juzjados; de verdad te digo hijo, que no quedará ni la más microscópica piedrecilla de esta roca; la causante de la mayor tragedia humana; porque dividió a mis hijos en espíritu; les inculcó lo contrario al Mandamiento; la fé fué dividida en muchas creencias; habiendo un sólo dios nomás; por lo tanto la creencia debió ser sólo una; todo espíritu dividido no entra al Reino de los Cielos; y de verdad te digo hijito, que estas creencias salieron de un todo desconocido; salieron de las llamadas religiones; tal como en el pasado de la Tierra, el maldito osiris creó por su cuenta, la filosofía de adoración al oro; la roca al igual que estos demonios, comercia el oro; valiéndose de la fé y la credulidad de mis humildes; han hecho de mi palabra, todo un reinado de interés; poseen hasta Banco; han hecho alianza con el mismo demonio; con los explotadores; la roca del egoísmo humano, la que te despreció en la ciudad de Arica, será la despreciada por el mundo; y despreciados también serán en lejanos mundos; quien desprecia al hijo, desprecia al Padre que le envió; y quien desprecia al Padre, desprecia su entrada al Reino; de verdad os digo, que la caída de los ciegos del espíritu, está sobre vosotros; y de verdad os digo, que el llamado mundo cristiano, era el mundo errado; un mundo de ciegos; que fué guiado por el demonio; por el que sirvió a dos señores; a dos intereses; a dos dioses; el oro y el Padre; un Padre rebajado a la adoración material; y nó elevado a lo espíritual; de verdad os digo, que todo espíritu religioso, maldecirá haber servido a dos señores; maldecirá haber sido ciego, para con la verdadera humildad; para ser humilde no se necesita de templos materiales; que nada enseñan; el gran templo es la vida misma; porque según como fué vuestra vida, así seréis recibidos arriba; y de verdad os digo, que en mi Reino no se conocen los templos materiales; ni las imágenes; sólo se conoce el Mandamiento del Padre; sólo se conoce el trabajo; sólo se conoce lo que os fué dado eternidades antes, que los demonios inventaran las religiones; sólo se conoce el te ganarás el pan con el sudor de tu frente; y de verdad os digo, que desde eternidades antes que nacieran los actuales universos, ya estaba este divino mandato; siempre lo a estado; es el primer mandato que no tiene ni principio ni fín; el trabajo es el único camino que conduce al Reino de los Cielos; sé hijito que estás pensando en el trabajo voluntario; el más sublime de los trabajos; el que dá al interesado, uno de los puntajes más elevados; pues viene después de la humildad; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que hizo trabajo voluntario, a uno que no lo hizo; el divino Padre no premia al flojo ni al cómodo; ¿divino Padre Jehova, que todo lo sabes, ¿por qué en mi patria Chile, no se enseñó antes tan sublime filosofía? te lo diré hijito: porque en tu rebaño en que pedístes reencarnar de nuevo, los que os han gobernado, son espíritus muy atrasados; sólo piensan en sus privilegios; viven más ilusionados que los demás; porque han experimentado en mayor grado la comodidad y en menor grado el esfuerzo; son espíritus decadentes; en cambio el pueblo más sufrido, es ascendente; porque el Padre está con los sufridos; y nó con los cómodos ni con los priviligiados; y de verdad te digo, que más vale en mi Reino, uno que fué explotado, despreciado, perseguido, abandonado, a uno que fué gobernante en la Tierra; y de verdad te digo, que la moral de un pobre entra en mi Reino; y la moral de un rico ó político no entra; y de verdad te digo, que quien admiró y amó a un obrerito en el mundo, ese entra en mi Reino; ¡¡grandes de la Tierra!! ni todos vosotros juntos, valís, lo que vale un humilde obrero; un despreciado ó un explotado entra en mi Reino; aunque sea para ver sus divinas maravillas; más, vosotros nada veréis; porque sóis de las tinieblas y volvéis a las tinieblas; a nadie le fué dado ser más que otro; ¿no se os enseñó demonios del poder, que todos son iguales ante dios? por vuestra maldita ambición el mundo sufrió y sufre por siglos y siglos; sóis los demonios de este mundo; más, nada esperéis de la Trinidad encarnada; que se viene al mundo a servir a los humildes; y nó que los humildes os sirvan; porque todo que fué servido, será despreciado; y todo servidor será ensalzado; porque de vosotros mismos, sale la jerarquía galáctica; un mundo que jamás lo imaginásteis; porque vuestro mundo es mundo de explotadores; y nó mundo de pureza; más vale la inocencia de un niño, que todo vuestro maldito oro; un niño entra y sale del Reino; porque le pertenece; vosotros espíritus mercantiles, no tenéis reino; tenéis vicios; vuestro reino termina en las tinieblas; y de verdad os digo, que este mundo no vertirá, ninguna lágrima por vosotros; porque así como vosotros no os compadecísteis de los explotados, así igual, nadie de arriba ni de abajo, se os compadecerá de vosotros; con la vara que medísteis seréis medido; porque de verdad os digo engendros del demonio, que cada segundo de indiferencia hacia los humildes y los sufridos, os costará una exsistencia dolorosa en mundos de tinieblas; y de verdad os digo ladrones del mundo, que toda orgía y todo banquete, os costará un mar de lágrimas; porque es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció banquete, a uno que participó en uno; es más fácil que entre al Reino, un hambriento que uno que se hartó; y de verdad os digo usurpadores del derecho de mis humildes, que quedaréis en la más grande pobreza; una pobreza como la que provocásteis en el mundo; y a toda llamada autoridad, le será quitada tal autoridad; porque el Padre Jehova dá y quita; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que no fué autoridad, a uno que lo fué; porque escrita está que todo humilde será engrandecido y todo grande empequeñecido; y de verdad os digo, que vuestra herencia demoníaca, será arrancada de este mundo; todo árbol que no plantó el divino Padre, de raíz será arrancado; probados fuísteis demonios; ninguno de vosotros verá más la luz; porque fuísteis indigna de ella; por vuestra demoníaca influencia, se corrompió esta humanidad; vuestra mente es mente podrida; os dejé correr en el tiempo; porque pedísteis un tiempo de prueba; y se os cumplió el tiempo; y de verdad os digo, que todo aquél que amasó fortuna, no entrará al Reino de los Cielos; ningún inmoral de la avaricia y la ambición, verá la gloria del Padre; y debéis sumar todos los segundos transcurridos, desde el mismo instante en que amasásteis fortuna; y de verdad os digo, que todo aquél que no ganó un sueldo como lo ganó un humilde, no entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todo aquél que ganó sueldo mayor que lo que ganaban mis humildes, no entrarán al Reino de los Cielos; es inmoralidad y oportunismo; ¿no se os enseñó, que todo humilde es primero ante dios? ellos debieron haber ganado más; y nó los que no son humildes; y aún así, al libre albedrío del Padre, no le agrada que unos sean más y otros menos; ¿no se os enseñó que todos son iguales ante dios? mi divina ley derriba todo sistema de vida, que abusa de mis humildes; como el sistema de vida de este mundo; el error vuestro, fué el de no tomar en cuenta a mis escrituras, en la creación del sistema de vida; ¿no se os enseñó que vuestro dios está en todos y en todas partes? de verdad os digo, que no quedará nada de vuestro injusto sistema de vida; más os valdría, no haber pedido nacer de nuevo en esta Tierra; el Creador del infinito, el eterno Padre Jehova, está entre vosotros; ningún demonio de vuestro maldito sistema de vida, tocará ni un pelito a mi Hijo Primogénito; que como tal, es el Primer Hijo Telepático del mundo; y de verdad os digo, que temblarán las naciones ante su presencia; ya no podréis matar demonios de la violación; porque el matar era propio de vuestro sistema de explotación; y de verdad os digo, que todo crimen oculto se sabrá; el mundo conocerá al verdadero satanás; porque vosotros mismos lo creásteis, al crear vuestro sistema de vida; y de verdad os digo, que para las generaciones del futuro, el satanás será el que creó el capitalismo explotador; tal como fué para vosotros, el satanás que se rebeló en el Reino; preparaos malditos; creadores de injusticias y calvarios; conoceréis una justicia que vosotros mismos la pedísteis en el Reino de los Cielos; porque todo se pide en el Reino; lo imaginado y lo inimaginado; lo que comprendéis y lo que no comprendéis; lo visible y lo invisible; y de verdad os digo, que cada idea que sale de vuestra mente, segundo por segundo; instante por instante; fué pedida por vosotros y se os concedió; lo que no se os concedió, fué violar la ley del Padre; por lo tanto, toda violación ocurrida en este mundo, no es del Reino; y es por eso, que ninguno de vosotros, entrará al Reino de los Cielos; todo lo que se hace en conciencia y que está en contra del contenido de mis escrituras, es suficiente para no entrar al Reino; si la violación duró menos de un segundo ó toda una vida, la ley es la misma; ninguno entra al Reino; y de verdad os digo, que cuesta caro, pedir una vida, y burlarse de los Mandamientos de esa vida; todos vosotros sin excepción alguna, pedísteis conocer la vida humana y se os concedió; todo pedido hecho en el Reino de los Cielos, es una reencarnación instantánea; sólo los imperfectos como vosotros, son lentos; vuestra vibración es lenta; sóis de un magnetismo, que no pasa de ser una brisa; los magnetismos mayores, brillan como un sol; y dan luz y vida a infinitos mundos; vuestro brillo es aún una electricidad opaca; que ni vosotros la véis; aunque a veces la sentís; de verdad os digo, que la electricidad que contiene vuestro cuerpo físico, es vuestra trinidad; y de verdad os digo, que toda inmoralidad hecha con el cuerpo de carne, repercute en vuestra trinidad; y de verdad os digo, que quien violó la inocencia de su trinidad contenida en sí mismo, no verá más la luz del Padre.-

LA DIVINA PARÁBOLA QUE DICE: POR EL FRUTO SE CONOCE EL ÁRBOL, SIGNIFICABA QUE CADA FORMA DE FÉ SALIDA DE CADA UNO, TENÍA QUE ESTAR RELACIONADA CON EL DIVINO EVANGELIO DE DIOS; LOS QUE TUVIERON EN LA PRUEBA DE LA VIDA, UNA FORMA DE FÉ CON INFLUENCIA RELIGIOSA, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; LO RELIGIOSO NO ESTÁ ESCRITO EN EL DIVINO EVANGELIO DE DIOS; MUY AL CONTRARIO; EL DIVINO EVANGELIO DEL PADRE JEHOVA, ADVIERTE DE QUE SÓLO SATANÁS DIVIDE Y SE DIVIDE ASÍ MISMO; LA CREDULIDAD DE TODO UN PLANETA FUÉ DESVIRTUADA POR LAS MUCHAS CLASES DE RELIGIONES, QUE SE DIÓ EL LIBERTINAJE HUMANO; LA PRUEBA DE LA VIDA CONSISTÍA EN HABER CREADO EN EL MUNDO DE LA PRUEBA, UNA FORMA DE FÉ UNITARIA EN QUE A NADIE SE DEBIÓ HABER DIVIDIDO; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, AQUÉLLAS HUMANIDADES, QUE EN SUS PRUEBAS PLANETARIAS, TOMARON EN CUENTA LAS DIVINAS ADVERTENCIAS DE DIOS; A QUE PUEDAN ENTRAR, LOS QUE CAYERON EN EL EXTRAÑO LIBERTINAJE DE OLVIDARLO.-

Sí hijo; el mundo de la prueba olvidó que el contenido del divino evangelio de dios, había que hacerlo costumbre en sí mismo; las formas de fé y sus características, que cada cual tuvo en la prueba de la vida, son desconocidas en el Reino de los Cielos; porque nadie pidió a dios, formas de fé que a todos habría de dividir en el lejano planeta de pruebas; el llamado mundo cristiano no se tomó el trabajo de verificar, lo cierto y verdadero de su propia forma de fé; este extraño olvido de comprobar lo propio, fué divinamente advertido en la divina parábola que dice: Ciegos guías de ciegos; es decir que los que se proclamaron en poseer la verdad, no la poseían; ellos cayeron en errores; porque para enseñar en forma fiel y perfecta lo de dios, los que tomaron la iniciativa de representarlo en la Tierra, no debieron haber conocido el extraño y desconocido mundo de las extrañas leyes del oro; toda extraña influencia que no pertenece al Reino de los Cielos, siempre confunde y pierde, a los que hablan de dios; porque se constituyen en malos ejemplos vivientes entre sus semejantes; y generaciones enteras que los imitan, no vuelven a entrar al Reino de los Cielos; es el extraño dormir de los seres influenciados por lo efímero que les brinda, el extraño sistema de vida; la forma de fé de cada uno, no debió de haber conocido ni una molécula de división; porque el divino juicio que todos pidieron a dios, incluía lo más microscópico que la mente humana pueda imaginar; incluía las sensaciones reencarnadas en errores por el propio espíritu; porque cada sensación mental que cada cual genera en la vida, instante por instante, son microscópicas transformaciones magnéticas; la generación de ideas son reencarnaciones salidas del libre albedrío humano; el mundo de la prueba mucho oyó hablar de la reencarnación; lo que muchos olvidaron, es que fué divinamente enseñado, que lo de arriba es igual a lo de abajo; es decir que si en el Reino de los Cielos, se efectúan reencarnaciones, abajo en la Tierra, también se efectúan; y sí las criaturas humanas no se han dado cuenta de ello, es porque pidieron al divino Padre, una psicología de prueba; y la prueba misma consistía en haberse dado cuenta, de que cada uno efectuaba reencarnaciones; el traer hijos al mundo es una de las reencarnaciones que efectúa la criatura humana; el acto de comer es otra; las moléculas de los alimentos sufren transformaciones en la digestión; que son para ellas, nuevos destinos en sus sensaciones de moléculas; la renovación misma del cuerpo humano desde su nacimiento hasta su partida, son microscópicas reencarnaciones entre moléculas de carne y sensaciones; instante por instante, segundo por segundo, y día tras día, el espíritu humano está a cargo de sus propias microscópicas reencarnaciones; porque el espíritu moldea su propia perfección según la categoría de las ideas que genera; en la television solar ó libro de la vida, el mundo de la prueba verá aumentadas en grado colosal, sus propias y microscópicas reencarnaciones, que todos efectuaron a medida que se desarrollaban sus propios cuerpos de carne; nadie veía nada sólo sentían; y la prueba de la vida consistía en estudiarse así mismo, para haber evitado con el propio error, la desdicha de otros; la imperfección que se lleva consigo, impone su voluntad; había que cuidarse de que la voluntad que a otros se imponía, no tuviera ni una molécula de violación a la divina ley de dios; porque el descuento es por molécula; el divino proceso del propio crecimiento lo verá cada uno en la television solar; escrito fué que todas las cosas serían mostradas; esto incluye lo que no se vió pero que se sintió; incluye lo invisible de sí mismo, y que constituyó el propio desarrollo de sí mismo en un cuerpo de carne, que pidió a dios, conocer la prueba de la vida, porque no la conocía.