Etiquetado: 89

89

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, MUCHOS ABUSOS HUBIERON Y NADIE LO SUPO; LO QUE NADIE SUPO, SE VERÁ EN LA TELEVISION SOLAR; Y MUCHAS ESCENAS ESCANDALOSAS VERÁ EL MUNDO; ENTRE OTRAS, LAS ESCENAS INMORALES QUE MUCHOS HICIERON DENTRO DE LOS LLAMADOS VEHÍCULOS DEL MUNDO; MUCHOS DE LOS INMORALES SE SUICIDARÁN POR TEMOR AL ESCÁNDALO; MÁS, VOLVERÁN A SER RESUCITADOS POR EL HIJO DE DIOS; NINGÚN INMORAL DE ESCENAS AMOROSAS OCURRIDAS EN LA VÍA PÚBLICA DEL MUNDO, NINGUNO VOLVERÁ A ENTRAR AL REINO DE LOS CIELOS; AL REINO SE ENTRA, CON LA MISMA INOCENCIA CONQUE SE SALIÓ.-…

EN LA PRUEBA DE LA VIDA, MUCHAS CAYERON EN VANIDADES Y ARTIFICIOS LAS TALES SERÁN LLAMADAS LAS ANTICRISTOS POR EL HIJO DE DIOS; PORQUE TODA CRIATURA HUMANA PIDIÓ A DIOS, LA SENCILLEZ, LA HUMILDAD, LO NATURAL; NADIE PIDIÓ A DIOS LO EFÍMERO LO QUE SÓLO DURA UNA VIDA; LAS VANIDOSAS DE LA PRUEBA DE LA VIDA, QUE CAYERON EN COMPLEJOS DE USAR COSMÉTICOS, FUERON TRAIDORAS DE SUS PROPIOS PEDIDOS A DIOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, LAS QUE FUERON SENCILLAS Y NATURALES PARA CON SUS CUERPOS EN LA VIDA; PORQUE LA SENCILLEZ Y LO NATURAL, SON DEL REINO DE LOS CIELOS; A QUE PUEDAN ENTRAR, LAS QUE FUERON FALSAS Y QUE TRATARON DE DESVIRTUAR MOMENTÁNEAMENTE LO QUE ERA NATURAL.-

Sí hijito; el llamado mundo cristiano que surgió durante la prueba de la vida, no supo engrandecer sus propias sensaciones y virtudes, que había pedido a dios; este extraño mundo de fé extraña, se desvirtuó en su contacto con la bestia; y a través de los siglos, se fué acostumbrando a que lo que era desvirtuado, era lo mejor; este extraño fenómeno de desvirtuar la cualidad y la calidad de los propios pedidos hechos a dios, es el dormir de todo espíritu y del que habla mi divino evangelio; el desvirtuamiento espíritual, se expresó en extrañas costumbres y vanidades; la verdadera humildad espíritual, dejó de exsistir desde el primer instante, en que el libre albedrío humano, escogió un sistema de vida interesado; la prueba de la vida consistía en que la humanidad escogiera un sistema de vida, en que sus virtudes no fueran afectadas ni en una molécula siquiera; porque antes de venir a la prueba de la vida, todos le habían pedido a dios, un divino juicio por sobre todas las cosas; es decir que la humanidad no se perdonaba para sí misma, ni una molécula de su propio desvirtuamiento; las mujeres del mundo cayeron en vanidades propias de …