Etiquetado: 111

111

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, SURGIERON LOS LLAMADOS GOBERNANTES, DE LAS LLAMADAS NACIONES; Y ENTRE ELLOS HUBO ESCÁNDALOS Y ROBOS; ESTAS EXTRAÑAS INMORALIDADES DE LOS QUE DEBIERON HABER TENIDO LA MÁS ELEVADA MORAL, QUE LA MENTE HUMANA PUDO HABER IMAGINADO, LO PAGAN ELLOS Y LOS QUE LOS SECUNDARON; ESTE JUICIO LO HARÁN LOS MISMOS PUEBLOS, A QUIENES ENGAÑARON; Y TODO LO OCULTO QUE SE HIZO ENGAÑANDO A LOS PUEBLOS, LO VERÁ EL MUNDO DE LA PRUEBA, EN LA TELEVISION SOLAR; INSTANTE POR INSTANTE TODO SE VERÁ; LOS ENGAÑADORES DE PUEBLOS PAGAN SUS INMORALIDADES, SEGUNDO POR SEGUNDO, MOLÉCULA POR MOLÉCULA, IDEA POR IDEA; A LOS LLAMADOS GOBERNANTES DEL EXTRAÑO MUNDO DEL ORO, NO SE LES PERDONARÁ NI UNA MOLÉCULA DE ENGAÑO COMETIDO; EL DIVINO JUICIO DE DIOS, ES MÁS SEVERO Y EXIGENTE, PARA LOS QUE MÁS SE ENGRANDECIERON Y SE HICIERON PODEROSOS, EN UN EXTRAÑO Y DESCONOCIDO SISTEMA DE VIDA NO ESCRITO EN EL REINO DE LOS CIELOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO DE DIOS, UN HUMILDE CIUDADANO QUE NO FUÉ GOBERNANTE DE UN EXTRAÑO MUNDO, QUE EN SUS EXTRAÑAS LEYES INCLUYÓ LA DESIGUALDAD; A QUE PUEDAN ENTRAR, LOS QUE SE HICIERON ELEGIR GOBERNANTES DE TAN EXTRAÑO MUNDO.-…

DIVINO SÍMBOLO DEL FUTURO; DIVINA BANDERA DEL MILENIO DE PAZ; REPRESENTA EL TOTAL TRIUNFO DE LA DIVINA HUMILDAD SOBRE LA PASAJERA LEY DE LA FUERZA; ES EL DIVINO SÍMBOLO DEL GRAN CONSOLADOR.-

Si hijo Primogénito; dibujaremos el divino símbolo del futuro; esta divina bandera representa la total felicidad de quienes cumplieron con mi divina ley de amor; representada en mis divinos mandamientos; Todo aquél que ha trabajado toda su vida de pasajera prueba espiritual, tiene el divino derecho de izarla en su propio hogar; más no, los que han vivido de la maldita explotación de mi divino rebaño; esto significa que toda nación comercial, no tiene derecho a Ella; pues la filosofía de naciones ricas y naciones pobres, no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; y de raíz será arrancado; mis divinos Mandamientos, de haberse cumplidos al pie de la letra, habrían hecho de este planeta Tierra, un divino paraíso de la carne; es decir que a pesar de ser mortales mis hijos terrestres, vivirían y partirían con una dulce sonrisa en sus labios; pero no fué así; la ciencia del bién, sobrepasó momentáneamente mis divinos mandatos; así lo quise hijo divino, para que se cumpliera la divina parábola que dice: Todo espíritu es probado por un divino instante, en su propia evolución de eternidad; más, nadie fué obligado a ello; pues escrito está, que mis hijos terrestres fueron advertidos, …