- este dibujo celeste enseña que lo de un planeta a salido de lejanos magnetismos; a salido de elementos que ya estaban en su desarrollo expansivo; toda la alimentación humana posee el magnetismo de los elementos del lugar de orígen de la Tierra; tal como se enseñó en el divino evangelio del Padre Jehova, el lugar de orígen de la Tierra son los soles Alfa y Omega; las moléculas de un planeta poseen la herencia magnética de su lugar de orígen; es por esto que las moléculas de los alimentos poseen el magnetismo del lugar de su creación; la forma de fé posee también moléculas; porque la fé individual es una forma de magnetismo; y todo magnetismo posee moléculas; la fé grande la que no se pone límites, está constituída por montañas de moléculas; porque el infinito está compuesto también por moléculas; los de fé pequeña los que no se toman el trabajo de estudiar y profundizar el infinito, empequeñecen ellos mismos, sus propios puntajes de luz; y ninguno de los que empequeñecieron su propio fruto, ninguno vuelve a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de dios, uno que lo engrandeció profundizando el infinito; la forma de fé perfecta dentro de la imperfección humana, no se encuentra dentro del llamado mundo cristiano; porque ningún influenciado por el oro, ninguno posee la verdadera fé; y si los influenciados por el oro poseen fé, tal fé está dividida por la sensación de la ilusión; el mundo de la prueba para haber conocido la verdadera fé, no debió haber conocido el extraño sistema de vida, basado en las extrañas leyes del oro; porque los integrantes de este mundo de pruebas, conocieron extrañas psicologías que ni ellos mismos pidieron a dios; esto es saturarse de un extraño magnetismo que no es del Reino de los Cielos; la extraña ilusión salida de un extraño sistema de vida que no pertenece al Reino de los Cielos, divide el fruto de cada acto mental, que la criatura pensante genera instante por instante, en la prueba de la vida; la fé que todos pidieron a dios, incluía el todo sobre el todo; incluía también a los alimentos; y es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que en sus formas de fé, tomaron en cuenta la alimentación; a que puedan entrar, los que lo olvidaron; la más microscópica sensación que cada cual vivió y sintió en su propia individualidad, se le tomará en cuenta en su propio grado de fé que tuvo en la vida; los que no tuvieron fé en su lugar de orígen, no verán su lugar de orígen; es más fácil que vea su lugar de orígen, uno que creyó en tal lugar; la negación en cualesquiera de sus formas, hace que el que niega, vea un universo reducido; porque la parte que negó no la ve; los que se ilusionaron por las cosas efímeras de la vida, también verán un universo reducido; a los tales se les sumará el tiempo del tiempo que duró la influencia de la ilusión; es la suma de segundos que se vivieron en la ilusión misma; veo hijo que te llama mucho la atención la geometría del sol color naranja; Así es divino Padre Jehova; Te diré hijo que en remotísimas galaxias, los soles vivientes se materializan; creando infinitas geometrías que son elementos de planetas; estos soles se encuentran en los universos vivientes del infinito universo; la llegada del nuevo mundo traerá la exsistencia de tales leyes vivientes; la Tierra se aproxima al fín de su vida de prueba; el mundo que no conversaba con la materia, llega a su fín; nace un mundo que es igual a los mundos paraísos; mundos en que nadie muere; un mundo en que la eternidad de sí mismo, es cosa normal; en tal mundo nadie se detendrá en lo efímero; porque los niños genios no tendrán tal extraño complejo; ellos no pedirán a dios, sensaciones de pruebas, tal como las pidió el actual mundo de pruebas; y se dirá: el mundo de antes del divino juicio y el mundo después del juicio; el actual mundo de prueba será relegado a un plano secundario; la bestia será abandonada y considerada, como una de las más grandes plagas que conoció el género humano; divino Padre Jehova, ¿a qué se debe este desprecio por la bestia? Se debe hijo, a que la bestia persiguió a los que reclamaban por un mundo mejor; ella durante su extraño reinado, se engrandeció persiguiendo a otros; la bestia se olvidó de la divina parábola que ella misma pidió para la prueba de la vida: No hagas a otros, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; la bestia que son los más influenciados por el oro, tendrán que pagar en exsistencias, por todos los que mataron, torturaron ó persiguieron; los desaparecidos también; los miembros de la bestia tendrán que calcular el número de poros de carne, que contenían los cuerpos de carne de los que mataron y de los que torturaron y de los que hizo desaparecer; por cada poro la bestia deberá vivir en mundos de tinieblas; en cuyas exsistencias vivirá y sentirá lo que en la Tierra hizo vivir a otros; porque la extraña bestia al pedir el divino juicio por sobre todas las cosas, pidió ser juzjada sensación por sensación; ó lo que es lo mismo, poro por poro; el término: Por sobre todas las cosas significa que todo lo imaginable que se vivió, es juzjado por dios; la bestia se lleva la peor parte del divino juicio de dios; esto ya lo sabía el mundo de la prueba, desde hace ya muchos siglos; el contenido de la divina parábola que decía: es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos; la bestia está constituída por los más ricos del mundo; y mientras más rico se fué durante la prueba de la vida, más lejos se encuentra el espíritu del Reino de los Cielos; todo depende del grado de influencia conque el espíritu se dejó influenciar; es el grado de ilusión en lo efímero; es el magnetismo de tinieblas que el espíritu se ganó a través de la codicia; en la prueba de la vida había que saber escoger y cultivar las sensaciones y las influencias; el deseo de poseer más de lo que poseían otros, es puntaje de tinieblas en el divino juicio de dios; porque un codicioso ó ambicioso, creó su propio magnetismo de tinieblas; se magnetizó así mismo creando en sí mismo su propio rechazo magnético con respecto al magnetismo de la luz; los sucesos ocurridos dentro del magnetismo de la propia fé, dá lugar a la respectiva posición que el espíritu ocupará ó vivirá entre las galaxias del infinito; es el destino creado por voluntad propia; es el cielo ó dimensión que cada cual se creó por sí mismo instante por instante; es el cumplimiento de la divina parábola-advertencia que dice: Cada uno se hace su propio cielo; quien prefirió lo mejor del mundo, sabiendo que otros sufrían, sencillamente por el hecho de preferirlo, no volverá a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de dios, uno que luchó contra esta extraña preferencia, ocurrida en medio de millones de seres que sufrían; porque ningún extraño indiferente al sufrimiento de los demás, ninguno a vuelto a entrar al Reino de los Cielos; la forma de fé es un magnetismo y la codicia es otro magnetismo; el magnetismo de la codicia divide ó empequeñece al magnetismo de la fé; es por esto es que se dijo: No se puede servir a dos señores; los magnetismos en el universo viviente, se constituyen en señores que desarrollan sus propios reinos de poder; la bestia al crear su propio imperio, no tomó en cuenta que éste era efímero; el no haberlo tomado en cuenta hace que la caída de la bestia sea mayor; porque todos los espíritus humanos sin excepción alguno, pidieron a dios, conocer el límite como sensación; el límite que no fué considerado por la bestia, se quejará en contra de la bestia en el divino juicio final; una cosa es respetar el límite como tal, y otra cosa es despreciarlo al no tomarlo en cuenta; divino Padre Jehova ¿por qué la bestia cayó en tal sensación? Cayó hijo porque todos los actos salidos de sus espíritus, fueron sobrepasados en sus verdaderos sentimientos; el grado de magnetismo sentimental que los espíritus de la bestia, pidieron a dios, no incluía al magnetismo de la codicia; es decir que la bestia se tomó un extraño libertinaje, al nó oponer resistencia mental a la codicia; los codiciosos ó ambiciosos del mundo, al generar ideas codiciosas ó ambiciosas, generaron un extraño magnetismo que corresponde a pasadas experiencias espírituales; era un magnetismo mental que jamás nunca debió haber sido tocado, por parte del libre albedrío, de los espíritus codiciosos ó ambiciosos; al hacerlo despertaron al magnetismo de sus pasadas exsistencias, ocurridas en mundos de las tinieblas; la prueba de la vida para los egoístas de la bestia, consistía en no recordar a través de sus sensaciones, a los magnetismos del mal del pasado de sus exsistencias; para que se cumpliera en ellos, la ley de la oportunidad; los ambiciosos y los codiciosos despertaron las sensaciones atrasadas y las menos evolucionadas, que tuvieron antes de venir a la vida humana; la oportunidad de mejorar como criatura imperfecta, todos la pidieron a dios; cada cual tenía la obligación moral, de mejorar y perfeccionar sus propias sensaciones en la prueba de la vida; lo único que deja puntaje de luz para cada uno, es el grado de perfeccionamiento que dió a sus propias sensaciones en la prueba de la vida humana; para lograrlo cada uno pidió a dios, muchas divinas alianzas con moléculas y elementos; la materia física prestó su concurso al espíritu; la bestia desvirtuó toda promesa hecha al Padre; porque la bestia se ilusionó con la materia que le producía ganancias; ciertamente que nadie pidió a dios, ganancias efímeras y de dudosa procedencia; la ganancia efímera en los planetas de pruebas, es producto extraño de leyes desiguales; la bestia explotó lo desigual; si lo desigual no le hubiese dado ganancias a la bestia, la bestia habría combatido con todas sus fuerzas y con todos sus medios, a la desigualdad; la extraña bestia se durmió y se sobrepasó en su dormir; la bestia reconocerá su derrota en medio de sismos y de un llorar y crujir de dientes; porque la bestia jamás consentirá en desarmarse; jamás cesará de producir armas; aunque la humanidad se lo pida de rodillas; esta demoníaca soberbia de producir armas para que otros se maten, lo paga la bestia por molécula y por segundos; y el mundo con sus generaciones que aplaudieron a la bestia, también lo pagan igual; toda forma de fé que se complació en hacer uso de las armas de la bestia, se anuló como tal; la fé verdadera y sincera es aquélla que excluyó lo que no era de dios; el llamado militarismo y la bestia no son de dios; porque el eterno no enseña que sus hijos se maten; es por ello que a todos concedió el divino mandamiento que dice: No matarás; y aunque no se los concediese, al divino Padre Jehova no le agrada que su divina obra sea destruída; porque escrito fué para el mundo de la prueba, que el que mata a espada, muere a espada; la espada simboliza al llamado militarismo; el morir por espada es la muerte que tendrán los traidores a las leyes divinas, al crear el llamado militarismo en la prueba de la vida; el hijo de dios hará aparecer una espada de fuego en su divina boca; de su magnetismo solar el Hijo Primogénito hará infinitas geometrías que serán fuego materializado; entre las muchas geometrías está la de la espada; este fuego salido del magnetismo del hijo de dios es fuego eterno; es decir que no se apaga; todo demonio culpable por tentarse en el uso de la fuerza, sentirá que este divino fuego lo penetra y que no lo abandona jamás; es la horrorosa sensación de sentir que se arde y que el fín no llega nunca; es el tormento de los condenados; es más fácil que sea condenado al fuego eterno, uno que se tomó el extraño libertinaje de confiar en el uso de la fuerza; a que lo sea uno que protestó contra ella; el que protestó contra algo que no era del Reino de los Cielos, durante la prueba de la vida, será premiado por el hijo de dios; porque el que prefiere a lo del Reino, el Reino también a él lo prefiere; el que nunca se acordó del Reino de los Cielos durante la prueba de la vida, el Reino también lo olvidará durante el divino juicio final; la bestia tendrá que enfrentar el divino fuego depurador del hijo de dios; porque la bestia creó las malditas armas de fuego y las bombas atómicas; el divino juicio que deberá enfrentar la extraña bestia, será de fuego por fuego; sea cual haya sido la causa de la cual surgió la violación y el atropello a la divina ley de dios, tal causa encuentra su causa semejante en el divino poder solar del hijo de dios; el extraño mundo que surgió del extraño poder temporal del oro, será arrasado por el fuego del hijo de dios; porque tal mundo no pertenece al Reino de los Cielos; de hecho ningún mundo con leyes desiguales es del Reino de los Cielos; esta ley dura hasta que los creadores de leyes desiguales de los planetas, hayan desaparecido de la respectiva evolución planetaria; la bestia representa la máxima perfección de lo injusto y de lo desigual; su desaparecimiento de la Tierra, deja el camino libre para el nacimiento del nuevo Reino ó Nuevo Mundo; la caída de la bestia dará lugar al inicio de la más grande felicidad en la Tierra; la caída de la bestia provoca el desaparecimiento de los que estaban poseídos por el extraño complejo al oro; no quedará ninguno en la Tierra, que piense como ellos pensaban; es la derrota y la tragedia de la bestia que no tendrá herencia en este planeta; es la derrota de satanás, que momentáneamente había tomado la extraña forma de un extraño y desigual sistema de vida planetaria.-

