Etiquetado: 162

162

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, MUCHOS CREYERON QUE EL JUICIO DE DIOS, ERA COMO LOS JUICIOS DE LOS HOMBRES; PROFUNDO ERROR DE APRECIACIÓN; PORQUE SI DIOS CREÓ TODO, SU DIVINO JUICIO TAMBIÉN JUZJA A TODOS; Y JUZJÁNDOLO TODO, REVOLUCIONA TODO; LOS QUE NO SUPIERON DIFERENCIAR ENTRE JUICIO DE DIOS, Y JUICIO DE LOS HOMBRES, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; PORQUE CAYERON EN SUS PRUEBAS PEDIDAS A DIOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, LOS QUE HICIERON ESFUERZOS MENTALES POR COMPRENDER LO DE DIOS; A QUE PUEDAN ENTRAR LOS QUE NINGÚN ESFUERZO HICIERON.-…

TODO ABOGADO DEL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO, QUE NÓ CONSIDERÓ A LA JUSTICIA EN SENTIDO UNIVERSAL, NÓ ENTRARÁ AL REINO DE LOS CIELOS; EN CUALQUIER PUNTO DEL PLANETA, LA JUSTICIA TERRENAL DEBIÓ SER UNA MISMA.-

Sí hijito; la divina igualdad enseñada por el Padre, significa que las criaturas humanas, debieron imitar al Padre, en lo que más podían; todos sin excepción alguna, debieron amoldar y remodelar los atributos de sus individualidades, al divino mandato; nó cumplieron los hombres, la divina ley: adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; he aquí la caída de toda intención en el vivir; vuestras vidas se amoldaron y remodelaron, nó según la igualdad enseñada por el Padre; os remodelásteis según las leyes del oro; según la ilusión de lo mundano; de lo que es del mundo y sus influencias; nó de lo que es de Dios; es lo que tenéis que distinguir en vuestra forma de vivir; ó se es de las leyes del Padre, ó se es de las tinieblas; porque se os enseñó, que nó se puede servir a dos señores; ó servís a la influencía mundana, salida del oro, ó servís honradamente al Padre; he aquí que os engañaron; porque ninguno que sirvió a dos ó más señores, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al reino, uno que nó pidió conocer la vida humana, a uno que la …