TODOS LOS QUE PROCLAMARON QUE EL DESTINO DE UNA NACIÓN DEPENDÍA DE LA SUERTE, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; LA LLAMADA SUERTE, ES DESCONOCIDA EN EL REINO DEL PADRE; EN EL REINO SE CONOCEN LEYES QUE PARA ESTE MUNDO, LES FUERON DADAS POR ESCRITURAS.-

Puede que también te guste...