JUICIO FINAL; TODOS LOS QUE CREARON DOCTRINAS, DEBERÁN SUMAR TODOS LOS SEGUNDOS QUE LAS ENSEÑARON; SÓLO LA DOCTRINA DEL TRABAJO ABRE LAS PUERTAS DEL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; sólo la doctrina del trabajo, es el templo que le fué dado al mundo; ninguna otra doctrina ensalza más, las leyes del Padre, sino el trabajo; escrito fué para todo el mundo: te ganarás el pan con el sudor de tu frente; este divino mandato es lo más antiguo que exsiste; fué dado a este mundo, cuando no nacía aún la humanidad, de la que formáis parte; este mandato a venido sucediéndose de mundo en mundo; porque la creación del Padre Jehova, no se reduce a un sólo mundo; porque nadie es el primero, ni el único ni el último; solo el Padre lo es; porque antes de cada mundo del universo, estaba el Padre; y de verdad os digo, que el principio del Padre, está en todos los conceptos de cada criatura; mi divino principio no tiene punto de partida; porque soy de antes de todos los que pensaron, piensan y pensarán; y de verdad os digo, que con o sín criaturas, no tengo ni principio ni fín; el verdadero principio lo sabe el Padre; y el probar vidas en los planetas, es una de las infinitas formas de ir comprendiendo, el principio del Padre; y de verdad os digo, que todos los mundos son los testigos materiales de esta búsqueda eterna; y al buscar y comprender el orígen de su Creador, la criatura se vá perfeccionando; y de verdad os digo, que jamás llegaréis a mi principio; porque sóis microscópicos; más, todo tamaño es relativo y de microscópico pasáis a lo mayor; al macrocosmo; muchos os esforzáis mentalmente, tratando de penetrar el orígen del Padre; grandes sóis los tales, ante el Padre; porque con ello reconocéis a un Creador del universo; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que trató de concebir un Creador, a uno que no lo intentó; porque el mínimo esfuerzo mental, es premiado en el Reino del Padre; más, todo se clasifica en su cualidad y calidad; es así, que toda doctrina que no ensalzó al Padre, sus creadores no entran al Reino de los Cielos; porque el recuerdo del Padre, representa la más elevada cualidad y calidad, que vuestra mente pueda imaginar; y no sólo en vuestro mundo; sino, que en todo el universo; es por esta causa, que este mundo como el resto, prometió cumplir lo del Padre, por sobre todas las cosas; porque estando vosotros en el Reino, vísteis que vuestro Creador era incomparable; y prometísteis que por sobre toda doctrina, estaba el Padre; en este juicio, vuestro Creador os pregunta: ¿lo cumplísteis? y en lo que véis en el mundo, está la respuesta; cuando se guían las criaturas por lo que es del Padre, los mundos no se dividen; ni caen en la inmoralidad, como cayo éste; de verdad os digo, que lo verdadero está en las leyes del Padre; y nó en las leyes de los hombres; lo del Padre conduce al Reino de los Cielos; lo de los hombres, fuera de ellos; vuestro sistema de vida, se os convertirá en la misma tragedia; vosotros mismos la aceptásteis; no quisisteis imitar a los revolucionarios; que piden nacer en mundos, en donde reina el demonio; ¡cómo se envidiará a todo revolucionario, que dió la vida por vosotros! ¡porque de ellos es el Reino de los Cielos! vosotros como espíritus menos evolucionados, fuísteis más pasivos; os desentendísteis del yugo; ¡y prometísteis al Creador, luchar contra todo yugo é injusticia! é hicísteis lo opuesto; puesto que os hicísteis en seguidores del capitalismo; sus imitadores; ¿acaso, vuestra meta en esta vida, no es llegar a ser ricos por sobre todas las cosas? sabiendo vosotros que ningún rico entrará al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ninguno que no luchó contra la tentación, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que luchó contra la tentación, a uno que nó luchó; en esto consistía vuestra prueba de la vida; nó consistía en haceros rico; consistía en vencer toda adversidad, para ganar sólo conocimiento; todo conocimiento cuesta trabajo; y no exsiste conocimiento sin trabajo; ni trabajo sin conocimiento; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que ganó un microscópico conocimiento, a uno que no ganó nada; y de verdad os digo, ¡¡pobres de aquéllos, que haciendo leyes, impidieron que los pueblos tuvieran el mejor conocimiento!! ¡¡más les valdría a los tales, no haber venido a esta vida!! porque por cada ciudadano que nó logró la mejor educación, tendrán que responder por ello en el Reino; y de verdad os digo, demonios de las injusticias y de los atrasos de los mundos, que por cada segundo de vida vivido en ignorancia, por cada uno de mis hijos, os corresponde una exsistencia, que debéis cumplir fuera del Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que esta ley os acerca a los mundos de las tinieblas; a mundos donde aún no llega el conocimiento; porque así como vosotros, quitásteis la luz del conocimiento a otros, así os será quitada a vosotros; con la vara que medísteis seréis medidos; de vosotros mismos, salió vuestro demonio; y de verdad os digo, que todo aquél que por compadrasco ó influencias ajenas al propio mérito, dió oportunidad a otros, no entrará al Reino de los Cielos; así como despreciaron el mérito de otros en esta vida, así también despreciarán sus propios méritos en otras exsistencias; y todos estos demonios, creadores de injusticias, deberán sumar todos los segundos de vida, de todos sus beneficiados; de todos los que probaron educación llamada superior, por este medio inmoral y vergonzoso; y por cada segundo les corresponde, cumplir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; deberán ir a mundos, en donde ellos serán los frustrados; los engañados; y de verdad os digo, que todos aquéllos que disfrutaron de una educación no lograda por sus propios esfuerzos y méritos, no entrarán al Reino de los Cielos; porque es más fácil que entre al Reino, uno que se esforzó honradamente, y no permitió que le regalasen las notas, a uno que no se esforzó; y de verdad os digo, que todo gobierno que nó dió educación a mis humildes, despreciados, obreros, mineros, campesinos, empleadas domésticas, basureros, mozos, carpinteros, soldados, dueñas de casa, municipales, porteros, jornaleros, operarios, limpiadores y todos aquéllos que por su misma condición, no les fué dado alcanzar las universidades; ningún miembro de tales gobiernos, entrará al Reino de los Cielos; ¿no enseñan mis escrituras, que todo humilde es primero? y vosotros por hacer en vuestras leyes lo contrario, no veréis la gloria del Padre; más os valdría, jamás nunca haber pertenecido a gobiernos que despreciaron a mis humildes; así como vosotros despreciásteis en esta vida, así seréis vosotros despreciados; de verdad os digo, que todo atraso provocado en la creación, se paga en otras exsistencias; los atrasos provocados con conocimiento de causa, esto es atrasos salidos de inteligencias, que no se guiaron por los mandatos del Padre; y de verdad os digo, que todo aquél que no se guía por lo del Padre, se vá acercando más y más a las tinieblas; segundo tras segundo mientras se vive; porque así es el universo viviente del Padre Jehova; y de verdad os digo, que todos aquéllos que crearon religiones y tomaron el nombre de las escrituras del Padre, no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que no falseó las escrituras, a uno que las falseó; de verdad os digo, que el estudio de mis escrituras, no necesitaban religiones; ni ninguna otra filosofía que dividieron la creencia del mundo, en un sólo dios nomás; por estas llamadas religiones, la confusión perturbó la fé de mis hijos; unos contra otros; de verdad os digo, creadores de la roca religiosa, que más os valdría, no haber inventado, lo que nunca estuvo en las escrituras; de verdad os digo, que las escrituras del Padre, siendo para todos, no estaban destinadas para vosotros; no supísteis comprenderlas; he aquí la causa de vuestra falsa interpretación; y de verdad os digo, que vuestro reinado en este mundo, no se toma en cuenta en el Reino; porque lo que inventásteis aquí abajo, se desconoce arriba; toda filosofía que divida a los hijos del Padre, son desconocidas en el Reino de los Cielos; en el Reino nadie se divide; porque la verdad es una; tal como una es la escritura; ¿no se os enseñó que sólo exsiste un sólo dios nomás? ¿por qué entonces habéis conducido al mundo, por tantas creencias? ¿no sabéis, que sólo satanás se divide así mismo? se conoce que fuísteis ciegos del contenido de mis escrituras; y ¿no sabíais que todo humilde es el primero ante el Padre? y siendo ellos los primeros, ¿por qué permitísteis que en este mundo, fueran los últimos? ¿por qué entonces demonios de la falsa palabra, no fueron mis humildes, los que dirigieron la fé en este mundo? porque de verdad os digo, que vosotros nada tenéis de humilde; un humilde no explota la fé; no se inclina ante imágenes; no necesita títulos como la de santo ó santa; porque en este mundo nadie es santo ni santa; a este mundo se viene a aprender; y nó a engrandecerse; de verdad os digo, que ningún santo ni santa de este mundo, a entrado al Reino de los Cielos; ni nadie que tuvo títulos en la Tierra; la verdadera humildad, no necesita de títulos; sólo el título de trabajador vale en el Reino; porque el término: te ganarás el pan con el sudor de tu frente, es el mandato más antiguo que exsiste; la suprema jerarquía está en él; porque el Creador del universo, es el primer trabajador del mismo; y el primero en todas las cosas; de verdad os digo, que el mundo y los que lo organizaron, nunca debieron optar por otra filosofía, que no haya sido la del trabajo; quien se perfecciona alejándose de las leyes del Padre, tal perfección lo aleja del Reino; es por esta causa, que ninguno de vosotros entraréis al Reino de los Cielos; de nada os valdrán vuestras ciencias ni vuestros inventos ni vuestras riquezas; porque todo vuestro progreso, no ensalzó al Padre por sobre todas las cosas; por sobre vuestro progreso mismo; de verdad os digo, que todo progreso sin filosofía en el Padre, es progreso muerto; en vez de acercaros al Padre, os aleja y os acerca a las tinieblas; y de verdad os digo, que dentro del caos de doctrinas y filosofías que creásteis, la única que quedará es la del trabajo; fué la primera del mundo, y será la última; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un trabajador a un religioso; el trabajo es del Padre, y las religiones de los hombres; el primero se hace eterno y el segundo mortal; todo el que entra en el Reino, no conoce más la muerte; la muerte os fué dada, porque vosotros la pedísteis en vuestro sistema de vida; exsisten vidas, en que sus criaturas no pidieron la muerte; y son eternas; pasan de mundo en mundo; se transforman; más, no mueren; la transfiguración de mi Hijo Primogénito, fué un adelanto de esta ley; en toda transformación, se pasa a otra dimensión; a otros mundos; a otras moradas; la transfiguración también la tenéis vosotros; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; vuestra muerte deja al descubierto el fuego del espíritu; con un brillo parecido al rubí; vuestro microscópico espíritu, es como un diminuto sol; lo que sucede en los gigantescos soles, sucede en vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; vuestra vida y vuestro proceso de muerte, es lentísimo y microscópico; y casi desconocido en el Reino; esto siempre sucede por lo general, cuando un mundo duda de la exsistencia de otros; esto tiene infinitas leyes; entre otras, nadie es único; sólo el Padre lo es; su universo no tiene fín; y todos los mundos sin excepción alguna, desaparecen ante el infinito mismo; y de verdad os digo, que los que se creían únicos en el universo, ven con verguenza y con complejo de inferioridad, que nadie los toma en cuenta; sólo la grandeza del Padre queda como un algo imborrable; los mundos y sus criaturas, no saben ni sabrán jamás, donde termina el universo; porque de verdad os digo, que desde su misma creación, no a cesado de expandirse por sí mismo; es decir jamás a tenido límite fijo; ni jamás lo tendrá; lo del Padre no tiene ni principio ni fín; el universo posee todas las características de vuestro pensar; todo exsiste; lo que piensa el espíritu, lo tiene la materia; y lo que piensa la materia, lo tiene el espíritu; nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; ambos son iguales en sus derechos ante dios; y de verdad os digo, que iguales derechos debió haber creado la criatura humana, para con sus hermanos de vida planetaria; el comunismo debió haber exsistido desde un principio; porque la igualdad siempre a exsistido; es infinitamente más antigua, que vuestro mundo; la igualdad nace en el Padre mismo; si no exsistiese igualdad, no exsistiría la trinidad; tres en uno; la igualdad fué de antes de satanás; en vuestro mundo, el principio de igualdad, fué aplastado por el principio de posesión exclusiva; no se partió con la filosofía del Reino de los Cielos; porque el capitalismo es salido de espíritus ambiciosos; que ni ellos comprenden, lo que es filosofía; para ellos sólo cuenta el poder por dominio; y nó por conocimiento; puesto que no tomaron ni en cuenta, el contenido de mis escrituras, para formar un sistema de vida; y quien no toma en cuenta al Padre, se vá a las tinieblas; y con él se van también sus seguidores; y de verdad os digo, que basta seguirlos un segundo o menos, y no se entra al Reino de los Cielos; porque vosotros mismos pedísteis al Padre, la mayor rigurosidad para consigos mismos; una rigurosidad que equivale a la más alta moral, que vuestra mente pueda imaginar; una moral preexsistente a todo; pues sólo con ella y por ella, podéis entrar al Reino de los Cielos; el comunismo que es la igualdad para todos, no fué cultivado por los hombres; y de verdad os digo, que sólo de esta filosofía, puede salir la moral que prometísteis al Padre; siendo todos iguales como criaturas delante de dios, a vosotros os tocaba imitar la voluntad del Padre; de vosotros debió salir el complemento de la obra del Padre; de vosotros debió salir el sistema de vida igualitario; ¿por qué no sucedió así?, os lo diré: Porque los que os han guiado, son los espíritus más atrasados de la creación; ¿pueden ser los más atrasados, los que conducen a un mundo a su tragedia? de verdad os digo que lo son; porque les faltó y aún les falta, el conocimiento espíritual; el proceso del más allá; las leyes que ocurrieron en el lugar, en donde ellos mismos fueron creados; y a donde tendrán que volver, tarde ó temprano; ni se han preocupado por averiguarlo; porque todo poder material, aleja del espíritual; y mientras más poder los demonios tienen, más insensibles se ponen; al extremo de que los sentimientos nada valen para ellos; de verdad os digo, que todo aquél que se