Y DESPUÉS DE HABER AYUNADO CUARENTA DíAS Y CUARENTA NOCHES, TUVO HAMBRE.-

Puede que también te guste...