dejó tentar por el oro, al grado de no tener sentimientos, maldito es; no entrará al Reino de los Cielos; porque prometiendo servir a un Señor, terminaron sirviendo a dos; ó se sirve al dios viviente, ó se sirve a una de sus infinitas creaciones; porque demonios de la ambición, el maldito oro por el cual esta humanidad no entrará al Reino de los Cielos, lo creó el dios viviente; al mismo que debéis rendir cuenta; os tentásteis una vez más; porque de verdad os digo, que vosotros capitalistas sóis los mismos demonios del pasado; los que explotásteis a las primeras generaciones; porque todo espíritu nace de nuevo; pide vivir de nuevo en diferentes épocas de un mismo mundo; vuestro reinado malditos, llega a su fín; ahora os toca a vosotros; porque quedaréis en la más espantosa ruina material; con la vara que medísteis, seréis medidos; así como a otros empobrecísteis, así os empobrecerán a vosotros; olvidásteis la divina parábola que dice: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; y vosotros hicísteis pobres, hambrientos, desvalidos, huérfanos; y de verdad os digo, que todo lo que hicísteis en otros, se hará en vosotros en otras exsistencias; el mundo os mirará con desprecio y lástima; tal como vosotros lo hicísteis en vuestro vergonzoso reinado; en que millones y millones de mis hijos fueron usurpados de su derecho a ser igual; el que niega la igualdad, niega al Padre; y quien niega al Padre, niega su entrada al Reino de los Cielos; el que aboga por la desigualdad, encontrará en otras exsistencias, desigualdad; tal como obrásteis para con los demás, así obrarán contra vosotros; el mundo se transforma, porque las nuevas generaciones traen al nacer, nuevos conocimientos; y cuando estos nuevos conocimientos chocan con vuestros mezquinos intereses, los perseguís; de verdad os digo, que todo el que persiguió será perseguido; tanto abajo como arriba; el mundo que habéis querido mandar con el poder del oro, se os viene abajo; porque árbol que no plantó el divino Padre Jehova, de raíz es arrancado; mis escrituras que es la voluntad del Padre, lejos están de enseñaros un sistema de vida basado en el cálculo ambicioso; todo lo que se hace sin el sello de la igualdad no es del Padre; el Padre no divide a sus hijos; muy al contrario; vuestro Padre os dijo: no robarás; en todas las formas imaginables de robo; y de verdad os digo, que vuestro sistema de vida explotador, es la forma de robo más grande que se conoce y se conocerá; son millones de millones los afectados; los de este mundo, y los que forman vuestras microscópicas ideas; porque mientras se piensa en la vida, se está expandiendo la herencia; desde que se nace hasta el último suspiro; el sistema de vida que dísteis al mundo, a sido y es el peor azote de esta humanidad; el yugo obligado del mundo; y todo por la vivesa de unos pocos; he aquí el orígen de satanás en este mundo; la astucia; la misma astucia conque sorprendió a Eva en el paraíso; la astucia, base de vuestro reinado; la astucia puesta al servicio de otro señor; el señor de las tinieblas; y nó del Señor de la luz; de verdad os digo, que todo lo oculto es de las tinieblas; y vosotros demonios del capitalismo, tenéis la maldita costumbre de conspirar ocultos, contra mis hijos; de verdad os digo, que todo lo oculto será sacado a la luz; la luz del Padre, vence las tinieblas; y de verdad os digo, que todo aquél que conspiró oculto contra mis humildes, maldito es; no entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que hizo las cosas a la luz del día, a uno que las hizo oculto; y de verdad os digo, que todo ocultismo está en esta ley; porque la única filosofía y ciencia del Padre, es el trabajo; el conocimiento al servicio de todos; las ciencias desconocidas, debieron dejarse de lado; por que primero está lo del Padre por sobre todas las cosas; vosotros mismos, así lo pedísteis en el Reino; y mis escrituras os lo recordaron; las ciencias y filosofías desconocidos para vosotros, no fué ocultado a vosotros; porque era vuestro libre albedrío, el que tenía que escoger; el libre albedrío que pedísteis, tenía esta cualidad y calidad; pedísteis conocer en sensación, lo misterioso y lo desconocido; sin perjuicio para con los deberes del Padre; más, escrito está que no se puede servir a dos señores; no se puede servir a dos ciencias ó dos filosofías; porque la criatura caería en desmedro ante lo que prometió; lo del Padre, por sobre todas las cosas; por sobre todas las ciencias preferidas y las filosofías; he aquí el error cometido por los que se entregaron por enteros en la vida, al estudio de las ciencias ocultas; más les valdría a estos espíritus, no haber pedido en el Reino, experimentar, con lo desconocido; nada les negó el Padre; porque todo lo puede; de verdad os digo, que admiro a los que buscan la verdad; porque leo toda intención en toda búsqueda más, la escritura del Padre está por sobre todas las cosas; por sobre toda desconocida ciencia ó filosofía; pergamino, ó cualquiera otra inmortalidad en el conocimiento; porque exsisten leyendas, escritos, jeroglíficos, que perduran a través de los siglos; todo conocimiento es viviente por la voluntad del Padre; y todo conocimiento pide también su tiempo; tal como lo pide un espíritu para probar vida en lejanos planetas; porque de verdad os digo, que todo lo que pedísteis en el Reino, es viviente; con los mismos derechos que tiene vuestro espíritu; nada es muerto delante del Padre; la resurrección os viene a enseñar, que de lo muerto saca vida; porque lo muerto es una forma de vida, opuesta a la luz; de verdad os digo, que la muerte tiene infinitas formas; porque nada tiene límites en el Padre; vuestra muerte que es la pudrición del cuerpo de carne, vosotros la pedísteis; y vuestros años de vida también; porque toda la exsistencia con sus destinos de cada instante, lo pedísteis; es por eso que el juicio final, que también lo pedísteis, os toma en cuenta hasta lo más mínimo que os ocurrió en la vida; hasta las ocultas ideas; las que sentís y no véis; el juicio final empieza por los mismos, que lo causaron; por los que violaron la ley del Padre; por los mismos que os dieron el vergonzoso sistema de vida, de la explotación; a los que os dieron por herencia, el que seáis ricos y pobres; a los que os dividieron; a los que os impidieron que entrárais al Reino de los Cielos; a los que os ilusionaron con riquezas que nada valen en el Reino; porque ninguno que siguió a los demonios del oro, entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno que se engrandeció en este mundo, sin engrandecer al Padre; sólo los humildes de corazón me engrandecen; porque de ellos es la vida eterna; de verdad os digo, que todo lo que crearon los demonios del oro, nada quedará; porque Nueva Ciencia viene al mundo; el Nuevo Mundo lo encabezarán los humildes; los llamados países sub-desarrollados; por ellos se escribió que los humildes son los primeros; y no exsiste primero, que no haya pedido la experiencia del sufrimiento; y no exsiste último que no haya pedido la comodidad y la abundancia; sabiendo en el Reino, que toda abundancia cuando no es compartida por todos, trae desiquilibrio en la justicia del mundo; de verdad os digo, que todo el que participó ó contribuyó a la injusticia en el mundo, no entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que fué justo, a uno que fué injusto; el mundo seguirá la ley que pidió seguir; y la ley es la misma Revelación; y la Revelación es la ley; porque no habrá ser pensante que no la lea; porque nadie desea perder su alma; los que respetaron al Creador y fueron temerosos de sus leyes; más no, los jactanciosos que no pueden faltar; porque de todo hay en el rebaño del Padre; de verdad os digo, que ningún jactancioso entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que fué silencioso a uno que se hizo notar; de verdad os digo, que todos los que fueron famosos, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que vivió en el anonimato, a uno que se dió a conocer al mundo; ningún famoso a engrandecido el nombre del Padre en este mundo; muy al contrario; la misma fama les ha hecho caer; porque la fama terrestre, no es salida de la luz del Padre; es de las tinieblas; lo más grande de este mundo, son los humildes; porque ellos quedan en la vida; y de ellos es el Reino del Padre; su filosofía queda en la Tierra; hasta que la tierra desaparezca del espacio; de verdad os digo, que todos los que violaron la ley del Padre, no tienen tierra; porque pasan de mundo en mundo, pagando deudas; porque de verdad os digo, que no sólo tienen las deudas de esta exsistencia; sino, que también deudas de exsistencias pasadas; ¿no se os enseñó que todo espíritu nace de nuevo? y si nace de nuevo, muchas exsistencias a tenido y tendrá; de verdad os digo, que en virtud de esta ley universal, habéis tenido muchos juicios en infinitos planetas; porque todas las exsistencias tienen los mismos derechos; nadie es menos ante dios; ni la materia ni el espíritu; nadie es desheredado; los juicios son para todos los mundos imperfectos; vuestra Tierra pertenece a esta clase de mundo; puesto que no sóis eternos; no sabéis en ciencia, como fuísteis creados; ni sabéis vuestro futuro; no sabéis leer las mentes; vuestra vista no vé los mundos del espacio ni el mundo de los microbios; como los vé mi Hijo Primogénito; de verdad os digo, que esta imperfección debió ser acompañada por la humildad; porque precisamente sóis imperfectos; si las criaturas perfectas del Reino, cultivan la humildad, con mayor razón debéis cultivarla vosotros; sin la humildad y sin sencillez, nadie entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todo reino salido de la inteligencia humana, es reino dividido; y sólo satanás se divide así mismo; lo que demuestra, que sóis seguidores e imitadores de satanás; y de verdad os digo, que la cabeza de esta serpiente está en la nación del dollar; y sus seguidores e imitadores, son el resto de las naciones; de verdad os digo, que la cabeza le será cortada; y el mundo habrá entrado a una Nueva Era; una era en que la explotación será desconocida; no habrán ni ricos ni pobres; porque el llamado dinero habrá desaparecido del mundo; y de verdad os digo, que no se conocerá miseria alguna; porque no habrá nadie haciendo cálculos con astucia; ni planeando en lo oculto; como se viene haciendo por siglos y siglos; y en estos instantes se hace; los últimos instantes del tiempo pedido; de verdad os digo, que la grande nación, será la última; bien pudo seguir siendo la primera; más, no se puede servir a dos señores; porque el tiempo pedido, los sorprende; pidieron tiempo para servir al dios viviente; y nó para servir al dios del oro; se dividieron en espíritu y en lo material; y dividieron al mundo; provocaron su propia tragedia y la de sus hermanos planetarios; porque nadie de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; prometísteis no entrar en alianza con el demonio; y el demonio os sorprendió; su paga, su recompensa, ya lo sabeis; le servísteis y quedáis fuera del Reino; millones y millones de este mundo, lloraréis; un hecho que se viene repitiendo desde la eternidad; de verdad os digo, que no sóis el único mundo que está en juicio; la creación del Padre no se reduce a un sólo mundo; como muchos ignorantes creen; espíritus atrasados dentro de vuestra imperfección; los mundos que pasan por juicios, son tan infinitos, como el número de los granos de arena, que contiene un desierto; antes que vosotros fuérais creados, hubieron mundos, ya desaparecidos; y vosotros cumpliréis con la misma ley; llegará un instante en vuestra microscópica eternidad, en que estaréis en el infinito grupo de los mundos ya desaparecidos; porque hasta las moléculas de vuestro planeta, pidieron ser probados por un instante en la eternidad; porque el tiempo de vuestro mundo, es un instante dentro del tiempo celestial; pedir vida en el Reino, es penetrar dimensiones desconocidas; es conocer planetas lejanos, de los que nada se sabe; salvo cuando ya se a vivido en él; cuando se a nacido en otras épocas en el planeta; de verdad os digo, que todas estas dimensiones que se llaman vida, tienen su retorno; vuelven al punto de partida; vuelven al lugar en donde ocurrió el pedido; vuelven al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos los que nó cumplieron con la ley del Padre en el respectivo mundo, quedan fuera del Reino; por ser indignos de entrar; todo el universo observa el divino lugar en donde fueron creados; vosotros como imperfectos aún, no tenéis ni el conocimiento ni la ciencia para ubicar el lugar, de donde salísteis; se acabará vuestro mundo como planeta, y nó daréis jamás con el lugar; ese lugar son los soles Alfa y Omega; de la galaxia Trino; una galaxia infinita, que no tiene fín; y desconocida entre las desconocidas; porque la creación del Padre, no se reduce a una sola galaxia; porque su creación no tiene ni principio ni fín; las galaxias son como el número de los granos de arena, que contiene un desierto; de verdad os digo, que vuestro mundo será conmovido como jamás fué conmovido; la más grande revolución de este mundo, la provocará la eternidad misma; las escrituras del Padre; una revolución distinta a las revoluciones humanas; porque juzja a la misma fuerza de este mundo; esta revolución es conocida por el mundo, como el juicio final; y representa la caída del materialismo explotador; y de verdad os digo, que ninguna de vuestras revoluciones lo logrará; porque escrito está, que esto le corresponde a la divinidad; vosotros mismos pedísteis el juicio aquí en la Tierra; y los que no están, lo pidieron fuera de ella; la justicia del Padre está en todas partes y en infinitas formas; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; escrito fué: y juzjará a vivos y muertos; a los que están en la morada planetaria y a los que están fuera de ella; y de verdad os digo, que tanto arriba como abajo habrá llorar y crujir de dientes; la revolución del juicio final, será por ilustración; y no podía ser de otra manera; porque toda ilustración es trabajo; y todo trabajo ilustración; la misma ley que se os enseñó hace ya muchos siglos, es la misma que juzjará al mundo; el divino Padre no se sale de su sencillez; son los hijos, los que dejan de ser sencillos; cuando el demonio los ilusiona, con el brillo del oro; el orgullo, esa lacra contraria a la humildad, a hecho presa del mundo; y de verdad os digo, que ningún orgulloso ó orgullosa, entrará al Reino de los Cielos; todo orgulloso ú orgullosa, deberá sumar todos los segundos que transcurrieron, durante el tiempo que fueron orgullosos; y cada segundo de sus orgullos, corresponde a una futura exsistencia que deberán cumplir fuera del Reino de los Cielos; así como ellos no tuvieron consideración con los demás, así serán también con ellos; todo orgullo hiere; y es indigno de un cristiano; los orgullosos del mundo, olvidaron la divina parábola que dice: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; a vosotros, demonios del orgullo, no os gustaría ser heridos por orgullo; pero vosotros lo hacéis; ya tenéis vuestra recompensa; y todos los que se olvidaron de esta parábola, también tendrán sus recompensas; en el sentido de justicia; y nó de premio; porque los demonios no son recompensados; son anulados; la trinidad los hace desaparecer de los mundos; en los juicios mismos; tal como la doctrina del Cordero de dios, hará desaparecer a vuestro yugo; al capitalismo mismo; al demonio viviente que engaña a los espíritus del Padre; el gran engañador fué vuestro propio sistema de vida; porque por causa de él, no entraréis al Reino de los Cielos; lo que no es del Padre, no puede perdurar; porque tales creadores, no tienen la gloria del Padre; que no tiene ni principio ni fín; y los que os enseñaron a codiciar el oro, son tan microscópicos, que nadie los conoce en el universo; sólo el Padre, la Madre Solar Omega, y ciertos padres solares, que fueron profetas en este mundo; de verdad os digo, que sólo a los que explotásteis serán premiados; según sus obras y nó según sus riquezas; de verdad os digo, que todo rico maldecirá su riqueza; su fama como rico; porque el mundo los despreciará; verá en el oro, su propia tragedia; el mundo empezará a emigrar al Oriente; al lugar donde empezará la resurrección de toda carne; que se ganó tal recompensa; la emigración más grande ocurrida en este mundo; mares humanos, que oscurecerán el sol; una visión y profecía que fué anunciada muchos siglos atrás; murmullos de cascadas, griterío del mundo de la carne; y de verdad os digo, que jamás hombre alguno, tuvo tanto poder sobre este mundo; porque su divina jerarquía solar, es la Primogenitura en el Padre Jehova; ser el primero en todo; en todo lo que vuestra mente pueda imaginar; he aquí la gloria del hijo en el Padre; una gloria que avergonzará a los creídos de este mundo; que se creyeron saberlo todo y no sabían nada; he aquí al modelo de perfección por todos soñado; he aquí la jerarquía de la humildad; he aquí que eclipsará a toda inmortalidad terrenal; he aquí a un Padre Solar, brillante en sabiduría; he aquí el juicio viviente; espanto de los demonios de este mundo; de los violadores y escandalosos; de verdad os digo, que veréis al mundo pecador, gritando sus pecados; golpeándose el pecho; en medio de un llorar y crujir de dientes; he aquí en lo que terminará el orgullo humano; orgullo salido de la ilusión por lo efímero; y de verdad os digo, que todo arrepentido que grite sus pecados, estará echando al demonio fuera; porque todo arrepentimiento queda escrito en el espíritu mismo; y todo arrepentimiento, hace cesar el puntaje de las tinieblas; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que se arrepintió, a uno que nó se arrepintió; todo arrepentido, hace hablar a la esperanza; y las virtudes le apoyan; especialmente la paciencia; paciencia y esperanza, siempre obran juntas; son inseparables; de verdad os digo, que de vuestras microscópicas virtudes, depende vuestra entrada al Reino; porque no hay obra hecha por vosotros, en que no participen vuestras 318 virtudes de vuestro pensar; vuestras microscópicas e invisibles virtudes, son las que os juzjan en el Reino de los Cielos; porque todo pequeñito y humilde, es grande en el Reino de los Cielos; a ellos escucha primero el Creador; del chiquitito depende la suerte del grande; el término no es suerte; es destino; me valgo de la manera humana de expresarse; la suerte es un destino carente de ciencia; su filosofía es el azar; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que creyó en su destino, a uno que creyó en su suerte; el destino es obra del cielo; la suerte es salida de pensamiento humano; lo primero tiene jerarquía celestial; lo segundo terrenal; el destino es eterno; la suerte desaparece con la caída de un mundo; los términos terrenales pasan al olvido; y de verdad os digo, que entre un nó creyente y uno que cree en su suerte, el último entra al Reino de los Cielos; la más microscópica fé está primero; el que nunca creyó en nada, nunca llegará al Reino; porque él mismo lo anula; las leyes del Padre, no ruegan a nadie; el que niega al Padre, también es él negado en otras exsistencias; aquí no hay castigo ni premio; el incrédulo sigue su vida espíritual; más, no entra al Reino, mientras niege lo que es del Padre; libre albedrío tiene; de todo hay en el rebaño del Padre; de verdad os digo, que los que ahora me aclaman, en el pasado mé negaban; así es la evolución de las criaturas del Padre Jehova; es la ley; el despertar del espíritu; y de verdad os digo, que todos han pasado por esta ley; experiencia pide el espíritu; y de cada exsistencia, las extrae; los que me niegan en este mundo, me aclamarán en otro; más, debéis considerarlos como espíritus atrasados dentro de la misma imperfección de este mundo; vuestro Creador os habla con comprensión infinita; porque vé vuestro futuro; vé vuestras exsistencias y los más mínimos detalles de ellas; más, de verdad os digo, que hasta los mismos incrédulos prometieron al Padre, no negarlo por sobre todas las cosas; aquí exsisten dos leyes; la poca evolución del espíritu que promete y la promesa misma; del Padre depende en gran medida, la justicia de los pocos evolucionados; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que fué poco evolucionado, a uno que siéndolo, me negó en la vida; el primero me negó sin poseer causa; sin el conocimiento; el segundo me negó con conocimiento de causa; porque tenía ilustración; de verdad os digo, que mientras más ilustración se tiene, mayor debe ser la moral; porque con mayor severidad, actúa la justicia del Padre; y dentro de lo justo; así lo pedísteis vosotros; pedísteis que el juicio del Padre, fuera riguroso; porque en el Reino, todos imitan su justicia; es por esta causa que el juicio final, comienza por los grandes del mundo; aunque de verdad os digo, de acuerdo a mis escrituras, que nadie debió engrandecerse en este mundo; porque todos son iguales delante de dios; mis escrituras no enseñan que unos sean ricos y otros pobres; esa no es la obra del Padre; es obra del demonio representado, por los que son ambiciosos; de verdad os digo, que esta igualdad enseñada por el Padre, reinará igual en la Tierra; fué demorada algunos siglos, y los culpables de ello, las pagarán; porque todo les será quitado; su mundo basado en el poder del oro corruptor, caerá; el demonio tiene su tiempo; y lo del Padre no tiene límites; ni principio ni fín; y si vuestro Creador los deja probar su corrupción, fué porque les respetó el tiempo pedido; he aquí una Revelación, que causará espanto entre los corruptores de mundos; porque el tiempo se cumplió; el mundo de la riqueza temblará; porque no tendrá quien le secunde; más puede la palabra viviente del Padre; que la tentación del oro; el mundo conocerá lo que de otro modo jamás conocería; porque este mundo pidió para su juicio, saberlo todo; y le fué concedido; la vida se concede con juicio de ella; vosotros pedísteis el juicio entre los que estáis; los que se fueron de este mundo, lo pidieron fuera de él; y a todos se les concedió; el juicio empezará cuando vosotros mismos, leáis la palabra viviente ó escritura telepática; la Ciencia del Cordero de dios; la Ciencia Celeste; el Gran Consolador de todo espíritu; la tercera y última doctrina que recibirá este mundo; de verdad os digo, que muchas doctrinas a tenido este mundo; doctrinas que también cumplieron su misión y su tiempo; lo del Padre es universal y eterno; por el fruto se conoce el árbol; las grandes doctrinas, cuya grandeza tuvieron su tiempo, fueron pedidos hechos por espíritus ilustrados; un derecho del libre albedrío; he aquí la sublime polémica y prueba a la vez, para millones de espíritus, que han buscado la verdad; la perfección; toda doctrina ó filosofía, tiene su tiempo de reinado; tal como el espíritu pidió su tiempo de unión con el cuerpo de carne; las doctrinas enseñan las leyes del Creador, de infinitas maneras; porque el Creador es infinito; y en toda doctrina está; más, son sus Mandamientos lo supremo; porque de su libre albedrío salieron; las otras doctrinas son del libre albedrío de los hijos; y es así que la doctrina del Cordero de dios queda por sobre todas las demás; se impone la jerarquía solar sobre la jerarquía humana; y se impone en su máxima humildad; de verdad os digo, que la tierra con todas sus filosofías pasará; más mis palabras no pasarán; porque ellas son la misma doctrina del Cordero de dios; de verdad os digo, que todo juicio sólo tiene una ley; salida de un sólo Padre; porque los Mandamientos fueron dados por una ley para todos; en mi ley, no exsisten ni ricos ni pobres; porque ese fenómeno no salió del Padre; es obra de los hombres; una obra desconocida en el Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todo lo que es desconocido en el Reino, no es de la luz; es de las tinieblas; y lo de las tinieblas, es demoníaco; la ley del Padre es universal porque cada uno pidió la misma ley en diferentes actos de su individualidad; vuestra justicia acostumbra a tratar a mis criaturas, según lo que posee; siendo que os fué dicho, que todos son iguales ante dios; de verdad os digo, que todos los jueces que no respetaron mi ley de igualdad, no entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que estos siervos de satanás, tendrán que gritar delante de muchedumbres, sus injusticias; porque si no lo hacen, los segundos de vida que transcurran, se irán sumando de segundo en segundo; hasta el último suspiro de vida de estos demonios; sólo el arrepentimiento puede salvarlos; el egoísmo sólo prolonga la condena; pues mi divina justicia, no cesa ni el más microscópico tiempo que vive el que disfruta una vida; esto es el significado de lo que se os enseñó: dios está en todas partes; está en la mínima vejez que transcurre en cada uno; porque en cada instante envejecéis y no os dáis cuenta; la ley del Padre es ley eterna; el pecador no comprendió esta eternidad; y la ilusión de la vida, lo sepultó aún más; porque lo que era ilegal, le fué presentado como legal y único; y dentro de este error, nació un mundo; nó el mundo del Padre; nó el mundo de sus escrituras; nó el mundo de la igualdad; nó el mundo que le prometísteis al Padre en el Reino; nó el mundo de la igualdad; nó el mundo de los justos; es a este mundo que el juicio juzja; de verdad os digo, que lo de adentro lucha por nó corromperse de lo de afuera; lo de adentro son las ideas que emanáis a cada instante; y a cada instante os acercáis y os alejáis del Reino; la inocencia dentro de vosotros, en el punto principiante de la idea; y fuera de vosotros, el infierno de un mundo nó salido de vosotros; sino, impuesto a vosotros; hace que la idea salida en estado de inocencia, pierda la inocencia; porque hasta la rutinaria costumbre, está corrompida; de verdad os digo, que los creadores de este mundo corrompido, deberán pagar, hasta la última idea que corrompieron; porque la idea saliendo de su interior de inocencia, no se encontró con la igualdad exterior que se le prometió en el Reino de los Cielos; el universo viviente del Padre Jehova, es viviente por las ideas mismas; porque no hay mundo que no haya sido idea; ni idea que haya sido mundo; la ley creadora del Padre, está en lo pequeño y en lo colosal; de lo imposible saca lo posible; de la nada, la materia; de la anulación la eternidad; las ideas vuestras son las ajusticiadas; el espíritu vuestro fué el señor de ellas; el que fué señor, pasa a ser siervo; el que fué grande en la Tierra, es chico en el cielo; porque toda idea engrandecida, lo es por su soberbia; no lo es por cumplimiento del mandato del Padre; porque si fuera por el Padre, porque se engrandeció, estaría en un mundo de justos y nó de injustos; ¡¡pobres de aquéllos que se constituyeron en jueces en un mundo que no se guió por la ley del Padre!! porque a los mismos que juzjaron, los juzjarán; el sistema de vida, hizo que toda idea que vosotros emanárais en la vida, perdiera su inocencia; y vuestro cielo, el que se hace cada uno, son cielos cuyos futuros mundos, nacerán con pecado oríginal; he aquí una Revelación que explica el orígen de caída y principio de mundo; todo mundo al principiar, recibe por herencia, la cualidad y la calidad contenida en la idea oríginal; y de verdad os digo, que vuestras ideas con las que creáis a cada instante vuestro cielo, no poseen la inocencia para crear mundos-paraísos; he aquí que se repite en vosotros, la caída de Adán y Eva; tuvísteis oportunidad de nó ser como ellos; pudísteis ser obedientes a las escrituras y los Mandamientos del Padre; hicísteis desobediencia; hay infinitas clases de desobediencia en su cualidad y calidad; vuestra desobediencia, es desobediencia a los mandatos de dios; empezando por los creadores del sistema de vida; porque os ilusionaron desde el mismo instante, en que vísteis la luz de la vida; he aquí el drama del crujir y llorar de dientes; un drama causado por vosotros mismos; un drama que os enseñará una vez más, que más vale no nacer a la vida, antes de desobedecer la ley de dios; en otras exsistencias os ocurrió cosa parecida; porque todo espíritu nace de nuevo; y vé al Reino de dios, según la cualidad y calidad, que vivió en el mundo elegido.-

JUICIO FINAL; LOS QUE GANARON SUELDOS FABULOSOS, MAYORES DE LO QUE GANARON LOS HUMILDES, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; EL ORO NO CONDUCE AL REINO DEL PADRE.-

Sí hijito; quien ganó un sueldo superior al menor sueldo, no entrará al Reino de los Cielos; porque hicieron lo opuesto a la palabra del Padre; mi divina palabra dice: Todo humilde es primero en el Reino del Padre; quise decir, primero por sobre todas las cosas materiales; el sólo hecho de ser el primero en el Reino, enseña con mayor razón, que se es primero en lo humano; es lo que olvidaron los hipócritas que se hacen llamar cristianos; falsos profetas de mi palabra; porque son cristianos de boca y nó de corazón; y mucho menos de ilustración; de verdad os digo, que ningún falso cristiano entrará al Reino de los Cielos; como tampoco entrarán, los que confeccionaron los usureros sueldos; todo aficionado al oro, no es de mi Reino; y de verdad os digo, que más os valdría, no haber conocido el oro, en ninguna de sus formas; la inclinación a preferir un metal precioso, está en la misma ley; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció joya alguna, a uno que la usó; vuestro Padre premia hasta la más mínima sencillez; como igualmente castiga, la más mínima falta; la perfección del Padre es así; quiere siempre lo mejor para sus hijos; son los hijos, los que quebrantan la ley; nadie nace malo; la maldad se aprende por imitación; ya sea en el presente, ó en exsistencias pasadas; y si el malo es castigado, más castigado es aún, aquél por el cual vino la maldad; y de verdad os digo, que vuestro sistema de vida basado en el poder del oro, es la causa mayor de todo mal en este mundo; y de verdad os digo, que si no hubiéseis conocido el oro, todos vosotros entraríais de nuevo a mi Reino; el oro os dividió; y de verdad os digo, que ningún espíritu dividido, entrará al Reino de los Cielos; sólo satanás se divide así mismo; y vosotros fuísteis divididos en ricos y pobres; y vuestro pensar se entretuvo en la vida, en llegar a ser rico; y de verdad os digo, que todo pensar que sólo pensó en ser rico, no entrará al Reino de los Cielos; pedísteis el pensar, para pensar en el Padre; y nó en otro dios; de verdad os digo, que desear algo, que no es el Padre, es alabar a otro dios; porque todo tiene jerarquía en la creación del Padre; el término: Todo, no es como el de vosotros; el todo del Padre no tiene ni principio ni fín; y de verdad os digo, que cada gesto que hacéis en la vida, es otro dios; porque todo es viviente y eterno; mi divina creación es tan infinita, que la llamada fantasía se vuelve realidad; y no sólo exsiste vuestra fantasía en su cualidad y calidad, como fantasía terrenal; porque mi creación no se reduce a un sólo mundo; mi creación no tiene límites; porque en el más mínimo tiempo imaginable, nacen nuevos mundos sin cesar; y su número es infinitamente superior, a los que ya son maduros; es el universo expansivo pensante; universo viviente; en que cada idea generada, se transforma en colosal planeta; porque hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos aquéllos que generaron ideas ambiciosas en la vida, crearon planetas cuya filosofía es la ambición; y futuros padres son de sus mundos; porque cada uno se hace su propio cielo; y de verdad os digo, que la más alta jerarquía de la filosofía del oro, es el dios Osiris; y de verdad os digo, que sus mundos son las tinieblas; ese es el destino que tendrán los creadores del oro y sus seguidores; creadores del sistema de vida basado en el oro; tal forma de sistema de vida, no está en mis Mandamientos; al contrario; dice mi ley: No robarás.- Sí hijito; el dinero no fué el llamado a salvar al mundo; ni para entrar al Reino de los Cielos; el dinero es lo opuesto a la humildad y la caridad; el dinero es interesado; y un interesado no puede servir a un señor con honradez; el interés se lo impide; el dinero es el demonio que os ilusionó; os dió una felicidad ficticia; efímera, y comprometida con las leyes del Padre; el dinero es una filosofía creada e ideada en las tinieblas; y de verdad os digo, que todo interés no es de la luz; porque la luz os fué dada sin interés; justos y pecadores disfrutan por igual, de toda mi creación; el interés lo crearon en vuestro mundo, los espíritus más atrasados; y son los que crearon el sistema de vida capitalista; capitalista significa en Ciencia Celeste, acaparador de lo que les pertenece a los espíritus; exsisten capitalistas arriba y abajo; porque en todas direcciones exsisten mundos; los que os dieron el sistema de vida capitalista, trataron de legalizar el interés; en la necesidad y en la abundancia; y de verdad os digo, que estos demonios tienen que responder en el Reino de los Cielos, de todo interés y necesidad que causaron, a cada criatura de la humanidad; la suma total de puntos de tinieblas, escapa a vuestro conocimiento; más, en el Reino todo se sabe; los creadores del sistema comercial de la vida, lágrimas de sangre llorarán; así serán ellos comerciados en lejanos mundos; por cada segundo de dolor moral e injusticia que vivió cada hijo terrenal, será una exsistencia en que él será explotado; con la vara que midió en la Tierra, así será medido en lejanos mundos; y de verdad os digo, que cada poro de carne de cada criatura que sufrió moral y físicamente por causa de estos demonios, pide justicia; porque sintieron la injusticia; vuestro mundo pidió la luz, para disfrutar de una vida, sin demonios; su libre albedrío jamás debió haber sido tocado por sufrimiento alguno; ¡¡hay pobres de vosotros capitalistas, que os atrevísteis a desviar el destino del libre albedrío de mis criaturas!! ¡¡más os valdría no haber venido a este mundo!! por vosotros ninguna criatura humana entrará al Reino de los Cielos; sóis los creadores de la tragedia de este mundo; porque dividísteis a sus espíritus; porque ninguno que vivió ilusionado, entrará al Reino; y de verdad os digo demonios del mundo, que desearéis no estar en este mundo, porque el mundo os perseguirá; vuestro fruto, es fruto de llorar y crujir de dientes; sí demonios del interés y de la inmoralidad; vuestro reinado se viene abajo; creadores del sufrimiento en sistemas de vida; os llevásteis a mis hijos a las tinieblas; más, vosotros malditos no veréis más la luz del universo; cortados seréis de mi creación; ni tendréis un nacer de nuevo; de verdad os digo, que ninguno verá la luz ni arriba ni abajo; engendros del demonio; espíritus del mal; no quedará de vosotros ni el recuerdo; arrancados seréis del mundo; no quedará de vosotros ninguna herencia; he aquí la caída del demonio de este mundo; he aquí el Cordero de dios, vence a satanás y sus legiones de ambiciosos y explotadores; he aquí el fín de una bestia; cuyo símbolo fué el dinero de la ilusión; he aquí el león faraónico que se llevó la mejor parte; más, ganó las tinieblas; he aquí cae el más grande misterio de la maldad viviente; he aquí, a los últimos ser los primeros; he aquí el destino y suspenso de un instante en el Reino de los Cielos; he aquí vuestra causa sin el olvido acostumbrado; he aquí la luz hecha revolución planetaria; he aquí un mundo que gemirá, como gimen otros en el espacio; he aquí el alfa y la omega de un desconocido sistema de vida; he aquí la Ciencia Omega; la ciencia galáctica que se impondrá al materialismo salido de unos demonios; he aquí la verdad hecha reencarnación; como lo fué dos veces en el pasado; he aquí el principio de un llorar y crujir de dientes; he aquí el nacimiento de un Padre Solar; el brillante como un sol de sabiduría; he aquí un rostro brillante como el sol; he aquí la maravilla venida del Reino de los Cielos; he aquí lo absurdo y efímero de un mundo, que se creyó más de la cuenta; he aquí el pavor de un mundo que olvidó la humildad; he aquí al más grande poder viviente; que ni un pelo de su cabeza tocaréis; he aquí al Creador de vuestra naturaleza; he aquí el Alfa y la Omega hecho carne; he aquí la Trinidad en forma humana; he aquí un Sol Primogénito; he aquí al Hijo del Hombre; he aquí a la cabeza de los humildes; he aquí al esperado por siglos y siglos; he aquí al gran Consolador; he aquí el verbo hecho carne; he aquí la ley de arriba; he aquí la verdad viviente, hecha doctrina; he aquí al rey de reyes; he aquí al que levitará surcando los aires en gloria y majestad; he aquí el principio de la vida; he aquí lo que era del pasado; he aquí la guerra del Armagedón; la guerra al mayor entre las gentes; a los que lanzaron las primeras piedras; a los que se atrevieron a inventar gobiernos y sistemas de vida, sin saber el contenido de las escrituras; he aquí al demonio que dividió al mundo; he aquí el final de la recta Alfa; y principio del círculo Omega; he aquí la triceptación de un ángulo recto de 90°; he aquí el alfa hecha círculo; he aquí el nacimiento de un nuevo mundo; he aquí la carne eterna hecha Cordero; he aquí nueva cualidad y calidad en la idea; he aquí el comienzo de un pasado; he aquí un mundo sin demonios; he aquí la caída de la filosofía del oro; he aquí lo que nunca debió de haber exsistido; he aquí el principio de un paraíso, anulado momentáneamente por demonios que pidieron conocer la vida humana; he aquí una época sin igual en este mundo; he aquí el principio de la más grande revolución venida desde el Reino de los Cielos; he aquí la transformación de un mundo, sin el uso de la fuerza; he aquí el triunfo de la palabra viviente salida del Padre Jehova; he aquí la doctrina del Cordero de dios; he aquí vuestro juicio final; he aquí el poder de una naturaleza viviente; he aquí el triunfo de la espíritualidad; he aquí el triunfo de los que creyeron; he aquí la caída de los ilusionadores; he aquí el nacer del nuevo mundo; he aquí el reinado de un Padre Solar; he aquí la doctrina de las doctrinas; he aquí el Alfa de toda carne; he aquí la Omega de la causa de la carne; he aquí el nuevo principio del mundo; he aquí al Cordero, cabeza del gobierno universal; he aquí los pequeños hecho grande; he aquí a las naciones pobres y explotadas hecha la mayor potencia conocida y que se conocerá; he aquí el destino de los humildes; porque todo humilde es primero en todo reinado; y de verdad os digo, que todas estas cosas, las veréis; porque pedísteis verlas en el juicio final; y de verdad os digo, que el gemir se extenderá por toda la Tierra; porque todos sóis violadores de la ley del Padre; todos conocísteis el oro; todos conocísteis la ciencia del bién; la ciencia del demonio; la ciencia y la comodidad que os dividió entre el bién y el mal; y de verdad os digo, que todo dividido, no conocerá el lugar en donde fué creado; porque no verá la gloria del Padre; el mundo Tierra cayó una vez más; tal como cayó en la era faraónica, mosáica y cristiana; y de verdad os digo, que la cuarta era será la última; porque gobernarán los humildes; la verdadera humildad no se transa; he aquí el error de los creadores y engañadores que inventaron la llamada democracia; transaron y pusieron precio a los derechos de mis humildes; lanzaron la primera piedra de egoísmo humano; transaron lo que no les pertenecía; olvidaron la divina advertencia: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; y de verdad os digo, que al Padre transaron; ¿no se os enseñó que vuestro dios está en todas partes? también estoy en las mentes de los humildes; y de verdad os digo, que a los que transásteis, ellos os transarán; porque quedaréis en la ruina más grande que se haya conocido; nadie os mandó tener posesiones materiales, más de lo que tuvo un humilde; mis humildes en su mayoría viven de su trabajo; como les fué mandado a todos; ellos no están contra la ley del Padre; y vosotros demonios de la usura y la ambición desmedida, lo estáis; porque de verdad os digo, que basta poseer un microscópico de un demás, y ya se está violando la ley que dice: No robarás; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que tuvo lo necesario en la vida, a uno que tuvo una molécula demás; y de verdad os digo, que los que tuvieron menos de lo necesario en la vida, de ellos es el Reino de los Cielos; vuestro reinado es reino de rapiña y de inmorales de todas las categorías; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que experimentaron la rapiña y la inmoralidad, no entrarán al Reino de los Cielos; empezando por la secta vaticana; estos demonios, introdujeron el comercio en lo religioso; y ningún comerciante y ningún religioso, entrarán al Reino de los Cielos; ambos son desconocidos en el Reino; ningún interés es conocido; ni el más microscópico que vuestra mente pueda imaginar; allí en donde fuísteis creados, exsiste la posesión normal; y nadie desea lo ajeno; allí todo es común; y toda abundancia, no llama la atención; allí exsiste el comunismo celestial; con filosofía de niño; allí todo es alegría; porque nadie es explotado ni tratado injustamente; porque no exsisten los intereses privados ni particulares; y todo es sabiduría y conocimiento; como debió ser en la Tierra; el conocimiento y el trabajo, son la sal de la vida; y sin esta sal, nadie entra al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que ningún hijo de padres cómodos y opulentos, entrarán al Reino de los Cielos; ni sus padres entrarán; la misma opulencia es la acusación; si no tuvieron lo que tuvieron mis humildes, no entrarán al Reino; y de verdad os digo, que entre los pobres, el más pobre de los pobres, ése es primero en mi Reino; y entre los despreciados, el más despreciado de los despreciados; y los que tuvieron pruebas físicas y fueron deformes en la Tierra; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre uno que fué deforme, a uno que fué perfecto con su cuerpo, al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos aquéllos que tuvieron orgullo, desprecio ú otro complejo espíritual, no entrarán al Reino de los Cielos; porque todo el que despreció y todo el que fué orgulloso, así serán tratados en otras exsistencias, fuera del Reino de los Cielos; ¡pobre de aquéllos padres, que inculcaron el orgullo y el desprecio en sus hijos! porque ninguno de ellos, entrarán a mi Reino; más os valdría, no haber tenido hijos; porque responsables sóis ante el Creador; pedísteis la luz y creáis tinieblas; ¡¡y pobres de aquéllas, que criaron hijas é hijos para el interés!! porque engrandecísteis el reinado de satanás; todas las ideas que pensaron vuestros hijos, influenciados por vosotros, son otros tantos mundos de tinieblas; de la microscópica idea, nacen los futuros planetas; y sus criaturas piensan como pensó el que creó la idea; y de verdad os digo, padres del interés y del cálculo material, que sóis los responsables, de todo futuro infierno creados por hijos, en quiénes influenciásteis; porque si castigado es el mal, más castigado es aún la causa por la cual nació el mal; ¡¡y pobres de vosotros, que no saludásteis a vuestros semejantes en la vida!! más os valdría haber vivido en soledad; quien desprecia a una de mis creaciones, al Padre desprecia; porque ninguno que saludó a su hermano ó hermana en la vida, entrarán al Reino de los Cielos; sé hijito que estás pensando en los orgullosos de la esquina; de verdad te digo, que ninguno de ellos verá mi gloria; sé que por mandato de tu Padre Jehova, estás en la población Venceremos de Arica; y sé que muchos no te saludan ¡y se hacen llamar cristianos! de verdad te digo, que todo el que no te saludó en la vida, no entrará al Reino de los Cielos; porque más adelante pedirán ser resucitados en carne; pedirán volver a ser niños; de verdad te digo, que todo aquél ó aquélla que miró con indiferencia a cualquier semejante, no volverán a ser niños el año 2001; se enseñó que sólo los humildes son los primeros; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que despreció todo regalo sin darle importancia, a la caridad viviente despreció; porque ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; la caridad los acusará; antes de salir del Reino, todo espíritu humano, prometió al Padre, no despreciar a nadie ni a nada; salvo al demonio; esto es para todos los que cumplieron los doce años de edad; y de verdad os digo, que todo despreciador de regalos, deberán sumar los tiempos del desprecio; deberán calcular los segundos contenidos en el tiempo transcurrido; desde el mismo instante en que despreciaron, hasta el mismo instante en que vieron la luz de la revelación; y todos aquéllos que no se conmovieron ante la verdad, los segundos siguen acumulándose; y de verdad os digo, que se van multiplicando de tres en tres; segundo por segundo en sentido acumulativo; y de verdad os digo, que esta ley de justicia, lo es para toda la experiencia humana; para todo el que viendo la luz, fué indiferente; en justicia divina, desaparecen los indiferentes; todo el universo se conmueve; y si en la vida fuísteis indiferentes, aún para con mis escrituras, fué porque fuísteis probados por el Padre, y a la vez, vosotros mismos pedísteis la prueba; toda prueba incluye tiempo, espacio y filosofía con respecto a los mandatos del Padre; y de verdad os digo, que vuestro modo de vivir, os cerró toda esperanza de entrar en mi Reino; porque la base de vuestra forma de vida, no fué el amor; fué el interés; no fué la caridad, fué la ambición; no fué la realidad viviente en el Padre; en las escrituras; fué en una ilusión que salió de mentes humanas; de los verdaderos demonios de vuestro mundo; y de verdad os digo, que esta desobediencia es comparable a la desobediencia, de Adán y Eva; a la desobediencia de los malditos faraones; a la desobediencia de todo imperio del pasado de la Tierra; a la desobediencia en diferentes cualidades y calidades dentro de las tinieblas; y de verdad os digo, que todo desobediente con respecto a los mandatos del Padre, no entrarán al Reino de los Cielos; y dentro de la desobediencia de unos pocos, se condena toda una humanidad; esos pocos son los que sustentan el poder material en la Tierra; y de verdad os digo, que todo aquél que sustentó en contra de lo que es del Padre, no entrará al Reino de los Cielos; el pecado de ellos es un pecado que no tiene comparación; son los mismos demonios; y de verdad os digo, que cuando este yugo caiga, recién comprenderéis, que satanás estaba en vosotros mismos; y la prueba de la vida misma, se efectuó en un planeta de cierto grado de tinieblas; en una de las infinitas moradas que tiene el Padre; y de verdad os digo, que conocéis muchas de ellas; porque todo espíritu nace de nuevo; y muchas vidas a conocido; y quien negó sus propias exsistencias, negó el orígen de su propia evolución, y limitó a lo efímero, el eterno poder de su Creador; y de verdad os digo, que quien reduce al Padre, no entrará al Reino de los Cielos; sus futuras exsistencias serán en mundos, de conocimiento reducido; con la vara que midió al Padre, así será medido; y de verdad os digo, que todos aquéllos que hicieron mofa con el nombre del Padre, ó le pusieron apodos, no entrarán al Reino de los Cielos; jamás nunca los irrespetuosos, han entrado al Reino; ni jamás nunca han sido premiados con la eternidad, ni arriba ni abajo; y de verdad os digo, que todos aquéllos ó aquéllas que expusieron el divino nombre del Creador en sus artes, comedias, canciones, cines, radios, television ó imágenes, no entrarán al Reino de los Cielos; se os enseñó que vuestro dios está en todos y en todas partes; y si estoy en vosotros, no necesitáis representarme en lo material; imperfección de evolución es; y además producto de una ignorancia; salida de un árbol filosófico que no es del Padre; y que dieron el nombre de religiones; y de verdad os digo, que ningún creador de ellas; entrará al Reino de los Cielos; la ley del Padre nunca debió interpretarse con interés humano; y de verdad os digo, que todo locutor ó periodista que informó con alevosía, malas intenciones, falsedades y que no contribuyó a unificar mi rebaño, no entrará al Reino de los Cielos; todo hipócrita como vosotros, seréis juzjados en mi Reino; confundísteis las mentes de mis hijos, con noticias falsas, jugásteis con sus libres albedríos; y pobres de aquéllos, que se complacieron de ello; toda complacencia es viviente y es juzjada en el Reino del Padre; sé hijito que estás pensando en los demonios que mienten a diario; veo que piensas en los locutores de la falsedad de las radio el Morro y Arica; y de verdad te digo, que lo que hacen estos falsos, ocurre en todo el mundo; son los servidores del demonio del materialismo; les pagan para mentir; y de verdad os digo demonios, que todo aquél ó aquélla que recibió paga para mentir y engañar a mis humildes, malditos son; ¡y pobres de aquéllos que les dirigan la palabra en la vida! porque sobre ellos recaerá la ley; y de verdad os digo, que todos aquéllos que se escudaron en títulos ó consignas, como los malditos del malamente llamado patria y libertad de tu rebaño chile, no entrarán al Reino de los Cielos; estos malditos serán juzjados en mi Reino por complotar contra mis creaciones; a nadie se le concedió el jugar con la vida de los demás; estos demonios de la inmoralidad y la corrupción, olvidaron mi divina parábola: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; y de verdad os digo demonios, que debéis sumar todos los segundos transcurridos, desde el mismo instante en que entrásteis a pertenecer a esta secta demoníaca; y de verdad os digo, que por cada segundo de tiempo en que intrigásteis contra mi rebaño, corresponde una exsistencia que deberéis cumplir en mundos de las tinieblas; en formas de vida, en que vosotros seréis los perseguidos; mundos-calvarios; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros, malditos, seréis resucitados en carne, el año 2001; y de verdad os digo, que toda vuestra herencia hasta la cuarta generación, cumple la misma ley; y de verdad os digo, hijos malditos de la comodidad y la corrupción, que hasta vuestros hijos os maldecirán; porque serán los seres más tristes del mundo; los más aislados como jamás se vió; así las pagan los que abusan del poder; el divino Padre Jehova, dá y quita la felicidad a quien se lo merece.-

JUICIO FINAL; LOS QUE EMPLEARON FALSOS TESTIMONIOS Y JURARON EN LA TIERRA, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; EL JURAMENTO NO ES DEL PADRE.-

Sí hijito; los que emplearon falsos testimonios y los que juraron, no entrarán al Reino de los Cielos; el juramento no se conoce en el Reino de los Cielos; porque se desconoce la desconfianza; en tu mundo se jura porque no se tiene confianza entre sus criaturas; el juramento salió de los usureros; su psicología es la posesión material; en la justicia humana, influye las ansias de ganar; no prima lo espíritual; es una justicia que justifica una injusticia; la injusticia del prpio sistema de vida; es una farsa; porque el que tiene oro, es respetable; el que no lo tiene es condenado; de verdad os digo, que todos aquéllos que quedaron libres de la justicia terrenal, por la influencia del dinero, no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que no pagó por su liberación, a uno que pagó; y de verdad os digo, que ninguno de vuestros jueces, entrarán al Reino; es más fácil que entre uno que no fué juez en la vida, a uno que lo fué; porque mis humildes no necesitaban juez; los que necesitaban jueces fueron los demonios del mundo; los explotadores, los ambiciosos, los usureros, los comerciantes, los traficantes, los mafiosos, los ladrones, los corruptores, los droguistas, los políticos, los presidentes, los reyes, los banqueros; y toda la gama de rufianes que produjo vuestro sistema de vida basado en el oro; y nó mis humildes; y de verdad os digo, que los que emplearon falsos testimonios, son malditos; el mundo los conocerá a todos; sé hijito que piensas en tu rebaño Chile; sé que ves a distancia, los falsos testimonios de todos los juzjados del mundo; Así es divino Padre Jehova; y veo que los que más dinero poseen, son los más falsos e hipócritas; Así es hijito; todo rico no tiene sentimientos; el oro los insensibiliza; y si llegan a tener sentimientos, los amoldan a sus intereses; todo rico a medida que se hace más rico, más egoísta se pone; Así es divino Padre Jehova; en mi patria por tu divina voluntad, hay revolución; y como tu sabes, los llamados ricos reniegan hasta de sus propias leyes; leyes que ellos mismos las crearon; y calumnian al gobierno del pueblo, diciendo que no exsiste la libertad; Así es hijito; esto es calumnia colectiva; y de verdad te digo, que todo calumniador del pueblo, no entrará al Reino de los Cielos; y estos mismos falsos defensores del pueblo, serán acusados en mi Reino, de haber jugado con la fé de todo un pueblo; estos demonios no contentos con haberos dividido en ricos y pobres, os explotan; y son mis humildes quienes les pagan; de verdad os digo, verdugos del pueblo, que os quedaréis sin paga y sin trabajo; porque vuestro Creador os maldice por inventar filosofías y partidos, que no son salidas de mis humildes; de mis hijos del trabajo; sólo el comunismo es del Padre; porque todos son iguales ante dios; y vosotros demonios fuísteis ciegos; sabiendo esta ley que lleva escrita siglos y siglos, no os dísteis cuenta que en el Creador mismo, está la filosofía por la que luchan millones y millones de mis hijos; porque para vosotros malditos políticos de la derecha, sólo exsiste el libertinaje y la explotación; más, se os acabó la miel; ahora hijos del demonio, a devolver lo que nunca os a pertenecido; toda mansión, todo lujo, toda posesión, os será quitada; porque mis Mandamientos no mandan a nadie hacerse rico; sóis los escollos del progreso; y la escoria de la espíritualidad.- Sí hijito; de verdad te digo que todo hipnotizador no entrará al Reino de los Cielos; porque violó la ley del Padre; el hipnotismo es una ciencia como muchas; más, el mandato del Padre era y es y será el trabajo; sé que exsisten grandes y desinteresados investigadores; más ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre un obrero a un investigador; porque el obrero está en el mismo mandato del Padre; el investigador cerca de él; sin menospreciar su esfuerzo y su aporte al progreso de la ciencia misma; la cualidad y la calidad de las ideas, se pelean en complacer al Padre por sobre todas las cosas; y de verdad os digo, que la sencillez y la humildad, son las primeras; las intenciones humanas son juzjadas en el Reino de los Cielos, por el concepto que tuvieron con respecto al Padre, al generarse; en vuestro mundo egoísta se desprecia ó menosprecia el trabajo manual; y de verdad os digo, que todos los que generaron ideas de trabajo manual, están primeros; de ellos son los Reinos de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que se hizo tira las manos trabajando, a uno que empleó los más modernos adelantos; no es que vuestro Padre desprecie el progreso; muy al contrario; me alegra infinitamente que vuestra inteligencia progrese; más, la justicia del Padre es así; premia al despreciado; se ajusta a la divina parábola que os fué dada, hace ya muchos siglos: los humildes son los primeros en el Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que esto no impide que cada uno reciba en justicia, lo que debe de recibir; la justicia del Creador abarca lo que vosotros no podéis abarcar; al juzjar a vuestros espíritus, lo hace desde lo más microscópico que vuestra mente pueda imaginar; y vuestra imaginación se detiene en los límites de vuestra materia; no penetra lo invisible; y lo invisible en vosotros, son las ideas y las virtudes; hacéis uso diario de ellas y no las véis; he aquí vuestro principio físico del Reino de los Cielos; un principio viviente sin forma definida; vuestro cuerpo de carne es un desarrollo magnético, que tiene la cualidad y la calidad de la carne; este proceso se inicia desde lo invisible a lo visible; cuando se está en el vientre de una madre, ni la madre vé lo que ha de venirle; sólo siente; el nacimiento de una criatura es producto de dos espíritus encarnados, y la participación del Reino de los Cielos; toda reencarnación es la entrada de un espíritu a un magnetismo por él desconocido; este magnetismo es producido en las relaciones sexuales; y de verdad os digo, que todos los que escandalizaron sexualmente, no entrarán al Reino de los Cielos; malditos son; ¡y pobres de aquéllos, que les dirigan la palabra a estos malditos! porque sobre ellos caerá la misma ley; y de verdad os digo, que todo artista que se mostró desnudo ó casi desnudo están en esta ley; y los que exhibieron sus cuerpos escandalosamente en piscinas y playas, están en la misma ley; y de verdad os digo, que todo arrepentimiento, se toma en cuenta en la justicia del Padre; porque el arrepentimiento es también una virtud viviente del Reino; el Padre a todas las quiere igual; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, un arrepentido, a uno que no se arrepintió; la ley de la justicia de vuestro Creador, todo lo penetra; segundos ó menos de segundos vividos, moléculas ó menos que moléculas, poros ó menos que poros, células, cabellos, ideas, pensamientos, etc. etc.; tanto en la materia como en el espíritu; nada escapa en un juicio final; ¿no se os enseñó que vuestro dios viviente está en todas partes? lo váis a sentir ahora; por todas partes del mundo, estallará la revolución espíritual; una revolución de la que no tenéis la menor ida; y de verdad os digo, que será llamada la revolución del juicio final; la revolución de las revoluciones; porque hasta vuestras revoluciones serán juzjadas; esta revolución será la última que tenga este mundo; y en esta revolución, caerán todos los demonios que atropellaron los mandatos del Padre; todo sufrimiento infligido a cada criatura de este mundo, será juzjado; y de verdad os digo, que cada oculto pensamiento igual; la revolución saldrá de los humildes; porque ellos son primeros; no saldrá de los demonios que dividieron este mundo; esta revolución hará caer a todo aquél, que se deja ó se dejó influenciar por la ambición; base de vuestro sistema de vida; la caída del llamado capitalismo, traerá la más grande felicidad para este mundo; estos demonios nunca conocieron la verdadera felicidad; porque el oro hastía; y de verdad os digo, que todo aquél que se abocó en ser sostenedor de este hipócrita sistema de vida, no entrará al Reino de los Cielos; y deberán sumar todos los segundos del tiempo transcurrido, en convivencia con tal sistema; esta ley es más fuerte y más severa, para los que vivieron en abundancia, en el sistema de vida mismo; porque de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que vivió en abundancia, mientras que habían otros que no tenían ni para comer, no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que pasó hambre, a uno que no lo conoció; es inmoralidad viviente, ser indiferente para con el que sufre; y todo el llamado mundo de los ricos, no entrará en mi Reino; porque es más fácil que entre al Reino un pobre, y nó un rico; esto se debe a que el rico violó la ley del Padre; se olvidó de la parábola que dice: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; todo rico se hartó más de la cuenta; produjo desiquilibrio en la igualdad; negó el derecho de otros; por causa de los ricos, hubo pobres; y nó por causa de los pobres, hubo rico; la injusticia de este mundo, es por lo tanto, por causa de los ricos; y de verdad os digo, que todo rico es mirado en el Reino, como un acomplejado; esclavo del oro; y produce en mis ángeles, la más infinita lástima; y de verdad os digo, que ningún acomplejado por vicio, entrará al Reino de los Cielos; los llamados ricos, serán llamados ladrones por este mundo; porque al hacerse ricos, robaron el derecho de los demás; ser rico será la más grande inmoralidad; y siempre a sido así; y de verdad os digo, que el que robó los derechos a otros, así serán ellos robados también; en otras exsistencias y en otros mundos; de verdad os digo, que el único demonio de este mundo, es el oro y sus seguidores; porque los males de este mundo salen de él; y no hay mal, que no tenga que ver con el oro; con vuestro sistema de vida; y de verdad os digo, que todos los sistemas de vida de todos los mundos, tienen en el Reino su calificativo; su sello; el vuestro es un sistema de vida, de ladrones e hipócritas y asesinos; ¿acaso no matáis por poseer oro? ¿acaso no se engañan unos a otros, por un puñado de oro? de verdad os digo, que este sistema injusto e inmoral de vida, es como una pesadilla para mis humildes de vuestro mundo; si diera la oportunidad a las criaturas del mundo de cambiarse de mundo, os aseguro malditos ricos, que quedaríais sólos; porque sóis la levadura de la hipocrecía; porque todo lo cubrís con el barniz de una falsa legalidad; que a venido acentuándose con el correr de los siglos; todo olvido de su propio pasado espíritual, a sufrido cambios en su filosofía; no ha cambiado en lo más mínimo, la ley del Padre; los que cambian son los hijos; porque pidieron vida con libre albedrío; he aquí el principio de lo correcto y de lo incorrecto; el punto de partida de todas vuestras ideas; con las que gobernásteis y guiásteis este mundo; más, al olvidar la moral del Padre, vuestro libre albedrío os condujo a la inmoralidad; ya no os respetáis ni vosotros mismos; habéis sobrepasado vuestra propia escala espíritual; es decir, habéis obligado a la misma Trinidad, intervenir; y de verdad os digo, que ¡¡pobres de vosotros inmorales del mundo!! porque seréis juzjados con mayor severidad; por vosotros malditos inmorales, este mundo conocerá el llorar y crujír de dientes; vosotros malditos desedencadenásteis la justicia antes del tiempo; el divino Padre a escuchado los lamentos y quejas de millones de hijos; hijos que temen corromperse con vuestra maldita presencia; seréis perseguidos inmorales del mundo; y el mundo arrancará de vosotros malditos, como se arranca de la peste; si los gobiernos cobardes y cómodos no os combatieron como eran sus obligaciones, la doctrina del Cordero de dios os combatirá; y de verdad os digo malditos inmorales, que no quedaréis ninguno en este mundo; de verdad os digo, que ninguno de los que tenían la responsabilidad de mantener la moral de raza, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que no tuvo esta responsabilidad, a uno que la tuvo; grave acusación pesa sobre los espíritus responsables; que viendo al demonio nada hicieron; y de verdad os digo, educadores del mundo, que sobre vosotros cae una tercera parte de cada inmoral que conocísteis en la vida; los inmorales son de muchas categorías; más, me refiero a los que se exhibieron ante el mundo; a los malditos que violaron su propio sexo; a los que pidieron ser hombres, y vistieron como mujer; a los afemeninados, pelucones, droguistas y mafiosos; ¡malditos inmorales! o se es hombre ó se es mujer; acusados seréis en el Reino, de confundir los sexos en este mundo; porque ninguno de vosotros malditos, conocerá la luz; fuísteis indignos de ella; pedísteis oportunidad malditos, y volvísteis a caer; y de verdad os digo, que toda mujer que confundió su sexo, vistiendo como hombre, no entrará al Reino de los Cielos; vestir como viste el sexo opuesto, es inmoralidad en el vivir; nadie se manda sólo en lo moral; pisoteásteis mi moral escrita en mis escrituras; y de verdad os digo, que hombres y mujeres inmorales en el vestir, deberán sumar todos los segundos transcurridos; desde el mismo instante en que empezaron a atropellar su sexo; y de verdad os digo inmorales del mundo, que por cada segundo de violación, os corresponde cumplir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; una exsistencia en otros mundos; vosotros mismos inmorales, perpetuáis vuestro alejamiento del Reino; escrito fué que cada uno se hace su propio cielo; vosotros os hicísteis tinieblas; y de verdad os digo, corruptores de niños; corruptores de mi inocencia, que cuando no quedéis ninguno de vosotros, este mundo se transformará en paraíso; y de verdad os digo, padres de la Tierra, que sobre vosotros caerá también justicia; sobre padre y madre que no supo crear ni criar a sus hijos; por cada hijo inmoral que vistió como mujer, os corresponde una tercera parte de los segundos vividos por el violador; igual ley para toda hija que vistió prendas del sexo opuesto; padre y madre deben sumarse para sí, un tercio del total del puntaje de tinieblas vividos por sus hijos; porque son hijos de vuestra carne; debísteis haber intervenido con energía; al ver como vuestros hijos se mofaban de la moral del Padre; más, vosotros también estábais ciegos e ilusionados; por el sistema de vida corrompido; que os ofrecieron a la fuerza, los demonios del oro; de verdad os digo, que ningún padre ó madre, que no tuvo energía moral para enseñar a sus hijos, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre padre y madre, que se preocuparon, a padre y madre que no se preocuparon; porque pedísteis probar la carne creadora, y respetar y cumplir sus leyes; nó, según el mundo; sino según la moral del Padre; escrita por siglos y siglos en sus escrituras; vosotros padres y madres de la Tierra, al igual que todos, prometísteis educar a vuestros hijos, según la ley de dios; nó según la ley de los hombres; de los hombres son las llamadas religiones; y nó de dios; de los hombres es la explotación; y nó de dios; los hombres os ilusionaron; y nó dios; por seguir lo que era de los hombres, vosotros como padres sóis inmorales ante dios; y lo son vuestros hijos; de verdad os digo, que quien prefirió lo de los hombres a dios, no entrará al Reino de dios; quien no luchó con todas sus fuerzas contra el demonio que tomó forma de hombre, no entrará al Reino de los Cielos; quien se dejó ilusionar por filosofías que no tomaron en cuenta, al Padre, no entrará al Reino del Padre; porque olvidásteis vuestras propias promesas, hechas en el Reino: cumplir lo de mi dios y Señor, por sobre todas las cosas; más, vosotros padres de la Tierra, hicísteis lo opuesto; lo contrario; cumplís al pie de la letra, la ley de los hombres; y olvidáis al Padre; porque es más fácil para vosotros, recordar un futuro partido de fútbol, que recordar mis escrituras; ¡hipócritas! ¡y os hacéis llamar cristianos! de verdad os digo, que ningún hipócrita de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre, uno que no fué cristiano, a uno que lo fué; es más fácil que entre uno que nó conoció religión alguna, a uno que la conoció; porque de verdad os digo, ignorantes del llamado mundo cristiano, que si hubiéseis estudiado y profundizado mis escrituras, os habríais dado cuenta, que las llamadas religiones no son del Reino de los Cielos; porque son filosofías que dividen la fé del mundo, en muchas creencias; habiendo un sólo dios nomás; os habríais dado cuenta, que vuestro espíritu se divide; y que sólo satanás se divide así mismo; de verdad os digo, que ninguna filosofía que divida a mi rebaño, se conoce en el Reino de los Cielos; ni capitalismo ni religión; el primero os divide en lo material; hace de unos ricos y de otros pobres; el segundo os divide en lo espíritual; y de verdad os digo, que ningún espíritu dividido, entrará al Reino de los Cielos; se entra al Reino, tal como se salió; se salió unificado con el Padre; y se debe volver unificado en el Padre; basta un microscópico desacuerdo en lo que es del Padre, y no se entra al Reino de los Cielos; padres y madres de este mundo, no sólo violaron la ley del Padre; sino, que también violaron sus propias leyes mundanas; porque los hombres hacen sus leyes, y muchos no las respetáis; más, toda ley, sea divina ó terrenal, es juzjada en el Reino de los Cielos; lo que no es juzjado en vuestro mundo, es juzjado en el Reino del Padre; y siendo todo lo que exsiste juzjado, lo que es de dios, y lo que es de los hombres; libre albedrío tiene el Padre, libre albedrío tienen los hijos; y de verdad os digo, que todo libre albedrío, tiene a la vez, su libre albedrío; es decir que espíritu y libre albedrío siendo una misma cosa, sienten distinto; como criaturas humanas, no os dáis cuenta; porque espíritu y libre albedrío mantienen la unificación que pidieron en el Reino; sólo una microscópica parte de ellos, se manifiestan en ideas; después de la muerte de vuestro cuerpo de carne, el espíritu sigue pensando; su paso por la vida, fué efímero; tan efímero, que no le dá importancia; salvo los espíritus atrasados; los que se apegan con facilidad a lo material; a las riquezas; que en vuestro mundo, llamáis ricos; he aquí la causa de vuestra tragedia, en la prueba de la vida; los menos evolucionados pero astutos, os dieron un sistema de vida, totalmente carente de espíritualidad; el reinado de la astucia, es el reinado de la serpiente faraónica; la misma que empleó su maldita astucia, contra la felicidad de Adán y Eva; los que os dieron vuestro sistema de vida, lo hicieron por la fuerza; ¿no son estos demonios, los que mantienen las llamadas fuerzas armadas? de verdad os digo, que todos aquéllos y aquéllas, que vistieron uniformes de las llamadas fuerzas armadas, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque el que mata a espada, muere a espada; el que se perfecciona para matar, es también muerto en lejanos mundos; toda intención que no es de las enseñanzas del Padre, se vuelven contra el propio creador de ellas; si no es en esta vida, ocurre en otras; de verdad os digo, que esta filosofía demoníaca, está en contra de mi Mandamiento; él dice: no matarás; y estos demonios con uniformes, se mofan de mi divino mandato; más, ninguno quedará en este mundo; porque todo árbol filosófico, que no plantó el Padre Jehova, de raíz será arrancado; y de verdad os digo, que esta bestia junto con las bestias religiosa y capitalista, fueron vuestro peor yugo, por siglos y siglos; estas tres bestias perpetuaron con sus presencias, la desconfianza en el mundo; perpetuaron la ilegalidad de vuestro sistema de vida; dad gracias a ellas, que por ellas no entraréis al Reino de los Cielos; os deslumbraron con sus malditos uniformes y sus falsos conceptos de patriotismo; porque fueron indiferentes al dolor de mis humildes; se escudaron en la vida, bajo una imparcialidad, que a nada conduce; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que no vistió uniforme, a uno que vistió; y de verdad os digo, que entre dos que vistieron uniforme, el de menos grado, es primero en la entrada al Reino; más ninguno entra; esta comparación os enseña que en toda violación, exsiste cualidad y calidad; la humildad es también probada, con filosofías, que no son de la espíritualidad; todo lo que es de la espíritualidad, está contenido en mis escrituras; y toda escritura del mundo que conduzca al bién, es del Padre; y toda escritura ó doctrina que divida a mis hijos, no es del Padre; es de satanás; porque sólo satanás divide y se divide así mismo; las llamadas fuerzas armadas dividen a las naciones, por orgullo de razas; de verdad os digo, que ningún orgulloso entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que fué humilde y sencillo; a uno que fué orgulloso; y de verdad os digo, que los que pertenecieron a las llamadas fuerzas armadas, serán acusados en mi Reino, de disfrazar el orgullo de raza, llamándolo patriotismo.- el patriotismo no es árbol del Padre; no defiende lo que es del Padre; defiende al demonio del oro; porque es patriotismo comercial del maldito capitalismo.-

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17